17 jun. 2017

Golpean a banda de altos vuelos

Golpean a banda de altos vuelos
Vinculan a ex guerrillero con plagio de Fernández de Cevallos. Implican a banda en secuestros de 'alto impacto' en Guanajuato
Nota de Abel Barajas
Reforma, 17 de junio de 2017
Un grupo de por lo menos siete personas de cuatro nacionalidades están implicados en los secuestros de Diego Fernández de Cevallos y los registrados en la última década en San Miguel de Allende, Guanajuato, según pesquisas federales y estatales.
El 30 de mayo pasado fue detenido uno de los presuntos líderes, Raúl Escobar Poblete "El Comandante Emilio", integrante del grupo armado chileno Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) y acusado de asesinar en 1991 al Senador e ideólogo pinochetista Jaime Guzmán.
Investigadores del caso indicaron que la mayoría de las víctimas de la banda delictiva que lideraba Escobar Poblete tenían un hábito en común: frecuentar el Club de Golf Ventanas de San Miguel.
Desde el plagio de Eduardo García Valseca, el 13 de junio de 2007, hasta el último que cometieron de una ciudadana franco-estadounidense, las autoridades detectaron otros patrones que se repetían en la mayoría de los 8 secuestros de los que tuvieron reporte.
Uno de ellos es que no usaban los teléfonos, todo el proceso de negociación era a través de anuncios de periódico o mensajes entregados directamente por correspondencia o por taxistas.
Sólo en el último de los secuestros hubo negociación telefónica y sólo en uno de los casos emplearon un correo electrónico.
La gente de Escobar Poblete nunca cobraba sus rescates en pesos, únicamente aceptaban dólares en billetes de 100. Hubo un solo plagio que cobraron en euros y pesos.
Aunque "El Comandante Emilio" adquirió el "know how" en la guerrilla -se informó que fue entrenado en Cuba-, sus secuestros en la zona del Bajío nada tenían que ver con causas políticas o ideológicas, aunque trató de desviar la atención con este aspecto.
Algunas víctimas han referido que durante su cautiverio escucharon música con temas revolucionarios y de grupos armados, aunque los investigadores consideran que lo anterior tenía el propósito de que la autoridad vincularan los secuestros con guerrillas locales.
A más de una víctima le dieron a leer "El hombre en busca de sentido", un libro de Víktor Emil Frankl que narra el drama del campo de concentración de Auschwitz.
Según los datos proporcionados, a los hombres secuestrados no les proporcionaban rastrillos y dejaban que les creciera la barba; en un principio también dejaban que se deshidrataran para tomarles fotos que luego enviaban a sus familiares como método de presión.
Antes de recibir sus alimentos, debían colocarse una especie de capucha en la cabeza para no visualizar al plagiario. El confinamiento era una especie de pileta de concreto.
Varios de los secuestros se cometieron entre abril y junio, y las liberaciones ocurrieron antes del 24 de diciembre. El cautiverio duraba en promedio entre 7 y 8 meses, aunque uno de ellos fue de un año con un mes.
Algunos de los secuestrados que pasaron la Navidad en cautiverio informaron a las autoridades que en la Nochebuena y Año Nuevo sus victimarios les ofrecieron de cenar bacalao a la vizcaína y comida española.
Víctimas de alto nivel
Empresarios y personajes vinculados a la clase política han sido blanco de secuestradores en San Miguel de Allende.
MÓNICA JURADO MAYCOTTE
· Ex nuera de Marta Sahagún y ex esposa de Manuel Bribiesca
· Secuestrada en abril y liberada en diciembre de 2015
EDUARDO GARCÍA VALSECA
· Empresario hijo del general García Valseca
· Secuestrado el 13 de junio de 2007 y liberado 7 meses después
DIEGO FERNÁNDEZ DE CEVALLOS
· Ex candidato del PAN a la Presidencia
· Permaneció secuestrado siete meses. Fue liberado en diciembre de 2010.
CARLOS XAVIER ARAIZA TORRES
· Dueño de la cadena de restaurantes El Pollo Feliz.
· Fue privado de su libertad en 2012 en pleno centro de San Miguel de Allende y liberado 13 meses después.
#
Demanda García Valseca regresen dinero de plagio
Rolando Herrera
Eduardo García Valseca exige le devuelvan lo que es suyo.
Después de conocer de la captura del ex guerrillero Julio Escobar, quien presuntamente forma parte de la organización criminal que perpetró su secuestro en 2007, el empresario pidió que las autoridades le restituyan lo que pagó por su rescate.
"Las autoridades de México tienen la obligación, si este señor fue o quien haya sido, de regresar el dinero que me quitaron, que era dinero ahorrado para el futuro de mis hijos", dijo en entrevista telefónica desde Washington, donde reside actualmente.
García Valseca, quien fue plagiado el 19 de junio de 2007 y liberado el 24 de enero de 2008 tras el pago de una fuerte suma de dinero, dijo que la PGR lo contactó para que acuda a una diligencia de identificación del presunto secuestrador.

"El daño que me hicieron fue terrible, y tiene (la autoridad) una obligación. Así como obligan a todos los ciudadanos a que paguen impuestos, tienen la obligación a dar seguridad a los ciudadanos, y conmigo han fallado en todo", expuso.


No hay comentarios.: