Ir al contenido principal

Las columnas políticas, hoy 12 de agosto de 2019

Compra Carlos Bremer  casa de Zhenli
Bremer ha sido un importante impulsor de deportistas mexicanos.
La casa que perteneció Zhenli Ye Gon, fue vendida ayer en 102 millones de pesos a la Fundación Butaca-Enlace, que encabeza el empresario regiomontano Carlos Bremer.
La venta se concretó vía telefónica luego de una puja de seis minutos en la que participaron siete posibles compradores.
La fundación "Butaca Enlace" inició en el 2008 en Monterrey con el objetivo de apoyar a los mejores estudiantes de la prueba ENLACE (Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares). Reforma..
¿Quién es Carlos Bremer?
Originario Monterrey (1960) director General de VALUE Grupo Financiero, el más rentable de los grupos no bancarios de México en los últimos años.
Es contador del ITESM; director de la fundación Butaca Enlace..
Es ampliamente reconocido por ser uno de los miembros del programa Shark Tank México; se encuentra en la lista de los 300 líderes de México. 
#
La iniciativa de reforma al artículo 28 de la Constitución, que promueve el Presidente López Obrador para eliminar el derecho a condonar impuestos, podría traer una consecuencia paradójica: una menor recaudación fiscal para el Servicio de Administración Tributaria (SAT), advirtieron fiscalistas.
Datos oficiales muestran que grandes programas de condonación que han implementado pasados Gobiernos han sumado contribuyentes y/o aumentado la recaudación.
En 2017 hubo una amnistía especial para la repatriación de capitales que atrajo 345 mil millones de pesos, de los que se recaudó el 8 por ciento, unos 28 mil millones. (Reforma)
#
Hay inconformidad con Poder Judicial.-AMLO
López Obrador reconoció que hay inconformidad de un sector de la ciudadanía con el desempeño del Poder Judicial, por lo que llamó a que desde su interior se combata la corrupción de algunos de sus integrantes.
En conferencia, se dijo respetuoso de la autonomía del Poder Judicial y que tiene confianza en el Presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, y ya se atienden los señalamientos.
"Llamo, exhorto a que en el mismo Poder Judicial se trate este asunto, que se vaya limpiando de corrupción, que se actúe con honestidad, que no haya asociación delictuosa, que no haya vinculación de jueces y magistrados con grupos de intereses creados, con la delincuencia común y con la delincuencia de cuello blanco, que el Poder Judicial esté a la altura de las circunstancias, pero eso les corresponde a ellos", expuso.
Empero, descartó que su Gobierno vaya a promover una iniciativa de reforma al PJ.
#
Las columnas políticas, hoy 12 de agosto de 2019...
Templo Mayor/ Reforma..
¿ÁGUILA O SOL? Este jueves el Banco de México deberá decidir si se alinea con la tendencia mundial y recorta las tasas de interés o si las sigue manteniendo como las terceras más altas en el mundo. En ambos casos, las perspectivas son preocupantes debido a la errática conducción del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
EN LA Junta de Gobierno de Banxico saben que ya es hora de reducir las tasas, tal y como lo hizo la Reserva Federal norteamericana y la mayoría de los bancos centrales. Sin embargo, también saben -y les preocupa- que dicha medida podría ahuyentar a los capitales que ya de por sí han estado saliendo de México, ante la evidencia de que el actual gobierno toma decisiones sin mucho sustento.
PERO, al mismo tiempo, la idea de mantener altas tasas en nada ayuda a una economía que no sólo está estancada, sino que se encamina directo a la recesión porque el gobierno no sabe ejercer el gasto, porque sus decisiones han provocado la suspensión de inversiones y porque la incertidumbre desalienta hasta el optimismo de los consumidores.
ESA FALTA de confianza en la economía mexicana empeora con joyas legislativas como la Ley de Extinción de Dominio que autoriza al gobierno a despojar a los particulares sin juicio de por medio.
LA RENACIDA Conasupo, ahora llamada Seguridad Alimentaria Mexicana, ya está dando de qué hablar en cuestión de millonarios contratos... y no para bien.
SEGÚN CUENTAN su director de Administración y Finanzas, René Gavira, ha estado repartiendo contratos, en algunos casos sin licitación, a empresas que están bajo sospecha y a otras que, de plano, están siendo investigadas por las autoridades.
POR EJEMPLO, a la "La Cosmopolitana" que tiene una cola muy larga, le ratificó los contratos para almacenar y distribuir alimentos para más de dos mil escuelas en la zona metropolitana. Esto, pese a que el propio AMLO la puso en capilla.
ADEMÁS, Gavira también ha beneficiado a Juan Manuel García López y Jaime García García, de Deshidratados Alimenticios e Industriales, que están bajo investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera.
PARA APROVECHAR que Ricardo Sheffield ya es parte del elenco de todos los lunes en la mañanera, en donde exhibe a los que más caro venden combustible, pollo, pescado, aguacate y útiles escolares, habría que pedirle al titular de Profeco que haga lo mismo con... ¡la longaniza! Y así nadie andará pagando sobreprecios ni escándalos.
@#
Bajo Reserva/ El Universal
Lisonja priista para AMLO
Ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador recordó aquellos primeros meses de su gobierno cuando en sus giras, a los estados, ciudadanos abucheaban a los gobernadores. En Concepción del Oro, Zacatecas, incluso hizo un reconocimiento al gobernador, el priista Alejandro Tello, porque no lo abuchearon como a otros funcionarios. Mientras que en su discurso, don Alejandro le devolvió la cortesía al presidente, aunque para algunos, el priista sonó “un poco” adulador. Sabedor del gusto presidencial por recordar pasajes históricos y su gran admiración por Benito Juárez, Tello respondió con un jardín la florecita de AMLO. El gobernador agradeció al mandatario porque desde la época de Juárez ningún presidente había realizado una gira de tres días en Zacatecas, tal como lo hizo este fin de semana López Obrador. Gran halago.
Morena le roba el rating al PRI
Aunque ayer fue el proceso interno del PRI para renovar su dirigencia, estuvo mucho más entretenido el jaloneo por la presidencia de Morena. En redes circuló una supuesta convocatoria a la elección interna para renovar la dirigencia. La presunta fake news tuvo que ser atajada por la dirigente Yeidckol Polevnsky, quien se vio obligada a salir en redes para llamar a sus compañeros de partido a no generar confusión. Morena deberá ir al relevo de dirigentes en noviembre, pero desde la semana pasada, y ayer con más fuerza, circuló la supuesta convocatoria en la que se asienta que en la elección interna podrán participar únicamente “morenistas originales”. De inmediato los comentarios a esa presunta restricción generaron un amplio rechazo. Algunos dicen que quizá esa versión pudo haber sido filtrada solo para ir “midiendo el agua a los tamales” y ver qué tan bravos se podrían poner aquellos que no son morenistas “puros”. El caso es que el proceso del que se está hablando con más interés hoy en día es el de Morena, pues en el PRI ya todos sabían quién iba a ganar y las condiciones en las que va recibir el otrora poderoso partido.
La nueva chamba de Germán Martínez
Vaya chamba que, nos dicen, le encomendó el senador Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Morena al senador morenista y expanista Germán Martínez. Nos cuentan que tras haber dejado la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), don Ricardo pidió a don Germán, nada más y nada menos, que cabildear las iniciativas que presentó para modificar el Sistema Judicial, y las cuales pretenden sustituir el Consejo de la Judicatura Federal e incrementar los ministros de la Corte de 11 a 16, para atender los casos en materia de corrupción. Martínez será el responsable de establecer comunicación con el Poder Judicial y revisar con la Secretaría de Gobernación la realización de un foro sobre estas propuestas y comenzar el debate en la materia. Además, estará también a cargo de dialogar con la oposición, la cual hasta el momento ha expresado un no rotundo a la iniciativa del político zacatecano. Así que si Germán Martínez se imaginaba que su chamba anterior estaba complicada, esta que le encomendaron no se ve nada sencillita.
La “Estafa Maestra” y la Universidad de Chiapas
Nos comentan que en las investigaciones de la llamada “Estafa Maestra” se revisa el convenio general que firmaron la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Universidad Autónoma de Chiapas en 2013, cuando era rector Jaime Valls, quien terminó su gestión en diciembre de 2014. Nos aseguran que en la Universidad cuentan con los reportes de conclusión de la gestión de don Jaime y que no se hicieron observaciones. Sin embargo, nos dicen que en 2015, durante la rectoría de Carlos Eugenio Ruiz Hernández, se firmó un convenio específico con la Sedesol. Nos recuerdan que precisamente los informes de don Carlos mostraron irregularidades motivo de observación. ¿Habrá ahí algún hilo de la compleja madeja de este caso de presunta corrupción y desvío de más de 5 mil millones de pesos? Ya se verá.
#
Trascendió/Milenio
QUE la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, cabildea personalmente su iniciativa para que Morena se mantenga en la Mesa Directiva en San Lázaro los tres años de la actual legislatura y, según sus cifras, ya son casi 200 representantes de la coalición Juntos Haremos Historia los que le han expresado su apoyo.
En contraparte, el grupo parlamentario del PAN abrirá este lunes su registro de aspirantes a la presidencia de San Lázaro, con la expectativa de que el coordinador morenista, Mario Delgado, se mantenga en la posición de respetar los acuerdos y alternar el cargo entre las tres principales fuerzas políticas, como al día de hoy lo establece la ley.
QUE en cuanto al Senado, Ricardo Monreal, coordinador de Morena, no se ha perdido ninguno de los informes que están rindiendo los integrantes de su bancada en sus diferentes estados.
Hoy toca el turno del líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, en su natal Nuevo León, donde se prevé que haya anuncios importantes sobre las huelgas mineras.
QUE el dirigente de la FSTSE, Joel Ayala, logró reactivar la Mesa de Diálogo con la Secretaría de Hacienda para revisar las prestaciones de la burocracia en esta administración, como establece el contrato, y uno de los temas a tocar con el secretario Arturo Herrera será la posible reinstalación de los más de 10 mil trabajadores despedidos bajo la gestión de Carlos Urzúa, que agarró parejo entre burocracia dorada y empleados de a pie, sobre todo del sector salud.
QUE en varios frentes ven hasta divertidos los reclamos de Ivonne Ortega sobre las trampas en la elección interna del PRI, las que, por cierto, inventó y perfeccionó su partido por décadas.
Está bien que todo eso sorprendiera a José Narro cuando renunció por las malas prácticas en el tricolor, acaso por las tareas alejadas de la vida partidista que el ex rector de la UNAM y ex secretario de Salud ha tenido a lo largo de su trayectoria profesional, pero la ex gobernadora de Yucatán siempre ha estado en el ajo...
#
Únicamente ‘se vende’ lo que ‘se posee’ |
El Asalto a la Razón/ Carlos Marín
Milenio
El avión presidencial adquirido por Felipe Calderón, utilizado por Enrique Peña Nieto y que no quiere Andrés Manuel López Obrador sigue echándose a perder en el aeropuerto de Logística del Sur de California (Victorville, San Bernardino), en un hangar de ComAv (empresa de almacenaje, reparación y desarmado de aeronaves), constató hace un mes el reportero de MILENIO José Antonio Belmont.
A finales de enero, el Presidente dijo que ya estaba por venderse. En febrero suponía: “Estamos a punto de terminar con los trámites”, pero fue hasta finales de marzo cuando la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos puso en su portal electrónico (por esta mediación muchos nos enteramos de que la ONU tiene un portal para ventas de garage o de segunda mano) el aviso de la venta. El 24 de abril, el director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, Jorge Mendoza Sánchez, informó que había 14 intenciones de adquisición en ocho países.
En ese contexto, el director Regional para América Latina y el Caribe de la UNOPS, Fabrizio Feliciani, en entrevista el reciente viernes con El Universal, reveló que la operación constituye “uno de los retos imposibles”; que cuando se lanzó la oferta hubo hasta 50 interesados, bajaron a 20 y actualmente las ofertas serias han disminuido porque “el lujo” con que se habilitó el ex-Morelos ha dificultado la venta.
Por lo pronto (Belmont dixit), en aquel cementerio de aviones del desierto de Mojave, al TP-01 lo acompañan un jet de Air Tahiti Nui; detrás, otro de Singapore Airlines Limited y, enfrente, su competidor del mismo modelo (Boeing 787) sin calcomanía, que perteneció a la línea aérea real de Marruecos. “Todos estos y decenas más alineados en las más de 900 hectáreas de esta terminal aérea, que no tiene operaciones comerciales, esperan la misma suerte de la aeronave mexicana…”.
Feliciani comenta que se está inspeccionando el aparato porque se le deberán hacer algunas reparaciones mecánicas para que esté en condiciones de volar (calcula el costo en algo menos de 10 por ciento del valor del avión). Y aunque ve complicado hallar cliente, confía en que aparecerá.
Lo que no entiendo es: ¿cómo vender algo de lo que no se es dueño? La aeronave fue arrendada por Banobras a finales de 2012, a un plazo de 15 años. El gobierno federal y el banco firmaron un convenio para que, concluida la renta, pudiera ejercerse la opción de compra. El avión entonces pasaría al Ejército (que suscribió el contrato de alquiler). El costo total (incluyendo las remodelaciones ejecutivas) fue de 218.7 millones de dólares. Construido en 2009 (y se usó como demostración hasta 2011), considerando las depreciaciones, su valor hoy quizá sea de 130 mdd. ¿Cómo puede ser vendido en 150, según se dice, mientras no se pague el total de su valor y se compre?
Y es que el propietario, entretanto, sigue siendo el arrendador…
cmarin@milenio.com
#
Frentes Políticos/Excelsior.
1. Premiado. Cuando la nueva administración designó al tabasqueño Víctor Lamoyi como director administrativo del Instituto de Salud para el Bienestar, muchos se congratularon porque, decían, se trataba de un funcionario capaz, pero algo le sucedió en el camino que este fin de semana fue evidenciado nada menos que por su jefe. El presidente Andrés Manuel López Obrador reclamó a Lamoyi que no asista a las giras de trabajo. “El punto cuatro ya se lo planteé ayer al secretario de Salud para que se lo notificara, quiero que esté en las giras para próximas citas en hospitales el director administrativo de… ni siquiera voy a nombrarlo, porque como no ha venido no voy a nombrarlo, hasta que venga”, enfatizó. Debería aplicarse, a ver si así se olvidan las acusaciones que tiene por desvío cuando fue secretario de Finanzas del exgobernador Arturo Núñez.
2. Acierto. La lucha contra la corrupción no es una leyenda urbana. La Unidad de Inteligencia Financiera del gobierno federal congeló las cuentas bancarias de tres magistrados de Jalisco, bajo la presunción de que proceden de recursos de origen ilícito. Son Alberto Barba Gómez, Armando García Estrada y Celso Rodríguez González. Los dos primeros son magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, el tercero es magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado. Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, informó que detectaron distintos bienes en posesión de los juzgadores que no corresponden con sus ingresos lícitos. En esta limpieza judicial el hombre más interesado en acabar con los corruptos es Arturo Zaldívar, ministro presidente de la SCJN. La sacudida de jueces va a estar buena.
3. El enredado. Es admirable cómo su nombre surge en estos días en los escándalos más escabrosos. El coordinador de los senadores del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, podría estar involucrado en una millonaria malversación de recursos públicos, debido a un presunto derroche y desvíos de recursos de la Policía Federal (PF), que dependía de Gobernación, cuyo titular era el hidalguense. Se supo que la Función Pública investiga compras millonarias a precios inflados y sin justificar de helicópteros, aviones y patrullas —adquiridos con autorización de Frida Martínez Zamora, otrora secretaría general de la PF, y por Jorge Márquez Montes, entonces oficial mayor de Gobernación, ambos conocidos por su cercanía a Osorio Chong, desde que gobernaba Hidalgo. Camina en arenas movedizas y su hundimiento es inminente. Nada lo salvará.
4. Baratija. Nunca como ahora el PRD llegó tan bajo. Autoridades de Zongolica, municipio de Veracruz, ofrecieron un kilo de carne a cambio de afiliarse al sol azteca. Se difundió un audio en donde se escucha, presuntamente, al secretario del Ayuntamiento de Zongolica, Herminio Mezhua San Miguel, pedir a otros funcionarios que lleven a todas las personas que puedan a los eventos para que se afilien al partido, y a cambio se les dará la carne. El PRD navega en sus peores momentos. Se contrajo en 2018, yéndose al fondo como la cuarta fuerza electoral en la entidad. En estos tiempos, el PRD ya no aporta nada y muchos opinan que mejor ya deberían quitarle el registro. Un kilo de carne ofrecido a las zonas más pobres del estado. No tienen perdón.
5. Promesas son promesas. La delegación mexicana que ha acudido a Lima, Perú, a los Juegos Panamericanos, ha cumplido con creces. El número récord de medallas de oro que había conseguido históricamente ascendía a 23. Esta vez obtuvieron 37. El presidente López Obrador ratificó el apoyo a los medallistas. El titular del Ejecutivo reiteró que el recurso para financiar los apoyos se obtendrá de la venta de la casa del empresario mexicano de origen chino, Zhenli Ye Gon. La delegación mexicana se ubicó en el tercer lugar del medallero panamericano por encima de Canadá. “Por eso los 544 deportistas van a tener su apoyo especial”, reiteró el Presidente. Honor a quien honor merece. Y unos miles de pesos muy bien ganados. Felicidades.
#
¿Quién juzga a Rosario Robles? | Ricardo Raphael/
El Universal
Política Zoom
Tiene en sus manos dos expedientes políticamente muy explosivos: los casos Robles y Lozoya. El juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna determinará si proceden las imputaciones presentadas por la Fiscalía General de la República, en contra de esos ex funcionarios de la administración anterior.
¿Quién es este juez? ¿Cómo actuó en casos anteriores? ¿Cuán independiente se comporta frente a las presiones políticas? ¿Sabe lidiar con los reflectores de los medios?
Felipe de Jesús Delgadillo es uno de esos jueces, relativamente jóvenes, que están especializados en el nuevo sistema penal. Con poco más de cuarenta años ha enfrentado varios casos complicados por su carga política.
Se dio a conocer cuando ordenó a la Procuraduría General que investigara el uso que esa misma dependencia habría hecho del software Pegasus, en contra de ciudadanos víctimas de espionaje indebido.
Después de presentar una denuncia ante la PGR, las víctimas recibieron como respuesta del Ministerio Público que no había evidencia de sus dichos y por tanto no se podía proceder con la investigación.
Sin embargo, la opinión del juez Delgadillo fue otra: ordenó al MP investigar el caso argumentando que la carga de la prueba no debe trasladarse a las víctimas. Instruyó para que la PGR hiciera a un lado los pretextos: no debía eludirse una responsabilidad para proceder con una investigación que eventualmente afectaría a los propios directivos de la PGR.
Otro momento interesante en la carrera del juez Delgadillo es la riña mediática que tuvo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, en marzo pasado, a propósito de la liberación del presunto delincuente, Luis Felipe Pérez, alias El Felipillo.
De acuerdo con este juez, el Ministerio Público integró mal la averiguación previa en contra de dicho sujeto, supuestamente perteneciente al Cártel de Tláhuac. Lo acusó, en concreto, de fabricar drogas sin aportar una sola prueba.
Posterior a su liberación, el presidente López Obrador metió las narices en el asunto y reclamó al juez con palabras duras: “El argumento o la excusa (que dan los jueces) es que no están bien integradas las averiguaciones, que no se cumplió con el debido proceso y esto da pie a que un juez deje en libertad a un delincuente.”
El juez Delgadillo decidió no quedarse callado y dobló la apuesta: dijo que el MP había aducido producción de narcóticos, “pero lo realizó con base a una afirmación falaz y dolosa … una imputación para … quedar bien con la opinión pública.” No aportó pruebas creíbles, pues.
Luego añadió un mensaje rudo contra el presidente: “corrupción es pretender presionar a la autoridad judicial sin sustento alguno, con fines mediáticos.”
El comportamiento previo del juez Delgadillo ofrece confianza a propósito de la actuación que habrá de tener en los casos que hacen fila sobre su escritorio.
No le tocará a él determinar si Robles o Lozoya son culpables; en el nuevo sistema penal esa tarea le corresponderá a otro juzgador.
Su papel es controlar el origen del proceso: determinar, en efecto, si las acusaciones de la Fiscalía están bien fundadas, si cuentan con pruebas solventes, si hay testimonios que les aporten credibilidad.
En otras palabras, la principal responsabilidad que pesa sobre Delgadillo Padierna es colocar un muro contra la política y a las ganas de sangre que tiene la opinión pública, para asegurarse de que las acusaciones en contra de estos dos exfuncionarios tienen ruedas para llegar lejos.
Tanto Rosario Robles como Emilio Lozoya se han llamado víctimas de la 4T. Acusan de estar siendo los chivos expiatorios en una lucha supuesta contra la corrupción. Pues al juez Delgadillo Padierna le tocará aportar los argumentos para combatir esa creencia. Con la ley en la mano habrá de neutralizar a la política para que la justicia haga su trabajo.
Ora que, si la Fiscalía vuelve a hacer mal su tarea —si integra mal la averiguación previa— tal como sucedió en el caso de El Felipillo, tenemos como ventaja la presencia de un juez que es capaz, inclusive, de ponerse al tú por tú con el presidente.
ZOOM: estos son los jueces que le urgen a México: independientes, expertos, firmes, dignos. Una nueva generación de juzgadores viene andando camino desde que se reformó el sistema penal mexicano. Habrá que observar su trabajo con la máxima lupa posible.
@ricardomraphael
@
Civilidad de Eruviel y Vázquez Mota
Confidencial/ElFinanciero_Mx
Cuentan diputados y senadores de Morena que a la panista Josefina Vázquez Mota y al priista Eruviel Ávila Villegas se les ha visto muy juntos con los grupos de poder de los “morenos” en el Estado de México. Dicen que desde que fueron invitados especiales al Informe de Labores del jefe del clan mexiquense, Higinio Martínez, como senador de la República, los encuentros y conversaciones en la entidad mexiquense son cada vez más frecuentes. ¿Sólo civilidad o acuerdos en puerta?
No volverá AMLO a San Lázaro
Pues resulta que, en definitiva, por lo menos este año el presidente López Obrador siempre no acudirá al Palacio Legislativo para presentar su Primer Informe de Gobierno. No se lograron los acuerdos con la oposición –dicen– para volver al tradicional ritual republicano del Informe. Por eso todo quedará en el trámite que heredaron los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, y será la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, la mensajera que llevará el Primer Informe a San Lázaro. Aunque aún faltan 21 días…
Los libros, aún en veremos
El 26 de agosto inicia el ciclo escolar 2019-2020 y la Secretaría de Educación Pública tiene 15 días para terminar de distribuir 50 millones de libros de texto que aún no llegan a las entidades del país. Falta la distribución del 28 por ciento de los ejemplares. En la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos nos dijeron que el gobierno debe entregar 176 millones de ejemplares en todo el país, y, hasta el 8 de agosto, el avance es de 72 por ciento. Baja California Sur, Tamaulipas y Chihuahua son las entidades con más pendientes. 
PAN se queda con la Presidencia de los diputados
Para no generar más tensiones con el PRI, PRD y MC, finalmente –según señalan– sí se le dejará al PAN la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados por un año, y luego al PRI el tercero y último año. La reacción de la oposición a la iniciativa de la morenista Dolores Padierna, de mantener los tres años la mayoría absoluta, fue fuerte y no gustó nada. “Tiene razón Dolores, pero ¿qué necesidad, o sí?”, dicen en la coordinación de Morena.
Movimientos en Salud
En la Secretaría de Salud hay voces que hablan de la posible de renuncia de Angélica Ivonne Cisneros Luján, Comisionada Nacional del Seguro Popular. De cumplirse el pronóstico, quedaría de manifiesto el evidente el enfrentamiento que existe entre los subsecretarios Hugo López-Gatell y Asa Cristina Laurel. La funcionaria trató de imponer a Cisneros Luján en el futuro Instituto de Salud para el Bienestar.
Subasta poco atractiva
Desangelada resultó la subasta de inmuebles del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes. Apenas cinco de los 25 lotes que estaban sometidos a la oferta resultaron vendidos. De no ser por la casa del empresario chino-mexicano Zhenli Ye Gon, que fue vendida –vía telefónica– en 102 millones de pesos. En total, el SAE recaudó 125.8 millones de pesos, cuando el precio de salida de los 25 lotes de la subasta sumaba 234 millones de pesos.
Sheinbaum no quiere grilla
“Yo no grillo, yo trabajo. Trabajo sí, grilla no”, así respondió la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum a los integrantes del colectivo Damnificados Unidos en Tláhuac, ante sus críticas porque, decían, no les hacía caso. La molestia con el colectivo viene de tiempo atrás, ya que dice la mandataria local que los ha recibido...
#
El Paso: ¿punto de inflexión? | León Krauze
Epicentro
El Univdersal
Al buscar la extradición de Crusius, el mensaje sería: México no está dispuesto a permanecer callado ante la persecución de sus ciudadanos
La semana pasada, el periodista estadounidense Joshua Keating recordó, en un artículo en la revista electrónica Slate, un incidente brutal de racismo. Ocurrió en 1891 cuando una horda irrumpió en una cárcel de Nueva Orleans para vengar la muerte de un jefe de policía, supuestamente asesinado por alguien de la numerosa comunidad italiana local. El gentío actuó con desenfreno. “¡Queremos a los dagos!”, gritaban enardecidos, usando un término hiriente y peyorativo. Al final, la muchedumbre mató a once italoamericanos. “Fue el linchamiento masivo más grande en la historia de Estados Unidos”, escribe Keating.
El episodio se convirtió pronto “en un escándalo internacional”. Italia reaccionó de manera contundente: ordenó cerrar la embajada del país en Estados Unidos, exigió castigo para los responsables y compensación para los deudos. No era para menos. A finales del siglo XIX, más de 30 mil personas de origen italiano vivían en la zona de Nueva Orleans. El discurso de odio contra la comunidad italiana en varias áreas de Estados Unidos se había vuelto ensordecedor. Después del linchamiento, incluso el New York Times adoptó la retórica nativista. “Son rufianes y asesinos desesperados”, escribió el Times. “Son una peste sin mitigación”. El gobierno de Italia interpretó el linchamiento como lo que en realidad fue: la culminación violenta y cruel del prejuicio nativista contra la comunidad italoamericana. Dice Keating que “la relación entre los dos países tardó años en recuperarse por completo”.
Keating recuerda el incidente en Nueva Orleans para preguntarse hasta dónde llegará el gobierno mexicano en su respuesta al no menos atroz crimen cometido en El Paso, Texas el sábado pasado. Celebra —y hace bien— que la cancillería mexicana haya decidido, por ejemplo, quizá buscar la extradición del asesino Patrick Crusius. De acuerdo con Keating, el gobierno de México podría, en efecto, tratar de traer a Crusius a nuestro país así como Estados Unidos ha hecho con terroristas desde hace años a través de métodos mucho más polémicos, incluida la captura del libanés Fawaz Younis a mediados de los ochenta. Como Italia hace más de un siglo, el gobierno también podría buscar compensación, acusando a Estados Unidos de haber faltado a su obligación de proteger a los ciudadanos mexicanos asesinados. Keating sugiere que México ciertamente podría, por ejemplo, denunciar a Estados Unidos frente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos por faltar a la “Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial”. Esta convención, explica Keating, “obliga a Estados Unidos a no respaldar o proteger la discriminación racial de personas u organizaciones”.
México, en suma, tiene opciones.
Al final de su nota, Keating se pregunta si el gobierno mexicano de verdad quiere asumir lo que ocurrió en El Paso como un punto de inflexión en la relación bilateral en materia migratoria y de seguridad. Actuar contra Crusius y buscar su extradición sería, por ejemplo, una genuina muestra de autoridad. No importa que traer a México al protagonista del ataque terrorista más grave planeado específicamente contra ciudadanos mexicanos sea improbable. Lo que interesa no es el desenlace sino el mensaje: México no está dispuesto a permanecer callado ante la persecución de sus ciudadanos en territorio extranjero. Lo mismo ocurriría con las otras medidas anunciadas por Ebrard, incluido proceder legalmente contra la compañía que le vendió a Crusius el rifle de asalto que usó en El Paso. Si actúa, México diría un “basta ya” que ha tardado demasiado en llegar.
Pero incluso si el gobierno mexicano en efecto procede con las medidas que propone Ebrard, algo fundamental quedará en el tintero. El presidente López Obrador insiste en no tocar a Trump ni con el pétalo de una rosa. Se niega a condenar directamente el discurso de odio que Trump ha perpetrado. No solo eso.
López Obrador insiste en que Trump se ha moderado y ahora trata a México y los mexicanos con mayor respeto. Al presidente de México deberían bastarle los testimonios de los sobrevivientes de la masacre para entender que ese respeto es un mito. No hay respeto y nunca lo hubo. Si quedara duda, López Obrador podría escuchar los lamentos desgarradores de las decenas de niños que quedaron sin sus padres durante la redada masiva en Misisipi, puesta en marcha solo unas horas después del tiroteo de El Paso. Los hechos son estos: desde hace cuatro años, Donald Trump ha calumniado y agredido verbalmente a millones de mexicanos. Lo hizo con Peña Nieto y lo sigue haciendo con López Obrador. Al hacerlo, ahora queda muy claro, ha puesto en riesgo incluso físico a toda la comunidad mexicana en EU. El daño es tan real como las vidas perdidas en El Paso. El presidente López Obrador debería recordarlo la próxima vez que quiera ufanarse de haber conseguido que Trump moderara su feroz nativismo. La actitud gallarda es la condena, sin cortapisas, del discurso del odio. Lo otro son relaciones públicas arraigadas en la conveniencia política o en su pariente cercano: la cobardía.
#
La crisis heredada en el sector salud | Ricardo Monreal Ávila
El Universal
En 2000, el 38.4% de la población no tenía acceso al sistema de salud en México. Para 2018, el porcentaje disminuyó a 16.2 %. A simple vista, este cambio parece un avance significativo. Lamentablemente, es uno de los casos en que los indicadores estadísticos ayudan a disfrazar la delicada y en ocasiones indignante situación que pacientes, doctores y empleados que forman parte del sistema de salud experimentan día con día.
El sistema de salud que heredó el nuevo gobierno se encuentra en una situación crítica. Más de la mitad de las y los mexicanos en 2017 declararon haber padecido deficiencias graves en su uso, lo que los orilló a acudir al sector privado. Estos inconvenientes van desde los largos tiempos de espera, desabasto de medicamentos y una disminución en la mejora de servicios e instalaciones, debida al bajo presupuesto que el sistema de salud había venido recibiendo.
En promedio, de acuerdo con mediciones de los institutos de salud, una persona que acudía al sistema público tenía que esperar 2.3 veces más para ser atendida que en el sistema privado. Cuando se habla de procedimientos más complejos, este tiempo se incrementa dramáticamente. Además, a pesar de los sobreprecios con los cuales eran adquiridos los medicamentos, se estima que solamente 60% de las personas con padecimientos comunes en México, como diabetes e hipertensión, recibieron medicamento. A pesar de estas situaciones, de 2012 a 2018, se registró una disminución de 20% en el presupuesto designado a salud.
Para una familia que percibe un ingreso bajo, tener que pagar por un tratamiento de una enfermedad común, como diabetes, puede significar caer en pobreza. Se estima que si una familia debe pagar 60% de un tratamiento de diabetes, su ingreso anual caerá 48 mil pesos. Para la mayoría de la población es un gasto significativo o impagable. A todo esto hay que sumarle que en el país aún hay 18 millones de personas que no cuentan con ningún tipo de acceso a algún sistema de salud.
No podemos seguir así, sin proteger a quienes menos tienen y enfocándonos en simplemente lograr que un porcentaje disminuya, sin entender lo que hay detrás. Por ello, el presidente AMLO ha anunciado una inversión de 40 mil millones de pesos para el sector salud, y la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, con lo que se universalizará la atención médica y hospitalaria y se remplazará al ya insuficiente e ineficiente Seguro Popular.
El Seguro Popular fue fundado en 2003, como una política pública que buscaba brindar protección financiera a quienes carecen de seguridad social, garantizando su acceso a los servicios de salud. Desde su origen, el sistema separó a la población con derechos sociales definidos —“derechohabientes”—, de la sujeta a la acción asistencial del Estado —“población abierta”—. Los servicios, la calidad, el financiamiento y los proveedores han sido distintos para ambos segmentos y, por lo tanto, han presentado inequidades. Quienes acuden al Seguro Popular sólo pueden recibir atención para ciertos padecimientos, y medicamentos.
El Seguro Popular opera a través de la red de servicios estatales de salud heredados del proceso de descentralización de la década de los 90, estructuras desorganizadas e ineficientes. La gran heterogeneidad que caracteriza a los sistemas estatales ha sido un fuerte obstáculo para mejorar la calidad de los servicios y es un elemento que, lejos de resolver los problemas de desigualdad en salud, los ha agravado.
La creación del Instituto de Salud para el Bienestar implica que los servicios sean transferidos la Federación; con esto se podrá centralizar la administración para evitar los altos costos del sistema. Se darán los mismos servicios a personas aseguradas y no aseguradas; se eliminarán las distorsiones entre estados y se obtendrán cifras confiables de los resultados. No se cancelará el servicio actual; la gente conservará la cobertura que tiene, y se le dará continuidad al programa, sólo que de manera más controlada, más eficiente y con cobertura total de las necesidades de toda la población.
Por años, pasó desapercibido el grado de descomposición y abandono en el que se encontraba el sector; quizá su situación sea más grave que la de la educación: corrupción en la compra de medicamentos, simulación en abastecimiento y en la atención a personas, desviación de recursos, hospitales y clínicas sin concluir, dejados como elefantes blancos, y personal desprotegido en sus más elementales derechos laborales.
l sector salud es el más vulnerable y el más necesario. Su rescate será una tarea titánica, pero esta administración ha comenzado con esa labor. No bastará con mejorar indicadores; el objetivo es que en México todos y todas tengan acceso a un sistema de calidad, que no varíe de acuerdo con las posibilidades económicas de cada uno.
#
 El fracaso de “abrazos, no balazos”
Razones/JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ
Excelsior
El fracaso de “abrazos, no balazos”
Llámese guerra o no, el narcotráfico y el crimen organizado se tienen que combatir porque al dejar hacer y dejar pasar, lo único que aumenta y crece es el número de asesinatos, de robos, de secuestros, de extorsiones
Era evidente y se veía venir. Luego de las amenazas sobre el tema migratorio, vendrían las amenazas por la falta de resultados en la lucha contra el narcotráfico. Y el viernes pasado, la administración Trump, como ya lo hizo con la migración, puso plazo para que México rindiera cuentas en la lucha contra el narcotráfico bajo la amenaza de que sobrevendrían sanciones comerciales en nuestra contra.
En este espacio lo advertimos hace semanas, desde el momento en el que el gobierno de los Estados Unidos comenzó a hablar de los 15 mil millones de dólares de bienes de El Chapo, que terminarán usando como leitmotiv para cobrárselos a la mala (vía aranceles) al gobierno mexicano.
“Por eso no encuentran las cuentas de El Chapo ni de la mayoría de los narcotraficantes mexicanos o de otros países”, escribimos aquí el 12 de julio pasado, porque esos recursos son en parte, rigurosamente lavados, y no precisamente por algún campesino sinaloense, en el sistema financiero estadunidense. Pero lo alto de la cifra, sumada a una declaración del departamento de Justicia de los Estados Unidos, donde asegura que ha sido por las laxas leyes mexicanas que los narcotraficantes pudieron repatriar esos recursos, debe ponernos en alerta sobre este tema.
“Ya Trump dijo que pagaríamos de una u otra forma el muro (y, con la política fronteriza, de alguna forma lo estamos haciendo) y puede decir que impondrá sanciones o nuevos aranceles para recuperar ese dinero que supuestamente se robó El Chapo y se invirtió en México. Cobrarlo a la mala. Para la campaña electoral será un gran instrumento de propaganda, y una forma más de presionar a México. Por lo pronto, comenzaron las quejas, ciertas, de que la administración Trump no tiene interlocutores en México en la lucha antidrogas y están cada día más preocupados por ello”.
En todo esto hay una analogía más que preocupante con lo sucedido con la política migratoria: la crisis se produjo por una decisión gubernamental: abrir la frontera sur de par en par para que pasara quien quisiera sin contemplar siquiera el daño que ello provocaba en seguridad nacional, interior y pública (tres conceptos que el Presidente y buena parte de los funcionarios confunden como si fueran lo mismo). La consecuencia fueron las caravanas, la crisis humanitaria de migrantes de todo el mundo hacinados en México, la amenaza de aranceles y un cambio de 180 grados en la política migratoria que, se debe insistir en ello, se tomó por las presiones de Trump, pero que eran imprescindibles por nuestras propias exigencias internas. El error fue del gobierno de México y de este mismo tenía que venir la enmienda.
Con el narcotráfico pasa lo mismo: se está dando lo que el Presidente prometió en campaña: una amnistía encubierta. No hay grandes detenciones, no hay grandes decomisos, las labores de erradicación se han restringido drásticamente, ciertos grupos de élite que se venían desarrollando desde hace años, incluso con apoyo internacional, han sido desmantelados, no estamos teniendo interlocución de inteligencia con otros países (con Estados Unidos sólo se intercambia información puntual y no hay interlocutores validados para intercambios estratégicos, y lo mismo sucede con otros países, ésa es una de las causas de que un personaje como Ben Sutchi, asesinado en Plaza Artz, haya entrado y operado con total libertad en el país sin conocimiento de las autoridades, por fallas en nuestros propios sistemas de inteligencia, abandonados, y por falta de contactos serios con el Mossad israelí, contactos que en el pasado fueron fluidos).
Es insólito que aparezcan 19 cuerpos colgados de la principal avenida de Uruapan y que la respuesta presidencial sea que es preocupante pero que “no vamos a declarar la guerra”. Lo de la guerra de Calderón o Peña es un invento propagandístico que le sirvió a López Obrador para ganar elecciones, pero no sirve para gobernar. Llámese guerra o no, el narcotráfico y el crimen organizado se tienen que combatir porque con la actual estrategia de dejar hacer, dejar pasar, lo único que aumenta y crece es el número de asesinatos, de robos, de secuestros, de extorsiones.
Y lo que viene en plena campaña electoral estadunidense (y en un marco de crecientes problemas económicos) es una nueva amenaza de aranceles de parte de Estados Unidos, que sigue teniendo más de 60 mil muertos al año por sobredosis de opiáceos que vienen de México. Y esa crisis no se resolverá, como la migratoria, enviando a la Guardia Nacional a las fronteras. Se trata de un desafío mucho más grave, peligroso y de muy difícil solución.
#

 No estaba preparado para gobernar/Pablo Hiriart
Uso de Razón
El Financiero...
El Presidente ganó con plenos merecimientos y 30 millones de votos, pero no estaba preparado para gobernar.
Lo suyo –y de algunos miembros del equipo que le acompaña–, siempre fue obstaculizar, polarizar, destruir.
Ahora en la Presidencia sigue en lo mismo.
Su retórica en favor de los pobres no pasa la prueba de los hechos en su gobierno.
Con toda seguridad lo anhela, pero no sabe cómo y hace exactamente lo contrario. Su soberbia le impide corregir. No estaba preparado para la enorme responsabilidad que es gobernar México.
La economía va a crecer este año 0.6 por ciento, y la población crece a un ritmo de 1.2 por ciento anual.
El resultado de que la población crezca al doble que la economía es muy claro: seremos un país más pobre.
Creceremos 0.6 por ciento a pesar de un entorno externo favorable. La debacle es por errores de nuestro gobierno.
Y ya somos un país más violento y ensangrentado, porque no hay una estrategia para disminuir la criminalidad.
En ocho meses han demostrado que México podía estar peor en violencia, porque llegaron al poder con pura retórica y nada de planes. 
“Vamos a atacar las causas de la violencia, que son la pobreza y el bajo crecimiento económico”, repitió una y otra vez el ahora Presidente. Entusiasmó a muchos. A millones.
A la hora de la verdad la economía cayó por errores suyos y la criminalidad deja un reguero de cadáveres por todo el país. Más que antes.
El Presidente no tiene políticas públicas que entusiasmen a la inversión. Todo lo contrario, la inversión fija (la productiva) cayó 6.9 por ciento en mayo, el peor comportamiento en una década, desde la gran depresión global.
No hay atractivos para invertir, y con ello crear empleos, mover la economía, propiciar una mejoría en la calidad de vida de la población.
En sentido figurado, López Obrador sigue bloqueando pozos petroleros.
Bloqueó el gasoducto que conecta Texas con Tuxpan, ya terminado, para recibir gas texano –el más barato del mundo– y que con eso nuestras centrales eléctricas, que funcionan con carbón y petróleo, migren a una energía más limpia y económica.
De hecho, son siete gasoductos los que el Presidente tiene boqueados.
¿Quién se va entusiasmar con invertir en México si el gobierno se niega a pagar lo que ya estaba firmado en contratos?
Los errores de la presidencia de la República ponen en riesgo la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.
El gobernador de Texas le envió una carta al presidente López Obrador el 25 de julio (publicada la semana pasada en El Financiero), en la que le pide terminar cuanto antes la revisión de contratos de los gasoductos y destrabar su operación.
“De violar normas del TLCAN –le dice el gobernador Abbot al Presidente–, o incumplir contratos, arriesgaría la ratificación del T-MEC” (por sus siglas en español).
México no crece porque su Presidente no quiere.
Hay rechazo a la inversión privada en energías renovables, en petróleo y en gas. Cero concesiones.
La cancelación del aeropuerto fue la gran estocada a la confianza, y le siguieron el freno a la reforma energética y la impugnación de los contratos de gasoductos indispensables y ya terminados.
Tan sencillo que sería corregir y relanzar el despegue del país, pero no se hace a pesar de la evidencia.
La inflación es muy baja, excelente. Pero está así porque no hay demanda.
De acuerdo con la información dada a conocer por el Inegi la semana anterior, el consumo de los hogares registró en mayo el crecimiento más pobre en 10 años: 0.28 por ciento.
Claro que no hay inflación. Se frenó el consumo.
Y no se consume por desconfianza en un gobierno errático. Mejor se guarda lo que se tiene y se gasta lo indispensable, por lo que pueda ocurrir.
En los cinco primeros meses del año el índice de confianza del consumidor retrocedió -3.0 por ciento.
¿Invertir? ¿Gastar? Desde luego que no. Todo está paralizado.
Jonathan Heath, integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México, explicó hace unos días que la inversión fija bruta en la industria de la construcción está por debajo de la observada en la crisis de 2008-2009.
Durante 2017-2018 las exportaciones mexicanas crecieron 10 por ciento en promedio anual. Y ahora sólo crecen a 3.7 por ciento.
Por qué caen las exportaciones mexicanas si la economía de Estados Unidos, nuestro principal comprador, ha caminado a muy buen paso (creció 3.1 por ciento en el primer semestre).
Desde que inició este gobierno, ya no vamos de la mano con el crecimiento de Estados Unidos.
Sí, vamos rumbo a ser un país más pobre y más violento.
A la iniciativa privada se le ponen trabas por atavismos ideológicos del Presidente y algunos de sus colaboradores.
¿Cómo vamos a crecer así?
La pobreza se supera con empleo formal, que da seguridad social, prestaciones, acceso a la vivienda y al crédito.
Pero si no hay confianza en el gobierno (porque no corrige ni corregirá sus graves errores), no hay inversión. Y sin inversión no hay empleo, ni consumo, ni crecimiento.
Una lástima. Dieciocho años tras la Presidencia, pero nunca se preparó para gobernar.
#
Uruapan, recuerdo de la muerte/Raymundo Riva Palacio
Estrictamente Personal
El Financiero
Diecinueve cuerpos desmembrados y colgados regresaron a Uruapan a la arena pública. Apurado por la prensa a una definición, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que de ninguna manera declararía la guerra a los cárteles de la droga, porque esa estrategia fracasó. Esa es la percepción pública, derivada de un error de la comunicación política del presidente Felipe Calderón, que sigue pagando el costo de la propia distracción causada por haber declarado la guerra al narcotráfico, sin anticipar que su fuerza retórica ocultaría el análisis de su estrategia a partir de sus méritos.
La estrategia de Calderón rompió los equilibrios de los gobiernos previos con el crimen organizado, donde no enfrentaban a todos en forma simultánea, sino eran aleatorios y selectivos. Los cárteles sabían que si un sexenio les tocaba ser perseguidos, al siguiente la cacería caería sobre otros. De esa forma, pactaban entre ellos territorios y pagos de piso. En Uruapan, precisamente, eso comenzó a desbaratarse en septiembre de 2006, cuando La Familia Michoacana dejó cinco decapitados sobre la pista del prostíbulo Sol y Sombra, en desafío al Cártel del Milenio, placenta del Cártel Jalisco Nueva Generación.
Semanas antes de tomar posesión, Calderón tenía un diagnóstico sobre la penetración del narcotráfico en México. Más de 80 municipios eran controlados totalmente por los cárteles en Guerrero y Tamaulipas. En Michoacán, la lucha entre criminales rebasaba al gobierno de Lázaro Cárdenas –hoy coordinador de asesores del Presidente–, y le pidió ayuda a Calderón. La DEA, en una reunión secreta en Cuernavaca en septiembre de 2006, presionó para que no fuera laxo como el presidente Vicente Fox, y combatiera decididamente a la delincuencia organizada.
La estrategia cambió. Sacó a la calle a las Fuerzas Armadas para combatir junto con la Policía Federal a todos los cárteles simultáneamente, modificando los incentivos de no pelear entre ellos para evitar la fuerza del Estado, por tener que pelear con los demás para sobrevivir el embate del Estado. La violencia se disparó. El entonces procurador Eduardo Medina Mora decía que se habían equivocado al “pegarle al avispero” sin prever que la atomización de los cárteles hizo surgir grupos más pequeños y más violentos con enorme rapidez. Criticaba sutilmente al arquitecto de la estrategia, el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, que había adaptado lo que hicieron en Palermo, Bogotá, Medellín, Miami y Nueva York.
Calderón se vistió de militar –otro error– y endureció su discurso. García Luna explicaba que el incremento en la violencia era resultado del combate frontal, y que la estrategia consistía en ser más rápidos que los cárteles en su reorganización y reclutamiento. Afirmaba que si lo hacían bien, la incidencia delictiva bajaría. En mayo de 2011, con dos mil 131 homicidios dolosos registrados, se dio ese punto de inflexión, y comenzó a bajar la tasa. Sin embargo, convencieron a Peña Nieto que la violencia obedecía a que el Estado los confrontaba y prohibió combatirlos. Ocho meses después, al ver la equivocación, revocó la orden. Llegó tarde. Dejarlos en paz permitió a los cárteles su recuperación.
Uruapan es uno de sus botones, donde el Cártel Jalisco Nueva Generación recuperó el control territorial y están liquidando a una de las externalidades de la guerra de Calderón, la banda de Los Viagras. El mismo error comete López Obrador. No está enfrentando a los cárteles y quiere que sean las propias organizaciones criminales las que se depuren. Dejar de combatirlos, como hizo Peña Nieto, no resolverá la inseguridad ni bajará la violencia. Permitir que opere el Cártel Jalisco Nueva Generación elevará los índices criminales y aumentará los homicidios dolosos, como se está viendo en el comparativo con los gobiernos anteriores.
Uruapan es claro ejemplo de ello. Como publicó La Voz de Michoacán el viernes pasado a propósito de los 19 cuerpos desmembrados y colgados, “asesinatos, balaceras, cuerpos embolsados, ataques a civiles y servidores públicos, calcinados, mutilados y decapitados han sido los constantes hechos de violencia ocurridos en Uruapan desde que comenzó este año”. Ha sido el semestre más violento en esa ciudad, al incrementarse 175 por ciento la incidencia delictiva, y en el primer semestre del año casi se duplicaron los homicidios dolosos registrados en ese mismo periodo del año pasado.
La segunda ciudad más grande en Michoacán es un microcosmos del país, y un anticipo del destino al que vamos si no se corrige el rumbo. Peña Nieto dejó un desastre de país en materia de seguridad y un sistema colapsado. El primer mes de gobierno de López Obrador, diciembre pasado, la cifra de homicidios dolosos llegó a dos mil 474; en junio fueron dos mil 560. Funcionarios federales aseguran que la incidencia bajará, pero probablemente seguirá subiendo. A la estrategia equivocada se le suma un factor adicional: la política de austeridad, que redujo la capacidad de fuego de las fuerzas federales, mientras que la impunidad a los narcotraficantes les permite grandes márgenes de utilidad para contratar más asesinos y comprar mejores armas.
El gobierno de López Obrador camina hacia el pantano donde se ahogó el gobierno de Peña Nieto sin darse cuenta. Aun así, hay una gran diferencia entre ellos. Peña Nieto y su gobierno fueron incapaces de sanar lo que dejaron pudrir, pero nunca se plantearon como estrategia final abrazos en lugar de balazos. Dada esta visión, si no hay cambio radical, habremos estado mal en el pasado, pero vamos para peor en el futuro.
Nota: En la columna publicada el 8 de agosto se menciona incorrectamente que Luis Vega Aguilar es diputado plurinominal. Fue registrado como tal, pero la asignación de plurinominales no le favoreció ante los resultados electorales.
#
Nuestro propio desastre/Jorge G. Castañeda
Amarres
Sobran los escritos estos meses sobre la naturaleza del régimen actual. Los más escépticos y críticos vislumbran una deriva venezolana, con algunos elementos que los avalen. Otros distinguen antecedentes echeverristas, también con fundamentos. Ciertos partidarios de la 4T –los más ilustrados– ven al contrario, un futuro social-demócrata a la europea. Los más sensatos y a la vez ilusos, entre los afines al régimen, se congratulan de un nuevo esquema antineoliberal, ni castrista ni social-demócrata, más bien inspirado en el experiencia cardenista de hace casi un siglo. Como si tuviera algo que ver con el México y el mundo de hoy.
Por mi parte, distingo dos rasgos definitorios de lo que sucede hoy. Uno ha sido tan comentado que no vale la pena abundar en él, y no tendría nada que agregar a lo que se ha dicho. Me refiero a la ofensiva contra los sectores autónomos del Estado por parte de López Obrador, que claramente muestra un afán de concentración de poder. No hay mucho más que decir al respecto, salvo que como todo en México, siempre, lo que los gobernantes dicen o proponen, suele resultar ser puro cuento. Pero insistir en ello sería políticamente incorrecto. Entonces mejor damos por buenas las intenciones de la 4T.
La segunda característica también ha sido muy comentada, pero tal vez un poco menos, y quizás sin el contexto necesario. Me tendré que referir aquí también a los dichos, a sabiendas de que en México no hay nada tan absurdo como discutir lo que funcionarios anuncian. Como prenda, un botón: una pobre niña en The New Yorker, que toma al pie de la letra todas las mentiras enunciadas por la Secretaría de Relaciones a propósito de la matanza de El Paso como si fueran realidades.
López Obrador ha mostrado –en sus definiciones, aún no en sus realizaciones– una clara intención de sustituir al sector privado con el sector público cuando el primero “no cumple”. Insisto: decirlo no significa que vaya a suceder. Estamos en México. Pero en el caso del Presidente, y de una discusión sobre el esquema ideológico del gobierno –como lo señala Leo Zuckermann hoy– vale la pena insistir en este punto. 
Cada vez que la iniciativa privada le falla al “pueblo”, López Obrador anuncia que el Estado va a ocuparse. Si es una carretera, el Internet nacional, el corredor Transistmico, el Estado entrará al quite. No carece del todo de razón al señalar que existen sectores de la economía y de la política social donde el empresariado, por una razón u otra, decide no intervenir. Tratándose de bienes públicos, hasta Eisenhower construyó el sistema Interstate de carreteras.
Pero en México existen razones para desconfiar de ésta sustitución. López Obrador ofrece muchas de ellas. No parece insistir en el remplazo de lo privado por lo público con resignación; lo hace con gusto. Prefiere lo público –según él, sin lucro– a lo privado –que sólo busca el beneficio propio. Se adelanta. Antes de comprender por qué los empresarios no invierten en tal o cual proyecto, los denuncia y anuncia que el Estado lo hará. Por último, da la impresión de sentirse más cómodo con la participación del sector público –honesto, solidario, patriota, desinteresado– que con la iniciativa privada. No es socialismo, se trata de una expresión muy mexicana de estatismo exacerbado.
Destruir los contrapesos y reconstruir un Estado interventor, ¿equivale a una venezuelización? Creo que no. Afortunadamente, en México, a lo largo de los años, hemos sido perfectamente capaces de inventar nuestros propios desastres. El que viene es nacional, no necesitamos a nadie para crearlo.
#
De naturaleza política/ENRIQUE ARANDA
Batidillo tricolor…
Excelsior..
Al cierre de las casillas, claro, el escenario augurado: uno de los contendientes, el campechano Alejandro Alito Moreno Cárdenas y la hidalguense-coahuilense Carolina Viggiano Austria proclamaron un triunfo “arrollador” sin más apoyo que una “encuesta de salida”
Tal como se previó desde un primer momento, la elección de una nueva dirigencia del Revolucionario Institucional acabó por convertirse en un auténtico batidillo; en la mejor evidencia de que “lo que bien se aprende (y permitió al “viejo PRI” mantener el poder durante casi ocho décadas), literal, nunca se olvida”...
Y al cierre de las casillas, claro, el escenario augurado: uno de los contendientes, el campechano Alejandro Alito Moreno Cárdenas y la hidalguense-coahuilense Carolina Viggiano Austria proclamaron un triunfo “arrollador” sin más apoyo que una “encuesta de salida”, mientras, en el frente contrario, la yucateca Ivonne Ortega Pacheco y José Encarnación Alfaro Cázares exhibían un largo catálogo de la supuesta comisión de prácticas del más depurado mapachismo electorero, más propias de tiempos idos en el otrora partidazo, que de la 4T.
Apenas cerrar las mesas instaladas para (supuestamente) recibir (sólo) el voto de la militancia, el cúmulo de denuncias captó la atención de propios y extraños: desde el clásico embarazo de urnas hasta el cínico acarreo de votantes y/o la exhibición de casillas con 100% de la votación al filo de mediodía o, en el extremo, la adopción de medidas para sancionar a integrantes comprometidos con una u otra de las fórmulas participantes, la del coordinador de la fracción rebelde en el municipio de El Fuerte, Sinaloa, Javier Cortés, y su esposa, de manera relevante.
Y, al final, la anunciada proclama de victoria a brazo levantado de una de las partes y la explícita advertencia de la oposición interna mejor posicionada, la de Ortega, en el sentido de que “de no ofrecerse pruebas de transparencia y legalidad” del previsible triunfo del favorito de la mayoría de los gobernadores priistas, Moreno, procederá a judicializar el proceso —no pocos de sus abogados trabajaban ya en ello antes aun de la votación— y, en su caso, a adoptar medidas adicionales orientadas a revertir lo que, entre los suyos, se identifica como “un gran fraude”…
Este miércoles, pues, cuando en el edificio sede de Insurgentes se formalice el resultado de la elección dominical, comenzará a escribirse un nuevo capítulo de la historia del priismo, nuevo capítulo que, vale destacar, no necesariamente será mejor que el actual. La historia futura está por redactarse, sin duda alguna…
ASTERISCOS
* Nunca como al cierre de junio pasado, según #DataCoparmex, el índice de confianza del empresariado se había ubicado en nivel tan bajo (51.2%) desde el inicio de 2019: 51.23% en el sector de manufacturas, con una baja de 1.6%; 49.2% (-0.5%) en el de construcción y similar en el de comercio…
* En busca de una mejor relación, el líder de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf), Arturo Morales, sugirió al titular de la Cofepris, José Alonso Novelo, actualizar el rubro regulatorio de la ley de salud para poder competir con firmas extranjeras y ofertar fármacos más baratos…
* Consciente de su importancia en la evolución de la agenda de su gobierno, el alcalde Xavier Nava signó un convenio de colaboración con el Colegio de San Luis, con ánimo de vincular a la investigación con el municipio y aprovechar el conocimiento de aquél sobre la problemática local…
Veámonos el miércoles, con otro asunto De naturaleza política.


 #
El tino de la crítica/r Jesús Silva-Herzog Márquez
Reforma, 12 Ago. 2019
El populismo se gesta en una impotencia. Los canales tradicionales no sirven para hacerse oír. Las escaleras de ascenso están bloqueadas; los derechos que se proclaman con toda solemnidad, se niegan cotidianamente. El ciudadano no se encuentra en su representación. No es visto ni atendido. La política real niega rutinariamente a la mayoría. Podrá reconocer al ciudadano en el momento de votar, pero lo ignora, lo desprecia y lo maltrata al día siguiente. Ese régimen democrático que ofrece inclusión, excluye; esa política que promete atención, resulta impenetrable. Los rituales de la política producen así una sensación de defraudación: hay votos, hay cambios de gobierno, hay alternancia... y poco cambia. Los mismos hacen lo mismo. Es la ausencia de alternativas lo que alimenta el llamado populista. Su denuncia es certera y, en algunos aspectos, irrebatible. En su denuncia de esa estructura de exclusión, en su crítica de la cápsula oligárquica, en su burla a los augurios de la modernidad nombra una experiencia que toca la vida mucho más que la prédica liberal y su fascinación con las abstracciones.
El reproche populista debería ser tomado muy serio. Sólo escuchando esa crítica, en lo que tiene de válida, puede reconstruirse el proyecto democrático. No es necesario acompañar la propuesta para escuchar la denuncia. Que el camino que sugiera sea, a mi juicio, equivocado no significa que su argumento sobre las promesas incumplidas de la democracia sea absurdo. Bien nos haría reconocer la validez de la crítica como un llamado de atención. No podemos ignorar la hondura de las desigualdades, la concentración de poder, la captura de las instituciones, la debilidad de los derechos. Del populismo viene en nuestros días la crítica más severa a estas traiciones de la democracia liberal. Por eso creo que tiene razón el brillante politólogo español Fernando Vallespín cuando sugiere que la clave para entender al populismo es su dosis. Su compuesto químico no es necesariamente ponzoñoso. En la proporción justa, puede ser, incluso, medicinal. "El populismo opera como el pharmakon griego (...) porque significa a la vez remedio (medicina) y veneno; lo que cura y lo que mata, una antinomia inscrita en la misma palabra. Pues bien, creo que este es el caso del populismo en su relación con la democracia liberal: en pequeñas dosis sirve para tomar consciencia de qué es lo que no está funcionando en nuestros sistemas políticos y contribuye así a reconducir la situación. Pero si nos pasamos, el daño que puede llegar a producir es imprevisible. Basta con mirar los destrozos que está originando Trump para percibir que puede llegar a ser letal".
Esto viene a cuento porque creo que al populismo hemos de agradecerle la politización de la desigualdad. Que se hable de ella, que se denuncie, que se exhiba como nunca antes. Que se muestren sus múltiples manifestaciones. Que se señale la estructura de poder que la preserva y los artilugios ideológicos que la esconden, la exculpan y aún la justifican. Puedo discrepar del maniqueísmo y de la simplificación con los que frecuentemente se aborda la desigualdad en el nuevo discurso oficial, pero no dejo de reconocer que pone el dedo en nuestro gran pendiente histórico. Lo confirmo al advertir la ceguera de las élites frente a lo que tenemos en frente. Lo común que resulta cerrar los ojos a la segregación e imaginar que las ventajas que se disfrutan son justísimos premios al esfuerzo. Vivir como si en el país no imperara la discriminación. Y ese resorte de negación que lleva a muchos a decir que hablar de racismo es, en realidad, una actitud racista; que hablar del clasismo es puro resentimiento. No puede haber la menor duda de que el tono de piel demarca el horizonte de vida en México. El Proyecto sobre discriminación étnico-racial en México de El Colegio de México que coordina Patricio Solís lo documenta de manera contundente. Pero un excandidato presidencial se atreve a bromear que advertir el privilegio del color es una frivolidad.
La polarización puede tener buena secuela si nos hace ver, si nos hace oír. O más bien, si al final del día, nos permite vernos, nos permite oírnos.
http://www.reforma.com/blogs/silvaherzog/
#
Desdichado/Manuel J. Jáuregui
Reforma, 12 Ago. 2019
El PRI murió, pero no tuvo una muerte gallarda, noble, que le permitiera resucitar algún día conservando su dignidad.
No, el desdichado PRI murió desdichadamente.
Murió achicado, vergonzosamente, renunciando a ser OPOSICIÓN y conforme con unirse al poder aferrándose a la posibilidad de -aunque sea- ruñir el hueso que le quieran aventar de las sobras que queden en la mesa del poder.
Una oportunidad histórica desperdiciada, y por lo mismo, una que puede ser su última en el corto y mediano plazo de ser relevante, de asumir la posición que le toca, otorgada por la historia: de ser OPOSICIÓN, de cumplir con su propósito de convertirse en freno y equilibrio, en CONTRAPESO al poder ilimitado.
No hablamos del largo plazo, pues hoy esa fecha es debatible si en México exista tal cosa como el "largo plazo".
En el "largo plazo", como afirmó John Maynard Keynes, "todos estaremos muertos".
En la elección interna de ayer para renovar la dirigencia del ahora partido satélite de MORENA dominaron dos cosas, fundamentalmente:
1. La abstención extrema (en algunos Estados no votó ni el 20 por ciento del padrón priista, mostrando así una base de brazo caída, rendida, que no quiere ya saber nada de su PRI).
2. Una muy bien orquestada cargada de dados para favorecer el triunfo de Alejandro "Alito" Moreno, quien es el que quería como presidente "EL" Presidente. (Esto es, AMLO).
Con "Alito" al frente, el PRI se convertirá en el partido OPORTUNISTA, el que venderá (barato, hasta eso) su amor para apoyar a Morena en el Congreso (y en los Estados) y así dominar absolutamente y poder hacer legal cualquier ocurrencia presidencial, incluso su reelección.
Renunció el PRI, pues, a ser oposición y prefirió mejor ser COMPARSA de Morena, o mejor dicho, del Presidente AMLO.
Tomaremos el sendero de la cima y no nos arrastraremos en el piso enlodado para explicar por qué resulta trágico que el PRI haya tomado este camino:
 Para que nuestra democracia funcione de manera óptima y sea verdaderamente útil al País se requiere que exista COMPETENCIA política.
Conforma un requisito "sine qua non" que existan en la lucha política contrapesos cuando el poder se concentra excesivamente en un grupo o persona.
En las siete décadas del dominio priista, conocido como la "Dictadura Perfecta", así designada por el gran Mario Vargas Llosa, el PRI concentraba el poder, pero cada seis años renovaba al líder: esto es, había hegemonía, pero no dominancia absoluta.
Hoy MORENA concentra el poder total, pero en torno a un solo hombre, mismo que ha demostrado tener la ÚNICA opinión que en los HECHOS y el ejercicio del poder vale.
Ahí tenemos la aberrante Ley -inconstitucional, por cierto- recién metida con calzador por un Congreso abyecto relacionada con la "extinción de dominio", la cual violando todo principio legal reconocido universalmente: "Todo hombre es considerado INOCENTE hasta demostrado culpable", plasma en nuestra conducta política el disparate del DESPOJO formalizado bastando sólo la presunción de culpabilidad.
¿Y por qué? ¡Porque así lo dictó el Tlatoani en turno, y todos deben obedecerlo!... ¡Y ahora hasta "Alito", que para eso lo pusieron!
Tan urgía el equilibrio político cuando el PRI dominaba que durante dos sexenios su dominio absoluto fue roto: el País lo requería, nuestra democracia lo EXIGIÓ.
Ahora que domina AMLORENA, resulta AÚN MÁS URGENTE que haya contrapesos, frenos y equilibrios en el escenario político, pues el dominio es aún más preponderante que cuando el PRI, ya que hoy no hay cambio de estafeta: todo es AMLO y AMLO es todo.
La democracia se centra en OFRECER divergencia, en presentar OPCIONES a los ciudadanos.
El dominio total de un partido o persona en la política nacional se apega no a las formas democráticas, sino a las variantes de la dictadura, a la democracia simulada que conduce a la tiranía.
Apunta hacia al EMPODERAMIENTO de UN SOLO PENSAMIENTO por encima de todos los demás.
Lo único que podría impedir este dominio hubiese sido la COMPETENCIA política, la refundación del PRI vencido estrepitosamente en las pasadas elecciones presidenciales resurgiendo en la forma de un verdadero partido de oposición.
Optaron por ser paleros. ¡Allá ellos!
#
¿Funcionará el 'embargo' de Trump a Venezuela?
EL INFORME OPPENHEIMER / Andrés Oppenheimer
Reforma, 12 Ago. 2019
El presidente Trump debería usar su semi-embargo económico a Venezuela como moneda de cambio para obtener sanciones económicas internacionales mucho más fuertes contra la dictadura venezolana. De lo contrario, me temo que la movida de Trump fracasará, y pasará lo mismo que en Cuba.
Digo esto porque, a juzgar por lo que escucho de fuentes diplomáticas, hay un caos total la política exterior de Trump. Todo indica que, a pesar de que sus funcionarios lo niegan, el gobierno de Trump no tiene mucha idea de qué pasos seguir de ahora en adelante en Venezuela.
Y sin un plan bien definido para derrocar al presidente ilegítimo Nicolás Maduro, quién cometió un fraude monumental en las elecciones de 2018, las nuevas sanciones de Estados Unidos podrían ayudar a Maduro a aferrarse al poder. Eso es lo que pasó en Cuba, donde un embargo estadounidense sin respaldo internacional aceleró la emigración masiva de la isla, dejó a la dictadura castrista con menos bocas que alimentar, y le permitió atornillarse en el poder indefinidamente.
Estas son algunas de las razones por las cuales, sin un respaldo internacional, las más recientes sanciones económicas de Trump contra Venezuela podrían terminar siendo un fiasco:
Primero, el cuasi-embargo de Trump puede fragmentar la frágil coalición opositora encabezada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.
Las sanciones económicas de Estados Unidos "que no llegan a ser un embargo económico total, porque permiten transacciones del sector privado" son mucho más populares entre los exiliados venezolanos que entre quienes viven en Venezuela. Eso puede llevar a algunos de los partidos opositores a tomar distancia de Guaidó y debilitar el frente de oposición.
En segundo lugar, las sanciones estadounidenses ya están siendo criticadas por la Unión Europea y las Naciones Unidas, y le darán a Maduro nueva munición propagandística para aducir que la catástrofe venezolana es culpa de Washington. La dictadura de Cuba ha venido usando esa narrativa durante décadas, y todavía encuentra bobos dispuestos a creerle.
De hecho, como lo demostró un estudio reciente de la Brookings Institution, la economía de Venezuela se derrumbó mucho antes de que Washington iniciara sus sanciones económicas graduales en 2017.
Tercero, Maduro puede obtener suficiente apoyo de Rusia, China y los carteles de la droga para aferrarse al poder indefinidamente.
La crisis humanitaria de Venezuela puede empeorar, pero puede que a Maduro no le importe. Por el contrario, puede que piense que un mayor colapso económico lo ayudará a deshacerse de otros dos o tres millones de venezolanos descontentos que huirán del país y lo dejarán con una población más fácil de controlar.
Cuarto, el caos y la improvisación dentro del gobierno de Trump pueden obstaculizar un plan efectivo para restablecer la democracia en Venezuela. Los funcionarios de la administración dicen en privado que una intervención militar estadounidense en Venezuela es poco probable, pero no dicen qué más podrían hacer.
La repentina renuncia del 7 de agosto de Kimberly Breier, hasta entonces la principal funcionaria del Departamento de Estado a cargo de los asuntos latinoamericanos, es solo el último cambio de personal en el área. Llevaba menos de diez meses en su cargo.
"Decir que la política de Trump hacia Venezuela es un desorden sería un acto de caridad", tuiteó el exasesor de asuntos lati- noamericanos de Obama de la Casa Blanca, Mark Feierstein.
Roger Noriega, un conservador de línea dura que fue jefe de asuntos latinoamericanos del Departamento de Estado durante el gobierno de George W. Bush, coincide en que la política de Trump hacia Venezuela es "incoherente".
En suma, Trump merece crédito por no olvidarse de Venezuela, aunque solo sea para ganar votos cubanoamericanos y venezolano-americanos en Florida, y a pesar de su crueldad al negar el Estado de Protección Temporal (TPS) a los exiliados venezolanos en Estados Unidos.
Pero sin un plan de seguimiento, puede que las nuevas sanciones solo sirvan para acelerar el éxodo venezolano. El plan de seguimiento debería ser ofrecer a la Unión Europea, Rusia y China cancelar las nuevas sanciones de Washington a cambio de un acuerdo internacional serio para convocar elecciones libres en Venezuela.
Twitter: @oppenheimera
#
Las misma ruta de EBRARD con AMLO..
El Sol de Sinaloa, 12 de agosto de 2019;
 Gerardo, en la ruta de las dos sucesiones/ FRANCISCO ROCHA GARCÍA
Al materializarse el acto que invistió a Gerardo Vargas Landeros como Delegado General en la Zona Noroeste del país del futuro partido Redes Sociales Progresistas, se alcanza a observar que al ex Secretario General del Gobierno de Sinaloa, no lo parará nadie en el proyecto que todos los grupos e institutos políticos echaron a andar hacia el 2021.
Se metió más al medio de la ruta por la gubernatura y trascendió como un engrane humano hacia la contienda que renovará la Presidencia de la República, den la que los principales actores ya tejen alianzas.
Los hábiles estrategas cercanos al Presidente Andrés Manuel López Obrador, lo dotaron de un arco, un cacaj lleno de flechas y un escudo para la lucha que se librará en medio del cruce de proyectiles que se lanzan y se lanzarán multiplicándose por todos lados.
O sea, el ex funcionario a quien no pueden excluir de la jugada sus adversarios a pesar de las embestidas, porque se encuentra en los primeros lugares de las preferencias ciudadanas, recibió un broquel de hierro, que se quiera o no, debe dimensionarse en el marco de su realidad.
El fundador y líder del grupo Trébol, adquirió una fuerza inusitada que sumó a la que traía encima, gracias a su movilización y gestión de las demandas ciudadanas en los 18 municipios.
A leguas se ve, que ante la incapacidad de Morena para fortalecerse como opción partidaria, desde los más altos círculos políticos, se ordenó la aplicación de un plan que podría llamarse “B” para suplir los grandes vacíos estructurales que se ocuparán dentro de un año y medio ante los procesos comiciales que se vivirán en 13 entidades de la República.
Gerardo Vargas Landeros, se convirtió ya en una pieza importante de la sucesión presidencial. Por eso le confiaron la custodia y administración política de cinco estados del noroeste: Sinaloa, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Durango y Baja California. Curiosamente en los primeros cuatro, habrá renovación de gobiernos estatales y ello anticipa el rejuego de la ebullición política.
Un dato que no deja de llamar la atención, es que se trata de los territorios que con excepción de Nayarit y Jalisco, en su tiempo de candidato a la primera magistratura de la Nación, Andrés Manuel López Obrador, le entregó para su coordinación electoral a Marcelo Ebrad Casaubón.
Este elemento político electoral consolida la idea que además de la táctica que desenvuelve el actual Secretario de Relaciones Exteriores, Gerardo Vargas Landeros trae consigo el respaldo paralelo de la poderosa maestra Elba Esther Gordillo Morales, que conoce cada centímetro de las entrañas del poder político, y a la que sus enemigos también “le hacen lo que el viento a Juárez”.
Hay que reconocer, que nada tiene de casual, la construcción escrupulosa y acelerada de Redes Sociales Progresistas, de un sector magisterial, que ayudó al triunfo morenista en 2018, por lo que seguramente seguirán juntos en el entendido de apoderarse de los mayores espacios que aún no controlan.
Y en ese armado estratégico del proyecto, no escapa Sinaloa. Está en el centro de la mira.
Ayudar a Moreno y aplastar a Ivonne: la orden.
Todo quedó listo: las cúpulas –más no la militancia- realizaron el proceso más simulador de todos los tiempos para imponer a quien dirigirá hacia su última morada al Partido Revolucionario Institucional en el país. Con el repudio de las bases, porque las autoridades estatales les ordenaron maniobrar todo para apoyar a Alejandro Moreno Cárdenas. Y aplastar a Ivonne Ortega.










Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…