29 jul. 2017

Las columnas políticas, sábado 29 de julio de 2017

Masacre en la sierra de Sinaloa....espeluznante!
Urge una profunda investigación...!
Un grupo armado torturan y asesinan a siete familiares y un amigo en la comunidad serrana de El Aserradero de El Batel cerca de la sindicatura de Potrerillos en la sierra de Concordia..
Los hechos de acuerdo con los primeros informes, ocurrió la tarde de ayer alrededor de las 19 horas a unos kilómetros de la comunidad Potrerillos.
Se presume que las víctimas fueron sacadas de sus domicilios y luego llevadas a la zona enmontada, donde habrían sido torturados, posteriormente asesinaron a dos a balazos - o lapidado- y cinco de ellos fueron decapitados, mientras que uno fue colgado.
Fueron vecinos de Potrerillos quienes dieron parte a las autoridades.
Horas más tarde a la zona serrana subió un convoy integrado por agentes policiacos, militares y peritos de la fiscalía del estado....
En la zona un grupo armado trae asoladas las comunidades serrana, 
Con estos hechos más gente decidirá abandonar sus pueblos...un asunto muy grave...
#
Niegan a la profesora Gordillo cambio de juez.
Alegando una supuesta animadversión hacia su persona a raíz de que lo denunció ante la PGR, Elba Esther Gordillo solicitó que el juez federal Alejandro Caballero Vértiz deje de instruirle el proceso por delincuencia organizada...

Sin embargo, el titular del Primer Tribunal Unitario, Magdo Miguel Ángel Aguilar López rechazó su petición, ya que Gordillo en ningún momento prueba que la actuación del juez sea parcial, carente de independencia o de molestia hacia ella o su defensa. 
"No se obtiene ningún dato objetivo que permita considerar que el juzgador después de conocer que fue interpuesta la denuncia referida con antelación se encuentre en una situación que lo llevara a externar molestia, enojo o animadversión hacia la defensa como a los imputados", dice la resolución, (Nota de Abel Barajas, Reforma).
He seguido el caso de cerca y creo que el Juez si tiene animadversión o "línea" obviamente incomprobable. Tiene una larga carrera en el Poder Judicial...y es juez de distrito desde julio de 2001.
http://fredalvarez.blogspot.mx/2013/02/lavado-de-dinerofa.html
#
La PGR compró a prestanombres el malware Pegasus
Carlos Cayetano Miguel, dueño de Grupo Tech Bull S.A. de C.V., la empresa intermediaria mexicana que vendió a la  PGR el malware afirmó que no recibió un solo peso de los 32 millones de dólares que la dependencia pagó por la red espía. (ver reportaje firmado por los periodistas Raúl Olmos, Valeria Durán y Daniel Lizárraga).
Grupo Tech Bull se constituyó el 10 de octubre de 2013  ante el notario Alfredo Ayala Herrera, con un capital de 50 mil pesos. Y apenas un año después, el 29 de octubre del 2014, vendió a la PGR el malware espía Pegasus en 32 millones de dólares. 
Por la PGR firmó el entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón, mientras que por Tech Bull lo hizo Luis Armando Pérez Herrero, un ingeniero en sistemas originario de Hidalgo...
#
Las columnas políticas, sábado 29 de julio de 2017
Templo Mayor/Reforma
AHORA que el delegado Rigoberto Salgado dice que sí le avisó a Miguel Ángel Mancera de los problemas en Tláhuac antes del abatimiento de Jesús Pérez Luna, "El Ojos", los muy fijados descubrieron algo extraño.
EL MORENISTA argumenta que envió 50 oficios al jefe de Gobierno, y así fue, pero todos fueron entregados ¡el mismo día!
SEGURO que a Salgado se le cansó la mano el 26 de mayo cuando se puso a firmar las cinco decenas de documentos casi idénticos en los que el único cambio significativo es que se refieren a distintas colonias.
EN TODOS se queja de que hace falta patrullaje y, en algunos, señala posibles puntos de venta de droga. Pero quizás lo más raro es que los textos se redactaron después de la detención de Miguel Ángel Pérez Ramírez, "El Mickey", hijo de "El Ojos" y parte importante del "negocio" familiar.
HAY QUIENES opinan que, con esos oficios, lo único que hizo Salgado fue amarrarse el dedo antes del machucón. ¿Será?
ALLÁ en Nuevo León están estrenando una súper Subsecretaría de Planeación y Finanzas de Educación. Y su primer titular es Jesús Hernández, ex tesorero y ex alcalde de García, amigo personal y operador del gobernador Jaime Rodríguez.
Y, AUNQUE Hernández dice que llegó por sus méritos y no por su amistad con el Góber, el mismo "Bronco" lo desmintió al justificar su nombramiento argumentando que todos los funcionarios de su administración son sus amigos.
CADA vez es más evidente la transformación del proyecto de gobierno independiente en un gobierno de amigos... como en los viejos tiempos del PRI.
UNA DE CAL por las muchas de arena que van en los cambios de equipo de Donald Trump. La llegada del general John Kelly como jefe de Gabinete coloca en un puesto clave a alguien que conoce bien y tiene simpatía por Latinoamérica.
APENAS el 5 de julio el hasta ayer secretario de Seguridad Nacional estuvo en México y se reunió por más de una hora con el presidente Enrique Peña. Ya se verá si Kelly ayuda a atemperar la relación de su jefe con los países ubicados al sur de su frontera.
VAYA REVELACIÓN hizo el ex abogado de Odebrecht, Rodrigo Tacla, al diario El País. Además de afirmar que esa firma sobornó a más de mil funcionarios, candidatos y hasta presidentes desde 2001, al referirse a México dijo que la constructora le apostaba al futuro político de Emilio Lozoya Austin.
CREÍAN que el ex director de Pemex sería el próximo Presidente... y les gustaba mucho esa idea. Un misterio saber por qué el entusiasmo.
#
Frentes Políticos/Excelsior
I. Responsabilidad compartida. Tras el abatimiento de Felipe de Jesús Pérez, El Ojos, muchos se han volcado a satanizar al delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, sobre todo cuando dice que él no vio nada y tampoco sabía del presunto narcomenudista. Pero hay un involucrado en quien no han reparado y cuyo encargo deja mucho qué desear. El Gobierno de la Ciudad de México, al menos desde 2012, ha prometido realizar acciones para erradicar el servicio de mototaxis, pero a la fecha no lo ha logrado. Ni Armando Quintero ni Rufino H. León y ni Héctor Serrano, ahora al frente de la Secretaría de Movilidad (Semovi), han conseguido regular esta actividad. Un criminal supo cómo hacer de los mototaxis una red de repartición de droga y “halconeo” en toda una delegación. Y de verdad, ¿nadie se dio cuenta?
II. Tómenselo en serio. Rogelio Garza, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, destacó que la renegociación del TLCAN consistirá en buscar más y mejores ganancias para México, Canadá y Estados Unidos. “Hay que hacer el pastel más grande, no cómo lo reducimos, no ver cómo le ponemos cuotas o tarifas, barreras”, y añadió: “Sabemos perfectamente bien lo que queremos como México, sabemos exactamente sobre lo que queremos movernos y lo que queremos hacer, también Estados Unidos ha manifestado su interés por lo que quiere ver”. De un tiempo a acá la renegociación se plantea como ir a la guerra. Sólo el temple de políticos comprometidos hará que salgamos fortalecidos. Es la hora de demostrar capacidad no sólo de hablar.
III. Contubernios Parece que la moda actual son las alianzas, como punta de lanza para los comicios presidenciales de 2018. Alejandra Barrales, del PRD; Ricardo Anaya, del PAN; Enrique Ochoa Reza, del PRI, y otros más no descartan las coaliciones como fórmula para ganar la contienda cívica y formar un gobierno más legítimo. Los morenos no hablan del asunto, pero tampoco lo rechazan. Sin embargo, la Revolución Democrática y Acción Nacional hacen notar que el objetivo de lo que llaman Frente Amplio Democrático tiene la finalidad de sacar al Tricolor de Los Pinos, aunque digan que su objetivo central es la gente y acabar con la corrupción, la impunidad, la violencia y la inseguridad.
IV. La buena y la mala. Debido a la historia colonial que alberga cada uno de sus monumentos del centro histórico, Morelia, la capital michoacana, se ha convertido en el destino turístico preferido por los viajeros en estas vacaciones. La Catedral, el Palacio Clavijero y el Colegio de San Nicolás de Hidalgo son algunas de las construcciones más emblemáticas, por lo que cuentan con mayor afluencia de visitantes, destacó Martha Béjar Maldonado, directora de Promoción de la Secretaría de Turismo. Pero para despertar del sueño, Alfonso Martínez, presidente municipal de Morelia, tiene deudas con los habitantes. Se quejan de presuntas omisiones de las autoridades municipales, ante las condiciones de los puentes peatonales, algunos se caen a pedazos. ¡Cómo es posible que presuman en medios ser los más visitados, pero no volteen a ver la realidad!
V. Llamado. Un sector del PRI se muestra preocupado, como lo escribió la senadora Ivonne Ortega Pacheco en una misiva a Claudia Ruiz Massieu, secretaria general del CEN, acerca de la participación de sólo tres mil de 10 mil delegados en las Mesas Técnicas Nacionales de la XXII Asamblea Nacional del partido. Quieren que se aumente el número de delegados y que éstos puedan elegir las mesas en que participarán. “La voluntad de los dirigentes de los comités y de los sectores pesa más que el interés y conveniencia de cada delegado”, escribió. Ortega aboga por la apertura democrática. Imposible y perjudicial decir que no, a estas alturas. Entre la espada y la pared.
 #
Retrovisor/IVONNE MELGAR
Excelsior
Tláhuac y la complicidad de los omisos
“Rigoberto, no es una estrategia decir que no estuvimos contigo”, declaró este jueves la secretaria de Gobierno de la CDMX, Patricia Mercado.
A una semana de la muerte del presunto jefe del cártel de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, el señalamiento de la funcionaria a Imagen Noticias rompía por fin con ese clima de omisión crónica que tanto ha enfermado a México.
Entrevistada por Ciro Gómez Leyva, la secretaria de Gobierno reveló que el delegado Rigoberto Salgado dejó de asistir a las mesas de seguridad de la autoridad central desde septiembre, al dispararse los índices locales de violencia.
Patricia Mercado contó que después de la detención del hijo de Pérez Luna, en mayo, el delegado les envió 50 oficios sobre diversos problemas de ilegalidad en la demarcación.
Más vale tarde que nunca. Al fin el gobierno capitalino decidió confrontar a Salgado por la permisibilidad con que actuó frente al cártel de Tláhuac.
Y es que como ocurre en un país donde la impunidad se alimenta de autoridades omisas frente al delito, después de la operación en la que murió El Ojos llegaron la retórica y las sospechas.
Se trata de una mancuerna perfecta para la omisión: blablablá del lado de los responsables de esclarecer los hechos y chismes sin comprobación en los medios.
Así que mientras la procuraduría local explicaba que todas las hipótesis están siendo investigadas, a los columnistas y noticiarios llegaban reportes sobre cómo el delegado mejoró sus propiedades, incluida la de un restaurante donde supuestamente se reunían personajes sospechosos.
Si bien el jefe del Gobierno capitalino, Miguel Mancera, ofrecía restaurar la paz en Tláhuac, el tema de la potencial complicidad del delegado quedó fuera.
Pero continuaron las filtraciones de supuestos expedientes sobre nexos de Pérez Luna con Rigoberto y su hermano Ricardo Salgado, quien habría impulsado los mototaxis como red de distribución de droga y protección del cártel en modalidad de halconeo.
La fórmula ineficaz que deja a los medios el trabajo sucio de balconear los cadáveres en el clóset que las procuradurías nunca encuentran, subió hasta las acusaciones de que la narcopolítica hace de las suyas entre las huestes de Morena.
“¿Dónde están las pruebas?”, preguntó este martes Martí Batres, dirigente de ese partido en la CDMX, en una modalidad de defensa al delegado.
Conocedor de ese sistema de simulaciones que es la investigación sobre la delincuencia en la CDMX, el experredista aprovechó la tibieza del gobierno capitalino para terminar responsabilizando a Mancera del regreso de la inseguridad.
Sin meter las manos al fuego por su compañero de partido, Martí Batres se limitó a señalar lo evidente: hasta ahora ninguna procuraduría ha hecho una denuncia. Gol de Morena. Facilito.
Para el miércoles, con la ruta abierta por el dirigente partidista, Rigoberto Salgado dejó el silencio para decir que él estaba limpio y que Mancera lo abandonó porque nunca atendió sus solicitudes de apoyo.
Ya en el terreno del show y la confrontación de percepciones, el líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, se subió este jueves al ring para descalificar cualquier acusación a Salgado.
“Están muy nerviosos los de la mafia del poder, tienen como propósito manchar a Morena”, criticó AMLO.
En ese tono, el candidato presidencial mostró su desdén a un ministerio público siempre endeble y a eso que seguimos llamando combate a la delincuencia y que, en todos los niveles, termina siendo de papel.
Sin embargo, sólo entonces, cuando el asunto Tláhuac escaló a la agenda de 2018, el gobierno capitalino se dejó de lugares comunes y, por conducto de Patricia Mercado, nos hizo saber que Salgado sí fue omiso y que hay sospechas de su omisión deliberada ante el crecimiento de la venta de droga, la extorsión y la violencia.
Y desde la pantalla de TV pudimos escuchar la pregunta que la secretaria de Gobierno le hacía al delegado de Morena: “¿Estás o no relacionado (con el cártel)? ¿Qué pasa con los mototaxis a los que quería regularizar?”.
Pero la omisión fue más allá de Salgado, porque también la autoridad central se tardó en llegar a la demarcación donde se reportan jóvenes desaparecidos, al menos cinco, según denuncias de familiares a la diputada local Mariana Moguel (PRI).
Con testimonios de gente que se organiza a silbatazos para alertar a sus vecinos de robos y secuestros, la legisladora pidió en tribuna, el 18 de febrero, que el delegado y las autoridades capitalinas actuaran de manera coordinada en Tláhuac, donde 94.2% de sus habitantes dice sentirse inseguro. Nunca hubo respuesta.
Y todo indica que aquella solicitud de hace cinco meses de un trabajo coordinado seguirá pendiente.
Porque ahora estamos en el reparto de culpas y a la espera de que las preguntas de Patricia Mercado sean, en serio, formuladas por las procuradurías.
Aunque hay que reconocer que es un paso adelante ese de transgredir las omisiones cómplices. Así sea para seguir alimentado los titulares de la prensa, por razones de estricta sobrevivencia electoral.
#
La sabiduría de Catón/Reforma
 Seguramente recordarán ustedes aquel antiguo juego llamado "Serpientes y Escaleras". Si el azar te llevaba a una escalera subías por ella y te acercabas a la anhelada meta. En cambio, si caías donde estaba una serpiente, eso te hacía descender y alejarte del triunfo. Algún parecido tiene el dicho juego con el de la política, por más que en éste abunden más las serpientes que las escaleras. Un golpe de fortuna puede elevar a quien lo juega, y otro precipitarlo a los abismos. Desde luego el político debe tener dinero -hay que meter para sacar-, pero también debe tener suerte, pues sin ella no avanzará en ese tortuoso camino que es la búsqueda del poder. 
Digo todo esto porque cada día que pasa suena otro nuevo nombre relacionado con la elección presidencial del próximo año. Aquellos que pueden ser candidatos suman ya legión. Y eso es bueno. En los tiempos de la dominación priista los que sonaban como posibles sucesores del Presidente en turno se tapaban y escondían, pues el que se movía -lo dijo Fidel Velázquez- no salía en la foto. Ahora, en cambio, los ciudadanos pueden analizar los perfiles de los candidatos y escoger entre ellos al mejor o, si se quiere, al menos malo. La libertad, ese precioso don tan peligroso, consiste en buena parte en la posibilidad de elegir, ya sea entre dos candidatos o entre dos marcas de jabón. Empecemos desde ahora a comparar a quienes se mencionan como eventuales candidatos a la Presidencia. Hagámoslo alejados lo mismo de inercias que de dogmas. Miremos más a las personas que a los partidos. Y procuremos que nuestro voto, con todo lo azaroso que un sufragio puede ser, vaya por el camino de las escaleras, y no por el de las serpientes... 
#
Columna Serpientes y Escaleras/El Universal


Las manos del doctor Q/Jorge Ramos Ávalos
Reforma
JACKSONVILLE, Florida.- El cerebro está pulsando frente a mí. Nunca imaginé que el cerebro latiera como un corazón. Es beige, casi café claro. Las venas y arterias son moradas, extendidas, como arañas cuidando su presa. No puedo voltear a otro lado. Si el alma existe, está ahí dentro.
El cerebro está a la vista. Hace poco más de una hora que comenzó el complicado proceso de rasurar el cabello, cortar la piel y el cráneo, y levantar la duramadre, la bien llamada membrana que protege maternalmente al cerebro. Un pedazo de hueso, cuadriculado y de unos cinco centímetros por lado, fue cortado con una sierra especial y la ponen a un lado como pieza de Lego. Veo ese cerebro y lo único que puedo decir es "qué maravilla". Me refiero tanto al órgano como a los meticulosos médicos que literalmente abren al paciente.
Lo que me toca ver es extraordinario. A lo largo de toda la operación el paciente está despierto. Está ligeramente sedado y le han puesto una anestesia local para evitar el dolor, pero conversa con los doctores y responde a todas las preguntas que le hacen. ¿Por qué está despierto? Para asegurarse que los cortes del bisturí en su cerebro no afecten el habla, su memoria y ninguna de sus funciones.
M, un joven de 29 años de edad, tenía un tumor cerebral y me permitió, junto a un equipo de televisión, filmar la operación. M puso su fe y su cerebro en manos del doctor Alfredo Quiñones y de los expertos de la clínica Mayo. Yo hubiera hecho lo mismo.
El doctor Q es una leyenda. A sus 50 años ha realizado unas 2,500 operaciones de cerebro. Pero la historia más apasionante es cómo llegó a ser uno de los más talentosos neurocirujanos del mundo.
Alfredo Quiñones fue un indocumentado en Estados Unidos. Nada ha sido fácil para él. Su hermana murió a los tres años por una diarrea. Desde los cinco le ayudaba a su papá en una pequeña estación de gasolina en Mexicali, Baja California. Pero cuando su papá perdió el trabajo decidió saltarse la cerca hacia Estados Unidos. Lo agarraron la primera vez pero el mismo día lo volvió a intentar y pasó. Tenía solo 19 años de edad.
Trabajó en la agricultura en el norte de California y luego como soldador. Un familiar le dijo que nunca dejaría los campos de cultivo. Pero se equivocó. Fue a un colegio comunitario para aprender inglés, legalizó su situación migratoria y más tarde fue aceptado en la Universidad de California en Berkeley, a un ladito de donde levantaba hierbas, frutas y verduras. A eso siguió la escuela de medicina en Harvard.
Al doctor Q le gusta decir que las mismas manos que levantaron tomates ahora salvan vidas. Y no exagera.
Hace ejercicios de boxeo los fines de semana pero sus manos son pequeñas y delgadas, lavadas un millón de veces, estables, precisas, morenas. En esta época en que se destacan tanto las cosas que nos diferencian, es aleccionador hablar con un neurocirujano. "Todos nos vemos iguales", me dice el doctor Q. No importa el color de piel, país de origen o ideas. El cerebro nos une, física y literalmente.
A través de su fundación BRAIN, Alfredo hace un peregrinaje anual a Guadalajara y a la Ciudad de México para operar a personas de bajos recursos. Y ahora tiene una nueva meta: encontrar una cura para el cáncer cerebral. Me enseñó sus laboratorios, con la última tecnología, para aprender cómo ponerle un freno a las células cancerosas que emigran a otras partes del cuerpo. (En él fue el primero en quien pensé cuando me enteré del cáncer del senador John McCain.) Y no debe sorprenderle a nadie que el doctor Q trabaje con muchos inmigrantes, como él, de todas partes del mundo.
"Vamos a cambiar el mundo" es su frase favorita y con cada operación nos demuestra que es posible. Pero regresemos a la sala de operación.
M sigue despierto. El doctor Q llegó hasta su tumor -con la ayuda de un gigantesco microscopio para ver lo más chiquito- y todo parece indicar que es benigno. El cerebro es increíblemente frágil. Lo escarba como si fuera una gelatina, con una cucharita parecida a las que se usan para el helado.
El doctor deja su silla donde opera, le da la vuelta a la mesa, toma la mano del paciente y le da un fuerte apretón. "Todo está bien", le dice Q a M. "Todo está bien".
Mientras, el cerebro sigue pulsando.
@jorgeramosnews

#
Asesinas/Jorge Volpi
Reforma
La primera historia ocurre en 1974, en Alemania. Una joven empleada doméstica, divorciada y con fama de arisca, es detenida por la policía durante la temporada de carnaval. Su delito: haber pasado la noche con un sujeto al que conoció durante un baile que ha resultado ser un criminal perseguido por la policía. Su vida -y su honor- quedan destruidos a partir de que un reportero de El Periódico exponga cada detalle de su intimidad y la retrate como la despiadada "amante" del delincuente. Luego de que el reportero tergiverse las declaraciones de su madre -quien morirá al poco-, así como las de sus empleadores y conocidos, la joven terminará por asesinarlo cuando éste, convencido de su ligereza, intente llevársela a la cama.
La segunda historia nos pertenece: en diciembre de 2013, una joven de Tepito se dispone a acudir al MP para denunciar la violación de la hija de 8 años de su novia cuando un par de sujetos la aborda en una motocicleta. Amagándola con una navaja, los hermanos la arrastran a un motel y, ante la mirada impasible del recepcionista, la encierran en una habitación. Cuando se cansa de insultarla, uno de ellos se marcha y el otro aprovecha para violarla salvajemente. Al presentir que el sujeto va a acuchillarla para agotar su resistencia, la joven cae encima de él y, en la refriega, le hace un tajo en el cuello. Cubriéndose la herida, el atacante huye mientras ella pide auxilio. En el motel nadie la escucha y no es sino hasta que está cerca de la Procuraduría que unos policías se ofrecen a ayudarla. Éstos la conducen al MP y, cómplices de los atacantes, la acusan de homicidio calificado. La prensa se apresura a publicar la versión de los agentes, enfatizando que ella asesinó alevosamente a su "amante".
Aunque ambas historias son más o menos conocidas, un raro azar me permitió leerlas esta misma semana. La primera es una obra de ficción, El honor perdido de Katharina Blum, del Premio Nobel alemán Heinrich Böll, que ya condenaba la perfidia de la prensa amarillista, capaz de destruir el honor de cualquiera en un parpadeo -algo sólo acentuado con las redes sociales-, y el machismo que impregna a nuestros sistemas de justicia. A diferencia de Katharina, Yakiri Rubio, la protagonista del segundo relato, es dolorosamente real y, aunque su desventura incendió medios y redes en su momento, ha sido revivida en En legítima defensa. Yakiri Rubio y la gran batalla contra la violencia machista y el sistema penal, de su abogada, Ana Katiria Suárez.
No deja de asombrar e indignar que la violencia contra las mujeres parezca haber cambiado tan poco en las cuatro décadas que median entre los dos libros. Una violencia que no se cimienta sólo en la zafiedad de la prensa (o las redes), la cual apenas tarda en valerse de los más burdos estereotipos para calificar a las mujeres por su apariencia o su conducta sexual -en un momento u otro, tanto Katharina como Yakiri son tachadas de prostitutas- sino en la conducta de policías y jueces, que en ambos casos se aprestan a condenarlas a partir de sus más añejos prejuicios machistas sin la menor perspectiva de género.
Yakiri, quien en realidad se ha valido de la legítima defensa -como bien argumenta Suárez-, y por tanto es una víctima, se ve convertida en criminal por la connivencia de la policía con Luis Omar Ramírez, el hermano de su atacante, y por un par de funcionarios que la condenan de antemano: la fiscal Lucía Reza y el juez Santiago Ávila Negrón. Si fiscales y policías no dejan de referirse salazmente a la belleza de Katharina, lo primero que hace Ávila Negrón al recibir a Ana Katiria Suárez es decirle: "¿Y ahora cuántos novios tienes? Porque me imagino que los has de tener a todos muy contentos", sólo para añadir: "No me diga que viene por la prostituta drogadicta asesina esa".
Leyendo ambas obras, uno entiende la desesperación de Katharina, y aún más la de Yakiri, obligada a defenderse no sólo de Miguel Ángel Ramírez, sino de los servidores públicos que debieron protegerla. Gracias a los esfuerzos de su abogada, al menos ella hoy está libre. Tan libre como Luis Omar Ramírez, a quien la justicia todavía se resiste a procesar.
@jvolpi
#
Angustia y amnesia/
SOBREAVISO / René Delgado
Reforma
La angustia de las cúpulas tricolor, albiazul y negriamarilla por encontrar o contratar un candidato presidencial competitivo, flexible y carismático -de preferencia, sin mucho tinte partidista-, les dificulta resolver el crucigrama tridimensional desarrollado por su propia esquizofrenia: pedirle apoyo al electorado, ignorándolo como ciudadanía; violar y burlar leyes electorales mal hechas por ellos mismos, sin degollar a los consejeros encargados de aplicarlas; y anunciar un grandioso y prometedor futuro, mientras se hunden en el presente.
Los dirigentes políticos y los suspirantes presidenciales son tan colosales como cínicos. Dicen conocer el país como la palma de sus manos, pero se les escurre entre los dedos. Presumen contar con fantásticas fórmulas de solución a los problemas, aun cuando no tienen muy claros los problemas. Juran no estar distraídos en la próxima elección, pero no ven, entienden ni les interesa cuanto hoy ocurre. Critican al adversario de su predilección por no hacer lo debido, pero calcan lo que está haciendo. Aseguran que en su partido todos caben, pero repudian a quienes les compiten dentro. Temen un incendio, pero los tienta la caja de cerillos.
Dicho en breve y ampliando el comentario de un lector, los dirigentes no dirigen, los gobernantes no gobiernan, los servidores no sirven, los funcionarios no funcionan y los (pre)candidatos no son cándidos, aunque claro todos se declaran estadistas encubiertos. La diferencia entre ellos es minúscula, de matiz, no de grado. Confiar en que quienes denigran la política van a rescatarla es tanto como pedirle a un pirómano soplarle a las velitas; buscar entre iguales uno distinto es elegir donde no hay qué escoger.
La crónica de cuanto sucede en estos días es la nota necrológica de un régimen insepulto.
Lo ocurrido en la delegación Tláhuac revela infinidad de cosas. La capital no es el lunar blanco de la República negra. El crimen sí ofrece empleo, cuenta con un inmenso ejército de reserva y, por ello, con una base social que asume esa actividad como un oficio y lo defiende. La desconfianza entre las autoridades de distintos niveles, en particular entre las fuerzas de seguridad, prevalece y coordinarse es un riesgo. Los certificados de buena conducta que la Procuraduría expide a los candidatos cuando lo solicitan los partidos, al parecer, se elaboran en la plaza de Santo Domingo. El crimen organizado o desorganizado traspuso la última frontera.
El homicidio de dos personas en el tianguis localizado en los límites de la delegación Iztapalapa y el municipio de Nezahualcóyotl es también una revelación. La frontera entre los estados y las regiones naturales son un agujero en la división político-administrativa del régimen. Un hoyo negro donde el crimen progresa a todo dar, mientras los dirigentes políticos y los legisladores eluden dictaminar el mando único o mixto, así como la ley de seguridad interior porque los cacicazgos perderían oportunidades con la reducción de facultades. El cobro del "derecho" de piso, por lo demás, es asunto generalizado y emparentado con el moche, el diezmo y la comisión consabida y ni quién piense en amputarse la cartera. Si es preciso tomar postura y decisión frente al problema, quizá convendría elevar a rango legal ese "derecho" porque, dicho con honestidad, criminales y políticos lo cobran por igual. Si el doble tributo se ha expandido, mejor legalizarlo. Quizá, el SAT podría firmar convenios con los cárteles para no duplicar esfuerzos y hacer más eficiente la recaudación.
El surgimiento de autodefensas en la Ciudad de México es menester pararlo. Más allá del derecho a la legítima defensa, el fomento y luego la condena oficial de las autodefensas en Michoacán y Guerrero dejó un exagerado olor al hierro de la sangre y la pólvora quemada, con cierto tufo de complicidad entre crimen y política. Tolerar las autodefensas donde la inseguridad gobierne, obligaría además a diseñar el justo reparto de resorteras automáticas.
El socavón del Paso Exprés, ahora, será un puente porque el refrán es sabio: al mal paso, darle prisa. La renuncia del secretario Gerardo Ruiz Esparza es tema de vecinos, grupos y líderes sociales, no de dirigentes partidistas ni de precandidatos presidenciales porque, en esa materia, todos los partidos tienen algún gobernante con obra que le pisen y, ni qué, licitador no come carne de contratista. Lo mejor es disfrutar el juego de voleibol entre el gobierno federal y el de Morelos y, eso sí, evitar el derrame del asunto porque el partido que esté libre de culpa en obra pública mal hecha que arroje la primera licitación. Por lo demás, es facultad del Ejecutivo remover a sus colaboradores, pero no a sus socios y el respeto al moche ajeno es la paz de la comisión.
La crónica funeral de estos días podría alargarse. El desinterés de dirigentes y precandidatos por la negociación del Tratado de Libre Comercio, la falta de respuesta al espionaje de activistas y periodistas, el arranque del sistema anticorrupción sin fiscal ni magistrados, el enigma de por qué los consejeros detectaron en Coahuila lo que negaron en el Edomex, el bárbaro incremento de homicidios dolosos... Temas cotidianos que, al parecer, no corresponde abordar a los arquitectos del porvenir, los dirigentes y precandidatos. El futuro es de ellos, no el presente.
A saber, hasta dónde llegará la esquizofrenia de dirigentes políticos y precandidatos. Fuera de duda queda que es muy difícil seducir al electorado, ignorándolo como ciudadanía; normar una elección con reglas mal hechas e inservibles; prometer un futuro sin poner los pies sobre la tierra.
sobreaviso12@gmail.com
#
Columna Brecha /Antonio Quevedo...
Tomada de su web...
VOTO RAZONADO
Con la revisión de las cuentas públicas del ex gobernador Mario López Valdez, hay aspectos relevantes que debemos de distinguir como son el signo de madurez, de responsabilidad social y de transparencia, como es el caso la revisión razonada que hicieron los miembros del grupo legislativo del Partido Sinaloense y los señalamientos de la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso.
El dirigente estatal del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuén Ojeda fue muy claro al explicar que los diputados del PAS votaron a favor de las cuentas públicas del gobierno de Sinaloa, del primer semestre del último año de Malova y en contra de las cuentas públicas del segundo semestre del último año de gobierno.
La explicación que dio Cuén Ojeda es muy sencilla, al revisar el PAS las cuentas del primer semestre del 2016 y consultar el informe que presentó la Auditoría Superior del Estado observaron que el 90 por ciento de las observaciones habían sido solventadas por el gobierno del Malova y tomaron la determinación de votar a favor.
Mientras que, al revisar las cuentas públicas del segundo semestre, del gobierno de Mario López Valdez, detectaron situaciones técnicas y contables no claras, razón por la cual, los legisladores del PAS decidieron votar en contra.
Es evidente que hay un trabajo claro y razonado de los legisladores del PAS, situación que es importante distinguir debido a que uno de los aspectos que más reprobamos de los legisladores es que procedan por consigna.
La explicación que ofreció Héctor Melesio Cuén Ojeda es clara y explica el actuar del grupo parlamentario de su partido.
El otro tema fundamental en donde el PAS tiene puesta su atención son las 13 denuncias penales que presentó la Auditoría Superior de la Federación contra ex funcionarios públicos y que deberá la autoridad correspondiente dar una respuesta al respecto.
Y si el ex gobernador López Valdez solventa las observaciones y no hay daño patrimonial, es posible que avalemos sus cuentas del último semestre.
El dirigente del PAS dijo que siempre estarán a favor de la transparencia, de la rendición de cuentas y en relación a este aspecto destacó las reformas constitucionales del artículo 37 constitucional y la reserva que presentó su partido para darle fuerza a la legislatura y a la Auditoría Superior del Estado.
APETITO VORAZ Y POLÍTICO
La diputada Irma Tirado, coordinadora del Grupo Parlamentario del PRI y presidenta de la Junta de Coordinación Política, expresó con contundencia al considerar que legisladores que desaprueban sin análisis las cuentas y las iniciativas, sólo por “apetito voraz y político”.
La diputada expresó que todo lo ocurrido en el Congreso del Estado es mediático y tiene la tranquilidad de haber actuado con responsabilidad.
Y puntualizó que una aprobación de la cuenta pública basada solamente en el costo político, implica que le mientes a la ciudadanía y quienes votaron en contra, se confundieron no hicieron análisis, porque lo único que los lleva y mueve es el apetito voraz y político.
Es relevante la postura del PAS y su dirigente Héctor Melesio Cuén Ojeda, al dar sus razones para votar las cuentas del primer semestre y rechazar las del segundo semestre, muestran un trabajo razonado y de grupo.
Y, por otra parte, la actitud voraz y política de algunos legisladores, que describe y señala con contundencia Irma Tirado, creo que estos dos aspectos nos reflejan que en algunos legisladores hay una claridad en su quehacer, en su congruencia con el sentir de la sociedad y no sólo para buscar el reflector político mediático.
En éste contexto se analizó la reforma del 37 y 43 constitucional, que fueron adecuados para que no tengan la oportunidad de interferir políticamente en la próxima legislatura.
El apetito voraz y político de legisladores en el seno del Congreso del Estado quedó en evidencia, como miembros de algunos grupos parlamentario le pusieron mayor interés en sacar raja política a su quehacer legislativo.
Es importante destacar que tanto la actitud crítica del grupo parlamentario del PAS como de la diputada Irma Tirado, expresan que hay legisladores responsables y comprometidos por cumplir con la sociedad.
BRECHANDO
…Es importante la presencia que tuvo el diputado federal en el Congreso del Estado, Manuel Clouthier Carrillo, para exigirle a los legisladores que se apeguen a la Ley, que no reformarán el artículo 37 constitucional. Esta actitud es buena porque el diputado sabe que es importante no sólo hacer leyes, sino también respetarlas. Qué bueno que está exigiendo que se respete la Ley de Transparencia y Rendición de Cuentas en Sinaloa.
…Las prácticas políticas en Sinaloa han cambiado, hay otros instrumentos de presión y fuerzas políticas que defienden claramente sus intereses.
…Al que le salió bien el cabildeo político fue al ex presidente municipal de Culiacán, Sergio Torres, que se le aprobaron sus cuentas.
…Las presiones para la Auditora Superior del Estado deben ser fuertes y llegar hasta la amenaza, dado que está afectando grandes intereses.
…Después de un periodo de vacaciones, los dirigentes de los partidos regresarán acelerar el paso en los preparativos con rumbo al 2018.
…El alcalde que anda en plena campaña abierta es Fernando Pucheta, que, en Mazatlán, se pregunta a qué hora trabaja.
antonio_brecha@live.com.mx

No hay comentarios.: