Ir al contenido principal

El Cardenal López Trujillo

Soldado de Cristo/
Revista SEMANA, No 1356, 26/04/008;
Para las altas jerarquías de la Iglesia Católica, el cardenal Alfonso López Trujillo fue un soldado de Dios. Batallador, férreo defensor de sus ideas y de las que tanto él como los dos últimos papas han considerado las doctrinas verdaderas en un mundo azotado por el materialismo. Así lo dio a entender el papa Benedicto XVI durante las exequias del colombiano, que se llevaron a cabo el pasado miércoles. López Trujillo fue el colombiano más cercano a los dos últimos papas y también el colombiano que ha estado más cerca de ser elegido papa. Durante la ceremonia fúnebre, el Sumo Pontífice exaltó el "celo y la pasión" del apostolado de López Trujillo. "¡Cómo no resaltar en este momento el celo y la pasión con la que trabajó durante casi 18 años, desarrollando una infatigable acción de tutela de la familia y del matrimonio cristiano! ¡Cómo no agradecerle la valentía con la que defendió los valores no negociables de la vida humana!".
No era para menos.
López Trujillo fue uno de los principales colaboradores del actual Pontífice desde 1990, cuando Benedicto XVI era el cardenal Joseph Ratzinger y ejercía el cargo de Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Todo un soldado de Cristo, como en tiempos de Ignacio de Loyola. Porque la suya fue una cruzada permanente por defender sus verdades a capa y espada, sin importarle nunca si su postura era popular o, como se dice ahora, políticamente correcta. López Trujillo nació el 8 de noviembre de 1935 en Villahermosa, Tolima. Nombrado sacerdote en 1960, fue capellán del Colegio Helvetia a mediados de los 60. En 1968, con el cargo de Coordinador de la Pastoral para el XXXIX Congreso Eucarístico Internacional, organizó la visita del papa Paulo VI a Bogotá. Fue tan destacado el papel que jugó en esta empresa, que, tres años después, en 1971, ya era obispo y auxiliar de la Arquidiócesis de Bogotá. Un año antes había conocido al sacerdote belga Roger Vekemans, conocido por su oposición acérrima al movimiento de la Teología de la Liberación, que buscaba acercar a la Iglesia a los más pobres, y a quien incluso se acusaba de tener vínculos directos con la CIA. López Trujillo y quienes pensaban como él acusaban a estos sacerdotes progresistas de infiltrar teorías marxistas en la prédica de los evangelios.
Desde entonces, a López Trujillo se lo catalogó como un férreo defensor del ala más conservadora de la Iglesia, fama que lo acompañó hasta el final de sus días. Fue un trabajador infatigable. Su hoja de vida, demasiado extensa, menciona, entre otros cargos, el haber sido secretario general del consejo episcopal latinoamericano (Celam) entre 1972 y 1979; presidente de esa organización entre 1979 y 1983) y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia entre 1987 y 1990, cargo que dejó cuando, el 8 de noviembre de 1990, el papa Juan Pablo II lo nombró presidente del Pontificio Consejo para la Familia.
Participó en sinnúmero de eventos importantes, como varias asambleas ordinarias del Sínodo de los Obispos, en Ciudad del Vaticano; fue secretario de la III Asamblea General del Episcopado Latinoamericano, en Puebla, México, en 1979, en la cual la Iglesia dio un giro a la derecha, un gesto acorde con las ideas del nuevo papa Juan Pablo II. Entre 1978 y 1990, López Trujillo fue arzobispo de Medellín, cargo en el cual continuó su batalla contra el fantasma marxista en los púlpitos. Fue acusado de perseguir sacerdotes que no compartían sus puntos de vista y también de vincularse con el narcotráfico y el paramilitarismo. En reciente entrevista publicada por SEMANA, el hoy alcalde de Medellín, Alonso Salazar, le dijo a María Isabel Rueda: "Hay documentos publicados sobre sus relaciones con Escobar, como arzobispo de la ciudad. Se hablaba mucho de los regalos que recibía. En los años 80 en Medellín la catequesis parece que no la hubieran hecho los obispos, sino los narcotraficantes". Era tan recalcitrante su anticomunismo que, como señala Héctor Abad Faciolince en su libro El olvido que seremos, refiriéndose al asesinato de Héctor Abad Gómez, su padre, señala: "El cardenal Alfonso López Trujillo, a la sazón arzobispo de Medellín, prohibió que se celebrara la misa fúnebre y, gracias al valor de un sacerdote, cuñado del extinto, se ofició la Eucaristía, contra la orden del moderno inquisidor".
Como presidente del Pontificio Consejo para la Familia, López se destacó por su postura contraria al uso de anticonceptivos, sus dudas frente a la efectividad del preservativo (afirmó que los condones no eran eficaces para evitar el contagio del virus del VIH) y su total oposición al aborto. El año pasado, cuando la Corte Constitucional despenalizó el aborto en casos extremos, López manifestó que merecían la excomunión automática.Más allá de la opinión que se tenga sobre las ideas y las actuaciones del cardenal Alfonso López Trujillo, su importancia como prelado fue capital en la consolidación de la Iglesia contemporánea.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…

Muere el hijo de Antonieta Rivas Mercado

Carta de pésame/Guadalupe Loaeza Reforma, 20 septiembre 2011 Querida Antonieta: Esta es la segunda vez que te escribo; la primera fue en octubre de 1995, con motivo de la presentación del libro A la sombra del Ángel, el cual en realidad se trata de una novela histórica de más de 600 páginas, cuyo enorme mérito radica, como sabes, en haber sido escrita por tu nuera, Kathryn Blair, esposa de tu único hijo, Donald. En esta obra, perfectamente bien documentada, con más de 200 mil ejemplares vendidos y traducida en varios idiomas, se abordan, una vez más, muchos episodios de tu vida, de tu trayectoria, de tu personalidad, de todo lo que hiciste por la cultura en México y una de las etapas históricas más importantes de nuestro país, como fue la Revolución. Con una prosa ágil, sensible y muy amorosa, Kathryn se refiere igualmente a tus amores, como fueron Manuel Rodríguez Lozano, Albert Blair, y en especial al que creo fue el amor de tu vida, José Vasconcelos.