12 nov. 2013

El embajador Hugo José García Hernández


El Nuevo embajador de Venezuela en México
Es fundador del Movimiento Quinta República (MVR), partido fundado por el presidente Hugo Chávez Frías; es evidente su cercanía con el presidente Nicolás Maduro. Peor nada que ver; este hombre es de mucho peso comparándolo con Maduro.


Es general de brigada, tiene 71 años y ha hecho una larga carrera diplomática; ha estado como  embajador de Venezuela -antes de México- en países como Osetia del Sur, Abjasia y Rusia. En el periodo de 1989 y 1991 trabajó en la vicepresidencia de la Junta Interamericana de Defensa, con sede en Washington DC.
Ha sido jefe del Estado Mayor de la Brigada Blindada, y de la División Académica de la Escuela Superior del Ejército venezolano.
Es experto en temas de seguridad y petroquímica; incluso ha escrito varias obras relacionadas con la seguridad y defensa de Venezuela.
Tiene la insignia de Docente Honorífico por parte del Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional, de la Universidad Militar Bolivariana.

En febrero de 2009, después de que Venezuela reconociera la independencia de los territorios de Osetia del Sur y Abjasia de Georgia, Hugo Chávez lo envió como embajador extraordinario y plenipotenciario ante la Federación de Rusia. Presentó sus cartas credenciales como embajador de Venezuela al entonces presidente Dimitry Medvedev, y permaneció en el cargo durante cuatro años. (2009-2013); su siguiente misión diplomática ha sido México –la carta se la firmó el mismo Chávez-  y su objetivo restablecer las relaciones que durante dos sexenios anteriores -panistas- tuvieron momentos de crisis.
El 3 julio de 2013 presentó sus cartas credenciales al Presidente Enrique Peña Nieto . (leer su comentario abajo)
Antes de la visita oficial a México del ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano, el nuevo embajador dio una entrevista a Silvia Garduño del periódico Reforma, diciendo que el Presidente Peña Nieto ha dado buenas señales de su interés por Venezuela, como su presencia en los funerales de Hugo Chávez, en Caracas; el reconocimiento de la elección en la que salió triunfador Nicolás Maduro, y su negativa a reunirse con el candidato de la oposición, Henrique Capriles.
Hoy el embajador por la crisis del avión "eliminado" está en una situación incomoda. Seguramente saldrá adelante, nada que ver con aquel embajador de Venezuela en México, Roy Chaderton, que se puso los guantes con nuestro escritor Carlos Fuentes y salió mal librado.
Este hombre por lo menos ha sido prudente. Se le agradece.
-Usted ha dicho que la relación –con México- ha mejorado...-, le pregunto Silvia.
-Vamos por buen camino. La Subsecretaria Vanessa Rubio visitó Venezuela. Yo coincidí, tuvimos una reunión muy productiva, establecimos una pre-agenda de trabajo, ahora tenemos la visita de nuestro Canciller.
Los dos sexenios anteriores habían estado medio congeladas las relaciones, producto de aquello de Mar de Plata, en 2005, cuando pretendía imponer el ALCA a todos los países latinoamericanos, y hubo líderes que se opusieron (Chávez).Se llegó a manifestar que el ALCA era un instrumento más de dominación de Estados Unidos en América Latina, y hubo un pequeño enfrentamiento entre el Presidente Chávez y el Presidente Fox, y entre el Presidente Bush y el Presidente Kirchner. En el segundo sexenio nuestras relaciones tampoco fueron de lo mejor.
-Pero se restablecieron..-, inquierió la reportera..
-Se restableció, pero no hubo nunca nada activo y hubo cierta separación. El Presidente Peña Nieto abrió las puertas, visitó nuestro país en aquellas horas tristes de la desaparición física del Presidente Hugo Chávez, hizo la guardia de honor respectiva ante el féretro de nuestro Primer Mandatario, y posteriormente fue uno de los primeros que reconoció la legalidad de las elecciones.”
Al margen:
Parte de una entrevista que le hicieron los medios entre ellos la televisora venezolana Tel Sur, después de la presentación de las cartas credenciales en Palacio Nacional.
"En realidad hoy ha sido un día muy importante en mi vida. 
He tenido el honor de presentar las Cartas Credenciales al señor Presidente Enrique Peña Nieto. 
Cartas Credenciales que fueron firmadas por el hoy ausente Hugo Chávez Frías, Presidente y líder supremo de la Revolución Bolivariana. 
En realidad, pienso que es una gran oportunidad para estrechar los lazos entre México y Venezuela, porque si se quiere, estaban un poco dormidas esas relaciones. 
Y hoy el señor Presidente Peña Nieto, una vez que asumió su Gobierno, ha presentado una especie de apertura hacia Venezuela. Y, de hecho, el pueblo venezolano está muy agradecido por la asistencia del señor Presidente Peña Nieto a Venezuela a las exequias del señor Presidente Hugo Chávez.
Igualmente está agradecido el señor Presidente Nicolás Maduro por su reconocimiento como Presidente legítimo en el momento de que el CNE, el Consejo Nacional Electoral, emitió sus resultados, donde el señor Presidente reconoció en forma inmediata y, posteriormente, reconocido lógicamente como Presidente Constitucional.
Pienso que a estas alturas, nosotros, la poca conversación que tuve con el señor Presidente Peña Nieto, de por sí es una persona muy amable y con un carisma natural.
Hemos llegado a un intercambio de ideas de venir próximamente, por cierto le plantee al señor Presidente, la visita de nuestra Vicecanciller Verónica Guerrero, que es Vicecanciller para América Latina.
De hecho, ya estamos construyendo la agenda. Y pienso, también, que éste es un paso inicial, si se quiere, en donde iremos escalonando, posteriormente se programará o se considerará  entre ambas Cancillerías una visita de nuestro Canciller a la Ciudad de México.
Y a futuro de ser posible un encuentro entre ambos Presidentes, ya sea una visita de nuestro Presidente Nicolás Maduro Moros a México o la visita del señor Presidente Peña Nieto a Venezuela.
Creo que eso básicamente es lo que ha sucedido en el día de hoy. Es lo que yo he podido hablar con el señor Presidente.
Otra cosa que yo quiero manifestar acá. Es que yo estoy muy complacido por ser el Embajador de Venezuela en México.
Primero, porque históricamente México ha sido un país hospitalario.
Aquí, en este país, concurrieron un buen número de exiliados políticos en diferentes etapas de la historia venezolana y nos une hasta las letras en la muerte, puedo decir.
Aquí vivió Andrés Eloy Blanco, un poeta reconocido en América Latina, considerado uno de los más grandes poetas de Venezuela, un poeta costumbrista, un hombre que llevaba la sangre de su pueblo por dentro.
Y recuerdan, inclusive, que por acá hay una película que se llama: Angelitos negros.
Él lamentablemente falleció acá, en México, en el año 52. Esas cosas, también, unen mucho a México y a Venezuela.
Nosotros estamos unidos desde el punto de vista histórico. Sufrimos una Colonia, una Conquista, una Colonia, un dominio, igual sucedió en Venezuela.
Nosotros hicimos una Guerra de Independencia sangrienta. México, también, lo hizo.
Hablamos el mismo lenguaje y la gran mayoría de los mexicanos tienen la misma religión de los venezolanos, que es la religión católica.
Entonces, creo que es interesante para mí, desde el punto de vista personal y desde el punto de vista, también, lógicamente profesional.
Pero vamos ya a dar chance a que hagan algunas preguntas, porque los periodistas son muchas veces inquisitivos.
De todos modos yo me traigo un periodista, también, conmigo, que está aquí, Wilfredo Pérez, que es el Consejero de Prensa nuestro, por si acaso.
Estoy a la disposición de ustedes.

No hay comentarios.: