20 feb. 2017

Familiares de víctimas exigen a Corral esclarecer desapariciones

Familiares de víctimas exigen a Corral esclarecer desapariciones y feminicidios en Chihuahua
Nota de GLORIA LETICIA DÍAZ , 
APRO, 20 FEBRERO, 2017

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Madres de víctimas de feminicidio exigieron al gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, cumplir con su compromiso de campaña de esclarecer los casos de desapariciones y feminicidios, en una manifestación frente a las instalaciones de la representación de la entidad en la capital del país.
A 16 años de la desaparición y posterior asesinato de Lilia Alejandra García Andrade, ocurrido en febrero de 2001, Norma Andrade llamó a Corral Jurado a atender el caso de su hija “plagado de deficiencias y negligencias por parte de autoridades ministeriales y policiales”, mismo que “este año seguramente se irá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) ante la falta del respuesta del Estado mexicano”.

 Acompañada de sus abogados, –así como de Irinea Buendía y Silvia Vargas, madres de Mariana Lima y María Fernanda Rico Vargas y Viviana Muciño, hermana de Nadia Muciño, jovencitas víctimas de feminicidio en el Estado de México, frente al número 198 de la calle de Querétaro, una casona en plena remodelación–, Andrade recordó que han pasado tres administraciones en el gobierno de Chihuahua sin que hasta la fecha haya avances sobre el caso de la desaparición de Lilia Alejandra el 14 de febrero de 2001 en Ciudad Juárez, y una semana después, la localización de su cadáver.
Al asegurar que los feminicidios siguen ocurriendo en Ciudad Juárez –“el jueves y viernes aparecieron los cuerpos de dos mujeres en el libramiento Independencia”– Norma Andrade aseguró en entrevista que a 100 días de la toma de posesión de Corral Jurado, “no se han visto acciones para acabar con la violencia: Nomás de enero al viernes pasado (febrero 17) ha habido 50 ejecuciones, la violencia no para y la chicas se siguen perdiendo”.
No obstante, la fundadora de la agrupación Nuestras Hijas de Regreso a Casa señaló que al gobernador panista le da “el beneficio de la duda”, pues acaba de crear la Fiscalía Especializada para la Investigación de Violaciones Graves a los Derechos Humanos, cuyo proyecto de decreto fue entregado el 9 de diciembre del año pasado.
“Vamos a esperar, no estoy diciendo que confío en él, sino que hasta que vea realidades me callo la boca, por lo pronto estamos solicitando audiencia con él”, dijo Norma Andrade.
La defensora señaló que en el caso concreto de su hija, desde 2010 la Fiscalía General de Chihuahua conoce la identidad de uno de los tres responsables de la muerte de Lilia Alejandra, “por estudios de ADN de una muestra de semen que realizaron, por lo que se supo que pertenecía a una familia de un trabajador de lo que antes era la P del Estado y ha sido partícipe de otros feminicidios”.
Al acusar a autoridades de Chihuahua de proteger a dicha persona, “que va y viene de Estados Unidos a Ciudad Juárez para hacer sus cosas”, Norma Andrade sostuvo que por esas omisiones espera que este año tome la CoIDH el caso, para que una vez más el gobierno mexicano sea sentenciado por la violación a derechos humanos en un caso más de femincidio que queda en la impunidad”.
Violencia institucional, el patrón
La fundadora de Nuestras Hijas de Regreso a Casa pidió al gobernador Javier Corral que así como dice estar en un proceso de saneamiento político y de “erradicación de la corrupción”, incluya como parte de su agenda el caso de Lilia Alejandra y de otros más como el de ella.
El propósito, “determinar las responsabilidades de todos los servidores públicos que han permitido que estos casos queden en la impunidad y que, por omisión o por complicidad, han perpetuado estas violaciones a derechos humanos durante más de 15 años”.
En un documento que Norma Andrade entregó a la representación de Chihuahua, advirtió que casos como el de su hija forman “parte de patrón no sólo de violencia feminicida, sino parte de un patrón de violencia institucional que ha permitido hasta el día de hoy que en esa entidad se siga desapareciendo y asesinando a niñas y mujeres con total impunidad”.
La exigencia, agregó, también va dirigida al gobierno de la Ciudad de México que “ha decidido dar carpetazo” al expediente que se abrió por un atentado del que fue víctima, luego de que llegó a la capital huyendo de un atentado a balazos en Ciudad Juárez.
“Lo que nosotros queremos es justicia, reparación y garantías de que nunca van a ocurrir casos como el de Lilia Alejandra, queremos que se castigue a los funcionarios que no hacen bien su trabajo, vamos a esperar que nos den audiencia”, dijo la activista.
En el evento participaron también familiares de otras víctimas en el Estado de México, quienes lamentaron que en esa entidad gobernada por Eruviel Ávila haya más homicidios contra mujeres que en Ciudad Juárez.
Al término del acto político, músicos y artistas gráficos expresaron su solidaridad con los padres y madres de las personas  desaparecidas.


No hay comentarios.: