3 mar. 2017

Afirman que evitó fractura 'El Mayo'

Afirman que evitó fractura 'El Mayo'
Descarta inteligencia debilitamiento de Cártel de Sinaloa. Asegura un reporte que el capo negoció con mandos tras captura de 'El Chapo'
Abel Barajas
Reforma, 3 de marzo de 2017...
El Cártel de Sinaloa no se vio debilitado tras la recaptura de Joaquín "El Chapo" Guzmán, en enero de 2016, porque Ismael "El Mayo" Zambada negoció para "cohesionar" las lealtades de los principales mandos de la organización.
Así lo establece un reporte de inteligencia del Gobierno federal, que analiza el mapa delictivo del Noroeste y Occidente del país, y que coloca a Zambada como el capo que evitó una guerra entre las facciones más importantes del grupo.
"Durante 2016, su comportamiento se vio determinado por la reaprehensión de Joaquín Guzmán Loera 'El Chapo', la cual incidió en distintos aspectos: por un lado, modificó el escenario delictivo nacional y por otro, derivó en constantes reacomodos internos. Como sucedió, las autoridades ya habían mencionado que (la extradición) se llevaría a cabo en los primeros meses de 2017.

"Si bien, el liderazgo de 'El Chapo' se vio debilitado por su reaprehensión (lo que durante algunos meses ocasionó descontrol e incertidumbre para sus principales grupos operadores), Ismael Zambada García 'El Mayo' logró, como en otras ocasiones, cohesionar a sus integrantes y renovar lealtades", indica el reporte.
Agrega que durante 2016, las operaciones del Cártel de Sinaloa -al que denomina del Pacífico- no experimentaron cambios significativos en el cultivo, producción y tráfico de drogas en México y Estados Unidos.
Tampoco su presencia en 16 estados del país, que son Baja California, Baja California Sur, Colima, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, México, Michoacán, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz y Zacatecas.
Su principal frente abierto es hoy en día el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que según este reporte ha establecido alianzas con los remanentes de la organización de los Arellano Félix en Tijuana.
El informe refiere que la tendencia de algunas organizaciones a la atomización, puede generar que algunas facciones del CJNG y el Cártel de Sinaloa compitan, mientras que otras, colaboren entre sí.
Por separado, fuentes del Gobierno federal refirieron que no tienen por cierta la versión de una guerra interna del Cártel, a raíz de un supuesto ataque de Dámaso López "El Licenciado" contra los hijos de "El Chapo".
Indicaron que el pleito que claramente tienen detectado las áreas de inteligencia es que inició desde abril de 2015 con el asesinato de Ernesto Guzmán Hidalgo en Badiraguato, cuya autoría se le atribuyó a su medio hermano Aureliano Guzmán Loera "El Guano", a su vez hermano de "El Chapo".
El crimen ocasionó un cisma familiar y una confrontación a la que se sumó el clan de los Beltrán, debido a que la víctima era suegro de Alfredo Beltrán Leyva "El Mochomo", enemigo de "El Chapo".
 Sin cambios
 Tras la captura de "El Chapo", el Cártel de Sinaloa mantiene su fortaleza.
· Aunque hubo reacomodos internos, Ismael "El Mayo" Zambada logró cohesionar a sus integrantes y renovar lealtades.
· No experimentó cambios significativos en el cultivo, producción y tráfico de drogas en México y Estados Unidos.
· Mantiene su presencia en 16 estados del noreste y el occidente del país
#
El Cártel de Sinaloa no se vio debilitado tras la recaptura de Joaquín "El Chapo" Guzmán, en enero de 2016, porque Ismael "El Mayo" Zambada negoció para "cohesionar" las lealtades de los principales mandos de la organización.

Así lo establece un reporte de inteligencia del Gobierno federal, que analiza el mapa delictivo del Noroeste y Occidente del País, y que coloca a Zambada García como el capo que evitó una guerra entre las facciones más importantes del grupo.

"Durante 2016, su comportamiento se vio determinado por la reaprehensión de Joaquín Guzmán Loera 'El Chapo', la cual incidió en distintos aspectos: por un lado, modificó el escenario delictivo nacional y por otro, derivó en constantes reacomodos internos. Como sucedió, las autoridades ya habían mencionado que (la extradición) se llevaría a cabo en los primeros meses de 2017.

"Si bien, el liderazgo de 'El Chapo' se vio debilitado por su reaprehensión (lo que durante algunos meses ocasionó descontrol e incertidumbre para sus principales grupos operadores), Ismael Zambada García 'El Mayo' logró, como en otras ocasiones, cohesionar a sus integrantes y renovar lealtades", indica el reporte.

Agrega que durante 2016, las operaciones del Cártel de Sinaloa, al que denomina del Pacífico, no experimentaron cambios significativos en el cultivo, producción y tráfico de drogas en México y Estados Unidos.

Tampoco su presencia en 16 estados del País, que son Baja California, Baja California Sur, Colima, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, México, Michoacán, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz y Zacatecas.

Su principal frente abierto es hoy en día el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que según este reporte ha establecido alianzas con los remanentes de la organización de los Arellano Félix en Tijuana.

El informe refiere que la tendencia de algunas organizaciones a la atomización, puede generar que algunas facciones del CJNG y el Cártel de Sinaloa compitan, mientras que otras, colaboren entre sí.

Por separado, fuentes del Gobierno federal refirieron que por ahora no tienen por cierta la versión de un guerra interna del Cártel de Sinaloa, a raíz de un supuesto ataque de Dámaso López "El Licenciado" contra los hijos de "El Chapo".

Indicaron que el pleito que claramente tienen detectado las áreas de inteligencia inició desde abril de 2015 con el asesinato de Ernesto Guzmán Hidalgo en Badiraguato, cuya autoría se le atribuyó a su medio hermano Aureliano Guzmán Loera "El Guano", a su vez hermano de "El Chapo".

El crimen ocasionó un cisma familiar y una confrontación a la que se sumó el clan de los Beltrán, debido a que la víctima era suegro de Alfredo Beltrán Leyva "El Mochomo", enemigo de "El Chapo”
#

'El Mayo' evitó la fractura del Cártel de Sinaloa tras recaptura de 'El Chapo', reporta Reforma
Atribuyendo a un informe de inteligencia del Gobierno federal, se informa que el grupo delictivo ha mantenido una cohesión de las diferentes facciones
Noroeste.com
03/03/2017 | 12:18 PM
Contrario a lo que sugieren diversas informaciones periodísticas, en un supuesto reporte de inteligencia del Gobierno Federal -citado este viernes por el diario Reforma- se asegura que el Cártel de Sinaloa no se vio debilitado tras la recaptura de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias "El Chapo", en enero de 2016, porque Ismael Zambada García, "El Mayo", negoció para "cohesionar" las lealtades de los principales mandos de la organización.

El supuesto reporte de inteligencia del Gobierno federal, analiza el mapa delictivo del Noroeste y Occidente del País, y coloca a Zambada García como el capo sinaloense que evitó una guerra entre las facciones más importantes del grupo.

"Durante 2016, su comportamiento se vio determinado por la reaprehensión de Joaquín Guzmán Loera 'El Chapo', la cual incidió en distintos aspectos: por un lado, modificó el escenario delictivo nacional y por otro, derivó en constantes reacomodos internos. Como sucedió, las autoridades ya habían mencionado que (la extradición) se llevaría a cabo en los primeros meses de 2017.

"Si bien, el liderazgo de 'El Chapo' se vio debilitado por su reaprehensión (lo que durante algunos meses ocasionó descontrol e incertidumbre para sus principales grupos operadores), Ismael Zambada García 'El Mayo' logró, como en otras ocasiones, cohesionar a sus integrantes y renovar lealtades", indica el reporte oficial.

El documento citado por el rotativo agrega que durante 2016, las operaciones del Cártel de Sinaloa, al que denomina del Pacífico, no experimentaron cambios significativos en el cultivo, producción y tráfico de drogas en México y Estados Unidos.

Tampoco su presencia en 16 estados del País, que son Baja California, Baja California Sur, Colima, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, México, Michoacán, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz y Zacatecas.
Según el citado reporte, el principal frente abierto es hoy en día el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que según el documento de inteligencia, ha establecido alianzas con los remanentes de la organización de los Arellano Félix en Tijuana.

El informe refiere que la tendencia de algunas organizaciones a la atomización, puede generar que algunas facciones del CJNG y el Cártel de Sinaloa compitan, mientras que otras, colaboren entre sí.

Por separado, fuentes del Gobierno federal le dijeron al medio que por ahora no tienen por cierta la versión de un guerra interna del Cártel de Sinaloa, a raíz de un supuesto ataque de Dámaso López Núñez, alias "El Licenciado", contra los hijos de "El Chapo".

Indicaron que el pleito que sí tienen detectado las áreas de inteligencia inició desde abril de 2015 con el asesinato de Ernesto Guzmán Hidalgo, en Badiraguato, cuya autoría se le atribuyó a su medio hermano Aureliano Guzmán Loera, "El Guano", a su vez hermano de "El Chapo".

El crimen ocasionó un cisma familiar y una confrontación a la que se sumó el clan de los Beltrán, debido a que la víctima era suegro de Alfredo Beltrán Leyva, "El Mochomo", enemigo de "El Chapo".

No hay comentarios.: