Ir al contenido principal

La ridícula controversia de Enrique Peña Nieto/


Revista Proceso # 2190, 21 de octubre de 2018...
La ridícula controversia de Enrique Peña Nieto/
RICARDO RAPHAEL
Cuando, ante la amenaza de que alguien más pesque una gripa, una persona acude con el médico para pedirle que le administre tratamiento de quimioterapia, hay que preocuparse por el estado mental del solicitante. 
¿Por qué le preocupa al presidente en funciones la investigación judicial emprendida, desde el estado de Chihuahua, en contra del exsecretario general del PRI, Alejandro Gutiérrez, y del exgobernador de esa entidad, César Duarte Jáquez? 
Nada obvio amenazaba en este caso al presidente Enrique Peña Nieto; sin embargo, fue él quien, el jueves 11, acudió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a solicitar una controversia constitucional porque según su percepción, el gobernador Javier Corral Jurado presuntamente está afectando las competencias constitucionales del Ejecutivo federal.

No es cierto que el primer mandatario haya solicitado un amparo, como se ha dicho en algunos medios; Peña fue mucho más lejos cuando apretó el botón nuclear en el tablero de control del sistema jurídico mexicano con el propósito de protegerse frente a una eventual acción de la justicia de Chihuahua. 
Existe 99% de probabilidad que el médico regrese al paciente por donde vino: la impertinencia del recurso es evidente y no hay argumento jurídico que le permita a la SCJN dar entrada a tan absurda reclamación. 
Para ser admitidas, las controversias constitucionales deben presentarse en contra de una ley o un acto de autoridad. En este caso Peña Nieto señaló como acto de autoridad reclamado la intervención “directa o indirecta, pública o privada, actual o inminente (del gobernador Javier Corral) en investigaciones, averiguaciones, carpetas de investigación, solicitudes de información, órdenes de investigación y solicitudes de colaboración… respecto a actuales o anteriores funcionarios públicos federales” vinculados a los procesos que se siguen en Chihuahua a Duarte Jáquez y a Gutiérrez. 

En otras palabras, Peña pide que la Contraloría del estado, encabezada por Stefany Olmos, deje de investigar a los funcionarios federales presuntamente involucrados en actos delictivos relacionados con el erario de Chihuahua. 

Olvida el Ejecutivo que el sistema federal tiene como principal ventaja el juego de pesos y contrapesos dispuestos para limitar el abuso de poder. Si la SCJN le otorgara razón, Peña Nieto terminaría dañando principios fundantes de la Carta Magna. 

Por otra parte, de acuerdo con la Constitución, la Corte puede admitir una controversia constitucional siempre y cuando se hayan ejercido antes todos los medios de defensa establecidos en la ley; es decir, que se trata de un recurso de última instancia. 

Dado que el proceso en contra de los dos políticos priistas no ha sido resuelto –no existe aún sentencia– resulta contrario a su naturaleza que quiera utilizarse la controversia justo para frenar el desahogo de esos medios de defensa. 

Si las investigaciones van a medio camino, si las carpetas no están completas, si las solicitudes de información no se han terminado, si las peticiones de colaboración con las instancias de la federación (como la PGR) no han recibido buena respuesta, ¿por qué recurrir al último de los recursos imaginables? ¿Por qué visitar al médico que está por encima de todos los médicos para exigirle tan sobrado tratamiento?

No queda claro si Peña Nieto busca protegerse a sí mismo o tiene información sobre el proceder ilícito de sus exsecretarios de Hacienda. El problema con la sobrerreacción es que hace sospechar complicidad en un asunto que, hasta ahora, le quedaba muy lejos. 

Antes de esta ocasión, Peña Nieto recurrió durante su mandato cuatro veces a la controversia constitucional: la primera, para controvertir la ley de telecomunicaciones; la segunda, para impugnar leyes en materia educativa en Zacatecas y Baja California; la tercera, para combatir ciertos artículos de la nueva Constitución de la CDMX, y finalmente para atacar la decisión de un tribunal federal, cuando instruyó la creación de la Comisión de la Verdad para el caso de los normalistas de Ayotzinapa. 

En los primeros tres asuntos se justificó el recurso porque, en efecto, había necesidad de que el máximo tribunal constitucional trazara fronteras precisas entre distintos órganos del Estado. En cambio, la disputa con el Poder Judicial, a propósito del expediente de los estudiantes ­desaparecidos, podría interpretarse como un intento por obstruir la justicia. 

Lo mismo que este último episodio relacionado con Chihuahua: aprovechando que todavía estará sentado en la silla presidencial 40 días más, Peña Nieto decidió explorar el camino de la controversia, no sólo para impedir que las investigaciones continúen, sino para asegurarse impunidad amplia y eterna para él y los suyos.


La Suprema Corte no debe permitir que la naturaleza de la controversia constitucional se vea lesionada por un precedente como el que pretende impulsar el mandatario saliente; ésta habría de ­desechar, sin el menor remordimiento, la última exigencia de Peña Nieto.
#

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…