12 may. 2017

El papa llegó a Portugal...,

El papa llegó a Portugal..., a celebrar los 100 años de las apariciones de Fátima
Una comitiva de bienvenida recibió al papa Francisco en la base aérea portuguesa de Monte Real, donde a las 16:22 horas aterrizó el avión de Ali Italia, para comenzar la peregrinación que realizará al Santuario de Fátima.

En el aeropuerto, Bergoglio mantuvo encuentro privado con el Presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, y rezó en la capilla de la base aérea.
Tras este encuentro, se trasladó  en helicóptero al Estadio municipal de Fátima, desde donde irá al Santuario.
El Papa despegó del aeropuerto romano de Fiumicino a las 14.00  horas de Roma, ; durante el trayecto en avión, envió dos telegramas de cortesía al Presidente de la República Italiana, al Presidente de la República Francesa y al Rey de España.
Asimismo, saludó brevemente a los periodistas que le acompañan en el avión papal a los que deseó una buena cobertura del viaje. A ellos le dijo: "Gracias por el trabajo que hacen. Es un viaje un poco especial porque es una visita de oración, un encuentro con el Señor y la Santa Madre de Dios. Gracias por la compañía y vamos adelante”.

Mientras el Papa Francisco se encontraba en el avión rumbo a Fátima, algunos peregrinos que lo esperaban en la explanada del Santuario bajo un sol potente, cantaron al tiempo que tocaban instrumentos musicales. Otros rezaban el rosario y por los distintos accesos continuaban llegando grupos procedentes de distintos países.
Nota de A. Tornelli/ Vatican Insider,.
Como acostumbra, el Papa, a casi una hora de haber despegado hacia Portugal, se dirigió a la parte trasera del avión para saludar a los periodistas.  «Gracias por esta compañía, y por el trabajo que harán durante este viaje un poco especial, de oración, con el Señor y la Santa Madre de Dios. Gracias por la compañía, sigamos adelante».  Francisco después saludó uno por uno a los periodistas presentes en el vuelo. Y bendijo el vientre de una periodista brasileña, Anna Ferreira, que está embarazada.  La periodista portuguesa Aura Miguel, de Radio Renassenca, durante el viaje a Egipto le había regalado al Papa su libro, como parte de los preparativos para el peregrinaje a Fátima. Francisco, cuando la vio, le dijo en voz alta: «¿Ven qué contenta está? Ya hizo un libro antes del viaje. Después del regreso hará diez...».  Al enviado de la Tass, que recordó la petición de la Virgen a los videntes para la consagración de Rusia, el Papa respondió: «los rusos son buenos».  Antes de salir del Vaticano, estaban esperando al Papa, para despedirse de él en su residencia de la Casa Santa Marta, seis mujeres inmigrantes e italianas con sus hijos.  En la base aérea portuguesa de Monte Real, en donde aterrizó para después dirigirse hacia Fátima, el Papa Francisco se encontró y saludó a un gran número de niños acompañados por sus familias. El Papa fue recibido por tres niños vestidos como los pastorcillos de Fátima (a dos de los cuales, Jacinta y Francisco, proclamará santos mañana). Después se subió a un cochecito eléctrico para dirigirse a la capilla de la base, en donde se detuvo un momento en oración. A lo largo del trayecto pudo abrazar y acariciar a muchos niños, entre los aplausos calurosos de los presentes. EN la capilla también se reunió con algunos militares enfermos. 

El programa del viaje  
AGENDA:
A las 18:15, visita Capilla de las Apariciones, frente a la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, y bendición de las velas de la Capilla. 
El sábado 13 de mayo a las 9:10 horas, se reunirá con el Primer Ministro de Portugal. Más tarde, a las 9:40, visitará la Basílica y a las 10.00 presidirá la celebración de la Santa Misa. Al finalizar la Misa, el Papa saludará y bendecirá a los enfermos.
A las 12.30 comerá con los Obispos de Portugal en la Casa “Nuestra Señora del Carmen”. Finalmente, a las 14.45 llegará a la base aérea de Monte Real donde tendrá lugar la ceremonia de despedida antes de regresar a Roma.

No hay comentarios.: