15 abr 2019

Marco Antonio Olvera, corresponsal de Radio Latino California, preguntó

@fredalvarez
Preocupante lo dicho por el C. Presidente @lopezobrador_ .
“...y si ustedes se pasan (los periodistas), pues, ya saben lo que sucede...!
Entonces, pero no soy yo, es la gente; no es conmigo, es con los ciudadanos, que ya no son ciudadanos imaginarios....”
#
Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 15 de abril de 2019
Después de que el Presidente fue interrogado por el periodista Jorge Ramos, López Obrador afirmó que la gente seguirá reaccionando ante quienes "se pasan". (haciendo alusión a Jorge Ramos). 
"Vi a un columnista -no dice el nombre- diciendo que los que venían aquí no eran buenos periodistas, que Jorge Ramos sí era muy buen periodista, no, yo pienso con todo respeto, discrepo, ustedes no solo son buenos periodistas, son prudentes", dijo el Mandatario ante la pregunta que un reportero afin le hizo en la mañanera...
Leamos el contexto...
Marco Antonio Olvera -@OLVERMEX- , corresponsal de Radio Latino California, (y asesor en la Cámara de Diputados) preguntó en la mañanera...
-El viernes pasado estuvo aquí un reportero (Jorge Ramos), yo le diría cirquero, del Grupo Televisa, filial de Univisión, increpándole por el tema de la inseguridad en el país.
Yo no recuerdo, yo revisé, que el señor no haya hecho reportajes por los miles de muertos que hay en Libia, que hay en Irak, que hay en Haití, consecuencia de las invasiones ordenadas por Bush y Barack Obama.
Tampoco recuerdo que haya hecho un reportaje sobre los miles de pesos que recibió Televisa por publicidad cuando acallaron la violencia durante los gobiernos de Fox, Calderón y Enrique Peña Nieto.

¿Qué opinión le merece, presidente, o qué sabor de boca le deja que reporteros vengan a increparle y que acallen la violencia que existe en el país a cambio de publicidad?

La respuesta del C. PRESIDENTE se resume a lo siguiente...:
“...El otro día vi con motivo de esta entrevista, vi a un columnista (¿Ricardo Alemán?) diciendo que los que venían aquí no eran buenos periodistas, que Jorge Ramos sí era muy buen periodista. No. Yo pienso, con todo respeto discrepo, creo que ustedes no sólo son buenos periodistas, son prudentes porque aquí los están viendo y si ustedes se pasan, pues, ya saben lo que sucede.
Entonces, pero no soy yo, es la gente; no es conmigo, es con los ciudadanos, que ya no son ciudadanos imaginarios. Hay mucha inteligencia en nuestro pueblo, antes se menospreciaba a la gente.
Entonces, ¿qué digo? Pues que vamos a garantizar las libertades, diálogo circular, debate, cuestionamientos con respeto y mensajes de ida y vuelta, porque también eso es importante.
Dicen: ‘Es que el presidente no debe de desacreditar a los medios’. ¡Ah!, los medios sí pueden desacreditar al presidente y el presidente no se debe de defender, se tiene que quedar callado. Eso sí no. Voy a ejercer mi derecho réplica siempre, con respeto.....
La respuesta larga:
Miren, lo mejor es la libertad, el que nos podamos manifestar.

Yo le tengo mucha confianza a los ciudadanos, creo en el pueblo, creo en la sensatez de los mexicanos, siempre he dicho que el verdadero cambio se ha dado porque ya cambió la mentalidad del pueblo. Esa es la transformación.
Hay veces que hay revoluciones, enfrentamientos armados y la gente sigue manteniendo la misma mentalidad. Lo extraordinario de ahora es que, sin violencia, sin una revolución armada, con una revolución de las conciencias se ha avanzado muchísimo, es otra la mentalidad del pueblo.
Entonces, esto nos ayuda mucho para que los ciudadanos sean al final de cuentas los que pongan a cada quién en su lugar, que nos pongan tanto a los ciudadanos como a las autoridades, a los medios en nuestro lugar para que todos aprendamos a respetar al pueblo, no pensar que el pueblo es menor de edad o que el pueblo es tonto. Tonto es el que piensa que el pueblo es tonto.
La gente está muy informada, muy avispada, muy consciente. Ya no es el tiempo de antes de que se tutelaba a través de los medios de información. Los conservadores siempre han apostado a eso.
Yo recuerdo que Lucas Alamán, que es el ideólogo más importante del conservadurismo en el siglo XIX, sin duda, le escribió a Santa Anna, que estaba en el extranjero; después de que por culpa de Santa Anna y por otras razones por los Polkos, es decir los fifís de entonces nos quitaron la mitad de nuestro territorio, una gran desgracia.
Ya Santa Anna había sido 10 veces presidente de México. Entonces, si se tiene que ir al exilio a Colombia y los conservadores lo traen de nuevo; y para alentarlo, convencerlo, le envía una carta Lucas Alamán, que es extraordinaria, porque describe muy bien lo que es la manipulación de la opinión pública a través de los medios como una estrategia del conservadurismo.
Estamos hablando de antes de que Goebbels dijera que una mentira que se repite muchas veces puede convertirse en verdad, estamos hablando de 1850 aproximadamente, cuando la invasión estadounidense y el gran zarpazo se consuma en 1848. Se va Santa Anna y dos años después lo vuelven a traer.
Pero regresando a la carta, le dice Lucas Alamán: ‘No se preocupe, porque nosotros -palabras más, palabras menos-, tenemos el control de la opinión pública, porque manejamos los principales diarios del país’.
Entonces, era controlar así hasta hace poco. Tenía uno que cuadrarse, bueno, los políticos tradicionales o corruptos se tenían que subordinar o cuadrarse ante los medios, porque una campaña en un periódico en contra de un político o en la televisión no la resistían. No existían las redes sociales, por eso hablo de las benditas redes sociales. Ahora es distinto, la gente está muy consciente de las cosas.
El otro día vi con motivo de esta entrevista, vi a un columnista (¿Ricardo Alemán?) diciendo que los que venían aquí no eran buenos periodistas, que Jorge Ramos sí era muy buen periodista. No. Yo pienso, con todo respeto discrepo, creo que ustedes no sólo son buenos periodistas, son prudentes porque aquí los están viendo y si ustedes se pasan, pues, ya saben lo que sucede.
Entonces, pero no soy yo, es la gente; no es conmigo, es con los ciudadanos, que ya no son ciudadanos imaginarios. Hay mucha inteligencia en nuestro pueblo, antes se menospreciaba a la gente.
Entonces, ¿qué digo? Pues que vamos a garantizar las libertades, diálogo circular, debate, cuestionamientos con respeto y mensajes de ida y vuelta, porque también eso es importante.
Dicen: ‘Es que el presidente no debe de desacreditar a los medios’. ¡Ah!, los medios sí pueden desacreditar al presidente y el presidente no se debe de defender, se tiene que quedar callado. Eso sí no. Voy a ejercer mi derecho réplica siempre, con respeto.
Entonces, qué bien que se dan estas cosas porque ayuda, enriquece la vida pública del país; y que, además, si nosotros damos un dato equivocado, corregirlo, que nos estén ustedes haciendo contrapeso, que nadie se sienta absoluto en ningún nivel de la escala social, que se garantice el derecho a disentir y poder rectificar. Si hay un dato equivocado, un señalamiento equivocado decirlo y si corresponde a la realidad rectificar y decir: nos equivocamos. No hay que caer en la autocomplacencia. Ese es mi punto de vista, libertad en todos los casos.
Y esa es la diferencia con las dictaduras. En una dictadura no se puede disentir, es muy difícil, en una democracia tiene que haber pluralidad y apego a la verdad siempre....

No hay comentarios.:

La reforma que viene, frente al poder que se va/Fernando Gómez Mont

La reforma que viene, frente al poder que se va/ Fernando Gómez Mont El Universal  19/06/2024 |; Resulta paradójico que la reforma judicial,...