Ir al contenido principal

5º Informe de Gobierno Regional en Mérida

El Presidente Calderón en el 5º Informe de Gobierno Regional en Mérida, Yucatán, 8 sep 2011 |
Yucatán, Campeche, Quintana Roo, de Tabasco y de Chiapas.
“Afuera había unos papeles para que, quien quisiera hacerme preguntas, lo hiciera. Si hay muchas preguntas,  lo que vamos a hacer, ya nos explicará el doctor Córdova, mi Secretario de Salud, que explicará el método que vamos a seguir, pero, por lo pronto, esa es un poco la idea.
Estado de Derecho y Seguridad Pública.
Que sé que para mucha gente del país es el principal problema que tenemos.
Primero. Cuál es el objetivo del Gobierno. El objetivo del Gobierno es que México sea un país de leyes, punto. Un país donde impere la ley, y donde nadie pueda salirse de ese curso y, mucho menos, para abusar de los demás. Ni para delinquir, ni para trampear.
Y el problema que estamos viviendo en el país, amigas y amigos, quiero explicárselos muy rápidamente, hasta donde ello sea posible.
Digamos que, antes, el crimen organizado, el más violento, únicamente se dedicaba a exportar droga a Estados Unidos. Ese era su único objetivo, su negocio más fuerte.
Sin embargo, a partir de hace algunos años, poco más de una década, saludo y le agradezco mucho. Ya explicaba al Gobernador Juan Sabines, le saludo afectuosamente y le agradezco mucho su presencia. Ya explicaba aquí, que las condiciones de mal tiempo del huracán, o de la tormenta que está aquí nos han retrasado a algunos compañeros, pero le aprecio mucho.
Les decía, hace poco más de una década, este crimen empezó a buscar otro negocio. No sólo iba a exportar droga a Estados Unidos, sino que empezó a  distribuirla en México, sobre todo en los lugares de mayor consumo. Por ejemplo, en lugares como Acapulco, en lugares como Cuernavaca, un poco como Cancún. En lugares como la frontera misma, Ciudad Juárez, Tijuana, etcétera. Que se volvieron doblemente peligrosos, no sólo por ser lugares de paso, sino, también, lugares de mucho consumo.
Y qué fue lo peligroso de este nuevo modo de hacer crimen, de estos criminales.
Que, como ocurre con cualquier negocio detallista, cualquier negocio de ventas, de menudeo, éste es narcomenudeo, no es narcotráfico, es narcomenudeo, necesita presencia territorial.
Así como lo hace un refresco de cola y otro, que se expanden hasta el último pueblito y hasta la última tiendita, de la última comunidad; o una cerveza con la otra. Estos señores, también, en su negocio de menudeo, también se empezaron a expandir a donde nunca habían ido.
Y fueron buscando, precisamente, mercado, sólo que en la búsqueda de ese mercado, como su comportamiento es monopólico; es decir, no dejan que nadie entre donde ellos están, lo que llaman el control de plaza, empezaron a buscar  control territorial. Esa es la gran diferencia de lo que ocurrió en poco más de una década.
Por qué.
Porque al buscar ese control territorial, empezaron a ser más violentos. Primero, unos contra otros. Nosotros estimamos que el 85 por ciento de los homicidios que se han registrado en el país en los últimos ocho años, son homicidios vinculados a la lucha que tiene un grupo criminal contra otro.
Y hay varios. Primero, estaba el Pacífico contra el Golfo; y luego, El Chapo contra el Cártel de Juárez, que se dividieron; y luego, lo que era el Golfo-Zetas, un solo cártel, se partió, también, y es lo que explica la violencia en Monterrey, en Tamaulipas, en Coahuila.
Y luego, esos Zetas, por ejemplo, se enfrentan contra otros en mi estado, en Michoacán, contra otro grupo, que es La Familia, que antes eran de ellos, se pelearon. Y el Milenio contra. En fin.
Ese choque de cárteles es lo que explica el 85 por ciento de los homicidios. No es todo. El problema es que a la hora de que se hacen del control territorial, buscan someter a la autoridad, si no, no tendrían el control territorial.
Para qué buscan el control de una ciudad o un territorio.
Para controlar las tienditas. Para controlar los puntos de venta. Controlan la colonia, controlan el pueblo y controlan la ciudad.
Hay ciudades, por ejemplo, Veracruz, que nosotros detectamos, o se estimaba, por ejemplo, hace unos dos años, que ciudades, como Veracruz, tenían, por ejemplo, 600 tienditas de venta de drogas. Entonces, eso implica que esos grupos tratan de controlar esa zona.
El problema, también, es que para controlar la zona tratan de dominar o intimidar a la autoridad, lo que llaman ellos la ley de plata o el plomo. O compran o matan.
Y por eso hay muchos alcaldes, más de 20 alcaldes, que han sido asesinados en los años recientes. Son amedrentados. Muchos policías son asesinados, con cooptados y muchos, finalmente, caen, o porque quizá no les queda alternativa, no tienen la fuerza para enfrentar a los criminales, o simplemente se corrompen sin más. Y, por eso, empiezan a meter en su lista de pago de nómina muchas estructuras policiacas.
Qué es el crimen organizado.
Es la organización que busca, a través de la violencia, o a través de la amenaza, apoderarse de las rentas lícitas o ilícitas de una comunidad.
Entonces, de las rentas ilícitas cuáles son.
Le empiezan a cobrar cuota a todos los que se dedican a algo ilícito en la zona. Al que vende alcohol adulterado, por ejemplo, le cobran cuota; al que roba coches o autopartes, le cobran cuota, porque ésta es mi plaza. Si quieres robar me vas a pagar aquí, y luego siguen con el que tiene un table, con el que tiene un giro negro, o un casino ilegal. En fin.
Y eso hace que empiecen a apoderarse de la renta ilícita. El problema, además, es que buscan, luego, apoderarse de la renta lícita, y entonces están extorsionando empresarios, gasolineros, ganaderos, restauranteros, hoteleros y eso se vuelve un cáncer que agobia a las sociedades en muchas partes del país.
También, los teóricos distinguen algo que yo mencioné el viernes pasado, tres fases del crimen organizado.
Una, primera, que está a nivel de pandilla, que le llaman una etapa predatoria. En la etapa predatoria nada más están haciendo su maldad en algún lugar, pero son, aparentemente, son controlables, digamos, por las policías; es decir, están a ese nivel, de pandillas de localidad.
La segunda es una etapa parasitaria. Es decir, se meten al cuerpo del Estado y empiezan a corromper y a controlar policías, comandantes de policías; se meten, también, a la sociedad, empiezan a usar a algunos taxistas como informantes o a muchachos que los traen, de los que se llaman halcones, para que estén nada más viendo a ver a qué hora pasa el Ejército, a ver a qué hora pasa la Marina. En fin.
Y la tercera etapa, la terrible y la que evitamos, y estamos decididos a evitar a toda costa, es la etapa simbiótica, donde el crimen y el estado terminan por ser la misma cosa.
Cuando la gente sabe que quien asalta, quien secuestra están en las mismas policías. Cuando la gente tiene miedo de denunciar, porque sabe que está penetrado totalmente. Cuando levantan o matan a alguien por instrucciones o por operación de la propia policía.
Esa etapa simbiótica se llegó a vivir, y se vive, por desgracia, en algunos puntos del país, donde estamos atacando con todo a la criminalidad.
Eso es muy rápidamente el diagnóstico de cómo evolucionó el crimen organizado en México. Un mensaje muy importante, es que contra lo que algunos piensan, este fenómeno no es algo que esté ahí y ahí se quede, es expansivo.
Por qué.
Porque tiene incentivos económicos de ir dominando territorios, entonces se expande, se expande y se expande.
Y es expansivo hacia las autoridades, por qué.
Porque mientras más autoridad controlen, menos posibilidad de que los agarren y más éxito tienen en su negocio. Por eso, es importante atajarlo, cortarlo, enfrentarlo.
No, no es cierto que si no hubiéramos intervenido no hubiera pasado nada. No. Al contrario. Si no lo empezamos a atacar, y si no lo empezábamos a frenar se iba a expandir y a expandir. Iba a llegar un momento en que iba a controlar totalmente, o una buena parte, de las instituciones públicas en todos los niveles de Gobierno.
Quizá no en los mismos estados, en la misma intensidad. Hay estados que son muy importantes para el consumo, hay estados que son muy importantes para el tráfico, hay estados que son muy importantes para las dos cosas.
Si ustedes observan, las ciudades más problemáticas son aquellas que concentran las dos cosas: el tráfico a Estados Unidos, más el consumo por el crecimiento que tuvieron, por ejemplo, las ciudades fronterizas de maquila, que empezaron a tener ingreso. Muchachos que llegaron sin servicios, sin escuela, sin atención, sin oportunidades, y empezaron, también, a consumir mucha droga.
Entonces, por eso ciudades como Juárez, como Reynosa, como Tijuana, como Matamoros, que encierran como en corto circuito los dos problemas, son de las más problemáticas.
Hasta aquí un poco la explicación.
Ahora. Cuál es la estrategia que hemos puesto en práctica y con la cual estamos enfrentando este tema.
Nuestra estrategia tiene muchos puntos que vienen en el Plan Nacional de Desarrollo, pero yo quiero resumir en tres puntos fundamentales:
Primero. Contención y debilitamiento de las organizaciones criminales. Hay que frenarlas, hay que enfrentarlas y con todo. Si nos ponen cinco camionetas con gente armada, nosotros vamos a echarles 10, 15  0 20, o las que sean necesarias. Por supuesto. Porque no podemos permitir que se apoderen de nuestras ciudades, de nuestras calles, o de nuestras carreteras.
Segunda estrategia. Más importante que la anterior. Si el crimen organizado fue creciendo y penetrando, por la debilidad de las instituciones tradicionales de policía y justicia, lo que tenemos que hacer es una carrera en sentido contrario, y mucho más rápida, para reconstruir y fortalecer, y ese es el segundo eje, las instituciones de seguridad y de justicia.
Por eso, es tan importante lo que mencionaba la Gobernadora, que ya está en la Ley de Seguridad Pública, que está en el Acuerdo, en el Compromiso por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, que en todos los estados haya Centros de Control de Confianza, que haya Unidad Antisecuestro verificada, de gente confiable; que se verifique y pasen  control de confianza, desde los mandos superiores en cada estado, los mandos medios y, para el año que entra, todos los elementos de la policía, que pasen por control de confianza.
Y lo mismo tiene que ocurrir en los Ministerios Públicos, y lo mismo debiera ocurrir en otras partes del proceso de justicia, concretamente, en el Poder Judicial. Eso sería lo deseable.
Y, tercer elemento, y más importante que los otros dos, es restituir el tejido social, reconstruir  lo que está roto, que es, precisamente, lo que es más serio y más de largo plazo.
Es decir, yo le pregunto a  la gente: Por qué no delinques, tú. Y me podrán decir amigos, ustedes: No, es que tengo miedo de que me cache la policía. Pero no, la verdad, no es por eso.
Ustedes no delinquen, o no delinquimos, porque tenemos ciertos principios y ciertos valores y cierto sentido de respeto a los demás. No le robamos al vecino, no por temor a que nos cachen, sino porque sabemos que no se les debe de robar. No dañamos  o matamos a alguien porque sabemos que está mal.
Este sentido elemental de bien o de mal, por ejemplo, se ha ido  perdiendo, sobre todo, en muchas generaciones de muchachos, que no tienen, además, oportunidades, no tienen escuela, no tienen trabajo, no tienen, muchas veces, familia. Su familia está desintegrada y, finalmente, son formados en el barrio, son formados en la pandilla, son formados en una cultura de mucha violencia y este resquebrajamiento del tejido social, es una causa medular y que también debemos corregir.
Ahora. Qué hemos hecho en cada uno de estos ejes.
Primero. En contención y debilitamiento de las organizaciones criminales. Les hemos pegado con todo y les hemos dado muy duro.
Miren, les voy a poner un ejemplo. Hace dos años, en la Procuraduría General de la República publicamos o publicó la PGR, la lista de los líderes más peligrosos y más importantes del país del crimen.
Son 37 sujetos. Todos ellos, verdaderamente muy peligrosos para la sociedad. Y, si observan, están registrados por colores, porque es más o menos a los cárteles o grupos delictivos a los que pertenecen. Esto fue hace dos años.
En estos dos años que han transcurrido, ya hemos atrapado o han fallecido, o resistiéndose al arresto o en el caso de dos, más han sido ejecutados entre sus propios, entre las propias bandas, a 21, 21 de los 37 más peligrosos.
Hay gente de mucho tipo. Desde Arturo Beltrán, que está acá a la izquierda, el de bigote; allá de los morados, a la derecha, los dos principales líderes de los que se llama o se llamó, en fin. La Familia Michoacana, por sus apellidos El Chayo y El Chango, también uno fue capturado, otro fue abatido.
De todos los cárteles, digamos, ha habido un importante proceso de captura. Ahí arriba, digamos, están los Goris, alguno de ellos que fue el responsable que mató al General Tello, en Cancún. En fin.
Entonces. Hemos avanzando en la captura de líderes criminales. No sólo líderes, sino que hemos golpeado la estructura de los criminales. Por ejemplo, vean ustedes lo que se ha hecho en esta Administración en esta materia.
Arriba, a la izquierda. De captura de metanfetaminas, ahí está comparado contra lo que se hizo en los dos sexenios anteriores. La barra de arriba es lo que se hizo entre 2007 y 2011, las barras de abajo entre 2000, 2005 y entre 95 y 99.
Si se trata de dinero en efectivo. También, evidentemente, que el contraste es notable; seis mil millones de pesos que les hemos decomisado, contra 400 millones en el sexenio anterior.
Granadas, por ejemplo, se habían decomisado 300 en la Administración anterior. Ahora hemos decomisado 15 mil granadas.
Armas. Se habían decomisado 31 mil. Nosotros llevamos 122 mil armas decomisadas, más del 60 por ciento de ellas, rifles de asalto de alto poder.
Vean este dato: 150 aeronaves en el sexenio pasado. Nosotros hemos decomisado 546 aeronaves, entre aviones, avionetas, helicópteros, etcétera, etcétera.
Entonces, hemos debilitado sustancialmente su estructura.
Otro factor, es la acción contra criminales, no sólo del narcotráfico, sino los que atentan directamente contra la gente.
Por ejemplo, en el país, este dato a mí me parece muy importante. Se ha capturado, en estos años, a seis mil 560 secuestradores; es decir, hay secuestro en México, sí, pero también la acción contra el secuestro ha sido muy contundente.
Y lo que es importante es que se sepa que los estamos capturando, también, porque luego se genera la idea de que nada pasa, de que se puede impunemente secuestrar a alguien y no pasa nada.
Y eso genera, también, réplica o un proceso de imitación entre otros criminales o, incluso, gente que nunca ha delinquido y de repente se le hizo fácil, porque vio u oyó que cualquiera puede secuestrar a cualquiera y empieza, empieza con el vecino y empieza con el amigo de la escuela. En fin. Algo muy peligroso.
Por eso es importante, también, poner en su justa dimensión las acciones de captura.
Éste es el primer eje: el de enfrentar, el de confrontar, el darle con todo a las organizaciones criminales.
El segundo es fortalecimiento y reconstrucción de las instituciones de seguridad y de justicia.
A nivel Federal, qué hemos hecho.
Por ejemplo, la Policía Federal. Cuando entré a la Presidencia había, más o menos, seis mil Policías Federales, la mayoría Policías de Caminos y, por desgracia, muchos de ellos con un enorme grado de corrupción.
Entonces, qué hicimos.
Empezamos a reclutar, muy intensamente, nuevos Policías Federales.
Qué perfil tienen estos policías.
Primero. Son jóvenes. Si van a ir a tareas de reacción, a tareas operativas, digamos, tienen que tener prepa.
Y, segundo. Si van a ir a tareas de inteligencia, a tareas de información, tienen que tener carrera terminada.
Y a todo el que entra a la policía le estamos haciendo examen de control de confianza; es decir, le estamos pasando báscula.
Qué significa eso.
El examen de control de confianza es, primero, un examen psicológico.
Segundo. Un examen toxicológico, porque si alguien tiene alguna adicción, se acabó.
Tercero. Un examen socioeconómico, para que no haya, porque había muchos comandantes que traían unos coches, tenían unas casas y unas cuentas que, ahora sí que ni el Presidente de la República, la verdad. Van a decir, no es mucho decir, pero, bueno, de todos modos.
Y el cuarto examen, bien importante, es el polígrafo. En el polígrafo es, como mucha gente lo conoce, el detector de mentiras, que se conecta al cuerpo en distintos reactores, desde pupilas, presión, flujo sanguíneo, etcétera, y ante preguntas específicas, el sujeto que está siendo pasado a examen, reacciona. Y por cierto rango de probabilidad podemos intuir en qué casos está diciendo la verdad, y en qué casos está mintiendo.
Y así, hay mucha gente que sabemos que brincan todas las alarmas cuando le preguntamos si ha recibido dinero del crimen. Pónganle que eso no es infalible. Lo admito. Pero sí nos da un rango de probabilidad muy cercano para tener policía confiable. Los muchachos los pasamos.
Lo mismo estamos haciendo en el Ejército. El Ejército cuida a sus mandos, cuida a sus oficiales, lo mismo en la Marina. Y lo mismo estamos haciendo ya, también, en PGR.
Entonces, aquí, por ejemplo, pasamos de seis mil elementos a 35 mil ya, y sigue creciendo, siete mil de los cuales son estudiantes, no estudiantes, graduados universitarios de todo el país.
Por ejemplo, ésta es una de las cabinas del Centro de Mando de la Policía Federal, de un búnker. Aquí está, por ejemplo, un grupo de oficiales que deben estar examinando un área. Estos muchachos pueden estar revisando, por ejemplo, desde delitos de Internet o pornografía infantil, hasta siguiendo la pista a casos de secuestro que estamos monitoreando.
En sus pantallas de computadora, tiene dos cada quien, más en las pantallas del fondo, se ven de todo tipo de cosas, desde cámaras que están instaladas en las patrullas, cámaras que están instaladas en las ciudades, en algunas que cuentan con videovigilancia. Conversaciones que, autorizadas por jueces, están siguiendo los muchachos ahí. Por ejemplo, entre el secuestrador y las víctimas o sus deudos.
El monitoreo. Están registrando en otro archivo, por ejemplo, los coches robados, están registrando los coches detenidos en la zona. Están revisando la Plataforma México.
La Plataforma México es algo que iniciamos en este sexenio y que son:
Primero. Una base de datos enorme, que tiene, por ejemplo, a todos los policías del país o, por lo menos, a todos los que nos han reportado, no sólo Federales, sino estados y municipios.
Tienen las huellas dactilares de todos los policías, tiene el arma y el disparo del arma que se ha registrado en todos esos policías. Tiene, también, las huellas dactilares de una gran cantidad de reos, todos los federales y muchos, desgraciadamente, todavía no todos, de los estatales. Tiene, incluso, datos registrales de ADN, en algunos casos específicos. En fin.
Vehículos robados o no, las placas. Este registro que es tan importante está en Plataforma México.
Tiene el informe policiaco homologado. Desde una policía que va y reporta el robo de un celular, hasta una policía que reporta un cadáver que está haciendo el levantamiento el Ministerio Público. Ese reporte policial lo estamos homologando en todo el país para que vaya a Plataforma México.
Y todos los días, hay ocho y medio millones, no todos los días, pero se han registrado ocho y medio millones de consultas de las policías del país.
Para qué sirve Plataforma México, por ejemplo, les pongo un caso.
Casino Royale, en Monterrey. Cómo es que dieron tan rápido con ellos, etcétera. Obviamente, todos le echamos ganas. Pero los vehículos que vimos en las cámaras, afuera del Casino Royale, donde llegaron estos tipos, ubicamos que esos coches, los cuatro eran robados, los fueron a dejar en alguna colonia de Monterrey, y registramos los coches y detectamos huellas dactilares de muchos lados.
Peritos llegaron a ver puerta por puerta, milímetro por milímetro y salió la huella dactilar. Y una de las huellas dactilares pegó, inmediatamente, con una huella dactilar que estaba en Plataforma México, de un tipo que había sido detenido en Monterrey el año pasado por robo con violencia de automóvil.
No sé por qué lo sacaron. Eso lo tendrán que explicar las autoridades judiciales de allá. Pero el hecho es que ese, señores, teníamos su foto, su domicilio, su familia, sus vínculos. Fuimos por él, fue la autoridad de allá, en Nuevo León, y, finalmente, eso nos ha permitido ya identificar poco a poco a toda la banda, y a detener a varios miembros. Para eso sirve Plataforma México.
Un día, habrá la  posibilidad de tener en Plataforma México todos los registros dactilares, y yo creo que, incluso, de todos los policías, expolicías, reos, etcétera, y digo, por qué no, incluso los registros dactilares de los ciudadanos.
Por qué razón. Porque el que nunca delinque, no tiene miedo de que alguien tenga su registro. Y así podríamos, verdaderamente, dar una investigación científica de cualquier delito.
Ojalá, por ejemplo, pronto tengamos el DNA de mucha gente. Como nos ha pasado con muchas víctimas, que no podemos reconocer a sus deudos, cuando los encontramos, finalmente, mucho tiempo después, sólo el DNA nos permite reconocerlos.
O, también, pongo el caso: si hay una violación, este delito tan infamante que debemos erradicar, los rastros de DNA pueden darnos, perfectamente, con el criminal.
Y muchas, muchas cosas que yo creo que Plataforma México está dando o va a dar el cambio tecnológico que necesitamos para combatir a la criminalidad.
Lo mismo el Laboratorio Pericial de PGR, que inauguré este año, tiene, por ejemplo, instalaciones de balística. Ya tenemos como 86 mil registros de armas, y si nosotros encontramos un casquillo en la calle, o una bala, podemos revisar todos esos casquillos y balas, y empata con los registros de armas que tenemos.
Otra vez, ojalá un día tengamos todos los registros de armas. Cómo se registra un arma, una ametralladora, una pistola que se le da un policía. Antes de dársela. Mira, va al laboratorio, se dispara el arma, y el casquillo o la bala es, también, como la huella dactilar de una persona.
Todos, digamos, pegan diferente, aunque sea por micronésimas. En este laboratorio ya podemos distinguir, si encontramos un casquillo, y si tenemos el registro del arma, ya podemos saber qué arma la disparó. En fin.
Otra cosa es en reformas al marco legal. Hemos propuesto al Congreso, y el Congreso ha aprobado muchas, la Iniciativa de Justicia Penal, la de la Ley de Policía Federal y PGR, la del Secuestro, la de Seguridad Pública, que es tan importante, ésta que obliga a tener exámenes de control de confianza, unidades antisecuestro, etcétera;  la de Trata de Personas, Extinción de Dominio, Narcomenudeo. En fin.
Cuáles faltan, que son muy importantes: Mando Único Policial.
Por qué. Miren, yo soy municipalista de corazón, y de principios, etcétera. Pero, también, a la hora de asomarse, uno a municipios en todo el país, seguramente aquí, en Yucatán, ha de ser el caso, los municipios son chiquitos.
Piensen en Durango, ahí enfrente de esas mafias, o en Chihuahua, teniendo 15 policías en un municipio, que le lleguen con 20 camionetas, no puede hacer frente esa policía; o, aunque les haga frente, ya ubican a los policías, saben dónde viven, dónde está su familia, hay que cambiarlos de lugar, por ejemplo.
En cambio, una policía estatal o, incluso, una policía nacional tiene más capacidad organizacional y logística para hacer frente a bandas que no sólo son nacionales, son internacionales. Por eso tenemos que ir a escalas más altas y para eso la idea de la policía única o de mando único policiaco.
Otra, que es muy importante, de jurisdicción militar, la Ley de Seguridad Nacional. Es muy importante y yo estoy de acuerdo en que el Ejército y la Marina están para proteger a los ciudadanos, para velar, como dice la Constitución, por la seguridad interior del país.
Y es válido que todo mundo diga: Mándenme al Ejército, mándenme al Ejército.
Lo que no se vale es: Mándenme, y no darles reglas claras y luego estarles reclamando, y reclamando, y reclamando.
Entonces, yo creo que es válido que haya una ley que nos diga qué casos sí, qué casos no, qué se puede hacer y qué no se puede hacer. Y esto es muy importante para poder  seguir avanzando.
La Ley del Sistema Penitenciario y de Ejecución de Sanciones, la de Lavado de Dinero, que también está pendiente de salir, una Miscelánea Penal. Hay otra ley que propuse ya más recientemente, que si alguien, por ejemplo, dice: Soy Zeta y me tienes que dar tanto dinero, porque si no, me las vas a pagar.
Si tú eres Zeta, vas a pagar por todos los delitos que hayan hecho Los Zetas. No, no, nada más yo estoy aquí, en la esquina, faroleando. No mi hijito. Tú eres de esa organización, vas a pagar por una parte de los crímenes de esta organización. Porque es un problema que cuando los atrapamos van, tiran el arma por quién sabe dónde, no traen droga, no traen armas. Y ahora sí que: yo qué. Oye, pero es que tú estás con él. No pues yo lo conozco, pero ahora sí que. No. Si tú eres Zeta y te ostentas, además, tienes que pagar.
A ver si siguen creciendo como. Esto se llama en Estados Unidos la Ley Rico, que es que un miembro de una banda criminal es corresponsable de los delitos de la banda y es una muy importante. Éste es el segundo eje.
El tercero. Es el tejido social.
Y aquí los Programas Federales son muy concretos. Uno es Escuela Segura, donde juntamos a los papás y a los maestros, y a veces a los alumnos y a la comunidad, para prevenir a los niños para las adicciones, para revisar que no haya drogas en la escuela, que no haya armas en la escuela y que no haya pandillas en la escuela.
Cuando los papás están de acuerdo, hacemos exámenes que se llaman tamizajes, en los cuales detectamos, a través de un cuestionario si el niño tiene problemas de adicción. No son exámenes antidoping, aunque muchos papás nos lo han pedido, pero sí son exámenes que nos permiten detectar a tiempo si un muchacho tiene problemas de este tipo.
Quiero saludar, también, a mi querido amigo, el químico, Andrés Granier, Gobernador de Tabasco. Muchas gracias. Sabemos que tiene huracán allá, encima. Así que, muchas gracias por venir.
Esto es Escuela Segura. Esto es lo que hemos hecho en Yucatán; 527 en Yucatán, 334 en Campeche, mil 153 en Chiapas, 634 en Quintana Roo, mil 755 en Tabasco, etcétera. A nivel nacional van 36 mil.
Otra es, Centros Nueva Vida, que son estos lugares que hemos construido, 325 en el país, que son ya de atención a quien tiene un problema de adicciones. Y que es el mayor número de centros de atención que se hayan hecho en el México reciente.
Y el tercer programa es Espacios Públicos Recuperados; es decir, la lógica es ésta: si la sociedad le deja un espacio a la delincuencia, lo va a ocupar. Los americanos le llaman la tesis de la ventana rota: Si se deja una esquina donde hay una ventana rota significa que a nadie le importa esa esquina. No hay dueño y no hay autoridad.
Y ahí, alrededor de la ventana rota, es donde se van a reunir los vagos, donde se van a consumir drogas, donde se juntan las pandillas, donde asaltan los coches, les bajan los espejos. Esa es la teoría de la ventana rota. Un espacio que la sociedad deja, es un espacio que se ocupa por la criminalidad.
Al revés, la estrategia de Espacios Públicos lo que busca es recuperar esos espacios. Entonces, si hay un lote baldío o un parque viejo, abandonado, tratamos de ponerle canchas de pasto sintético en donde se juega fútbol, sé que aquí son, más bien, peloteros, pero. En fin. Tratamos de ponerle juegos, una pistita para correr, y que la comunidad se encargue de ese espacio.
Es un programa que ha avanzado mucho, sobre todo de la mano con ayuntamientos, y cuando avanza tripartita, con gobiernos, vamos mucho más rápido.
Pero el Rescate de Espacios Públicos nosotros hemos puesto hasta la mitad y rescatamos una placita, un parquecito, algunos tan grandes como. Por decirlo, aquí, en la Península, recuerdo que en Cancún hemos hecho unos rescates muy importantes, donde hay parques de beisbol y canchas de fútbol. En fin. Hasta pequeños parques en las esquinas que, y nos han sido de mucha utilidad, es un poco, y hemos hecho cuatro mil, más de cuatro mil en el país.

Sesión de Preguntas y Respuestas
Funge como moderador el ciudadano doctor José Ángel Córdova Villalobos, Secretario de Salud.

-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Mire. La verdad, le hemos echado muchas ganas también a ese tema, aunque reconozco que no hay la percepción en la gente.
Sí hemos actuado muy fuerte en materia de corrupción. Por ejemplo, traigo unos datos, porque ayer también alguien me cuestionó sobre el tema.
De 2008 a 2011, por ejemplo, ha habido 30 mil 700 sanciones administrativas a 26 mil servidores. En lo que va del año, por ejemplo, se han puesto sanciones económicas, éste año nada más, por cuatro mil millones de pesos a servidores públicos, en este caso Federales, que es más de lo que se había hecho en otro periodo.
También, en esta época se ha hecho el mayor número de denuncias presentadas ante la Procuraduría General de la República por este tipo de acciones.
Entonces, estamos actuando con ello, pero como decía yo ayer, la clave para eso es la transparencia.
Nosotros dimos como mexicanos un paso muy importante con la Ley de Transparencia, primero, y luego las reformas constitucionales en materia de transparencia.
Lo hemos cumplido a nivel Federal y, desde luego, creo que es importante, cada estado va avanzando, pero es importante.
El día que México tenga absoluta transparencia, desde el primero hasta el último centavo que entra a las arcas públicas, y que se expliquen las decisiones de lo que se hace con ese dinero, creo que eso va a ser, realmente, un avance mayor  que tengamos contra la corrupción que cualquier ley sancionadora.
Entonces, eso es lo que yo le podría decir y, desde luego, si  hubiera alguien que hubiera conocido algo en particular, con mucho gusto yo podría, si está en el ámbito de mi competencia, simplemente revisar el asunto y hacer cumplir la ley, como se debe.
-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Primero. Muchas gracias, Gobernadora, Gobernadores. Les agradezco muchísimo.
Yo quiero reiterar mi firme compromiso con, no sólo con Yucatán, sino con todo el Sureste.
Quiero aprovechar la pregunta aquí de nuestro amigo de la Cadena Rasa para decir que, hablando de eso, de que queda un año, dos meses y medio, y como seis días más, de mi Presidencia, que yo estoy absolutamente decidido a completar los proyectos que me propuse desde un inicio, a enfrentar los retos y desafíos que están por delante, entre otros, el más serio, que es el de la seguridad.
Sé, como bien puntualizaba la Gobernadora, que no es igual en todo el país. Hay estados y regiones mucho, muy seguras. Hay problemas muy focalizados,  muy fuertes en otras.
Pero la verdad es tenemos, y tenemos con qué solucionar esos problemas los mexicanos. Hay cosas que se pueden resolver rápido. Hay cosas que van a tomar tiempo, como lo dije desde el primer día de mi Gobierno.
Pero tenemos que perseverar en ese camino. Tenemos que perseverar en el camino, por ejemplo, en este tema de combatir a los criminales, de construir nuevas instituciones, de reconstruir el tejido social.
Que tenemos que seguir adelante en el camino de tener una economía que compita con el mundo, sin miedo, porque sólo así podremos traernos aquí los empleos que tanto necesitan los mexicanos.
Que tenemos que hacer una cobertura social, como ya la estamos logrando. El haber alcanzado la cobertura universal de salud, el alcanzarlo a nivel primaria, pone a México en la vanguardia de muchos países.
Hay decenas, y más de cien naciones que no han alcanzado la cobertura universal de salud. Incluso, naciones tan desarrolladas y tan poderosas como Estados Unidos mismo. Nosotros la estamos alcanzando.
Tenemos un país que ha sido bendecido con la cuarta biodiversidad más grande del mundo. Tenemos que hacer de ello un potencial, no sólo del futuro de la humanidad, sino también de empleo y potencialidad para nosotros.
Tenemos un país grande, un país reconocido y querido en el mundo. Y de todo eso, amigas y amigos, tenemos que estar orgullos los mexicanos.
Como lo dije el viernes pasado: Hay un México nuevo que viene, un México distinto  y que será mejor. Y si nosotros seguimos en el empeño de construirlo, de imaginarlo, de quererlo y de ponernos a trabajar para que ese México tenga lugar, téngalo por seguro, amigas y amigos, que este México vendrá.
Y sé que Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Tabasco van a estar en ese México que todos queremos ver.
Muchísimas gracias a todos y muy buenas tardes.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…

Muere el hijo de Antonieta Rivas Mercado

Carta de pésame/Guadalupe Loaeza Reforma, 20 septiembre 2011 Querida Antonieta: Esta es la segunda vez que te escribo; la primera fue en octubre de 1995, con motivo de la presentación del libro A la sombra del Ángel, el cual en realidad se trata de una novela histórica de más de 600 páginas, cuyo enorme mérito radica, como sabes, en haber sido escrita por tu nuera, Kathryn Blair, esposa de tu único hijo, Donald. En esta obra, perfectamente bien documentada, con más de 200 mil ejemplares vendidos y traducida en varios idiomas, se abordan, una vez más, muchos episodios de tu vida, de tu trayectoria, de tu personalidad, de todo lo que hiciste por la cultura en México y una de las etapas históricas más importantes de nuestro país, como fue la Revolución. Con una prosa ágil, sensible y muy amorosa, Kathryn se refiere igualmente a tus amores, como fueron Manuel Rodríguez Lozano, Albert Blair, y en especial al que creo fue el amor de tu vida, José Vasconcelos.