7 may. 2017

Las columnas políticas, domingo siete de mayo de 2017.

Las columnas políticas, domingo siete de mayo de 2017.
Templo Mayor/Reforma
ALGUNOS priistas andan preocupados por que la fecha de su 22 Asamblea Nacional sea el 12 de agosto, concretamente, porque uno de los cinco temas que se abordarán es el de la revisión de sus estatutos.
EL ASUNTO es que el proceso electoral para los comicios del 2018 iniciará la primera semana de septiembre, y si los tricolores modifican ese documento quedarán pocos días para que los cambios sean validados por el INE y se apliquen en la elección del próximo año.
ESO SIN CONTAR con la posibilidad de que alguien pudiera impugnar la modificación a un punto sensible: el candado que exige a los candidatos a la Presidencia tener 10 años de militancia.
EL ASUNTO es que, si no se abre ese candado, la baraja de aspirantes presidenciales se reduciría sustancialmente y no habría posibilidad de postular a un ciudadano.
YA SE VERÁ si los tricolores llaman al cerrajero o se lanzan a jugar con menos cartas y sin comodines. 
BUEN coraje hicieron los calderonistas que quedan en el PAN por una decisión tomada por el CEN blanquiazul: el grupo encargado de limpiar el padrón de militantes decidió ampliar el periodo de actualización de esos listados en ocho estados.

Y DE INMEDIATO resurgieron las reiteradas quejas de Felipe Calderón por la manera en la que la dirigencia a cargo de Ricardo Anaya ha manejado el padrón panista.
A LO MEJOR, a los calderonistas ya se les olvidó que las acusaciones sobre los padrones inflados en el panismo comenzaron cuando César Nava era el dirigente partidista y Calderón, el presidente de la República... ¿O de eso mejor ni hablamos?
MÁS ACTIVO que de costumbre ha estado el vocero del gobierno de Puebla, Javier Lozano, en la redes sociales... promoviendo su imagen.
EL JUEVES, durante la reunión de la Conago celebrada en Morelos, el panista aprovechó para tomarse una selfie con su jefe, Antonio Gali, y el presidente Enrique Peña Nieto, la cual, rápidamente, subió a su cuenta de Twitter.
A VARIOS medios locales poblanos les agradeció por la misma vía que reprodujeran esa fotografía en sus ediciones, pero también le armó un buen pleito a otro medio al que acusó de editar la foto y sacarlo de su propia selfie.
LO CIERTO es que toda esa actividad alrededor de una foto con su imagen contrastó con el poco caso que le hizo en Twitter a los acontecimientos en Quecholac, donde los enfrentamientos entre soldados y ordeñadores dejaron 10 muertos.
VA QUEDANDO claro que, para Lozano, ¡hay prioridades!
#
Frentes Políticos/Excelsior
I. Firmeza. Ante las diferentes versiones de que habría una nueva revista vehicular para automóviles particulares en la Ciudad de México, y antes de que la molestia de la gente escale, Miguel Ángel Mancera, el jefe de Gobierno, aseguró que ésta no se aplicará. Y a pesar de que la Gaceta Oficial de la Ciudad de México publicó que los autos particulares tendrían que llevar a revisar frenos, suspensión, amortiguadores y otras condiciones físicas para poder circular en la capital, el funcionario echó para atrás la propuesta. Quedó cancelada, por lo menos, hasta el próximo año. Pocos mandatarios tienen tan claro el pulso social y lo atienden. ¡Buena decisión!
II. Reacción ideal. Luego de la muerte de tres policías, así como de un civil, al impedir un asalto en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, las autoridades aseguran que ya tienen identificados a los presuntos delincuentes. Jorge Amador, director de Seguridad Pública, y Juan Hugo de la Rosa, el edil, rindieron honores a los policías muertos en la explanada del palacio municipal y dieron un discurso de aliento a los familiares, en el que se comprometieron a no dejar a los compañeros caídos en el olvido. Pero en verdad, ¿de qué sirve que los identifiquen, si no los atrapan? ¿Y de qué sirve que los atrapen, si salen libres? Sospechosamente fue una reacción rápida, ¿será a causa del clima electoral?
III. Mano dura. Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, indicó que fueron los anteriores gobiernos estatales los que dejaron crecer la delincuencia, pero hoy es momento de ponerle un alto. Por ello, aseguró que “si alguna autoridad está relacionada con grupos delictivos, será castigada, sea quien sea”. Además, expresó que los grupos delincuenciales crecen a partir del respaldo y la omisión de las autoridades, en especial de las de nivel municipal. Javier Ocampo García, el nuevo fiscal regional, ratificó el compromiso del gobernador para combatir al crimen organizado. Y el resto de los mandatarios, ¿qué hacen?
IV. Iba bien. Todo lo que se menciona de Jorge Luis Llaven Abarca, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana de Chiapas, es positivo. Su programa de cero corrupción limpia poco a poco las policías, y su presencia se multiplica en el estado. Pero, aun cuando la oficina que dirige debería desarrollar estrategias para prevenir el delito, encabezó una entrega de juguetes para celebrar el Día del Niño… Y para sorpresa de los asistentes, ¡les regaló pistolas de plástico! Poco le importó que algunas madres de familia manifestaran su inconformidad. Muy mal. De esas veces en que una ascendente carrera política termina “herida de gravedad” con balas de juguete.
V. Oxígeno. Las buenas noticias no dejan de caer. Y qué bueno. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) otorgó la categoría de Geoparque Mundial a la Mixteca Alta, de Oaxaca, y a la Comarca Minera, del estado de Hidalgo. Los geoparques son sitios donde, por su rica diversidad geológica, se promueve la conservación del patrimonio natural para fomentar el desarrollo sostenible de la zona, explicó Salvador Anta Fonseca, biólogo especialista en materia ambiental. Consejo: preservemos las riquezas naturales que nos ofrece nuestro entorno. Sólo así valoramos lo que tenemos. ¡Ah!, y que nadie se cuelgue de este mérito.
 #
La estación/GERARDO GALARZA
Excelsior
El nuevo fuero
Apenas 20 años fueron necesarios para que los mexicanos transformaran su sueño de vivir en un sistema democrático en la pesadilla de recuperar su pasado político, corregido y aumentado.
Es cierto que hoy los gobernantes mexicanos, en cualquiera de sus niveles, son elegidos por los votos de los ciudadanos que acuden a las urnas, que es el principio básico de cualquier sistema democrático. Pero, hasta hoy, en eso quedó la primavera en 1997.
A cambio, los mexicanos destruyeron su máxima institución electoral (IFE/INE) y convirtieron en millonario el gasto público en los partidos políticos; el clientelismo y el populismo priistas invadieron a todos los demás partidos, los viejos y los nuevos.
En el Congreso federal y 32 congresos de las entidades no se debate, no se convence ni se acuerda, se simula y las cúpulas partidistas pactan y todos los legisladores sólo hacen lo que hacían los viejos priistas: levantar el dedo a la orden de sus pastores; ante la parálisis del Congreso, hay mexicanos que anhelan el regreso del viejo presidencialismo todopoderoso, y es probable que lo logren en las próximas elecciones federales de 2018 o, al menos, que el que gane la Presidencia de la República sea uno de ellos.
Además, la intimidación política (los chantajes, las grabaciones de audios y videos, las acusaciones sin denuncias reales y concretas, las amenazas, la violencia) dejó de ser exclusiva del gobierno en turno y hoy la practican todos aquellos que pueden o creen poder hacerlo.
Otro de los logros (es un decir) de la transición mexicana es la “democratización” de la corrupción. Hoy, “la revolución” ya no sólo “hace justicia” a los miembros del PRI. Palmariamente esto está demostrado, ya que la corrupción no es exclusiva de aquellos, sino que se ha extendido (¿o sólo salido a flote?) entre los miembros de todos los partidos políticos que antes se llamaban de oposición, en cualquiera de los tres niveles de gobierno o en cualquiera de los tres poderes del Estado mexicano. Ejemplos sobran.
Más: la sobrerregulación provocada por el sospechosismo y, consecuente y esencialmente, por los intentos de control del contrario ha creado en los hechos, no en la ley, un nuevo fuero: el que dan los procesos electorales. Hoy, las elecciones cubren con su manto a todo aquel que logró ser candidato a cualquier puesto y, por otra parte, limitan acciones legítimas de gobierno, y afectan a otros asuntos que nada tendrían que ver con lo electoral. En el argot de los políticos se le llama veda electoral.
Ejemplos prácticos del nuevo fuero: a los tres principales candidatos a la gubernatura del Estado de México se les ha acusado de actos de presunta corrupción que podrían ser constitutivos de delitos no electorales, sino penales. Sin embargo, las denuncias formales nunca se presentan y tampoco las autoridades competentes actúan, porque se va a “pensar”, a “interpretar” que se trata de “golpear” a esos candidatos por motivos electorales. ¡Ejem! Así que cualquiera que gane las elecciones, y de ser ciertas las acusaciones en contra de ese candidato, pues tendremos a un delincuente como gobernador con fuero constitucional durante seis años. Y esto se repite en casi todas las elecciones municipales, estatales, presidenciales y legislativas. Es cierto que se puede calumniar y difamar; bien, entonces habrá que castigar a quien calumnie o difame por motivos electorales.
Peor aún: este metalegal nuevo fuero electoral cobija también a presuntos delincuentes. Los ejemplos son muchos, pero vayamos al más reciente. La percepción difundida en las redes sociales, llenas de usuarios falsos pagados por partidos políticos y candidatos, es que Javier Duarte no fue detenido por sus presuntas acciones delictivas, sino porque el PRI y el gobierno necesitaban un golpe mediático para ganar las elecciones en el Estado de México. Entonces, ¿hay que exigir la liberación del exgobernador de Veracruz? Ponga cualquier otro ejemplo con otras elecciones y otro funcionario presunto delincuente y el resultado será el mismo. ¡Ah, qué ciudadanos tan tontos, creen!, dicen los políticos y otros ciudadanos que se sienten moralmente superiores. ¿De veras?
No hay espacio para más tonterías como la reducción al mínimo (y en casos extremos la suspensión) de la información que por ley están obligadas a dar las dependencias gubernamentales, porque —dicen— se puede favorecer a algún candidato; o la suspensión de obras públicas o de programas sociales de asistencia a las personas, por las mismas causas.
Esta abigarrada e incompleta lista de calamidades surgidas del tránsito de México a la democracia parecería sugerir la descalificación de ésta como sistema político. No, al contrario. Ya se sabe que la democracia no es el mejor de los sistemas políticos; es apenas el menos peor. Tal vez, México se equivocó de camino en su construcción y habrá que comenzar de nuevo, ahora construyendo nuevos ciudadanos, porque los políticos todos (incluidos los “independientes”) no tienen remedio.
#
De naturaleza política/ENRIQUE ARANDA
Excelsioir
Izquierdas encontradas…
El tabasqueño abría la puerta a una eventual alianza de todas las izquierdas, convencido de que ello les convertiría en una opción invencible en las presidenciales.
¡Vaya infeliz coincidencia!, habría que decir, la que se dio este viernes entre la dirigencia de la izquierda institucionalizada, representada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), y la del populismo emergente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que, con diferencia de horas, expusieron su respectiva visión y prospectiva, y aludieron a lo que podría ser el meollo de la estrategia a seguir de cara a 2018.
Así, al tiempo que el incuestionable mandamás y candidato Andrés Manuel López Obrador llamaba tanto a perredistas, como petistas y afines al Movimiento Ciudadano (MC) a concretar, ya, alianzas de cara a la elección de junio en Nayarit, Coahuila, Veracruz y, sobre todo, en el estratégico Estado de México (declinando toda candidatura existente en beneficio de los suyos, obvio), la presidenta del sol azteca, Alejandra Barrales Magdaleno, presumía que su partido jugará un papel definitorio en los comicios del próximo año.
Paradójico, sin embargo, que mientras el tabasqueño abría la puerta a una eventual alianza de todas las izquierdas, convencido de que ello les convertiría en una opción invencible en las presidenciales, aprovechaba también para dejar en claro de que en caso de no atender a su llamado, “nosotros (Morena) iremos solos en 2018”, en una suerte de advertencia de que el tiempo de cerrar filas con él y su partido es ahora… o no lo será ya nunca, la interina en el PRD sustentaba su dicho argumentando que, aliados con una de las opciones dominantes, ello llevaría a alguna de éstas al triunfo…
Esto es, que mientras López Obrador refiere a una mega-alianza triunfadora, a juzgar con lo que hoy prevén todos los sondeos y encuestas realizadas hasta el momento, Barrales Magdaleno prefigura un futuro en el que, en el mejor de los casos, el perredismo sería una suerte de cola de león, consciente de su obvia incapacidad actual, a 28 años de su fundación, para conseguir triunfos electorales importantes en forma independiente o como cabeza (de ratón), en alianza o coalición con fuerzas de menor envergadura.
Una izquierda pues, piensa en (ahora sí) ocupar la Residencia Oficial de Los Pinos en tanto que otra, en franco declive, piensa en sumarse con una opción ganadora, como de hecho —y con la sola excepción de la capital y Michoacán— lo ha venido haciendo en los últimos procesos.
Son posturas distintas, encontradas incluso, ¿o no?...
 ASTERISCOS
* Otra vez, como advertimos aquí, el aguerrido obispo de Cuernavaca Ramón Castro y Castro exhibió ayer, ante miles la morelenses que atendieron su llamado a marchar por la paz, la incapacidad del gobierno del cuestionado Graco Ramírez para aliviar el grave problema de inseguridad que enfrenta la entidad y llamó a todos a trabajar para que aquella “no se esfume”. Cuauhtémoc Blanco, legisladores de PRI, PAN y PT, el rector de la UAEM y activistas de todo signo marcharon también con él.
* Menudo problema, uno más, el que en Puebla deberá enfrentar el gobierno federal que, en su momento, no actuó con la premura y contundencia que exigía el explosivo crecimiento del robo de combustible que convirtió ya a la entidad que gobierna ahora Antonio Gali, en la que mayor número de “puntos de ordeña” a  ductos de Pemex, de José Antonio González, existen. Aplicar ahí la ley es la opción…
* Cuestión de días, en opinión de no pocos, el anuncio de una virtual ruptura de relaciones diplomáticas del gobierno federal con Venezuela, merced a las nuevas decisiones que, con apoyo (literal) de un rebaño de vacas —ya antes se dijo aconsejado por “un pajarito…”— asume ahora el impresentable Nicolás Maduro. En las próximas horas, se afirma, México endurecerá su postura contra el dictador y en apoyo al pueblo preso que, con hambre y todo, sigue luchando…   
Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.
                Twitter: @EnriqueArandaP
#
 Un libro como ningún otro/Enrique Krauze
Reforma
En su "Curriculum vitae" (Vuelta, 115, junio de 1986), Gabriel Zaid refiere esta anécdota de su temprana juventud: "Me mareaba en los pasillos, entre los anaqueles cargados de libros de la biblioteca del Instituto Tecnológico de Monterrey, a cuyo interior tenía acceso, gracias a una concesión muy especial, que me permitía explorarla horas y horas, y marearme... ¿Por qué me mareaba? Según el oculista, la miopía era tan leve que podía usar o no usar lentes. Años después, pensé que era el mareo de una ambición: leer todos los libros".
En los diversos campos que cultiva lo ha logrado. Sobre el tema del progreso, en particular, ha leído todos los libros, pero no de manera enciclopédica o acumulativa sino creativa, con una idea rectora: afinar la teoría (poema intelectual, el teorema) que ha venido construyendo desde El progreso improductivo (1979). No faltó quien interpretara la tesis de aquel libro seminal como una negación del progreso. Era algo muy distinto: Zaid postulaba la realidad milenaria del progreso y ofrecía vías para acrecentarlo pero criticaba la mitología moderna del progreso, encarnada en ideologías, costumbres, leyes, mentalidades e instituciones que, en la práctica, bloqueaban (y siguen bloqueando) la posibilidad misma del progreso, entendido de manera simple y práctica como "toda innovación favorable a la vida humana".
Cronología del progreso, su obra más reciente, es un libro como ningún otro. Su propósito es precisar las rutas y celebrar los logros del progreso (natural, animal, humano, en todas las áreas imaginables, en ámbitos insospechados) desde el inicio de los tiempos hasta el día de hoy. Observemos ante todo la forma en que está construido. A pesar de cubrir decenas de miles de años, la historia que narra se compacta en un breve volumen de 200 páginas. Doce ensayos iniciales abordan el tema desde distintos ángulos, entre ellos el progreso en las señales con que los humanos nos comunicamos, el paso del fuego al saber, de la revolución urbana a la comercial, del mercado al gigantismo burocrático, los avances técnicos desde la Edad de Piedra (meticulosamente explicados), la posibilidad real de desterrar la pobreza, los indicios de progreso moral (como la impopularidad de la guerra).
Tras esta sección histórica sigue la prueba empírica: las listas del progreso, dos mil pasos adelante (en todos los quehaceres humanos), que se dieron antes y después de Cristo. Los progresos de los últimos siglos aparecen consignados casi cada año, y a veces hay varios por año. Finalmente, Zaid acompaña su obra con dos útiles índices alfabéticos: materias (Ábaco, Abejas, Abiogénesis, Abrelatas, Academia, Aceite, Acero...) y personas (Abbé Pierre, Abelardo, Abelson, Abraham, Abreu, Acton...).
Quizá la Cronología del progreso podría traducirse a un lenguaje visual, una serie de televisión animada que mostrara de manera vertiginosa el avance de la humanidad y al mismo tiempo señalara su condena, anunciada ya en los primeros mitos hebreos y griegos, desde el fruto prohibido del saber, que Eva ofreció a Adán, hasta Prometeo encadenado por Zeus, furioso de que el titán le había robado el fuego: el progreso lleva en sí el germen de su propia destrucción, como prueban las armas letales que produce la ciencia o la enajenación moderna, que cambia el tiempo por cosas o por afanes ruidosos, febriles, abstractos, adictivos, vacíos.
Libro de mil y una perplejidades, Cronología del progreso refuta lugares comunes, por ejemplo, la creencia en la marcha gradual pero irrevocable de la historia. Se trata de un mito que en la edad moderna ha legitimado las dictaduras más atroces pero cuyo origen se remonta a la Italia del siglo XII con Joaquín de Fiore ("el Marx del medievo"). Tampoco antes del Renacimiento hubo solo obscuridad y, a partir de entonces, una progresiva luz. La Edad Media fue extraordinariamente creativa. Hubo varios renacimientos antes del florentino.
Uno de ellos ocurrió en Bagdad (siglo IX) y en la España musulmana. Mientras leía sus aportes al progreso, pensé en Gabriel Zaid como un avatar moderno de Al-Juarismi, Al-Kindi, Al-Farabi, Avicena, Al-Gazal, Averroes. Gracias a los sabios árabes, Occidente recobró al mundo griego, a Aristóteles y Platón. Esos geómetras, matemáticos, filósofos, médicos, poetas místicos del amor humano, astrónomos, bibliotecarios, teólogos, fecundaron al mundo judío y cristiano. Fueron renacentistas antes del Renacimiento. Y como Zaid, releyeron al mundo, lo reescribieron.
#
México, lo pendiente/Eduardo Caccia
Reforma
La inconformidad es la madre de la provocación. Sólo así me explico que Pepe Galicot, a sus casi 80 años, tenga la vitalidad del joven que no aspira a adaptarse al mundo sino a cambiarlo. Participo en una ronda de disertaciones libres que Pepe, nuestro anfitrión, ha denominado Cabo Talks, un encuentro de mentes disímbolas durante dos días y medio frente al encanto del Mar de Cortés. Un retiro intelectual a modo de un think-tank donde se discuten ideas y se provoca el intercambio reflexivo.
En el primer día se dibujaron una serie de acciones para cambiar a México. Sergio García de Alba tiene la sensibilidad de un empresario con la visión del funcionario público. Su paso por la Secretaría de Economía durante el gobierno de Fox le dio un buen conocimiento de los problemas que enfrenta el país. De su exposición (complementada con algunos temas propios) sintetizo una serie de puntos en los que México debe trabajar con urgencia.
El desarrollo de liderazgos. El país está muy necesitado de buenos líderes sociales, empresariales y políticos. Domina una mediocridad que produce resultados mediocres. Se requiere que las universidades se interesen en desarrollar e impulsar líderes que entiendan la problemática nacional y sepan aplicar soluciones. Líderes que además sean congruentes entre lo que predican y lo que hacen.
Aumentar el porcentaje del PIB de empresas orientadas a media y alta tecnología. Se estima, por parámetros internacionales, que un país debería tener al menos un 25% de su PIB generado por este tipo de empresas. Hace algunos años se hizo una medición en uno de los estados tecnológicamente más avanzados, Nuevo León, y el porcentaje fue de apenas el 7%. El país sigue produciendo muchos abogados, contadores, psicólogos, pero pocos ingenieros y especialistas en carreras de alta sofisticación, lo que lleva al siguiente tema: una reforma educativa orientada a las megatendencias y a la formación de emprendedores más aptos. Habrá que importar las mejores prácticas de aquellos países que nos superan en investigación y desarrollo y generación de patentes.
Retomar la vocación agropecuaria y agroindustrial que el país tenía antes de la migración social del campo a las ciudades. Invertir en nichos estratégicos y generar valor agregado (hoy, por ejemplo, exportamos ganado en pie e importamos carne). Las condiciones climáticas permiten que un renovado apoyo al campo haga de México potencia mundial en varios cultivos.
Detener la fuga de talentos ligada a una insuficiente oferta de posgrados y de empleos bien remunerados, y por supuesto mejorar las condiciones de seguridad, tres factores que inciden en el éxodo de cerebros.
Implantar un sistema de mentores que permita una transferencia de conocimiento entre aquellos con experiencia y los que apenas inician una actividad empresarial. En este punto inserto otra de las ponencias: La responsabilidad de la inteligencia, por Ricardo Elias, donde básicamente manifiesta la obligación que tienen los miembros más inteligentes de la sociedad para enseñar, invertir, dirigir, construir y crear, pudiendo o debiendo ser mentores hasta del propio gobierno, de modo que las acciones tengan verdaderamente un impacto social.
Implantar una reforma fiscal que fomente y apoye a las Pymes, el gran empleador del país. Desarrollar un ecosistema que favorezca el crecimiento de este tipo de empresas.
En uno de los recesos del evento aproveché para llamar a mi buen amigo David Konzevik y le pregunté cuáles serían a su juicio tres grandes cambios que México debería hacer. Su respuesta no pudo darme más gusto: "cultura, cultura y cultura", entendida no como el saber promedio de la población sino como un cambio en nuestro sistema social, una nueva forma de pensamiento que produzca una nueva generación de acciones.
Añado a estos temas el restablecimiento del Estado de derecho a través de una decidida y frontal lucha contra la corrupción e impunidad (que por supuesto no se logra por decreto), la promoción de empresas culturales con vocacionamiento regional, y una nueva visión de desarrollo económico donde el Estado deje de ser productor de deuda para convertirse en generador de recursos.
El paciente está diagnosticado. Ninguno de estos cambios es imposible.
@eduardo_caccia

No hay comentarios.: