21 sep. 2009

Where´s "Secure Flight?

Where’s ‘Secure Flight?’/By James K. Robinson, a partner in the Washington office of the law firm Cadwalader, Wickersham & Taft LLP
THE WASHINGTON POST, 19/07/08;
As a frequent air traveler who is regularly inconvenienced because my common name routinely triggers the government’s terrorist watch list, I read with interest the July 17 op-ed by Leonard Boyle, director of the federal Terrorist Screening Center. I consider his column the long-awaited reply to my May 2, 2005, submission to the Transportation Security Administration in an effort to avoid the inconvenience of watch-list misidentification.
Boyle asked readers how many times they have heard this “myth”: “Thousands of Americans get detained and inconvenienced daily because of watch-list errors!” Without providing evidence, he said, “They don’t.” I know that I do, and it is unclear how Boyle or his agency would know how many others are similarly inconvenienced.
Boyle quoted from the September 2006
Government Accountability Office report“Terrorist Watch List Screening — Efforts to Help Reduce Adverse Effects on the Public.” That report found that “misidentifications can lead to delays, intensive questioning and searches, missed flights, or denied entry at the border.” It also acknowledges that the total number of misidentifications “may be substantial” and “the exact number is unknown.”

Vi Foro para la seguridad operacional

El Nuevo Diario de Santo Domingo, República Dominicana
15 de septiembre de 2009;
Washington, DC.----La República Dominicana obtuvo un reconocimiento público por parte de las autoridades de la Administración Federal de Aviación, por sus avances en materia de seguridad en el transporte aéreo y superación de las discrepancias existentes en el sistema de aviación del país caribeño, los cuales han fortaleciendo a su vez sus sistemas operacionales de vuelos comerciales e internos.
En un informe entregado al director del IDAC, José Tomás Pérez, durante el desarrollo del “VI Foro Anual Internacional para la Seguridad Operacional de la Aviación Civil”, efectuado en esta ciudad por la Administración Federal de Aviación, FAA, funcionarios de la entidad expresaron su beneplácito por los logros del IDAC y superación de los escollos existentes en relación a la seguridad aérea en la República Dominicana.
Añaden las autoridades federales de aviación de Estados Unidos en su informe que “la República Dominicana ha superado las discrepancias existentes en el Sistema de Aviación Civil desde que se inició el proceso de recuperación de la Categoría 1, con la firma del acuerdo de asistencia técnica efectuado hace tres años”.
A tal efecto, el programa de asistencia técnica (NAT-3437), que consistía en fortalecer la seguridad operacional de la aviación civil en la nación caribeña, ha asegurado el cumplimiento de los ocho elementos críticos en la vigilancia de la seguridad operacional requeridos por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), y establecido en el documento No. 9743, según señala dicho informe.
La Administración Federal de Aviación Civil en Estados Unidos, especificó que “las 46 discrepancias que existían cuando se inició el programa de cooperación técnica se han reducido a sólo cuatro de poca significación”, y que están en proceso de ser superadas a corto plazo para los objetivos de la seguridad operacional, por lo cual, según agregan, “consideran a RD como un modelo de superación y desarrollo en la aviación civil en toda la región”.
En el marco del desarrollo del foro de aviación internacional, la FAA se comprometió además a colaborar con la Academia Superior de Ciencias Aeronáuticas (ASCA) de RD, en el desarrollo e implementación de sus programas tanto a nivel de la escuela de vuelos como de los entrenamientos de los controladores y técnicos del Instituto Dominicano de Aviación Civil, conforme a declaraciones del Secretario de Estado y Director del IDAC, José Tomás Pérez.
En el encuentro efectuado en Washington, DC, ambas instituciones acordaron renovar el acuerdo de asistencia técnica por tres años más, fortaleciendo aspectos que tienen que ver con la inspección de aeronaves DC-9 y B-737 que ya están operando en la República Dominicana.
José Tomás Pérez explicó que “esta asistencia estará focalizada en los departamentos de Aeronavegabilidad, Operaciones y Licencias de la dirección de Normas de Vuelo, como instancia encargada de la vigilancia y la certificación de los operadores aéreos, talleres de mantenimiento, escuela de mantenimiento, escuela de formación de pilotos y técnicos de mantenimiento, así como de la vigilancia de operadores extranjeros y de la aviación en general”.
El director del IDAC aprovechó también la ocasión, para felicitar a la dirección de Normas de Vuelo en su país, “por el esfuerzo continuo que desarrollan en favor de una aviación más segura y confiable en la República Dominicana”, según dijo José Tomás Pérez.
Autor: Rose Mary Santana

Cateo en Peñoles

Por qué catear al empresario Alberto Baillères?
Cubículo Estratégico
Carlos Mota
2009-09-21•Al Frente
.Nadie sabe nada. Ni en la PGR, ni en la Secretaría de Marina, ni en Industrias Peñoles. O más bien, hasta el momento de escribir estas líneas, nadie quiso decir nada sobre el operativo por medio del cual elementos de la Armada de México llegaron el sábado por la tarde al centro comercial Moliere 222, en Polanco, para ingresar al edificio corporativo de Grupo Bal e Industrias Peñoles a realizar un cateo.
De acuerdo con la información difundida ayer en varios medios, los cuerpos de seguridad finalmente no ingresaron al inmueble, pues abogados de la empresa los convencieron de no hacerlo. Pero estuvieron varias horas en las afueras del lugar.
Nunca he cubierto la fuente relacionada con los delitos o con el Ministerio Público, pero a mi entender este operativo es prácticamente inédito. ¿Alguien recuerda una movilización con armas largas, vehículos con artillería, perros y chalecos antibalas llegando a catear la sede corporativa de una empresa mexicana de la envergadura de Industrias Peñoles? Yo no. La empresa cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores y su subsidiaria, Fresnillo Plc, en Londres.
Ayer llamé a la Secretaría de Marina para indagar las causas de la movilización. ¿Qué persiguen en la empresa insignia de Alberto Baillères?, me preguntaba. El marinero Torres, de la oficina de Comunicación Social, no vaciló: “El operativo lo montó la PGR”, aseveró. Sin embargo, ayer MILENIO reportaba que el vocero de la Procuraduría decía desconocer el operativo. Luego llamé a la PGR, donde la respuesta fue: “No tenemos información oficial”.
Hasta ahora hay más preguntas que respuestas. ¿Qué persiguen? ¿Sabía la empresa, su dueño Alberto Baillères y su director general Jaime Lomelín, que catearían así la oficina? Si no lo sabían, ¿por qué aparecieron ipso facto los abogados de la empresa a exhibir documentos e impedir el cateo del Ministerio Público y la Armada? Todo es extraño: usualmente los abogados de una empresa no están laborando un sábado a las seis de la tarde. Pero en este caso ahí estaban, con documentos listos.
Un par de cosas son claras: el gobierno tendrá que explicar qué persigue, y la empresa tendrá que explicar por qué sus abogados estaban listos para impedir el cateo.
motacarlos100@gmail.com
***
GRUPO PEÑOLES COLABORA EN LAS INVESTIGACIONES DE PGR, SEMAR Y SHCP
Domingo, 20 de Septiembre de 2009 Boletín 1145/09
Como parte de las acciones contra la delincuencia organizada, coordinadas entre la Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de Marina (SEMAR) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el pasado 19 de septiembre se aseguraron USD $2’150,000 (dos millones ciento cincuenta mil dólares americanos), en el contenedor NYKU3113756, localizado en el tramo 14, del recinto fiscalizado de la aduana de Manzanillo, Colima.
En el contenedor fueron ubicados 20 (veinte) sacos con sulfato de sodio, mismos que portaban la leyenda “Química del Rey”, empresa subsidiaria de Grupo Peñoles, encontrándose en uno de los sacos el dinero mencionado. E
stos hechos fueron del conocimiento de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), la cual inició la averiguación previa UEIORPIFAM/AP/174/2009. Grupo Peñoles colabora plenamente con las investigaciones del caso, sin que hasta este momento exista información alguna que vincule a esta empresa, o a “Química del Rey”, con el contenedor asegurado. Estas acciones coordinadas se suman a las realizadas la semana pasada en las que elementos de SEMAR, SIEDO y Aduanas México aseguraron más de 14 millones de dólares en la aduana de Manzanillo, Colima.

El caso de Jacinta en el Congreso

Luego de la liberación de la indígena otomí Jacinta Francisco Marcial, diputados del PRI, PAN y PRD se pronunciaron por legislar en materia de procuración e impartición de justicia, debido a que existen muchos indígenas que se encuentran en una situación similar ante las deficiencias en las instituciones jurídicas.
Al respecto, la diputada del PRI, Sofía Castro Ríos dijo en una entrevista que una vez que se instale la Comisión de Asuntos Indígenas pedirá al Poder Judicial Federal y estatal un informe detallado de las mujeres indígenas que se encuentran recluidas por procesos legales vigentes. “Vamos a revisar y pedir informes a efecto de saber cuántas mujeres indígenas están presas en las cárceles, de qué delito se les acusa y cuáles son las razones de que no se les haya hecho valer las vías de pre-liberación”.
Castro Ríos dijo que una vez que se instale la comisión “estaremos en la oportunidad con toda la autoridad de hacer comparecer a los órganos encargados de impartir y administrar justicia. Consideró que en las investigaciones en donde se ven involucrados indígenas se soslaya el derecho y la garantía de audiencia de defensa de las víctimas de los delitos. “Hoy es Jacinta, pero seguramente hay muchas más Jacintas en las cárceles del país que están purgando penas de las que no son culpables”, precisó.
A su vez el diputado del PAN Gregorio Hurtado Leija informó que plantearán una propuesta para que en los procesos jurídicos a las personas que pertenecen a comunidades indígenas se les respete dentro de sus usos y costumbres. “Lo peor que podemos hacer es seguir faltándole a los derechos humanos de las comunidades indígenas y tener cierto rango de discriminación hacia ellos, se les debe respetar, por ello se deben actualizar las leyes federales en los términos de nuestra Constitución”, afirmó.
Respecto al caso de Jacinta, el diputado consideró que es un claro ejemplo de las deficiencias que existen en materia de procuración e impartición de justicia. “Hay muchos cabos sueltos y seriamos de la idea de solicitar una investigación a los propios elementos policiacos que emitieron la acusación en contra de estas personas”, precisó.
Si la autoridad ya emitió que no hay delito que perseguir, entonces hay falsedad de lo que los cuerpos policiacos manifestaron y debe ser un ejemplo claro para que se conduzcan con la verdad los casos y no se acuse falsamente a las personas. “El caso se debe tomar como ejemplo y partir como base para ir corrigiendo esas deficiencias”, abundó.
Por su parte, la diputada Claudia Anaya Mota (PRD) aseguró que es necesario contar con ministerios públicos independientes del Poder Judicial para evitar más casos de una mala integración de expedientes que son sujetos a proceso legal y que afectan a personas inocentes como ocurrió con la indígena otomí Jacinta Francisco. “Una disculpa y retribución económica no resarcen el daño psicológico y moral que se causó durante estos tres años. El sistema de impartición de justicia debe prever, en los tres niveles de gobierno que lo enmarcan, que estos casos no se vuelvan a repetir por su distinción”, sostuvo.
La legisladora consideró que la puesta en práctica de juicios orales va a coadyuvar al sistema de justicia, porque los jueces nunca ven a las víctimas que están acusadas de algún delito y no conocen a fondo la situación en que ocurrieron los hechos.
“Vamos a revisar los huecos jurídicos durante la Legislatura porque asumimos nuestra responsabilidad y la parte que nos toca, estaremos revisando todo aquel código que implique alguna sanción administrativa para que las leyes queden claras. Aquí el problema fue la integración de expedientes, se discriminó y es algo que tenemos que revisar porque en todos los ámbitos hay discriminaciones

País de locos

Columna Razones/Jorge Fernández Menéndez
Publicado en Excélsior, 21 de septiembre de 2009;
La locura como desestabilización
Es la hora de los locos. Uno, secuestra un avión, le exige a la tripulación dar siete vueltas al Distrito Federal y luego asegura tener una bomba que hará estallar si no habla con el presidente Calderón. Le tenía que decir que un terremoto era inminente en el centro del país, pues se lo había dicho Dios. El otro, está haciendo una pinta en los muros del Metro Balderas a las cinco de la tarde, cuando los andenes están a rebosar de usuarios, y escribe algo así como que el actual es “un gobierno de criminales” y, al momento en que un agente policial intenta detenerlo, le dispara, además mata luego a un transeúnte que intenta frenarlo y deja heridas a otras cinco personas. El primero se presenta como un pastor, el segundo como un estudioso de veterinaria, eso dice su familia, que quería irse a Estados Unidos. El primero dijo que quería hablar con el presidente Calderón, el segundo con el jefe de Gobierno Marcelo Ebrard. Los dos, coinciden las autoridades, están desequilibrados. Y los dos han provocado un clima de desasosiego en la capital del país como no se veía desde hace años.
Es lógico, desde principios de los años 70 no había secuestros de aviones en México. Ahora, con todas las medidas de seguridad que existen en los aeropuertos, un sujeto logra ingresar unas latas, las arma en pleno vuelo, las hace pasar por una bomba y logra desviar un vuelo, retenerlo durante horas y ser el gran evento mediático del día. Pero el diagnóstico dice que simplemente está loco. El otro no se sabe de dónde se hace con una pistola y se pone a disparar en una estación del Metro que nunca, con sus millones de pasajeros diarios, había vivido una situación similar. Sin embargo, no importa, el personaje en cuestión simplemente está loco.
Pero el país parece estar llenándose de locos. En el Distrito Federal, en apenas dos semanas, estallaron por lo menos cuatro artefactos explosivos. Primero se dijo que se trataba de actos de vandalismo, pero luego comenzaron a aparecer comunicados de grupos que aparentemente entran en la categoría de locos: comandos de ecoterroristas y un frente de liberación animal se atribuyen los atentados sin que los hechos parezcan tener lógica alguna. Por lo pronto, ecoterroristas o no, defensores de los animales o no, fueron atacadas una tienda de ropa en pleno Polanco, dos sucursales bancarias y una concesionaria automotriz. Después del último ataque se dijo que había dos personas detenidas, pero nunca hemos sabido ni nombres ni móviles. Los que siguen llegando son comunicados que no parecen tener lógica alguna y atribuyen cada uno de esos ataques a un grupo más insólito que su antecesor. Muchos dirán, son una bola de locos.
Pero estos locos, más el loco del avión y el loco del Metro, están consiguiendo generar una sensación de inseguridad que, incluso con toda la violencia que ha provocado la lucha contra el narcotráfico, por lo menos en la Ciudad de México, no se había percibido de la misma manera. Si un loco puede secuestrar un avión, matar a gente inocente en el Metro o colocar bombas en tiendas, para defender a los animales, todo se vale y se genera la percepción de que las autoridades no pueden controlar ni a los locos. Si mañana alguno de ellos decide hacer una locura mayor, el terreno ya estará preparado y se va a decir que en el país hay muchos locos y ninguno puede ser controlado. Así estaban de locos los Aburto, los Treviño, y todos los que desestabilizaron al país entre 1993 y 1995.
Ese es el verdadero desafío. Cuando algún grupo planea ejecutar un ataque real, siempre, de una u otra manera, prueba las defensas de su adversario. Y no lo hace de forma directa: qué mejor manera de hacerlo y de debilitar tanto la seguridad como la confianza de la gente que por medio de personajes enloquecidos. Decía Nietzsche que “la demencia en el individuo es algo raro; en los grupos, en los partidos, en los pueblos, en las épocas, es la regla”. Cuidado con ella, cuando la demencia se transforma en desestabilización.
Decía Nietzsche que “la demencia en el individuo es algo raro; en los grupos, en los partidos, en los pueblos, en las épocas, es la regla”.