13 jun. 2010

Poeta de aquí y ahora

Poetas de aquí y ahora
JESÚS RUIZ MANTILLA
Publicado en El País Semanal, 13/06/2010
La poesía tiene su tiempo. El de la crisis es creativo. Una brillante generación de jóvenes poetas ha tomado el relevo de la palabra. Son curiosos, ambiciosos y eclécticos. Esta es la gran primera hornada del siglo XXI en España.
Entre las musas, el aire, las preguntas y los laberintos del lenguaje van encontrando sitio. Los poetas de ahora en España, los más jóvenes prestidigitadores de la palabra son eclécticos, vivos, atentos y comunicativos. Han logrado una brecha generacional y tienen muchas cosas que contarnos sobre este mundo en crisis... Aunque no precisamente creativa.
Nacieron entre finales de los sesenta y principios de los ochenta. Es decir, se han criado en democracia. Han leído con voracidad. Han viajado como nunca una generación literaria lo hizo antes en su propio país. Son poetas globales, urbanos, directos y en permanente conexión. Aman el placer y escupen contra el mundo a partes iguales. Se indignan y también se ríen de lo que les rodea. Cantan al amor y a la pérdida. Subliman el sexo y la filosofía. No predominan hombres sobre mujeres. Han roto a conciencia con una tradición de raíz española y se echan en brazos de referentes americanos del norte y el sur, africanos, asiáticos o europeos.
Buscan una voz propia: algunos ya la han hallado. "Hemos de encontrar una rareza, eso está claro", comenta el catalán Lorenzo Plana (Lleida, 1965). Mientras tanto, no desprecian ninguna tendencia: simplemente eligen la que más les satisface sin retirar el saludo a quien se adentra en la contraria. Viven tanto de la experiencia y la aventura como del pensamiento reflexivo y bien cuajado. La calle y la meditación de altura a partes iguales les definen. Pero también, sin complejos, la cultura de masas, el rock and roll, las lecturas masivas, el cine e Internet.
Varias antologías ya les ponen en relieve. Las editoriales especializadas -Visor, Hiperión, DVD o Renacimiento- y otras mayores como Tusquets, Pre-Textos o El Acantilado les dan cobijo. Los críticos tratan de bautizarlos, pero es difícil. Precisamente por su variedad, por su riqueza. Juegan al perro y al gato con las etiquetas. Si alguna les puede venir bien es la de generación del 2000, que adelanta Luis Antonio de Villena en la antología que ha publicado sobre ellos y que se titula La inteligencia y el hacha (Visor). Pero no es el único estudio que ha aparecido recientemente sobre este grupo. También está el más que polémico Poetas y poéticas para la España del siglo XXI, de Rafael Morales Barba, u otros anteriores que concitan más elogios, como Cambio de siglo, de Domingo Sánchez Mesa, o ahora el reciente Mejorando lo presente, del peruano Martín Rodríguez Gaona.
En ellos están varios de los mejores, aunque nunca llueve a gusto de todos y las ausencias o las elecciones de uno u otro signo no hacen sino acentuar esa sensación de variedad. En el caso del trabajo de Villena, entre el mayor de los seleccionados, Juan Antonio González Iglesias (Salamanca, 1964) y el menor, David Leo García (Málaga, 1988) se expande un abanico de simbolistas, poetas de la experiencia, surrealistas, barrocos o amantes del haiku. Tratan de estirar y agrandar el conceptismo y el culteranismo, las infinitas fronteras entre Góngora y Quevedo, pero sin sacar la navaja.
"Se ha producido un corte estético muy grande. Estos poetas han roto con la predominante poesía de la experiencia que cultivaba la generación de los ochenta, con ese realismo meditativo, y han explorado otros caminos", asegura Villena. Tampoco es una renuncia a ese realismo. Pero nace con otra mirada. Mucho más lejana a los compromisos de aquella naciente democracia que debían preservar sus hermanos mayores de la generación de los ochenta, entre los que andan Luis García Montero, Benjamín Prado, Felipe Benítez Reyes, Carlos Marzal, Julio Llamazares, Blanca Andreu... O antes los novísimos, entre los que se encuentra el propio Villena.
Ellos, a priori, no renuncian a ninguno de los dos, como indica Javier Rodríguez Marcos (Nuñomoral, Cáceres, 1970), uno de los más brillantes exponentes de la nueva generación: "Por primera vez no hemos sentido necesidad de matar al padre (la poesía de la experiencia) o reivindicar al abuelo (los novísimos). Esa transición pacífica se da porque no han existido banderas, ni escuelas, ni facciones enfrentadas. No hemos declarado ninguna guerra literaria".
Más bien al contrario, en un mundo cada vez más ajeno a las purezas, han decidido aliarse con varias tradiciones y salvar la poesía como oficio de excelencia. Tal vez porque el mundo en el que viven merece serios correctivos: "La sociedad es burda", asegura Plana. "Es grosera", añade Antonio Lucas (Madrid, 1975).
Los rasgos comunes son varios y les dan carácter como generación. A un maestro como José Manuel Caballero Bonald, que les sigue, les alienta y a quien se puede encontrar a veces codo con codo con muchos de ellos, le resultan valientes y distintos: "En conjunto, me llama la atención que hayan renunciado a los cánones del realismo. Han inventado un nuevo simbolismo y eso me hace pensar que van a ocurrir cosas importantes", asegura el poeta jerezano. "Una de sus escuelas consiste precisamente en la ausencia de las mismas. Viven una variedad saludable. Pero lo más destacable es, repito, esa búsqueda simbolista a través de materiales del pasado como el surrealismo".
Villena apunta otros rasgos más generales: "Dominan el lenguaje. Conocen el oficio, aunque la mayoría no han encontrado una voz propia todavía. Eso se debe a que la propia pluralidad, la variedad imperante les hace mucho más difícil definirse que a otros grupos anteriores. Han construido una cáscara muy bien forjada, pero la mayoría no la han roto aún", comenta el antólogo. "Les falta un referente estético. Que se haya publicado a tantos jóvenes ha ocasionado una falta de rigor. Por eso, quizá, todavía carezcan de un libro de referencia, una bandera como fue en su día para los de los ochenta Habitaciones separadas, de Luis García Montero, o Arde el mar, de Pere Gimferrer, para los novísimos en los años sesenta", comenta el editor Chus Visor, tras más de 40 años en guardia con su sello ante la poesía.
Es la cuenta que debe pagar el eclecticismo: "Se declaran más influidos por poetas extranjeros que por españoles. Tienen referentes filosóficos claros...". Lo confirman tanto Carlos Pardo (Madrid, 1975) y Rodríguez Marcos como Ana Gorría (Barcelona, 1979). "Entronca con lo que Jorge Volpi califica como literatura posnacional. Las salidas al extranjero nos convierten no sólo en lectores sino en mediadores entre otras tradiciones literarias y su propio lenguaje", dice la poeta barcelonesa.
Viven un sano optimismo, como apunta Elena Medel (Córdoba, 1985): "La poesía atraviesa un buen momento en España, tanto a nivel creativo (con textos de enorme interés) como de difusión. Aunque se escribe más que se lee, yo quisiera destacar la sana convivencia de estéticas. Nos leemos, nos respetamos: es posible escribir muy distinto de otro, sentir curiosidad por esa otra poesía, dialogar". ¿E Internet? ¿Lo utilizan? ¿Le sacan partido? ¿Enriquece o empobrece? "Internet para ellos es como los cafés para las generaciones del XIX o principios del XX. Pero a la hora de expandir o ampliar el campo, según los propios editores, no tiene ningún efecto. La poesía sigue siendo minoritaria", afirma Villena. "No me da la sensación de que eso les haga vender más", certifica Visor.
Aun así, utilizan las redes sociales tanto como las revistas literarias. Comunican en sus blogs tanto o más que en publicaciones como Anmemona, Nadadora, Litoral, Catálogos del Valverde, La Bella Varsovia... "Tal vez esta es la primera generación que no ha usado sólo las revistas especializadas como plataforma sino la red. La primera cibergeneración", comenta Rodríguez Marcos. Son conscientes de la herramienta, aunque esta no les vaya a hacer ni más ricos ni más famosos. No la desprecian, han crecido con ella. Si acaso les sirve para satisfacer una mayor necesidad de expansión, de apertura, pero sin renunciar la búsqueda formal, a la persecución de una excelencia. Ese y no otro es el motor de la autenticidad poética. Un vuelo alto. Una ambición.
"Quizá nos expresamos con mayor precisión, justo debido a nuestro eclecticismo formal", asegura Raquel Lanseros (Jerez de la Frontera, Cádiz, 1973), ganadora del Premio Antonio Machado con Croniria (Hiperión). "Vivimos en una era de comunicación inmediata y virtual. Nuestro estilo es directo y claro, pero con una gran firmeza conceptual", comenta la poeta.
Pero tampoco renuncian a sus soledades, a su íntima perseverancia en la búsqueda de una voz única. En ello están, además de quienes aparecen en este reportaje, los más clásicos o deudores de la tradición, como Lorenzo Oliván (Castro Urdiales, Cantabria, 1968) o José Luis Rey (Puente Genil, Córdoba, 1973), o los que concitan el culto, como Mariano Peyrou (Buenos Aires, 1971), y las más desgarradas en su compromiso, como la contundente Isabel Pérez Montalbán (Córdoba, 1964).
Luis Muñoz (Granada, 1966) es uno de los grandes referentes. El autor de Querido silencio (Tusquets) es un poeta ascético y moderno, con una devoción mayúscula por uno de los grandes inclasificables de la historia: Juan Ramón Jiménez. "No me siento como poeta de ninguna generación. Nuestro panorama es, visto con un poco de perspectiva, una república general de la poesía que viene de una luminosa constelación de soledades", dice Muñoz.
También les une una curiosidad hambrienta por todo lo que les rodea: "Creo que nuestra generación es especialmente devota de la ciencia, el arte, la filosofía, y esa curiosidad es la que la hace especialmente experimental", añade Carlos Pardo. Desde un compromiso radical con la libertad creativa y de comportamientos: "Todo es material de construcción. Todo sirve. Como dice Raoul Vaneigem, nada es sagrado, todo se puede decir", asegura Antonio Lucas.
Eso les anima a jugar y a desacralizar mucho el mundo poético. En sus luces mezclan sin ningún complejo a los autores clásicos con el consumo de masas. Un ejemplo magistral es el de González Iglesias en poemas como La canción del verano suena más que la 'Eneida' o Síndrome de la Fnac. "Lo hace sin que chirríe", comenta Rodríguez Marcos. "Es una manera de entonar un hasta luego a la tradición".
Algo para lo que cita dos ejemplos: "Una versión tecnopop del Polifemo de Góngora grabada por el dúo catalán Hydrogenesse o los shows que se marcaba la inclasificable Ajo, precursora de la micropoesía, junto al músico Mastretta". Precisamente Ajo ha celebrado el pasado mayo una movida de agitación en Santander. Su poesía para telefonillos. "Muy fácil, vas a un portal, pulsas al portero automático y en vez de anunciar que llega su pizza recitas un poema al vecino", comenta.
Ajo es una de las poetas más solicitadas en acontecimientos ante el público. Y una de las que mejor reivindica, como hace también Carlos Pardo, el sentido del humor en la estela de Joan Brossa. El catalán alertaba sobre la "utilidad de la inutilidad" que encierran unos versos: "No deja de parecerme llamativo que la poesía esté de moda en un mundo en el que nada rima con todo. Supongo que tiene que ver con el hecho de que, al estar el futuro tan encima y con tan poca gracia, buscamos refugio dentro de algunas palabras", comenta Ajo. "Sé que yo escribo para averiguar lo que pienso y para, quizá, defenderme de lo que siento. La poesía es una excusa para llamar a las cosas por su otro nombre".
Otra clave de esta generación es salir del encierro y lanzarse a las aceras. Lorenzo Plana cree que es un rasgo fundamental que evita capillas y enfrentamientos. La interacción es dogma de fe: "Compartir es luchar para nosotros". Eso les aleja de aislamientos que les repelen. La variedad, una vez más, les sirve de empuje: "La vivencia poliédrica en estos tiempos locos nos sirve de vacuna contra la alienación".
Pero ese compromiso entre la mayoría de ellos tiene sus desventajas, cree Martín López-Vega (Po de Llanes, Asturias, 1975). "Uno de nuestros graves problemas es la ausencia de discusión estética. Hay poetas muy distintos, pero también mucha desgana por pensar", afirma. Otra de las cosas en las que no se debe caer es en la ausencia de rigores estéticos. Eclecticismo y posmodernismo sean bienvenidos, pero sin pasarse. "Creo en una idea fuerte de la tradición", asegura López-Vega. "A veces, entre poetas, uno oye estupideces del tipo: 'Para mí ha sido más importante Bob Dylan que Quevedo'. Si es en su vida, correcto. Pero si sus poemas se parecen más a las letras de Dylan que a Quevedo, no me interesa nada. A no ser que les ponga una música como la del cantautor, entonces me interesará, pero como cantante. Yo prefiero estar en la estela de Auden, no en la de Fofito".
HACIA NOSOTROSLorenzo PlanaPara Xut
Piedra y noche, la torre no envejece.
Mi corazón es piedra y también noche.
Las escaleras son los fuegos muertos
que han muerto para que yo no muera.
La belleza del mundo cesará
para que un gran absurdo se haga luz.
Será el absurdo clave para amar.
Podré saltar del campanario al fin,
como soñaba hacerlo allá en la infancia:
podré aceptarlo todo como nuevo.
y tan sólo en el centro de los pechos
tendrá sentido el resto de las cosas.
¿Por qué la infancia es más que la verdad?
La torre no envejece para el niño,
la torre es piedra y noche y las estrellas.
Hay otra forma de premiar al hombre.
Ni la verdad ni la belleza bastan.
La torre es mucho más que la belleza:
es camino infinito hacia nosotros.
Existe una belleza que es más que la belleza.
Y crece una verdad que es más que la verdad.
El Todo es una torre que no quiere saciarse.
***
INOCENCIAAntonio Lucas
De la infancia, del oxígeno donde la tarde se ensancha.
De todo lo disuelto.
De la rica vena del estar vacío.
De tanta selva desganada: de ahí viene
el mundo.
No has traicionado aún lo que amas.
Crees venir de lo que el cielo devuelve
y suena tu risa a junio, a río innumerable,
a cabaña.
Yo te quiero sobre esta tierra lavada.
Yo que acabo donde el sol unifica pasiones.
Yo que nombro las cosas con derrotas que simulan palabras,
emitiendo sonidos que al decirse estallan
y habitan los albinos tejados del idioma.
Por eso acelero mi vida hasta otra vida.
Y si tú me preguntas qué puede delatarnos,
qué sonoro escombro es amor, qué sangres reúne,
qué juventud humillada es la nuestra,
qué desencanto traspasó los años
y las ardidas cosechas de la amistad...
Si me preguntas,
no sabré decir qué sucedió.
Ni si este breve forcejeo de cuerpos
ha servido para algo.
**
INSTRUCCIONES PARA LA ELABORACIÓN DE COLORES PARA LA PINTURAMartín López-Vega
Para elaborar el color azul, recorta un pedazo
de este cielo de agosto y sumérgelo unos minutos
en un vaso de agua de mar: ganará en transparencia.
Naranjas, rojos y violetas te los regalarán el amanecer
y el ocaso si sabes cómo sonreírles.
Si necesitas del verde
no pidas nada a los árboles,
pero arranca el manojo de hierbas
sobre el que tu pelo haya estado acostado antes.
Y el dorado, el dorado recógelo cuidadosamente,
de tan frágil, de las esquirlas de este instante.
**
ES ASÍ, LA BELLEZAJavier Rodríguez Marcos

Es así, la belleza
se mide por milímetros.
Igual que el hielo quiere
ser sólo agua corriente,
la belleza se mide por milésimas
de segundo, por micras.
No por eternidades.
No en toneladas, grandes
cumbres, espacios
que sobrecogen. Siempre
se resuelve en la foto
finish, no en lo sublime. Nunca.
Al final la hermosura
se decide por poca diferencia.
Cero a cero. No hay mucho
que añadir. ¿Quién no ha visto
la luna, despistada,
sobre los edificios,
sobre la niebla tóxica,
rompiendo el cielo sucio
un lunes a las diez
de la mañana?
**
MINIMALISMO Carlos Pardo
Dibuja un cero alrededor
de la toalla de su padre.
Trabaja para la memoria
del mundo.
Como yo cuando vierto
en un cuaderno los residuos
de la experiencia.
Como tu ojo que olvida
los poemas pequeños.
***
MADRE NATURALEZAElena Medel
Para Araceli Navarro
I
Mientras la noche, suena el teléfono: me preguntas cómo estoy, yo te cuento mi día. ¿Para qué escribir después, entonces? ¿Qué más voy a decir?
II
Caída de la nariz, alegría del cielo limpio: nos parecemos al abrir la ventana.
***
FUEGO MUTILADORaquel Lanseros
Me prometo a diario descuidarte
pues me corre el pesar por cuenta ajena
tan extensa trinchera abrió esta pena
que muero porque vivo para amarte.
Tu piel es la membrana de una estrella
no te logro alcanzar por más que intento
se multiplica el ansia del momento
y malvendo mi ardor en la querella.
Tan caras tus caricias por goteo
agridulce suplicio de mi antojo
tan lejano tu puerto a mi deseo
tan vuelva usted mañana, trampantojo.
Alíviame esta cruz, mi cirineo
o firma del afán mi desalojo.
**
microPoemasAjo
yo lloro
tú lloras
él llorará


EL CUERPO CAMBIALuis Muñoz
Bolsas de agua.
Ejes de rueda.
Aire cargado.
Al final no era cierto
y la transformación no es sigilosa
aunque se dé por partes:
de causa a consecuencia,
de contenido a continente,
de respuesta a pregunta.
**
MARÍA MAGDALENA Y EL BARROAna Gorría
Para Juan Antonio
Casi sucia la nieve, va
ungiendo de alquitrán
el regazo del sueño.
Le da forma la voz,
que arrastra los escombros,
lenta y torpe,
como el cauce que arrastra su inquietud
apenas cristalino.
La polución, la ruina
en el regazo
iluminado apenas.

La eleeción de Oaxaca al TEPJF

Elección se definirá en tribunales.- Cué
Gabino Cué cuestionó que sean miles de perredistas los que apoyen a Eviel Pérez, candidato de Transformación por Oaxaca
Benito Jiménez / Enviado
Reforma, Oaxaca (13 junio 2010).- Gabino Cué, candidato a la Gubernatura de la alianza Unidos por la Paz y el Progreso (PAN-PRD-Convergencia-PT), pronosticó que las elecciones del 4 de julio serán resueltas en los tribunales.
En conferencia de prensa, acompañado por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, Cué manifestó que el candidato opositor, Eviel Pérez de la coalición Transformación por Oaxaca (PRI-PVEM), no aceptará de manera fácil su eventual derrota.
"La elección se va a resolver en los tribunales pues vamos a dar la batalla para defender el voto de la gente, la elección será blindada con la participación de todos los que quieren un cambio en el estado y se cubrirá el 100 por ciento de las casillas con observadores locales y nacionales", aseguró el aspirante a la Gubernatura oaxaqueña.
Sobre que diversos militantes perredistas están reforzando la campaña de Eviel Pérez, Gabino Cué manifestó que están en su derecho aunque cuestionó que sean miles de personas los sumados, como asegura su contrincante político.
"En esta elección hay dos visiones: los que quieren más de lo mismo, y los que quieren un cambio. La decisión es suya (de los perredistas), no obstante es un montaje que sean miles pues en su mayoría son priistas vestidos de perredistas", afirmó.
En ese sentido, Marcelo Ebrard aseveró que como máximo representante del PRD el Sol Azteca apoya la Gubernatura de Gabino Cué.
Ebrard descartó que la visita a distintos estados donde se realizarán elecciones de Gobernadores durante este año sea una estrategia para amarrar la candidatura a la Presidencia a la República.
"No tengo otra perspectiva y en este momento sólo vengo a apoyar el triunfo de Gabino, para el 2012 falta mucho", aseveró el Jefe de Gobierno, quien calificó al aspirante por Oaxaca como un hombre honesto con una propuesta idónea para obtener la Gubernatura oaxaqueña.
Los políticos también minimizaron la visita de Rafael Acosta, "Juanito", a Oaxaca para apoyar a Eviel Pérez.
Gabino Cué y Marcelo Ebrard se reunirán con jóvenes en la ciudad y después se trasladarán a Guelatao, municipio donde nació el Benemérito Benito Juárez.
La comitiva de Ebrard está conformada por Alejandra Barrales, Maximino Reyes, Fernando Cuéllar y Ernesto Ensástiga, todos diputados del Distrito Federal.

Y ahora ...¿narcolegisladores?

Los sospechosos de San Lázaro
Jesusa Cervantes y Esteban David Rodríguez, reportaje
Revista Proceso # 1754, 13 de junio de 2010;
La sombra del crimen organizado planea sobre el Palacio Legislativo de San Lázaro... Los nombres de 21 representantes populares –13 del PRI, 6 del PAN y 2 del PRD– han aparecido en diversos documentos oficiales de México y Estados Unidos, unas veces como sospechosos de complicidad con la delincuencia, otras como testigos o víctimas de amenazas o ataques. Cada vez más palmaria, la realidad de la narcopolítica en el país se impone con crudeza...
En diferentes momentos, 21 diputados de la LXI Legislatura federal han sido señalados como benefactores o protectores de la delincuencia organizada o se les ha acusado de recibir financiamiento del narcotráfico. Es más: sus nombres incluso han figurado en documentos de la DEA o de la Procuraduría General de la República (PGR) vinculados con el crimen organizado.
En algunos casos los legisladores fueron involucrados, a partir de testimonios judiciales, con estructuras delictivas; fueron testigos de descargo de personas sujetas a averiguaciones; tienen familiares implicados en actividades del narcotráfico o han sido amedrentados por sicarios.
Proceso investigó los señalamientos acerca de las posibles relaciones de diputados con organizaciones criminales. Aunque fuentes judiciales ubicaron como sospechosos a cuando menos 40 legisladores federales, este semanario sólo da cuenta de los casos que logró documentar.
Alejandro Cano Ricauddiputado priista, entró a la política en 2001 como candidato suplente de Jorge Barousse a la alcaldía de Chihuahua. En julio de 2002, menos de ocho meses después de asumir el cargo, un infarto mató a Barousse. Cano asumió entonces la presidencia municipal.
El 4 de julio de 2003 el ayuntamiento adjudicó la “concesión para la construcción y operación del rastro municipal” –concurso RM-02/03– a Corrales San Ignacio, empresa de los hermanos Arriola, investigados desde 2002 en México y Estados Unidos como líderes de una red de tráfico de cocaína y “blanqueo de capitales”. El 16 de diciembre de 2003, el estado de Colorado solicitó la detención de Óscar Arriola, presunto cabecilla de la organización. El 24 de agosto de 2004, Cano, Arriola y el entonces gobernador Patricio Martínez pusieron la primera piedra del rastro.
El 16 de septiembre siguiente, la Agencia Federal de Investigación capturó a Miguel Ángel y Luis Raúl Arriola Márquez. En abril de 2005, el regidor panista Alonso Baeza, quien investigaba presuntas irregularidades en la adjudicación del rastro, fue asesinado. El 2 de febrero de 2006 la PGR capturó a Óscar Arriola. Se dijo que mensualmente introducía 2.5 toneladas de cocaína a Estados Unidos y se le tenían asegurados bienes por más de 70 millones de dólares. En enero de 2007 Miguel Ángel Arriola fue extraditado a Estados Unidos y el pasado 4 de marzo lo siguió Óscar.
En 2009, cuando buscaba la diputación federal, un video circuló en YouTube (www.youtube.com/watch?v=4Um0Q3kesoE):: en él aparecen fotos de Arriola, Patricio Martínez y Cano Ricaud cuando colocaban la primera piedra del rastro. El diputado ahora preside la Comisión Especial para la Industria Manufacturera de Exportación.
Héctor Agustín Murguía Lardizábal, El Teto, diputado priista y empresario en las ramas química e inmobiliaria, fue senador y alcalde de Ciudad Juárez (2004-2007). Durante su administración municipal, Saulo Reyes Gamboa fue jefe de la policía; el 18 de enero de 2008, éste fue aprehendido por agentes de la DEA en El Paso, Texas, cuando intentaba pasar 400 kilos de droga. Ese día El Teto negó haber recibido 100 mil dólares del narcotráfico de manos de Saulo Reyes. El 15 de septiembre siguiente Reyes fue sentenciado a 97 meses de prisión en Estados Unidos.
En marzo de 2009, cuando El Teto buscaba la diputación federal, un informe de la DEA (elaborado dos años antes) señaló: “El alcalde Héctor Murguía, también conocido como El Teto, podría haber financiado su campaña política con dinero del narcotráfico, administrado por Saulo Reyes”. Junto a éste, la DEA señalaba al secretario de Seguridad Pública de Murguía, Marco Antonio Torres, como contactos del narcotraficante Vicente Carrillo Fuentes, El Viceroy.
El 25 de marzo de 2009, Murguía afirmó que el documento de la DEA era apócrifo y se deslindó de cualquier vínculo con el narcotráfico; sin embargo, el Diario de Juárez, en su edición del 19 de julio de 2006 y aún siendo alcalde El Teto, reveló que éste había adquirido propiedades por 11 millones 373 mil 463 pesos. Además, señalaba que en seis transacciones figura el nombre de Baldomero Fuentes, identificado por la PGR como “brazo derecho” de Amado Carrillo Fuentes, fundador del cártel de Juárez. El Teto tiene licencia: busca un segundo periodo en la alcaldía de Juárez.
Hugo Héctor Martínez González, diputado priista coahuilense, fue alcalde de Múzquiz y secretario de Desarrollo Social, primero, y de Obras Públicas y Transporte, después, en el gobierno de Coahuila.
En enero de 2005 se publicó un oficio de la Subdirección de Investigación de Delitos Federales de la PGR que mencionaba a Hugo Héctor Martínez –alcalde electo– como sujeto de una investigación por presuntos nexos con el narco. El entonces gobernador, Enrique Martínez, su secretario de Gobierno, José Abraham Cepeda Izaguirre, y varios diputados locales salieron en su defensa. Hugo Héctor Martínez envió una carta a los medios en la que consideraba sin sustento a las acusaciones de la PGR, basadas en señalamientos anónimos, “producto de una mente enfermiza, con negros intereses y seguramente con un trasfondo político”.
La acusación contra Martínez González lo señalaba como cómplice del delegado de la Procuraduría General de Justicia del Estado en la región carbonífera, José Armando Dávila, en la siembra, cosecha, procesamiento y transporte de mariguana y cocaína.
La Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra la Salud de la PGR inició la averiguación contra el priista. La denuncia se radicó en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) y se abrió la averiguación previa 1043/2005, según la cual los sembradíos se ubicaban en la sierra de Santa Rosa de Lima, en Múzquiz. No se ha sabido más de aquella investigación.
Martínez González es secretario de la Comisión de Desarrollo Social.
Arturo Zamora Jiménez, legislador priista, es abogado y notario público en Jalisco. En el gobierno de esta entidad ocupó los cargos de subprocurador de Justicia, director general de Prevención y Readaptación Social y subsecretario de Seguridad Pública. En 2006, cuando buscaba la gubernatura de Jalisco, la DEA lo vinculó con el cártel de Tijuana.
Antes, el 17 de enero de 1995, Zamora Jiménez fue víctima de un atentado (el segundo en su contra) del que salió ileso. En septiembre de ese año, dos gatilleros del cártel de Tijuana revelaron que ese ataque pretendía vengar la muerte de El Spunky, atribuida a Zamora.
Ramón Méndez Torres, El Spunky, era un sicario implicado en el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, y quien a su vez fue ejecutado el 8 de septiembre de 1994 en el Reclusorio Preventivo Metropolitano de Jalisco. En mayo de 1995, fue aprehendido en Tijuana un grupo de asesinos del cártel de Tijuana. El 3 y 4 de septiembre siguientes, según la averiguación previa 261/MPINCD/95, esos sicarios rindieron declaración ante Williams Román García, agente del Ministerio Público del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas (INCD). Jaime Muñiz Cuevas, El Profe o El Paisa, admitió haber participado, junto con Guillermo Gómez Chávez y Rodrigo Villegas, en el atentado contra Zamora, “porque él ordenó la muerte de Méndez Torres”.
El 13 de septiembre de 2004, Mario Sánchez Paniagua, socio de Zamora Jiménez en la notaría número 16, fue ejecutado. En principio, éste negó vínculo alguno con Sánchez Paniagua, pero después debió admitir que era su socio. Según un informe de la DEA, fechado en octubre de 2004, ese abogado era una especie de testaferro del actual diputado y su ejecución “fue una advertencia por sus vínculos narcopolíticos y el incumplimiento de favores políticos, específicamente (…) licencias de construcción que beneficiaban a Pedro Mireles Félix”.
Para la DEA, a Zamora “se le ha conocido una estrecha relación con familias del tráfico de drogas asociadas con Rafael Caro Quintero y Juan José Quintero Payán”.
Mireles Félix, primo lejano de los Arellano Félix, habría financiado la precampaña de Zamora por la alcaldía. Detenido en octubre de 2004 por posesión de cocaína, Mireles salió libre tras asegurar que le habían sembrado la droga. Más tarde cayó nuevamente. Versiones de prensa dicen que fue detenido gracias a un pitazo de Zamora. Mireles murió en 2008 en el penal de Puente Grande, Jalisco.
Como alcalde de Zapopan (2004-2006), Zamora sostuvo como jefe de la policía a Rodolfo Ramírez Vargas, teniente coronel retirado quien, según la averiguación previa AP/PGR/GDL/AG3M1/2005, vendía protección a los narcotraficantes José Gil Caro Quintero, El Jogil, y Sandra Ávila Beltrán, La Reina del Pacífico (Proceso 1546). De igual forma, su administración facilitó distintas licencias de construcción a Mireles Félix.
A pesar de las averiguaciones del INCD y de los señalamientos de la DEA, en junio de 2006, como candidato a gobernador, Zamora Jiménez se las arregló para presentar ante la prensa un documento de la delegación de la PGR en Jalisco, fechado el 29 de mayo de ese año, que negaba cualquier investigación en curso que lo implicara. También tramitó un amparo federal. Perdió la gubernatura. Coordina la diputación priista de Jalisco y es integrante de las comisiones de Defensa Nacional, Jurisdiccional, de Gobernación y de Justicia.
Jorge Arana Arana, diputado priista jalisciense, fue empresario alfarero de 1980 a 2000 y militante de la CNOP en Tonalá desde los ochenta. Fue administrador general del ayuntamiento de Tonalá en 1984 y para 1986, cuando tenía 24 años, asumió las responsabilidades administrativas de la policía local. Después fue regidor, tesorero y alcalde de Tonalá (1998). En 2003 contendió por la alcaldía de Guadalajara.
Según el libro Narcotráfico: el desafío de Calderón, de Alejandro Gutiérrez, Arana fue quien puso en contacto a Zamora con Mireles Félix, y ambos habrían recibido financiamiento del narcotraficante, aunque después se distanciaron. Es secretario de la Comisión de Desarrollo Metropolitano.
Leoncio Alfonso Morán Sánchez, diputado panista, fue vicepresidente (2001-02) de la Concanaco y de ahí pasó a la alcaldía de Colima (2003-06). Según un reporte del Centro de Investigación y Seguridad Nacional difundido en julio de 2009, en su campaña por la presidencia municipal, Morán y otros representantes populares, entre ellos el senador panista Jesús Dueñas Llerenas, evidenciaron vínculos con el narcotraficante Germán Torres Anguiano, quien habría apoyado “las campañas políticas panistas con 800 mil dólares” en 2003.
Según el informe, Torres Anguiano, “a solicitud de Dueñas”, cubrió gastos de contratación de una avioneta, con matrícula XB-LIY, que el 3 de diciembre de 2003 sobrevoló Isla Navidad –donde había una reunión de la Conago– y la zona conurbada de Colima para vocear desde un altoparlante proclamas contra un presunto fraude electoral.
Morán es integrante de la Comisión de Economía.
Humberto Benítez Treviño, legislador priista, ha sido subprocurador de Justicia del Distrito Federal, así como procurador y secretario de Gobierno en el Estado de México.
Noé Sánchez Avendaño, narcomenudista ligado a Los Zetas y testigo protegido de la PGR, declaró que el secuestro de uno de sus hermanos era consecuencia de una consigna de Enrique Peña Nieto para favorecer en el Estado de México a La Familia (PGR/SIEDO/UEJDCS/280/08).
La PGR descubrió que su delegado en esa entidad, José Manzur, y colaboradores de Benítez cumplían dicha consigna en colaboración con La Familia (Proceso 1738). Preside la Comisión de Justicia.
Miguel Antonio Osuna Millán, legislador panista y hermano del gobernador de Baja California, José Guadalupe Osuna Millán, fue detenido en Tijuana en marzo de 2009, junto con otras 60 personas, en la fiesta de una sobrina de Ángel Jácome Gamboa, El Kaibil, lugarteniente de Teodoro García Simental, El Teo, quien dejó la organización de los hermanos Arellano Félix para sumarse al cártel de Sinaloa, y al que se le atribuye la matanza de 40 personas ocurrida en 2008.
Los detenidos fueron trasladados al centro de arraigo de la SIEDO, salvo algunos policías por quienes intercedió el gobernador Osuna. De esos, uno había sido escolta suyo y otro del propio Miguel Antonio Osuna, sobre quien no se esclareció si había declarado como los demás. Volvió a su campaña por la diputación federal. Preside la Comisión de Salud.
Leonardo Arturo Guillén Medina, legislador panista, en 2000 pasó de asesor jurídico de la alcaldía de San Luis Río Colorado a coordinador regional de Giras Presidenciales durante la gestión de Vicente Fox. El director de la Coordinación de Giras Presidenciales, Nahum Acosta Lugo, fue detenido el 3 de febrero de 2005 acusado de tener vínculos con Arturo Beltrán Leyva. La PGR presentó grabaciones en las que, presuntamente, Acosta daba información al narcotraficante.
Guillén compareció el jueves 7 de abril de 2005, según resolución asentada en el expediente 5/2005, como testigo de descargo de Acosta en el proceso seguido por el juez VI de Distrito de Procesos Penales Federales, José Luis Gómez Martínez. Acosta fue exonerado por Gómez Martínez, contra cuyas resoluciones la PGR presentó distintas querellas ante el Consejo de la Judicatura Federal. Es integrante de la Comisión de Justicia.
César Octavio Madrigal Díaz, diputado panista, es hermano de Héctor Alejandro, exsecretario general adjunto del comité jalisciense del PAN, y de Marco Antonio Madrigal Díaz, El Tony o El Lic, miembro del cártel del Milenio. El Tony apareció en la vida pública en el municipio michoacano de Aquila en 1996 como jefe de la policía durante la gestión de Eusebio Mamés Velázquez Mora, del PFCRN.
Hay quienes lo ubican ya en 1994 como fuente financiera de la campaña de Marta Sahagún por la alcaldía de Celaya. Para probarlo, Ricardo Ravelo alude, en su libro Las rutas del narcotráfico, a la efusividad con la que Fox saludó a El Tony cuando una gira oficial tocó Aquila, y a la afectuosa familiaridad con que fue correspondido por el narcotraficante. En 1998, al concluir la gestión de Mamés, El Tony era conocido como ganadero y empresario turístico e inmobiliario con inversiones en Jalisco y Michoacán.
Mamés, por su parte, asumió la coordinación de Desarrollo Regional 07-Costa, del gobierno de Michoacán, en 2000, y al parecer, vendió su rancho, La Tupitina, a un tal Chuy Magaña. En 2001 la propiedad fue señalada por la prensa como “refugio de narcotraficantes”. Mamés, que buscaba nuevamente la alcaldía, declaró que Chuy Magaña sí era delincuente, pero común: asaltante. Más tarde se sabría que La Tupitina no había dejado de pertenecer a Mamés, en sociedad con El Tony, y que en el rancho se entrenaban Los Zetas.
En abril de 2002, cuando ya se le relacionaba con el cártel del Milenio, El Tony emprendía en Aquila el desarrollo turístico inmobiliario Hacienda la Herradura. Pero en agosto siguiente su socio, Mamés, fue vinculado con el asesinato de 9 personas en el rancho de Los Mendoza, en el mismo municipio, y se le consideró “pieza clave” en las pesquisas.
En 2004 Madrigal fue nombrado coordinador de Convenios de Obras de Desarrollo Social del ayuntamiento tapatío. Luego fue diputado local y federal. Preside la Comisión Especial de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago y es secretario de la Comisión Jurisdiccional.
Rogelio Cerda Pérez, diputado priista, inició su carrera en el consulado de México en Houston; en Nuevo León llegó a secretario general de Gobierno en la gestión de Natividad González Parás. El 4 de julio de 2007 renunció a ese cargo, después de haber recibido amenazas del cártel del Golfo, que lo acusaba de proteger a Joaquín El Chapo Guzmán.
En marzo de ese año, junto al cadáver de un narcotraficante apareció un narcomensaje: “Mira pendejo, con todo y sus escoltas se van a morir Rogelio Cerda y toda su familia y todos los funcionarios que estén contigo y el cártel de Sinaloa. P.D. Esto va a seguir hasta que entiendas”.
No hubo aclaración oficial. La amenaza más célebre contra Cerda apareció en un mensaje en una cartulina clavada con un picahielos en el cuerpo de un ejecutado: “No se haga pendejo, esto va a continuar hasta que dejen de proteger a Héctor Huerta, El Chapo y al maricón de La Barbie. Esto va para ti, Rogelio Cerda, no vamos a parar hasta que matemos a todos tus hijos. P.D. Esto apenas comienza”.
Es miembro de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional.
Armando Ríos Piter, legislador perredista conocido como El Jaguar, es considerado el delfín del gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca. La prensa le augura el triunfo, en ausencia de precandidatos que le hagan sombra, como podría haber sido el expresidente del Congreso local, Armando Chavarría, ejecutado en agosto pasado.
A principios de 2009, Rogaciano Alba, El Roga, fue identificado como surtidor de armas del cártel de Sinaloa y vinculado con La Familia. En abril de ese año, Torreblanca salió en su defensa y, según publicaciones locales, dijo que El Roga “no puede ser considerado narcotraficante”.
El pasado febrero El Roga fue capturado por la Policía Federal. Recientemente se difundió una fotografía en la que El Jaguar aparece compartiendo mesa con El Roga. Ríos Piter explicó que eso era parte de su trabajo como secretario de Desarrollo Rural de Guerrero.
Felipe Cervera Hernández, legislador priista, es hijo del exgobernador de Yucatán Víctor Cervera Pacheco y primo de la actual mandataria, Ivonne Ortega, quien nombró a Luis Felipe Saidén Ojeda –implicado en narcoejecuciones en Cancún– secretario de Protección y Vialidad, el mismo puesto que ocupó en la gestión de Cervera Pacheco.
En octubre de 2008 se difundieron detalles de la operación Caballero Andante, de la Agencia de Inteligencia del Pentágono y de la DEA, que incluía en sus investigaciones a Pilar Cervera Hernández, hermana de Felipe, y a su esposo, Alejandro Patrón Laviada, hermano a su vez del exgobernador Patricio Patrón Laviada, por presumibles nexos con Ignacio Coronel Villarreal, para cuya localización el FBI ofrecía 5 millones de dólares. Felipe Cervera dijo que podía responder por su hermana, pero que su cuñado debía hacerlo por sí mismo.
Fabiola Vázquez Saut, legisladora por el PRI, fue diputada federal (2003-04) y alcaldesa de Acayucan (2004-07) por el PAN. Es heredera –con su medio hermano, Cirilo Vázquez Parissi, exdiputado local– del emporio ganadero y político de su padre, Cirilo Vázquez Lagunes, El Cacique del Sur, tres veces preso por homicidio, abigeato y acopio de armas y a quien la prensa repetidamente vinculaba con el narcotráfico.
Daisy Valencia, viuda de Cirilo, fue alcaldesa de San Juan Evangelista. Regina, hermana de Fabiola, fue diputada local por el PAN, y la sucedió en el ayuntamiento de Acayucan.
Cirilo Vázquez Lagunes, emparentado con el exgobernador Acosta Lagunes, fue asesinado en noviembre de 2006, igual que el suegro de Fabiola, Armando Valencia. En mayo anterior había sido ejecutado Ponciano Vázquez Lagunes, ganadero y tío de Fabiola. La familia aseguró que había sido víctima de un secuestro.
Fabiola tiene licencia, pues busca de nuevo la alcaldía de Acayucan.
César Francisco Burelo Burelo, es un diputado perredista quien, el 7 de diciembre de 2006, cuando era alcale de Cunduacán, Tabasco, fue conminado por algunos legisladores locales a aclarar “sus probables nexos con bandas del crimen organizado”, tras la ola de ejecuciones en La Chontalpa, región de ese municipio.
En esa demarcación operaban delincuentes de la familia Magaña Burelo, ligados con Amado Carrillo, El Señor de los Cielos, así como Mateo Díaz López, Comandante Mateo o Z-1, de Los Zetas, a quien se le atribuye la muerte de Ponciano Vázquez Lagunes.
Se especuló que parientes del Z-1 estaban en la nómina del ayuntamiento encabezado por Burelo. En descargo, el alcalde dijo que él mismo había denunciado la presencia del criminal. En diciembre de 2006 fue detenido por su propia Policía Municipal cuando sustraía 2 millones de pesos en efectivo de la tesorería.
Es secretario de la Comisión Especial sobre Cambio Climático.
Daniel Gabriel Ávila Ruiz, diputado panista, es contador público y ha sido diputado local en Yucatán. La prensa de ese estado lo vincula con Gustavo Monforte Osorio, El Chocolomo, presunto narcotraficante al que se le atribuye el control del mercado de drogas en el oriente yucateco.
El pasado 20 de febrero el Diario de Yucatán publicó que El Chocolomo telefoneó a Ávila para quejarse del cateo que el Ejército hizo en el domicilio de sus padres el 7 de enero, en Tizimín. El Chocolomo sigue prófugo. Ávila es secretario de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación.
María Estela de la Fuente Dagdug, diputada priista, es hermana de María Inés de la Fuente, exdirectora estatal del Registro Civil, esposa de Gerald Washington Herrera Castellanos, personaje cercano al gobernador de Tabasco, Andrés Granier.
En agosto de 2008, organizaciones civiles presentaron una denuncia ante la PGR contra el ex subprocurador Alex Álvarez Gutiérrez y el procurador de Justicia de Tabasco, Gustavo Rosario Torres, por supuestos vínculos con Los Zetas. Guillermo Velasco Arzac, dirigente de Mejor Sociedad, Mejor Gobierno, presentó la grabación de una conversación entre los dos exfuncionarios tabasqueños que, según la prensa local, implicaba a Gerald Washington, entonces secretario auxiliar del gobernador Granier:
Álvarez: …Ahorita hablé con Gerald, que está por mandar el dinero
Rosario: Sí, espérame… Es que Gerald me ha mandado… ¿ya sabes de lo que te estoy hablando, verdad?
Álvarez: No, este…
Rosario: Este… eh… La cocaína…
Álvarez: No… Ya le avisé y le va mandar el dinero. Ya estamos ahí…
Rosario: Ah, bueno… Seguramente vamos a tener cola ahí, del Ejército. Y ya acordé con este hombre, todo va bien, ya nos pusimos perfectamente de acuerdo. Te va a llevar 100 mil, más otros 100 mil que te va a dar dentro de una semana. O sea, 100 ahorita, 100 dentro de una semana… En eso estamos…
Gustavo Rosario había renunciado en julio de 2008 tras el asesinato del jefe de la policía estatal. Hasta ahora no se han dado a conocer avances de las investigaciones. Washington es alcalde de Huimanguillo, puesto al que llegó con el apoyo de su familia política. Ya había contendido por esa posición en 2008, cuando su primo y colaborador, Jesús Herrera, fue ejecutado. María Estela es secretaria de la Comisión de la Reforma Agraria.
Valdemar Gutiérrez Fragoso, dirigente del Sindicato del IMSS, es diputado federal por el PAN. Tenía a su hijo, Ariel Gutiérrez Botello, trabajando en el Seguro Social. El 14 de septiembre de 2005 Gutiérrez Botello fue detenido en el aeropuerto de Barajas, Madrid, por tratar de introducir cocaína en 70 cápsulas que llevaba en el estómago.
Según la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de España, Gutiérrez Botello era empleado del IMSS y viajaba en comisión sindical. Fue recluido en la prisión de Soto Real y luego extraditado a México, donde purgó condena en el Reclusorio Norte. Murió de cáncer en 2009.
Jesús Everardo Villarreal Salinas, es un diputado priista balconeado vía correo electrónico. Un mes antes de las elecciones del 5 de junio de 2009 se leía en un correo enviado por el presidente del PRI en Tamaulipas, Ricardo Gamundi: “Juanito, por favor hazle llegar esta info a Edmundo. Hay que detener esta información porque le pega muy gacho a Everardo y ‘los amigos’ le pueden retirar el recurso para el día ‘D’. Con esto perdemos Reynosa. Ayúdenme. Lo hablamos”.
Como asunto en el correo electrónico se lee: “PRI…MERO EL NARCOTRÁFICO Los amigos de Everardo Villarreal del PRI”. El mensaje se refería al entonces candidato del PRI a la diputación federal por el distrito 2, Jesús Everardo Villarreal Salinas. Además del mensaje se podía ver una fotografía tomada en julio de 2008 en la que el hoy diputado federal por Reynosa aparece durante el “corte de listón” de la estética Nail Center & Spa, en compañía de Armando Montes, brazo derecho y sicario de Jaime González Durán, El Hummer, uno de los líderes de Los Zetas detenido en noviembre de ese mismo año. Las fotografías se publicaron en el suplemento de sociales de un periódico de Reynosa en julio de 2008.
Jorge Franco Vargas, diputado priista por Oaxaca conocido como El Chucky, fue acusado de tener vínculos con el crimen organizado. El 3 de abril de 2007 fue secuestrado Jesús Díaz Parada, hermano de quien entonces controlaba la venta de mariguana en Oaxaca, Pedro Díaz Parada. Aquél fue liberado el 8 de octubre y señaló a Jorge Franco Vargas de ser “responsable de ordenar mi plagio y al exjefe de la Policía Ministerial, Manuel Moreno, de llevarlo a cabo”. Exsecretario general del gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz, de 2004 a 2006, y exdirigente estatal del PRI, Franco rechazó haber ordenado el secuestro.
Nueve meses después, el 5 de julio de 2008, apareció frente al domicilio del procurador de Justicia de Oaxaca, Evencio Martínez Ramírez, una cabeza humana y junto a ella un narcomensaje del cártel del Golfo: “Este es un ejemplo para que aprendan a respetar que aquí andamos y no nos vamos, y ahora sigues tú Chucky, Evencio y Pedro Celestino, ineptos bisexuales, nos agarraste 1 millón de dólares y nos traicionaste y la traición se paga así, con muerte. Atte, Cártel del Golfo”.
Francisco Moreno Merino, diputado priista por Morelos, ha sido amedrentado por el crimen organizado. La madrugada del 21 de marzo de 2010 su oficina de gestoría en Cuernavaca fue atacada por un comando: la ametrallaron, entraron y quemaron la documentación. Se retiraron dejando no sólo más de 200 cartuchos de AK-47 percutidos, sino también un narcomensaje: “Esto les va pasar a todos los que apoyen al homosexual de La Barbie: Atentamente La empresa”.
El 4 de febrero anterior el propio legislador declaró que el día en que mataron a Arturo Beltrán Leyva en Cuernavaca, había entrado en contacto con un diputado local que en diversas ocasiones le habría “facilitado” al capo la adquisición de bienes en la localidad.
***
Narcoamigos en el Senado
Jesusa Cervantes y Esteban David Rodríguez
Revista proceso, # 1754, 13 de junio de 2010;
Algunos senadores de la LX Legislatura, quienes en 2006 hicieron campaña al lado de Calderón, han sido señalados públicamente por su cercanía con capos de la droga.
Proceso realizó una investigación con funcionarios de la Procuraduría General de la República y de la Policía Federal, quienes aportaron datos sobre la presunta implicación de al menos 17 senadores, pero aquí sólo se da cuenta de aquellos cuyos actos sospechosos han llegado hasta los medios de comunicación y, en un par de casos, aparecen nombrados en investigaciones del Cisen.
El 1 de diciembre de 2006 el panista Jorge Zermeño, entonces presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, puso sobre el pecho de Felipe Calderón la banda presidencial. Dos meses antes, el 23 de septiembre, Jorge Zermeño acudió por la noche al bautizo de Elsa María Anaya Aguirre, hija de José Guillermo Anaya Llamas, su protegido que se estrenaba como senador. A la una de la tarde, en el templo de la Encarnación, de la colonia Campestre La Rosita, en Torreón, Coahuila, Anaya recibió al padrino de su pequeña: el presidente electo Felipe Calderón Hinojosa. Entre los invitados, a un lado de la mesa de Calderón, estuvo Sergio Villarreal Barragán, El Grande, uno de los capos más buscados por el gobierno mexicano y recientemente por el estadunidense.
El narco era familiar político del compadre de Calderón, Guillermo Anaya, cuya hermana Elsa María estaba casada entonces con Adolfo Villarreal, hermano de El Grande. El 5 de marzo de 2007, ante la evidencia de tal parentesco, el senador panista dijo que Adolfo Villarreal había abandonado a su hermana tres años antes, es decir, en 2004. “Desde entonces no hemos sabido de él ni a qué se dedica actualmente”, comentó.
El 7 de octubre de 2007, el senador panista le dijo al reportero Ricardo Ravelo que El Grande no fue al bautizo de su hija y mucho menos se ubicó en una mesa cercana a Felipe Calderón, “porque no fue invitado”. Sostuvo que desde hacía 10 años no tenía contacto con Villarreal y que su hermana se divorció en 2005. Fuentes judiciales informaron en mayo pasado que dicho divorcio se efectuó, pero sólo hace tres años, y que en los hechos la relación íntima de Elsa María y Adolfo continúa.
El 11 de noviembre de 2006, Anaya denunció que fue objeto de un intento de levantón en la carretera federal de San Juan de Sabinas. El senador iba acompañado de Luis Fernando Salazar Fernández, entonces jefe de asesores del presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Zermeño.
En 2003 El Grande llegó a Coahuila, su tierra, para sustituir al gatillero Arturo González Hernández El Chaky –detenido en abril de 2003– en el mando local del cártel de Juárez . Ese año Anaya Llamas inició su trienio como presidente municipal de Torreón y concluyó en 2006 para saltar al Senado.
Pero El Chaky y El Grande estuvieron cerca de los panistas desde mucho antes. Rosario Castro Lozano, dos veces alcaldesa de Lerdo, Durango, fue señalada por tener en la Policía Municipal a Isaías Castillo Luna, quien tenía una relación pública con El Chaky. Autoridades del gobierno estatal comentaron que la panista protegió también a El Grande y que en un operativo para detener al capo, encabezado por el comandante de la XI Región Militar, Roberto Miranda, Castro Lozano le pidió al general que no entrara a Lerdo.
El 12 de mayo de 2009, Felipe Calderón acudió a inaugurar la planta de la empresa Lala en Torreón. Quien se encargó de instalar el equipo de sonido fue Juan Francisco Villarreal Barragán, otro hermano de El Grande, propietario de la empresa Equipo Audiovisual de La Laguna.
El diario El Correo de la Montaña reportó: “En la edición de este 23 de febrero de 2007, en punto de las 11 horas aproximadamente, previo desfile por el encementado de la cancha deportiva habilitada para el magno evento de coronación de Sus Majestades, la autoridad municipal presidida por el C. Francisco Cárdenas Gamboa, sin más preámbulo, procedió a colocar la corona en las sienes de Emma I; a la vez que el Sr. Rodolfo Dorador, senador del PAN por la República, hacía lo mismo con Alma, elegida, al igual que la reina, democráticamente, Princesa”.
“Emma I” era la novia de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, quien también asistió a la coronación. La joven de 18 años, originaria de Canelas, Durango, entró al concurso para elegir a la reina de la Gran Feria del Café y la Guayaba 2007. Para que ganara, el 6 de enero El Chapo le organizó un gran baile, durante el cual el padre de Emma, Inés Coronel Barrera, anunció la próxima boda de su hija con el capo. En la votación posterior, Emma obtuvo 400 de los 800 votos y fue coronada, según narró la reportera Patricia Dávila, de Proceso.
Rodolfo Dorador contendió en 2004 por la presidencia municipal de la capital duranguense y perdió. Después fue nombrado coordinador de agenda, audiencia y eventos de la Presidencia con Vicente Fox, muy cerca de la oficina que ocupara Nahum Acosta Lugo. Éste, director de la Coordinación de Giras de Fox, fue detenido el 3 de febrero de 2005 bajo el cargo de brindar información a los hermanos Beltrán Leyva cuando éstos aún tenían una alianza estratégica con El Chapo. Acosta Lugo fue liberado el 10 de abril siguiente porque la PGR no pudo sostener sus acusaciones.
Capos en campañas
En 2006, poco antes de la elección de julio, en la que coincidieron las elecciones locales con las de senadores de la LX Legislatura, circuló en los medios de comunicación de Colima un documento elaborado por el Cisen que daba cuenta de un presunto vínculo entre políticos panistas y el narcotraficante Germán Torres Anguiano, lugarteniente de Ignacio Coronel, uno de los cabecillas del cártel de Sinaloa.
Según el informe, Torres Anguiano apoyó las campañas de los dos senadores panistas por Colima: Jesús Dueñas Llerenas y Martha Leticia Sosa Govea, así como la de Leoncio Morán Sánchez, entonces candidato a la presidencia municipal de Colima para el periodo 2006-2009 y actual diputado federal. El documento establecía:
“El Sr. Jesús Dueñas Llerenas, en su calidad de presidente municipal de Villa de Álvarez, Colima, otorgó al narcotraficante Germán Torres Anguiano las licencias municipales para la construcción y posteriormente de operación del restaurante Marino Coros, ubicado en la calle J. Merced Cabrera No. 171, colonia Centro; y el boliche La Pirámide, ubicado en la calle Josefa Ortiz de Domínguez No. 165 No. F, colonia Alta Villa. También entregó licencia de construcción del centro de espectáculos llamado el Megapalenque, ubicado en el km 2.5 de la carretera Villa de Álvarez-Comala, y dejó arreglado con su sucesor en la presidencia municipal, el también panista Felipe Cruz Calvario, que se autorizara la licencia de operación correspondiente.”
En otra parte se lee: “Germán Torres Anguiano (un narcotraficante buscado por delitos contra la salud por la DEA) financia las actividades políticas de los señores Jesús Dueñas Llerenas, Enrique Michel Ruiz, Esmeralda Cárdenas Sánchez, Leoncio Morán y Martha Leticia Sosa Govea”.
El extenso documento señala que el narcotraficante es buscado desde una década atrás por la DEA, indica su domicilio en Colima y finalmente establece que, “a través del señor Jesús Dueñas Llerenas, el narcotraficante Germán Torres apoya con 800,000 dólares las campañas políticas panistas para impulsar la llegada a cargos políticos de Martha Sosa Govea, quien encabeza la fórmula al Senado de la República junto con el propio Jesús Dueñas Llerenas…”.
El hoy senador Dueñas Llerenas estableció, a juzgar por el mencionado reporte de inteligencia, el compromiso de cuidarle la plaza a Torres Anguiano. De todas formas, el narco apareció ejecutado el 7 de junio de 2006 dentro de un auto en un centro comercial de Zapopan, Jalisco.
Y el PRI no se queda atrás. Para la elección de gobernador de Colima en 2009, el PRI designó como candidato a Mario Anguiano Moreno, hermano de Humberto Anguiano, La Rana, quien fue condenado en 2004 a 10 años de prisión por vender metanfetaminas, mientras que su primo Rafael purga una condena de 27 años en Estados Unidos, donde se le considera jefe de la organización de los Anguiano en Los Ángeles, California, y se le vincula con los hermanos Amezcua, Los Reyes de las Metanfetaminas.
El 3 de septiembre de 2007, el entonces gobernador Silverio Cavazos Ceballos le pidió al senador priista Rogelio Rueda Sánchez su participación para obtener la libertad anticipada de La Rana y de su primo Gustavo Anguiano Gutiérrez.
El reportero Jorge Carrasco, de Proceso, lo documentó el 6 de marzo de 2009: mediante un oficio, el director general de Prevención y Readaptación Social de Colima, Roberto E. Pizano Camberos, se dirigió al senador Rueda Sánchez para pedirle que, “en apoyo a las personas señaladas”, se pusiera en contacto con el entonces secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Roberto Campa Cifrián, y con la comisionada del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, Celina Oseguera Parra.
El senador del PRI se justificó: afirmó que se limitó a darle seguimiento a la solicitud a través del oficio del 15 de noviembre de 2007, sólo para solicitar la verificación “de la situación jurídica de Gustavo Anguiano Gutiérrez y Humberto Anguiano Moreno”. Sostuvo que, como legislador, “se aboca a dar cauce a las solicitudes” que le formulan “autoridades y ciudadanos colimenses en estricta concordancia con las disposiciones legales aplicables”. En resumen, dice que no gestionó la libertad anticipada de los internos.
Resbaladizos
Cuando Manlio Fabio Beltrones era gobernador de Sonora, el 19 de noviembre de 1993, denunció ante la PGR que Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos, estaba en su estado, reveló la ubicación de sus propiedades y ranchos ganaderos, además de obras en construcción como la llamada “casa de Las mil y una noches”. Pidió que le fueran aseguradas al capo y que se incorporaran al patrimonio del estado.
Sin embargo, en febrero de 1997 el diario estadunidense The New York Times publicó un extenso reportaje donde se afirmó que Beltrones colaboraba con Amado Carrillo y creó un refugio para él. Contradictoriamente, la cónsul estadunidense en Sonora, Sandra J. Salmon, le envió al gobernador un agradecimiento por su colaboración en el decomiso de al menos 100 millones de dólares que el narcotraficante Rigoberto Gaxiola Medina transportaba de su país a Sonora.
Beltrones demandó al diario por difamación y calumnia ante la PGR, que le dio la razón. Sin embargo, no se quitó esa sombra. En marzo de 1998, el diario Reforma publicó una declaración ministerial de un prestanombres del cártel de Juárez, Manuel de Jesús Bitar Tafich, en la cual aseguraba que oyó a Amado Carrillo referirse al gobernador de Sonora como su amigo. Al siguiente día de la publicación, desde el Reclusorio Sur de la Ciudad de México, Bitar Tafich publicó un desplegado para desmentir al periódico.
La PGR emitió otro comunicado para exonerar a Beltrones de cualquier indagación o vínculo con el crimen organizado. Lo mismo sucedió cuando Vicente Fox afirmó que la DEA investigaba al sonorense: hasta el exembajador de Estados Unidos en México, John Dimitri Negroponte, respaldó al actual coordinador de los senadores del PRI.
Y recientemente el Departamento de Estado desclasificó un informe personal de su cónsul en Sonora, William P. Francisco, quien reportó en 1994 que, según rumores y reportes de informantes, el gobernador Betrones y sus hermanos estaban vinculados al negocio de la droga. Como respuesta, el político exhibió los tres oficios en los cuales la PGR lo exonera.
Otro senador del PRI señalado como protector de narcos es Francisco Labastida Ochoa. El periodista Eduardo Valle dijo en su comparecencia en Washington por el caso Colosio, en 1994, que cuando Labastida fue gobernador de Sinaloa encubrió las actividades del narcotráfico. Ese año Labastida era embajador en Portugal y desmintió el señalamiento desde allá, aunque el sinaloense fue enviado a ese país luego de que Rodolfo Álvarez Farber, quien fuera su procurador estatal, fuera asesinado.
Finalmente está el caso del senador por el PT, Ricardo Monreal. Después de que 53 reos escaparan del penal de Cieneguillas, Zacatecas, el 17 de mayo de 2009, la PGR filtró a medios que el 22 de enero anterior, en una planta deshidratadora de chiles propiedad de los hermanos del senador, Cándido y David, se decomisaron 14.5 toneladas de mariguana y se detuvo a dos supuestos zetas, quienes habrían sido liberados meses más tarde.
De inmediato, Monreal afirmó que la droga fue sembrada por policías. El 16 de febrero, en una carta al titular de la Sedena, denunció que autoridades federales, estatales y municipales actúan en complicidad con bandas de criminales en Zacatecas. La PGR calló. Ni siquiera desmintió al senador. Los hermanos Monreal continuaron su vida normal y hoy Cándido, con sus derechos políticos a salvo, aspira a la gubernatura del estado.

Transparencia

Los Pinos da marcha atrás...
Daniel Lizárraga, reportrero
Revista Proceso # 1754, 13 dre junio de 2010;
En el curso de la semana pasada se destrabó la información presidencial. Luego de que Proceso publicó los resultados de una investigación periodística acerca del patrimonio de la familia Calderón-Zavala, Los Pinos decidió dar a conocer esa misma información, sólo que previamente pasada por el tamiz de la Secretaría de la Función Pública.
El gobierno federal retrocedió en su cerrazón sobre las declaraciones patrimoniales completas del presidente Felipe Calderón al reconocer, oficialmente y por primera vez, la existencia de terrenos y casas compradas a nombre de su esposa, Margarita Zavala, y que se habían ocultado del escrutinio público desde hacía más de tres años.
Desde el domingo 14 de marzo pasado, una investigación de este semanario (Proceso 1741, 1742 y 1753) reveló presuntas inconsistencias en las listas de bienes inmuebles del mandatario presentadas ante la Secretaría de la Función Pública (SFP).
Luego de un rastreo en el Registro Público de la Propiedad y Comercio del Distrito Federal (RPPC), Proceso localizó dos terrenos y una casa nueva que aumentó hasta 11 veces el tamaño original de la vivienda de clase media alta que se conocía, hasta ese momento, de la familia Calderón Zavala, sin que ello constara en las declaraciones patrimoniales del presidente difundidas en internet.
La investigación periodística demostró que el 6 de junio de 2008 Scotiabank otorgó un crédito a Calderón por 3 millones 800 mil pesos para la compra de una residencia. Según el folio 9544968 del RPPC, la vivienda quedó a nombre de Margarita Zavala y costó 4 millones 860 mil pesos.
En la declaración patrimonial de 2008, disponible en el portal oficial Declaranet, se inscribió la línea de crédito pactada a 20 años pero no apareció la vivienda número 9 de la privada de Cóndor 231, con 234 metros cuadrados de terreno, lo que dificultaba medir el aumento de los bienes de la familia Calderón-Zavala en plena crisis financiera internacional.
En la primera de las entregas de esta investigación (Proceso 1741) también se describió cómo fue que la familia Calderón-Zavala, en sociedad con una pareja de vecinos, compró un terreno de 2 mil 300 metros cuadrados contiguo a su casa ya conocida. Esta adquisición se hizo entre los años 2003 y 2009. Esto tampoco fue inscrito nítidamente en las declaraciones patrimoniales del presidente.
Vista desde afuera, la casa de la familia Calderón-Zavala en la privada de Cóndor 231, en la colonia Las Águilas, en el poniente de la Ciudad de México, no ha cambiado. Sin embargo, puertas adentro pueden encontrarse una alberca, una cabaña, un amplio jardín y la casa marcada con el número 9.
Además cuentan con una propiedad de tres pisos en el número 227 de la misma calle de Cóndor –inmueble de mil 532 metros cuadrados–, con media cancha de baloncesto, un estacionamiento para varios autos y una pequeña bodega. Estas propiedades se conectan por dentro.
Apenas el viernes 11 de junio, la SFP subió a Declaranet estas propiedades compradas por Calderón a nombre de su esposa.
Otros bienes
Además de lo anterior, también se inscribieron otros terrenos a nombre de Magarita Zavala; presumiblemente se localizan fuera de la Ciudad de México.
El primero de ellos mide 9 mil 805 metros cuadrados y se compró al contado el 1 de mayo de 2007 con un valor de 1 millón de pesos. De acuerdo con estos datos, la adquisición se hizo cuando Calderón tenía seis meses despachando en Los Pinos.
El segundo es un terreno en obra de 19 mil 475 metros cuadrados que costó 1 millón 380 mil pesos, en Chalco, Estado de México. Este predio también se pagó al contado.
Confidenciales
A lo largo de la primera parte de la investigación, el secretario de la Función Pública, Salvador Vega Casillas, rechazó que el mandatario omitiera información sobre sus bienes –lo que podría acarrearle sanciones– y él mismo asumió la responsabilidad de eliminar las casas y terrenos a nombre de Zavala para “resguardar los datos personales” (Proceso 1741).
Ante esta postura, el 16 de marzo este semanario hizo dos solicitudes de acceso a la información dirigidas a la Función Pública y a la Presidencia de la República en las que se pidieron las declaraciones patrimoniales completas de Feipe Calderón. En éstas deberían aparecer los bienes a nombre de Margarita Zavala.
En la tercera entrega de la investigación (Proceso 1753) se publicó que la SFP clasificó de “confidenciales” las declaraciones patrimoniales completas de Felipe Calderón.
De acuerdo con el marco legal eso significaba que no podrían conocerse jamás las propiedades a nombre de Margarita Zavala. Este fue el primer cerrojo sobre la puerta de acceso a la información.
En ese momento, según la Función Pública, la declaración de los bienes de Calderón no era extensiva a su esposa, hijos o dependientes económicos. Estos datos sobre la familia sólo guardan “relación tangencial” con el mandatario, según la dependencia.
La SFP también argumentó que si abría las declaraciones completas de bienes del presidente se invadiría la privacidad de su familia, ya que quedarían al descubierto datos personales como direcciones, registros federales de contribuyentes o los números de cuentas bancarias.
Estos candados a la transparencia alejaron a México de las políticas aplicadas en Estados Unidos y Canadá, socios comerciales de nuestro país en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
En esos países las declaraciones patrimoniales y los pagos de impuestos son públicos. La ley obliga a que se incluyan los bienes de las consortes de los funcionarios, independientemente de su jerarquía.
Apenas una semana después de que este semanario reflejara ese contraste en las políticas de transparencia, el gobierno federal no sólo aceptó dar a conocer los bienes de Magarita Zavala, sino que usó el mismo formato aplicado por Estados Unidos para difundir las propiedades del presidente Barack Obama y su esposa, Michelle Obama (Proceso 1753).
En este repentino giro, por ejemplo, ahora puede verse en internet que los Calderón-Zavala invirtieron en collares, aretes y relojes alrededor de 81 mil 500 pesos. Sólo la primera dama reportó un dije de 3 mil pesos. Los Obama plasmaron incluso que su perro Bo está valuado en mil 600 dólares.
La carta de aceptación
El jueves 10 la Presidencia notificó a este semanario que las declaraciones patrimoniales completas de Felipe Calderón no existen en sus archivos. En un oficio emitido por la Secretaría Particular, en manos de Luis Felipe Bravo Mena, sugirieron dirigir la petición hacia la Función Pública, es decir, la misma dependencia que ya había decretado esa información como confidencial.
No obstante, ese mismo día la oficina de la primera dama mandó una carta a Proceso a fin de poner sobre la mesa algunas precisiones. Enviada al director, dice textualmente:
La licenciada Margarita Zavala Gómez del Campo siempre que ha desempeñado cargos públicos, ha informado sobre sus bienes en cumplimiento de las disposiciones legales aplicables mediante la presentación de las declaraciones de situación patrimonial.
Contrario a lo publicado por el semanario, y si bien la ley no la obliga dado que no se desempeña como servidor público, el pasado mes de mayo, ante la Secretaría de la Función Pública, la licenciada Margarita Zavala voluntariamente expresó su consentimiento para hacer pública la información relativa a sus bienes e información de contenido patrimonial.
La autorización otorgada por la Lic. Zavala para hacer pública la información sobre su situación patrimonial consiste un hecho sin precedente en los registros de la Secretaría de la Función Pública por lo que corresponde a un cónyuge de un servidor público.
La licenciada Zavala tiene la convicción de que el acceso a la información de contenido patrimonial de los servidores públicos, fortalece la rendición de cuentas a los ciudadanos y contribuye a transparentar su gestión.
A solicitud expresa del periodista Daniel Lizárraga, el 11 de marzo del 2010 se le mostró la información sobre los bienes patrimoniales de la licenciada Zavala.
Como refirió esta carta, el pasado 11 de marzo el coordinador de Comunicación Social de la Presidencia, Max Cortázar, aceptó dar una postura oficial ante la investigación de Proceso.
En esa reunión, el funcionario efectivamente “mostró” un juego de hojas engrapadas con el membrete de la Secretaría de la Función Pública. Según él, esa era la declaración patrimonial completa del Presidente y, con el dedo índice de la mano derecha, señaló los datos catastrales sobre las propiedades de Margarita Zavala que sí estaban reportadas “en tiempo y forma”.
De acuerdo con el Diccionario de la Lengua Española, el verbo mostrar tiene dos acepciones principales: 1) Exponer a la vista algo; enseñar algo o enseñarlo para que se vea; y 2) Explicar, dar a conocer algo o convencer de su certidumbre.
Esto fue justamente lo que hizo Cortázar: “mostrar”. No obstante no entregó una copia de esa presunta declaración patrimonial completa y tampoco se pudieron tomar datos de ella para contrastarlos con el expediente integrado por Proceso durante seis meses.
A petición de este semanario, el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) abrió un par de juicios de revisión contra la “confidencialidad” de la declaración patrimonial completa esgrimida por la Función Pública.
En la carta enviada al director de la revista, la directora de Información de la Oficina de la Primera Dama, Karin Oechler, afirmó que en abril pasado Margarita Zavala permitió que sus bienes fueran del dominio público.
Es decir que esta autorización surgió alrededor de un mes después de que Proceso publicara la primera entrega de la investigación sobre posibles inconsistencias en las declaraciones patrimoniales de Calderón.
Durante la tarde del viernes 11 imprevistamente Declaranet dejó de funcionar. Era imposible verificar si había cambios, como lo dejó ver Zavala en su carta. Alrededor de las 22:00 horas se liberó la información sobre la primera dama.
Pese a que se han colocado en internet los bienes de Zavala, aún está por resolverse si el IFAI aprueba que las declaraciones patrimoniales del Presidente sean del dominio público, en papel, sin que estén procesadas por la Función Pública.