4 may. 2018

Las columnas políticas hoy, a 4 de mayo de 2018...,

René Juárez Cisneros tomó protesta como presidente provisional del PRI..."No debe haber rencores ni amarguras, son tiempos de sacar la casta", dijo ante integrantes de la Comisión Política, dirigentes de sectores y organizaciones, así como coordinadores parlamentarios.
Aseveró que Aurelio Nuño y él caminan juntos y con el mismo propósito de ayudar al candidato José Antonio Meade.
Por cierto, 
Que triste papel de @ruizmassieu ., pidió licencia temporal para que su paisano René Juárez @JuarezCisneros pudiera acceder directo a la presidencia del @PRI_Nacional ..., y ahora regresa a su cómoda posición...Lástima.
@#
Israel se retiró de una carrera contra Alemania y Bélgica por dos escaños en el Consejo de Seguridad de la ONU en 2019/2020 debido a sus pocas posibilidades de ganar, dijo a Reuters una fuente de la entidad.
La Asamblea General de 193 miembros de la ONU votará en junio por cinco nuevos miembros por un período de dos años que comenzará el 1 de enero de 2019.
#
Manuel Espino ex presidente nacional del PAN de 2005 a 2007 se va con Morena.-......
Lo nombra AMLO como enlace con ONG’s... Ah!, que Manuel ha brincado de un lugar a otro; hace seis años apoyó a EPN...
#
Las columnas políticas hoy, a 4  de mayo de 2018...,.
Bajo Reserva/ El Universal
AMLO, promesas grabadas en video
Luego de decir ante los asistentes a la Semana Nacional de la Radio y la Televisión que una minoría rapaz de empresarios tiene secuestrado al gobierno federal, el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, dejó perplejo a más de un asistente. Nos hacen ver que lo que sí gustó a los integrantes de la radio y la tv es que se comprometió a respetar las concesiones y la libertad de prensa. Y, faltaba más, esas promesas quedaron grabadas en audio y video, por si se ofrece recordarlas más adelante.
Reconforta a senadores del PRI salida de Ochoa
La salida de Enrique Ochoa Reza de la dirigencia del PRI dejó clara la división entre el ex líder del partido y algunos senadores. Nos dicen que la renuncia de Ochoa “reconfortó” a varios integrantes de la bancada priísta en el Senado, que coordina Emilio Gamboa. Algunos de ellos, nos comentan, tuvieron choques con el ahora ex jerarca, que irrespetó a algunos legisladores. Entre quienes lo encararon se cuentan Patricio Martínez García y Manuel Cavazos Lerma, ex gobernadores de Chihuahua y Tamaulipas. Ahora habrá que ver si la llegada al PRI de René Juárez Cisneros, allegado a Gamboa, repercute en una mejora en la relación entre el partido, sus legisladores, sus gobernadores y sus militantes con los equipos de campaña del candidato presidencial José Antonio Meade. Por lo menos ahora no habrá pretexto.
Los cambios en la campaña de Meade
Quienes creían que rodarían importantes cabezas en el equipo de campaña de José Antonio Meade tendrán que pedir que les regresen las entradas. Nos dicen que don José Antonio alista nuevos cambios, pero, a decir de los asesores, no se tratará necesariamente de personas, sino de estrategia, de sumar gente. A ver cómo les va, pues propios y extraños aseguran que lo que sobra en la campaña es gente y lo que falta es quien haga trabajos importantes, como el de tener más cerca al sector empresarial, función que corresponde a Jaime González Aguadé, a quien al parecer le está costando mucho retener el apoyo de los hombres del dinero, quienes siempre habían tenido mucha afinidad con el candidato.
Voto útil panista
Nos dicen que varios integrantes del equipo de campaña del candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, se sorprendieron de ver en el evento realizado en Río Verde, San Luis Potosí, al ex gobernador de ese estado, Marcelo de los Santos, luego de que éste había expresado su apoyo a la ex panista Margarita Zavala, lo mismo que la senadora Sonia Mendoza. Don Marcelo y doña Sonia ahora trabajan a favor del ex presidente nacional del PAN. Será un caso de voto útil o de plano don Ricardo ya los convenció de volver al “redil”.
#
Templo Mayor/ Reforma
LOS PROBLEMAS al interior del PRI están lejos de haber terminado. De hecho, el nombramiento de René Juárez como dirigente nacional, más que la solución, es el síntoma de la crisis.
PRIISTAS de diversos niveles reconocen que no se trata de simples desavenencias, sino de una auténtica guerra entre el equipo de campaña de José Antonio Meade, el entorno del presidente Enrique Peña y la propia nomenklatura partidista. Que los reclamos y las acusaciones han llegado a niveles groseros, en que unos a otros se avientan la responsabilidad de lo que pinta para ser la debacle tricolor.
SE SABE, por ejemplo, que Meade tenía otra opción, muy distinta, para encabezar al partido, pero que no lo dejaron llegar pues la decisión se tomó en Los Pinos.
PARA COLMO, Meade no sólo tiene que lidiar con el problema interno, sino también tiene que andar espantando como si fueran zopilotes los llamados a que decline por Ricardo Anaya.
CASUALMENTE, quienes han visto a Miguel Osorio Chong cuentan que ya le volvió la sonrisa.
LUEGO de que recibió el espaldarazo del gobernador José Rosas Aispuro, este domingo Ricardo Anaya estará en Durango, pero su anfitriona será Patricia Flores.
PARA quienes no la recuerdan, se trata de la funcionaria del calderonismo que llegó a tener tanto poder en Los Pinos que algunos la llamaron "la vicepresidenta".
PARA algunos panistas, su reaparición no trae necesariamente buenos recuerdos, pero para el equipo de Anaya en este momento, dicen, lo que sume es bueno.
CUANDO sienta que los problemas lo rebasan, que todavía no sale de uno cuando ya se metió en otro, respire, cierre los ojos y recuerde que Alfonso Romo la está pasando peor.
COMO EN los tiempos de Vicente Fox, el empresario se ha convertido en el encargado de aclarar "lo que Andrés Manuel quiso decir", cuando López Obrador se deja llevar y se descose en contra de la iniciativa privada.
MIENTRAS Romo insiste en tratar de vender una cara amable de AMLO hacia la inversión privada, los ataques del candidato sólo provocan miradas de desconcierto por la desmesura. ¿A quién hay que creerle entonces? ¿Al que lo dice o al que aclara lo que dijo el otro?
POR LO PRONTO, mañana estará Andrés Manuel López Obrador en Nuevo León para una gira de dos días en los que, sin duda, habrá expectativa por ver si sigue con su guerra contra los empresarios...
#
La última batalla de Peña
Confidencial/ElFinanciero
Mañana, el presidente Enrique Peña Nieto encabezará lo que será su última ceremonia conmemorativa de la Batalla de Puebla. En esta ocasión, a diferencia de años anteriores, el mandatario no viajará a Puebla, sino que se quedará en la Ciudad de México, para ser exactos en Campo Marte, donde se realizará la ceremonia.
AMLO, ante la CIRT
Los argumentos que utilizó para justificar la designación de Napito en la lista de senadores pluris por Morena, las explicaciones poco claras sobre el nuevo aeropuerto, pero sobre todo el encontronazo directo con la cúpula empresarial, especialmente los adjetivos utilizados, dejaron más dudas que certezas a los concesionarios de radio y televisión en la participación de AMLO en su cónclave anual. Un tímido aplauso y risas discretas sobre algunas de las propuestas del tabasqueño fueron la respuesta a su esperada visita a la CIRT. Pero gustó su dicho de que no afectará las concesiones de los radiodifusores.
Cárdenas, activo en el extranjero
Cuauhtémoc Cárdenas, coordinador general de Asuntos Internacionales del Gobierno de la CDMX, se sigue tomando muy en serio su papel y anda muy metido en temas globales… aunque no necesariamente vinculados con la capital mexicana. El 1 de mayo el fundador del PRD estuvo en Buenos Aires para acompañar a Dilma Rousseff en la presentación del libro Lula, la verdad vencerá. Ayer, Cárdenas llegó a Biarritz, la región vasca de Francia, para asistir al encuentro internacional que, con motivo de la disolución de ETA, tendrá lugar hoy en Kambó.
Huachicoleros rebasan a la PGR
El encargado del despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán, de plano reconoció y se quejó ante los diputados de que las denuncias contra los huachicoleros rebasaron ya la capacidad de la dependencia. Al recibir en privado a los legisladores de la Comisión Especial que da seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto, el funcionario les informó que recibió ya tres denuncias contra los transportistas que participan en la obra, por el uso de combustible robado. Pero les confesó que “van lentas”, que hay muchas otras y tienen mucho trabajo, dicen legisladores.
René Juárez se arremanga la camisa
Después de la turbulencia por el relevo en la dirigencia priista, el nuevo líder nacional, René Juárez, de inmediato tomó las riendas y comenzó las reuniones con los grupos de su partido, principalmente los vinculados con la estructura territorial. El guerrerense contempla concentrarse en la actividad con los militantes y en su equipo adelantan que no será un dirigente que se quede en la oficina del CEN, por lo que no descartan que este fin de semana comience las giras para sostener encuentros con el priismo de los estados.
Candidatos, ¿ahora a la Ibero?
La Universidad Iberoamericana quiere realizar un ejercicio similar al del Tecnológico de Monterrey con los cinco presidenciables, y ya ha enviado invitaciones a los candidatos, pero hasta ahora sólo una ha aceptado, Margarita Zavala. Se prevé que para el 5 de junio se realice el encuentro. ¿Garantizarán civilidad, o habrá corretiza como hace seis años?
Osvaldo Santín en Sinaloa
El director del SAT estuvo ayer en Sinaloa, pues con el gobernador Quirino Ordaz echaron a andar el Sistema de Administración Tributaria de ese estado, que no existía. Santín y el mandatario local buscan abatir, con esta medida, la histórica debilidad de Sinaloa que ha sido la baja recaudación.
#
Peña no conduce/Manuel J. Jáuregui...
Reforma, 04 May. 2018
Permítanos hoy discrepar de la versión convencional -y del candidato priista Meade, quien se adjudica la decisión- la cual afirma que es el Presidente Peña el que conduce la campaña de Pepe Toño Meade y que él (Peña o Meade) orquestó el cambio de mando en el PRI, saliendo Enrique Ochoa y entrando René Juárez.
Para este su escribano de banqueta el asunto está así: quien seguramente está llevando la campaña de Meade y decidió los cambios en el PRI es el pequeño grupo de "sabios" que llevan también las riendas del Gobierno, claro está, con la venia de Peña Nieto. Éstos son: Aurelio Nuño, Luis Videgaray, Luis Miranda y Emilio Gamboa.
Salta a la vista que la idea del cambio (Juárez por Ochoa) es poner al mando de la maquinaria priista a un "operador" para que llegado el 1 de julio se fabriquen los votos necesarios (o dicho como ellos lo dicen, "sacar a las bases a votar") para que gane el PRI y entonces sí: "¡1, 2, 3, salvación por mí!".
Ahora que, finalmente, les reconocemos, da totalmente igual quién fue, si Peña, el propio Meade o los "sabios": si fueron los sabios o si bien el Presidente de repente en un arranque de inspiración decidió que la CULPA de que no prenda la campaña de Pepe Toño Meade es de Enrique Ochoa. ¡Cualquiera tiene la culpa, menos el Presidente y sus asesores!
Aquella ocasión en la Feria del Libro cuando le preguntaron a Peña qué libros lo marcaron, no recordamos que haya mencionado ningún escrito del Presidente Abraham Lincoln, ese sí sabio y demócrata. Si conocieran su pensamiento estarían enterados de una de sus famosas frases: Nunca cambies de caballo en medio de la corriente.
Con esto les ofrecemos para su análisis, estimados lectores, que el momento para cambiar al presidente del PRI pudo haber sido al INICIO de la campaña de Meade, generando así cierta esperanza de cambio con una nueva cara. No sabemos qué tan cuerda sea o no sea René Juárez, pero en las cinco semanas que quedan de campaña -recuerden que éstas acaban de facto cuando inicie el Mundial a mediados de junio- ¿qué tanto puede hacer?
Quitar a Ochoa, sobre todo de una manera menos que elegante, manda la señal al respetable -esto es, a la masa de electores- de que en el PRI están desesperados, que están remando ante vientos en contra y lo único que se les ocurre es tirar al capitán por la borda. No inspira mucha confianza este ajuste, sobre todo porque todo México -aparentemente menos ellos- sabe cuál es la verdadera causa de la debilidad de la campaña de Meade: ¡Peña y su Gobierno! No es Ochoa: ¡es Peña!
Existe en la sociedad mexicana un enorme desencanto con el actual Gobierno, más aún, afirmamos que existe REPUDIO hacia este Gobierno y sus integrantes. ¿Por qué? Por desfachatados, por soberbios, por embusteros, por simuladores, por cínicos, por pretender siempre ENGAÑAR al pueblo con triquiñuelas, montajes, falsedades y teatro.
Mientras no dejen que Meade marque su distancia de este Gobierno, nadie lo hará subir lo que necesita subir para vencer a sus rivales electorales. Ser "arropado" por el PRI no necesariamente significa hacerle al niño héroe enredándose en la bandera del peñismo y tirándose al precipicio. Sin embargo, eso precisamente es lo que le han pedido que haga al Dr. Meade. Es y será un grave error que ningún chivo expiatorio parchará si no hay un cambio sustancial en la percepción de la sociedad: que Meade es más de lo mismo.
Por ello, adjudicarse la decisión de patear a Ochoa pa'fuera en un intento por demostrar que "él manda" en su campaña se antoja volado. Sacrificar a Ochoa nos parece el tradicional "demasiado poco, demasiado tarde". Pero, en fin, es su baile, así que poner el son que les pegue en gana resulta muy su facultad. ¡Ya les tocará tener que bailarlo!
Finalmente, como todos los mexicanos, Enrique Ochoa acabó siendo víctima del mal gobierno, con un colmo extra: estando adentro, pero sin poder cambiar nada.
#
FRENTES POLÍTICOS/Excelsior
I.Despiertos. Aunque usted lo dude, el INE sí está pendiente de lo que sucede en el proceso electoral. Ha avalado que los spots y las campañas se hayan convertido en una andanada de descalificaciones en vez de propuestas, pero, también ya se cansó. El INE sacó la primera tarjeta amarilla. A través de su cuenta de Twitter, Lorenzo Córdova, presidente del Instituto, hizo un llamado a empresarios, autoridades, gobiernos, partidos políticos para que respeten las reglas. En un video, Córdova asegura que “jugar al límite o incluso romper las reglas, con tal de procurar incidir en el resultado electoral, es la mejor manera de generarnos un futuro incierto para la democracia”. Buenos días, qué bueno que ya están por acá. ¿Y les harán caso?
II.El futuro de México. Pocos temas tendrán un efecto más contundente en lo que viene para el país, que la definición del sistema de educación superior hacia el 2030. Justamente de ello hablarán cuatro candidatos presidenciales ante los casi 200 rectores que conforman la ANUIES. La necesidad de aumentar de 37 a 50 por ciento la cobertura universitaria en los siguientes seis años, es una de las principales demandas del documento Visión y Acción 2030 que Anaya, Meade, El Bronco y Zavala podrán discutir con Enrique Graue, rector de la UNAM y sus colegas de todo el país. Por razones de agenda, AMLO no acudirá al encuentro.
III.Cara a cara. Uno de los encuentros más esperados de la temporada electoral era el de Andrés Manuel López Obrador con empresarios. Y las posturas llegaron a buen puerto. Alejandro Ramírez, presidente del Consejo Mexicano de Negocios, aseguró que el complot denunciado por AMLO no tiene sustento. Y AMLO, en su participación en la 59 Semana Nacional de Radio y Televisión, les dijo que “se van a acabar los fraudes electorales”, porque para entonces el hábito democrático estará vigente en el país. Por ello, una de sus primeras acciones de ganar el 1º de julio será enviar esta iniciativa de reforma al Congreso. Aprovechó para asegurar que “no habrá expropiaciones, ni confiscaciones” y en medio de aplausos, confirmó: “Quiero que quede claro, soy un hombre de palabra y no se van a modificar las concesiones”. ¿Apretón de manos con la clase empresarial?
IV.Térmicos. Andan calientitos los políticos hidalguenses que dieron la nota por sus dotes pugilísticas más que por sus ideas de desarrollo. Alejandro González Murillo, candidato de Nueva Alianza al Senado, retó a golpes a Natividad Castrejón Valdez, expresidente del Partido Encuentro Social. Los hechos, según Castrejón, ocurrieron luego de un foro de candidatos a senadores que organizaron empresarios de Hidalgo. En redes sociales, el también experredista acusó que “mis diferencias personales y políticas con el mirrey candidato a senador Alejandro González Murillo, son públicas, pero hoy al terminar el encuentro de candidatos con empresarios, totalmente descompuesto, me retó a salir del salón y resolverlo en un pleito”. Y afirmó: “En lo personal no me intimida, pero conozco la estructura de poder que lo respalda”. Así, a moquetazos se dirime la democracia en ciertos lugares.
V.Nuevos bríos. José Antonio Meade tiene confianza de que el arribo de René Juárez a la dirigencia nacional del PRI imprimirá un vigoroso impulso no sólo al partido, sino también a su campaña como candidato presidencial. Es el inicio de una política incluyente, de una recomposición en los cuadros directivos del tricolor y del equipo de trabajo del abanderado de la alianza con el PVEM y Nueva Alianza. Es el cerrojo a declinaciones o planes B y C. Es allanar el terreno hacia las elecciones con la certeza de ganar y que el priismo retenga el poder y refrende su experiencia para poner coto a la improvisación. Meade hizo un reconocimiento a Enrique Ochoa Reza, de quien dijo cumplió con sus tiempos al frente del Instituto. ¿Qué pensarán los priistas?.
#
TRASCENDIÓ/Milenio
Que en el equipo de José Antonio Meade aseguran que René Juárez Cisneros llegó a la dirigencia nacional del PRI por decisión del candidato presidencial, con quien el guerrerense tiene una amistad de larga data, incluso con su padre, Dionisio.
Se afirma que el aspirante valoró las capacidades de diálogo y operación política del nuevo mando del tricolor, así como su ascendencia entre los militantes, pues la idea es acercar más al partido de cara a la elección, por lo que se avecinan más relevos que, hasta anoche, empero, no incluían a Aurelio Nuño ni a Eruviel Ávila.
Que Meade, por cierto, tuvo una tarde redonda en Michoacán, donde se reunió con el gobernador de la entidad, el aún perredista Silvano Aureoles, a quien según algunos liderazgos priistas ya le hicieron la propuesta formal para sumarse a las filas del tricolor, aunque no les ha dado el sí.
Dicen que será cauto y aún está viendo cómo queda el tablero político tras la elección del 1 de julio, pues en una de esas gana el frente PAN-PRD…
Que nada bien le fue a Andrés Manuel López Obrador en la reunión con empresarios de radio y televisión, lo que se preveía desde su ingreso en el que apenas unos cuantos asistentes aplaudieron, a pesar de la solicitud en contrario del maestro de ceremonias, quedando exhibido que el desencuentro con la iniciativa privada va en serio a distintos niveles.
Ya durante la reunión, pocos se rieron de sus chistes y solo se ganó el aplauso de la mayoría cuando aseguró que respetará las concesiones. En cambio, el ambiente se puso tenso cuando se refirió al presidente EnriquePeña Nieto como el “payaso de las cachetadas” y solo se escucharon murmullos de desaprobación.
Que la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, encabezada por el legislador panista Marko Cortés, delimitó la posibilidad de un periodo extraordinario de sesiones en San Lázaro a que el Senado devuelva con algún cambio el proyecto de reformas constitucionales para eliminar el fuero de los altos funcionarios públicos.
En caso de un acuerdo para aprobar la minuta de los diputados sin modificaciones, bastaría que el pleno de los senadores, presididos por ErnestoCordero, celebrara una sesión extraordinaria para ratificar la reforma y turnarla a los Congresos locales...
#
EN PRIVADO /Joaquín López-Dóriga
López Obrador en ‘Tercer Grado’
Milenio
Ahora falta que eliminen el ‘Pacto de Caballeros’ en la política. Florestán
Andrés Manuel López Obrador fue el primero de los cinco candidatos que participarán en esta segunda temporada de Tercer Grado, que conduce Leopoldo Gómez, vicepresidente de Noticieros Televisa, y que ayer durante hora y media atendió las preguntas del mismo Leopoldo, Denise Maerker, Carlos Loret, Leo Zuckermann, René Delgado, Raymundo Riva Palacio y el que esto escribe.
En un primer apunte quiero recuperar lo más noticioso de sus respuestas, sin que su enumeración sea en orden de importancia, que ya lo decidirá usted, lector, y destaco lo que dijo que haría de ganar la Presidencia, que da por descontado:
—Que no piensa reelegirse, que es la única debilidad que ve en su máximo héroe histórico, Benito Juárez.
—Que no utilizará la consulta popular para darle la vuelta al Congreso, que eso es propaganda.
—Que no piensa en reformas durante los tres primeros años de gobierno, que serán a partir de las elecciones de 2021.
—Que contempla una Ley de Punto Final, que no habrá venganzas ni persecuciones y que la lucha contra la corrupción será a partir del uno de julio.
—Que la consulta de revocación de mandato no será bianual, sino al tercer año de gobierno, dentro de las elecciones federales intermedias.
—Que no le preocupa el desarrollo económico, que seguirá, ni la corrupción, que combatirá con su arribo a la Presidencia, sino la violencia.
—Que los empresarios que integran el Consejo Mexicano de Negocios que firmaron ayer el desplegado donde lo condenan por recurrir a ataques personales y a descalificaciones infundadas son en su mayoría, dijo, una banda de malhechores que no quieren dejar de robar, ni perder privilegios ni negocios.
—Que Carlos Slim salió a defender el aeropuerto por intereses personales o enviado de Carlos Salinas.
—Que Elba Esther Gordillo es un chivo expiatorio.
—Que una minoría rapaz está a cargo del gobierno.
Ya la semana que viene detallaré, ampliaré y comentaré sus respuestas.
Pero el programa como ejercicio periodístico no tiene desperdicio.
Y la calificación dependerá de cómo lo vea cada quien, si está a su favor o en su contra.
Ya no hay espacio para las razones.
Retales
1. ROZÓN. Salvo una pequeña diferencia por la que ofreció una disculpa, la primera entrega de la serie de Tercer Grado queda para el análisis de electores y de especialistas;
2. MÉTODO. Para que René Juárez pudiera acceder directo a la presidencia del PRI, Claudia Ruiz Massieu pidió licencia a la secretaría general, para que, en su ausencia, el turno se corriera al secretario de Organización, él. Ya con el cargo, terminó la licencia temporal y Ruiz Massieu regresó a su posición; y
3. ESTRENO. René Juárez se estrenó ayer en debates como presidente del PRI en López-Dóriga, de Radio Fórmula, con Damián Zepeda, del PAN, programa que por cierto cumplió 24 años de transmisión ininterrumpida. Y el martes estará en Si me dicen no vengo, con los mismos interlocutores. Hay interés por verlo en el debate.
Nos vemos el martes, pero en privado
#
PRI: la culpa y el remedio/ Ricardo Alemán...
Milenio
Está claro, para el que lo analice con honestidad, que fue un grave error arrebatarle a militantes y dirigentes del PRI —al mismo tiempo— al candidato presidencial y al dirigente del partido.
¿Y por qué la gravedad del error?
Porque si bien es cierto que militantes y dirigentes aceptaron de buena gana a un candidato sin partido como José Antonio Meade —ante el descrédito de la marca PRI— también es verdad que los hechos confirmaron que resultó un desastre la orfandad del partido.
Dicho de otro modo, que sin el control del partido y sin la hermandad del candidato, los militantes y dirigentes del PRI se quedaron fuera de la fiesta. Por eso, a escala nacional y en los estados —y sobre todo donde habrá elecciones— muchos buscaron espacios de supervivencia en otros partidos, mientras que los hubo que de plano se replegaron.
¿Y quién fue responsable de las decisiones equivocadas en el PRI?
Está claro que la responsabilidad directa es del presidente Peña Nieto, en tanto priista número uno. Pero en la práctica el responsable se llama Luis Videgaray, padre de la candidatura de Meade y responsable de que la dirigencia del PRI quedara en manos del defenestrado Enrique Ochoa.
Por eso, frente a la crisis del PRI y de su candidato presidencial, la primera pregunta es si no se trata de un remedio tardío. Son muchos los que dicen que es muy tarde para cambiar la estrategia en torno a la candidatura presidencial.
Lo cierto es que “más vale tarde que nunca”. Es decir, que si bien el manotazo llegó tarde a la campaña de Meade —“al cuarto para las 12”— es mejor ahora que nunca, sobre todo si se toma en cuenta que el problema de fondo es de percepción, como en todo proceso electoral.
¿Lo dudan?
1.- Vamos a suponer que son correctas y confiables todas las encuestas que colocan a Meade en la tercera posición de la contienda presidencial, en algunas hasta con 14% de la intención del voto.
Si son acertados los sondeos, obliga la pregunta: ¿dónde está el voto duro del PRI, calculado entre 20 y 25% del padrón de todo el país? ¿Donde están los priistas de las entidades que gobierna el partido tricolor? ¿Por qué no aparecen en las encuestas?
2.- En efecto, la llegada de Enrique Ochoa enconchó a muchos militantes del tricolor, ahuyentó a otros y enojó a un sector nada desdeñable. Por eso, el cambio en la dirigencia y el regreso del grupo de Miguel Osorio —al que pertenece René Juárez— está pensado para reagrupar y regresar a esos militantes, cuadros intermedios y dirigentes que hoy se percibían fuera de la fiesta.
3.- ¿Y por qué regresarían o reaparecerían los priistas una vez que uno de los suyos regresa a la jefatura del partido?
La respuesta se localiza en una larga serie de encuestas que durante años hicieron las mismas empresas que hoy colocan en tercer lugar a Meade, y que colocaron a Miguel Osorio en la segunda posición, muy cerca de López Obrador. ¿Y eso a quién le importa?
4.- Resulta que más allá de la capital del país y de su zona metropolitana
—donde el PRI poco importa—, en el resto del país el voto duro del tricolor es el más numeroso y mejor organizado. Por eso ese PRI respaldaba a Miguel Osorio, porque era uno de ellos. Por eso, ese PRI está de vuelta al frente del timón del tricolor.
5.- Además, con una porción de sentido común, muchos señalan que la crisis del PRI no es del cambio de dirigencia, sino del pesado descrédito que enfrenta el viejo partido. Sin embargo, las campañas en Ciudad de México y sus respectivas encuestas desmienten la hipótesis. ¿Por qué?
Porque hoy, sin la existencia del PRI en CdMx, el candidato tricolor, Mikel Arriola, está en la segunda posición de las preferencias, por encima de la candidata del PRD, partido que se mantuvo en el gobierno desde hace más de 20 años. En la capital del país no hay PRI y la marca PRI no arrastra a Mikel al abismo. Y en CdMx no metió la mano el PRI de Enrique Ochoa.
¿Entonces, dónde está el problema? ¿No es cierto que Mikel es un candidato “espejo” al candidato presidencial Meade? El problema no es solo la marca, el problema es la mala operación.
6.- Además, si seguimos creyendo en las encuestas, recordaremos que la aceptación de Enrique Peña es de entre 22 y 25% de los ciudadanos. ¿Por qué, entonces, quienes califican de manera positiva al Presidente, no apoyan la candidatura de Meade?
El problema —y el error— no fue la candidatura no partidista de Meade, sino el siguiente paso: la imposición de Enrique Ochoa. Ya lo remediaron.
¿Están a tiempo o están perdidos?
Al tiempo.
###
 Andrés Manuel vuelve a dar color
Arsenal/FRANCISCO GARFIAS..
Excelsior
Explosiva la participación de AMLO en la reunión de la CIRT. Le dio con todo al Consejo Mexicano de Negocios.
Nada bueno augura ese tono. Si las encuestas no mienten, pareciera que nos enfilamos hacia nuevas etapas del “echeverrismo” que polarizó a todos los gobiernos y empresarios a principios de los setentas.
Y es que al Peje, puntero en las preferencias electorales, no le gustó ni tantito el desplegado de esa asociación empresarial ni el desmentido sobre la supuesta reunión de cinco hombres de negocios con Ricardo Anaya, hace cosa de un mes.
El candidato presidencial del Frente, según el tabasqueño, les habría pedido a esos empresarios —Alberto Bailléres, Germán Larrea, Claudio X, Alejandro Ramírez y Eduardo Tricio— utilizar su influencia frente al presidente Peña para que Meade decline a favor del frentista para frenar a Andrés Manuel, puntero en las preferencias electorales.      
El Consejo le exige respeto al candidato de Juntos Haremos Historia, advierten que “no es denigrando ni calumniando como se establece una relación constructiva con el sector productivo y empresarial”.
Andrés reviró en la reunión de la CIRT:
“Algunos de los que avalan ese documento han impedido que haya una auténtica democracia en el país. Han ayudado en los fraudes electorales. Lo hicieron en 2006 y ahora quieren repetir lo mismo. En 2006 cuando menos firmaban sus mensajes. Ahora es pura guerra sucia. Están nada más financiando a quienes se dedican a hacer mensajes documentales en contra nuestra.
“Ellos son responsables, en buena medida, de la tragedia que vive el país. Ese grupo se opone a que haya un cambio en México porque les ha ido muy bien… para ser claros: no quieren dejar de robar y no quieren perder el privilegio de mandar. No sólo son negocios al amparo del poder público, como los han hecho, sino que se sienten los dueños de México”.
Es una declaración de guerra al Consejo y a las empresas que lo integran y que dan trabajo, según el desplegado, a más de millón y medio de jefes de familia.
Pareciera que el tabasqueño se siente invulnerable. Las encuestas lo tienen engallado.
Está claro que no le importa lo que piensen los hombres del dinero. De nada sirve la labor que realizan Tatiana Clouthier, Alfonso Romo y la mismísima Yeidckol Polevnsky. Se muestra más cercano a las posiciones radicales de Paco Ignacio Taibo II.    
El discurso en la CIRT no suma. Otra vez confirma lo que le escuchamos a la muy respetada expresidenta nacional del PRD, Amalia García: Andrés Manuel es el peor enemigo de Andrés Manuel.
Un apunte más: el productor de la polémica serie sobre populismo, censurada por AMLO, se llama Javier García Mata. Trabaja con el famosísimo productor y director Pedro Torres.   Por si estaban con el pendiente.
“¡Andaba pedo, salí corriendo y hasta dejé mi caguama!”, declaró José Antonio “N”, 39 años, detenido ayer por la Fiscalía de Tabasco por “tentativa de homicidio” del exrector de la Universidad Popular de la Chontalpa, Ramón Figueroa Cantoral, a quien amputó una mano a machetazos, por no llevar dinero.
Uno de sus cómplices, Jonas “N”, 22 años, le robó el celular y lo vendió. La operación fue detectada por los investigadores de la fiscalía de Tabasco. Eso llevó a la identificación y la posterior detención del vendedor.
Los dos agresores fueron plenamente identificados por el exrector de 73 años. Un testigo presencial corroboró la versión.
Los hechos ocurrieron el domingo en la zona platanera de la carretera Teapa-Villahermosa. El jueves ya habían caído los agresores. En cuatro días se resolvió el caso. Sí señores, en cuatro días…
Los dos agresores declararon ser cortadores de plátano. Querían robar. Iban acompañados de un tercero que no intervino y que sigue prófugo, nos contó el fiscal de Tabasco, Fernando Valenzuela, homónimo del beisbolista.      
El fiscal, por cierto, nos dijo que al joven cirujano que reconstruyo con éxito la mano del exrector, ningún hospital de la región lo quería contratar antes de la agresión.
José Antonio Meade reivindicó, como suya, la decisión de separar a Enrique Ochoa Reza de la dirigencia nacional del PRI y poner a René Juárez en su lugar. El motivo oficial es generar un acercamiento con las bases del tricolor, pero hay bases para suponer que hizo la aclaración para salir al paso de la versión de que es un candidato subordinado a Los Pinos.
Ese fue el título que le dimos a la columna de ayer. El tema caló en el equipo del abanderado de la coalición PRI-PVEM y Nueva Alianza. En su entorno nos explicaron que la llegada del exgobernador de Guerrero a la presidencia del otrora partidazo se hizo para generar un acercamiento “renovado” (¿?) con la militancia. Dicho en forma más coloquial, es un “guiño” a la base.
Ante las dudas, José Antonio mismo aclaró que la decisión fue suya.
“Faltan dos tercios de la campaña. Dos tercios donde tenemos que lograr una gran sinergia entre campaña y partido”, dijo.
Se cerró el ciclo de Ochoa Reza. Meade lo califica de exitoso: Hay priistas gobernando en el Estado de México y Coahuila. Pero la campaña del ciudadano simpatizante del PRI no levanta vuelo. Requiere de una sacudida.
René Juárez y yo nos conocemos hace muchos años. No sólo de hace mucho tiempo, sino de dos generaciones (el guerrerense) es muy amigo de su papa, Dionisio Meade. Para mí es un privilegio que haya aceptado en este espacio, en esta encomienda y en estos momentos”, dijo.

Lo hizo en su gira por Michoacán donde se entrevistó con un aliado que, por su militancia, debería respaldar a Ricardo Anaya, pero que no dudó en exponerse a las críticas y acusaciones de “traidor” para apoyar al abanderado de la coalición Todos por México: el gobernador perredista Silvano Aureoles
#
El litigio es por la libertad/Pablo Hiriart
Uso de Razón
El Financiero...
Cuidado con equivocarnos. No estamos frente a un pleito electoral entre López Obrador y el sector privado. No, hay mucho más de fondo. Se trata de una disputa por las libertades.
López Obrador acusó a los empresarios del Consejo Mexicano de Negocios, que los agrupa casi a todos, de ser los que “han impedido que haya democracia en el país y han colaborado en fraudes electorales”.
¿Son enemigos de la democracia por dar su opinión?
O sea que en el concepto de democracia de López Obrador los empresarios no tienen derecho a expresarse ni pueden participar en política.
Sí, en su lógica sí pueden hacerlo, siempre y cuando las ideas expresadas por los empresarios coincidan con las suyas.
Eso sólo lo conocemos en las dictaduras o en regímenes autoritarios como el de Luis Echeverría.
Recordarán los miembros de la iniciativa privada que sean mayores, cuando un grupo de ellos, que se oponía a las invasiones de tierra en los valles del Yaqui y el Mayo, en Sonora, se reunieron en un restaurante de Chipinque, en Nuevo León, y tuvieron que ir con el rostro cubierto para evitar las represalias del gobierno de Echeverría.
El entonces presidente los llamó “los encapuchados de Chipinque”, y los acusó de estar complotando contra el gobierno.
Se trata de la misma paranoia de López Obrador contra los empresarios, con una diferencia: Echeverría explotó cuando ya iba de salida, y AMLO lo hace antes aun de ganar las elecciones.
Es lo que viene. No hay que engañarse. Y todavía se puede evitar por la única vía posible: la democrática.
Un par de días atrás López Obrador, en Veracruz, se lanzó contra empresarios que identificó con nombre y apellidos, como artífices de un complot en contra suya.
Como era de esperarse, los empresarios agrupados en el Consejo Mexicano de Negocios respondieron a AMLO con una condena a que “un candidato a la presidencia de la República recurra a ataques personales y a descalificaciones infundadas. Es preocupante que alguien que aspira a ser presidente de México denueste a quienes no comparten sus ideas”.
Ese es el punto, la libertad de disentir sin ser difamado ni calumniado ni ser incluido en una lista negra del jefe del Estado.
La respuesta de López Obrador fue colérica y virulenta: “Se sienten los dueños de México. Tienen confiscadas las instituciones. El gobierno está secuestrado por esta minoría rapaz. Es un pequeño grupo que hace y deshace. Son los que mueven los hilos y ni siquiera dan la cara”.
De ese tamaño es la fobia de López Obrador a los empresarios que piensan diferente a él.
Eso es lo que nos espera en materia de libertades si gana la presidencia en julio.
¿No que todo iba a ser armonía con el sector privado?
Hugo Chávez, al menos, tuvo la astucia de contenerse antes de tomar posesión de la presidencia de Venezuela. Se descubrió después como un autoritario enemigo de los industriales y comerciantes.
López Obrador no. Su fobia le ganó en la reunión de la CIRT y dijo, literalmente, sobre los empresarios:
“Lo que pienso es que le han hecho mucho daño al país, porque ellos son responsables de la tragedia nacional”.
Ya saldrán hoy algunos miembros de su legión de 'intérpretes' a decir que AMLO fue sacado de contexto, que lo que quiso decir fue otra cosa, y que realmente sólo se refería a Baillères y a Larrea.
No señor. Eso opina el casi próximo presidente de México de los que piensan diferente a él. De los empresarios en este caso.
Y trae otra idea de la democracia: es directa, plebiscitaria y se anulan los derechos de los empresarios que no están con él. Y luego seguirán los periodistas que no están con él. Y los legisladores que no están con él. Y los intelectuales que no están con él.
En medio de esta disputa está la libertad.
No podemos perderla, pues costó mucho tiempo conquistarla.
Aún estamos a tiempo de recapacitar nuestro voto.
#
¡Otra fiesta política!/Lourdes Mendoza
Reforma
Sobremesa
Como seguramente ya saben, el lunes pasado se juntaron en casa de Emilio Gamboa las bancadas del PRI y del Verde para celebrar el cierre del periodo, pues se los informé en Twitter antes que nadie. Ahora bien, la nota no fue que nuestro presidente se haya escapado unas horas de sus actividades y los acompañara, sino que Ernesto Cordero estuvo también presente.
Sí, ya sé que me dirán es que era el presidente del Senado, y justo ese es el punto, que lo fue pasando por encima de su bancada panista y haciéndole el juego a Gamboa, quien para lograr sus cometidos se pinta solo. Además, y de acuerdo con sus palabras, él está apoyando a Margarita Zavala, por lo que en plena contienda electoral me pregunto: ¿qué habrá pensado Margarita cuando se enteró?, o ¿previamente le corrió la cortesía? Pues en la política, las formas son fondo. Es más, hasta lo sentaron en la mesa de honor con Ana Lilia Herrera, Carlos Puente y el propio Gamboa. ¿Será que anda dudando si quedarse con ella o irse a apoyar abiertamente a su entrañable amigo del ITAM, Meade? Siendo más específica, Ernesto y Pepe, el primer día de clases, sin conocerse, se sentaron juntos y de ahí nació su amistad.
Siguiendo con los pormenores del aquelarre, ah no, perdón, festejo, quien salió muy apapachado fue Beto Castillejos, a quien le agradecieron por haber sido el senador 129. ¡Quiúboles! ¿Cómo les quedó el ojo? El menú fue, obvio siendo en casa de Emilio, comida yucateca con sopa de lima, panuchos y cochinita.
El presidente también habló y dijo, palabras más palabras menos, que harían todo lo necesario hasta el final para “dar la pelea”. Ya entrada la noche y con el invitado principal, EPN, aún presente, empezaron a cantar con el karaoke. Dicen los mal pensados que en esa comida el tema que más tiempo se platicó fue la salida de Enrique Ochoa del partido. ¿Será? Por no dejar, déjenme platicarles que René Juárez fue senador de la bancada de Gamboa y el 5 de octubre de 2016 pidió licencia para irse como subsecretario de Gobernación. Por cierto, fui la primera persona en redes sociales en confirmar que René Juárez llegaba al partido en lugar de Ochoa.
Y ya que ando con temas escabrosos, me dicen que la superestratega Alejandra Sota sí sigue en la campaña, pero que ya no está a cargo de los spots, sino que le dieron otra encomienda. Por lo que anda valorando si quedarse o no.
Industria farmacéutica, industria prioritaria
En otros temas, les informo que en la Secretaría de Economía, de Ildelfonso Guajardo, y de Salud, de Pepe Narro, andan ajustando agendas pues están por declarar a la industria farmacéutica, industria prioritaria del país. Reconocimiento por su aportación, investigación y desarrollo que se traduce en una planta laboral más sana y, por ende, más productiva. Y ya que hablo de Narro, qué tal que al iniciar la sesión solemne en el Senado por el 75 aniversario del IMSS, todavía no terminaban de presentarlo –pues asistió con la representación presidencial–, y ya los senadores le estaban aplaudiendo con gran entusiasmo. Es más, fue un aplauso unánime y prolongado y, digo yo, más que merecido.
Ernesto no sale de GM
A los empresarios que tienen negocios con flotillas de vehículos GM, les adelanto que a partir de junio OnStar trae a México su servicio Commercial Link. Una nueva plataforma en línea que les permitirá administrar de manera efectiva TODA su flota. Podrán monitorear desde la ubicación de las unidades hasta la eficiencia de combustible, pasando por los trayectos recorridos, notificaciones de mantenimiento y recibir alertas por exceder límites de velocidad. ¡Mejor que fotomultas! Además, por un costo mensual bajísimo, tendrán el servicio de Notificación de Alarma de Robo de Vehículo que, en caso de activarse, el dueño recibirá avisos en tiempo real vía sms o por correo electrónico y luego el sistema único de GM, OnStar, les ayuda a recuperarlo. Callando los rumores me dicen que tendremos a Ernesto Hernández para mucho tiempo más en la armadora...
#
KIOSKO/Corresponsales de El Universal
¿Candidatos se encomiendan al AMLO de los milagros?
Nos comentan, desde tierras tabasqueñas, que ahora que el INE ordenó retirar uno de los spots del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PES, PT), Andrés Manuel López Obrador, donde aparece promocionando al aspirante a la gubernatura, Adán Augusto López Hernández, varios de los candidatos a puestos de elección popular locales han recibido la sugerencia de poner sus barbas a remojar. La razón, nos hacen saber, es que más de un aspirante morenista ha “sobreexplotado” la imagen del oriundo de Macuspana, fiándose de su popularidad para atraer votos, como lo ha hecho don Adán, quien llenó la ciudad de Villahermosa de espectaculares donde aparece posando junto a “ya sabes quién”. Mientras tanto, nos dicen, hay quienes esperan que el consejo electoral local se pronuncie sobre este tema, porque algunos partidos se comenzaron a quejar, como es el caso de Movimiento Ciudadano. ¿Será que los candidatos crean en una imagen “milagrosa”?
El interés del senador coahuilense
Luis Fernando Salazar Fernández, senador panista por el estado de Coahuila, nos cuentan, ha sido criticado por ser un hombre “muy ocupado”, debido a que a partir de este mes será legislador de martes a jueves y candidato de viernes a lunes. Don Luis, nos explican, buscará en las próximas elecciones una diputación federal por el V distrito de Torreón, sin embargo, en medio de sus actividades de campaña acudirá a la Cámara Alta cuando se convoque a un eventual periodo extraordinario. La razón para que el panista no abandone su escaño, nos indican cercanos, es que no quiere dejar de recibir su sueldo mensual de 164 mil 480 pesos, más un bono de retiro cuando el Senado cambie de inquilinos. Nos dicen que el interés tiene pies.
Puente de cristal en Mazatlán atrae problemas de altura
Quien quiso atraer a los turistas y sólo llamó a los problemas, nos dicen, fue el edil interino de Mazatlán, Sinaloa, Joel Boucieguez. Según nos explican, el alcalde mandó a construir un puente de cristal, a una altura de 157 metros, para impulsar el turismo en su terruño, pero sólo ha recibido malas noticias sobre su uso. Se sabe que recientemente una persona colocó una hamaca en la estructura para columpiarse por varios minutos, sin que nadie interviniera. Además, a esta actividad de riesgo, nos señalan, se le suman los actos de una banda musical, que con todo e instrumentos subió al puente para grabar un videoclip. Nos cuentan que ante el desastre, don Joel tuvo que imponer sanciones a policías municipales, a quienes les había ordenado vigilar la obra para evitar incidentes. Estos, nos mencionan, son problemas de altura.
Unas hermanas que son un río alborotado
En Zacatecas, nos cuentan, la política es cosa de familia, ejemplo de ello son las hermanas Bañuelos de la Torre, quienes van en los primeros lugares de las listas de plurinominales del PT y NA. Soralla, quien ha ocupado diversos cargos en el SNTE, nos explican, figura para ocupar una curul en el congreso local por Nueva Alianza, mientras que Geovanna, detractora del tricolor, y Zandra, quien carece de trayectoria política, se alistan para ser pluris en el Senado y la Cámara Baja por el PT. Nos dicen que aunque las tres van por corrientes distintas, juntas son un río dispuesto a llevarse lo que encuentren al paso. ¿Será verdad?
#
 Operación rescate
Razones/JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ
Excelsior...
La designación de René Juárez Cisneros al frente del PRI nacional es una decisión acertada, y habrá que ver si no es demasiado tardía, para poner a ese partido en competencia de cara al primero de julio.
El senador, exsubsecretario de Gobernación y gobernador de Guerrero (el último con reconocimiento en ese estado y que concluyó su sexenio) es un hombre reconocido y querido en el PRI, pero también fuera de él. Es un político que viene de los sectores más populares de Acapulco, de una las colonias que creó en su momento el llamado Rey Lopitos, de niño vendió pescado en playa para mantenerse y su carrera la ha realizado solo, con base en el esfuerzo y en buena medida con una educación autodidacta que le permitió llegar a la universidad y a los principales cargos políticos. Sabe hablar con la gente, con los del dinero y con los más pobres, y eso lo hace, en nuestro escenario, un personaje singular. Y es, también, un muy buen operador político, en el mejor sentido de la palabra.
Pero su sola designación no será suficiente si no se coloca en su justa dimensión todo lo que aún hay que hacer en el priismo para revertir y transformar la situación en apenas dos meses. La gestión de Enrique Ochoa merece un análisis más profundo, dejemos algunos apuntes: tomó el partido en una situación muy difícil y tuvo aciertos reales, sobre todo en la Asamblea partidaria, luego de los triunfos en el Estado de México y en Coahuila, pero, probablemente, desde el momento en que se decidió que José Antonio Meade sería el candidato priista se tendría que haber operado un cambio en la dirigencia del partido que permitiera acercar a los verdaderos personajes que manejan el priismo a nivel nacional y local, haciendo suyo al candidato independiente, permitiéndolo a su vez a este poder centrarse más en el electorado en general. Enrique no era el hombre ideal para esa parte del proceso, porque además en el equipo de campaña y, sobre todo en el war room del candidato, tampoco se tenía a esos personajes.
Hubo problemas, por supuesto, en el PRI (sobre todo, en el proceso de designación de candidatos en varias entidades, particularmente en Chiapas y Guanajuato), pero también en el área política de la campaña. Allí, además del coordinador Aurelio Nuño, se sientan Eruviel Ávila, José Murat y José Ramón Martel. Más allá de la opinión que se tenga de ellos, no en todos los casos siquiera rescatable, lo cierto es que no representan más que a facciones muy específicas del PRI.
 Eruviel fue un influyente gobernador, pero resulta que su sucesor en el Estado de México, Alfredo del Mazo, no aparece, no aporta, y tiene una enorme distancia con el priismo, además de haber roto, desde la constitución de su equipo de trabajo, con sus aliados del Verde y Nueva Alianza, distancia que se ha ampliado en este proceso electoral. Eso hace que la influencia de Eruviel sea, en los hechos, muy restringida.
José Ramón Martel es muy cercano a la familia de Meade, pero hace mucho tiempo que no estaba en los primeros niveles de la política nacional. José Murat... es José Murat, muy lejos de ser un político querido y apreciado por la mayoría del priismo, pero inexplicablemente sí por Aurelio y Ochoa. Ese equipo político no ha funcionado y los otros integrantes del war room no pueden o no quieren interferir en ese terreno.
Por esas y por otras razones, la capacidad de respuesta que ha tenido la campaña de Meade respecto a los temas de coyuntura ha sido lenta y a veces ni siquiera se ha visto. Eso se ha reflejado en spots, en redes, en la entrada a los temas polémicos. La campaña que quiere Meade es de propuestas, pero una campaña electoral que no lo sea también de controversia y emociones pierde sentido.
Si sumamos todos esos factores: decisiones malas o no acertadas en muchas candidaturas; un lenguaje demasiado ajeno al priismo tradicional (que podrá gustar o no, es el único que le puede poner un piso firme a la candidatura de Meade), dirigentes en el partido y en el equipo más cercano que tampoco representan los factores reales de poder en el propio partido, y una lentitud exasperante en la respuesta política cotidiana, lo que tenemos como resultado es una campaña que no termina de cuajar, más allá de las indudables cualidades personales de su candidato y de las propuestas programáticas que encara.
René Juárez puede aportar y mucho a la solución de algunos de estos problemas, pero se necesita mucho más. Incluso, el tiempo que resta para la elección tampoco ayuda. En la campaña de Meade se deben hacer cambios de forma y de fondo mucho más profundos, comenzando por acercar la campaña a la gente, a la base partidaria, a los aliados y a los medios de comunicación. Pero insistimos, hay que cambiar personajes, pero también la forma y el estilo de encarar la propia campaña.
Existe otra consideración importante en torno a la designación de René Juárez. En caso, probable, de que el PRI pierda las elecciones (no sólo la presidencial, sino también en la mayoría de los estados) se deben tener mandos y personajes que puedan amalgamar lo que quede para que no termine siendo absorbido desde Morena. Si así fuera, mucho del futuro de ese partido dependería de sus dirigentes en el Congreso y de la capacidad de mantener unido desde la dirigencia a un ente con fuertes presiones centrífugas.
Tienen toda la razón cuando dicen en el PRI que no tienen por qué declinar ni darle, hoy, un voto a nadie. No es tiempo para ello y quizás nunca lo sea en esta campaña. El llamado voto útil es un instrumento para otro momento electoral. Pero si no despiertan, si no realizan los movimientos y adecuaciones que la campaña de Meade necesita, ese escenario se les volverá a presentar, y la única forma de exorcizarlo es salir de una vez por todas de la zona de confort o sea, del tercer lugar.
####
 Morena prioriza enclaves…
De naturaleza política/ENRIQUE ARANDA
Excelsior...
López Obrador y su equipo ya trabajan en darle un mayoy focus a las zonas donde pueden ganar de forma notable y clara
Si de prioridades se trata, como obviamente ocurre en los tiempos que corren, Andrés Manuel López Obrador decidió, ya que ni Jalisco ni Yucatán ni Guanajuato, en ese orden, están entre los territorios donde esté pensando “apostar más allá de lo estrictamente necesario…”, aunque en la segunda y tercera de las entidades, el objetivo es ubicarse como segundo en la captación de votos… en la presidencial primero, y en la de gobernador y/o legisladores federales después.
Y esto, no sólo por el obvio rezago que muestran sus candidatos en la puja por los gobiernos que ahora lideran los priistas Aristóteles Sandoval y Rolando Zapata, o el panista Miguel Márquez en su caso, sino, esencialmente, porque aun reconociendo la importancia de tales estados, en cuanto que “surtidores de votos”, la posibilidad de ganar en Tabasco, de Arturo Núñez, Morelos, de Graco Ramírez y Chiapas, de Manuel Velasco, o la importancia que por su padrón de potenciales electores representan la Ciudad de México, de José Ramón Amieva, Veracruz, de Miguel Ángel Yunes, y Puebla, de Antonio Gali Fayad, llevaron ya al tabasqueño y sus más cercanos a enfocar “todas sus baterías…” en la conquista de estas entidades de las que, en un primer momento estiman lograrán el triunfo en cinco o, incluso, en todas…
Merced a esto, precisamente, es que para no pocos es dable pensar que si bien Andrés Manuel López Obrador y los principales liderazgos del Movimiento Regeneración Nacional
—Yeidckol Polevnsky, Marcelo Ebrard, Ricardo Monreal o los Pejecitos, entre otros— mantendrán la estrategia de visitar cuanto territorio les sea posible, no deberá llamar la atención constatar cómo tanto su personal presencia como la de los citados, se multiplican de manera importante en el grupo de estados considerados parte de la denominada “Opción A”.
Una decisión, ésta que, huelga destacar, apuesta por captar la mayor parte —“arrasar” es el término que utilizan— de los más de 23.9 millones de sufragios susceptibles de ser depositados en las urnas a instalar en los estados incluidos en la opción preferente, el “segundo mejor cómputo” en dos, de las citadas inicialmente y, “en el mejor de los casos” el tercero en el territorio donde, prácticamente, todos los sondeos y encuestas favorecen al aspirante por parte de Morena.
El cálculo detrás de esta decisión es que apoyados en el previsible triunfo del candidato moreno en el Estado de México, particularmente, y otras entidades del sur de la República, más una cosecha inédita en algunos estados del norte y del centro, le garantizarán el triunfo en la puja por la Presidencia, eventualmente en media docena de gubernaturas y en número nada despreciable de posiciones en el Congreso federal.
ASTERISCOS
* Sintomático para muchos panistas-panistas que en su momento fueron desplazados del equipo de campaña deRicardo Anaya, con el argumento de que se requerían los espacios para Jorge Castañeda y Rubén Aguilar, exfoxistas de izquierda ambos, que ninguno de éstos participe ahora en la toma de decisiones y, ni siquiera, tengan un lugar permanente —“aunque no fuera destacado…”— en el “cuarto de guerra” del queretano.
* ¡Vaya ruidosa celebración! la que, en Pachuca, provocó el arribo de René Juárez Cisneros a la presidencia del Revolucionario Institucional, en sustitución del etéreo Enrique Ochoa Reza. Si alguien pensó que el festejop tuvo algo que ver con que el ahora mandamás tricolor fue antes subsecretario de Gobernación con Miguel Ángel Osorio Chong… ¡atinó!
*Aunque con menos ruido, valga decir, otro hidalguense que ayer estuvo de plácemes fue el director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, David Penchyna, quien, con el jefe del Ejecutivo como invitado, inauguró la Cumbre Infonavit 2018 y celebró la entrega del crédito número diez millones de la entidad tripartita
Veámonos el domingo, con otro asunto De naturaleza política.
                Twitter:@EnriqueArandaP

#
Raymundo Riva Palacio/Estrictamente Personal
El Financiero...
Andrés Manuel López Obrador ya está pensando en el 2 de julio. No es una simple frase de campaña que apoye su arenga política. En su cabeza ya no está si gana o no la presidencia dentro de 57 días, sino lo que viene después. Dice que tiene que meter 12 años –dos mandatos presidenciales– en seis –un sexenio, como lo establece la Constitución– para lograr instalar su nueva República, que describe como “la cuarta transformación”. No hay más tiempo para su gobierno, concede, porque no hay, ni habrá, reelección. López Obrador tuvo una noche de revelaciones en una larga entrevista en una edición especial del programa Tercer Grado, en donde el candidato antisistémico por antonomasia, el rebelde indómito que bloqueó pozos petroleros en Tabasco como expresión de protesta y tomó las calles del centro de la Ciudad de México porque estaba convencido –hasta la fecha–, de que la alianza PAN-PRI lo despojó de la silla presidencial en 2006, mostró una cara de político moderado, más en el hábitat de los socialdemócratas del mundo, que del populismo caudillista sudamericano.
López Obrador se alejó completamente de los estereotipos en donde lo tienen encasillado, que le ha construido una imagen de radical y autoritario, que sueña en el pasado sin pensar en el futuro, sin tropezar con las inconsistencias y contradicciones que han poblado las últimas semanas a su campaña presidencial. Ese López Obrador del Tercer Grado, ¿realizó una de sus mejores actuaciones políticas?, ¿trata de ganar las voluntades que necesita para poder alcanzar la mayoría en el Congreso que acompañe a su presidencia y le facilite los cambios que necesita para romper un nuevo paradigma histórico? Su ambición es que después de la Independencia, la Reforma y la Revolución, el lopezobradorismo sea el cuarto movimiento que cambió este país.
Sus planteamientos en el programa de televisión lo pueden ayudar a que, cuando menos, sobre el 60 por ciento del electorado que piensa votar por otra opción lo escuche sin que el ruido ensordecedor e intimidante de sus fieles en las redes sociales, que alteran su mensaje y contribuyen a la construcción en el imaginario colectivo de que López Obrador es un radical irredento que piensa todo el tiempo en Benito Juárez, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas, pero actúa como León Trotsky, donde para renacer hay que dejar todo en cenizas.
Le urgen traductores certeros de su mensaje, porque nadie escucha puntualmente lo que dice: no habrá cancelación de la reforma energética ni del nuevo aeropuerto de manera automática una vez asuma –en caso de ganar las elecciones– la presidencia. Revisará contratos y adjudicaciones, y sólo si encuentra corrupción, afirma, se cancelarán. Quiere cancelar la reforma educativa, pero no regresar la rectoría de la educación al sindicato de maestros. No habrá expropiaciones, ni nada de lo que pasados gobiernos vendieron o entregaron a particulares será tomado por su gobierno. Lo que pasó, se queda con sus propietarios actuales. Dice que no perderá el tiempo en ese tipo de batallas, que para la prisa que tiene para poner en marcha su proyecto de nuevo país, son inútiles. No habrá persecuciones de políticos o empresarios, como lo ha venido señalando, pero tampoco habrá impunidad. A los corruptos, si hay denuncia y pruebas, asegura, todo el peso de la ley. ¿A todos? Incluso a sus familiares, si uno de ellos delinquiera. Las revanchas y las venganzas, lo ha dicho reiteradamente, no están en su esencia.
López Obrador afirma que esta elección confronta dos proyectos de nación, pero no lo ve en términos económicos y políticos, sino en términos sociales y morales: es de quienes saquearon al país y viven en su universo de corrupción, frente a quienes, como él, piensan que en el combate a la corrupción está el cimiento de la cuarta transformación. En este sentido, sí tiene a sus enemigos muy claros. Están principalmente en el Consejo Mexicano de Negocios, que este jueves publicó un desplegado en varios periódicos de la Ciudad de México donde se quejaban de que los había calumniado –al decir que estaban interviniendo en el proceso electoral, lo que es ilegal– y que ese tipo de acciones no contribuyen a la certeza jurídica ni a las inversiones o la generación de empleo. Es decir, en palabras de los capitanes de la industria mexicana, o deja de atacarlos, o habrá consecuencias económicas si llega a la presidencia.
Las amenazas veladas de un sector empresarial contra un político de altura no son nuevas. A principio de los 70, varios miembros de lo que después sería el Grupo Monterrey conspiraron contra el presidente Luis Echeverría, que los confrontó. La polarización en esos años provocó choques y la muerte del fundador del Grupo, Eugenio Garza Sada, durante un intento de secuestro de la guerrilla. López Obrador no establece aún esta analogía, pero la confrontación con los empresarios, reedición de la que enfrentó en 2006, no para. El candidato los tiene identificados. Ellos son los que no caben en su proyecto, afirma, y sus actos de corrupción es lo que construirá un puente entre él y quienes no votaron por él. La corrupción una vez más, en el centro de la lucha por el cambio. En esto no hay matices. Pero López Obrador tiene que convencer al electorado que lo repudia que no es el populista autoritario como lo han pintado, y cambiar su percepción para que le den el beneficio de la duda, que en dos elecciones presidenciales no se la han concedido....
#
Peña, AMLO y Anaya se hacen “ojitos”/ Carlos Loret de Mola
El Universal
Su candidato presidencial está en tercer lugar en las intenciones de voto y a unas semanas de la elección, las posibilidades de que repunte se ven raquíticas.
La lectura que hizo el presidente Peña Nieto de la contienda fue equivocada. Desde enero las cifras indicaban que una inmensa mayoría de los electores tenía clara una cosa: quería que se fuera el PRI.
El tema de la campaña era, pues, el cambio. Y el debate era sólo con quién: el proyecto lopezobradorista o el del Frente. La ventaja la llevaba el candidato de Morena pero Ricardo Anaya, pese a no despertar entusiasmo, estaba en posición de competir.
En Los Pinos y en el PRI se negaron a aceptarlo y se empeñaron en la creencia de que golpear a Anaya y quitarle el segundo lugar pondría a José Antonio Meade en la batalla por el triunfo.
Usaron a la PGR para lograrlo y se les revirtió. Golpearon duramente al frentista, que ciertamente tenía un flanco débil, y lo frenaron. Pero el consenso mayoritario no varió: que se vaya el PRI. El golpeteo contra Anaya no hizo subir a Meade, sino a López Obrador.
Voces de la campaña presidencial priísta y del entorno del Presidente, según se sabe, pidieron ir aún más lejos contra Anaya: meter a la cárcel al suegro del panista, implicado en la trama de la nave industrial, o incluso procesar penalmente al propio candidato para sacarlo de la boleta electoral.
Peña Nieto rechazó cruzar esa línea. Y al no hacerlo, pareció colocarse en “neutral”. No sé si por lectura política, no sé si por presión de los empresarios que apoyan al panista, pero el embate del PRI-gobierno contra Anaya cesó. Y eso mandó una señal.
En lo que pareció un cruce de señales, el panista bajó el tono contra Peña Nieto.
También hubo cruce de guiños con López Obrador. El tabasqueño mantuvo las señales que venía enviando al Presidente desde noviembre: no habrá persecución, cacería de brujas ni venganza. Y cuando Peña Nieto rechazó públicamente que esté negociando la declinación de Meade a favor de Anaya, López Obrador hasta se lo agradeció.
Del Peña Nieto que saltó en modo-guerra a la sucesión presidencial, nos encontramos con un primer mandatario que lleva semanas en modo-neutral. Incluso aquella megaoperación electoral con uso indiscriminado de recursos públicos —tipo Estado de México— que todo mundo esperaba, no se ha visto en la contienda, no ha sido denunciada ni ha sido tema.
¿Cómo va a jugar el Presidente su sucesión, a dos meses de las elecciones? ¿Mantendrá su intento de que gane Meade? ¿Cederá ante una élite de empresarios que empuja con fuerza para que frene a AMLO por la vía de Anaya? ¿Seguirá el consejo de los gobernadores priístas que se sienten más cómodos pactando con López Obrador?
En los próximos días sabremos si usa alguna de sus cartas, si cede ante alguno de los bandos que lo presionan, si decide pelearla, si se contiene con dignidad al no intervenir en la contienda. Va a ser interesante medir su movimiento y saber qué tanto peso tiene a estas alturas.
#
Espejo político
JAQUE MATE / Sergio Sarmiento
Reforma, 04 May. 2018
"El cine es un espejo pintado”. Ettore Scola
 Si el cine es un espejo de la sociedad, es insensato distanciarlo de la política. Afortunadamente, esto no ocurre. El cine y otras formas de expresión audiovisual han buscado siempre manifestar puntos de vista políticos. Si bien durante mucho tiempo el cine comercial trató de mantenerse aislado de la política, en parte por temor de los productores a meterse en problemas, una y otra vez los realizadores han incursionado en el tema.
El Sr. Smith va a Washington (1939) de Frank Capra mostraba a un senador ingenuo representado por Jimmy Stewart que llega al Senado estadounidense y se enfrenta a la corrupta clase política. Z, la clásica cinta de 1969 del franco-griego Costa-Gavras con guión del español Jorge Semprún, narra el asesinato de un político demócrata por una junta militar. Todos los hombres del presidente (1976), de Alan J. Pakula, recrea la investigación de Watergate por dos reporteros del Washington Post que llevó a la renuncia del presidente Richard Nixon.
El cine político en México enfrentó en el pasado serios problemas de censura. La sombra del caudillo, de Julio Bracho, basada en la novela homónima de Martín Luis Guzmán, fue filmada en 1960, pero las autoridades impidieron su estreno hasta 1990. Rojo amanecer de Jorge Fons fue mutilada para permitir su estreno en 1990. El grito, México 1968, de Leobardo López Arretche, era un documental que narraba el movimiento estudiantil de 1968 y que circuló sólo en cineclubes. La ley de Herodes (1999) de Luis Estrada era una crítica mordaz al PRI y al sistema político, como también lo era La dictadura perfecta (2014) de Luis Estrada. Pero México vivía ya otros tiempos. Esta última, en lugar de ser censurada, fue seleccionada para representar a México en los Premios Goya de España.
No todo el cine político en México ha sido crítico. Andrés Manuel López Obrador ha tenido no una sino tres películas de apoyo. Luis Mandoki presentó en 2006 ¿Quién es el señor López? e inmediatamente después Fraude: México 2006. Epigmenio Ibarra y Verónica Velasco estrenaron en 2017 Esto soy, otra película de promoción de López Obrador. Ninguna fue censurada.
En estas últimas semanas se promocionó en autobuses una serie documental llamada Populismo en América Latina, cuyo último capítulo era "Andrés Manuel López Obrador: el redentor furioso". Javier García Mata, el productor, dio una entrevista a Ciro Gómez Leyva en la que aseguró que López Obrador presionó a las televisoras para no exhibirla. Se anunció que la serie se transmitiría por el canal de National Geographic, pero la empresa lo negó.
López Obrador declaró: "Tengo información de que este documental costó 100 millones de pesos", y afirmó que la serie se sumaba a la guerra sucia y las mentiras del PRI y del PAN en su contra. Acusó a Carlos Salinas, Claudio X. González y Roberto Hernández de financiar la serie y a Carlos Slim y Alejandro Ramírez de pretender exhibirla en Claro Video y Cinépolis. Nadie que yo conozca ha visto la serie, sin embargo, nadie hasta este momento ha expresado la intención de difundirla. López Obrador ha declarado que "Si dicen quién les pagó yo la transmito en mi feis (Facebook)".
Yo no sé si la serie es buena o mala. Que sea política y crítica me parece natural. Lo que me preocupa es regresar a los tiempos de la censura. Si la serie existe, defenderé el derecho que tiene de ser exhibida, pero también el de criticarla. Espero que Estrada, Mandoki y Epigmenio se unan a este esfuerzo por la libertad.
· BOMBARDEO INCLEMENTE
Ricardo Anaya cuestionó ante los miembros de la CIRT la confiscación de tiempos de radio y televisión para bombardear a la población con mensajes políticos. Estoy de acuerdo. Nada ha dañado más a los medios mexicanos, y a la clase política, que esta avalancha inclemente de spots.
@SergioSarmiento
#
Desde el fondo del mar/Juan Villoro
Reforma 04 May. 2018
"Hay muchos mundos, pero están en éste", escribió Paul Éluard. En sintonía con ese lema, del 15 al 25 de abril la Universidad de la Tierra organizó en San Cristóbal de Las Casas el encuentro heterodoxo "Miradas, Escuchas, Palabras: ¿Prohibido pensar?". Ahí, Marcela Turati ofreció una lección magistral sobre la búsqueda de la verdad en un país que compite con Irak y Siria en asesinato de periodistas.
Fundadora del colectivo Periodistas de a Pie, autora de Fuego cruzado -imprescindible expediente sobre las víctimas de la violencia-, distinguida con el Louis M. Lyon Award que la Universidad de Harvard otorga a la integridad periodística y el Premio a la Excelencia de la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano, creada por Gabriel García Márquez, Turati combina el ejercicio de la crónica con la reflexión sobre las arduas condiciones de su oficio.
Su trayectoria comenzó en Reforma, donde cubrió temas de derechos humanos y pobreza extrema. Desde muy pronto, comprobó que en México la precariedad convive con la violencia. A partir de la "guerra contra las drogas" (que en realidad debe ser entendida como una contienda por el control de las drogas), el interés de numerosos reporteros se desplazó a las zonas de conflicto armado. A diferencia de otros testigos, Turati no se concentró en quienes perpetran el crimen sino en quienes lo sufren, y sentó un elevado precedente ético: la responsabilidad del informador no debe limitarse a levantar el inventario de los daños, sino a alertar sobre lo que se pierde con esos daños. El gran tema de Turati es la vida amenazada.
El gobierno ha ofrecido una rutinaria explicación de la violencia: las bandas disputan entre sí por las rutas y las plazas. El enemigo es visto como un elemento exógeno, ajeno al cuerpo social, que no surgió de la descomposición de la vida en común, sino que llegó de fuera. En esa lógica, los narcos son los otros, los "malosos", como los llamaba Calderón. De modo falaz, se ha construido la imagen del narco como alguien radicalmente diferente, un bárbaro con camisas de Versace, distorsionando un hecho evidente: el crimen organizado pertenece al tejido social y a diversos grupos de poder, es decir, a una escalofriante normalidad.
¿Cómo cubrir el tema? "Encontré que estaba en una zona de silencio", dice Turati. Informar de un hecho violento puede costar la vida y la reiteración estadística resta importancia a la noticia: "¿Cómo hacer para que el muerto número 150 mil siga teniendo efecto en los medios?".
Hay métodos de resistencia. La guerra obliga a un trabajo colectivo para articular un mosaico de sentido. Contra la reductora explicación oficial, hay que buscar razones intrincadas: "Queremos ayudar a pasar de la confusión a la complejidad", afirma Turati.
Las condiciones de este ejercicio no pueden ser más dramáticas. Turati recordó que Gregorio Jiménez, asesinado en 2014 en Veracruz, cobraba veinte pesos por nota. Quienes continúan en el camino por inquebrantable vocación enfrentan tensiones inauditas y al buscar los datos ocultos detrás de las sucesivas "verdades históricas", corren el riesgo de actuar más como activistas, o como debería hacerlo el Ministerio Público, que como informadores. De ahí que la cronista de Fuego cruzado también llame a una responsable autocrítica: "Los periodistas somos los únicos que publicamos nuestros errores".
Algunas dificultades para acceder a la verdad: la policía maltrata y desaparece las evidencias, el Ejército no rinde cuentas, el Ministerio Público difumina testimonios, los procesos judiciales se fragmentan para impedir la interpretación de conjunto, los jueces se corrompen. En estas circunstancias, los periodistas suelen llegan tarde a los sucesos. En 2011, Turati acompañó a las madres que buscaban a sus hijos en San Fernando, Tamaulipas, en una de las fosas comunes que han convertido al país en una necrópolis y una de ellas le dijo: "¿Para qué vienen ahora? Llevamos mucho tiempo hablando sin que nadie nos escuche, parecía que hablábamos desde abajo del mar".
Quienes escriben padecen la misma impotencia. Al inicio de su intervención, Turati dijo: "Me siento despalabrada". Luego, con la entereza de quien dignifica a un oficio, demostró que el horror puede ser nombrado y que, si alguien es capaz de contar la historia, no todo está perdido.
#.

No hay comentarios.: