9 ago. 2017

Juez de EU aplaza decisión de transferir a Lucero Sánchez a Washington DC


Juez de EU aplaza decisión de transferir a Lucero Sánchez a Washington DC.
El abogado defensor también pidió que Sánchez López permanezca en San Diego ya que esto le permitiría estar más cerca de su familia y de la frontera
Noroeste.com, 08/08/2017 |

El juez federal estadounidense Andrew G. Schopler, aplazó este martes, la solicitud del Departamento de Justicia de EU de transferir a la ex diputada local de Sinaloa, Lucero Guadalupe Sánchez López de California a Washington. La solicitud será resuelta en un lapso de una semana -se prevé que sea el próximo 15 de agosto-, luego de que el juez de Distrito de San Diego pidiera más argumentos a ambas partes sobre la jurisdicción apropiada para juzgar a la ex legisladora.
Sánchez López fue acusada en la Corte de Distrito de San Diego, de asociación delictuosa para distribuir cinco kilos de cocaína en Estados Unidos, entre enero de 2013 y enero de 2017.  

Esta tarde, tal como lo informó el semanario  Zeta, el juez Schopler dio inicio a la audiencia de traslado o extradición, sin embargo, después de más de una hora de escuchar los alegatos de la Fiscalía y de la defensa, dijo no estar convencido de ser la autoridad indicada para decidir si la Corte de San Diego o la de Washington es la más apropiada para llevar el caso de la sinaloense.
Así se dio inicio a una controversia de interpretación legal, ya que el Código Penal Federal estadounidense determina que un acusado debe ser juzgado en el distrito donde cometió el delito del que se le acusa. Y debido a que los delitos que se le imputan a la ex diputada fueron cometidos fuera de Estados Unidos, su abogado Joshua Jones sostuvo que Sánchez López no debe ser enviada al Distrito de Columbia, porque ahí no cometió ningún delito, aseguró.
El abogado defensor también pidió que Sánchez López permanezca en San Diego ya que esto le permitiría estar más cerca de su familia y de la frontera.
La ex diputada fue arrestada el pasado 21 de junio mientras intentaba ingresar a San Diego por la Garita Mesa de Otay, en Tijuana. Un agente de la Patrulla Fronteriza descubrió que el Departamento de Estado de EU le había cancelado la visa y que era sospechosa de narcotráfico.
El 17 de febrero del 2014, la ex diputada local de Sinaloa, Lucero Guadalupe Sánchez López, escapó de una redada policial junto a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, por un túnel que conectaba con el drenaje público de Culiacán.
Por sugerencia de ella, ambos huyeron a Cosalá, distrito municipal por el cual era legisladora local, curul a la que accedió nominada por una coalición entre los partidos Sinaloense (PAS), el de Acción Nacional (PAN), el de la Revolución Democrática (PRD) y el del Trabajo (PT). 
Esto fue documentado por la Dirección de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos (HSI, por sus siglas en ingles), con sede en Nogales, Arizona, que con la colaboración de un informante infiltrado del Cártel de Sinaloa, pudo obtener información sobre las actividades de Sánchez López y su relación sentimental con el capo.“El informante” -según se consignó en un documento signado por el agente Félix Trevino- “refiere que ‘Tere’ [Sánchez López] le contó que ella escapó de la redada y que le dijo a Guzmán Loera que se fuera con ella a Cosalá, de donde era diputada”.
Según la acusación que hace la dependencia estadounidense ante la Corte del Distrito Sur de California, Sánchez López conspiró para traficar drogas y lavar dinero a favor del Cártel de Sinaloa.
Esto lo sostiene con dos intervenciones telefónicas y los testimonios de una persona que fue capturada en EU, a la que vincularon como traficante, pero le ofrecieron ser un agente encubierto y ahora lo identifican como “Colaborador”
.La primera intervención telefónica fue realizada en septiembre de 2013, cuando Sánchez López era diputada local electa. Aquella vez utilizó el pseudónimo de “Piedra” para hablar en nombre de Guzmán Loera y así compartir contactos, así como dar indicaciones para realizar transacciones económicas por 500 mil dólares. La segunda intervención telefónica fue en enero del 2014, sobre los mensajes de la entonces legisladora.
En ellos Sánchez López utilizó el pseudónimo “Maico” para indicar cómo debían recogerse 380 mil pesos para el tráfico ilegal de drogas.
La HSI cita el testimonio del “colaborador”, quien entró en comunicación directa con una persona que se hacía llamar “Tere” y quien pretendía contactar a los hijos del líder del Cártel de Sinaloa. El informante, destaca el documento legal, se reunió con la mujer. Luego, por solicitud de los agentes, identificó a Lucero Sánchez López con una fotografía como “Tere” o “Maico”.
Guzmán, quien fue recapturado por segunda ocasión el 6 de enero de 2016, y en la actualidad se encuentra recluido en un Centro Correccional de Nueva York, Estados Unidos, porque le acusan de tráfico de drogas ilegales, lavado de dinero en ese país y corrupción sistémica de varios niveles del Gobierno de México.Entre esas autoridades está Sánchez López.
La ex diputada local por Cosalá sólo subió tres veces a tribuna en su carrera política, una de ellas para denunciar supuestos abusos de la Secretaría de Marina en la Sierra Madre Occidental.La ex legisladora supuestamente usó una credencial de elector falsa, con la que presuntamente visitó en 2014 a “El Chapo”, cuando éste aún permanecía recluido en el penal federal de máxima seguridad El Altiplano, en Almoloya de Juárez, en el Estado de México, antes de su fuga, ocurrida en junio del 2015.

No hay comentarios.: