7 ago. 2017

Explosión en la CEM ¿Agresión a la Iglesia Católica?

Explosión en la CEM.../ Fred Alvarez Palafox
@fredalvarez
Publicado en Código Topo de Excélsior, 7 de agosto de 2017
A la 01:50 horas del pasado martes 25 de julio, una bomba casera de las denominadas molotov explotó en la puerta principal del edificio de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que se ubica en Calzada de los Misterios #26 en la Colonia Tepeyac Insurgentes; a muy pocas cuadras de la Basílica de Guadalupe. 

La explosión, aunque aparatosa, no causó daños a ninguna persona; solamente al inmueble, algunos vidrios rotos y destrucción a la puerta principal. Sin embargo, generó miedo - que no terror- a los prelados que ahí dormían..

De inmediato el secretario general de la CEM, Monseñor  Alfonso G. Miranda Guardiola informó a sus superiores y autoridades; despertó a su jefe el cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara; al nuncio apostólico, Franco Coppola- quien a su vez trasmitió la información a Roma-.y dio parte a la las autoridades federales y locales.
Peritos en materia de criminalística, fotografía, incendios y explosivos de la Secretaría de Seguridad Pública  y de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México,  recolectaron toda evidencia de los hechos.
La policía de Investigación inició el análisis de las cámaras de seguridad del inmueble, así como de las de video vigilancia de los alrededores. Y se observó tras revisar vídeos de seguridad a una persona colocar una bolsa en la puerta de entrada, encender un cigarrillo que metió en la misma bolsa, tras de lo cual se registró la explosión.
Sin embargo, la información se mantuvo muchas horas en silencio.


 No hubo comunicado, ni se emitió ningún tuit, quizá había que esperar el momento, a que hubiera información dura..
Nos enteramos de los hechos hasta muchas horas después.
En lo personal me enteré gracias a una nota de David Ramos de la agencia católica ACI con sede en Roma. La nota está fechada a las 10:51 horas, ahí difunden el vídeo de doce segundos en el momento justo de la explosión, no aportan video de las cámaras de afuera del recinto donde nos dicen fue obra de una persona con un cigarro en la mano.
: "Desconocidos detonaron un explosivo hoy contra la sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), en Ciudad de México".
La información de Ramos estaba fundada en un tuit emitido minutos antes por el obispo de Cuernavaca, monseñor Ramón Castro quien supo todo por ser miembro de la mesa directiva de la CEM. 
La intención del prelado era romper el silencio y lo consiguió. Castro quizá se brincó las trancas, o fue una estrategia para dar a conocer los hechos..
Y es que gracias a ese tuit la información empezó a fluir.
 Los primeros en subirla fueron las web de Reforma y El Financiero, después todo mundo.
La primera reacción oficial fue del vocero de  la CEM quien dijo en la red que "alrededor de la 1:50 a.m. aproximadamente, fue colocado un artefacto explosivo (se desconoce de qué tipo) en la puerta principal del edificio de la CEM...", y pidió esperar a que se tenga más información al respecto. 
Y ante la vorágine de información se decidió convocar a una conferencia de prensa en las instalaciones de la CEM, primero se leyó el siguiente comunicado, en voz del secretario general de la CEM, don Alfonso G. Miranda:
"Es de su conocimiento, que el día de hoy, alrededor de la 1:50 de la mañana, en la puerta principal de la CEM, explotó un artefacto, que por providencia de Dios, no afectó a ninguna persona.
 Agradecemos el apoyo y la solidaridad mostrada por parte de nuestros hermanos obispos, fieles, sacerdotes, instituciones, así como a muchas personas de buena voluntad que se han acercado a nosotros con genuina preocupación. También a las autoridades, tanto federales como locales, que han mostrado su apoyo y colaboración para aclarar este suceso.
Como órgano colegial de los Obispos de México, queremos hacer un llamado a la serenidad, la prudencia y al respeto de la vida humana y sus instituciones. Este hecho nos invita a reflexionar enfáticamente sobre la necesidad de reconstruir el tejido social, para propiciar un ambiente de seguridad para todos los ciudadanos."
Concluyo diciendo "Que Cristo, Príncipe de la Paz y Santa María de Guadalupe, nos ilumine para ser todavía más generosos en nuestra misión de generar una humanidad más justa y solidaria. Llamamos a todos a "vencer al mal con el bien" (Rom. 12, 21), como nos lo enseña insistentemente el apóstol San Pablo. (Gracias)".
El prelado respondió a varias preguntas de reporteros de la fuente, de entrada señaló que la CEM no había tenido ninguna advertencia previa a la explosión ni tampoco recibió llamada alguna para tomar la responsabilidad de la misma. "No tuvimos ningún aviso antes, ni nadie se ha adjudicado este atentado; desconocemos que haya alguna razón por la que alguien haya puesto un artefacto", dijo, y espera "que este estallido sea el primero y último".
Confirmó que el estallido rompió los vidrios de la puerta principal y provocó que ésta quedara abierta... 
Rechazó que la detonación del explosivo haya sido un ataque directo contra la Iglesia Católica.
-¿Es parte de un ataque directo contra la Iglesia católica?-, le preguntaron.
Y la respuesta fue aun "No" categórico.
Indicó que las autoridades de Ciudad de México y de la PGR acudieron al lugar para comenzar las investigaciones.
No ha sido el unico..
El también arzobispo auxiliar de Monterrey, destacó que el incidente no ha sido "el único evento en la zona".  Nos hemos enterado -agregó-, que ha habido uno o dos incidentes similares en la zona, aunque no tengo la certeza de si han alcanzado o no a explotar, por lo que agradezco a los medios esperar a que tengamos más información al respecto".
Miranda se refiere que el 14 de julio un trabajador de 65 años de edad perdió un dedo al manipular una caja de galletas con la leyenda "Donativo para la casa del Señor con todo el Amor" la cual contenía un explosivo. Fue encontrada en un jardín en Insurgentes Norte, colonia Lindavista, cerca del lugar...
Pero no hay ninguna evidencia que permita señalar que los hechos estén vinculados, aunque no se descartan...
En ese sentido, Miranda, hizo un llamado "a la serenidad y a la construcción de la paz" y reiteró que la postura de la CEM es sumarse a los diversos sectores del país para favorecer la reconstrucción del tejido social.
Indicó que buscarán reforzar la seguridad el inmueble sin convertir al edificio en un "bunker" que lo haga perder "su vocación de servicio".
De inmediato la Secretaría de Gobernación emitió un comunicado -210/17-  condenando los hechos. "Esta dependencia reitera su solidaridad y apoyo a las autoridades eclesiásticas, y refrenda su compromiso para coadyuvar en las investigaciones que las autoridades correspondientes realicen para esclarecer los hechos y, en su caso, capturar a los responsables".
Por su parte, la Procuraduría capitalina  informó que inició una carpeta de investigación sobre el caso, mientras que peritos en distintas materias recolectaron evidencias para, posteriormente, dar vista a la Procuraduría General de la República (PGR).
Las reacciones fueron muchas..
Una de ellas fue la de don Raúl Vera, obispo de Saltillo, quien afirmó que México vive un contexto de violencia generalizado que permite todo tipo de atropellos contra los derechos de los mexicanos.
"Dentro de este contexto de amedrentar, de desestabilizar, de poner a la gente contra la pared se entiende este acto violento contra un inmueble que tiene un simbolismo muy especial porque es la Conferencia del Episcopado", dijo en entrevista telefónica con el periódico Reforma.,
Y agregó sin tener más información que el comunicado que o "una de dos, o quieren tender una cortina de humo para que deje de ser importante la barbaridades que está haciendo el INE (Instituto Nacional Electora )o sencillamente a los obispos nos están diciendo: ustedes se quedan callados, firmes y no se muevan", expuso.
Vera explicó que, de acuerdo con su experiencia, la violencia, el amedrentamiento, el temor y el terror son estrategias del gobierno.
"Ni los obispos ni los católicos ni el pueblo se tienen que replegar", sostuvo.
Monseñor Vera se fue por otro lado, o debido esperar  tener más información.,
Ernesto tono mesurado Don Carlos Garfias Merlos, nuevo arzobispo de Morelia, pidió a las autoridades que se investigue lo ocurrido, "esta circunstancia, insisto, invita a las autoridades a poner el mejor esfuerzo a cumplir con su responsabilidad y a toda la sociedad civil a estar pendiente para que este tipo de hechos de violencia puedan contrarrestarse".
Por cierto, la gravedad de los hechos en estos casos se mide por las reacciones ya sea  telegramas o tuits del papa Francisco. L hace siempre que el caso es grave. Esta vez no fue así, la prudencia en Roma es buena consejera.
¿Mensaje de odio?
Quien sí se excedió - o a menos que tenga información que lo sustente- fue el subsecretario de Gobernación, Humberto  Roque Villanueva quien dijo en una entrevista publicada en primera plana (El Universal) que se trata de "un mensaje de odio"...,pero no una acción generalizada en contra de la Iglesia católica".
Hasta la noche de es martes día que hizo la declaración  no había ninguna organización que haya revindicado los hechos...
Le pregunta el reportero... -"Tiene usted alguna idea de quienes pueden ser los autores de este ataque a la CEM?- 
La respuesta fue... -No, en este momento no tenemos absolutamente ningún elemento y no quisiéramos especular...".
Prudencia. 
Por la información que se ha generado hasta el momento y pesar de las dimensiones y el ruido de los hechos, descarto una persecución religiosa. 
Un "Comando" reinvidica el ataque:
La tarde del miércoles 26 de julio a través de la internet un grupo feminista denominado Comando Feminista Informal de Acción Antiautoritaria Coatitla se atribuyó el ataque. 
Precisó que "el 25 de julio de 2017 colocamos un artefacto explosivo hecho con dinamita, gas lp y butano en la conferencia del episcopado mexicano, ubicada en Calzada de los Misterios número 26, Tepeyac Insurgentes, CDMX". 
El "comando" explicó que el ataque fue en represalia por todos los niños abusados por sacerdotes en el país...
Por cada tortura y asesinato en nombre de su Dios!
Por cada niÑx ultrajado por los curas pederastas!...
https://es-contrainfo.espiv.net/2017/07/26/ciudad-de-mexico-ataque-explosivo-contra-la-conferencia-del-episcopado-mexicano/
Sin embargo, los datos aportado por quien reivindica los hechos no coinciden con los hallados por los peritos de la Procuraduría  General de Justicia de la Ciudad de México. O sea, no hay certeza de que ellos hayan sido.
Desde su sitio web, http://www.pgj.cdmx.gob.mx/ la fiscalía informó que sus peritos "determinaron que los daños que sufrieron ayer las instalaciones de la sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano fueron causados por la explosión de un artefacto de fabricación casera construido con un extintor, pólvora, cinta adhesiva y una mecha".
Debemos decir que dicho grupo tanmbién se adjudicó una explosión registrada el pasado 17 de marzo en la puerta de una sede de la petrolera Exxon en la ciudad de México, que causó daños menores.
Entonces dijeron que "aproximadamente a la 1:30 horas (horario muy parecido al de la CEM) colocaron un artefacto explosivo que detonó en las instalaciones de la petrolera Exxon, ubicadas en norte 59, colonia Industrial Vallejo.
La Procuraduría de la Ciudad de México informó que en un comunicado, la carpeta de investigación se enviará a la PGR para que continúe indagando y sean ubicados los responsables, sin embargo,  no sabemos bien a bien quien se el responsable de la investigación ya que la PGR guardo silencio.
También la Conferencia de obispos ha guardo prudente silencio, seguramente lo harán cuando haya información dura.
 Vladimir Alcántara en la web del semanario católico Desde la fe  escribe que "en  los  últimos  años,  la  Iglesia  Católica  ha  sufrido  todo  tipo  de  difamaciones  a  través  de redes  sociales, en gran medida auspiciadas por miembros de la comunidad LGBTI o personas afines a la ideología de género, ataques que lesionan el prestigio y la integridad de una institución que por mucho tiempo ha gozado de los más altos niveles de confianza entre la población..."
Alcantara entrevista a Adolfo Arreola de la Universidad Anáhuac, quien le dice que los ataques perpetrados a través de redes sociales no buscan afectar directamente a una persona, sino al prestigio de una institución,  y  son llevados a cabo por grupos de personas  conocidas como “hacktivistas”, con el fin de golpear a las instituciones a través de toda clase de difamaciones; “en el caso de la Iglesia, por ejemplo, el objetivo es hacer creer que se trata de una institución intolerante”.    
Es especialista se refiere a ataques en las redes sociales, no habla de los perpetrados con petardos o bombas caseros como fue el caso; acciones que mucho tiempo se atribuyeron grupos armados, sobre todo en cajeros automáticos e instituciones democráticas como el TEPJF; los hechos siempre fueron reivindicados de inmediato.
Esta vez no, pasado más de 24 horas para hacerlo, y los datos no coinciden..
Es muy grave afirmar que estamos ante un hecho de persecución por motivos religiosos..
Afirrmar ellos sin tener información dura es irresponsable. Para que exista una persecución se requiere de muchos elementos, no basta que alguien reivindique que cometió tal acción por un asunto de odio..
Hay hechos donde si se ha verificado esa persecución sobre todo contra miembros de la comunidad judía, recordemos al denominado Partido de las águilas Mexicanas quienes se manifestaban abiertamente con svásticas y expresiones de odio justo frente en Palacio Nacional y a la vista de todos, ello ocurrió en 1993- 1994. También once años después, en el Paseo de la Reforma.
El periodista Salvador García Soto me preguntó en entrevista mi opinión con hechos como aquel célebre bombazo contra la imagen de la Virgen María de Guadalupe ocurrido el 14 de noviembre de 1921. 
Nada que ver, le dije...
Algunas preguntas al aire...
¿Quién fue y por qué?
Descartando al denominado Comando Feminista informal..
¿Un lobo solitario con un cigarro en la mano?
¿Para qué?
Ahora bien, la CEM si ha tenido ataques pero sólo a su sitio web, ocurrieron en mayo de 2011.
Pero hay que decir que también en nuestro país hay muchas agresiones a ministros de culto.
Durante los últimos años han sido perpetrados muchos atentados contra miembros del episcopado mexicano, entre ellos un cardenal –Juan Jesús Posadas Ocampo–; algunos sacerdotes han sido amenazados, otros han sido secuestrados y otros más han sido extorsionados. A tal grado de que el oficio sacerdotal al igual que el periodismo se ha convertido en uno de alto riesgo, sobre todo en algunas regiones, como el estado de Guerrero, Michoacán y Veracruz.
(Véase El peligro de ser sacerdote en México/Fred Álvarez Palafox
Revista Código Topo de Excélsior, 3 de octubre de 2016. Páginas 36-43).
También debemos tomar en cuenta la agresión que sufrió hace unas semanas José Miguel Machorro, sacerdote católico apuñalado en la Catedral de México yq uein recientemente estuvo en peligro por una infección que lo puso “en riesgo de muerte”.
El cura tiene 55 años, fue atacado el 15 de mayo por un hombre identificado como Juan René Silva Martínez, de 32 años. Un peritaje reveló que el agresor sufre un “trastorno psicótico”.
Esperemos que pronto este bien, y regrese a su actividad sacerdotal..
En nuestro país hay alrededor de 16 mil sacerdotes católicos y hasta donde sabemos el único que tiene amenazas del crimen organizado es Alejandro Solalinde; por eso cuatro escoltas protegen su vida y lo acompañan a todas partes.
Necesitamos saber exactamente qué pasó esa madrugada en la calle de Misterios, esperando que el caso no se quede en el nombre de la calle.
Y si hay culpables, castigarlos...
Por cierto, el cardenal Norberto Rivera Carrera pidió orar, por los obispos...En su homilia del domingo 30 de julio dijo que " a a pesar de los ataques en su contra, sigan en su labor evangelizadora, mostrándonos con su sabiduría el camino que conduce a a la paz"·.
Todos queremos el camino a La Paz, monseñor...
¿Qué es la CEM?
La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) es una institución conformada por todos los obispos mexicanos, realiza funciones pastorales y tiene el registro número dos como Asociación Religiosa en la Secretaría de Gobernación (SGAR/2/92).
En cada país hay una conferencia Episcopal,  y debe regirse por los que señala la legislación eclesiástica, es decir el Código de Derecho Canónico.
En México la organización es gobernada por el Consejo de Presidencia, conformada por:
Presidente: Card. Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara, Jalisco.
Vicepresidente: Mons. Javier Navarro Rodríguez, Obispo de Zamora
Secretario General: Mons. Alfonso Gerardo Miranda Guardiola, Obispo auxiliar de Monterrey.
Tesorero General: Mons. Ramón Castro Castro, Obispo de Cuernavaca.
Vocales: Mons. Oscar Roberto Domínguez Couttolenc, Mons. Sigifredo Noriega Barceló, Mons. Carlos Garfias Merlos.
Desde las reformas constitucionales que dieron personalidad a las iglesias la CEM ha tenido a seis presidentes:
Don Adolfo Suárez Rivera, arzobispo de Monterrey (1988-1994); 
Don Sergio Obeso Rivera, arzobispo de Xalapa, (1994-1997);
Luis Morales Reyes ––al ser elegido en 1997 era obispo de Torreón, después se le nombró arzobispo de San Luis Potosí- (1997-2003; 
José Guadalupe Martín Rábago, obispo de León, (2003-2006), tuvo como como Secretario General, a Carlos Aguiar Retes, obispo de Texcoco;  
Carlos Aguiar Retes, lo fue por dos periodos  (2006-2012), y;

El Card. Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara, Jalisco. (2012-2018).

No hay comentarios.: