22 jun. 2017

Perfila Corte validar 'regalazo' a TEPJF

Perfila Corte validar 'regalazo' a TEPJF
La Suprema Corte de Justicia se encamina a no invalidar la prolongación de periodos de 4 magistrados del TEPJF acordada en noviembre.
Nota de Víctor Fuentes/
Reforma Cd. de México (22 junio 2017).- La Suprema Corte de Justicia se encamina a no invalidar la prolongación de nombramientos de cuatro Magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), acordada en fast track por los partidos mayoritarios en noviembre pasado.
Tres de los siete ministros que intervinieron en la sesión de hoy afirmaron que la modificación de los periodos no violó la Constitución, en sentido contrario a la propuesta del proyecto de su colega Alfredo Gutiérrez.
Para invalidar la reforma se requiere el voto de al menos ocho Ministros, por lo que bastará que uno más se sume a los de hoy para que no prosperen las acciones de inconstitucionalidad promovidas por Morena y el PRD.
Los cambios impugnados beneficiaron a los Magistrados Indalfer Infante y José Luis Vargas, que pasaron de tres a siete años, y Felipe Fuentes y Reyes Rodríguez, de seis a ocho años.
El proyecto de Gutiérrez sostiene que esta reforma violó el procedimiento de nombramiento que prevé el artículo 99 Constitucional, así como garantías de independencia judicial, no retroactividad y división de Poderes.

Cuando ya habían intervenido siete Ministros, el Presidente Luis María Aguilar convocó a un receso que sería "muy breve", pues consideró necesario que la Corte resolviera el asunto hoy mismo, aunque solo estaban diez integrantes porque el Ministro Alberto Pérez Dayán viajó a un evento de la OCDE en París.
Casi 40 minutos después, los Ministros volvieron al salón de Plenos, y luego de que Gutiérrez defendió su proyecto, Aguilar dio por terminada la sesión por falta de tiempo y convocó para este lunes, cuando tampoco se resolverá porque la Corte iniciará el proceso para designar a un Magistrado de Sala Regional del TEPJF.
La votación quedaría para el martes, día que está previsto el regreso de Pérez Dayán.
Critican reforma con dureza
Además de Gutiérrez, los ministros Arturo Zaldívar, José Ramón Cossío y Norma Piña criticaron duramente al Congreso por esta reforma, que afirmaron afecta a la sociedad al generar incertidumbre sobre la independencia del TEPJF, debido a la apariencia de un beneficio a algunos de sus integrantes.
"Al margen de las intenciones del decreto, es una intromisión externa que se presta a suspicacias y genera una apariencia de falta de independencia", dijo Zaldívar.
"Ya no era de la competencia del legislador ordinario hacer esta reforma y, por tanto, menos aún del Senado tomar una segunda protesta a los magistrados a los que ya había electo y protestado con anterioridad y, con ello, agotado el proceso Constitucional de designación del cual es solo una parte", agregó Cossío.
Estos Ministros insistieron en que el artículo 99 de la Constitución prevé el procedimiento de nombramiento, que inicia en la Corte y concluye con la selección en el Senado, por lo que una vez tomada la protesta por los periodos originales el 20 de octubre, el Congreso ya no podía hacer cambios.
Este último fue el punto central de debate, pues el grupo opositor al proyecto considera que la protesta del 20 de octubre no fue la conclusión del procedimiento.
Los ministros Eduardo Medina Mora, Javier Láynez y Jorge Pardo defendieron la prolongación de los nombramientos, básicamente con un argumento que Medina Mora describió como "de física cuántica", pues dos objetos no pueden ocupar el mismo lugar al mismo tiempo.
Este grupo afirmó que la protesta del 20 de octubre no implica que los nuevos Magistrados ya eran titulares del cargo, pues su periodo iniciaba el 4 de noviembre y mientras tanto seguían en funciones los anteriores.
"Si el periodo se modificó el 3 de noviembre y les tomaron protesta el 4, no se ha otorgado una prórroga Constitucionalmente indebida a su nombramiento. La racionalidad Constitucional es que las personas no pueden beneficiarse del cargo que ya ocupa", explicó Medina Mora.
Agregó que alargar los nombramientos es positivo para el TEPJF, pues el periodo de tres años era demasiado breve.
"Los jueces de ultima instancia deben tener calma y certidumbre par resolver los asuntos, la posibilidad de decidir con verdadera independencia radica en no estar preocupado por perder el trabajo, porque no se podrá ejercer la abogacía durante el año posterior, ni habrá pensión ni haber de retiro", dijo.
Pardo admitió que la reforma tal vez fue "imprudente" e "inoportuna" por lo ajustado de los tiempos, pero sostuvo que los plazos más amplios no afectan la independencia judicial, sino que la fortalecen.
 Hora de publicación: 15:04 hrs.

No hay comentarios.: