22 sept 2021

Las columnas políticas hoy, miércoles 22 de septiembre de 2021

Litvinenko: Rusia es "responsable" del asesinato del exespía, según la justicia europea

¿Alexander Litvinenko murió en un hospital de Londres tres semanas después de haber sido envenenado con polonio.


El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) considera a Rusia "responsable" del asesinato del exespía y opositor Alexander Litvinenko, envenenado en 2006 en Reino Unido.

Litvinenko, un antiguo miembro de los servicios de inteligencia rusos, fue envenenado en un hotel en el centro de Londres con polonio radiactivo 210.

Una investigación pública británica realizada 10 años después concluyó que el asesinato fue "probablemente aprobado" por el presidente ruso Vladimir Putin.

Rusia siempre ha negado cualquier participación en el asesinato del exespía.

La investigación de Reino Unido sostiene que el exguardaespaldas de la KGB  Andrei Lugovoi y el empresario ruso -y también exagente de la KGB- Dmitry Kovtun, envenenaron deliberadamente a Litvinenko, probablemente administrándole la sustancia radiactiva en su taza de té.

La viuda de Litvinenko, Marina, llevó el caso contra Rusia al tribunal de derechos europeo, con sede en Estrasburgo (Francia), que estuvo de acuerdo con la


conclusión de la investigación de Reino Unido.

"El tribunal determinó que había un fuerte caso prima facie de que, al envenenar a Litvinenko, Lugovoi y Kovtun actuaron como agentes del estado ruso", dictaminó el TEDH.

##

Liberan a migrantes haitianos dentro de EU 

¿Mmm?

"Muchos migrantes haitianos acampados en un pequeño pueblo fronterizo de Texas están siendo liberados en EU, dijeron el martes dos funcionarios estadounidenses, a pesar de las declaraciones públicas del Gobierno de Joe Biden de que las miles de personas asentadas en la zona se enfrentaban una expulsión inmediata."..

Los haitianos han sido liberados "a una escala muy muy grande" en los últimos días, según un funcionario que situó la cifra en miles. La fuente, con conocimiento directo de las operaciones, habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizada a discutir el asunto en público. (Reforma).

Muchos han quedado libres con un aviso para acudir en una oficina de inmigración en el plazo de 60 días, una solución que requiere menos tiempo de procesamiento para los agentes de la Patrulla Fronteriza que ordenar una aparición ante una corte migratoria, y apunta a la velocidad con la que se están moviendo las autoridades, apuntó el funcionario.

Un segundo funcionario, también con conocimiento directo del asunto y que habló bajo condición de anonimato, señaló que una gran cantidad de haitianos estaban siendo procesados conforme a la ley migratoria y no estaban embarcando en los vuelos de deportación a Haití que comenzaron el domingo. El funcionario no pudo ser más específico con respecto a la cifra.

Mmm

En los últimos días, las autoridades estadounidenses se esforzaron para encontrar autobuses a Tucson, pero recurrieron a los vuelos al no poder encontrar contratistas de transporte suficientes, dijeron ambos funcionarios. Aviones de la Guardia Costera llevaron a los haitianos desde Del Río a El Paso.

Las liberaciones en Estados Unidos se produjeron a pesar de los indicios de un masivo esfuerzo para expulsar a los haitianos en vuelos a su país bajo la autoridad derivada de la pandemia que niega a los migrantes la oportunidad de solicitar asilo. (Empero) Un tercer funcionario no autorizado a discutir el operativo en público dijo que está previsto que, a partir del miércoles, haya siete vuelos diarios a Haití.

Los relatos de liberaciones masivas -algunas presenciadas por reporteros de The Associated Press en la estación de buses de Del Río- son lo contrario a las declaraciones realizadas en la víspera por el Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, quien viajó a la ciudad para prometer una respuesta rápida.

¿"Si viene a Estados Unidos de forma ilegal, será deportado, su viaje no tendrá éxito y estará poniendo en peligro su vida y la de su familia", afirmó Mayorkas en una conferencia de prensa el lunes.

##

Las columnas políticas hoy, miércoles 22 de septiembre de 2021

Templo Mayor/ ¿REFORMA

¿VAYA PARADOJA: la banda de "Los Puros" está que trina contra Mario Delgado porque cometió el terrible pecado de... ¡abrir Morena a la gente que quiera afiliarse! Para los que se sienten la casta divina lopezobradorista, este proceso de afiliación significa abrir la puerta a los "oportunistas, vividores y acarreados". ¡Santo Niño de Macuspana!

LO INTERESANTE de la jugada del dirigente nacional morenista es que ha obligado a "Los Puros" a alzar la cabeza y dejarse ver con toda su ambición por controlar el partido de la 4T. En el grupo se encuentran lo mismo la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján, que el estrafalario John Ackerman y la ex secretaria Irma Eréndira Sandoval; así como el vocero presidencial, Jesús Ramírez, por mencionar a algunos de los más conspicuos.

RESULTA extraño que el partido que fundó AMLO con todo tipo de cuadros y simpatizantes, de todos los partidos y corrientes, quiera ser privatizado por los talibanes de Morena.

¿ESCUCHAN ESO? Es el jaloneo que se está dando en San Lázaro por el reparto de las comisiones legislativas. El morenista Ignacio Mier pretende pasar por encima de la oposición, sacándose de la manga una fórmula mágica para que Morena y sus aliados agandallen la mayoría de las presidencias.

ACTUALMENTE existen 46 comisiones, pero todo indica que las y los diputados buscarán aumentar el número a, por lo menos, 50 o inclusive 52. Pero no todas las comisiones tienen el mismo peso ni la misma importancia, de ahí que los morenistas pretenden quedarse con las más relevantes. A ver si los dejan.

POR CIERTO que el emecista Salomón Chertorivski propuso la creación de una comisión que realmente hace falta: una que investigue y supervise el manejo de la pandemia de Covid-19 en México. La idea del diputado de Movimiento Ciudadano se sustenta en la necesidad de tener un "libro blanco" que permita entender qué se hizo, corregir lo que haya fallado y, sobre todo, preparar al país en caso de una nueva emergencia sanitaria. A Hugo López-Gatell seguramente no le gusta esto.

GRAN OVACIÓN se llevó Rosa Icela Rodríguez en el Senado.

CUANDO la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana afirmó que en la estrategia contra la delincuencia "no venimos a ganar la guerra", se escuchó un sonoro grito de "¡bravo!, ¡bravísimo!", de narcotraficantes, extorsionadores, huachicoleros, tomacasetas, secuestradores.#

#

Bajo Reserva/ el Universal

Adormecidos, así fue como el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que podrían estar tres de sus “gallos” enviados al Poder Judicial. Ayer, su amigo, excolaborador y actual consejero de la Judicatura Federal,  Bernardo Bátiz Vázquez, recibió una llamada de atención por parte del mandatario, quien le reprochó que no diga nada sobre la corrupción, que asegura, hay en el Poder Judicial. Los reclamos también alcanzaron a Loretta Ortiz Ahlf y a Eva Verónica De Gyves Zárate, consejeras que, al igual que don Bernardo, él propuso. El reclamo es que ninguno de los tres se ha pronunciado sobre la devolución de mil millones de pesos que autorizó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a favor de Carmela Azcárraga ni sobre la necesidad de una limpia y reforma el Poder Judicial. “Un Llamado respetuoso fraterno, a los miembros del Consejo que me tocó a mí proponer, tres de primera, dos mujeres y el maestro Bátiz, un hombre íntegro, pero no los escucho, no sé nada de ellos… a lo mejor en ese ambiente los adormecen”, dijo. Habrá que ver si los consejeros escucharon la campana del despertador que sonó en Palacio Nacional y pronto le mandan una señal al Presidente.

En México el fiscal general de Colombia

Esta semana, nos informan, estará en México el Fiscal General de la Nación de Colombia Francisco Barbosa Delgado. Durante su visita, don Francisco tratará con autoridades mexicanas dos temas fundamentales: el tráfico de migrantes y el narcotráfico. Se espera, nos dicen, que el fiscal colombiano sostenga una reunión con su homólogo mexicano, Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República, y con algunos otros funcionarios y diplomáticos con quienes revisará el estado de la  cooperación y la coordinación de estrategias entre los dos países contra las organizaciones delincuenciales del crimen trasnacional.

Llega un diablito a Palacio Nacional

Nos comentan que a los elementos militares que cuidan las puertas de Palacio Nacional poco les importa si son cercanos a la familia del presidente Andrés Manuel López Obrador, si ellos no los conocen o no están en la lista de invitados, no los dejan pasar y no importa que pasen varios minutos bajo el sol, mientras se autoriza su ingreso. Por ejemplo, ayer martes, Eduardo Villegas Megías, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México, y José Alfonso Suárez del Real, jefe de la oficina de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, pasaron varios minutos esperando que su ingreso fuera autorizado. Sin embargo, nos hacen notar que don José Alfonso llegó a la puerta de Palacio con un diablito de carga. ¿Será que Suárez del Real está practicando por si en algunos años tiene que ayudar a alguien que él conoce muy bien a mudarse a ese inmueble?

Ceden el micrófono a Ebrard

La 76 Asamblea General de la ONU ya inició sus trabajos, a los que acuden jefes de Estado. En esta ocasión Naciones Unidas dio la opción de que los gobernantes enviaran su participación mediante un mensaje grabado. En el caso de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, decidió no enviar un mensaje y delegar todo en el canciller Marcelo Ebrard, quien dará un discurso con las posturas de México en temas globales el próximo sábado, obviamente en la sesión de ministros.

#  

Ni la guerra ni la paz: solo la sangre y la muerte/Héctor De Mauleón

El Universal, 

En los municipios michoacanos de Buenavista, Coalcomán, Los Reyes y Tepalcatepec, el grupo criminal conocido como Cárteles Unidos —parapetado bajo el título de “autodefensa”—, inició en agosto pasado una colecta de 300 pesos por domicilio, con el pretexto de reunir fondos para detener la incursión del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Quienes se negaron a entregar la cuota fueron amenazados con multas y castigos.

Nada detiene la guerra desatada entre estos cárteles. Nada para el desplazamiento de habitantes, las zozobras de la población, la falta de alimentos y otros productos, los testimonios de quienes los han perdido todo.

“No venimos a ganar una guerra, venimos a ganar la paz”, dijo ayer la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, al comparecer ante el Senado como parte de la glosa del tercer informe de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Resulta, sin embargo, que el gobierno de AMLO no ha ganado ni la guerra ni la paz: en 31 meses —hasta julio— su administración sumaba 91 mil 919 homicidios.

El mes pasado, según el conteo de la consultora Lantia Intelligence, las víctimas letales del crimen organizado aumentaron en 14 estados y la violencia política creció 13%, con ejecuciones de funcionarios municipales y estatales en Veracruz, Morelos, Estado de México y Oaxaca.

A mitad del camino, el gobierno de López Obrador estará sumando 100 mil muertos a consecuencia de los niveles históricos de violencia.

Desde que la 4T llegó al poder, la cifra más baja de homicidios fue de 2,634 en diciembre de 2020. En 11 ocasiones se han registrado más de 2,900 homicidios mensuales, y se alcanzó incluso la cifra récord de 3,042 asesinatos en marzo de 2020.

A la violencia desbordada en Michoacán, se suma el horror cotidiano en Guanajuato, donde a principios de agosto dos ataques realizados por comandos en Irapuato y Moroleón dejaron al menos 14 personas muertas y cinco lesionadas.

En este último municipio, seis personas fueron acribilladas en el interior de una cantina. En Irapuato, ocho personas fueron acribilladas desde un vehículo en movimiento mientras convivían a las afueras de una vivienda.

268 víctimas del crimen organizado colocan a este estado en el primer lugar de un ranking del que también forman parte Baja California, Michoacán, Chihuahua y Zacatecas.

En su último reporte sobre la violencia del crimen organizado, Lantia reporta que en Tamaulipas ocurrió un quiebre dentro de las organizaciones criminales conocidas como Los Ciclones, Los Escorpiones y Los Metros: decisiones recientes tomadas por los líderes de estos grupos causaron el descontento de sus miembros, quienes decidieron formar una nueva alianza a fin de hacerse del control territorial y criminal de la frontera de Tamaulipas.

A los sacudimientos desatados por los Cárteles del Golfo, el Noroeste, el Jalisco Nueva Generación y los Zetas, no tardarán en sumarse los provocados por esta escisión, a cuya inauguración acompañó la ejecución de Ernesto Sánchez Rivera, El M-22.

En Jalisco, en solo 30 días, se incrementó 79% el número de víctimas letales del crimen organizado, en comparación con el mes anterior. La violencia se disparó en los municipios de Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá, en donde el Cártel Nueva Plaza sigue peleando espacios al CJNG.

Todo esto coincide con un aumento en baños de sangre en Aguascalientes, Coahuila, Chiapas, Nuevo León, Oaxaca, Sonora y Quintana Roo.

La trayectoria de la violencia en 14 estados, en un gobierno que afirma que llegó para “ganar la paz”, indica que en unos días, en unas semanas, el país alcanzará la cifra brutal de 100 mil muertos, sin indicio alguno de que esto pueda detenerse.

Hasta ahora, ni la guerra ni la paz.

Solo la sangre y la muerte.

##

EZLN: “Chiapas, al borde de la guerra civil”/Jorge Fernández Menéndez

Razones

Excelsior

Hace un año, al inicio del otoño, aquí recordábamos a Ricardo III: “este invierno de nuestro descontento se ha vuelto verano con el sol de York y todas las nubes que encapotaban nuestra casa están ya sepultadas en el fondo del océano”, dice en el célebre monólogo de la obra de William Shakespeare, pero lo cierto es que, como sabemos, Ricardo III terminó siendo un tirano terrible y su corona y casa real fueran derrotadas para siempre.

Se impuso el descontento en 2020. Hoy iniciamos otro otoño y otro invierno de nuestro descontento, sin sol de York alguno que lo contenga. No será quizás tan duro como el vivido en 2020, pero existen pocas razones para ser muy optimista. La pandemia sigue entre nosotros a pesar de los avances, todavía parciales, de la vacunación. La crisis económica del año pasado fue de una profundidad inaudita y aún estamos lejos de haber recuperado siquiera el nivel del 2018 y, al mismo tiempo, vivimos una crisis de inseguridad que en muchos rincones del país atenaza a las autoridades y a la ciudadanía. Con una agenda con nuestro principal socio comercial —Estados Unidos— que a veces ronda en la esquizofrenia.

Hay muchos temas preocupantes en la agenda, pero probablemente los relacionados con la seguridad son y serán los más acuciantes en estos meses. Y el más peligroso de todos es el que gira en torno a la migración y la situación en las fronteras, sobre todo en Chiapas, donde se han conjurado todos los demonios.

El fin de semana pasado, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional dio a conocer un comunicado en el que advierte que Chiapas está al borde de una guerra civil. Parece una exageración, pero no lo es. Dice el comunicado que “el día 11 de septiembre de 2021, en horas de la mañana y encontrándose la delegación zapatista aérea en la Ciudad de México, miembros de la ORCAO, organización paramilitar al servicio del gobierno del estado de Chiapas, secuestraron a los compañeros Sebastián Núñez Pérez y José Antonio Sánchez Juárez, autoridades autónomas de la junta de buen gobierno de Patria Nueva, Chiapas”. Esos dos dirigentes zapatistas terminaron siendo liberados el día 19 de septiembre, en un episodio que, sostiene el comunicado, pudo haber terminado en una confrontación violenta y en una tragedia.

“La ORCAO, continúa el comunicado del EZLN, es una organización político-militar de corte paramilitar, tiene uniformes, equipos, armas y parque obtenidos con el dinero que reciben de los programas sociales. Se quedan con una parte y la otra la dan a los funcionarios para que publiquen que se está cumpliendo con el asistencialismo. Con esas armas disparan todas las noches contra la comunidad zapatista de Moisés y Gandhi. El desgobierno de Rutilio Escandón está haciendo todo lo posible para que se desestabilice al suroriental estado mexicano de Chiapas: reprime con lujo de violencia a l@s normalistas rurales; sabotea los acuerdos tomados entre el magisterio democrático y el gobierno federal, orillando a los maestros a movilizarse radicalmente para que se cumplan dichos acuerdos; sus alianzas con el narcotráfico provocan que las comunidades originarias se vean obligadas a formar grupos de autodefensa, porque el gobierno nada hace para preservar la vida, libertad y bienes de los pobladores.

“El gobierno de Chiapas no sólo solapa a las bandas de narcotraficantes, también alienta, promueve y financia a grupos paramilitares como los que atacan continuamente comunidades en Aldama y Santa Martha. Lleva adelante una política de vacunación propositivamente lenta y desordenada que está provocando inconformidades entre la población rural y que no tardará mucho en explotar. Mientras tanto, sube el número de muertes por covid en las comunidades sin que se tomen en cuenta”.

Y concluye: “sus funcionarios están robando todo lo que pueden del presupuesto estatal. Tal vez preparándose para un colapso del gobierno federal o apostando por un cambio de partido en el poder”.

Mucho de lo que dice el comunicado del EZLN es cierto, aunque ellos mismos sean muchas veces parte del problema y sus políticas en ocasiones terminan alimentando la confrontación. Pero la penetración del narcotráfico en el estado es una realidad y son los que ya están controlando el tráfico de migrantes; la creación de grupos paramilitares (de todos los colores políticos) es un hecho, y el desgobierno y la corrupción también.

Termina el comunicado zapatista diciendo que “ante la acción y omisión de las autoridades estatales y federales frente al crimen actual y los anteriores, tomaremos las medidas pertinentes para que se aplique la justicia a los criminales de la ORCAO y funcionarios que los apadrinan. Es todo.  Para otra ocasión ya no habrá comunicado. O sea, no habrá palabras, sino hechos”.

Lo firma el subcomandante Galeano, que alguna vez fue Marcos y antes Rafael Sebastián Guillén. Sobre advertencia no hay engaño. ¿Alguien en el gobierno federal recuerda 1994?

#

¡Tengan, para que se entretengan!/Francisco Garfias

Arsenal

Excelsior

Rosa Icela Rodríguez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, le volteó la cara a Lilly Téllez cuando, desde el pie de tribuna, la senadora del PAN le ofreció un ejemplar de El Padrino, la novela de Mario Puzo. Trata, le dijo, de las relaciones entre el poder político y el poder del crimen organizado. La funcionaria no estaba contenta con lo que acababa de escuchar. Ni ella ni los integrantes del gabinete de seguridad presentes en el salón de sesiones del Senado.

Las palabras de la exlegisladora de Morena alborotaban aún más a la enfurecida bancada guinda. Lucía Trasviña, reina del discurso pobre, no paraba de gritarle “fascista” a Lilly. Pero el insulto le hacía lo que el viento a Juárez.

Téllez ya había terminado una atrevida intervención, pero el bullicio guinda subía y subía. Regresó entonces al micrófono para prometer, a cada senador de la mayoría, un ejemplar del libro de Puzzo. “¡Tengan, para que se entretengan!”, restregó.

Presente en el salón de sesiones estaban, en esos momentos, el titular de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval. Pero también el de Marina, José Rafael Ojeda Duarte; el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio y el titular de la UIF, Santiago Nieto. Nunca nadie se había atrevido a hablarles de la manera como Téllez lo hizo:

“¿No les da vergüenza, señores? Los invito a que porten ese uniforme no sólo con gallardía, sino con lealtad a la patria; las prendas y las estrellas no significan nada si quien las viste no tiene carácter para defender a los mexicanos”.

La oradora, ahora del PAN, evocó también el encuentro que tuvieron en Sonora integrantes de la Guardia Nacional con criminales armados. Se saludaron y cada quien siguió su camino. “¿La orden a la Guardia Nacional es no hacer nada? ¿Para qué tienen armas? ¿Para qué tienen uniformes, cuarteles, vehículos?”, preguntó. Dijo más: “bien lo señalan periodistas mexicanos: estamos ante una desactivación frente al crimen organizado y la Guardia Nacional es el grupo de edecanes más caro que ha tenido este país. Los militares no pudieron defenderse. Se había acordado que no hablaran.

* Al inicio de la comparecencia estaba también Adán Augusto Hernández López, secretario de Gobernación. Rosa Icela omitió mencionarlo. No sabemos si por descuido. Él tampoco se quedó a la comparecencia. Apenas terminó la intervención de la secretaria, el paisano del Presidente se levantó y se fue. Compromisos contraídos con anterioridad, nos dijeron.

La compareciente se había ganado el aplauso de la mayoría con una frase que se llevó los titulares en portales y periódicos, pero que quedaría hecha trizas después de la intervención de Lilly. “No venimos a ganar la guerra, venimos a ganar la paz”, dijo Rodríguez, antes de abusar de cifras alegres que no encajan con la terca realidad. Jura que el secuestro bajo 46.6%; el robo de vehículo automotor, 40%; el robo de ganado, 37%; el robo en transporte público colectivo, 37%; robo a transportistas, 32 por ciento…

“Del 13 de agosto al 3 de septiembre se logró una disminución de 8.6% en homicidios presuntamente vinculados a la delincuencia organizada en esos municipios”, aseveró.

”¿A qué país se refiere cuando nos da esas cifras?”, preguntó, en su turno el senador de MC, Juan Zepeda.

* No exagero cuando afirmo que Téllez dio voz a muchos mexicanos. Dijo que “abrazos, no balazos” es la proclamación del compromiso de la 4T con el crimen organizado; la declaración abierta del sometimiento de la fuerza pública a la fuerza de las mafias. La senadora sacó otros datos más acordes con la triste realidad que vivimos y que reconocemos: LeBarón, Salamanca, Zacatecas, Aguililla, Reynosa, Matehuala. La realidad de grupos armados que se pasean a sus anchas por todo el país. Y más: “durante los últimos 2 años, México se ha mantenido como el país con más violencia homicida. De las 10 ciudades más violentas del mundo, 7 son mexicanas; con la 4T hay más muertos que antes, van 91 mil asesinatos y contando. Comparado a los 3 primeros años del gobierno de Peña Nieto, la 4T lo rebasa con el doble de muertos, y comparado con los tres primeros años de Felipe Calderón, la 4T lo supera con el triple de muertos. Los feminicidios aumentaron. Cada día matan a 10 mujeres en México; en este sexenio han asesinado a 43 periodistas, 68 activistas y defensores de derechos humanos y 102 políticos en las pasadas campañas electorales.

“El 66% de la población percibe la inseguridad a la vuelta de la esquina. Los ciudadanos ponen a los muertos y ustedes sólo ponen palabras”.

Por eso se enojaron. Para rematar dijo que la reunión que sostienen muy temprano, todos los días, el Presidente y el gabinete de seguridad, “sirve para tomar café y despertar bien”.

##

EZLN: “Chiapas, al borde de la guerra civil”/Jorge Fernández Menéndez

Razones

Excelsior

+Hace un año, al inicio del otoño, aquí recordábamos a Ricardo III: “este invierno de nuestro descontento se ha vuelto verano con el sol de York y todas las nubes que encapotaban nuestra casa están ya sepultadas en el fondo del océano”, dice en el célebre monólogo de la obra de William Shakespeare, pero lo cierto es que, como sabemos, Ricardo III terminó siendo un tirano terrible y su corona y casa real fueran derrotadas para siempre.

Se impuso el descontento en 2020. Hoy iniciamos otro otoño y otro invierno de nuestro descontento, sin sol de York alguno que lo contenga. No será quizás tan duro como el vivido en 2020, pero existen pocas razones para ser muy optimista. La pandemia sigue entre nosotros a pesar de los avances, todavía parciales, de la vacunación. La crisis económica del año pasado fue de una profundidad inaudita y aún estamos lejos de haber recuperado siquiera el nivel del 2018 y, al mismo tiempo, vivimos una crisis de inseguridad que en muchos rincones del país atenaza a las autoridades y a la ciudadanía. Con una agenda con nuestro principal socio comercial —Estados Unidos— que a veces ronda en la esquizofrenia.

Hay muchos temas preocupantes en la agenda, pero probablemente los relacionados con la seguridad son y serán los más acuciantes en estos meses. Y el más peligroso de todos es el que gira en torno a la migración y la situación en las fronteras, sobre todo en Chiapas, donde se han conjurado todos los demonios.

El fin de semana pasado, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional dio a conocer un comunicado en el que advierte que Chiapas está al borde de una guerra civil. Parece una exageración, pero no lo es. Dice el comunicado que “el día 11 de septiembre de 2021, en horas de la mañana y encontrándose la delegación zapatista aérea en la Ciudad de México, miembros de la ORCAO, organización paramilitar al servicio del gobierno del estado de Chiapas, secuestraron a los compañeros Sebastián Núñez Pérez y José Antonio Sánchez Juárez, autoridades autónomas de la junta de buen gobierno de Patria Nueva, Chiapas”. Esos dos dirigentes zapatistas terminaron siendo liberados el día 19 de septiembre, en un episodio que, sostiene el comunicado, pudo haber terminado en una confrontación violenta y en una tragedia.

“La ORCAO, continúa el comunicado del EZLN, es una organización político-militar de corte paramilitar, tiene uniformes, equipos, armas y parque obtenidos con el dinero que reciben de los programas sociales. Se quedan con una parte y la otra la dan a los funcionarios para que publiquen que se está cumpliendo con el asistencialismo. Con esas armas disparan todas las noches contra la comunidad zapatista de Moisés y Gandhi. El desgobierno de Rutilio Escandón está haciendo todo lo posible para que se desestabilice al suroriental estado mexicano de Chiapas: reprime con lujo de violencia a l@s normalistas rurales; sabotea los acuerdos tomados entre el magisterio democrático y el gobierno federal, orillando a los maestros a movilizarse radicalmente para que se cumplan dichos acuerdos; sus alianzas con el narcotráfico provocan que las comunidades originarias se vean obligadas a formar grupos de autodefensa, porque el gobierno nada hace para preservar la vida, libertad y bienes de los pobladores.

“El gobierno de Chiapas no sólo solapa a las bandas de narcotraficantes, también alienta, promueve y financia a grupos paramilitares como los que atacan continuamente comunidades en Aldama y Santa Martha. Lleva adelante una política de vacunación propositivamente lenta y desordenada que está provocando inconformidades entre la población rural y que no tardará mucho en explotar. Mientras tanto, sube el número de muertes por covid en las comunidades sin que se tomen en cuenta”.

Y concluye: “sus funcionarios están robando todo lo que pueden del presupuesto estatal. Tal vez preparándose para un colapso del gobierno federal o apostando por un cambio de partido en el poder”.

Mucho de lo que dice el comunicado del EZLN es cierto, aunque ellos mismos sean muchas veces parte del problema y sus políticas en ocasiones terminan alimentando la confrontación. Pero la penetración del narcotráfico en el estado es una realidad y son los que ya están controlando el tráfico de migrantes; la creación de grupos paramilitares (de todos los colores políticos) es un hecho, y el desgobierno y la corrupción también.

Termina el comunicado zapatista diciendo que “ante la acción y omisión de las autoridades estatales y federales frente al crimen actual y los anteriores, tomaremos las medidas pertinentes para que se aplique la justicia a los criminales de la ORCAO y funcionarios que los apadrinan. Es todo.  Para otra ocasión ya no habrá comunicado. O sea, no habrá palabras, sino hechos”.

Lo firma el subcomandante Galeano, que alguna vez fue Marcos y antes Rafael Sebastián Guillén. Sobre advertencia no hay engaño. ¿Alguien en el gobierno federal recuerda 1994?

##

Revive Gertz denuncia de Lozoya contra Nieto/Mario Maldonado

La Fiscalía de Gertz Manero ya ha revocado de manera unilateral declaraciones de No Ejercicio de la Acción Penal. Una de ellas es el caso de la Universidad de las Américas Puebla, en la que consiguió órdenes de aprehensión contra integrantes de la familia Jenkins

El Universal

La disputa que arreció a inicios del sexenio entre el fiscal Alejandro Gertz Manero y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiero, Santiago Nieto, cobró nuevos bríos. Desde la Fiscalía General de la República (FGR) se pretende revivir un proceso judicial que inició Emilio Lozoya en el último año del sexenio de Enrique Peña Nieto contra Nieto por la presunta divulgación de información en el caso Odebrecht.

El 7 de septiembre pasado, el director general de Asuntos Especiales de la Fiscalía Especializada en Control Competencial, Salvador García Castellanos, solicitó información sobre la carpeta de investigación FED/SEIDF/CGI-CDMX/0000509/2019 iniciada contra Nieto Castillo el 18 de abril de 2019, a partir de una denuncia del exdirector de Pemex.

El oficio, fechado el 1 de septiembre de 2021, solicita además que se detalle la determinación que la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales o las instancias judiciales otorgaron a la carpeta foliada con el número FED/FEPADE/UNAI-CDMX/1139/2017, la cual está relacionada con las acusaciones e indagatorias sobre presuntos delitos electorales cometidos por Lozoya Austin durante las elecciones presidenciales de 2012.

El documento de la FGR explica que la finalidad de la solicitud es “determinar la carpeta de investigación señalada al rubro (la relacionada con Nieto), la cual se encuentra a cargo de la suscrita, aunado a que se tiene conocimiento de que existe resolución emitida por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito”.

La carpeta contra el actual titular de la UIF tiene declarado un No Ejercicio de la Acción Penal; sin embargo, con base en la redacción del oficio se deduce que la Fiscalía pretende darle una nueva determinación, apenas unos días después de que, como se reveló en este espacio, la FGR se sentó a negociar un posible acuerdo reparatorio con Emilio Lozoya.

La Fiscalía de Gertz Manero ya ha revocado en ocasiones anteriores y de manera unilateral declaraciones de No Ejercicio de la Acción Penal. Una de ellas es el caso de la Universidad de las Américas Puebla, en el que consiguió órdenes de aprehensión por lavado de dinero contra los integrantes de la familia Jenkins, a pesar de que la desaparecida Procuraduría General de la República había declarado en dos ocasiones que no había delito que perseguir.

Alejandro Gertz, como propietario de la Universidad de las Américas A. C. en la CDMX, tiene intereses personales en el proceso judicial relacionado con la UDLAP y con la Fundación Jenkins, con las que mantiene desde hace aproximadamente una década un conflicto legal por los derechos de uso del nombre y del logo de la institución educativa.

Bajo esa misma óptica se observan las acciones judiciales que el fiscal ha iniciado contra 31 funcionarios del Conacyt de Enrique Peña Nieto, y que reveló hace unos días el periodista Raymundo Riva Palacio. Alejandro Gertz fue agraviado por la comunidad científica cuando se negó y después se cuestionó su ingreso al Nivel III del Sistema Nacional de Investigadores, por lo que las acusaciones se leen también como una venganza.

En este marco, en el que se encuentran también los procesos legales de Gertz contra su familia política —presumiblemente por el control de una herencia millonaria a nombre de su hermano Federico Gertz— vendrá ahora el embate contra Santiago Nieto, a quien considera su principal rival dentro del círculo cercano a Andrés Manuel López Obrador. El tema es de alta prioridad para el fiscal, aunque el daño colateral de la vendetta sea dejar a Emilio Lozoya en la impunidad.

Posdata

Ayer se eligió al nuevo presidente de la Concamin, la cúpula industrial más importante del Consejo Coordinador Empresarial. José Abugaber Andonie es el flamante líder del organismo para el periodo 2021-2022, en sustitución de Francisco Cervantes.

El empresario zapatero de Guanajuato es cercano a Cervantes y a la 4T. Se hizo ‘famoso’ por haberle regalado al entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, un par de mocasines en julio de 2018, durante una visita por la entidad. En la foto de la entrega de los zapatos aparecen sonrientes AMLO, Cervantes, Alfonso Romo y Abugaber.

¿Congelan cuentas a Accendo?

Todo parece indicar que la caída de Accendo Banco es inminente. Ayer se notificó que la institución que encabeza Javier Reyes de la Campa dejó de participar en la Cámara de Compensación Nacional de Cheques en Dólares, por lo que no se aceptan, en ninguna otra institución financiera, cheques o depósitos de esta institución.

Por otro lado, resulta que en la transacción entre Accendo y Lumo, de Luis Montaño, nada tuvo que ver Unifin, de Rodrigo Lebois, quien por años fue el vehículo que le dio financiamiento a la arrendadora creada por el exfuncionario ligado a gobiernos panistas. Justo ayer, la UIF dio entrada a una investigación para indagar el supuesto lavado de dinero de Reyes de la Campa, así como las inusuales transferencias realizadas a través del banco. No es la primera vez que Lumo tiene problemas con las autoridades. Hay una amplia carpeta de investigación con folio NUCTOL/CCF/SPO/107/148395/21/5 que abrió la Fiscalía General de Justicia del Estado de México. Reyes de la Campa apuesta a que sus contactos en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores le ayudarán a que no intervengan al banco, pero el tema ya escaló a la Secretaría de Hacienda, de Rogelio Ramírez de la O, y en el propio SAT, que exigen a Juan Pablo Graf asumir su rol para detener las anomalías de Accendo, pues afecta a todo el sistema bancario nacional.

 @MarioMal

mario.maldonado.padilla@gmail.com

##

Las sucursales “patito” del Banco del Bienestar/¿Carlos Loret de Mola

El Universal, 22/09/2021 

Una sucursal bancaria sin luz, drenaje, agua ni barda perimetral, ubicada en un lugar remoto en medio del campo o una carretera. Que no tiene bóveda, cajero automático y prácticamente no tiene personal. No cuenta con el sistema de “core bancario” para realizar las operaciones y hasta le falta internet. Así están cientos de sucursales del Banco del Bienestar, creado por el presidente Andrés Manuel López Obrador para distribuir sus programas sociales entre casi 40 millones de mexicanos, después de que el propio banco, la Coordinación General de Programas Integrales de Desarrollo y la Secretaría del Bienestar no fueron capaces de equiparlas.

El Banco arrancó usando las 350 sucursales que eran del extinto Bansefi. Pero el que era su director, Rabindranath Salazar, tuvo un sagaz lance político: a finales de 2019, embelleció una de esas sucursales en Palenque para que la viera el presidente AMLO en una gira. El presidente la vio de reojo en un traslado, pero su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, la recorrió y quedó fascinada. Lo siguiente fue el anuncio oficial: se construirían 2,700 sucursales nuevas, la mitad en 2020 y la otra mitad en 2021.

Todo se fue pudriendo por un tejemaneje de negocios e intereses dentro de Palacio Nacional. Y otra vez, tuvo que entrar el Ejército al rescate: no sólo tenían que construir las sucursales sino además equiparlas. Contra reloj, según fuentes castrenses, para fines de este año no estarán las 2,700 sucursales prometidas sino entre 800 y mil, de las cuales, la mitad van a ser el puro cascarón.

Están en lugares remotos porque en Palacio Nacional no pudieron conseguir terrenos gratis que esperaban que les donaran los ciudadanos, y terminaron construyendo muchas en medio de carreteras, del campo, etcétera.

Según fuentes oficiales, al inicio del proyecto los ingenieros de la Secretaría de la Defensa Nacional presentaron tres modelos de sucursal: desde la más equipada hasta la más básica. Los encargados de tomar la decisión escogieron el modelo más barato: prácticamente un cascarón. Eso le pidieron al Ejército y eso les va a entregar. Se quisieron reservar el equipamiento de las sucursales para darlo en contratos privados, pero no lo lograron por las pugnas intestinas en Palacio, y el cruce de acusaciones y sospechas sobre quién estaba haciendo negocio con todo esto.

Uno de los desafíos estructurales de las nuevas “sucursales” tiene que ver con el core bancario. El que están usando es el de Bansefi, que sólo alcanza para 3 millones de clientes. Y la idea del Banco del Bienestar es llegar a casi 40 millones. Les queda chico el sistema. Del core se iba a encargar la oficina gubernamental de tecnologías de la información, Infotec. Pero Infotec… ¡quebró! (muy 4T). Estuvo a cargo de Emiliano “El Bicho” Calderón, coordinador de estrategia digital del gobierno, de la mano de Gabriel García, el alicaído encargado de los programas sociales, el que no pudo conseguir los terrenos gratis, el que quiso entregar el contrato del equipamiento de las sucursales a sus empresarios amigos (Del Valle, Cabal…), el que buscó que los trabajadores de los bancos fueran “servidores de la nación” y chavos del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

Mis fuentes me revelan que cuando el SAT interviene el quebrado Infotec, García se lleva a los directivos (bajo investigación de la ASF) a trabajar a la Secretaría del Bienestar, donde seguía teniendo poder e influencia. Desde esa dependencia, sus operadores podían mantener el control de los nada confiables padrones de beneficiarios de los programas sociales (como explicamos hace unos días en estas Historias de Reportero). Pero luego García fue despedido de Palacio Nacional y regresado al Senado, y ahora se dice que sus operadores quieren aterrizar en Financiera Rural y el INEA.

Hay muchos millones en esto. Dinero de todos los mexicanos, manejado con una insultante discrecionalidad. El Banco del Bienestar con sus miles de relucientes sucursales sigue siendo una de esas quimeras que sólo existen en la imaginación de presidente.

##

¿Terrorismo en Guanajuato?/Alejandro Hope

El Universal, 22/09/2021;
En la tarde del domingo, un repartidor arribó en moto a un restaurante de la ciudad de Salamanca, Guanajuato. Traía como encargo la entrega de un paquete, que parecía regalo, al dueño del establecimiento. Este salió a recibirlo con uno de sus empleados. Al abrirlo, se disparó un dispositivo explosivo que iba en la caja. Las dos personas murieron al instante y cuatro más quedaron gravemente heridas.

Este hecho conmocionó al país. Por su audacia. Por su sofisticación. Por su brutalidad. Por su parecido con el terrorismo puro y duro.

De hecho, así lo describió el gobernador Diego Sinhue, como “acto terrorista”. Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó en la mañanera del lunes que el uso de explosivos era para “tratar de crear terror, miedo.”

¿Entonces, ante eso estamos, ante terrorismo? En términos de la definición legal, puede ser. En el Código Penal Federal, se castiga por el delito de terrorismo “a quien utilizando sustancias tóxicas, armas químicas, biológicas o similares, material radioactivo, material nuclear, combustible nuclear, mineral radiactivo, fuente de radiación o instrumentos que emitan radiaciones, explosivos, o armas de fuego, o por incendio, inundación o por cualquier otro medio violento, intencionalmente realice actos en contra de bienes o servicios, ya sea públicos o privados, o bien, en contra de la integridad física, emocional, o la vida de personas, que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad o a un particular, u obligar a éste para que tome una determinación.”

En Salamanca parecen cubrirse los requisitos para tipificar el hecho como terrorista. Fue un ataque con explosivos que ciertamente produjo alarma y temor en la población. Y, según apuntan las primeras investigaciones, el atentado parece estar conectado a la extorsión del restaurante. Es decir, los asesinos buscaban obligar a los dueños del establecimiento a tomar una determinación (pagar la cuota) e intimidar a otras víctimas actuales o potenciales.

Poniéndose purista, se puede alegar que un acto terrorista debe de tener algún tipo de motivación política, que debe ser un ataque indiscriminado en contra de la población civil, y que las autoridades deben ser el destinatario del mensaje terrorista.

Pero, a final de cuentas, eso no es más que una discusión académica. Los que enviaron el paquete bomba pueden o no ser considerados terroristas, pero ciertamente son unos asesinos desalmados que operan sin mayor límite que su imaginación destructiva. Además, en condiciones de impunidad generalizada, estos actos acaban siendo replicados o superados. Al explosivo dirigido en contra de una víctima específica, puede seguirle una bomba en un establecimiento lleno. O un nuevo Casino Royale.

El atentado de Salamanca debería de poner el combate a la extorsión en una prioridad distinta. Las consecuencias de permitir el cobro generalizado de un impuesto criminal pueden ser extraordinariamente letales. Aquí no se trata solo de proteger inversiones o empleos, sino (sobre todo) de salvar vidas.

Este tema ya es impostergable. Existen además buenas prácticas en la materia (documentadas recientemente por México Evalúa) que podrían ayudar a prevenir hechos como los de Salamanca.

El país no se puede permitir que unos delincuentes manden bombas sin que haya algún tipo de reacción. Sea o no terrorismo lo que hicieron.

alejandrohope@outlook.com
Twitter: @ahope71

##


No hay comentarios.:

Alertan por riesgos de reforma judicial

Alertan por riesgos de reforma judicial Nota de Claudia Guerrero REFORMA, Cd. de México (15 junio 2024)  Integrantes del Instituto de Invest...