27 oct. 2013

En seguridad, “ignorancia negligente” de Peña Nieto


En seguridad, “ignorancia negligente” de Peña Nieto/EDGARDO BUSCAGLIA
Revista Proceso No 1939, 27 de octubre de 2013
LIBROS
La supuesta reducción de los homicidios en México anunciada por el gobierno de Enrique Peña Nieto como una victoria demuestra “ignorancia negligente en temas de seguridad” o que está pretendiendo “engañar a la población con estadísticas chatarra”, ya que “los homicidios pueden bajar porque el Estado es más fuerte o porque la delincuencia organizada es más fuerte”. Como sea, México no transitará hacia la seguridad humana mientras no existan los controles judiciales, patrimoniales, políticos y sociales a los que se refiere Edgardo Buscaglia en su más reciente libro, Vacíos de poder en México, publicado en octubre por Random House Mondadori y del que a continuación Proceso adelanta partes del epílogo.

Sin perdón/Antonio Hernández-Gil,


 Sin perdón/Antonio Hernández-Gil, decano del Colegio de Abogados de Madrid.
 Publicado en ABC | 12 de febrero de 2013;

«Para mi, el perdón es un acto egoísta que hago para mí misma de modo que no tenga que vivir con el odio en mi corazón y pueda llenar ese lugar con alegría, amor y felicidad». Lo dice quien ha pasado diecisiete años de su vida en prisión, cinco de ellos en el corredor de la muerte, por un crimen no cometido.
En 1976, con una niña de diez meses y un niño de nueve años, Sonia (Sunny) Jacobs y su pareja, Jesse Tafero, acompañaban en una furgoneta a Walter Rhodes. Aparcados en un área de descanso de la Interestatal 95, en Broward, dos policías les ordenaron salir. Sunny dormía con sus hijos. La despertó el tiroteo. Murieron los dos policías. Rhodes, con restos de pólvora en sus manos, pactó con el fiscal una condena a cadena perpetua a cambio de culpabilizar a Tafero y Jacobs, condenados a muerte sin testigos. Sunny consiguió en 1981 que le conmutaran la pena de muerte por cadena perpetua. Para celebrarlo, los padres de Sunny, que tenían la custodia de sus nietos, viajaban a Las Vegas. Murieron al estrellarse el vuelo 759 de Pan Am. Separaron a los niños y los entregaron al sistema público de acogida familiar. Tafero fue a la silla eléctrica el 4 de mayo de 1990, en Florida. Tuvieron que interrumpir tres veces la ejecución porque, respirando todavía, salían humo y llamas de su cabeza. Para Sunny, «el mundo era un lugar que ya no conocía» del que habían desaparecido para siempre Jesse, sus padres, el cariño de sus hijos, el tiempo. Lentamente, sus abogados demostraron el perjurio de la reclusa que dijo haber oído a Sunny confesar el crimen y la ocultación de pruebas exculpatorias: el registro del detector de mentiras de Rhodes y cómo éste había reconocido a otro preso ser el único autor del asesinato. El propio fiscal acabó ofreciendo a Sonia Jacobs la libertad. Salió de la cárcel el 9 de octubre de 1992. Tenía 45 años. No hubo ninguna compensación económica. Llevaba puesto el anillo de boda de su madre, salvado del siniestro.
Sunny fue atropellada al poco de salir de la prisión y desde entonces está en silla de ruedas. El otoño pasado se ha casado en Nueva York con Peter Pringle, el último condenado a muerte en Irlanda, también injustamente. «Creo que es un regalo del universo por haber elegido ambos el camino de la paz y no el de la venganza o el castigo». Dos jóvenes autores, Jessica Blank y Erik Jensen, incluyeron su testimonio en Los exonerados. La obra se estrenó en Broadway en 2002 y aún puede verse en Londres. Han hecho de Sunny actrices como Susan Sarandon, Mia Farrow, Lynn Redgrave, Kathleen Turner o Brooke Shields. Sunny ha escrito la novela de su vida: Tiempo robado. Concede entrevistas y dice frases como la que encabeza este artículo. El mundo sigue rodando, capaz de digerir sus errores como si nada.
Pero no hace falta la insoportable frecuencia del error para advertir los dilemas éticos del lento y demasiado ciego mecanismo de la justicia. Sobre todo ante sanciones totales como la pena de muerte, la cadena perpetua, revisable o no, y el desahucio del pequeño hogar desordenado para siempre por las deudas: ¿Quién es el sujeto de la condena? ¿La joven que estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado, o la mujer que, desde su silla de ruedas, sonriendo, perdona la vida a quienes se la arruinaron? ¿Cuál sería la diferencia, hoy, de haber hecho Sunny lo que no hizo, estar despierta, sujetar el arma que alguien ponía en sus manos? Después de treinta años nadie es la misma persona. Para castigar lo que creemos que pasó le extirpamos al condenado sus posibles futuros, tal vez ya con alguna clase de existencia ligada a la potencialidad del embrión que somos en cada momento de nuestra vida. ¿Cómo infligir castigos de efectos ilimitados por una culpa finita? Cambiamos un hecho pretérito, desafortunado o atroz, por todo lo que a alguien le queda por delante, la muerte o la vida, incluida la posibilidad de la reinserción, el arrepentimiento y el olvido. Renunciamos al privilegio del perdón y a la honestidad de la duda.
La literatura amplía los límites de la experiencia y ayuda a formar criterio. Cervantes, en el capítulo de los galeotes encadenados, recuerda que «una de las partes de la prudencia es que lo que se puede hacer por bien no se haga por mal». Entre una ética de los medios y una dudosa ética de los fines, Don Quijote se inclina por la primera y, comprendiendo mejor la reacción inmediata para combatir el mal que la acción póstuma de la justicia, libera a los galeotes «porque me parece duro caso hacer esclavos a los que Dios y naturaleza hizo libres … allá se lo haya cada uno con su pecado; Dios hay en el cielo, que no se descuida de castigar al malo ni de premiar al bueno, y no es bien que los hombres honrados sean verdugos de los otros hombres, no yéndoles nada en ello». Con el paso del tiempo, cuando ya apenas queda nada que reparar, la pena bascula hacia el rito y la venganza. Igual sucede en A sangre fría de Truman Capote. No hubo error en el caso de aquellos dos psicópatas, Richard (Dick) Hickock y Perry Smith, que en 1959 viajaron seiscientos kilómetros para matar en Holcomb, Kansas, a los cuatro miembros de la familia Clutter, por 40 dólares o por nada. Ninguna simpatía. Sin embargo, condenados y ejecutados, su muerte pierde cualquier posible función restauradora o ejemplificante. Como le dice Dick a un periodista: «¿Qué se puede decir sobre la pena de muerte? Yo no estoy en contra. Se trata de una venganza, ¿y qué tiene de malo la venganza? Es muy importante. Si yo fuera familia de los Clutter no podría descansar en paz hasta ver a los responsables colgando de la horca». Capote escribe sin tomar partido, con la fría meticulosidad de sus criminales, pero nos deja como pórtico de su novela esta cita de La balada de los ahorcados, compuesta en el siglo XV por el poeta francés François Villon, él mismo torturado y condenado a muerte: «Hermanos que vivís después de nosotros, no nos miréis con el corazón endurecido,
porque si tenéis piedad de nosotros, pobres hombres, mayor será la misericordia de Dios con vosotros».
Walt Whitman combinaba las imágenes del poeta y del juez en el hombre equitativo, árbitro de lo diverso, que a la luz del sol que declina es capaz de ver la riqueza y complejidad interior de cada ciudadano, la eternidad en las mujeres y en los hombres, más que sueños o puntos. El juicio no puede abstraer las emociones, el infinito lado humano, de entre la suma de circunstancias que hacen real cada caso. Lo recuerda Martha C. Nussbaum en Justicia poética: para ser completamente racional, el juez, además de competencia técnica e imparcialidad, necesita educar su capacidad de humanidad. En su ausencia, se velará el amanecer del juicio democrático y las «interminables generaciones de prisioneros y esclavos» a que se refería Whitman, los siempre excluidos, «penarán a nuestro alrededor y será menor su esperanza de libertad». Conectar hoy el derecho a la piedad, o hablar de justicia poética, parecen ejercicios literarios. Sin embargo, precisamente en tiempos de un derecho abstracto y una política aritmética insuficientes para navegar entre tormentas, hay que reforzar la carga de humanidad en las leyes y en la justicia. Abrir solidariamente la puerta a la diversidad y a la compasión. También ahí llega la responsabilidad de los abogados con los brazos hundidos en el barro de la condición humana intentando moldear los conflictos y sortear la iniquidad. Sonia Jacobs lo sabe.

EU resta trascendencia a la crisis del espionaje


 Estados Unidos resta trascendencia a la crisis del espionaje
El Gobierno dedica hoy más esfuerzos aparentes a arreglar la página web de la reforma sanitaria que a responder a las quejas de Europa o Brasil
ANTONIO CAÑO 
El País, Washington 27 OCT 201
Estados Unidos dedica hoy más esfuerzos aparentes a arreglar los fallos en la página web de la reforma sanitaria que a resolver la crisis diplomática provocada por el espionaje norteamericano en Europa. Eso es reflejo, no solo de cuales son las prioridades de la opinión pública, los medios de comunicación y el Gobierno en este momento, sino de la falta de opciones de las que dispone el presidente Obama para responder a corto plazo y de forma satisfactoria a las protestas de los líderes europeos, que se espera que desaparezcan con el paso del tiempo sin dejar una huella profunda.
En general, la política adoptada por la Administración estadounidense desde el estallido de este conflicto ha sido la de atender respetuosamente las quejas de gobiernos que, por otra parte, son estrechos aliados, pero ofreciendo a cambio solo promesas vagas de cambios en los mecanismos de espionaje, sin muchas perspectivas de que puedan cumplirse.

Washington agradece a Colombia por liberación de exmarine


A las 11.30 a.m. del domingo 27 de octubre, el señor (kevin Scott) Sutay fue entregado en el aeropuerto de Bogotá a representantes del Gobierno de los Estados Unidos", indicó el comunicado de estos dos países, que también ejercen como garantes del proceso de paz entre el Ejecutivo colombiano y las Farc en La Habana.
Washington agradece a Colombia por liberación de exmarine
 El secretario de Estado John Kerry, expresó el "profundo agradecimiento" de su país al Gobierno colombiano tras la liberación del exmarine estadounidense Kevin Scott Sutay, quien permaneció cuatro meses secuestrado por FARC.
 "EU está profundamente agradecido con el Gobierno de Colombia y alaba sus esfuerzos incansables para asegurar su liberación", indicó Kerry en un breve comunicado poco después de conocerse la noticia.

Sabotaje en Michoacán


Nueve subestaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Michoacán resultaron dañadas tras un “intento de sabotaje por parte de grupos no identificados” la madrugada de este domingo.
Algunos de los ataques fueron realizados con bombas molotov.
Las instalaciones que resultaron más afectadas son las de Zamora, La Piedad, Apatzingán, Zinapécuaro y Uruapan, indicó la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán en el comunicado.
En estos lugares, los daños causaron apagones parciales, por lo que personal de la CFE trabaja "intensamente", custodiado por autoridades municipales, para restablecer el servicio, detalló la dependencia.

El milagro del sol/Andrés Trapiello


El milagro del sol/Andrés Trapiello es escritor.
El País | 24 de octubre de 2013;
“El milagro del sol, anunciado por Nuestra Señora de Fátima en varias ocasiones, fue un acontecimiento extraordinario que tuvo lugar el 13 de octubre de 1917 en la campiña de Cova da Iria, cerca de Fátima, Portugal, atestiguado por entre 30.000 y 45.000 testigos, según Avelino Almeida, que escribía para el periódico portugués O’Século, y un máximo de 100.000, estimados por el doctor Joseph Garrett, profesor de la Universidad de Ciencias Naturales de Coimbra, ambos presentes ese día. Según varias declaraciones de testigos, después de una llovizna se despejó el cielo y el sol lució como un disco opaco que giraba en el cielo, oscilando en dirección a la Tierra trazando un patrón de zig-zag (…) Atemorizadas, algunas personas que observaban esto creyeron llegado el fin del mundo. Los testigos aseguraron también que el suelo y sus ropas, que habían estado mojados por la lluvia, se habían secado completamente. (…) El fenómeno tampoco estuvo supeditado al tiempo y el espacio, ya que el papa Pío XII vio el milagro del sol 37 años después, en 1950 y desde los jardines del Vaticano, como confirmación del Cielo en un momento decisivo en el cual él iba a proclamar un dogma ex catedra”.

Es aceptable espiar a un aliado?


 EU y el espionaje/Pascal Boniface, director del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas de París.
La Vanguardia | 25 de octubre de 2013
El escándalo de las escuchas de la National Security Agency (NSA) en Francia suscita una serie de preguntas. ¿Es aceptable espiar a un aliado? ¿Justifica la lucha contra el terrorismo el utilizar cualquier medio? Se puede apreciar que bajo la cobertura de combatir al terrorismo, Estados Unidos ha espiado y conseguido informaciones destinadas a ayudar a sus empresas que compiten en los mercados internacionales con compañías francesas y europeas. ¿Acaso hemos entrado en un periodo estratégico diferente desde el final de la guerra fría?, ¿o es que la guerra económica ha desplazado al espionaje estratégico? Los estados no tienen amigos, solamente tienen intereses. Si espiar a los aliados no es algo nuevo, no por ello sigue siendo inaceptable.

Aldo Giordano, es nuncio en Venezuela en lugar de Parolín


El papa Francisco  nombró como nuevo Nuncio Apostólico para la República Bolivariana de Venezuela a  Aldo Giordano, quien se desempeñaba como Enviado Especial con función de Observador Permanente en el Consejo de Europa, en Estrasburgo.
 Monseñor Giordano nació el 20 de agosto de 1954 en Cuneo (Italia). Se ordenó sacerdote el 28 de julio de 1979.
 Obtuvo su licenciatura en Filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en 1980.
 Para sus estudios de doctorado abordó el pensamiento de Friedrich Nietzsche.
 El 15 de mayo de 1955 fue elegido Secretario General del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE).
 Fue nombrado Capellán de Su Santidad en 2002 y Prelado de Su Santidad en 2006.
 El 7 de junio de 2008 fue nombrado Observador Permanente de la Santa Sede para el Consejo de Europa, de Estrasburgo.
 En setiembre de 2013 publicó el libro “Otra Europa es posible, ideales cristianos y las perspectivas para el Viejo Continente”, recogiendo sus experiencias y reflexiones de sus cerca de 20 años al servicio de la Iglesia en Europa.
 Giordano habla francés, inglés, alemán y español.

Arde Michoacán: ¿Y dónde está el gobernador?


 Michoacán sin control: atacan instalaciones de la CFE y queman cuatro gasolinerías
LA REDACCIÓN/APRO, 27 DE OCTUBRE DE 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Sujetos armados atacaron esta madrugada a balazos y con bombas molotov diversas subestaciones eléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en varios municipios de Michoacán.
Aproximadamente a las 1:00 horas, en Apatzingán, un grupo de desconocidos intentó incendiar la subestación Valle Verde localizada en la colonia El Varillero. Sin embargo, policías federales y empleados de la CFE lograron controlar el incendio, según el diario Provincia.
El incidente en ese municipio ocurrió pocas horas después de que se registraran balaceras y quema de vehículos tras la llegada de guardias comunitarios.
Otros ataques se reportaron en los municipios de Hidalgo, Sahuayo, Zacapu, Morelia, Uruapan, Paracho, La Piedad, Zamora, Jaconá, Álvaro Obregón, Maravatío, Zitácuaro y Tarimbaro, tras lo cual hubo fallas en la energía eléctrica y apagones.

Más allá del túnel


 Más allá del túnel/RAFAEL CRODA
Revista Proceso No 1930, 2013
BOGOTÁ.- El comandante de la guerrilla colombiana del M-19 Antonio Navarro Wolff sintió llegar la muerte mientras lo atendían en la unidad de terapia intensiva del Hospital Mocel de la Ciudad de México. Los médicos le suministraron mil miligramos de dipirona para reducir la fiebre y el dolor que lo aquejaban y una reacción alérgica le provocó un violento choque anafiláctico que colapsó su sistema cardiorrespiratorio.
“Me metí en el túnel de la muerte –recuerda– y vi una luz que se iba alejando poco a poco. Hay un umbral de angustia que uno pasa, el umbral de la muerte, digo yo, y ahí después uno no siente nada, ni miedo ni angustia ni nada. Uno se queda quieto, tranquilo, en paz.”
Era el miércoles 29 de mayo de 1985. Tres semanas antes Navarro Wolff fue víctima de un atentado con una granada en una cafetería de Cali, Colombia, mientras el M-19 negociaba la paz con el entonces presidente colombiano Belisario Betancur y en momentos en que regía una tregua entre las partes.

Medina despachó a las Fuerzas Armadas y NL se alborota de nuevo


Medina despachó a las Fuerzas Armadas y Nuevo León se alborota de nuevo/LUCIANO CAMPOS GARZA
Revista Proceso No 1939, 27 de octubre de 2013
Cuando llegaron a Nuevo León, en 2007, nadie quería a los marinos y soldados. Y ahora que Rodrigo Medina presuntamente solicitó el regreso de las Fuerzas Armadas a sus cuarteles, algunos sectores políticos y sociales piden que los militares se mantengan en la entidad. El gobernador sigue empeñado en hacer creer que la delincuencia está bajo control, al grado de ufanarse de que su policía estatal –Fuerza Civil– puede hacerse cargo de la seguridad pública. Lo cierto es que los homicidios, las extorsiones y los cobros por “derecho de piso”, entre otros delitos, están repuntando.
MONTERREY, NL.- Apenas Rodrigo Medina proclamó la victoria de su gobierno sobre las bandas criminales y presuntamente pidió al gobierno federal el regreso de las tropas de la Marina y del Ejército a sus cuarteles, resurgieron los homicidios, secuestros, extorsiones y cobros de piso, delitos que presuntamente habían sido erradicados por la policía estatal Fuerza Civil (FC).
El ayuntamiento regiomontano, administrado por el PAN, y el Congreso local pidieron hace dos semanas al presidente Enrique Peña Nieto que regresen a las calles los marinos y soldados para controlar a las organizaciones delincuenciales.
 La versión difundida por Medina presuntamente en julio pasado en un encuentro de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), según la cual FC acabó con la criminalidad en Nuevo León, resultó falsa. En realidad, eran las fuerzas federales las que daban la cara por la ciudadanía en todo el territorio, asegura el diputado panista Juan Carlos Ruiz García.

Calderón y Televisa: historia de una confabulación


 Calderón y Televisa: historia de una confabulación/JENARO VILLAMIL
Revista Proceso No 1939, 27 de octubre de 2013
Mark Rudolph James, propietario de Tangentte, una pequeña empresa dedicada a las telecomunicaciones, denuncia que fue desplazado de los servicios de triple play por Grupo Televisa y la firma WL Comunicaciones, con la anuencia de Felipe Calderón cuando fungió como presidente de la República. En entrevista con Proceso, James dice que la suerte de Tangentte se decidió el día en que el mandatario decidió liquidar a Luz y Fuerza…
 Hace cuatro años, en una cena realizada el 28 de septiembre de 2009, tras una agria discusión con el líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Luis Esparza,  Felipe Calderón Hinojosa decidió la liquidación de Luz y Fuerza del Centro.
 Esa decisión significó también la estocada final contra la pequeña empresa de telecomunicaciones Tangentte, de Mark Randoph James, para beneficiar a WL Comunicaciones, de Fernando Canales Clariond, y a Grupo Televisa, propietario de la firma Bestel. Ambas, dice, despojaron a esa compañía de una red de fibra óptica utilizada para servicios de triple play.
 “Esta es una historia de fraude, desacato, declaraciones falsas, prácticas monopólicas absolutas y relativas y persecución política”, dice el joven empresario James, quien relata a Proceso la forma en que, sostiene, Grupo Televisa y WL Comunicaciones –de la cual son socios Canales Clariond y Ernesto Martens, ambos secretarios de Energía durante el foxismo– desplazaron a su firma apoyados por la administración de Calderón.

México en Ginebra: el juego de la simulación


 México en Ginebra: el juego de la simulación/YETLANECI ALCARAZ
Revista Proceso No 1939, 27 de octubre de 2013

 Durante el Examen Periódico Universal –la semana pasada en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU– la comunidad internacional criticó unánimemente a México y le hizo apremiantes recomendaciones. Los abusos de las fuerzas militares, la inoperancia del sistema de procuración de justicia, las agresiones contra migrantes, defensores de derechos humanos y periodistas, entre otras prácticas, fueron censuradas una y otra vez por representantes de naciones de todo el mundo. Un dato indica cómo ha retrocedido México en esta materia: le hicieron 176 recomendaciones, casi el doble que en el primer examen, en 2009, cuando fueron 93.
GINEBRA.- Kirstine Vangkilde Berner, representante de Dinamarca, fue la novena oradora luego del mensaje inicial del secretario mexicano de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade. Sus palabras de reconocimiento a México se transformaron en severas críticas:
 “Dinamarca agradece sinceramente a la delegación de México por su exhaustiva presentación. Elogiamos a México por sus reformas constitucionales en materia de justicia penal, aprobadas en 2008. Sin embargo, nos preocupa que la demora en la aplicación de esas reformas incremente el riesgo de violaciones de los derechos humanos. En el sistema tradicional de justicia penal de México persisten graves problemas, como la impunidad y el acceso efectivo a la justicia en forma de juicios libres y justos”, dijo.

En seguridad, “ignorancia negligente” de Peña Nieto

En seguridad, “ignorancia negligente” de Peña Nieto/EDGARDO BUSCAGLIA
Revista Proceso No 1939, 27 de octubre de 2013
 LIBROS
La supuesta reducción de los homicidios en México anunciada por el gobierno de Enrique Peña Nieto como una victoria demuestra “ignorancia negligente en temas de seguridad” o que está pretendiendo “engañar a la población con estadísticas chatarra”, ya que “los homicidios pueden bajar porque el Estado es más fuerte o porque la delincuencia organizada es más fuerte”. Como sea, México no transitará hacia la seguridad humana mientras no existan los controles judiciales, patrimoniales, políticos y sociales a los que se refiere Edgardo Buscaglia en su más reciente libro, Vacíos de poder en México, publicado en octubre por Random House Mondadori y del que a continuación Proceso adelanta partes del epílogo.
Es imposible predecir con exactitud qué sucederá con los niveles de inseguridad humana o con la delincuencia organizada en México en los próximos años, y si serán suficientes las acciones instrumentadas por el Estado para combatirla y contenerla.

La lucha por la CDHDF


La lucha por la CDHDF/ERNESTO VILLANUEVA
Revista Proceso No 1939, 27 de octubre de 2013
 Atodos debe importar que funcione, y bien, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), que se renovará en los próximos días. Conviene pues estar atentos a lo que ocurre. Veamos.
 Primero. Es loable que el proceso de renovación vaya caminando razonablemente bien, con un amplio diálogo con las más distintas organizaciones de la sociedad civil que ha propiciado la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), dirigido por un político atípico, el sólido jurista Manuel Granados. Este hecho no es menor. Con Granados al frente se permite elevar la calidad de la discusión, procesar con civilidad las diferencias de percepción y de criterio sobre perfiles y, lo más importante, los retos que tiene frente a sí la CDHDF. Si bien es verdad que las organizaciones de la sociedad civil no votan, también lo es que tienen un peso específico que no puede ni debe ser soslayado para que el organismo tenga un amplio acompañamiento social.

Los ochenta, cuando se impuso la narcopolítica



Los ochenta, cuando se impuso la narcopolítica/ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA
Revista Proceso No 1939, 27 de octubre de 2013

 Los ochenta eran tiempos de “renovación moral” en el discurso presidencial pero también de oscuros pasajes de la narcopolítica que no acaban de ser revelados. Este semanario trataba de desentrañar las siniestras actividades de José Antonio Zorrilla Pérez, titular de la DFS, implicado en dos asesinatos de alto perfil, los de Manuel Buendía y Enrique Camarena. Según fuentes estadunidenses aquel policía, a la postre juzgado y sentenciado por el primero de esos homicidios, controlaba a los capos del narcotráfico de la época (Caro Quintero, Fonseca Carrillo y Félix Gallardo), pero no lo hacía por cuenta propia… obedecía a alguien más.
Un alto funcionario estadunidense fue contundente en su aseveración: “(José Antonio) Zorrilla (Pérez) recibía dinero de la droga que luego repartía entre gente de alto nivel”. Era la mitad de la década de los ochenta y este semanario daba seguimiento puntual a las actividades de ese personaje, titular de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) en tiempos de los asesinatos del periodista Manuel Buendía y del agente estadunidense Enrique Camarena.

La Federal de Seguridad y la CIA colaboraban con Caro Quintero


La Federal de Seguridad y la CIA colaboraban con Caro Quintero/Jorge Carrasco Araizaga.
Portada: Revista Proceso No 1930, 26 de octubre de 2013

En torno al asesinato en 1985 del agente de la DEA Enrique Camarena en México casi nadie se decide a hablar. Quienes tenían la obligación de saber lo que ocurrió con el estadunidense en Guadalajara optaron por guardar silencio o alegar ignorancia. Uno de ellos, Sergio García Ramírez, a la sazón procurador general. Otro, Manuel Bartlett, entonces titular de la Secretaría de Gobernación. Uno más: José Antonio Zorrilla, que era director federal de Seguridad. Pero alguien sí quiso hablar: Jorge Carrillo Olea, subsecretario de Gobernación durante el sexenio delamadridista. En entrevista con Proceso, el exgobernador de Morelos confirma que la temida DFS estaba, literalmente, al servicio de la CIA y ambas colaboraban con el Cártel de Guadalajara. “Bartlett lo sabía perfectamente”, remata.