10 abr 2019

Las columnas políticas, hoy miércoles 10 de abril de 2019...

"En Anenecuilco se abre, como una herida, la historia del país ..." GASTÓN GARCÍA CANTÚ. 
#
C. Presidente debe Usted saber que que La libertad de expresión es un derecho fundamental que toda persona tiene de no revelar la fuente ..El Presidente  López Obrador pidió al Periódico REFORMA revelar su fuente de información y decir cómo obtuvo el borrador de la carta que envió al Rey de España solicitándole se disculpe por la Conquista.
"Estoy esperando nada más que se vayan serenando los ánimos y voy a dar a conocer los textos para que se conozca bien, porque solo hubo una filtración que hizo el periódico REFORMA que no sé dónde obtuvo el borrador de ese texto, sería bueno que en aras de la transparencia, todos estamos obligados, la vida pública tiene que ser cada vez más pública, es un buen debate eso, la transparencia nada más 
#
Bajo Reserva/El Universal
Deja el Niño Verde curul a alfil de Peña
Apenas con siete meses en el cargo, a 21 días de culminar el periodo de sesiones y con hartas faltas en su carnet, Jorge Emilio González Martínez, el Niño Verde, recibió licencia del pleno para separarse de manera indefinida de su curul en San Lázaro. Hay quienes dicen en el Palacio Legislativo que no hará mucha falta, pues es uno de los diputados más faltistas de la 64 Legislatura. Nos cuentan que en el periodo ordinario pasado no acudió a 18 sesiones y solo 13 fueron justificadas. Y en el periodo que está por terminar, tampoco acudió a la aprobación de las reformas constitucionales para la creación de la Guardia Nacional, a pesar de la alianza que formó su partido, el Verde, con Morena, PT y PES. Pero en el fondo, lo importante es que deja el espacio a un personaje cercanísimo al expresidente Enrique Peña Nieto, su exsecretario particular Jorge Corona. Esa es la jugada, nos dicen. ¡Arrivederci, bambino!
El panista que hará ganar a Morena
Las elecciones intermedias en Aguascalientes están a la vuelta de la esquina y nos comentan que las divisiones internas entre los panistas han logrado poner ya en segundo lugar a los candidatos de Morena. Nos dicen que a estas divisiones entre azules hay que sumar que el gobernador Martín Orozco trae un tremendo berrinche porque sus candidatos no quedaron y ahora, aseguran, ha decidido jugar las contras y apoyar a los de la 4T. ¿Irá a hacer algo la dirigencia de Acción Nacional o pasará de largo?
Que Calderón pida perdón
Lo de hoy es exigir perdón, y para estar acorde con los tiempos de la Cuarta Transformación, la legisladora de Morena Lorena Villavicencio quiere que el expresidente Felipe Calderón ofrezca una disculpa al país por emplazar a una guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado “que sigue cobrando vidas hasta hoy”. “Hace doce años, gobiernos de manera irresponsable, sumieron a nuestro país en un conflicto innecesario, que ha traído dolor y sufrimiento para miles de personas”, expuso Villavicencio. Nos dicen que otros legisladores aún se preguntan si doña Lorena andaba de broma, o realmente se trata de un planteamiento serio.
ONG cierran filas después de visita de Bachelet
Trabajar en conjunto y dejar de lado el protagonismo, bajo esas premisas, nos dicen, acordaron trabajar diversas asociaciones civiles, quienes después de reunirse con Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, también organizaron una mesa de trabajo para delinear su agenda. Nos comentan que fundaciones como Sin Fronteras, la Red TDT y el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria fueron algunas de las organizaciones que encabezaron la reunión en la que también se planteó un primer objetivo: demostrar al presidente Andrés Manuel López Obrador que las ONG no son intermediarias económicas de nadie, sino que trabajan por el bienestar de la sociedad. Sin embargo, nos hacen ver que el primer paso deberá ser un deslinde de las organizaciones serias, de aquellas que encontraron en un membrete una forma cómoda de vivir y jugar a la política.
#
Acoso: ¿sirve denunciar? | Editorial El Universal
¿De qué sirve para la mujer presentar una denuncia ante la autoridad por abuso o agresión sexual? De muy poco, pues los funcionarios del Ministerio Público generalmente son los primeros en desestimar y poner trabas a sus casos.
De acuerdo con los datos que presenta hoy EL UNIVERSAL, obtenidos de la Agencia de Innovación Digital de la Ciudad de México, de 2016 a 2018 se abrieron en promedio ocho carpetas de investigación al día por algún tipo de agresión sexual en la capital del país.
Pero hay ocasiones en que los números se disparan. El 1 de octubre de 2018, por ejemplo, se registró un récord de 23 reportes por algún tipo de delito sexual; la cifra, sin embargo, fue superada dos meses después, cuando el 5 de diciembre de 2018 se atendieron 24 denuncias del mismo tipo.
Esos datos sin embargo pueden estar lejos de la situación real del problema, pues la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas (Adivac) recibe cada semana un promedio de 100 víctimas de violación, de las cuales solo 15% inicia un proceso penal.
La razón que frena un mayor porcentaje de denuncias por parte de las mujeres es el suplicio que representa acudir a una agencia del Ministerio Público.
Funcionarios que no creen en las versiones que escuchan, que consideran que la reacción del hombre fue en respuesta a una acción –o peor, “provocación”– de la mujer, que atosigan con preguntas. Burócratas que por compromiso llenan documentos, pero que muestran nulo interés en dar seguimiento al caso. La perspectiva de género está ausente de las oficinas del Ministerio Público. La denunciante, en lugar de recibir apoyo, se siente señalada.
El cambio de actitud debe venir de la autoridad. El primer lugar de donde deben ser erradicadas las ideas machistas es de las instancias oficiales.
Los movimientos #MeToo que aparecieron hace unos días en las redes sociales mexicanas son una respuesta a la falta de acompañamiento para investigar las denuncias y a la revictimización que se da al momento de presentarse ante el Ministerio Público. Hasta ahora no se han alcanzado instituciones de confianza y en el sector privado apenas comienzan a instaurarse protocolos de actuación ante la presentación de casos.
Como consecuencia de la movilización de grupos de mujeres, amplios sectores del país han tomado conciencia de la gravedad del acoso y del hostigamiento sexual, especialmente en los centros laborales. Toca a la autoridad poner de su parte para que la agresión a la mujer no sea una conducta “normal” y que ese patrón comience a desterrarse.
#
Trascendió/MILENIO
QUE “tranquilo y consciente” sobre la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, Estado de México, se declaró el secretario Javier Jiménez Espriú, quien compareció ante la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado.
“Pozo sin fondo” y “elefante blanco” fueron dos definiciones que aplicó a la obra el funcionario, quien ya fuera de sesión informó que Aeropuertos de París, consorcio elegido por la Secretaría de la Defensa Nacional, entregará en dos meses el plan maestro para Santa Lucía y en medio año el estudio de aeronavegabilidad.
QUE hablando del Senado, se trabajó a marchas forzadas este fin de semana para sacar adelante la sesión en la que el pleno recibió a Michelle Bachelet, titular del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, dado que desde el jueves los legisladores salen a sus entidades y no regresan hasta el lunes por la noche.
Por eso Martí Batres habló con los coordinadores y ultimó los detalles de la visita con la cancillería, que encabeza Marcelo Ebrard, pues no podía darse el lujo de citar a sesión y no alcanzar el quórum legal, cosa que no ocurrió y todo resultó sin contratiempos, salvo las duras impresiones de la visitante sobre eso de que encuentra un país con “cifras de guerra”.
QUE quien parece que leyó con atención el más reciente reporte del Fondo Monetario Internacional fue Cuauhtémoc Cárdenas, quien reprochó a Andrés Manuel López Obrador que hable de un crecimiento de la economía de 4 por ciento pero no diga cuándo ni cómo, aunque a fuerza de ser justos, el Presidente sí ha dicho que será a final de sexenio, dato que pone en duda el organismo internacional, pues su cálculo es que no rebasará 2.7 por ciento.
El tres veces candidato presidencial dijo que el discurso de la 4T es “confuso”, criticó que se busquen recursos “solo con recortes y sin recaudación”, aseguró que “se ignora cómo entrarle al tema migratorio” y vaticinó que de no corregir el camino, lo que habrá es “una segunda o tercera deformación”.
#
FRENTES POLÍTICOS (EXCÉLSIOR)
** 1. Otra falsedad. Corrió la versión de que Marcelo Ebrard renunciaría como canciller, pero ayer mismo firmó un acuerdo con Michelle Bachelet, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, y no modificó un ápice la agenda. Quienes pretendían desestabilizar a la SRE no lo consiguieron. Roberto Velasco Álvarez, vocero de la cancillería, desmintió esa información. ¿Cómo, estando tan cerca la reunión cumbre con empresarios estadunidenses, en proceso de distensión la relación con el gobierno español, y en camino la inserción de México a la ruta de cooperación en materia de derechos humanos con la ONU? Además, se nota: le va bien la diplomacia.
** 2. Bien jugado. Martí Batres pasó con honores la prueba de fuego que le representó la visita de Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos. El presidente del Senado demostró liderazgo y capacidad organizativa. Bachelet se reuniría con miembros de comisiones, pero, dado el interés que despertó en los senadores, se pensó en recibirla en el pleno, una idea con alto grado de dificultad. Pero los buenos oficios de Batres con los coordinadores parlamentarios hicieron exitosa la visita. No podía darse el lujo de citar a sesión con la presencia de Bachelet y no alcanzar el quórum legal. Y lo logró. Un buen operador nunca falla.
** 3. En picada. Cuando José Rosas Aispuro llegó a gobernar Durango, en septiembre de 2016, la población tenía altas expectativas, pero, al paso de los meses, se han ido diluyendo. Al mandatario le entró una oleada de protagonismo que lo hace hasta andar en bicicleta cuando anuncia su "ambicioso" programa para que los niños acudan a clases en ese medio de transporte. Aispuro se la ha pasado media administración prometiendo. A su llegada, advirtió que había recibido un estado endeudado, pero han pasado tres años y nada sustantivo ha cambiado en la ciudad o en el estado. Muchas fotografías de sus proyectos, pero se preguntan los duranguenses: ¿y las inversiones, la retención de talentos, la generación de condiciones para empleos bien pagados, para cuándo?
** 4. Cooperativos. René Juárez Cisneros, el exlíder del PRI que hace unos días aseveró que gracias a su gran administración al tomar el mando del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, se pudo salvar de tocar fondo: "El PRI se estaba hundiendo y yo evité que tocara fondo", ahora como líder de los diputados del tricolor rechazó que su bancada sea un dique sistemático para impedir que avance cualquier iniciativa del Presidente de la República. "Más bien hemos actuado con madurez, con amplio sentido de responsabilidad y lo hemos demostrado", dijo el priista luego de los señalamientos de Dolores Padierna, de Morena, por las reservas del PRI en torno a las reformas a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro. Juárez Cisneros recordó que el PRI ha estado más unido que nunca a las iniciativas del gobierno… Oposición de terciopelo, ¡pero no lo quieran todo!
** 5. Chismosos. Diputados del PAN, PRI y Movimiento Ciudadano acusaron, ante representantes de más de 180 países, lo que consideraron un "desmantelamiento" del programa Estancias Infantiles y expusieron la estrategia de defensa jurídica y política que desarrollan en su defensa. En la 140 Asamblea General de la Unión Interparlamentaria, en Doha, Qatar, los legisladores opositores externaron su rechazo a esta situación. La diputada Laura Rojas Hernández sostuvo que desde el PAN se han presentado diversos amparos para que se restablezca el programa, porque se busca que infantes y madres sigan recibiendo un servicio que brinde cuidado infantil de calidad, como hasta 2018 había sucedido. ¿Por qué nunca se les vio hacer tal alarde de energía cuando eran intereses oscuros los que desmantelaban los millonarios recursos para esas estancias infantiles? Raro, raro, raro.
#
PEPE GRILLO (LA CRÓNICA)
** Vía crucis
Aunque Mario Delgado tiene claro que tiene votos para sacar la contarreforma educativa, no la pondrá a votación junto al PRI.
El coordinador parlamentario de Morena sabe que esa jugada sería inadmisible para la CNTE, que se pondría de manera permanente en pie de lucha.
El documento reformista tendrá que pasar por el vía crucis de Semana Santa y esperar con paciencia el visto bueno de los dirigentes de la coordinadora, que están dispuestos a crucificar a quien se meta en su camino.
Todo parece indicar que la reforma se tratará en un periodo extraordinario, no antes.
** Sin atajos
La acechanza principal en contra del turismo en México, lo que ha generado una caída en el número de visitantes es la violencia, y las alertas de viaje que provocan.
El tema no corresponde a los turisteros, sino a otras instancias comenzando por la Secretaría de Seguridad Pública.
Alfonso Durazo ha dicho que a pesar de las urgencias, el gobierno no buscará atajos para garantizar la seguridad pública, mucho menos el atajo de violar derechos humanos para obtener resultados a corto plazo.
Para garantizar el respeto a los derechos humanos el gobierno no dudó en llegar a un acuerdo con instancias internacionales como la ONU.
La señora Michelle Bachelet, comisionada para Derechos Humanos de la ONU, se mostró dispuesta a acompañar a México en el lanzamiento de la Guardia Nacional con imperativos éticos que no podrán saltarse.
La Guardia Nacional tiene la misión de la recuperación de la paz y la seguridad a la que todos aspiramos. Por el momento parece una misión imposible, pero al mismo tiempo, no puede fallar.
** Puebla, el frente interno
La virulencia en la campaña electoral en Puebla no amaina.
Alejandro Rojas Díaz Durán, que está en el campo de batalla para golpear a su correligionario Miguel Barbosa, resolvió meter a la Fiscalía General de la República al embrollo. El senador suplemente disparó una ráfaga. Denunció a Barbosa por los delitos de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, evasión de impuestos y fraude inmobiliario, todos graves.
De manera que Barbosa tendrá que dedicar tiempo y energía a cuidar el frente interno de Morena, donde Rojas y Alejandro Armenta le están disparando a dos fuegos.
La única buena noticia para Barbosa es que los abanderados del PAN y del PRI no prenden. La verdadera pelea está al interior de su partido.
** Sonora entra a la competencia
Esta semana, la gobernadora Claudia Pavlovich, echará a andar el programa "Sonora con Actitud". El programa contiene acciones para generar empleos y capacitar a 30 mil sonorenses, tras fuerte difusión de cada uno de los destinos turísticos del estado. Es un camino cuesta arriba, pero el beneficio es rápido y concreto.
#
SACAPUNTAS (EL HERALDO DE MÉXICO)
** Ebrard, firme en el gabinete
Fuego amigo, nos dicen, fue el rumor de que el canciller Marcelo Ebrard presentó su renuncia al presidente López Obrador, como se difundió ayer. Nos hacen ver que, si alguien está más que seguro en su cargo, es precisamente el responsable de la política exterior, aunque algunos quisieran verlo fuera. Por eso lanzan ese tipo de infundios.
** Con esos aliados...
Nos comentan que la piedrita en el zapato de la bancada de Morena en San Lázaro, que lidera Mario Delgado, es nada más y nada menos que el PT, que coordina Reginaldo Sandoval. Y es que a todo le pone trabas; la más reciente, a la Reforma Laboral porque no regula el outsourcing. El caso es que parecen más oposición que aliados.
** Gobernadores, con la reforma Todos los gobernadores, nos cuentan, han cerrado filas con la Reforma Educativa del gobierno federal, y están en desacuerdo con que la CNTE recupere el control de las plazas. De hecho, el michoacano Silvano Aureoles advirtió que la venta de plazas benefició hasta a La Ta ta, líder del cártel Los Caballeros Templarios, quien las cobraba en 300 mil cada una.
** De Niño Verde a Juanito
Jorge Emilio González, conocido como El Niño Verde, solicitó licencia indefinida como diputado federal. En su curul queda Jorge Corona Méndez, quien fue secretario particular del ex presidente Enrique Peña. Corona es tan cercano a Peña que por más de 10 años trabajó a su lado. Lo que no se sabe ahora es si votará con el PRI o con Morena.
** Alerta por sarampión
En alerta está la Secretaría de Salud, al mando de Jorge Alcocer, por los brotes de sarampión en varias entidades de Estados Unidos. Si bien en México no se ha detectado ningún caso autóctono, nos dicen, sí existe el riesgo de que se introduzcan personas contagiadas. Por ello, las autoridades tienen el plan de ubicarlo a tiempo para evitar su propagación.
#
¿Y si rectifica, presidente?/Raymundo Riva Palacio
Estrictamente Personal
El Financiero...
La anomalía que veían los economistas se disolvió. Se preguntaban, ¿cómo es posible que baje el consumo en todos los rubros, haya inflación y desempleo creciente y la confianza del consumidor sea positiva? El Inegi respondió al dar a conocer el Índice de Confianza del Consumidor de febrero, donde los niveles son los más bajos del nuevo gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, y los peores desde enero de 2017. Hay incertidumbre por la inseguridad, y desconfianza en la política económica. La percepción ciudadana se está alineando con la de inversionistas, analistas, bancos privados nacionales y extranjeros, instituciones multilaterales y organismos internacionales, que suman a esos factores dudas por las señales contradictorias de López Obrador. La más grande, la cancelación del nuevo aeropuerto internacional en Texcoco.
Cancelar el proyecto como resultado de una consulta concentrada en los municipios pobres en el sur del país, tuvo consecuencias económicas inmediatas, pero sobre todo, lanzó una señal de alerta al mundo. Al gobierno de López Obrador lo empezaron a ver con cuidado. Las inversiones se frenaron y la economía se contrajo. La Secretaría de Hacienda redujo su expectativa de crecimiento para 2019 y 2020, pero el presidente insistió que crecería en dos por ciento y que para finales del sexenio el crecimiento estaría en cuatro por ciento. El Fondo Monetario Internacional lo desmintió ayer al dar a conocer sus expectativas de crecimiento en el mundo. Las señales emitidas por el nuevo gobierno, llenas de incertidumbre política, produjeron un nuevo ajuste a la baja para estos dos años.
Frente a las noticias negativas, López Obrador siempre acelera el paso. Aún no reacciona sobre el nuevo balde de agua fría que le tiró el FMI, pero en situaciones similares en el pasado, disfraza los malos números con acusaciones a políticos, empresarios, órganos autónomos y prensa.
López Obrador no entiende de economía, y a sus colaboradores les cuesta mucho trabajo explicarle las cosas porque tampoco razona. La subordina a sus objetivos políticos, olvidando que acciones similares llevaron a la ruina al país. Él mismo lucha contra sus creencias y se mete en contradicciones. Las evidencias de que la economía del país estaba mucho más grave de lo que se imaginaba, lo ha hecho enfurecer en algunas ocasiones y molestarse con propios y extraños.
Tuvo que aceptar el recorte presupuestal que le propuso el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, cuyo tufo neoliberal es superior a los que tuvo el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, con el que tanto se compara, al demostrarle que el dinero en las arcas del Tesoro simplemente no alcanzaría, con todos los indicadores en contra, más la caída en la recaudación y en el empleo. El subsecretario Arturo Herrera dijo que para aumentar la recaudación contemplaban restablecer la tenencia de automóviles en el país, y horas después el presidente lo desmintió por completo. Este choque con la realidad evoca un dicho tabasqueño: lo mejor de todo, es lo peor que se va a poner.
Pero para López Obrador, esto puede significar el final anticipado de su sueño transformador. ¿Qué puede hacer sin cometer un suicidio financiero? Enviar una señal a los inversionistas de que entendió que lo que quería hacer, como lo quería hacer, no funcionó, y es capaz de rectificar. ¿De qué escala tendría que ser esa rectificación? La respuesta sería tirar la construcción de un nuevo aeropuerto en Santa Lucía y reanudar la construcción en Texcoco. El mero planteamiento, dada la necedad del presidente, parece descabellado. Sin embargo, una consideración que podría hacerse, es que la disyuntiva está entre restablecer un proyecto y encontrar la forma de tener el menor costo político posible, o pagar costos económicos, políticos y sociales de mayor envergadura en el largo plazo.
Santa Lucía es un aeropuerto que sí puede construirse, pero que de acuerdo con los estudios de aeronavegabilidad, no puede operar en forma simultánea con el Aeropuerto Internacional Benito Juárez. Construirlo sería como añadir una pista más en la Ciudad de México sin ampliar el tráfico aéreo. No sólo organismos internacionales han concluido en ello, sino que un estudio de la Fuerza Aérea Mexicana dice lo mismo. Empeñarse en Santa Lucía, visto logísticamente, provocará una disrupción en las operaciones de las aerolíneas. Y en términos de seguridad, existe la certeza de la cancelación de vuelos internacionales.
El presidente no sabe de estos temas y los responsables de él, tampoco. Pero dentro del gobierno hay personas con conocimiento técnico y financiero de lo que significa entercarse en Santa Lucía. López Obrador tiene una oportunidad, aunque en un principio parezca una locura política. Una pista más en Santa Lucía, disfrazada de nuevo aeropuerto, no provocará el crecimiento de Texcoco, aunque el gobierno diga lo contrario. Texcoco no era la mejor opción; era la única posible. Una de las empresas a las que se recurrió por su opinión, que así lo determinó, es Aeropuertos de París, a la que le comisionaron el Plan Maestro de Santa Lucía. Al paso que va, ni siquiera estaría lista su primera fase antes de terminar el gobierno. El nuevo aeropuerto de Estambul, como espejo, arrancó este fin de semana su primera fase operacional, tras casi cinco años de construcción sin problemas.
López Obrador puede intentar el rescate de la confianza de los inversionistas, y quitarles la idea de que es un aventurero como jefe de Estado y que sí es capaz de corregir una decisión equivocada. Para ello, sin embargo, se requiere que cuando menos crea los números que le presentan los no radicales, y que se aleje de quienes empapan todo en demagogia, retórica y, sobre todo, embustes.
#
Un kínder en Palacio Nacional/Pablo Hiriart
Uso de Razón
El Financiero....
Por segunda vez en menos de un mes el presidente López Obrador desmintió a su subsecretario de Hacienda sobre temas económicos que el mandatario desconoce y Arturo Herrera sí sabe.
López Obrador desmiente y desautoriza a sus secretarios y subsecretarios con la mano en la cintura. No se puede confiar en la palabra de ellos.
Ni en la de Romo, que dijo que el aeropuerto sí se continuaría en Texcoco.
Ni en la de Esteban Moctezuma, que presentó una razonable reforma educativa, y el presidente se la está echando para atrás.
Ni en la del subsecretario de Hacienda, que anuncia en Europa la postergación de la proyectada refinería en Dos Bocas hasta evaluar sus costos reales.
Ni oír a ese subsecretario que estudia con legisladores que la tenencia vehicular se cobre en todo el país.
¿De qué se trata? ¿En qué kínder se ha convertido Palacio Nacional?
Si las finanzas se van a manejar 'desde Los Pinos' (el presidente), como dijo Luis Echeverría en 1973 cuando corrió a Hugo B. Margáin de la Secretaría de Hacienda, entonces sálvese quien pueda. Vamos por ese camino y ya conocemos el desenlace.
El subsecretario Herrera, un economista de prestigio que viene del Banco Mundial, se reunió en lunes con legisladores y especialistas en el marco del II Foro Hacendario, donde coincidió con diputados que en 2020 se podría revivir el cobro de la tenencia en los estados.
Dijo, en concreto, que cobrar bien el predial y reinstalar la tenencia en todo el país podría dar una recaudación adicional de entre 100 y 120 mil millones de pesos, “cantidad que para los estados es mucho dinero, quizá para la federación no lo es, aunque para los estados haría la diferencia”.
Como (casi) todo mundo sabe, la tenencia es un impuesto estatal y no federal, como está implícito en el argumento de Herrera. Compete a los estados.
En menos de 24 horas, en su conferencia mañanera, el presidente López Obrador lo desmintió de manera tajante y hasta ofensiva:
“No hay aumentos de impuestos y no hay impuestos nuevos. Los compromisos se cumplen. Digo esto porque salió la noticia de que se iba a restablecer el impuesto de la tenencia. Eso no es cierto. Eso quisieran nuestros adversarios”.
Arturo Herrera no es su “adversario”, sino su subsecretario.
El presidente no puede decidir sobre un impuesto estatal. Si lo quieren federalizar, tampoco es asunto suyo, sino del Congreso.
Durante una entrevista a Financial Times, publicada el 11 de marzo, el subsecretario de Hacienda dijo que “no autorizaremos (la construcción de la refinería en Dos Bocas) hasta que tengamos una cifra final que no sea muy diferente de los ocho mil millones de dólares originales”.
Al día siguiente lo desmintió el presidente en su conferencia mañanera: “No hay retrasos en la construcción. Estamos muy bien y se va a construir la refinería, se va a terminar en tres años como se contempló y va a costar entre seis mil y ocho mil millones de dólares”.
¿Por qué va a costar eso? Porque sus presidenciales ganas así lo dictan.
Si el subsecretario de Hacienda dice que van a esperar a tener una corroboración más precisa de la cifra, lo desmiente y lo calla.
Que las finanzas se manejen 'desde Los Pinos' (el presidente) tiene sus costos.
Como ilustraba ayer Enrique Quintana en sus Coordenadas, la caída real del gasto en seguridad en los dos primeros meses del año fue de 31 por ciento. Como si no hiciera falta.
El gasto en educación cayó 12 por ciento.
Y el gasto en salud del sector público federal cayó en 13.6 por ciento, “lo que significa que se dejaron de desembolsar aproximadamente cuatro mil millones de pesos cada mes”, apunta Quintana.
Por otro lado, en un solo mes (9 de marzo al 7 de abril) el gobierno gastó más de cinco mil millones de pesos en subsidiar (claro que es subsidio) el IEPS para que no suban la gasolina Magna ni el diésel… que siguen subiendo.
Ayer el presidente dijo que descubrieron que el 63 por ciento de esos estímulos fiscales se quedan en manos de distribuidores.
¿Solución? Que el Estado ponga gasolineras, si no disminuyen los precios los expendedores actuales.
En el país hay cerca de 12 mil estaciones de gasolina. ¿Cuántas miles de estaciones necesitaría poner el Estado para equilibrar los precios?
Puras ocurrencias que podrían acabar –como en los años en que las finanzas se manejaban desde Los Pinos– en estatizaciones.
Los organismos internacionales ya se dieron cuenta del kínder que hay en Palacio.
Ayer el Fondo Monetario Internacional recortó la expectativa de crecimiento para México, en este año, de 2.1 a 1.6 por ciento del PIB.
Le recortaron a varios países, pero a México fue al que más.
¿Por qué será? Por falta de certidumbre.
Es un kínder.
#
 Un militar para la Guardia Nacional
Razones/JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ
Excelsior
Un militar para la Guardia Nacional
• El mando de la Guardia Nacional, hasta que ésta se consolide, debe ser un militar, debe ser alguien que sea respetado y obedecido por los militares que le darán origen a ese cuerpo de seguridad.
En las próximas horas se conocerán los nombramientos de los mandos de la Guardia Nacional, el principal instrumento de seguridad en la estrategia del gobierno federal. Como hemos dicho muchas veces, la nueva institución es una instancia que puede ser positiva en la lucha contra la inseguridad, aunque la estrategia deberá ir mucho más allá de la creación de la misma.
La Guardia Nacional es, en los hechos, una institución civil, formada en su gran mayoría por militares, provenientes de la policía militar y la naval, además de los elementos que se incorporarán de la Policía Federal. En los últimos días ha habido una intensa presión para que quien esté al mando de la Guardia Nacional no sea un militar en activo, como adelantó el presidente López Obrador, y para que su mando directo recaiga en un civil.
Sé que es políticamente incorrecto decirlo con todas las letras, pero creo que es un error: el mando de la Guardia Nacional, hasta que ésta se consolide y tome forma como tal, debe ser un militar, debe ser alguien que sea respetado y obedecido por los militares que le darán origen a ese cuerpo de seguridad, alguien que les transmita su disciplina y capacidad de operación, incluso que comparta plenamente los valores que tendrán sus integrantes.
Formar un cuerpo de seguridad nuevo, con miles de elementos de distinto origen, es una tarea titánica. La Guardia Nacional, si bien será civil, porque es parte de la secretaría de seguridad, que encabeza Alfonso Durazo, tiene que tener un mando militar por la sencilla razón de que sus miembros tendrán ese origen. Es una razón operativa, pero también de formación y disciplina. Desde ese origen se tiene que desarrollar, integrar y operar y en la medida que se logre revertir la gravísima situación de inseguridad que hoy vivimos, podrán ir transformándose sus mandos e incluso su estructura. Pero partimos de una situación de emergencia, no es tiempo de improvisar sin atender las exigencias actuales.
Si ésas son razones eminentemente prácticas por las cuales la Guardia Nacional debe tener un mando de origen militar, mucho peores son los argumentos que descalifican a cualquier militar en actividad por su origen y, peor aún, porque consideran que se violarían los derechos humanos. Comencemos por lo segundo: más allá de que en la campaña electoral, algunos grupos insistieron en las violaciones a derechos humanos, supuestamente cometidas por militares, lo cierto es que los hechos demuestran exactamente lo contrario. Mientras las fuerzas armadas han tenido miles (en ocasiones hasta 30 mil) elementos distribuidos en todo el territorio nacional durante más de una década para atender los desafíos de la seguridad interior, las denuncias reales de violaciones a derechos humanos han disminuido año con año y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar) siempre han atendido las observaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).
En el caso Ayotzinapa, como hemos insistido con toda la documentación vigente sobre el caso (ver el libro La Noche de Iguala, Cal y Arena, 2018) no existe prueba alguna que indique una participación militar en la desaparición de los jóvenes de la normal. Además, la Sedena y la Semar tienen, desde hace años, departamentos de derechos humanos con programas para todos sus elementos, como no los tiene ninguna otra área civil de seguridad.
           Se ignora que cuando se habla de un general en activo se está hablando de un profesional con una carrera de cuarenta años de formación y evaluación constante, desde su ingreso como cadete. De hombres y, más temprano que tarde, también de mujeres, que ingresan desde preadolescentes y ascienden paso a paso en el escalafón con base en méritos y en ningún caso, a diferencia de otros ejércitos latinoamericanos, de su condición social y origen económico.
Un cadete está en la escuela militar cuatro años, alcanza el grado de subteniente a los seis años, de teniente a los nueve, de capitán a los quince, de mayor a los 19 años de servicio, teniente coronel a los 23, coronel a los 27, general brigadier a los 31 años y general de brigada a los 35 años de servicio.
¿Cuántos servidores públicos de cualquier área pueden presumir de una carrera tan intensa y basada exclusivamente en la meritocracia?
Seamos serios por una vez en el ámbito de la seguridad. Ya la lucha partidaria ha arruinado otros esfuerzos e iniciativas, válidas en su momento. La Guardia Nacional debe ser parte de la Secretaría de Seguridad, pero en su creación y sus primeros años de desarrollo debe tener un mando militar porque de allí provienen sus integrantes y sobre esos principios debe construirse. Aunque sea políticamente incorrecto subrayarlo.
#
Plata o Plomo/ Alejandro Hope
EL UNIVERSAL
No dan los números, señor Presidente
En marzo, fueron asesinadas aproximadamente 3,100 personas. Conoceremos la cantidad precisa el 22 de abril, cuando se hagan públicas las cifras correspondientes al mes pasado, pero pueden apostar a que el dato oficial se ubicará en torno a ese número.
Con eso, se han acumulado aproximadamente 8,700 víctimas de homicidio doloso y feminicidio en lo que va de 2019. A este ritmo, vamos a cerrar el año con un total de 36 a 37 mil víctimas, 10 a 12% más que en 2018.
Es decir, no hay aún señales de que la escalada de violencia homicida se esté frenando. Pero, según el gobierno, eso podría cambiar en los próximos meses. Ya viene la Guardia Nacional y, con ella, se podrá desplegar personal federal en todo el país. Allí está el ejemplo de Tijuana, donde el promedio diario de homicidios disminuyó 20% en marzo, a resultas (según la versión oficial) de una mayor presencia de fuerzas federales. Sólo es cosa de replicar la misma estrategia a nivel nacional.
¿Pero es eso posible? Tengo mis dudas.
En Tijuana, según lo declarado hace un par de semanas por el titular de Sedena, el general Luis Crescencio Sandoval, se han desplegado 2,231 elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal. Es decir, habría en Tijuana 1.6 elementos federales por cada mil habitantes.
Si se quisiera replicar esa densidad en todo el país, se requeriría desplegar a aproximadamente 200 mil integrantes de fuerzas federales.
No los hay ni los va a haber en el futuro previsible. Según Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, la Guardia Nacional tendrá 82,000 integrantes. Dudo mucho que se alcance ese total (por razones descritas aquí: https://bit.ly/2HXytNZ), pero démoslo por bueno para fines del argumento. Asimismo, se ha planteado el reclutamiento de 30 a 50 mil elementos adicionales en los próximos tres años. Esa meta también es cuestionable, pero asumamos que se logra. Es decir, en el mejor de los casos, la Guardia Nacional tendrá de 112 a 132 mil integrantes en 2021.
Eso todavía nos dejaría de 68 a 88 mil elementos por debajo del número requerido. Para cubrir ese déficit, se podría recurrir a más personal militar (algo que es constitucional por los próximos cinco años).
Pero hacer eso, significaría estirar gravemente las capacidades de Sedena y Semar. En 2018, había 269 mil soldados y marinos. Resten los 43 mil elementos trasladados a la Guardia Nacional. Quedarían 226 mil integrantes en las Fuerzas Armadas.
Pero una buena parte de esos elementos no son utilizables en tareas de seguridad pública. Hay personal administrativo, en el sistema médico militar, en los planteles del sistema educativo militar, etc. Y los números no son menores: la Sedena, por ejemplo, cuenta con más de 13 mil médicos y enfermeras.
Además, tanto la Sedena como Semar tienen tareas indeclinables: vigilar el espacio aéreo, patrullar costas, resguardar instalaciones estratégicas, proveer apoyo a la población en casos de desastres naturales, etc. No todos los militares se pueden ir de policías.
Pero asumiendo que fuese posible dedicar 68 a 88 mil elementos militares adicionales a tareas de seguridad pública, se tendría una densidad de fuerzas federales que, en Tijuana, ha logrado reducir 20% el número de homicidios. Es decir, si eso se diera a nivel nacional, nos regresaríamos de 2019 a 2017, el segundo año más violento de la historia del país.
Entonces no, no dan ni darán los números para reducir significativamente la violencia por la vía del despliegue federal. La solución pasa más bien por fortalecer las policías estatales y municipales, así como el aparato de procuración de justicia. Es decir, por donde el gobierno no está poniendo el ojo ni dedicando recursos.
@ahope71Inicio
#
Serpientes y Escaleras / Salvador García Soto
EL UNIVERSAL..
Sube gasolina 12%; AMLO culpa a expendedores
Tras conocerse ayer el reporte del Inegi sobre la inflación en marzo de 2019, que cerró en 4% a tasa anual y que en ese porcentaje inflacionario lo que más aumentó fueron los precios de los energéticos y las tarifas autorizadas por el gobierno, con la gasolina magna 12% más acara que el año pasado, el gas LP 8% más caro y el gas natural 13.81%, el presidente Andrés Manuel López Obrador buscó un culpable y apuntó sus baterías hacia los expendedores de gasolina, a los que ayer acusó de encarecer los precios de los combustibles porque “se quedan con parte del estímulo fiscal para aumentar su margen de ganancia”.
De hecho, el presidente fue más allá en el nuevo frente que abrió y, al mismo tiempo que reiteraba que “no habrá gasolinazos como sucedía anteriormente”, anunció una estrategia para exhibir públicamente y en pantallas a los gasolineros que venden el combustible más caro y advirtió que si así no logra que bajen los precios, el gobierno podría instalar sus gasolineras y fijar un precio oficial para presionar la competencia a los expendedores privados. “Hago un llamado a los concesionarios para que revisen el margen de utilidad y que no piensen que no están observando el manejo de los precios al consumidor”, sentenció el presidente en tono de advertencia.
Las palabras presidenciales calaron fuerte en el ánimo de los gasolineros que ayer mismo respondieron a López Obrador y culparon al gobierno y a su falta de terminales de almacenamiento y su nueva logística de pipas del encarecimiento de la gasolina: “Es sabida la carencia de una infraestructura suficiente de almacenamiento, situación que ha generado distorsiones logísticas de tipo regional y estacional, incluso afectaciones en el abasto que inciden directamente en los precios”, señalaron los expendedores en un comunicado de la Onexpo Nacional que agrupa al mayor número de estaciones privadas de servicio.
Pero ¿qué hay detrás de este choque entre el presidente y los empresarios de la industria de hidrocarburos? Lo primero es que nadie quiere asumir que la gasolina sí ha subido de precio en los últimos meses, en contra del discurso presidencial de que ya no hay “gasolinazos” y por eso se les transfiere la culpa a los expendedores. Pero éstos reaccionan no solo negando la acusación de que estén ganando más por quedarse con el estímulo fiscal, sino que acusan que la logística de transporte y almacenamiento de Pemex es la responsable de los incrementos de precios por la mayor tardanza y afectaciones al abasto de las estaciones, que forman parte del precio final. De hecho, la Onexpo en su comunicado pidió ayer mismo una reunión técnica con la Secretaría de Hacienda para analizar “detalladamente la información presentada y las referencias públicamente conocidas hechas esta mañana”, en relación a la acusación que hizo el presidente.
Lo más delicado que se asoma tras esta nueva pugna de la 4T es que el gobierno podría estar preparando el terreno para un esquema de control de precio final, con todo y las distorsiones en logística que han afectado a los distribuidores. De ser así, podríamos entrar a una primavera complicada en materia de abasto de combustibles y a un próximo verano muy agitado en el que, si Pemex y el gobierno federal no prevén el alza estacional del consumo durante la Semana Santa y las vacaciones de verano y mejoran la cadena de abasto del principal proveedor que sigue siendo la petrolera nacional, podríamos volver a los problemas de desabasto que vivimos entre finales del año pasado y enero de este año.
Para decirlo claro: si Pemex no prevé los inventarios necesarios y tampoco resuelve los problemas de logística, almacenamiento y transportación de los que se están quejando los gasolineros, nos espera un verano caliente y peligroso con escasez de gasolina.
Y entonces sí, si ya no se puede culpar a los huachicoleros, seguro ahora serán los gasolineros los culpables.
NOTAS INDISCRETAS…Al Niño Verde, Jorge Emilio González, se le puede criticar casi todo en su muy pobre desempeño político, menos que no sea congruente con su historia. Ayer pidió licencia al cargo de diputado, que ni quiere ni le interesa, tal y como lo hizo también cuando fue senador de la República en la pasada legislatura y abandonó la senaduría apenas empezando su gestión. Pero ésta vez su retiro de una diputación a la que casi nunca se presentó, tiene otro trasfondo. Jorge Emilio no sólo se va para cuidar sus muy buenos negocios y a seguir ganando los billetes verdes que tanto le gustan, sino que lo hace porque así lo acordó con su amigo, el ex presidente Enrique Peña Nieto, con quien hizo un pacto desde 2018 que definió su candidatura. Porque el líder del PVEM en realidad sólo tomó protesta como diputado para calentarle la curul a su suplente, Jorge Corona Méndez, quien para mayores señas era el secretario particular auxiliar de Peña Nieto y uno de los hombres de mayor cercanía y confianza del ex presidente desde que era gobernador del Estado de México. Peña le pidió el favor a Jorge Emilio, a cambio de los muchos favores que recibió el Niño Verde en su sexenio, de que sólo llegara a San Lázaro primero como pantalla para que no lo criticaran por mandar a su particular y segundo para que Jorge Corona se tomara unas merecidas vacaciones y un relax de varios meses, antes de estrenarse como diputado federal. Así que Jorge Emilio, que hoy es aliado político de Morena en el Congreso, no deja de ser también un fiel y leal peñista, como antes fue foxista y calderonista. Total, el Niño se va tranquilo y protegido a seguir ganando dinero mientras mantiene el control de su partido, hoy al servicio de López Obrador y su 4T, mientras el hombre de confianza de Peña Nieto, Corona Méndez, se vuelve diputado verde, también aliado del lopezobradorismo. Y todos contentos, en la mafia del poder… Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, se comunicó a esta columna para negar que sea el autor de los rumores sobre la enfermedad y renuncia del fiscal Alejandro Gertz. “Quiero decir que respeto al Fiscal. Que trabajamos de forma coordinada. Y que ignoro quién está empeñado en generar una fricción, que por lo menos del lado de la UIF es inexistente”, dijo Nieto, a quien no mencionamos en esta columna, pero pidió hacer la aclaración respectiva. Sus razones tendrá…. Dados girando. Apostamos por Escalera.
#
En Tercera Persona/ Héctor De Mauleón
El Universal
En enero dejaron ir al Marro
En los primeros días del año, fuerzas federales ubicaron a José Antonio Yépez, El Marro, en un club campestre, “cerca del aeródromo”, a orillas de Celaya, Guanajuato. Un seguimiento de varias semanas permitió que personal de inteligencia lograra establecer con precisión dónde dormía y se movía el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima.
Se considera que Yépez es el principal implicado en la ola de violencia que ha hecho de Guanajuato uno de los estados más peligrosos del país.
Yépez se movía por aquellos días en un Honda, un Cadillac y una Hummer. Intentaba ser discreto. De hecho, se desprendía por las noches de los cuatro o cinco escoltas que lo acompañaban, para que nadie supiera a dónde iba a dormir. Cambiaba de teléfono con frecuencia y a veces pasaba hasta cinco días sin hacer llamadas.
Elementos de diversas fuerzas policiales habían intentado detenerlo —varias veces— en Santa Rosa de Lima, municipio de Villagrán. Pero en todos los casos fueron rodeados por los pobladores y tuvieron que retirarse para evitar una tragedia.
Ahora era distinto. En aquel club campestre, frecuentado “por gente de otro estrato social”, nadie iba a defenderlo. Su fuerza era mínima.
Agentes que tomaron parte en aquel operativo pidieron luz verde a sus superiores. No se las dieron. La respuesta fue que El Marro no era prioridad. Que la prioridad era bajar el número de muertos y hacer que descendiera el robo de hidrocarburos.
El Marro no supo lo cerca que estuvo de caer. O tal vez sí, porque a partir de entonces modificó de manera absoluta sus rutinas.
El 29 de enero hubo bloqueos y quema de vehículos en Villagrán, Juventino Rosas, Celaya y Salamanca. La intención era impedir un operativo del Ejército y la Marina contra el huachicol. Al día siguiente apareció en las inmediaciones de la refinería de Salamanca una manta dirigida a López Obrador. La firmaba, supuestamente, el Cártel de Santa Rosa:
“Ahí te dejo un regalito en mi refinería”. En una camioneta habían dejado un artefacto explosivo. La manta señalaba que el cártel comenzaría a matar gente inocente si no se ordenaba la salida inmediata de las fuerzas federales.
El Marro se deslindó de aquella amenaza y señaló como autores del mensaje a sus enemigos del Cártel Jalisco Nueva Generación. La violencia arreció como nunca antes. El gobierno decidió que siempre sí había que detener al Marro y fuerzas federales y estatales lanzaron el operativo Golpe de Timón y tendieron un cerco en diversos municipios del estado. El 4 de marzo incursionaron de madrugada en Santa Rosa. En un domicilio hallaron palmeras, palapas, salones de juego y una alberca: era el llamado “Resort Huachicol”, un paraíso a disposición del Marro. Aparecieron también sobres con dinero, supuestamente destinado al pago de nóminas, y vehículos empleados para el huachicoleo.
Había también, a la manera del Chapo, túneles que conectaban con domicilios cercanos.
Un mes más tarde, no existe rastro alguno del Marro. De lo que sí hay registro es de un fin de semana de marzo en el que hubo 26 asesinatos, y de cinco días de abril en los que hubo 75. El día 23 de marzo se contabilizaron 15 homicidios más en Salamanca, Celaya y León. Todos, relacionados con el robo de combustible.
El 26 de marzo, cuatro personas que desempeñaban diferentes cargos públicos en Salvatierra, fueron acribillados —paradójicamente— en el bulevar Posadas Ocampo. Entre las víctimas se encontraba el jefe de gobierno del municipio. Uno de los hombres que acompañaba al funcionario intentó huir, pero fue alcanzado 300 metros más adelante por los tripulantes de una motocicleta.
El gobierno federal anuncia triunfalmente que las tomas clandestinas han disminuido de manera drástica en la entidad. Según cifras de Pemex, de 1547 tomas detectadas en 2018, solo se han registrado 97 desde el inicio de los operativos.
La muerte, en cambio, se ha multiplicado. En uno de los estados más prósperos de México ahora solo hay muerte, sangre, violencia sin cuento. Y ni el menor rastro del Marro, por cierto.
#
Historias de Reportero /Carlos Loret de Mola
El Universal
Por qué la extinción de la vaquita nos puede costar millones
Ya si no les sacude el riesgo de seguridad que se vive en el Alto Golfo de California, ya si no les interesa el argumento ambiental de salvar una especie, por lo menos que los mueva el interés económico: si se extingue la vaquita marina, podría caer sobre México un embargo pesquero de Estados Unidos que generaría muchísima pobreza en las costas, impactaría el crecimiento del PIB, golpearía a las empresas del sector e implicaría menor recaudación para el gobierno federal.
Está claro que el gobierno federal no le ha dado el golpe al asunto de la vaquita marina. Sader (antes Sagarpa) no tiene un plan pesquero para la zona, Semarnat ha soltado las riendas, Marina y Policía Federal dejan a los pescadores ilegales operar a su antojo, y mientras, varias ONG de Estados Unidos están al acecho: si por la inacción del gobierno de México se extingue la vaquita, es esperable que intensifiquen su cabildeo para lograr que el gobierno de la Unión Americana prohíba la importación de productos pesqueros mexicanos.
Tome en cuenta que cancelar una exportación mexicana le pega al déficit comercial, es decir, Trump estaría fascinado. Además, con el argumento de la extinción de la vaquita, podrían contar con el aval de la ONU (a través de la Unesco).
Con la frontera cerrada para colocar el producto, el empobrecimiento del sector pesquero mexicano sería automático.
Actualmente ya existe un embargo camaronero: Estados Unidos no compra camarón que se saque del mar con cierto tipo de redes dañinas. Es un primer escalón.
Puede extenderse el embargo a toda la pesca de la región o incluso del país. Y salir de esa va a ser más difícil que zafarse de una red bajo el agua.
SACIAMORBOS
Ojalá no renuncie el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera. Ayer, otra vez, lo contradijo su jefe, el presidente López Obrador: el lunes Herrera planteó a legisladores revivir la tenencia y cobrar impuestos a los servicios digitales, pero ayer martes el presidente en su conferencia mañanera dijo que eso no iba a suceder, que era mentira, que es lo que quieren sus adversarios (como si Herrera lo fuera).
Es la segunda vez que el presidente se la aplica a Arturo Herrera: la anterior fue hace menos de un mes, cuando el subsecretario anunció al Financial Times en Londres que por ahora no había dinero para arrancar la refinería de Dos Bocas (proyecto criticadísimo por especialistas e inversionistas) y López Obrador le enmendó la plana y hasta anunció licitaciones.
Uno solo de estos episodios sería argumento —lo es en gobiernos del mundo— para que Herrera renunciara: el presidente no puede devaluar la palabra de su enviado a hablar con empresarios e inversionistas de México y el mundo. A la autoridad hacendaria le tienen que creer porque sus palabras deben tener la capacidad de generar confianza, y eso pasa porque las consideren ciertas. Herrera tiene ya dos razones para renunciar. Y tendría razón.
Pero ojalá no lo haga. Es de las pocas voces del nuevo gobierno que entienden de economía. Su presencia ahí minimiza las barbaridades, canaliza las ocurrencias, contiene los exabruptos de gasto populista, neutraliza las travesuras. Yo sé que su jefe lo ha tratado mal. Que es para renunciar. Pero ojalá, ojalá no se vaya.
#
En Privado | Joaquín López-Dóriga
Milenio
La Coordinadora, el tigre de López Obrador
En su ignorancia, para hablar de historia de México abren Wikipedia. Florestán
Yo no sé si Andrés Manuel López Obrador no sabía, no los veía venir o si de plano pensó que su acompañamiento, que no alianza, electoral y su discurso de amor y paz serían suficientes para domar al tigre de la Coordinadora.
Pero en cualquier escenario hubo, y hay, un error de cálculo: nunca ningún gobierno, incluido éste, ha satisfecho todas sus demandas que siempre son más, que lo suyo es el conflicto y que por esa vía ha sobrevivido a los últimos ocho gobiernos, del PRI y del PAN, desde su fundación en Chiapas en 1979, cuando la presidencia de José López Portillo, y superará en el tiempo al de López Obrador.
El punto de choque es, sí, la derogación de la mal llamada reforma educativa, pero desde el conflicto, que es lo que mejor manejan ambos, Presidente y Coordinadora. Ésta la quiere a su medida, palomeada y aprobada por los suyos, y no la actual, que quiere abrogar porque eliminó sus privilegios sobre nóminas y plazas, donde radicaba su fuerza.
La iniciativa de López Obrador, ya dictaminada en la Cámara de Diputados, la rechazan porque mantiene en el Ejecutivo federal el manejo del presupuesto, como ha reiterado el Presidente López Obrador, y, con las plazas. Ese es el choque.
En su quinto Congreso Nacional realizado en Ciudad de México, la Coordinadora concluyó que con el secretario Esteban Moctezuma no van a ninguna parte, no resuelve, ha dicho, y exige una mesa tú a tú con el Presidente de la República, quien ha respondido que si no aceptan su iniciativa, la retirará y abrogará la de Enrique Peña Nieto para volver a la situación previa de 2012, que es lo que quiere el movimiento, pues les restauraría sus privilegios a los que con toda razón, él se opone.
No veo cómo vayan a salir, uno y otro, con esta reforma. Mientras, queda vigente la de Peña Nieto, que López Obrador desde su campaña se comprometió a abrogar, como lo reiteró el lunes, siendo, como es, facultad exclusiva del Poder Legislativo.
Y ahí están, atrapados.
RETALES
1. AMENAZAS. Como parte de su estrategia, la CNTE realizará mañana una megamarcha en Ciudad de México y anuncia plantones y bloqueos en las cámaras de Senadores y Diputados. Dinero tienen. Este gobierno les devolvió el acceso a sus cuentas por 800 millones de pesos que el anterior les había congelado;
2. INSISTENCIA. Pues a pesar de que el Presidente insiste en no tocar a la Corte, Ricardo Monreal promueve su iniciativa para aumentar a 16 la cifra de ministros, lo que se ve como un intento de rebasarlo por la izquierda; y
3. MANDATO. Ya tiene claro la 4T que no hay modo de aprobar la reforma constitucional para consultar la revocación de mandato en las elecciones federales de 2021. De acuerdo con la Constitución, la pregunta tiene que ser aprobada por la Corte y no hay sustento jurídico para ese visto bueno judicial.
Nos vemos mañana, pero en privado
#


FRANCISCO GARFIAS / ARSENAL (EXCÉLSIOR)
Denuncian a Barbosa por enriquecimiento ilícito; "son resentidos de Morena", dice
Los intentos de recuperar la unidad de Morena en Puebla duraron menos que un suspiro. Los tuits conciliadores del senador Alejandro Armenta, quien tiene impugnada la elección de Barbosa, resultaron espejismo puro. La batalla fratricida atravesó el Rubicón con la demanda penal que Alejandro Rojas Díaz Durán, excoordinador de asesores la bancada guinda en el Senado, puso contra el propio Miguel Barbosa en la Fiscalía General de la República. Lo acusa, nada más, de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, evasión fiscal, compra inmobiliaria fraudulenta. Alejandro llevó documentos que acreditan que Barbosa compró no sólo una casa de Miguel de la Madrid, en Coyoacán, sino también un departamento en la Hipódromo Condesa, Ciudad de México. El valor de esta última, asegura, es de 5.4 millones de pesos. Lo adquirió en 2015, dijo en entrevista, cuando "le hacía la barba a Enrique Peña".
** Barbosa no tardó en replicar. En un mitin de campaña levantó el índice y contraatacó a los "resentidos" de Morena. Dijo: "Ahora me hacen (la guerra sucia) los mismos resentidos de Morena. Me la hace una persona que ni conozco. Gente del Senado. Un tal Alejandro Rojas Díaz Durán, que es cómplice de Alejandro Armenta. Los denuncio ante ustedes como traidores. Son los que hacen campaña junto con el PAN. No me van a hacer nada porque estoy limpio. Mientras reciba el apoyo de ustedes, me sentiré del lado de la gente. Del lado del pueblo y del lado de Dios", asevero.
** Algo anda mal en la comunicación de la 4T. AMLO le repitió la dosis al subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera. Por segunda ocasión lo desmintió públicamente. La primera fue con las declaraciones al Financial Times en el sentido de que la construcción de la Refinería de Dos Bocas, en Tabasco, se retrasaría para utilizar esos recursos en exploración y producción. La segunda, ayer, con el delicado tema de la tenencia y el predial en estados y municipios. "No es cierto. Eso quisieran nuestros adversarios", dijo. Herrera dijo en un foro que el cobro de los dos impuestos podría aumentar la recaudación entre 100 y 120 mil millones de pesos. Pero también que es un impuesto que ayuda a proteger el medio ambiente y le cobra más a quienes más tienen. Nos pusimos a indagar qué hará Herrera después del nuevo desmentido. "No dirá más. Allí quedará", aseguraron.
** Hasta hace 12 años (2007) la tenencia era un impuesto federal. Felipe Calderón lo hizo estatal. A partir de allí se dio un fenómeno en los estados. Lo bajaban o de plano quitaban la tenencia con propósitos político-electorales. Son 18 las entidades que lo han quitado: Aguascalientes, Baja Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Q. Roo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, SLP, Yucatán y Zacatecas.
** La pregunta ayer en el Senado era es si ese órgano legislativo había caído en desacato, al no dar curso a la resolución de un tribunal que ratificó la orden de un juez de Distrito, formulada en abril de 2017, de retomar el proceso para designar a 18 magistrados anticorrupción. En agosto de 2018, poco antes de que se instalara la actual legislatura, el Jurídico de la Cámara alta interpuso un recurso de revisión ante un tribunal colegiado con el objetivo de combatir la resolución del juez de Distrito. Pero el cuatro de abril, el 10º Tribunal Colegiado confirmó la resolución del juzgado de Distrito a efecto de que el Senado rechace o ratifique los nombramientos de los magistrados. "El Senado está en omisión de continuidad de trámite constitucional. El desacato es posterior a las 24 horas de que sea notificado", nos dijo el senador del PRD, Miguel Mancera. La bronca es que ayer nadie tenía noticia de la notificación.

PASCAL BELTRÁN DEL RÍO / BITÁCORA DEL DIRECTOR (EXCÉLSIOR)
La política económica se maneja en la mañanera
El 29 de mayo de 1973, el presidente Luis Echeverría designó como secretario de Hacienda a su amigo de infancia José López Portillo en lugar de Hugo B. Margáin.
Poco antes de renunciar al cargo, Margáin pronunció una de esas frases emblemáticas de la historia política mexicana: "La deuda interna y la deuda externa del país tienen su límite y ya llegamos al límite".
Al nombrar a López Portillo al frente de Hacienda, Echeverría hizo su propia aportación a la antología del discurso. "A partir de ahora, la política económica se maneja desde Los Pinos". Lo que quiso decir Echeverría es que el Presidente y nadie más -no el secretario de Hacienda y mucho menos los empresarios- decidiría el nivel aceptable del endeudamiento y otras variables económicas.
En tiempos recientes, algunos presidentes se han dejado guiar por Hacienda y otros han creído saber más que el titular de esa dependencia, o cuando menos, han impuesto su autoridad a la hora de un diferendo.
Aunque todavía le quedan dos mil días exactos al presente periodo de gobierno y el juicio sobre esta administración está pendiente de dictarse, es evidente que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, pertenece al segundo grupo.
No ha perdido oportunidad de mostrar "quién manda aquí", en materia económica o cualquier otra. Quien manda es él.
Van dos veces en menos de un mes que López Obrador desmiente a quien fuera su secretario de Finanzas en el gobierno capitalino y que hoy funge como subsecretario de Hacienda: Arturo Herrera Gutiérrez.
Funcionario a quien tengo por muy preparado y competente, Herrera debió tragarse el mentís que el Presidente le recetó sobre sus declaraciones al diario Financial Times en el sentido de que la inversión en la refinería de Dos Bocas estaba en veremos, pues dependía de la holganza de las finanzas públicas. La refinería va porque va, refutó el Presidente. Y lo probó, posteriormente, al anunciar que cuatro consorcios extranjeros habían sido invitados a participar en la licitación correspondiente.
Ayer, el Presidente volvió a desmentir a Herrera. No es verdad, dijo, que el gobierno federal pretenda cobrar la tenencia y el predial, tareas que corresponden a los estados y municipios, respectivamente.
Herrera había anunciado lo anterior frente a diputados, cosa que mereció notas de primera plana de varios diarios en sus ediciones del martes 9. Más aun, cuando se dieron a conocer, la semana pasada, los Precriterios de Política Económica 2020, López Obrador enmendó la plana a su equipo hacendario al asegurar que el pronóstico disminuido de crecimiento del PIB para 2019 era errado y que la economía mexicana crecería más de lo que pronosticaba la SHCP.
"Se quedaron cortos", opinó López Obrador sobre los vaticinios de que la economía crecería entre 1.1 y 2.1% este año. Atribuyó el dato a un deseo de no dejar mal parado al Banco de México, que también redujo la expectativa de avance.

Es notorio que para López Obrador la política económica se maneja en la mañanera. Para él es más importante no incumplir sus promesas de campaña -"eso quisieran nuestros adversarios", suele decir- que atenerse a las caprichosas realidades de la economía y la política.
#
JAVIER SOLÓRZANO ZINSER / QUEBRADERO
LA RAZÓN)
253,538 muertos
El gran dolor de cabeza para el país es la inseguridad. Lo que hace más delicado el asunto es que no se ve que en el corto y mediano plazo se vaya a poder frenar.
Quizá el gobierno lo pueda atenuar, pero es un hecho que en estos primeros meses ya se habrá percatado, por si no lo hubiera sabido, de la brutal descomposición. Estamos llenos de frentes violentos y lo peor es que las nuevas generaciones van creciendo con ello, se ha ido construyendo una cultura de la violencia.
Muchas cosas que nos pasan nos han ido pareciendo “normales” o “cotidianas” sin serlo por ningún motivo. Para reiterar lo que se ha expresado y escrito en muchas ocasiones, hemos cambiado buena parte de nuestros hábitos y nuestras vidas, debido a lo que en muchas partes del país se presenta.
Todo resulta grave, pero lo que más intimida y decepciona es que las autoridades, en todos los niveles, han sido incapaces de ofrecer salidas. Una de las caras más amargas de México hacia el exterior tiene que ver con la inseguridad. No somos los únicos en el mundo, pero estamos bajo condiciones en que no hay indicios de que se reviertan las cosas.
Es probable que el actual gobierno tenga un buen diagnóstico de lo que pasa, no nos queda claro todavía si es el más preciso, pero tiene pistas atendibles y está trabajando en ellas como antes no se había hecho; tiene el beneficio de la duda.
Como elemento de referencia recordemos lo que hicieron Felipe Calderón y Peña Nieto para poder ver que las bases sobre lo que se está trabajando tienen rasgos distintivos.
En los dos sexenios pasados se siguieron estrategias similares. Uno declaró una “guerra” que a la mera hora optó por decir que viéndolo bien no lo era. Las cosas no por ello cambiaron durante los seis años.
Con Peña Nieto hubo un agravante. Después de ver y conocer lo que había pasado, en cuanto hechos y estrategias con Felipe Calderón, terminó haciendo lo mismo a sabiendas de todo esto. Al final se incrementaron las muertes violentas, los y las desaparecidas, los desplazados y en un buen número de ciudades y municipios hay una severa crisis de valores entre muchos jóvenes.
No es que ahora se vea ni remotamente la luz al final del túnel, pero después de todo lo que se ha vivido urgía un cambio de estrategia y todo indica que estamos en vías formales de ello. Con toda la prisa con que se mueve el gobierno, suponemos que debe saber que es en esta área en donde todo urge para ayer.
La ventaja que sigue teniendo el gobierno es que conserva con amplitud y credibilidad en el grueso de la población, un bono que le permite actuar con libertad y hasta cierto punto a modo.
Por lo que se va viendo, el actual estado de las cosas va a durar un buen tiempo. En esta materia todos los indicadores le están siendo favorables a López Obrador, a pesar de todos los frentes que ha abierto y se le han ido apareciendo.
Los números sobre las personas que han muerto de manera violenta no han disminuido; en algunos estados se han incrementado, sin pasar por alto la violencia que se ha desatado en algunas zonas de la Ciudad de México.
Lo dicho ayer por Michelle Bachelet es brutal: “México tiene una cifra de muertes violentas propias de un país en guerra, 253 mil 538 desde 2006… para mí ha sido una sorpresa lo que me he encontrado, sin duda el caso Ayotzinapa se conoce bien en la prensa, pero los 40 mil desaparecidos no era algo que tuviera así de claro, o de los 26 mil cuerpos sin identificar (en los servicios forenses), o el caso de diez mujeres asesinadas al día”.
El diagnóstico es descorazonador. En esto no hay milagros.
La Guardia Nacional es la pieza con la que el gobierno y el país se juegan su resto.
RESQUICIOS.
Venezuela está dividida en dos mitades. Guaidó avanza, pero sigue sin tener mayoría. La ONU y la OEA parecen ser los más entusiastas en que se vaya Maduro, que si bien es impresentable, está donde está por las leyes y reglas internas del país.
#
SERGIO SARMIENTO / JAQUE MATE
REFORMA)
Héroes en conflicto
Al presidente Andrés Manuel López Obrador le gusta dictar cátedra sobre una historia de libro de texto formada por héroes y villanos. Porfirio Díaz y Carlee Salinas de Gortari son los grandes villanos, los que no pueden haber hecho nunca nada positivo, personajes perversos que se retuercen el bigote para enfatizar su maldad. Del otro lado están los héroes impolutos, los que solo hicieron et bien, entre los que se encuentran Benito Juárez, Francisco I. Madero y Emiliano Zapata, el revolucionario de Anenecuilco traicionado y asesinado hoy hace 100 años.
El problema es que estos héroes tenían principios e ideas no solo distintos sino contradictorios. López Obrador puede ser quizá juarista, maderista o zapatista, pero no las tres cosas a un mismo tiempo.
Juárez fue un Presidente liberal, que impulsó y defendió las Leyes de Reforma, la libertad de comercio, la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley (incluyendo a tos indígenas) y la propiedad privada. La Ley de Desamortización de 1856, la Ley Lerdo, buscó acabar con los bienes de manos muertas, los que no estaban en el mercado, y esto puso fin a las tierras que las comunidades indígenas mantenían desde la colonia y que reflejaban formas colectivas de tenencia de la tierra provenientes de los tiempos prehispánicos.
Madero era un rico hacendado de Coahuila que luchó contra el régimen porfirista para construir una verdadera democracia. El Plan de San Luis, es cierto, cuestionaba el abuso de "la ley de terrenos baldíos", que había llevado al despojo de "numerosos pequeños propietarios, en su mayoría indígenas", y ordenaba "restituir a sus antiguos poseedores, los terrenos de que se les despojó de un modo tan inmoral".
Madero, sin embargo, era un firme creyente en la propiedad privada de la tierra y no planteó nunca la posibilidad de revocar la Ley de Desamortización.
Zapata no era un liberal Buscaba no solo la restitución de las tierras confiscadas por la Ley de Terrenos Baldíos de 1883 y 1894, sino la cancelación de la desamortización de las tierras comunales indígenas de 1856. Zapata lanzó su Plan de Ayala de rebelión contra Madera, a quien llamó "traidor a la Patria", el 28 de noviembre de 1911, apenas tres semanas después de que Madero asumiera la Presidencia el 6 de noviembre. Prometió la expropiación, aunque "previa indemnización", de '1a tercera parte de esos monopolios Patifundios] a los poderosos propietarios..., a fin de que los pueblos y ciudadanos de México obtengan ejidos, colonias, fondos legales para pueblos, o campos de sembradura o de labor...". Sin embargo, Zapata, un agricultor próspero y bien parecido, que gustaba de vestir bien y seducir a las mujeres, que fumaba puro y bebía coñac, no estaba de acuerdo con la propiedad colectiva de la tierra que pregonaban tos comunistas.
Juárez, Madero y Zapata son tres personajes cruciales de nuestro pasado, pero no podemos suponer, como la historia oficial, que defendían tos mismos principios. Juárez fue un liberal, Madero un demócrata y Zapata un justiciero que buscaba recuperar las tierras que los hacendados habían arrebatado a sus antepasados.
Hoy que recordamos el centenario de la ejecución de Zapata debemos tratar de entenderlo, pero no como esa caricatura que nos ofrece la historia oficial, y que repite el Presidente desde el pulpito de las mañaneras, sino como un hombre complejo que luchó contra las reformas liberales de Juárez y que llamó traidor a Madera
**ANARQUISTA NATURAL Zapata peleó por el restablecimiento del ejido, una forma colonial de tenencia de la tierra que los liberales trataron de erradicar, pero rechazaba la tutela gubernamental sobre los campesinos, Enrique Krauze lo llamó, citando a Eric Wolf un "anarquista natural".



No hay comentarios.:

La reforma que viene, frente al poder que se va/Fernando Gómez Mont

La reforma que viene, frente al poder que se va/ Fernando Gómez Mont El Universal  19/06/2024 |; Resulta paradójico que la reforma judicial,...