13 may. 2017

Misión cumplida, el papa deja Fátima

Una gira de dos días, apenas 23 horas

 Luego de una breve ceremonia de despedida en la Base Aérea de Monte Real, el papa Francisco dejó Portugal, país al que llegó para celebrar los 100 años de las apariciones de la Virgen de Fátima y canonizar a los pastorcitos Francisco y Jacinta Marto.
Su  avión de Transportes Aéreos Portugueses (TAPpartió a las 15:32 horas con destino a Roma, cruzó el espacio aéreo de Portugal, España, Francia e Italia. 

Se le vio feliz. 
En la Casa Nuestra Señora del Carmen, donde al concluir las ceremonias religiosas el Pontífice almorzó con los obispos de Portugal, el cardenal patriarca de Lisboa, Manuel Clemente, en nombre de los obispos lusos se dirigió al Papa y agradeció a Dios por “la gran gracia de tenerlo con nosotros en la celebración del centenario de las apariciones de Nuestra Señora del Rosario de Fátima”.

Desde allí el Pontífice al salir de la residencia donde se alojó la noche del viernes, saludó desde un vehículo abierto a miles de peregrinos que aún le esperaban, hasta que cambió a un auto cerrado que le llevó al aeropuerto, a unos 40 kilómetros de distancia. En la base  militar de Monte Real  saludó a peregrinos y autoridades que le le aguardaban y subió al avión que partió hacia Roma.
Los datos oficiales indican que Fátima acogió hoy a medio millón de peregrinos de 55 países, deseosos de participar en la visita del Papa.
El presidente de Portugal afirmó al concluir al visita del Pontífice a Portugual, que esta “superó todas las expectativas”.
Si bien el viaje tuvo como motivación inicial la celebración de los 100 años de las apariciones de la Virgen de Fátima, la ceremonia central tuvo lugar este sábado, con la canonización de San Francisco Marto y Santa Jacinta Marto, dos de los tres pastorcitos que vieron y recibieron los mensajes de la Madre de Dios. Lucía, la tercera vidente y que posteriormente ingresó a la vida religiosa, se encuentra en proceso de beatificación.

No hay comentarios.: