27 feb. 2012

Reformas Constitucionales y Estado Laico

Reformas Constitucionales y Estado Laico/FA
Este domingo 26 de febrero de 2012 el eminentísimo cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo Primado de México, se pronunció a favor de la modificación a los artículos 24 y 40 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Antes de finalizar un servicio religioso en la Catedral Metropolitana, el Cardenal junto con la feligresía de los domingos le rindieron honores a la bandera con motivo de la celebración del 24 de febrero. Una escolta de la Policía Federal – con rifles de alto poder en mano- desfiló por una entrada lateral del templo hasta el altar mayor.
El Primado se dijo convencido de la adecuada separación del Estado y las iglesias (realmente se expreso en singular), ya que ello, favorece al Estado para reconocer y respetar los derechos de todos sus ciudadanos y, al mismo tiempo, permite a la(s) Iglesia(s) desempeñar su tarea en medio de la sociedad con una legítima autonomía. Dijo que un Estado laico positivo, es aquél que tiene la capacidad de reconocer y tutelar el derecho de la libertad religiosa que le corresponde al hombre individual y socialmente considerado que implica la libertad de creer o no creer y de vivir conforme a las propias creencias.

Monseñor Aguiar Retes, entrevista

La polémica Iglesia-Estado resucita a jacobinos
En conversación con "M Semanal", el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano estima que las reformas al artículo 24 constitucional no son un atentado contra el Estado laico, sino una ampliación de los derechos ciudadanos.
Milenio Semanal, 2012-02-26 |
Antes, durante y aun luego de su aprobación, la reforma al artículo 24 constitucional generó un fuerte debate entre diversos sectores de la sociedad en torno a una eventual vulneración al Estado laico y el otorgamiento de “ciertos privilegios” a la Iglesia católica, sin que sus razonamientos fueran sustentados con argumentos jurídicos.
Para el secretario ejecutivo de Relaciones Públicas e Institucionales del Episcopado Mexicano, Manuel Corral Martín, las modificaciones —aprobadas el 15 de diciembre de 2011 en la Cámara Baja por legisladores de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, Revolucionario Institucional y Verde Ecologista de México— constituyen un marco de respeto a la educación laica en México y mantienen intacta la histórica separación existente en México entre el Estado y la religión, sea cual sea, ya que no confiere potestades adicionales respecto a la educación pública, ni tampoco manifiesta nuevos atributos a la actuación de grupos religiosos en asuntos electorales o de gobierno.

Caso Ayotzinapa, Guerrero

Este domingo la PGR emite un boletín 130/12, en relación con la indagatoria PGR/DGCAP/ZNE-VIII/114A/2011, abierta con motivo de los hechos ocurridos en Chilpancingo, Guerrero el 12 de diciembre del 2011, en los que perdieron la vida dos estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa. 

Reacciones sobre los comentarios del Presidente FCH

Reacciones sobre los comentarios del Presidente FCH
El día de hoy e Presidente del IFE dijo que la institución que encabeza  cuenta este año con 53 nuevas atribuciones legales
Columna Jaque Mate: /Ley mordaza /Sergio Sarmiento
Reforma, 27 Feb. 12
"La ley es una telaraña que detiene a las moscas y deja pasar a los pájaros". Anacarsis
 En los países realmente democráticos nadie se preocupa de que el Presidente o el primer ministro hagan pronunciamientos políticos. El que en México hayamos tenido una tormenta porque el Presidente se refirió a una encuesta de opinión en una reunión privada nos revela el grado de perversión al que nos ha llevado la ley electoral.

Correa perdona al "El Universo"


El presidente Rafael Correa perdona al diario 'El Universo'
El jefe del Ejecutivo de Ecuador anuncia que desistirá también del juicio contra los autores del libro 'El Gran Hermano'
Desde el Palacio de Gobierno y acompañado de ministros de Estado y funcionarios públicos, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, manifestó su perdón al diario El Universo, a tres de sus directivos y al periodista Emilio Palacio, condenados por un delito de injurias vertidas en su contra en un artículo de opinión publicado el 6 de febrero de 2011 con el título No a las mentiras.
"He decidido ratificar lo que hace tiempo estaba decidido en mi corazón, que decidí también con familiares y amigos y compañeros cercanos: perdonar a los acusados concediéndoles la remisión de las condenas que merecidamente recibieron, incluyendo a la compañía El Universo", dijo Correa al leer una carta escrita por él.
El perdón de la condena es una facultad del querellante prevista en el código penal ecuatoriano.
Correa presentó la demanda contra El Universo en marzo como ciudadano, y no como Gobernante, a raíz de una columna del ex jefe de opinión Emilio Palacio, en la que se le acusa de haber ordenado disparar contra un hospital durante una rebelión de policías en septiembre de 2010.
El 16 de febrero la Suprema Corte Nacional de Justicia condenó en última instancia al director del diario, Carlos Pérez, y a los subdirectores César y Nicolás Pérez, tras lo cual el primero se refugió en la Embajada de Panamá en Quito, donde obtuvo asilo político.
El Presidente señaló que también desiste de la querella contra dos periodistas sentenciados en primera instancia al pago de 2 millones de dólares en otro juicio por daño moral, a raíz de un libro que reveló contratos de un hermano del Mandatario con el Estado.
En un discurso retransmitido a la nación a través de las cadenas locales, Correa aclaró que su perdón no conlleva “el olvido”.  “Este ha sido un juicio duro, tenso y extenuante”, manifestó el presidente ecuatoriano antes de anunciar clemencia.
En la columna firmada por Palacio se tildaba al mandatario de “dictador” y se le acusaba de haber ordenado “fuego a discreción” contra un hospital en la revuelta policial de septiembre de 2010. El diario llamó a la“prudencia” a la espera de que el perdón de Correa se materialice jurídicamente.
El presidente anunció también que desistirá de la demanda contra los periodistas Christian Zurita y Juan Carlos Calderón, condenados en primera instancia al pago de una fuerte cantifad de dólares por el daño moral causado con el libro El Gran Hermano, en el que se desvelan contratos millonarios suscritos con el Estado por empresas vinculadas al hermano del mandatario, Fabricio Correa.