22 mar. 2009

Críticas al Juez Garzón


El Gran Gigoló/Por Pedro J. Ramírez, director de El Mundo
Publicado en EL MUNDO, 22/03/09;
Cuando en febrero de 2005 el entonces fiscal jefe de la Audiencia Nacional Eduardo Fungairiño presentó una denuncia contra él por un posible delito de revelación de secretos, Garzón hizo exactamente lo mismo que acaba de hacer tras el auto del Tribunal Supremo que indica al CGPJ que ha podido cometer dos faltas disciplinarias muy graves: amagar y no dar.
«No me voy a callar», dijo entonces de forma enigmática durante la presentación del libro Un mundo sin miedo, en el que había incluido una referencia a un informe policial sobre ETA que formaba parte de un sumario aún bajo secreto. «Cuando vuelva a España hablaré y a lo mejor hasta me dicen que tenga que callarme», advirtió esta vez desde Guatemala. Sin embargo, ni en aquel caso -que concluyó con el archivo de la denuncia-, ni por ahora en éste se han materializado esas amenazas. Tal vez porque su mero esbozo ha movido altas voluntades a favor de un hombre que parece tener bula para incurrir en abusos que a cualquier otro ya le habrían costado
hace tiempo la carrera.
Estamos tan habituados a las baladronadas de los pequeños y grandes truhanes que a lo largo de estos años han anunciado que iban a tirar de la manta para luego no mostrar sino mercancía averiada, que la inclinación general ha sido hacia el archivo a beneficio de inventario de estos calentones del juez estrella. Una excepción a esa regla fue, sin embargo, el notable artículo publicado en este diario hace cuatro años -Retrato de un figura, 6-II-2005- por alguien con tanto conocimiento del mundo judicial como Victoria Prego, quien literalmente afirmaba:
«Al margen de lo útil que ha resultado siempre tanto como ariete contra ETA como contra el partido de la competencia, ningún dirigente político ignora que el juez Garzón sabe muchas cosas. Puesto que ha sido utilizado, ha recibido también información muy sensible.Y ahora esa información está archivada en la cabeza de un hombre que se ha convertido en un espectáculo en sí mismo, además de un negocio de la industria editorial y del circuito de conferencias.

En la mente del juez reposan ahora mismo datos de altísimo interés de Estado y nadie se atreverá nunca a ponerle la proa ni a incomodarle en exceso. Porque, ¿qué pasaría si, por ejemplo, Baltasar Garzón conociera los nombres de los agentes de los servicios de información que están ahora mismo infiltrados en ETA y un buen día decidiera protestar contra esa política, denunciándola en libros, artículos o conferencias?».
Victoria no puso ese ejemplo a humo de pajas. En el periódico tuvimos constancia en aquel momento de que en altas esferas se contemplaba esa hipótesis con tanto horror como el que anteriormente había inspirado la posibilidad de que el juez divulgara gastos de la Casa Real pagados con cargo a los fondos reservados o el que ahora mismo suscita en medios gubernamentales el riesgo de que cuente todo lo que ha averiguado sobre el chivatazo a ETA en el bar Faisán.
Pero, siendo todo esto cierto, el pánico a Garzón no emana tanto de lo que se sabe que sabe, como de lo que no se sabe que sabe o sobre todo de lo que no se sabe si sabe o no sabe. Veinte años autorizando escuchas telefónicas dan mucho de sí y cuando tantos policías coinciden en que éste es un juez con el que da gusto trabajar, es evidente que eso equivale a que tienen manga ancha para investigar lo que quieran porque siempre contarán con la red de seguridad de la judicialización -a priori o quien sabe si a posteriori- de sus pesquisas y procedimientos.
En todo caso, este hombre tiene dos caras muy diferentes aunque sean complementarias. Una profesional del derecho que mantuvo estrecho trato con él en la Audiencia me decía el otro día que se había acordado mucho de Garzón al leer el reportaje de La Otra Crónica sobre la historia de Helg Sgarbi, el gigoló suizo que sedujo a Lady BMW. Es obvio que se refería a su disposición a chantajear a las distinguidas damas con las que primero había mantenido relaciones, pero repasando el relato me di cuenta de que también aludía al pasaje en el que la señora Klatten describía a su amante: «Era encantador, atento y al mismo tiempo parecía muy triste, lo que provocó en mí un sentimiento de solidaridad».
Todos cuantos hemos desempeñado algún papel en la vida española de las últimas dos décadas sabemos lo que es su capacidad de seducción. La película GAL que hoy entregamos a los lectores -el destino ha querido que sirva de broche a nuestra colección sobre cine y periodismo en la misma semana en la que el Supremo ha dictado su última sentencia firme sobre el caso- muestra hacia el minuto 50 el momento en que Garzón entró en las vidas de los jóvenes periodistas que investigábamos la guerra sucia del felipismo.Fue el día en que mandó a la cárcel a Amedo y Domínguez en base a las pruebas que Melchor Miralles había encontrado enterradas en un zulo del sur de Francia.
Aunque el actor Pedro Mari Sánchez le proporciona por anticipado el aire orondo, senatorial y pagado de sí mismo que en esa época todavía no había adquirido, en lo que clava al personaje es al fundir su apariencia de fragilidad con sus ademanes de firmeza.De igual manera que Sgarbi estimulaba los instintos maternales de Lady BMW y sus amigas, el Garzón de esa etapa parecía un raro espécimen -el juez valiente, capaz de hacer frente a la apisonadora del poder-, necesitado de protección ante los espasmos vengativos que desencadenaba su audacia. En su porte y su mirada siempre parecía cruzarse esa veta de fatalismo que impregna la melancolía del héroe.
Ni siquiera cuando aceptó integrarse en la lista electoral de aquel a quien luego bautizaría como mister X, terminé yo de caerme del guindo. Me limité a mandarle un tarjetón -«No me puedo creer lo que me cuentan»- ofreciéndole ayuda psicológica para salir de la trampa que pensaba que le estaban tendiendo. Y, sin embargo, ya entonces su conducta puso en evidencia que no era un idealista sino un mercenario, que su toga y su conciencia eran de alquiler y estaban en subasta, que su proyecto no era la hegemonía del derecho sino el culto a su personalidad, la conquista del poder y el enriquecimiento por la vía rápida.
Todo esto quedó, sin embargo, camuflado en la trastienda cuando, tras declarar que se había sentido utilizado como un «muñeco» -frustrado en realidad por no haber sido nombrado ministro-, volvió al juzgado y retomó con brío decisivo la investigación del caso Marey. En Amarga Victoria queda constancia del «nudo que se me hizo en la garganta» cuando una noche me trasladó la más dramática de las confidencias: «Tengo razones para temer por mi vida. Son capaces de matar si hace falta».
Como se refería a la trama organizadora de los GAL, yo le di la misma verosimilitud que debió otorgar la crédula señora Klatten a Sgarbi el día en que le dijo que necesitaba dinero porque había atropellado a la hija de un mafioso y la banda había puesto precio a su cabeza. En nuestro caso no pedía ayuda en metálico sino respaldo editorial y se lo dimos a manos llenas. «Que sepas que te vamos a apoyar a tope porque lo que está en juego es que en España la Justicia sea igual para todos», le dije aquella noche.Con la perspectiva actual y, teniendo en cuenta que el episodio concreto que le había puesto en el disparadero de la indignación era la acusación -difundida por el entorno de Vera- de que se había ido de vacaciones a la República Dominicana con cargo al erario público, debo admitir que, visto lo visto, ya ni siquiera estoy seguro de que aquello no fuera cierto.
El final de la inocencia llegó para nosotros con el caso Liaño.El desvelo maternal de Lady BMW hacia Sgarbi ha sido una broma comparado con el afán de proteger a Garzón que en los momentos difíciles exhibió su colega tanto desde el CGPJ como desde la propia Audiencia. De ahí la dimensión de la vileza con que él le correspondió -configurando las «pruebas» que darían pie a su infame condena por prevaricación- cuando vio que la más rica de las viejas damas estaba en apuros por el sumario sobre las trampas contables de Sogecable y dispuesta a arrojarse en sus brazos si él le daba el cariño procesal que necesitaba. La frialdad con la que Garzón mandó sin parpadear a su amigo inocente a la hoguera de Bacigalupo y Ancos para pasar a darse la gran vida como amante del grupo Prisa siempre constituirá uno de los momentos culminantes del despliegue de la maldad humana.
Por eso resulta inevitable ver un elemento de justicia poética en el hecho de que el mismo broker de aquella traición, el hoy representante de Prisa en Estados Unidos y México Antonio Navalón, haya podido ser el diseñador y artífice de la chapucera peripecia neoyorquina que para el superjuez puede terminar significando el final de la escapada.
Cualquiera que les conozca sabe que Navalón ha sido el Correa de Garzón, el corruptor de mayores que ha ido desplegando ante él todo el abanico de las tentaciones del poder, la fama y el dinero. De la misma manera que, tras levantarles la pasta a Ruiz Mateos, las eléctricas o Mario Conde, España se había quedado pequeña para él, también había llegado el momento de que su pupilo el juez campeador diera el salto al gran teatro del mundo.
Lo de hacerles unos buenos servicios ora a Mayor Oreja y Aznar, ora a Rubalcaba y Zapatero había estado bien como aprendizaje, pero él no podía conformarse con eso. Le esperaban el Nobel de la Paz, las Naciones Unidas, el altar de la Justicia Universal Sólo quedaba por cumplir un pequeño requisito. Tenía que aprender inglés de modo que un día se pudiera decir de él lo mismo que del personaje de Richard Gere en American Gigoló: «Domina varios idiomas además de la lengua internacional».
A Garzón siempre se le había dado bien la «lengua internacional» -la impostura jurídica no tiene fronteras-, pero fatal los idiomas, y si lo del inglés podía resolverse matando tres pájaros de un tiro, pues miel sobre dos capas de hojuelas. ¿Quién puede aportar la vitola académica? La Universidad de Nueva York. ¿A quiénes debemos agasajar en la Gran Manzana? A los capitostes de Prisa y aledaños, Felipe González incluido. ¿Quién paga la fiesta? Pues alguien que nos pueda necesitar; por ejemplo, el Santander.
Todo habría salido a las mil maravillas si no fuera porque un magistrado del Supremo genuinamente progresista como Luciano Varela, respaldado por cuatro colegas de peso -incluido el presidente de la Sala Segunda-, ha descubierto y denunciado al Consejo la avaricia del cobrar dos sueldos a escondidas y el descaro de no abstenerse en el trámite de la posterior querella contra Botín.

Ambas indecencias quedan exponencialmente agravadas por el hecho, aireado por la propia universidad, de que fue el mismo Garzón quien «obtuvo» el dinero de su última protectora.
Ahora se ha creado una situación insuperable. Pues por la misma razón que se nos dice que Garzón no se iba a corromper porque le pagaran unas clases, también podría alegarse que un alcalde de un municipio como Pozuelo no se compra con dos coches o no digamos un presidente de comunidad autónoma con tres trajes.Y de la misma forma que, no sin fundamento, se argumenta que la querella contra Botín se habría archivado en cualquier caso, también podría aducirse que en la mayor parte de los concursos Correa y los suyos presentaban ofertas competitivas que no hubieran precisado de sobornos.
¡Qué lástima que al perder la competencia sobre el caso Gürtel, el gigoló vaya a dejar de estar muy pronto enfrente de un espejo tan preciso! Pero por eso no se preocupen: seguro que a Narciso no le faltarán estanques.

Monarcas

Monarquía amenazada por falta de audiencia/JOHN CARLIN
Publicado en El País Semanal, 22/03/2009;
Son jóvenes, ricos, guapos, perfectos… y tediosamente sosos. los tabloides se esfuerzan en sacar jugo al príncipe Guillermo y a su novia kate. incapaces de continuar la telenovela perfecta de sus antepasados, el interés de los británicos por su familia real se apaga.
La familia real británica es la telenovela de más éxito y de más larga duración de todos los tiempos. Los ingredientes no se los hubiera podido imaginar ni el más desmesurado guionista: aristocracia, dinero, palacios, bellas mujeres, parajes jet-set, amores y desamores, escándalos sexuales, millonarios árabes e, incluso, una muerte trágica, con aires de conspiración. Y tiene otro factor adicional a su favor, especialmente dentro del Reino Unido. Se trata de una familia con la que, mucho más allá de la lógica y la razón, la gente se identifica como si tuviera con ella una relación sanguínea, o al menos tribal. Pero hoy, aunque el escenario es el mismo, los ratings bajan, la historia pierde gas. Y la culpa la tiene la nueva generación, sus más recientes protagonistas, los que se suponía que iban a relevar al célebre elenco que lideró Diana de Gales: su hijo mayor, el príncipe Guillermo, y su novia desde hace cinco años, Kate Middleton.
La camada actual, que incluye al hermano de Guillermo, el príncipe Enrique, no parece tener visos de repetir las memorables andanzas que ocurrieron en 1992, el annus horribilis real, como la mismísima reina Isabel lo resumió. El año comenzó con el divorcio de la hija de la reina, la princesa Ana, y con la publicación de las fotos de la duquesa de York, la esposa del segundo hijo de la reina, Sarah Ferguson, en top less en el Caribe junto a un “asesor financiero”, un tejano con afición a chuparle los dedos de los pies. Pero aquello sólo fue el solemne preámbulo de las grabaciones que salieron a la luz pública, primero de una susurrada conversación telefónica que Diana mantuvo con un joven vendedor de coches y después las de su marido, el heredero al trono, el príncipe Carlos, con su amante Camilla Parker-Bowles, en la que éste le confesó, entre otras intimidades, que soñaba con ocupar el lugar de su tampón, de “vivir dentro de tus pantalones”. A Diana la oímos declarar: “¡Mierda! ¡Después de todo lo que yo he hecho para esta jodida familia real!”. Diana y Carlos se separaron y aquel año acabó con un enorme incendio en el castillo favorito de la reina, el palacio de Windsor.
Diana entonces nos regaló cinco años de lucha contra la bulimia, campañas en exóticos destinos africanos a favor de gente con sida y víctimas de minas, y affaires con médicos paquistaníes, soldados y jugadores de rugby. Su muerte en un accidente de coche en 1997 fue la noticia de la década, y dio juego para 10 años más mientras se resolvía la cuestión de si realmente el coche se estrelló debido a la alcoholemia del chófer de su amante, Dodi al Fayed, o si el servicio de espionaje británico, MI6, había asesinado a la pareja. Esa duda ya está resuelta, salvo en la mente resentida del padre de Dodi, y el poco fuego que nos quedaba en el drama Carlos y Camilla, ambos de más de sesenta años, se extinguió cuando se casaron en 2006.
Hoy, Guillermo, de 26 años, y Kate, de 27, dominan el escenario. Son jóvenes, ricos y guapos, pero los encargados de la producción de la telenovela, los tabloides británicos y las revistas del corazón se retuercen en el esfuerzo de exprimirles un poco de jugo. Es una historia de pareja tan tediosamente convencional, que cualquier buitre común y corriente de la prensa inglesa sería capaz de localizar una con más sal, buscando al azar, en los barrios londinenses de Kensington o Chelsea. Hay mejor materia prima en los reality shows o en las vidas privadas de los jugadores de fútbol que en el palacio real. No es ninguna casualidad que se le haya dado el apodo de Beckingham Palace a la residencia inglesa de David y Victoria Beckham, los herederos verdaderos de Diana y Carlos en el imaginario colectivo inglés.
¿Qué sabemos de Guillermo y Kate? Que se conocieron en la Universidad de Saint Andrew’s, en Escocia, en 2001; que ella rompió con su anterior novio en diciembre de 2003 y al poco tiempo inició una relación con Guillermo; que los dos son más que suficientemente fotogénicos; que rompieron hace un tiempo y, unas semanas después (sin ningún escándalo de por medio, sin lágrimas, ni bulimias, ni terceros), volvieron a estar juntos. Él ha hecho todo lo que tiene que hacer un heredero al trono: consiguió un título universitario, pasó por una etapa en el ejército, aprendió a pilotar helicópteros en la Fuerza Aérea y de ahí se pasó a la Marina. A diferencia de su hermano Enrique, no le han permitido ir a la guerra, pero sus asesores de comunicación se esforzaron para convertir una misión naval antidrogas en la que participó el año pasado en una escena heroica de Piratas del Caribe, mar que se suele asociar más con escapadas románticas reales que con gestas marciales. En un episodio que en España se podría considerar como de sir Francis Drake al revés, el público inglés vio al príncipe marinero en las portadas de todos los tabloides protagonizando, pistola en mano, la exitosa caza de un barco lleno de cocaína.
Por lo demás, se recuerda que hace unos años aparecían fotos de Guillermo aparentemente borracho en un exclusivo bar de copas londinense llamado Mahiki. La única diferencia en este caso entre el príncipe y el veinteañero medio inglés es que las bebidas en Mahiki cuestan diez veces más que en cualquier pub, y que a la salida del bar no vomitó, ni asaltó a nadie, ni se lanzó sobre ninguna mujer. Lo más cercano a un escándalo, y la prensa británica tuvo que exprimirse los sesos para convencer a su público de que podría haberlo sido, ocurrió la noche en la que voló en un helicóptero militar a la casa de su novia, expedición que le costó al Ministerio de Defensa unos 10.000 euros. Columnistas del progresista The Guardian se horrorizaron ante semejante uso del dinero estatal, pero el gran público ni se inmutó. Tras el despilfarro diario de sus impuestos en la guerra de Blair y Bush en Irak, lo de Guillermo no olía a motivo para montar barricadas en Pall Mall y llamar a un alzamiento nacional antimonárquico.
En cuanto a Kate Middleton, la posible futura reina, lo más interesante de ella es que no lo es. La pobre chica está condenada de por vida a ser comparada con la que podría haber sido su suegra, pero aun sin Diana en la sombra, nunca será un personaje que llame la atención. Seguramente hubieran despedido al guionista que la hubiera propuesto como sustituta de Diana. La poca gracia que tiene –aunque es perfecta, guapa y se porta y viste con estilo– deriva de su condición de mujer de clase media inglesa de aspecto normal. El poco morbo que se ha podido extraer de su relación con Guillermo es que, como la princesa Letizia en España, no tiene la más mínima gota de sangre real.
Mientras la abuela de Guillermo correteaba en los años treinta por los interminables pasillos del castillo de Balmoral, la de Kate pasaba frío y a veces hambre (eran tiempos de depresión económica) en la estrecha casa pagada por el Estado en la que vivía con su madre y su padre, un obrero que murió a los 51 años tras una larga enfermedad pulmonar contraída durante la I Guerra Mundial. Mientras la madre de Guillermo preparaba su discurso navideño en el yate real, Britannia, la de Kate trabajaba como azafata en una línea aérea. Ascendió un par de escaños de la burguesía al casarse con un piloto. Todo lo cual sirvió de material a la prensa inglesa para explorar por enésima vez el tema tan trillado, y cada día menos relevante, del sistema de clase social británico. Especialmente cuando Guillermo y Kate rompieron en abril de 2007. Sencillamente, no se proporcionó ninguna información al respecto, ninguna explicación. Se separaron, cosa que ocurre con cierta frecuencia entre parejas de jóvenes que no viven juntos y ni siquiera están comprometidos, y punto.
Los rumores rápidamente se convirtieron en verdades absolutas tipo que Kate tenía “el corazón roto”, aunque fotos de ella tomadas por los incansables paparazzi en aquella época no delataban ninguna señal de tristeza, ni mucho menos de anorexia nerviosa. Esa situación requirió que hubiera de inventarse algo para alimentar el hambre de chismorreo de un pueblo inglés al que le fascinan los pormenores de las vidas de los demás, pero que, notoriamente reprimido, detesta verse a sí mismo en el espejo.
tenía que haber algo y ese algo resultó ser la madre de Kate, la historia de los abuelos de clase obrera. Se desató una tormenta mediática. Ella era la causa de la ruptura. Los chicos querían seguir con su idilio de cuento de hadas, pero la reina, apoyada por el establishment británico, había vetado la posibilidad de que se casasen. No era cuestión sólo de que Carole Middleton hubiera trabajado sirviendo comidas incomestibles en aviones comerciales, había hechos más recientes que la descalificaban como suegra real. Tres, concretamente. Uno, durante la ceremonia de graduación de Guillermo en la academia militar de Sandhurst se la vio, o se la creyó ver, masticando chicle. Dos, cuando se reunió con la reina por primera vez, la madre de Kate le dijo: “Encantada de conocerla”. Nadie puede dirigirse así a la reina, según un antiguo protocolo excavado por la casi totalidad de los encargados en los medios informativos de narrar la historia real. Y tres, Carole Middleton utilizó una palabra no permitida, también en presencia de la reina, al preguntar dónde estaba el baño. La palabra que pronunció, según cuentan, fue “loo”. Algo así como “retrete”.
La gran conversación nacional sobre si el supuesto esnobismo de la reina estaba o no justificado se esfumó a los dos meses, cuando alguien del entorno del príncipe le contó a un periodista que había visto a Guillermo y a Kate besándose, y con entusiasmo. Lo que nadie se preguntó en el ínterin fue si quizá a la reina le daría igual la condición social de la novia de su nieto, o si incluso preferiría a una de clase tirando a baja, dada su experiencia con Diana, dama de pedigrí aristocrático impecable.
¿Qué sabemos de kate, aparte de que ha estado con Guillermo, sin líos aparentes, durante cinco largos años? Pues muy poco. Le gusta hacer gimnasia; tiene alergia a los caballos (eso limitará
su contacto social con la reina, que es fanática de las carreras); echa una mano de vez en cuando en la empresa de sus padres, un negocio de fiestas para niños, pero por lo demás no trabaja; se le acusa, al no haber metido nunca la pata en público, de poseer madurez y sofisticación, y una vez un fotógrafo la pilló hablando por el móvil mientras conducía por el campo. No se aproxima a Diana ni en escándalos ni en magnetismo. Cuando Diana entraba en una habitación, todo el mundo decía que brillaba; Kate pasa más bien desapercibida. Todo indica que es una buena chica, igual que Guillermo es un buen chico, y nada más.
Ni siquiera hay un problema con su religión. Que se sepa, Kate no tiene ninguna, como corresponde a una persona normal en el país menos religioso de Europa occidental. Lo cual significa que no tendrá ningún reparo en identificarse, en el caso de que Guillermo le proponga matrimonio (acontecimiento que, según The Sun y el Daily Mail, hace cuatro años, era inminente, “cuestión de días”), como fiel practicante de la iglesia anglicana.
Una de las maravillosas aberraciones de la monarquía inglesa es que para formar parte de ella uno no puede ser ni ateo, ni budista, ni católico, ni nada que no sea miembro de la iglesia que fundó el antepasado de Guillermo, Enrique VIII, debido a su deseo de divorciarse de Catalina de Aragón y casarse con Ana Bolena. Para que el nieto mayor de la reina Isabel, el hijo de la princesa Ana, Peter Phillips, pudiera casarse el año pasado con una mujer de origen canadiense, ella tuvo primero que renunciar a su fe católica. Algo que hizo, al parecer, sin pensárselo dos veces; le hubiera resultado más complicado si hubiera sido, por ejemplo, musulmana. Dado el creciente número de británicos que han abrazado el Islam, y la presión pública que ejerce el Gobierno de su majestad para fomentar la tolerancia y la integración, éste es otro motivo para que la reina celebre la burguesa banalidad de la posible futura reina.
El día que se casen Guillermo y Kate, si es que se casan, habrá un repunte significativo en los ratings de la telenovela. Pero difícilmente durará. Se quieren mucho, o eso parece; se sienten cómodos juntos, y, en el caso de William, lo más probable es que siga el ejemplo de muchos hijos de parejas tormentosas: hacer todo lo posible para cuidar su relación, para buscarle un puerto de aguas serenas.
El problema, el gran problema que esconde esta apacible escena matrimonial, es que puede acabar resultando subversiva. En una época en la que el público británico se ha acostumbrado a otra clase de espectáculos, semejante sensatez y normalidad pueden llegar a resultar inaceptables. Lo que acabe con el loco, o simpático, o absurdo, o glorioso (cada cual que elija el que prefiera) anacronismo de la familia real inglesa no será quizá ni el exceso en los gastos públicos, ni un repentino tsunami de fervor republicano, ni mucho menos, como se temía en el annus horribilis, la desintegración familiar y el desenfreno sexual. Lo que amenaza con acabar con la monarquía inglesa, en tiempos de Guillermo y Kate, podría ser algo mucho más peligroso: la deserción en masa de los súbditos británicos por falta de interés, por puro aburrimiento.

Resolución sobre lavado de dinero

Concluye en Viena el 52º Periodo de Sesiones de la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas
Viernes 20 de Marzo de 2009 Comunicado 062/SRE
La Comisión adoptó un Plan de Acción identificando medidas para fortalecer la atención al problema mundial de las drogas
A iniciativa de México, se aprobó una resolución sobre “Fortalecimiento de las medidas de combate al lavado de dinero proveniente del tráfico ilícito de estupefacientes y sus delitos conexos”
El día de hoy concluyeron los trabajos de la Comisión de Estupefacientes las Naciones Unidas. La sesión estuvo dedicada a analizar los avances registrados durante los últimos diez años en el combate al problema mundial de las drogas, a identificar los retos futuros y formas de hacerles frente. Delegados de 130 países analizaron los efectos de las medidas de control instrumentadas por la comunidad internacional, así como los crecientes y preocupantes vínculos entre el delito y la corrupción asociados al mercado ilícito de drogas. Reconocieron que la única forma de hacer frente al problema es bajo un enfoque de responsabilidad compartida, que de manera amplia y equilibrada aborde todas sus vertientes. Los países subrayaron que la salud y la seguridad son complementarias y de ninguna forma se contraponen en las estrategias de cooperación internacional.
La Delegación mexicana que participó en la reunión estuvo encabezada por el Lic. Eduardo Medina-Mora Icaza, Procurador General de la República, quien destacó los esfuerzos y resultados obtenidos por nuestro país en la instrumentación de sus políticas contra las drogas. A instancias de México, la Comisión aprobó por consenso la resolución titulada “Fortalecimiento de las medidas de combate al blanqueo de dinero vinculado al tráfico de drogas y sus delitos conexos” en la que los Estados Miembros manifiestan su disposición a complementar y fortalecer las medidas nacionales e internacionales contra el blanqueo de dinero, mediante estrategias encaminadas a debilitar el poder económico de las organizaciones delictivas dedicadas al narcotráfico y sus delitos conexos.
La resolución reconoce la utilidad de esquemas tales como la recuperación de activos y la extinción de dominio, que han probado enorme utilidad en otros países, y que contribuyen a hacer frente a otros delitos como el tráfico ilícito de armas y el desvío de precursores químicos.La Comisión de Estupefacientes fue establecida en 1946. Es el principal foro de las Naciones Unidas dedicado al análisis del problema mundial de las drogas y sus delitos conexos. Está integrada por 53 Estados que elaboran propuestas para fortalecer el sistema internacional de control de drogas y fomentar la cooperación multilateral en este campo.
***
APRUEBAN RESOLUCIÓN PRESENTADA POR MÉXICO SOBRE LAVADO DE DINERO, EN LA COMISIÓN DE ESTUPEFACIENTES DE LA ONU
Boletín 318/09 PGR, 22 de marzo de 2009;
La Comisión de Estupefacientes (CE) de las Naciones Unidas aprobó la resolución "Fortalecimiento de las medidas contra el lavado de dinero derivado del trafico de drogas y los delitos conexos" que presentó México, en el marco de los trabajos del 52º periodo ordinario de sesiones que se llevaron a cabo en Viena, Austria, en los que participó el Procurador General de la República, Eduardo Medina Mora. En el texto de la resolución, que constituye un esfuerzo conjunto entre el área internacional de la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Relaciones Exteriores, se exhorta a los estados miembros de la Comisión de Estupefacientes a complementar las medidas nacionales e internacionales contra el lavado de dinero vinculado con el tráfico ilícito de drogas. Para ello se diseñaron estrategias como el establecimiento de procedimientos para la pérdida del derecho patrimonial de personas físicas o morales a favor del Estado, a partir de la determinación de la ilegal procedencia de los bienes (extinción de dominio), así como la devolución al país de origen de los bienes producto de actos de corrupción transferidos a otros países (recuperación de activos), todo ello con la finalidad
de debilitar el poder financiero de las organizaciones delictivas dedicadas al narcotráfico y sus delitos conexos. Asimismo, la resolución insta a los Estados que aún no cuentan con una legislación financiera u otras disposiciones jurídicas similares que permitan soslayar el secreto bancario, procuren establecer instrumentos legales para que en casos de lavado de dinero, no haya impedimento para el intercambio de información con otros países, para acceder a los mecanismos de extinción de dominio y para la recuperación de activos en el extranjero, a través de la cooperación internacional. Este proyecto constituye una propuesta innovadora en el marco de las Naciones Unidas, al ser la primera iniciativa en abordar todos estos aspectos en un solo instrumento vinculado con el narcotráfico. Con medidas de esta naturaleza, la Procuraduría General de la República impulsa estrategias a nivel internacional para mermar el poder económico de las organizaciones delictivas y debilitar su operación transnacional.
***
Palabras del Procurador General de la República, Eduardo Medina Mora Icaza, en el Segmento de Alto Nivel del 52º Periodo ordinario de Sesiones de la Comisión de Estupefacientes de la ONU, efectuado en Viena, Austria.
Miércoles 11 de marzo de 2009
Señora Presidenta:
Deseo felicitarla por su elección y la excelente conducción de los trabajos de este Segmento de Alto Nivel.
Este Quincuagésimo Segundo Periodo ordinario de Sesiones de la Comisión de Estupefacientes reviste una particular importancia. Hace 10 años, la Asamblea General de la ONU se reunió para adoptar compromisos específicos que guiaran las acciones de los Estados para combatir el problema mundial de las drogas. Hoy estamos reunidos para evaluar los resultados de las medidas entonces adoptadas, identificar los nuevos retos que se presentan ante nosotros en esta lucha y adoptar compromisos para continuar con nuestros esfuerzos.
El problema mundial de las drogas es multifacético e implica acciones de los Estados en diferentes ámbitos. La reducción de la oferta no puede realizarse sin acciones efectivas para combatir el crimen organizado; requiere también concentrar esfuerzos en materia de desarrollo. La reducción de la demanda exige que los Estados adopten estrategias amplias en materia de prevención y medidas en materia de tratamiento de las adicciones que incluyan una visión social del problema.
En otras palabras, el combate al problema mundial de las drogas requiere de responsabilidad compartida, una visión integral, un enfoque equilibrado y un firme compromiso por parte de la comunidad internacional para reforzar la cooperación internacional con miras a alcanzar objetivos comunes.
Señora Presidenta:
Para mi país, uno de los principales retos que enfrenta la comunidad internacional, es el riesgo que implica para nuestra sociedad el crecimiento de las actividades ilícitas vinculadas de manera estrecha con el tráfico ilícito de drogas -estupefacientes y sustancias psicotrópicas- las cuales dan a la problemática una dimensión compleja, cambiante y de orden transnacional.
Sin duda alguna, el vínculo creciente del tráfico de drogas con la violencia y amenazas del crimen organizado, así como sus nuevas actividades requieren refrendar y reforzar los esquemas de cooperación internacional que las naciones hemos creado de manera gradual y progresiva a lo largo de varias décadas.
El tráfico de armas, de precursores químicos, producción de drogas sintéticas, lavado de dinero, violencia, extorsión, secuestros, corrupción de miembros de las instituciones de seguridad y justicia, son la nueva cara del problema que debe dar lugar a nuevas formas de cooperación.
La extraordinaria facilidad para adquirir y traficar armas, aunada al poder económico de las actividades delictivas conexas, son la principal fuerza de las organizaciones criminales que potencian su poder de intimidación y destrucción de instituciones y tejido social.
En cada una de las etapas de cultivo, producción, procesamiento, acopio, tráfico, venta al mayoreo y al menudeo, financiamiento y ocultamiento de los recursos monetarios obtenidos, intervienen diferentes actores que se encuentran organizados y articulados en bandas criminales, con operaciones y nexos en varios países.
Las drogas son un negocio sofisticado y complejo que se adapta a nuevas circunstancias. La oferta y demanda de drogas periódicamente renueva rutas de tráfico y comercialización por casi todas las regiones del mundo, y ello hace que muchos países enfrenten problemas de consumo interno y, además, afronten la terrible carga de violencia asociada a este fenómeno delictivo que secuestra el derecho de los ciudadanos de vivir en paz y en tranquilidad en muchas comunidades.
México vive esta problemática y, por ello, el Presidente Felipe Calderón decidió enfrentar con toda la fuerza de la ley y del Estado al consumo de drogas y a la delincuencia organizada. Las acciones emprendidas han permitido alcanzar cifras de incautación en dos años de gobierno que no tienen precedente: 4,200 toneladas de marihuana, 77 toneladas de cocaína, 53 toneladas de precursores químicos asegurados y 34,000 armas y de ellas, 19,000 son rifles de asalto. Se han detenido a 63 mil personas, y se han iniciado más de 53,000 procesos ante los tribunales por delitos relacionados con el narcotráfico.
Señora Presidenta:
La cooperación internacional es un componente esencial de la estrategia, ya que el narcotráfico es un flagelo de orden mundial, operado por bandas criminales de alta peligrosidad, que reivindica la pertinencia del principio de la responsabilidad compartida entre las naciones.
Los cambios estructurales del mercado mundial de las drogas, marcados por la transformación de los patrones de consumo de cocaína, drogas sintéticas y marihuana en Estados Unidos y Europa, así como por los cambios en los precios de la cocaína en los países de mayor consumo global y per capita, han motivado un cambio en el comportamiento del crimen organizado mundial.
Las alianzas criminales transnacionales fueron la respuesta a muchas de las medidas de política nacional impuestas para enfrentar el problema del narcotráfico y, actualmente, muchas naciones enfrentan problemas asociados a la producción o acopio de insumos para fabricar drogas sintéticas, que hasta hace pocos años no se observaban.
México es un referente de éxito al cambiar la regulación de uso de precursores. Se prohibió el uso de pseudoefedrina en la formulación de medicamentos antigripales. En 2009 la cuota de importación es cero, cuando en 2003 había sido de 235 toneladas. México no tiene un papel que desempeñar en el mercado de metanfetaminas.
La cooperación internacional de hoy debe tener también varias caras. En lo que es reconocido como un cambio drástico de la cooperación entre México y Estados Unidos, que deriva del principio de responsabilidad compartida, los dos países hemos puesto en marcha un programa multianual de cooperación -conocido como Iniciativa Mérida- que busca fortalecer las capacidades de cada uno para luchar mejor contra la delincuencia organizada asociada al tráfico de drogas.
La cooperación policial permite desarticular bandas criminales y frenar la actividad en las calles. La cooperación jurídica a través de las extradiciones y la asistencia jurídica permite extender los brazos de la Ley a través de las fronteras y fortalecer el frente común de las naciones.
La cooperación técnica y científica también es parte fundamental de las estrategias.
La prevención educativa y asistencial ha sido por muchos años uno de los eslabones menos atendidos de las acciones para disminuir el consumo, y refleja con claridad la intensidad que debería otorgarse a estas acciones.
Existe una correlación estadística directa entre adicciones y delito. Los delitos más graves y violentos están asociados a mayores grados de adicción.
De hecho, el narcomenudeo es uno de los principales generadores de inseguridad y violencia asociada con las actividades de la delincuencia organizada, y con todo tipo de delitos, que incrementan la inseguridad y, desde luego, su percepción por la ciudadanía.
Este delito es uno de los principales soportes financieros para las operaciones a gran escala del crimen organizado, y constituye una efectiva estructura criminal que les permite dar protección a sus operadores, controlar rutas de trasiego y el dominio territorial.
Al final la conclusión salta a la vista: el problema del narcomenudeo y de las adicciones pone en riesgo el futuro de nuestros países: es un generador de violencia y delito, de desintegración familiar, y está truncando la vida de miles de jóvenes y niños.
Por ello, es muy importante generar conciencia sobre la lógica suicida y homicida del consumo, que mata a quienes usan drogas y ocasiona muerte y violencia a lo largo de toda la cadena de producción, tráfico y comercialización.
Esta cruzada contra el consumo recreacional, debe acompañar las estrategias que nuestros países han desplegado por muchos años, para disminuir la producción y el tráfico de enervantes.
Es urgente equilibrar el peso económico y presupuestal de las políticas contra la oferta y demanda de drogas que incluyan la intervención preventiva para reducir el consumo, el tratamiento, la rehabilitación y el no acomodo tolerante de un llamado consumo recreativo que no lo es.
México hace un llamado enfático a trabajar en el ámbito de la cooperación internacional para reducir drásticamente el contrabando de armas, lavado de dinero, impulsar efectividad en el control de precursores químicos y, en general, todas las actividades del crimen organizado que están ligadas al narcotráfico.
Señora Presidenta:
Para México es fundamental seguir profundizando los compromisos internacionales adoptados en esta Comisión de las Naciones Unidas, así como en la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas.
Hoy, en esta Comisión debemos responder, no sólo a la situación que enfrentamos, sino a la que podemos anticipar para un futuro no lejano. Se lo debemos a nuestras sociedades, y especialmente a los jóvenes y a los niños del mundo.
Muchas gracias.

Adultos mayores

Cuidar de los mayores/CRISTINA LLAGOSTERA

Publicado en El País Semanal, 22/03/2009;

La población en España envejece. Y eso, entre otros cambios, implica que las familias deben movilizarse para apoyar a sus mayores. Nuevos roles y decisiones, respetando la voluntad y la independencia de los ancianos.
En España, el porcentaje de personas mayores de 65 años se ha duplicado en los últimos 50 años, y las previsiones indican que el número de ancianos que precisarán algún tipo de ayuda seguirá experimentando un espectacular aumento. Este hecho plantea importantes retos tanto a nivel social como económico, mientras que a nivel particular entraña una situación difícil para las familias, que deben movilizarse para brindar apoyo a sus mayores.
En la vejez, a menudo se retorna a ese estado de dependencia que se vivió en la infancia… salvo que la progresión ahora discurre a la inversa. En vez de ganar autonomía, se da una pérdida sucesiva de habilidades, lo cual genera un sentimiento de fragilidad. Tanto la persona necesitada como su entorno tienen que adaptarse a esa situación. Se trata de una realidad que implica nuevas responsabilidades y que suele resultar difícil de aceptar.
Cuidar de un familiar puede constituir un postrer gesto de amor y una experiencia muy gratificante, pero a menudo supone una tarea ardua y agotadora. Afrontarla requiere valorar los mejores recursos y alternativas para atender debidamente a la persona en el último tramo de su vida.
La vejez es consecuencia de un proceso biológico, pero también una construcción social, dijo Simone de Beauvoir. En nuestra sociedad se rinde culto a la juventud y todo lo que conlleva: vitalidad, energía, actividad, belleza… mientras se vive con temor y se rehúye todo lo relativo al envejecimiento y la muerte.
No sucede lo mismo en otras culturas, como puede ser en el África negra, donde se considera a los ancianos como depositarios del poder y el saber. Según la antropóloga Bernadette Puijalon, allí la vida se contempla como una escalera, con una progresión constante, donde los mayores son quienes han llegado más alto. Desde esta posición de mayor sabiduría y experiencia cumplen una importante función social, al servir de guía para los más jóvenes.
No se trata de idealizar esta situación, ni de pretender trasladarla a nuestra sociedad. En el Tercer Mundo, por ejemplo, los ancianos pueden pasar muchas penurias al no recibir apenas ayudas económicas. Mientras que en Occidente asistimos mejor a nuestros mayores, pero desde una actitud paternalista, y la visión que se tiene de ellos suele ser profundamente práctica y materialista. Ser viejo acostumbra a ser sinónimo de inutilidad.
UNA DECISIÓN DIFÍCIL
“Saber envejecer es la obra maestra de la vida” (Henri F. Amiel)
Se considera que una persona se torna dependiente cuando requiere ayuda para realizar ciertas actividades cotidianas, como puede ser comer, vestirse, ocuparse de su medicación… Estas circunstancias obligan a la familia y al anciano a encontrar una fórmula eficaz de atender sus necesidades.
Muchas familias son reticentes a la hora de ingresar a sus mayores en una residencia, e incluso los propios afectados rechazan a menudo esta solución. En ocasiones sólo se da el paso cuando la situación es insostenible, tras un importante desgaste familiar.
En otros casos, la imposibilidad de ofrecer un buen cuidado, sea por falta de tiempo, recursos o por no existir una buena relación, lleva a delegar la asistencia en terceras personas o en instituciones, lo cual, debido a las escasas plazas públicas existentes, también supone una empresa compleja y costosa.
En España, sólo un 6% de los mayores de 65 años viven en una residencia, una cifra mucho menor de la que se observa en los países anglosajones. Esto es debido a que en la cultura mediterránea se otorga mayor valor a la unidad familiar y los vínculos suelen ser más sólidos. Sin embargo, la incorporación de la mujer al mundo laboral dificulta ya en la actualidad, y sobre todo lo hará en el futuro, la participación de la familia, pues la función de cuidador principal recae generalmente en las hijas y nueras.
EL CLIMA EMOCIONAL
“Una de las grandes enfermedades es no ser nada para nadie” (Teresa de Calcuta)
Ante la necesidad de atender a un familiar surge la pregunta: ¿de qué manera quiero y puedo ocuparme? Al tratarse de los propios padres, a menudo se siente una deuda de amor hacia ellos, como un deseo de devolver parte de lo recibido. Aunque en otras ocasiones, lo que está en primer plano es el sentido del deber y la obligación, o incluso un sentimiento de culpa.
Las situaciones más difíciles acontecen cuando alguien se ve forzado a asumir ciertas tareas sin desearlo. También suele resultar muy doloroso desear hacerse cargo, pero no contar con la posibilidad real de poder cuidar al anciano. La enfermedad y la necesidad a menudo actúan como una lente de aumento, resaltando los problemas de la familia. Pueden reaparecer viejos problemas de la relación, heridas mal curadas, así como conflictos que distorsionan el clima emocional. Padres e hijos deben aprender a redefinir su relación, ya que sus funciones cambian: el que antes generalmente cuidaba y ostentaba cierta autoridad pasa a ser el necesitado.
FILOSOFÍA DE EQUIPO
“Lo que no es útil para la colmena no es útil para la abeja” (Marco Aurelio)
En este tipo de situaciones en que surgen dificultades tanto prácticas como emocionales, mantener una filosofía de equipo ayudará a sortearlas. Significa que las decisiones y la responsabilidad no recaen en una o dos personas, sino que cada miembro de la familia contribuye en la medida de sus posibilidades. Resulta útil, por ejemplo, realizar reuniones familiares donde se plantee la situación y se busquen soluciones conjuntamente. La colaboración se basa en anteponer el beneficio colectivo al individual. Por eso, una familia unida, que sabe gestionar sus diferencias y en la que existe una conciencia de grupo, podrá ofrecer un mejor sistema de apoyo.
Hay que poner en práctica el principio de sinergia, según el cual la conjunción de los esfuerzos procura un resultado mayor que su simple suma. Sin embargo, para realizar un plan común se precisa una buena dosis de comprensión, que permita validar los diferentes puntos de vista, resolver desavenencias y llegar a acuerdos.
PRESERVAR LA AUTONOMÍA
“Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube, las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, amplia y serena” (Ingmar Bergman)
Uno de los principios bioéticos más modernos es el de la autonomía. Supone el derecho a que se respete la voluntad y la capacidad de decisión de las personas en las cuestiones que se refieren a ellas mismas. Como familiares, hemos de ponernos por un momento en la piel de nuestros ancianos. No sólo pierden habilidades, se sienten cada vez más inútiles y una carga para los demás, sino que en ocasiones también pierden su capacidad para elegir, incluso en las pequeñas cosas.
Es importante, por tanto, que se respete en lo posible la voz de los más mayores, pues a través de ella ejercen su libertad personal, a menudo ya muy reducida. Según un estudio, los cuidadores tienden a sobreproteger a los ancianos al creer que son menos capaces de lo que en realidad son. Como resultado, privan a sus familiares de realizar ciertas tareas. Sin embargo, hacerlo todo por ellos disminuye su habilidad por falta de hábito, aumenta su dependencia. Sí conviene, en cambio, estimular a la persona para que dentro de sus posibilidades mantenga ciertas facultades. Sentirse capaz alimentará su sensación de ser útil.
La vejez es una de las victorias de la humanidad, dado que hasta hace relativamente poco las personas moríamos mucho más jóvenes, pero sin duda suscita nuevos desafíos. El alzheimer, así como otras dolencias que comportan un importante deterioro cognitivo, causa un sufrimiento muy intenso. El enfermo tiene que enfrentarse a la pérdida progresiva de sus facultades, y la familia ha de aprender a convivir con alguien diferente del que conocía hasta entonces.
En estas situaciones también es preciso realizar un proceso de duelo, que no es otra cosa que reconocer lo que se ha perdido para adaptarse poco a poco a la nueva realidad. Un aspecto esencial es que es preciso cuidarse para poder cuidar. Ante una tarea que demanda tanta energía y dedicación, así como lidiar con emociones cambiantes, se corre el riesgo de sufrir un importante desgaste físico y emocional. El mejor remedio es tener en cuenta también las propias necesidades y detectar cuándo se está sobrecargado en exceso.
Acompañar a un ser querido en la última etapa de su vida puede ser una experiencia inefable, y ayuda a preparar el momento difícil de la despedida. Nos recuerda, además, que en el día de mañana es posible que nosotros nos encontremos viviendo una situación similar. Ofreciendo un trato digno a nuestros mayores estamos honrando también nuestro pasado, y nos enseña a aceptar el aspecto cíclico y cambiante de la existencia.

¿Inicuo o inocuo?

El comunicado No. 041-19/03/2009 de Gobernación dice: "El secretario de Gobernación convoca al senador Beltrones a que rectifique sobre las inicuas imputaciones que ha hecho y recupere el debido respeto que debe regir las relaciones entre las instituciones de la República. Eso será valiente y servicial a México."
***.
Fajarse los pantalones: ¿inicuo o inocuo?/Miguel Ángel Granados Chapa
Publicado en Reforma, 22 Mar. 09
Cruces de palabras, acusaciones entre dirigentes, en las que también participó un funcionario y un senador, la relación PAN-PRI hizo uso de la rijosidad para atraer votos en temporada electoralEl PRI y el PAN vivieron el jueves 19 una jornada fragorosa. Se percibe tal simbiosis entre esos partidos, son tan semejantes entre sí que a veces pareciera que acuerdan puestas en escena para diferenciarse, especialmente en coyunturas electorales, en que necesitan asumir identidades que les acarreen votos. A veces su relación parecería también la de cónyuges mal avenidos, que se detestan pero están obligados a la convivencia; guardan las apariencias lo más posible pero de tanto en tanto estallan en invectivas.
Sea de ello lo que fuere, el pasado día de San José se libró entre personeros de uno y otro partido una escaramuza a la que se sumó el gobierno. No se trató sólo de juegos verbales, de fuegos de artificio, porque los cruces de palabras se refirieron a materias graves, a sucesos relevantes de la vida real, a modos de encarar problemas de la sociedad; es decir, no fueron sólo entretenimientos triviales, concurso de albures en que un contendiente busca dominar al otro.Todo comenzó en Acapulco. Invitados los líderes partidarios a la convención bancaria, para que la gente de la intermediación financiera los escuchara hablar de la crisis y cómo superarla, el panista Germán Martínez se dejó llevar por el espíritu rijoso a que ha dado rienda suelta con motivo del proceso electoral. Convencido de que su proselitismo es tanto más útil cuanto más definido sea su contrario, así como en 2006 se halló en Andrés Manuel López Obrador un peligro para México ahora es el PRI el enemigo cuya imagen satánica hay que volver a trazar. Por eso en las semanas recientes Martínez insiste en su crítica al tricolor, como en los viejos tiempos, cuando los papeles estaban invertidos, el PRI gobernaba y el PAN era opositor. Su crítica se ha centrado en la indolencia priista para sumarse al esfuerzo gubernamental contra la violencia, aplazando la aprobación de normas útiles para combatirla.
Con esa idea fija, en Acapulco llegó al extremo: planteó el falso dilema de que quien no está con Felipe Calderón está con el narcotráfico. Y formuló una acusación concreta, para ilustrar cómo el PRI es el partido de la delincuencia: citó una información, ya desmentida, publicada por Excélsior (a quien hizo el favor de no citar por su nombre) según la cual la DEA investiga a Héctor Murguía Lardizábal, ex senador de la República, alcalde de Ciudad Juárez hace unos años, aspirante a la diputación federal por un distrito de esa extensa urbe. Presente en el acto de la irresponsable denuncia (que debió ser hecha ante el Ministerio Público, de contar con asidero en la realidad), la dirigente priista respondió con prudencia, obligada a no explayarse para no abaratar el espectáculo que lamentó estar protagonizando junto con Martínez. "Por respeto a ustedes", dijo a sus oyentes que querían escuchar otras cosas, "(no señalaré) cómo ha crecido el narcotráfico a partir de las administraciones de Acción Nacional". Tampoco señaló, aunque con buenas artes retóricas lo hizo, "cuáles son zonas de enorme crecimiento (del narcotráfico) y cómo estaban en manos de administraciones municipales del propio PAN". Eso ha ocurrido, en efecto, en Tijuana y en Ciudad Juárez, para sólo citar casos tan paradigmáticos que hay bandas que ostentan los nombres de esas ciudades.Pero el asunto no concluyó en la convención bancaria. Siempre listo para protagonizar episodios relevantes, en que fulja como estrella principal que es en el firmamento político, el senador Manlio Fabio Beltrones se hizo entrevistar dos veces aquel jueves. En la primera oportunidad también tachó de irresponsable a Germán Martínez y negó que el PRI mantuviera liga con el narcotráfico. Es un tema al que es especialmente sensible porque él mismo fue señalado, en sus días de gobernador de Sonora, como ligado a la comisión de ese delito, en un episodio en que consiguió ser exonerado por la Procuraduría General de la República, pese a que no era él sino los periodistas norteamericanos que lo involucraron quienes estaban sujetos a una averiguación previa. Después de darse el lujo de ironizar a costa del líder panista, a quien no aceptó llamar "chivo en cristalería" porque "los chivos son más responsables", alzó el nivel de su crítica. Sugirió que Martínez no dice lo que dice sin el aval del Presidente. No se puede desvincularlos, razonó, y llegó a la conclusión de que "no Germán Martínez, sino Felipe Calderón debe pensar mejor las cosas y actuar con responsabilidad también".
El Presidente y el líder senatorial mantienen una relación pragmática que a veces parece psicótica. No sé si emocionalmente pero sí en términos políticos, Calderón depende de Beltrones. A tal punto es así que Manuel Espino, líder panista cuando Calderón llegó a la Presidencia, escribió una Señal de alerta, cuyo contenido principal es denunciar el poder que entrega o delega el Ejecutivo en el legislador. No obstante el cogobierno que ambos ejercen, Beltrones se muestra a menudo sarcástico frente a su socio, acaso porque de una actitud así derivan mayores beneficios. Tal relación se perfiló en esos términos desde el principio: Beltrones sugirió que Calderón podía no ir a San Lázaro y protestar por escrito y de inmediato se tornó garante de la toma de posesión que, en efecto, no hubiera ocurrido sin su concurso.
A veces, Beltrones se mofa de Calderón: propone un gabinete aprobado por el Congreso para evitar que, como el actual, se forme con cuates y cuotas. Pero en otras apoya la política presidencial: pide que se fije un plazo para hacer retornar al Ejército a sus cuarteles pero conviene con Calderón en que por lo pronto es necesaria su presencia en calles y caminos. Por eso no debió extrañar a quienes lo oyeron contestar una de las preguntas de la primera entrevista, sobre el modo de resolver la ubicación de la refinería, esa ambigüedad, ese apoyo reticente: dijo que si la indecisión presidencial lo hace requerir un foro, "pues otorguémoselo, vayamos junto con él".
Sin embargo, lo pensó mejor y dio marcha atrás en ese punto. Quizá por eso se hizo entrevistar por segunda vez. Y entonces enfiló su ataque directamente al Presidente, a sus vacilaciones. La experiencia de Beltrones, y otros factores, le permite manejarse bien con la prensa. Hay quienes le hacen preguntas a modo. Uno de los reporteros le planteó el temario de esa conversación: "Tiene el gobierno de Calderón muchos pendientes y muchas decisiones por tomar. Está el tema de la refinería, está el tema de Cassez y está el tema de Citigroup".
Las respuestas giraron alrededor de un leitmotiv: fajarse los pantalones. Se requiere que el Presidente lo haga para encarar esos asuntos. Se desdijo entonces de su oferta de acompañar a Calderón en los foros para discutir la localización de la refinería. Como si no hubiera producido la primera respuesta, se hizo formular una pregunta cuyo enunciado anticipaba lo que diría el entrevistado: "¿El PRI va a asistir a esta simulación, a la pasarela para definir la refinería?". Y Beltrones, olvidadizo también, dijo contundente: "No, de ninguna manera. Nosotros ya cumplimos con nuestra obligación. Hicimos una reforma energética, dejamos en sus manos, en poder del Ejecutivo, la decisión de hacer más refinerías... que diga dónde la quiere y que la haga. Que no le tenga miedo a las decisiones".Prescriptivo, al final de esa conversación sintetizó: "¿Quiere que se vaya la señora Cassez? Que lo diga, pero que no forme una comisión. ¿Quiere que se haga la refinería? Que lo diga y que diga dónde. ¿Quiere verdaderamente admitir que un gobierno extranjero tenga acciones en un banco mexicano? Que viole la ley".
El tono resultó inadmisible para Calderón, que hizo responder a su secretario de Gobernación, aunque estuviera en Washington. Fernando Gómez Mont contradijo a Beltrones: "si un valor distingue" al Presidente, "es la valentía y el coraje para tomar las decisiones y llevar a cabo las acciones necesarias"; deslindó a su jefe de Germán Martínez: "en materia de política electoral, cada quien es responsable de lo que dice y hace". Y convocó a Beltrones a rectificar sus imputaciones, a las que calificó de inicuas cuando quizá quiso decir inocuas. Es muy diferente lo primero (parcial, malvado) a lo segundo (inofensivo, insulso). Hace falta un Rubén Aguilar que aclare lo que quiso decir Gómez Mont.

Las 10 canciones que cambiaron su vida

Cien músicos hispanoamericanos eligen las 100 canciones que cambiaron su vida
DIEGO A. MANRIQUE
Publicado en El País Semanal, 22/03/2009;
'El País Semanal' ha preguntado a 100 músicos españoles y latinoamericanos las 100 canciones que les marcaron para siempre. Éstas son las ganadoras. Un canon sorprendente y apasionado.
Y al final, la unidad de medida son las canciones. Más aún en tiempos como los presentes, cuando el consumo se ha atomizado y la música se ha trivializado: los nuevos soportes, los actuales hábitos de consumo, minimizan el valor de la obra larga. Ni siquiera vale la coartada de que los álbumes van acompañados por información, letras, fotos: una figura tan de la era moderna como Bebe, participante en este sondeo, invitaba recientemente a descargarse gratis su música, burlándose de los compradores que alardeaban de comprar sus ediciones oficiales.
Así que mandan las canciones. Canciones en su sentido más amplio: en la lista de las 100 canciones mejor puntuadas se han colado esbeltos temas instrumentales, como Almoraima (Paco de Lucía), Sleep walk (Santo & Johnny), Atlantis (The Shadows), Mambo nº 5 (Pérez Prado) o la única muestra de composiciones jazzísticas: la sinuosa Round about midnight, del pianista Thelonious Monk. Por el contrario, no aparece ninguna gema del rock progresivo: se necesitaría una definición de canción muy elástica para que allí cupieran Tubular bells y Atom heart mother.
Las encuestas, obviamente, son reflejo de sus votantes. En términos generales, aquí han participado músicos del pop, por lo que puede justificarse la ausencia de canciones de otros mundos creativos: ni rastros de lieder, arias operísticas o standards estadounidenses (no, ciertamente Strangers in the night no da la talla: hasta hubo que convencer a Frank Sinatra para que la grabara). Tampoco hay muestras de la simpática zarzuela y muy poco de copla: injustamente, muchos ven indeleble caspa franquista en esas músicas, un sambenito del que finalmente se ha librado el flamenco, bien representado en esta lista.
No le den más vueltas: sobre la selección planea la poderosa influencia de los sesenta. La extraordinaria expansión creativa de aquella década hace que muchos músicos tengan allí su alma máter, en el sentido pedagógico. Fueron años vertiginosos, donde los grupos manifestaban una altísima productividad. Debían de ponerles algo en la comida: lanzaban uno o dos elepés al año más varios singles (¡y sin parar de girar!). Hoy se ofrecen como modelos deslumbrantes, que además están plenamente estudiados: libros, documentales, biopics, reediciones exhaustivas. En términos universitarios, son las carreras más atractivas y, aparte, más accesibles.
Entre nuestras cien canciones se pavonea mucho rock de los sesenta: Creedence Clearwater Revival, alzando la bandera del orgullo proletario en Fortunate son; Cream, conteniendo la potencia guitarrera de Eric Clapton en el gozoso Sunshine of your love; Led Zeppelin, orgasmando en Whole lotta love.
Por el contrario, tienen menor eco las músicas creadas en épocas posteriores. Aquí apenas se encuentran unas gotas del bárbaro glam rock: The Sweet, con Ballroom blitz, y Slade, con Cum on feel the noize. Está ausente la banda más influyente del punk rock, The Clash, pero sí aparece la canción-escándalo: el God save the queen, de los Sex Pistols. Los fértiles años ochenta británicos cuentan con The Cure y, muy destacados, The Smiths. El grunge no pasa del megaéxito de Nirvana Smells like teen spirit. Radiohead, el grupo más cool de los últimos años, sólo es recordado por su primer éxito, Creep, una canción autocompasiva de la que -lógicamente- reniegan.
La España mediterránea ha podido ser zona de cultivo para las músicas electrónicas -el bakalao, los balearic beats-, pero éstas no han impactado especialmente entre nuestros encuestados. Aparte de alguna pieza de Bowie (pero, ¿qué música no ha practicado David?), ni siquiera hay representación del techno pop, enormemente popular desde los años ochenta. La revolución del rap sólo cosecha dos canciones, ambas en la zona baja: Funky cold Medina, de Tone Loc, e Infinite, de Eminem.
No, aquí manda indiscutible la década prodigiosa y su máxima encarnación, The Beatles. Entre las diez primeras hay ¡cuatro! canciones suyas; si ampliamos la búsqueda al resto de la lista, se deben sumar otras seis. La beatlefilia es tan abrumadora que destaca en la zona alta una versión, Twist and shout, aunque se podría argumentar que palidece ante la original, de los ilustres Isley Brothers (¿pero quién recuerda aquí a los Isley Brothers?). La mayoría de ellas son obra completa o parcial de John Lennon, que también coloca dos temas editados bajo su nombre. Sir Paul McCartney tiene, evidentemente, un problema de imagen entre los músicos españoles.
Sabemos que los logros de los Beatles resultan tan apabullantes que se entiende su hipervaloración. Por el contrario, asombra el desinterés por los Rolling Stones, sólo recordados por -lo siento- un clásico menor, Tumbling dice. A Jesús Hermida, tan amante de las confrontaciones tipo "Beatles contra Rolling: el dilema de una generación", le costaría aquí y ahora montar un equipo de músicos nacionales dispuestos a defender el honor de Keith Richards y compañía.
No es la única peculiaridad: atruena una canción de The Kinks, pero ninguna de The Who, que siempre alcanzaron mayor proyección comercial. Por cuestión generacional, también están ausentes vocalistas británicos antaño venerados en España, como Eric Burdon (The Animals) o Steve Winwood (Spencer Davis Group, Traffic).
Los buscadores de paradojas tienen mucho margen con esta lista... como con cualquier otra. Uno se topa con cuatro canciones de Bob Dylan, pero con ninguna de Leonard Cohen o Neil Young. Lo de este último puede resultar sangrante, si advertimos la presencia de una imitación de su primera época, el A horse with no name del grupo America. ¿Y qué fue de creadores tan prestigiosos como Tom Waits, Nick Cave o Elvis Costello?
Se romperán vestiduras al comprobar que ese continente musical llamado Brasil sólo cuenta aquí con ¡una canción de Roberto Carlos! Pero, caramba, los músicos brasileños son hasta intimidantes. De la misma manera, Cuba queda reducida al Ojalá, de Silvio Rodríguez (y el citado mambo de Pérez Prado, grabado en México). Óigame bien, compañero: no se lo van a tomar bien en La Habana, tan sensible ante las ofensas.
En realidad, estas listas no tienen pretensión canónica y constituyen una excusa perfecta para discusiones, descalificaciones y airadas cartas al director. No faltará quien se indigne al encontrar el enorme tesoro del tango reducido a Volver, de Carlos Gardel. La presencia de votantes rockeros argentinos explica que Luis Alberto Spinetta, un desconocido en España, haya colocado dos canciones: se trata de un músico arrogante que siempre ha mantenido un alto nivel de exigencia desde sus inicios en 1968, con el grupo Almendra, responsable de Muchacha (ojos de papel).
Por el contrario, las circunstancias impidieron incluir a votantes mexicanos, y eso explica la anomalía de que el máximo autor de aquella república, José Alfredo Jiménez, esté representado por una canción carente de resonancia colectiva, como El jinete. No se me enfade, don José Alfredo: peor lo tiene su competidor, el maravilloso cursi Agustín Lara, que hasta dedicó memorables canciones a ciudades españolas, pero que no se ha hecho hueco en la lista. Vaya: tampoco hay huellas de países tan musicales como Perú, Uruguay, Colombia, Chile, Santo Domingo o Puerto Rico.
La música afroaestadounidense mantiene una modesta presencia, aunque en su expresión más satinada: algo de sonido Motown (Marvin Gaye, los Jackson 5, los gloriosos Four Tops) y nada del visceral sonido Memphis. También brillan por su ausencia fieras como James Brown, Ray Charles o Aretha Franklin. Sí está presente el precursor del soul, Sam Cooke, con su profético A change is gonna come: el efecto Obama, no lo duden.
En general, pocos artistas negros han pasado la prueba del algodón. Ni siquiera hay rastros de Su Majestad Púrpura, el artista a veces conocido como Prince, o de su maestro, Jimi Hendrix. El rock and roll de los cincuenta está encarnado por Elvis Presley, que gana por goleada (tres canciones) a Chuck Berry o Little Richard. En algún punto de la lista puede detectarse un leve aroma de reggae, pero, ay, no hallarán un solo artista jamaicano. Igualmente, hay más blues blanco que blues negro, aunque la presencia de Elmore James (Dust my broom) añada un notable punto de autenticidad.
De todos modos, nadie debería tomarse esta clasificación como una ofensa personal. Tiene mucho de casualidad: si las circunstancias hubieran determinado que se preguntara a otros artistas, habría salido una lista radicalmente diferente (con mucho Beatles, eso sí). Con toda seguridad, también destacarían los votantes con ganas de epatar, dispuestos a jurar que Torrebruno fue esencial para su vida.
Sin embargo, urge resaltar que, en la música nacional, los participantes se inclinan decididamente por la música con cierta gravedad. Durante los años de la movida proliferaron las canciones frívolas, pero aquí se ha destacado a los grupos serios en la parte más madura de su repertorio: Radio Futura (con tres canciones), Golpes Bajos (dos), Gabinete Caligari (una) o Ronaldos (otra). Se ha evaporado la Chica de ayer (Nacha Pop) -se nos gastó de tanto usarla-, pero sí está Antonio Vega, con la confesional El sitio de mi recreo. La ubicuidad de Mecano, con su musical, explica que se haya prescindido de su cancionero.
No ha sedimentado nada de la ingente actividad indie de los últimos quince años, ni siquiera Los Planetas. Que no sufran: tampoco están presentes Los Brincos, el más respetado de los conjuntos de los sesenta, pero sí cotizan al alza Los Bravos (Black is black) y Los Canarios (Get on your knees). Este último grupo merece ser reivindicado o simplemente presentado a las nuevas generaciones: millones de españoles sencillamente no pueden creer que su ogro favorito, Teddy Bautista, hoy presidente del Consejo de Dirección de la SGAE, fue en el siglo pasado un imperioso vocalista de voz negroide y sudor en el alma.
En cantautores, domina Joan Manuel Serrat con ese himno intergeneracional llamado Mediterráneo y una pieza menos difundida, ese tour de force narrativo que es Romance de Curro el Palmo. Joaquín Sabina coloca su Princesa y, ay, nada de lo que ha hecho en los veinticinco años siguientes.
Maestro de Serrat fue el cantautor belga Jacques Brel, que se sitúa en lo alto de este particular podio con Ne me quitte pas, una canción tan patética que su propio autor pretendió luego minimizar, asegurando que era una parodia del enamorado agonizante. Nadie le creyó, por lo que parece. Igual que a Brian Wilson, cabecilla de los Beach Boys. Aquellos pijos californianos, de camisas rayadas y pantalones planchados, no estaban predestinados a hacer canciones tan celestiales como God only knows. Ignorada en su país, igual que su elepé matriz (Pet sounds, 1966), ambos fueron rescatados del olvido por la devoción de los británicos, incluyendo a los boquiabiertos Beatles. Aunque vaya en contra de todo lo que nos inculca la experiencia, podemos afirmar que sí, que a veces se hace justicia.
Las 100 canciones
1. 'Ne me quitte pas' Jacques Brel
2. 'God only knows' The Beach Boys
3. 'Help!' The Beatles
4. 'Como el agua' Camarón de la Isla
5. 'Mediterráneo' Joan Manuel Serrat
6. 'A hard day's night' The Beatles
7. 'There is a light that never goes out' The Smiths
8. 'A day in a life' The Beatles
9. 'Strawberry Fields Forever' The Beatles
10. 'La leyenda del tiempo' Camarón de la Isla
11. 'Like A Rolling Stone' Bob Dylan
12. 'What's Going On?' Marvin Gaye
13. 'Twist And Shout' The Beatles
14. 'Smells Like Teen Spirit' Nirvana
15. 'Volver' Carlos Gardel
16. 'A Change Is Gonna Come' Sam Cooke
17. 'California Dreamin' The Mamas & The Papas
18. 'Ojalá' Silvio Rodríguez
19. 'Cum On Feel The Noize' Slade
20. 'In my life' The Beatles
21. 'King Creole' Elvis Presley
22. 'Whole lotta love' Led Zeppelin
23. 'Malos tiempos para la lírica' Golpes Bajos
24. 'Rain' The Beatles
25. 'Tumbling Dice' The Rolling Stones
26. 'Yesterday' The Beatles
27. 'Almoraima' Paco de Lucía
28. 'Ballroom blitz' Sweet
29. 'La Estatua del jardín botánico' Radio Futura
30. 'La Foule' Edith Piaf
31. 'Romance de curro El Palmo' Joan Manuel Serrat
32. 'Space Oddity' David Bowie
33. 'Trouble' Elvis Presley
34. 'Blowin' in the wind' Bob Dylan
35. 'Don't Think Twice, It's Alright' Bob Dylan
36. 'Get On Your Knees' Los Canarios
37. 'I want you back' Jackson 5
38. 'Imagine' John Lennon
39. 'Laura va' Luis Alberto Spinetta
40. 'Spanish Stroll' Mink DeVille
41. 'Black Is Black' Los Bravos
42. 'Free Bird' Lynyrd Skynyrd
43. 'Lo bueno y lo malo' Ray Heredia
44. 'Sleep Walk' Santo & Johnny
45. 'Strangers In The Night' Frank Sinatra
46. 'Suspiros de España' Concha Piquer
47. 'Bridge Over Troubled Water' Simon & Garfunkel
48. 'Creep' Radiohead
49. 'El sitio de mi recreo' Antonio Vega
50. 'Escuela de calor' Radio Futura
51. 'Fever' Elvis Presley
52. 'Fortunate Son' Creedence Clearwater Revival
53. 'Highway to hell' AC/DC
54. 'Muchacha (ojos de papel)' Luis Alberto Spinetta
55. 'Round About Midnight' Thelonious Monk
56. 'Sunshine Of Your Love' Cream
57. 'Cuatro Rosas' Gabinete Caligari
58. 'In Between Days' The Cure
59. 'Semilla negra' Radio Futura
60. 'Thunder Road' Bruce Springsteen
61. 'Volando voy' Camarón de Isla
62. 'Pasa la vida' Pata Negra
63. 'Crazy' Seal
64. 'God save the queen' Sex Pistols
65. 'Mambo nº 5' Pérez Prado
66. 'Starman' David Bowie
67. 'Sweet Jane' The Velvet Underground
68. '(Can you tell me how to GET to) Sesame Street?' Joe Raposo
69. '(Just like) Starting Over' John Lennon
70. 'Eu quero ter um milhão de amigos' Roberto Carlos
71. 'A Horse With No Name' America
72. 'All Day And All Of The Night' The Kinks
73. 'Aquellos duros antiguos' Tanguillo de Cádiz
74. 'Ashes To Ashes' David Bowie
75. 'Atlantis' The Shadows
76. 'Bailar pegados', Sergio Dalma
77. 'Ballade a Sylvie' Leny Escudero
78. 'Before We Begin' Broadcast
79. 'Bolawari' Nana
80. 'Canastera' Camarón de la Isla
81. 'Cena recalentada' Golpes Bajos
82. 'Coco guagua' Enrique y Ana
83. 'Dusty Broom' Elmore James
84. 'El emigrante' Juanito Valderrama
85. 'El jinete' José Alfredo Jiménez
86. 'El reino del revés' María Helena Walsh
87. 'Jesucristo García' Extremoduro
88. 'Friday I'm In Love' The Cure
89. 'Funky Cold Medina' Tone Loc
90. 'Guárdalo' Los Ronaldos
91. 'Hasta Que Me Olvides' Luis Miguel
92. 'Helter Skelter' The Beatles
93. 'I Can't Help Myself' The Four Tops
94. 'I Saw her Standing There' The Beatles
95. 'Il cielo in una stanza' Gino Paoli
96. 'Infinite' Eminem
97. 'It's the End of the World as We Know it' R.E.M.
98. 'Itsasoan Doanian' León, Fasio eta Maurizia
99. 'Knocking on heaven's door' Bob Dylan
100. 'La estrella' Enrique Morente
LISTA COMPLETA DE LAS DIEZ CANCIONES DE CADA MÚSICO
1. Alejandro Sanz 1. Imagine, John Lennon. 2. Como el agua, Camarón. 3. Almoraima, Paco de Lucía. 4. Romance de curro el Palmo, Joan Manuel Serrat. 5. Maneras de vivir, Leño. 6. Escuela de calor, Radio Futura. 7. Princesa, Joaquín Sabina. 8. A Thousand Kisses Deep, Leonard Cohen. 9. Concierto n3 para piano, Rachmaninov. 10. For Those About to Rock, AC/DC.
2. Alejo Stivel 1. Like a Rolling Stone, Bob Dylan. 2. What’s Goin’ On, Marvin Gaye. 3. I’m Only Sleeping, The Beatles. 4. Beast of Burden, The Rolling Stones. 5. Sweet Baby James, James Taylor. 6. It Was a Very Good Year, Frank Sinatra. 7. Hey nineteen, Steely Dan. 8. Ojalá, Silvio Rodríguez. 9. Cerca de la revolución, Charly García. 10. All I want, Joni Mitchel.
3. Amaia Montero 1. Redemption Song, Bob Marley. 2. Angel, Robbie Williams. 3. Communication, The Cardigans. 4. Chiquitita, ABBA. 5. My Way, Frank Sinatra. 6. Creep, Radiohead. 7. Música es, Eros Ramazzotti. 8. In a Little While, U2. 9. Starman, David Bowie. 10. Here Comes the Sun, The Beatles.
4. Amaral 1. Helter Skelter, The Beatles. 2. Perfect Day, Lou Reed. 3. Rain, The Beatles. 4. Shine On, House of Love. 5. Just Like Heaven, The Cure. 6. Marquee Moon, Televisión. 7. No Surprises, Radiohead. 8. Behind Blue Eyes. The Who. 9. Venus in Furs, Velvet Underground. 10. Sorry Somehow, Hüsker Dü.
5. Ana Belén 1. Suspiros de España. 2. Aguas de marzo. Elis Regina & Tom Jobim. 3. Eleanor Rigby, The Beatles. 4. A Hard Day’s Night, The Beatles. 5. Over the Rainbow, Judy Garland. 6. I Say a Little Prayer, Aretha Flanklin. 7. Living for the City, Stevie Wonder. 8. What a Fool Believes, The Doobie Brothers. 9. The Look of Love, Burt Bacharach. 10. Summertime, Ella Fitzgerald.
6. Ana Torroja 1. A Horse with No Name, America. 2. Hoy no me puedo levantar, Mecano. 3. La cabalgata de las Valkirias, Wagner. 4. The Lamb Lies Down on Broadway, Genesis. 5. Angie, The Rolling Stones. 6. Mujer contra mujer, Mecano. 7. Purple Rain, Prince. 8. Why, Annie Lennox. 9. A contratiempo, B.Hayes (adapt. Ana Torroja/N.Yustas). 10. Like a Virgin, Madonna.
7. Andrés Calamaro 1. Stratocaster Boogie, Pappo´s Blues. 2. Laura va, Almendra. 3. Lazy, Deep Purple. 4. Free Bird, Lynyrd Skynyrd. 5. Every Time We Say Goodbye, Chet Baker. 6. Giant Steps, John Coltrane. 7. Sexy Sadie, The Beatles. 8. La última curda, Anibal Troilo & Homero Manzi. 9. Dirty Love, Frank Zappa & The Mothers. 10. San Diego Serenade, Tom Waits. 8. Andy Chango 1. El reino del revés, María Helena Walsh. 2. Pican pican los mosquitos, anónimo. 3. Gnossienne número 5, Erik Satie. 4. Canción para mi muerte, Charly García. 5. Muchacha ojos de papel, Luis Alberto Spinetta. 6. Walk on the Wild Side, Lou Reed. 7. Impromptus número 3, Schubert. 8. A Pamplona me voy (silbando bajito), Fernando Lupano. 9. Sympathy for the Devil, The Rolling Stones. 10. Love, John Lennon.
9. Antonio Carmona 1. Canastera, Camarón de la Isla. 2. Solo quiero caminar, Paco de Lucia. 3. Lo bueno y lo malo, Ray Heredia. 4. Mi pequeño tesoro, Presuntos Implicados. 5. La mia casa sei tu, Pino Daniele. 6. Indestructible, Ray Barreto. 7. Canusiro, Los Chichos. 8. Nos late fuerte, La Excepción. 9. El Quijote, KimiK. 10. Magerit, Marcos Vidal.
10. Antonio Vega 1. California Dreamin’, Mamas and the Papas. 2. International Geophysical Year, Donald Fagen. 3. His house, Her home, Squeeze. 4. All Good People, Yes. 5. Crazy, Seal. 6. Rocket Man, Elton John. 7. Starry Eyes, Records. 8. Disappearing, The Sinceros. 9. Hey Nineteen, Steely Dan. 10. Don’t Dream It’s Over, Crowded House.
11. Ariel Rot 1. God Only Knows, The Beach Boys. 2. Such a Night, Dr John. 3. Crosstown Traffic, Jimi Hendrix. 4. 50 Ways to Leave Your Lover, Paul Simon. 5. Laura va, Luis Alberto Spinetta. 6. Strawberry Fields Forever, The Beatles. 7. That’s Life, Fran Sinatra. 8. Gimme Shelter, The Rolling Stones. 9. Waterloo Sunset, The Kinks. 10. Like a Rolling Stone, Bob Dylan. 12. Astrud 1. There is a Light that Never Goes Out, The Smiths. 2. Babies, Pulp. 3. To Be of Use, Smog. 4. With Whom to Dance, The Magnetic Fields. 5. Nothing Can Stop Us, St. Etienne. 6. Dry Martín, Le Mans. 7. Ohio, Isabelle Adjani. 8. Just a Little Loving, Dusty Springfield. 9. Aguacate nena, Hello Cuca. 10. Radioacticity, Kraftwerk.
13. Aterciopelados 1. El Jinete, ("cantada por mi mamá"). 2. Vive tu vida, La pestilencia. 3. El Camión, Distrito Especial. 4. Necesito, Sui Generis. 5. Esperando nacer, Seru Giran. 6. Mapa de tu amor, Spinetta. 7. El temblor, Soda Stereo. 8. Ojalá, Silvio Rodríguez. 9 Plástico, Rubén Blades y Willie Colón. 10. Gracias a la vida, Mercedes Sosa.
14. Babasonicos 1. God Only Knows, The Beach Boys. 2. Three Steps to Heaven, Eddie Cochran. 3. You caught me smiling, Sly & the Family Stone. 4. Clown, The Hollies. 5. Move on Up, Curtis Mayfield. 6. Another Day, Roy Harper. 7. The Vist, T-Rex. 8. Caravan, Black Sabbath. 9. Desire, Talk Talk. 10. El pájaro vio el cielo y se voló, Auténticos Decadentes.
15. Barricada 1. Cum on Feel the Noise, Slade. 2. Can the Can, Suzi Quatro. 3. Ballroom Blitz, The Sweet. 4. Down Down, Status Quo. 5. Rock & Roll, Led Zeppelin. 6. Boys are Back in Town, Thin Lizzy. 7. Highway to Hell, AC/DC. 8. Radar Love, Golden Earring. 9. God Save the Queen, Sex Pistols. 10. Sin solución, Leño.
16 Bebe 1. Coco Güagüa, Enrique y Ana. 2. Que canten los niños, José Luis Perales. 3. El callejero, Alberto Cortez. 4. María, la portuguesa, Carlos Cano. 5. Four Seasons In One Day, Crowded House. 6. One, U2. 7. María de la O, Lola Flores. 8. Pasa la vida, Pata Negra. 9. El noveno cobarde, Ray Heredia. 10 Jesucristo García, Extremoduro.
17. Buika 1. Bolawari, ("nana que me cantaba mi mamá y mi abuela"). 2 My One and Only Love, Sting. 3. Zyriab, Paco de Lucía. 4. Mediterráneo, Joan Manuel Serrat. 5. Las ciudades, José Alfredo/Chavela Vargas. 6. Ne me quitte pas, Jacques Brel. 7. Se nos rompió el amor, Rocío Jurado. 8. Are You Going With Me, Path Metheny. 9. La boheme, Charles Aznavour. 10. Tú volverás, Javier Limón.
18. Bunbury 1. King Creole, Elvis Presley. 2. In My Life, The Beatles. 3. Rock´n´Roll Suicide, David Bowie. 4. La estatua del jardín botánico, Radio Futura. 5. Strange Fruit, Billie Holiday. 6. Hurricane, Bob Dylan. 7. Yesterday is Here, Tom Waits. 8. Cortez the Killer, Neil Young. 9. I´m So Lonsome I Could Cry, Hank Williams. 10. The Mercy Seat, Johnny Cash.
19. Burning 1. School's Out, Alice Cooper. 2. Inside Looking Out, Grand Funk Railroad. 3. Tumbling Dice, The Rolling Stones. 4. Free Bird, Lynyrd Skynyrd. 5 Stay With Me, Faces. 6. Ballroom Blizt, The Sweet. 7. The Soft Parade, The Doors. 8. Essence, Lucinda Williams. 9. Hot Love, T-Rex. 10. Sylvia’s Mother, Dr.Hook and the Medecine Show.
20. Camela 1. Como el agua, Camarón. 2. Bounce, Sara Connor. 3. Sea como sea, Los Chichos. 4. Los dos cogidos de la mano, Alejandro Sanz. 5. Corazón partío, Alejandro Sanz. 6. Money for Nothing, Dire Straits. 7. La pipa de Kif, Ketama. 8. Historias de amor, OKB. 9. Libre soy, Tijeritas. 10. Nada es para siempre. Luis Fonsi.
21. Carmen Linares 1. La Estrella, Enrique Morente. 2. Almoraima, Paco de Lucía. 3. La leyenda del tiempo, Camarón. 4. Mediterráneo, Joan Manuel Serrat. 5. Killing me Softly With his Song, Roberta Flack. 6. Gracias a la vida, Mercedes Sosa. 7. Suspiros de España, Concha Piquer. 8. Ne me quitte pas, Jacques Brel. 9. Yesterday, The Beatles. 10. These Boots are Made for Walking, Nancy Sinatra.
22. Celtas Cortos 1. Los mánagers, Pata Negra. 2. Have I Told you Lately, Van Morrison. 3. Matador, Fabulosos Cadillacs. 4. Fisherman Blues, The Waterboys. 5. Mala vida, Mano Negra. 6. Semilla Negra, Radio Futura. 7. Graceland, Paul Simon. 6. Ojalá, Silvio Rodríguez. 9. Círculos viciosos, La Mandrágora. 10. La leyenda del tiempo, Camarón de la Isla.
23. Chico Ocaña 1. La playa, Silvio y Luz Bel. 2. Money, Pink Floyd. 3. Castillos de arena, Camarón. 4. Estatuas de carne, José Larralde. 5. Crisis? What’s Crisis?, Supertramp. 6. Ausencia, Héctor Lavoe. 7. Yo te lo digo cantando, El Luis. 8. Jumpin’ Jack Flash, The Rolling Stones. 9. Tú me acostumbraste, Bambino. 10. Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, The Beatles.
24. Christina Rosenvinge 1. Simple Twist of Fate, Bob Dylan. 2. Famous Blue Raincoat, Leonard Cohen. 3. Do You Love Me?, Nick Cave. 4. Viens, Françoise Hardy. 5. Miss Otis Regrets, Cole Porter. 6. El ángel Simón, Nacho Vegas. 7. Like Someone in Love, Chet Baker. 8. Pink Moon, Nick Drake. 9. Ride of Me, PJ Harvey.
25. Coque Malla 1. Tumbling Dice, The Rolling Stones. 2. I Want You Back, Jackson 5. 3. Don't Stop Till You Get Enough, Michael Jackson. 4. Space Oddity, David Bowie. 5. Don’t Think Twice, It’s Alright, de Bob Dylan. 6. Help, The Beatles. 7. El rock del cayetano, Pata Negra. 8. Rehab, Amy Winehouse. 9. Canciones para el tiempo y la distancia, Iván Ferreiro. 10. Valentine, Richard Hawley.
26. Coti 1. Old Man, Neil Young. 2. O Estrangéiro, Caetano Veloso. 3. Free Falling, Tom Petty. 4. Muchacha ojos de papel, Spinetta. 5. Sueño con serpientes, Silvio Rodríguez. 6. Los mareados, Cobián y Cadicamo. 7. Los dinosaurios, Charly García. 8. Help, Beatles. 9. Wish You Were Here, Pink Floyd. 10. Lately, Stevie Wonder.
27. David Bisbal 1. Bailar pegados, Sergio Dalma. 2. Soy gitano, Camarón de la Isla. 3. Bailarás con alegría, Los Chichos. 4. Luna, Alameda. 5. Bad, Michael Jackson. 6. I Was Made for Lovin’ You Baby, Kiss. 7. Y si fuera ella, Alejandro Sanz. 8. Burbujas de amor, Juan Luis Guerra. 9. La historia de un amor, El Panameño (cantada por Luis Miguel). 10. Escándalo, Raphael.
28. De Pedro 1. A Day in the Life, The Beatles. 2. Yarabi, Lamine Konté. 3. What Goes on, Velvet Underground. 4. Dark Was the Night, Blind Willie Johnson. 5. Nuevo día, Lole y Manuel. 6. Sleepwalk, Santo & Johnny. 7. The Good Mr Square, The Pretty Things. 8. Celebration Day, Led Zeppelin. 9. Calle luna, calle sol, Hector Lavoe. 10. Acknowledgement, John Coltrane.
29. Deluxe 1. You´ve Got to Hide Your Love Away, The Beatles. 2. The Boxer, Simon & Garfunkel. 3. There is a Light that Never Goes Out, The Smiths. 4. Try a Little Tenderness, Otis Redding. 5. Caravan of Love, Housemartins. 6. Kozmic Blues, Janis Joplin. 7. Madame George, Van Morrison. 8. Luces Rojas, Los Flechazos. 9. New Polution, Beck. 10. Resurrección, El último de la fila.
30. Dover 1. I Saw Her Standing There, The Beatles. 2. Oh July, Los Diablos. 3. Eres tú, Mocedades. 4. I Want You Back, Jacksons 5. 5. You Shook Me All Night Long, AC/DC. 6. Brothers in Arms, Dire Straits, 7. Faith, George Michael. 8. Smells Like Teen Spirit, Nirvana. 9. Saints Around My Neck, Come. 10. New York City Cops, The Strokes.
31. Eduardo Bautista (Canarios) 1. A Change is Gonna Come, Sam Cooke. 2. Let it Be Me, Ray LaMontagne. 3. Ne me quitte pas, Jacques Brel. 4. Bridge Over Troubled Water, Simon & Garfunkel. 5. Like a Rolling Stone, Bob Dylan. 6. Sunshine of Your Love, Cream. 7. Solo pienso en ti, Víctor Manuel. 8. Yesterday, The Beatles. 9. Heartbreak Hotel, Elvis Presley. 10. Alfonsina y el mar, Mercedes Sosa.
32. El canto del loco 1. Guárdalo, Los Ronaldos. 2. Black Hole Sun, Soundgarden. 3. Estadio Azteca, Andrés Calamaro. 4. Kings of the Rodeo, Kings of Leon. 5. Alive, Pearl Jam. 6. Master of Puppets, Metallica. 7. L.A. Woman, The Doors. 8. Come As You Are, Nirvana. 9. El roce de tu cuerpo, Platero y tú. 10. Teenage Angst, Placebo.
33. Enrique Morente 1. El emigrante, Juanito Valderrama. 2. Vino amargo, Rafael Farina. 3. Catalina María Márquez, Porrina de Badajoz. 4. Soy Minero, Antonio Molina. 6. La Serrana, Pepe de la Matrona. 6. La toná grande, Pepe de la Matrona. 7. Te quise con locura, Don Antonio Chacón. 8. Palabras para Julia, Paco Ibáñez. 9. Summertime, George Gershwin. 10. Requiem de Luis Tomas de la Victoria.
34. Estopa 1. Pacto entre caballeros, Joaquín Sabina. 2. Deltoya, Extremoduro. 3. La historia de Juan Castillo, Los Chichos. 4. Mediterráneo, Joan Manuel Serrat. 5. Me quedo contigo, Los Chunguitos. 6. Congreso de ratones, La Polla Records. 7. Como el agua, Camarón. 8. Joaquín el necio, Albert Plá. 9. Mala vida, Mano Negra. 10. Celos, El Junco.
35. Facto de la fe y las flores azules 1. Il cielo in una stanza, Gino Paoli. 2. Be my Baby, The Ronettes. 3. Cançó d'amor, Lluis Llach. 4. Belle, Al Green. 5. By this River, Brian Eno. 6. In Between Days, The Cure. 7. Waiting Room, Fugazzi. 8. Book of Life, Common. 9. Quiromántico, Sr. Chinarro. 10. Manequin Hand Trapdoor I Reminder, Boom Bip.
36. Falete 1. Payaso, M. de Fernando (Falete). 2. S.O.S, Maite Martín (Falete). 3. Lo siento mi amor, Manuel Alejandro (Falete). 4. Puta Mentira, Manuel Alejandro (Falete). 5. Amor de hecho, Manuel Alejandro (Falete). 6. Señora, Manuel Alejandro (Falete). 7. Cinco farolas, Ochaita/Solano/A. Rodríguez (Falete). 8. La Salvaora, Leon/Quintero/Quiroga (Falete). 9. Pena, penita pena, Lola Flores.
37. Fangoria 1. Rock’n’Roll, Gary Glitter.2. Anarchy in the UK, Sex Pistols. 3. Starman, David Bowie. 4. Texas Chainsan Masacre, Ramones. 5. Carloine Says, Lou Reed. 6. Personality Crisis, New York Dolls. 7. Ballroom Blitz, The Sweet. 8. Hot Love, T-Rex. 9. Sugar Sugar, The Archies. 10. I Feel Love, Donna Summer.
38. Fran Fernández 1. She Loves You, The Beatles. 2. Can't Stop the Music, Village People. 3. The River, Bruce Springsteen. 4. Cadillac solitario, Loquillo y los Trogloditas. 5. Camarera de mi amor, Antonio Machín. 6. The Look of Love, Burt Bacharach. 7. Calle melancholia, Joaquín Sabina. 8. Twist del colegio, Parchís. 9. It's a Shame About Ray, The Lemonheads. 10. When Harpo Played His Harp, Jonathan Richman.
39. Fran T 1. Rebel Without a Pause, Public Enemy. 2. Jungle Kings, Jungle Kings. 3. Get the Bozack, EPMD. 4. Every Little Thing she Does is Magic, The Police. 5. Sing a Song, Mantronix. 6. Here Comes the Meterman, The Meters. 7. Funky Dreamer, James Brown. 8. Games Without Frontiers, Peter Gabriel. 9. La gran obra maestra, de Frank T. 10. Mensaje latino, BZN.
40. Hombres G 1. Ziggy Stardust, David Bowie. 2. Smoke On The Water, Deep Purple. 3. Roxane, The Police. 4. God Save the Queen, Sex Pistols. 5. Creep, Radiohead. 6. Smells Like Teen Spirit, Nirvana. 7. Me and Mrs Jones, versión Billy Paul. 8. Help, The Beatles. 9. Only You, Elvis Presley. 10. Sufre Mamón, Hombres G. 4
1. Iván Ferreiro 1. Cena recalentada, Golpes Bajos. 2. Septiembre, Los Enemigos. 3.Lucha de gigantes, Antonio Vega. 4. There is a Light that Never Goes Out, The Smiths. 5. The Whole of the Moon, The Waterboys. 6. Aviones plateados, El Último de la Fila. 7. Echo de menos, Kiko Veneno. 8. Reina de la noche, Miguel Ríos. 9. Love Song, The Cure. 10. Fake Plastic Trees, Radiohead.
42. Jaime Urrutia 1. California Dreamin’, The Mamas and The Papas. 2. La leyenda del tiempo, Camarón de la Isla. 3. Estando contigo, Marisol. 4. La Javanaise, Serge Gainsbourg. 5. ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?, Burning. 6. Light my Fire, The Doors. 7. Yo quiero ser mataor, Antonio Molina. 8. Dulce condena, Los Rodríguez. 9. Jumpin’ Jack Flash, The Rolling Stones. 10. Canción del Legionario.
43. Jarabedepalo 1. Piccolissima Serenata, Renato Carosone. 2. Alegría de vivir, Ray Heredia. 3.Twist and Shout, The Beatles. 4. Kaya, Bob Marley. 5. My way, Sex Pistols. 6. Heroes, David Bowie. 7. Una décima de segundo, Antonio Vega. 8.Waiting on a friend, The Rolling Stones. 9. The Hole of the Moon, The Waterboys. 10. How Can you Want Him (when you know you could have me), Spin Doctors.
44. Jaume Sisa 1. Water, Incredible Street Band. 2. L’Animale, Franco Battiato. 3. L’home que ens roba les novies, Albert Plá. 4. Blowin’ in the Wind, Bob Dylan. 5. Twist and Shout, The Beatles. 6. Su primera comunión, Juanito Valderrama. 7. Blueberry Hill, Fats Domino. 8. Chau no va más, Roberto Goyeneche. 9. Taxista, Pau Riba. 10. Le déserteur, Boris Vian
45. Joaquín Sabina. 1. Knocking On Heaven’s Door, Bob Dylan. 2. Que te vaya bonito, José Alfredo Jiménez. 3. Les trompettes de la renommée, Georges Brassens. 4. Construçao, Chico Buarque. 5. Chelsea Hotel, Leonard Cohen. 6. Malena, cantada por Goyeneche. 7. Playa Girón, Silvio Rodríguez. Il ragazzo Della via Gluck, Adriano Celentano. 9. Mediterráneo, Joan Manuel Serrat. 10. La flor de la canela, Chabuca Granda.
46. Jorge drexler. 1. Eu quero ter um milhão de amigos, Roberto Carlos. 2. Help, ayúdame, Tony Ronald. 3. Julia, John Lennon. 4. Los olímpicos, Jaime Roos. 5. El tiempo está después, Fernando Cabrera. 6. Chega de saudade, Antonio Carlos Jobim/Vinícius de Moraes. 7. Guitarra negra, Alfredo Zitarrosa. 8. La mama vieja, Eduardo Mateo. 9. Volando voy, Kiko Veneno. 10. Haiti, Caetano Veloso y Gilberto Gil.
47. Josele Santiago. 1. Dusty Broom, Elmore James. 2. Shaking All Over, Freddie Heath. 3 That’ll Be The Day, Allison, Holly & Petty. 4 Maybelline, Chuck Berry. 5 Superstition, Stevie Wonder. 6 Ain’t Misbehaving, Fats Waller. 7. Sunny Afternoon, Ray Davies. 8. Short People, Randy Newman. 9. Search and Destroy, Pop & Williamson. 10. In my life, John Lennon & Paul McCartney.
48. José María Granados (Mamá). 1. All Day And All Of The Night, The Kinks. 2. Ruby Tuesday, Rolling Stones. 3. Like a Rolling Stone, Bob Dylan. 4. Lucy In The Sky With Diamonds, The Beatles. 5. Sábado a la noche, Moris. 6. La muchachita, Kiko Veneno. 7. Linda Prima, Solera. 8. Refranes, Vainica Doble. 9. Towers of London, XTC. 10. Oliver’s Army, Elvis Costello.
49. Kepa Junquera. 1. Itsasoan Doanian, León, Fasio eta Maurizia. 2. Euskal Herrian Euskaraz, Oskorri. 3. Nere Heriko Neskatxa Maite, Benito Lertxundi. 4. Txoria Txori, Mikel Laboa. 5. Libertando, Astor Piazzolla. 6. Ojalá, Silvio Rodríguez. 7. Offramp, Pat Metheny. 8. Michelle, Beatles. 9. Variaciones Goldberg, Bach. 10. Whatever You Want to Live, Status Quo.
50. Kiko Veneno. 1. Aquellos duros antiguos, tanguillo gaditano. 2. Ansiedad, Nat King Cole. 3. Twist And Shout, The Beatles. 4. Mejor, Los Brincos. 5. Una lágrima cayó en la arena, Peret. 6. All Along The Watchtower, Jimi Hendrix. 7. Subterranean Homesick Blues, Bob Dylan. 8. Soleá, Fernanda de Utrera. 9 Entre dos aguas, Paco de Lucía. 10 In a Silent Way, Miles Davis.
51. La Buena Vida (Iranzu Valencia). 1. Space Oddity, David Bowie. 2. Orange Skies, Love. 3. Malos tiempos para la lírica, Golpes Bajos. 4. Mercy, Mercy Me, Marvin Gaye. 5. A Cannes, Carlos Berlanga. 6. Militar, Sr. Chinarro. 7. Rip it out, Orange Juice. 8. Ma Solitude, Georges Moustaki. 9. Things Behind The Sun, Nick Drake. 10. Línea 1, Los Planetas.
52. La Cabra Mecánica (Lichis). 1. Romance de Curro El Palmo, Joan Manuel Serrat. 2. „Round Midnight, Thelonius Monk. 3. Something, George Harrison. 4. You Can‟t Always Get What You Want, The Rolling Stones. 5. Suzane, Leonard Cohen. 6. Forever Young, Bob Dylan. 7. I Say A Little Pray For You, Aretha Franklin. 8. El Jorn des Miserables, Lluis Llach. 9. Lobo López, Kiko Veneno. 10. Em Dius Que El Nostre Amor... , Joan Vergés y Jordi Soler.
53. La Casa Azul (Guille Milkyway). 1. (Can you tell me how to get to) Sesame Street, Joe Raposo. 2. The World's Spinning At 45 R.P.M, Pizzicato Five. 3. Twilight, Electric Light Orchestra. 4. BSO de la serie Los Cinco (The famous five). 5. Love So Fine, Roger Nichols & The Small Circle of Friends. 6. Help, The Beatles. 7. Per Sant Joan, Joan Manuel Serrat. 8. Punk boy, Helen Love. 9. Make Your Own Kind Of Music, Mama Cass Elliott. 10. Passport To The Future, Jean Jacques Perrey.
54. La Guardia (Manuel España). 1. (Just like) Starting Over, John Lennon. 2. The Killing Moon, Echo & The Bunnymen. 3. Dark Road, Richard Hawley. 4. En la luna yo estoy, Tequila. 5. A Face in the Crowd, Tom Petty. 6. Everybody’s talking, Harry Nilsson. 7. New kid in town, Eagles. 8. Handle with Care, Travelling Wilburys. 9. I Fall To Pieces, Patsy Cline. 10. No es extraño que tú estés loca por mí, Burning.
55. La habitación roja. 1. Strawberry Fields Forever, The Beatles. 2. Boys Don’t Cry, The Cure. 3. Heaven Knows I’m miserable now, The Smiths. 4. Semilla negra, Radio Futura. 5. Amenazas, La dama se esconde. 6. Fall on me, R.E.M. 7. Made of stone, The Stone Roses. 8. Smells Like Teen Spirit, Nirvana. 9. Fake Plastic Trees, Radiohead. 10. The Drugs don’t work, The Verve.
56. La Oreja de Van Gogh. 1. Smells Like Teen Spirits, Nirvana. 2. Un ramito de violetas, Cecilia. 3. Por qué te vas, Jeanette. 4. En algún lugar, Duncan Dhu. 5. Camino Soria, Gabinete Caligari. 6. The Man Who Sold The World, David Bowie. 7. Losing My Religion, R.E.M. 8. With or Without You, U2. 9. Creep, Radiohead. 10. Where Is My Mind, Pixies.
57. Loquillo. 1. Volver, Carlos Gardel. 2. King Creole, Elvis Presley. 3. I Am a Rock, Paul Simon. 4. Sunday Morning, The Velvet Underground. 5. Days of Decision, Phil Ochs. 6. Spanish Troll, Mink DeVille. 7. One For My Baby (And One More For The Road), Frank Sinatra. 8. Les Feuilles Mortes, Yves Montand. 9. Killing Moon, Echo and The Bunymen. 10. To Beat The Devil, Kris Kristofferson.
58. Lori Meyers. 1. God Only Knows, Beach Boys. 2. Pretty Ballerina, Left Banke. 3. Drain You, Nirvana. 4. Sr. Troncoso, Triana. 5. No estoy contento, Los Angeles. 6. I Can’t Explain, The Who. 7. Todo de Phill Spector. 8. Surrender, Cheap Trick. 9. Shake Some Action, Flamin‟ Groovies. 10. Brass Buttons, Gram Parsons.
59. Los Delinqüentes. 1. Help, The Beatles. 2. Strawberry Fields Forever, The Beatles. 3. Sunshine Of Your Love, Cream. 4. Fire, Jimi Hendrix. 5. Shine On You Crazy Diamond, Pink Floyd. 6. El Lago, Triana. 7. La leyenda del tiempo, Camarón. 8. Los Delincuentes, Kiko Veneno. 9. El rock del Cayetano, Pata Negra. 10. La Cachimba, Chichos.
60. Los Ilegales. 1. Black Is Black, Los Bravos. 2. Get On Your Knees, Los Canarios. 3. La trilogía, Lone Star. 4. Trouble, Elvis Presley. 5. Tutti Frutti, Little Richard. 6. Help, The Beatles. 7. Apache, The Shadows. 8. Fortunate Song, Creedence Clearwater Revival. 9. Back Side Of The Moon, Pink Floyd. 10. Evil Woman, Crow.
61. Los Planetas. 1. Before We Begin, Broadcast. 2. Don’t Fear The Reaper, Blue Oyster Cult. 3. The Mental Traveller, David Axelrod. 4. No Class, Motorhead. 5. The Century Window, Patti Onion. 6. Starry Eyes, Roky Erickson. 7. Parachute, The Pretty Things. 8. Heartbeat City, The Cars. 9. Good Evening, The Tickle. 10. House With No Door, Van Der Graaf Generator.
62. Los Suaves. 1. Till The End Of The Day, The Kinks. 2. Rockin' In The Free World, Neil Young. 3. Hey Joe, Jimi Hendrix. 4. Whiskey in the jar, Thin Lizzy. 5. Kill the King, Rainbow. 6. Panama, Van Halen. 7. Sultans Of Swing, Dire Straits. 8. Allways With Me, Allways With You, Joe Satriani. 9. Wrathchild, Iron Maiden. 10. The Mule, Deep Purple.
63. Love of Lesbian. 1. Friday I’m In Love, The Cure. 2. Wonderwall, Oasis. 3. Be Aggressive. Faith No More. 4. One Of Us Must Know (Sooner Or Later), Bob Dylan. 5. Love Will Tear Us Apart, Joy Division. 6. Tunic (Song For Karen), Sonic Youth. 7. Wish You Were Here, Pink Floyd. 8. Pride (In The Name Of Love), U2. 9. Heroes, David Bowie. 10. My Name Is Luka, Suzanne Vega.
64. Luis Fonsi. 1. Hasta que me olvides, Luis Miguel. 2. Yesterday, The Beatles. 3. Estrellitas y duendes, Juan Luis Guerra. 4. Billie Jean, Michael Jackson. 5. Faithfully, Journey. 6. Perdóname, Camilo Sesto. 7. Déjame llorar, Ricardo Montaner. 8. Overjoyed, Stevie Wonder. 9. Where The Streets Have No Name, U2. 10. Para vivir, Pablo Milanés.
65. M Clan. 1. Whole Lotta Love, Led Zeppelin. 2. Highway To Hell, AC/DC. 3. Crazy Feeling, Lou Reed. 4. Bienvenidos, Miguel Ríos. 5. A Hard Day´s Night, The Beatles. 6. Start Me Up, The Rolling Stones. 7. Hard To Handle, The Black Crowes. 8. Ol’ 55, Tom Waits. 9. There Is A Town, Nick Cave. 10. Me vuelvo loco, Tequila.
66. Dani Macaco. 1. Sun Is Shining, Bob Marley. 2. Pedro Navaja, Rubén Blades. 3. Time, Prince. 4. Higher Ground, Stevie Wonder. 5. Lo bueno, lo malo, Ray Heredia. 6. Se fuerza la máquina, Gato Pérez. 7. Come Together, The Beatles. 8. So What‟cha Want, Beastie Boys. 9. Volando voy, Camarón. 10. El cantante, Héctor Lavoe.
67. Mago de Oz. 1. Vamos a Pamplona, Luis Aguilé. 2. El reloj, Lucho Gatica. 3. Por una cabeza, Carlos Gardel. 4. Don Samuel Jazmín, Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán. 5. Touch Too Much, AC/DC. 6. Hallowed Be Thy Name, Iron Maiden. 7. Highway Star, Deep Purple. 8. Stargazer, Rainbow. 9. Bohemian Rhapsdy, Queen. 10. JR, Pepe da Rosa.
68. Mala Rodríguez. 1. My Lovin‟, En Vogue. 2. Rebirth Of Slick (Cool Like Dat), Digable Planets. 3. Very Special, Daddy Kane feat Spinderella. 4. Wicked, Ice Cube. 5. Ex Factor, Lauryn Hill. 6. Big Poppa, Notorius B. I. G. 7. This Can‟t Be Life, Jay Z feat Scarface and Beanie Sigel. 8. Put Your Hands Where My Eyes Can See, Busta Rhymes. 9. Street Talking, Slick Rick. 10. Col Blooded, Ol Dirty Bastard.
69. Marta Sánchez. 1. Tainted Love, Soft Cell. 2. Whole Lotta Love, Led Zeppelin. 3. Alive and Kicking, Simple Minds. 4. Sweet Dreams, Eurythmics. 5. Enjoy The Silence, Depeche Mode. 6. El sitio de mi recreo, Antonio Vega. 7. Crazy, Seal. 8. I will Survive, Gloria Gaynor. 9. Apparently Nothing, Young Disciplines. 10. Viva La Vida, Cold Play.
70. Martirio. 1. Ne me quitte pas, Jacques Brel. 2. My Funny Valentine, Chet Baker. 3. Volando voy, Kiko Veneno. 4. La bien pagá, Miguel de Molina. 5. Imagine, John Lennon. 6. Volver, Carlos Gardel y A. Lepera. 7. La flor de Estambul, Javier Ruibal. 8. Cómo fue, Benny Moré. 9. Canción del elegido, Silvio Rodríguez. 10. Insensatez, Vinicius da Moraes y Jobim.
71. Melendi. 1. Evaristo, Extremoduro. 2. La chispa adecuada, Héroes del silencio. 3. Asturias, patria querida, Víctor Manuel. 4. Princesa, Joaquín Sabina. 5. Sangre española, Manolo Tena. 6. Flaca, Andrés Calamaro. 7. Mi amor propio, Ismael Serrano. 8. Libertad, Belo y los susodichos. 9. Final Count Down, Europe. 10. Eye of the tiger, Survivor.
72. Miki (Miki y los Tonys) 1. Trouble, Elvis Presley. 2. Don't Let Me Be Misunderstood, The Animals. 3. You Really Got me. The Kinks. 4. I Got a Woman, Ray Charles. 5. You've Lost That Lovin' Feelin', The Righteous Brothers. 6. Unchained My Heart. Trini Lopez. 7. Everybody Needs Somebody to Love, Blues Brothers. 8. La chica de Ayer, Nacha Pop. 9. L’Estaca, Lluis Llach. 10. I Wanna Hold you Hand, The Beatles.
73. Mikel Erentxun. 1. That‟s All Right, Elvis Presley. 2. A Day In A Life, The Beatles. 3. Runaway Boys, Stray Cats. 4. Cuatro Rosas, Gabinete Caligari. 5. Rattlesnakes, Lloyd Col & The Conmotions. 6. New Year‟s Day, U2. 7. There Is A Light That Never Goes Out, The Smiths. 8. New York New York, Ryan Adams. 9. A Shot In The Arm, Wilco. 10. Sex On Fire, Kings Of Leon.
74. Miqui Puig. 1. There‟s What She Likes, Dexy‟s Midnight Runners. 2. Fenomenal, BB Sin Sed. 3. Just Like Honey, The Jesus & Mary Chain. 4. This Is The Day, The The. 5. Under My Thumb, The Rolling Stones. 6. Cuatro rosas, Gabinete Caligari. 7. It‟s Torture, Maxine Brown. 8. Coristes i numismatics, Jaume Sisa. 9. Going Underground, The Jam. 10. Soy así, Los Salvajes.
75. Muchachito Bombo Infierno. 1. Wild Saxophone, Stray Cats,. 2. Si tu si yo, Kiko Veneno. 3. Pasa la vida, Pata Negra. 5. Gitanitos y morenos, Gato Pérez. 6. One Bourbon, One Scotch, One Beer, George Thorogood. 7. Mambo n. 5, Pérez Prado. 8. La quiero a morir, Manzanita. 9. Under My Skin, Frank Sinatra. 10. Belén, Peret.
76. Nach. 1. A Change Is Gonna Come, Sam Cooke. 2. Life‟s A Bitch, Nas. 3. Can It Be All So Simple, Wu Tan Clan. 4. All In Love Is Fair, Stevie Wonder. 5. Ojalá, Silvio Rodríguez. 6. Nes Sus La Mente Etoile, IAM. 7. La Boheme, Charles Aznavou. 8. Memories Live, Talib Kweli. 9. Propaganda, Dead Prez. 10. Heavenly Divine, Jedi Mind Tricks.
77. Nena Daconte. 1. God Only Knows, The Beach Boys. 2. Cambio de planes, Enrique Urquijo. 3. Wonderful Tonight, Eric Clapton. 4. In A Lonely Place, The Smithereens & Suzanne Vega. 5. Everybody Hurts, R.E.M. 6. Rock And Roll All Nite, Kiss. 7. Battery, Metallica. 8. If You Have To Ask, Red Hot Chili Peppers. 9. Paranoid Android, Radiohead. 10. Over The Rainbow, Judy Garland.
78. Niña Pastori. 1. Como el agua, Camarón de la Isla. 2. Canción de amor, Paco de Lucía. 3. Bohemio, Potito. 4. Chupendi, Ketama. 5. Quiero estar solo, Jeros. 6. Capricho de mujer, Niña Pastori. 7. Sebastián, Rubén Blades. 8. Aquel que había muerto, Vico C. 9. Regálame la silla donde te esperé, Alejandro Sanz. 10. Como si el destino, Pancho Céspedes.
79. Pablo Carbonell. 1. Mi barba tiene tres pelos, de Miliki. 2. Mi carro, de Manolo Escobar. 3. Yo soy aquel, de Raphael. 4. Strangers In The Night, Frank Sinatra. 5. Bridge Over Troubled Water, Simon & Garfunkel. 6. I Am The Walrus, The Beatles. 7. Los delincuentes, Kiko Veneno. 8. La leyenda del tiempo, Camarón de la Isla. 9. Broken Hearts Are For Assholes, de Franz Zappa. 10. Novocaine For The Soul, Eels.
80. Pedro Guerra. 1. Ne me quitte pas, Jacques Brel. 2. Esta canción, Silvio Rodríguez. 3. Strawberry Fields Forever, The Beatles. 4. Noche de ronda, Agustín Lara. 5. Volver, Carlos Gardel. 6. If You See Her Say Hello, Bob Dylan. 7. Meu bem meu mal, Caetano Veloso. 8. La gloria eres tú, José Antonio Méndez. 9. Tumbas de la gloria, Fito Páez. 10. After You Who, Cole Porter.
81. Peret. 1. La niña de fuego, Manolo Caracol. 2. De Santiago a Santa Ana, Terremoto de Jerez. 3. Pena, tristeza y dolor, Los Amaya. 4. Strangers In The Night, Frank Sinatra. 5. Fever, Elvis Presley. 6. Mambo n. 5, Pérez Prado. 7. La mama, Charles Aznavour. 8. Mediterráneo, Joan Manuel Serrat. 9. Algo de mí, Camilo Sesto. 10. The Bodyguard, Whitney Houston.
82. Porta. 1. Infinite, Eminem. 2. Gangster del amor, Kase O. 3. Desfase, CPV (Club de los poetas violentos). 4. Staring At The Sun, Offspring. 5. Máximo exponente, Violadores del verso. 6. Yo vi llover, Leyenda Urbana. 7. Stan, Eminem. 8. Basado en hechos reales, Nach. 9. Aquel chico, Desterrados. 10. Ciudad maravillosa, Magnatiz.
83. Quique González. 1. Don‟t Think Twice, It‟s All Right, Bob Dylan. 2. The Healing Game, Van Morrison. 3. El sitio de mi recreo, Antonio Vega. 4. La casa cuartel, Kiko Veneno. 5. Honky Tonk Woman, Rolling Stones. 6. Thunder Road, Bruce Springsteen. 8. Crímenes perfectos, Andrés Calamaro. 9. Old ' 55, Tom Waits. 10. Calle Melancolía, Joaquin Sabina.
84. Ramoncín. 1. Help, The Beatles. 2. Blowin‟ In The Wind, Bob Dylan. 3. American Pie, Don McLean. 4. Get On Your Knees, Canarios. 5. Nadie te quiere ya, Los Brincos. 6. Meeting Across The River, Bruce Springsteen. 7. The End, The Doors. 8. Jim Dinamita, Burning. 9. Heroin, Lou Reed. 10. God Save The Queen, Sex Pistols.
85. Raphael. 1. Que nadie sepa mi sufrir, La Foule. 2. Non, je ne regrette rien, Edith Piaf. 3. Ne me quitte pas, Jacques Brel. 4. Fever. 5. Stand By Me, Ben E. King. 6. Et maintenant, Gilbert Becaud. 7. Yesterday, The Beatles. 8. Gracias a la vida, Mercedes Sosa. 9. All By Myself, Tom Jones. 10. That‟s Life, Frank Sinatra.
86. Remate. 1. Power And Glory, Lou Reed. 2. Joy Without Pleasure, Daniel Johnston. 3. Agnes Queen Of Sorrow, Palace Songs, Hope. 4. Don‟t Let Me Down, The Beatles. 5. I Hope That I Don‟t Fall In Love With You, Tom Waits. 6. (Nothing But) Flowers, de Talking Heads. 7. When Doves Dry, Prince. 8. Most Of The Time, Bob Dylan. 9. Havalina, Pixies. 10. Tin Machine, Tin Machine.
87. Rosendo. 1. A Hard Day‟s Night, The Beatles. 2. The pusher, Steppenwolf. 3. Paint it black, Rolling Stones. 4. Black Sabbath, Black Sabbath. 5. White room, Cream. 6. I Talk To The Wind, King Crimson. 7. Psycho Killer, Talking Heads. 8. Shine On You Crazy Diamond, Pink Floyd. 9. Shadow play, Rory Gallagher. 10. Excuse me Mr., Ben Harper.
88. Russian Red. 1. I Can't Help Myself, The Four Tops. 2. Rocky Racoon, The Beatles. 3. Sleep Walk, Santo & Johnny. 4. La Foule, Edith Piaf. 5. Les Comédians, Charles Aznavour. 6. Sweet Jane, The Velvet Underground. 7. Blue Moon, Cowboy Junkies. 8. For What Is Worth, Buffalo Springfield. 9. Clinically Dead, Chad Van Gaalen. 10. New Slang, The Shins.
89. Sabino Méndez. 1. Spanish Stroll, Mink DeVille. 2. London Calling, The Clash. 3. Rock‟n‟roll, The Velvet Undeground. 4. El cabaret galactic, Jaume Sisa. 5. E ti vengo a cercare, Franco Battiato. 6. L‟eau a la bouche, Serge Gainsbourg. 7. Un gelato al limón,
Paolo Conte. 8. Seducción, Burning. 9. Me quedo contigo, Los Chunguitos. 10. I got the blues, The Rolling Stones.
90. Sex Museum (Fernando Pardo). 1. Atlantis, The Shadows. 2. Monday, The Jam. 3. Eye of the Storm, SRC. 4. Absolutely Positively, The Music Machine. 5. Face to Face, Code Blue. 6. Guitar Man, Bread. 7. Faster And Louder, The Dictators. 8. Up Against The Wall, Tom Robinson Band. 9. Wichita Lineman, Glen Campbell. 10. Shangrila, The Kinks.
91. Sidonie. 1. Rain, The Beatles. 2. Make It Easy On Yourself, The Walker Brothers. 3. What‟s Going On, Marvin Gaye. 4. This Time Tomorrow, The Kinks. 5. Mediterráneo, Joan Manuel Serrat. 6. Life On Mars, David Bowie. 7. El día del padre, Egon Soda. 8. Do Right Woman, Do Right Man, The Flying Burrito Brothers. 9. God Only Knows, The Beach Boys. 10. Happy, The Rolling Stones.
92. Siniestro Total (Julián Hernández). 1. Long Distance Call, Muddy Waters. 2. Cat Foot, King Crimson. 3. Days, Kinks. 4. Marieta, Javier Krahe. 5. Necrosis en la polla, Esplendor geométrico. 6. Our House, Madness. 7. Boogie Chillen', John Lee Hooker. 8. No me gusta el rock, La romántica banda local. 9. Watching The Detectives, Elvis Costello. 10. Heart Of The Country, Paul McCartney.
93. Sole Giménez. 1. Malos tiempos para la lírica, Golpes Bajos. 2. Aquellas pequeñas cosas, Joan Manuel Serrat. 3. Escuela de calor, Radio Futura. 4. What‟s Going On, Marvin Gaye. 5. La vie en rose, Edith Piaf. 6. You Are The Sunshine Of My Life, Steve Wonder. 7. Purple Rain, Prince. 8. Sweet Love, Anita Baker. 9. Eu sei que vou te amar, cantada por Elis Regina de Vinicius de Moraes y Tom Jobim. 10. The man I love, George Gershwin, cantada por Billie Holliday o Ella Fitzgerald.
94. Sr. Chinarro. 1. La estatua del jardín botánico, Radio Futura. 2. Lobo hombre en París, La Unión. 3. Bigmouth strikes again, The Smiths. 4. In Between Days, The Cure. 5. Regret, New Order. 6. D, Codeine. 7. Grace cathedral park, Red House Painters. 8. I was a stranger, Smog. 9. Obstacle 1, Interpol. 10. She‟s Still Suffering, Cass McCombs.
95. The Sunday Drivers. 1. On My Mind, The Sunday Drivers. 2. A Hard Day's Night, The Beatles. 3. Supersonic, Oasis. 4. Strychnine, The Sonics. 5. Substitute, The Who. 6. Brains Collapse, El inquilino comunista. 6. Your Love Is The Place Where I Come From, Teenage Fanclub. 7. De viaje, Los Planetas. 8. I Am The Resurrection, Stone Roses. 9. Talk About The Passion, R.E.M.10. Psycho Killer, Talking Heads.
96. Tote King. 1. Fortunate Song, Creedence Clearwater Revival. 2. It, Prince. 3. Seek & Destroy, Metallica. 4. You Know you know, John Macaulay. 5. Love Me Do, Beatles. 6. Highway Star, Deep Purple. 7. Round About Mightnight, Thelonious Monk. 8. Manifesto, Talib Kweli. 9. Conection, The Rolling Stones. 10. Superman Lover, Johnny „Guitar‟ Watson.
97. La Unión. 1. Ashes To Ashes, David Bowie. 2. Abc, Jackson Five. 3. Message In A Bottle, The Police. 4. I Don‟t Know How To Love Him, Jesucristo Superstar. 5. Jamming, Bob Marley. 6. Hey Jude, The Beatles. 7. Black Is Black, Los Bravos. 8. Bailando, Alaska y los Pegamoides. 9. Vienna, Ultravox. 10. Más allá, Pablo Milanés.
98. Vetusta Morla. 1. It‟s The End Of The World As We Know It, REM. 2. Cum On Feel The Noise, Slade. 3. A Day In The Life, The Beatles. 4. Thunder Road, Bruce Springsteen. 5. You Know Who I Am, Leonard Cohen. 6. Sweet Jane, Lou Reed. 7. Gone, The Black Crowes. 8. Romance del amargo, Camarón. 9. First day of my life, Bright Eyes. 10. Postcards from Italy, Beirut.
99. Víctor Manuel. 1. Ballade a Sylvie, Leny Escudero. 2. Bon anniversaire, Charles Aznavour. 3. Tatuaje, Concha Piquer. 4. Girl, The Beatles. 5. Ne me quitte pas, Jacques Brel. 6. Sapore di sale, Gino Paoli. 7. Desafinado, Tom Jobim. 8. El caballo blanco, Jose Alfredo Jiménez. 9. Chega de saudade, Joao Gilberto. 10. Preguntitas sobre Dios, Atahualpa Yupanqui.
100. Violadores del verso (Kase O). 1. Funky Cold Medina, Tone Loc. 2. The Way You Make Me Feel, Michael Jackson. 3. I Just Called To Say I Love You, Stevie Wonder. 4. Un toque del Diablo, Gangsta Squad. 5. Loser, Beck. 6. Woman, Portishead. 7. Aquí no hay playa, The Refrescos. 8. Guerrillas in tha mist, Lench Mob. 9. Final Countdown, Europe. 10. Pavo Real, José Luis Rodríguez El Puma.