Ir al contenido principal

Jugando al narcotráfico

Columna Razones/Jorge Fernández Menéndez
Publicado en Excélsior, 25 de febrero de 2009;
Políticos jugando con el narcotráfico
Una de las consecuencias menos deseables de la actual coyuntura de seguridad pública que estamos viviendo es una partidización lamentable del tema. La seguridad es, por supuesto, un capítulo de la agenda política, pero si estamos ante un desafío mayor que involucra autoridades federales, estatales y municipales, la división y las recriminaciones recíprocas son el mejor modelo para llevar esa batalla al fracaso.
Los últimos días han demostrado que nuestra clase política no parece estar preparada ni siquiera para los papeles que ella misma se ha otorgado. Los errores surgen de todas partes: Gerardo Ruiz Mateos, con su declaración parisina, ligera y sobre todo desafortunada por especulativa, que ahora desde ciertos ámbitos oficiales se quiere dar por buena e incluso el presidente del partido parece refrendarla al decir que son los gobernadores priistas quienes no han apoyado la lucha contra el crimen organizado. Por otra parte, el presidente de la Cámara de Diputados, César Duarte, al asegurar que lo que sucede es lo contrario: que el gobierno federal “ha dejado solo” al de su estado (Chihuahua) y por ello la ola de ejecuciones y el atentado contra el gobernador José Reyes Baeza, que intentó ser minimizado hasta convertirlo, casi, en un incidente vial, como si un enfrentamiento entre su custodia y un comando de sicarios en el que participaba por lo menos un ex militar y que dejó muertos y heridos, pudiera ser minimizado. En el PRD reclaman mayor firmeza del gobierno federal en la lucha contra el crimen, mientras no dicen ni una palabra de que un ex funcionario de López Obrador esté detenido por su participación en el asesinato de un general (Tello Quiñones) y que el alcalde con licencia de Ixtapaluca, Mario Moreno Coronado, esté arraigado por colaborar con el narcotráfico.
Todos están equivocándose: no es verdad, como dice el presidente nacional del PAN, que los gobernadores priistas no colaboran en la lucha contra el narcotráfico. Algunos lo hacen, otros prefieren no involucrarse, otros juegan con diversas cartas simultáneamente. Pero lo mismo sucede con los gobernadores panistas y los perredistas. Y la situación se pone aún peor cuando bajamos a los ámbitos municipales. Si no se comprende que la corrupción o la intimidación derivada de la delincuencia organizada no respeta banderas partidarias ni ideologías, no podemos entender el tipo de fenómeno que estamos enfrentando.
Se equivoca Duarte al decir que el gobierno federal ha dejado solo al de su estado o a cualquier otro. La administración de Calderón podrá haber cometido muchos errores pero ninguno ha pasado por abandonar una sola entidad del país en la lucha contra el narcotráfico. El problema es otro: no existen fuerzas federales suficientes para atacar el problema en forma integral y los partidos han bloqueado la posibilidad de contar con una policía federal centralizada. Pero tampoco se han asumido a nivel estatal y municipal los compromisos integrales requeridos.Volvamos a Ciudad Juárez: hace unos meses, la enorme mayoría de sus policías no pasaron las pruebas de control de confianza. Llegó un nuevo mando, un mayor retirado del Ejército, que comenzó a poner orden en la corporación y a hacerla operativa. Esta misma semana tuvo que renunciar, por las amenazas del narcotráfico. Viendo las cosas desde otro espectro partidario, en Cancún, en un municipio gobernado por el PRD, a uno de los generales más preparados para este tipo de tareas lo asesinaron a unas horas de ser presentado oficialmente y de ello se encarga una banda dirigida por el secretario de Seguridad Pública municipal. Esos hombres fueron enviados por la Federación, ha habido apoyo, incluso sin reciprocidad. Pero sabemos que, con el actual esquema de seguridad y los huecos que se han dejado en términos legales, cumplir con ello resulta por lo menos difícil.
Me preocupa más la lectura que se quiere dar ahora a la famosa frase de Ruiz Mateos en París sobre un hipotético futuro mandatario proveniente del narcotráfico. Creo que el secretario de Economía
se equivocó: su papel y su responsabilidad pasan por otros andariveles claves para el futuro del país, sobre todo en medio de la crisis económica internacional más importante en décadas. Tampoco es para crucificarlo por esa declaración. Pero resulta peor que ahora se deje trascender que en realidad no fue un error sino una apreciación real. Claro que la misma existe, tanto como que en el futuro tengamos como presidente a un buen samaritano (sin duda está más cercana la primera opción), pero el problema radica en que en política no se puede, a esos niveles, especular. Y a eso se suma que existe una maniobra muy evidente. Hace algunos meses, el ex presidente Fox volvió a rescatar la vieja acusación de que Manlio Fabio Beltrones habría tenido alguna relación con el narcotráfico, a partir de acusaciones que venían, a su vez, del tristemente célebre periodo de Chapa Bezanilla en la PGR y reproducidas en una serie de reportajes en The New York Times que les valió a los autores un Premio Pulitzer otorgado con ligereza, y también una demanda presentada por Beltrones en Estados Unidos que éste ganó y los autores perdieron. El hecho es que no existe prueba alguna de que el actual coordinador de los senadores priistas haya tenido alguna relación con el narcotráfico, sencillamente no es verdad y las autoridades, de aquí y de Estados Unidos, lo saben. La pregunta entonces es por qué volver a resucitar ese fantasma y la respuesta es electoral. Con una adición: en varios sectores del panismo, a quien ven como su verdadero adversario en el PRI es a Beltrones. Y quieren ajustar cuentas con él desde ahora. Le están dejando un espacio de operación cada vez mayor y al atacarlo sin fundamento están haciendo crecer a quien consideran, con o sin razón, su principal adversario.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…

Muere el hijo de Antonieta Rivas Mercado

Carta de pésame/Guadalupe Loaeza Reforma, 20 septiembre 2011 Querida Antonieta: Esta es la segunda vez que te escribo; la primera fue en octubre de 1995, con motivo de la presentación del libro A la sombra del Ángel, el cual en realidad se trata de una novela histórica de más de 600 páginas, cuyo enorme mérito radica, como sabes, en haber sido escrita por tu nuera, Kathryn Blair, esposa de tu único hijo, Donald. En esta obra, perfectamente bien documentada, con más de 200 mil ejemplares vendidos y traducida en varios idiomas, se abordan, una vez más, muchos episodios de tu vida, de tu trayectoria, de tu personalidad, de todo lo que hiciste por la cultura en México y una de las etapas históricas más importantes de nuestro país, como fue la Revolución. Con una prosa ágil, sensible y muy amorosa, Kathryn se refiere igualmente a tus amores, como fueron Manuel Rodríguez Lozano, Albert Blair, y en especial al que creo fue el amor de tu vida, José Vasconcelos.