Ir al contenido principal

Por una cabeza

Columna Razones/Jorge Fernández Menéndez
Y todo por una cabeza...
Publicado en Excelsior, 11 de julio de 2008;
Resulta incomprensible la demanda de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión de pedir la renuncia de Guillermo Valdés al Cisen, con el argumento de que “le han perdido la confianza”. Primero, porque ese cargo no depende de la confianza de un grupo de legisladores y, segundo, y mucho más importante, porque no han mostrado una sola prueba de las razones que llevarían a perredistas y priistas a perderle la confianza a ese funcionario.

No sé, el único que lo puede saber en realidad es su jefe directo, el presidente Calderón, si Valdés hace o no bien su tarea, pero es absurdo pedir la remoción de un funcionario argumentando que se ha “espiado” a los legisladores, para luego decir que en realidad se contrató un servicio de una empresa con el fin de que hiciera un perfil de los miembros del Congreso. Y peor aún cuando se agrega que el problema no es que se haya contratado a esa empresa, sino que era de relativamente reciente formación. ¿Cuál fue el espionaje, qué se espió, desde cuándo una instancia del Estado no puede contratar a una empresa para realizar un perfil de los legisladores? Es absurdo y en realidad se trata de un torpe intento de compensar con ese debate la caída del secretario de Seguridad Pública del DF, Joel Ortega, y del procurador capitalino, Rodolfo Félix Cárdenas: se quiere ocultar, con un escándalo ficticio, una tragedia real. Tan obvio es el procedimiento que el tema de la famosa empresa contratada por el Cisen había sido llevado a la Permanente el 8 de junio y no se lo consideró de trámite urgente, pero el mismo martes se decidió subirlo a la agenda, para discutirlo sin más.
Eso va de la mano con la denuncia presentada por el coordinador de los senadores priistas, Manlio Fabio Beltrones, de que había sido espiado y se había construido con ello un expediente con información basura. Y, paradójicamente, en una competencia de descalificaciones mutuas, el ex presidente del PAN, el inefable Manuel Espino, también dice que fue objeto de espionaje, pero acusa de ello al equipo de campaña de quien se supone era su candidato, Felipe Calderón. Son demasiadas excentricidades para tan pocos días. Manlio Fabio Beltrones es uno de los políticos más poderosos y con mayor experiencia en el país, sobre todo en temas de gobernabilidad y seguridad. Y Manlio sabe perfectamente que esos “expedientes” no sólo suelen ser absolutamente falsos sino que circulan, sobre él y acerca de cualquier personaje de la vida nacional, por todos los ámbitos políticos y periodísticos. Y son inservibles: en mis archivos he recibido, a lo largo del tiempo, innumerables “documentos” de esas características que, simplemente, no pueden ser tomados en serio. En alguna oportunidad me llegó un expediente mío en el cual describían incluso el lugar donde supuestamente vivía, con el pequeño detalle de que la dirección era otra, un servidor vivía a mucha distancia de allí y, obviamente, la descripción no era de mi domicilio. Hubo una época, coincidía con la tristemente célebre de Pablo Chapa Bezanilla, en que unos personajes, que aseguraban ser del Cisen, vendían ese tipo de “documentos”, sobre cualquier político, en el Sanborns que está frente al Ángel de la Independencia, en el Distrito Federal. Y hubo algunos incautos que los compraron y los publicaron. En el pasado, la enorme mayoría de esos “documentos” terminaban afirmando que el objeto de “estudio” era homosexual o lesbiana. Ahora prefieren acusar de narcotraficante a todo el mundo. Esas cosas pueden indignar en lo personal, pero se descalifican por su propio contenido y nadie mejor que Beltrones, que fue objeto de una verdadera campaña de difamación en el pasado, esa sí orquestada desde el poder y que no sólo buscaba ensuciar su imagen sino acabar con su carrera, sabe que ese tipo de trabajo, de basura, como él mismo bien la calificó, no proviene de ámbitos oficiales, por muy mala que considera la inteligencia y la información del actual gobierno.
En realidad, después del inicio del escándalo, el propio Beltrones ha reconocido que no tiene constancia de que ese “documento” haya provenido de fuentes oficiales. Pero el objetivo para tratar de abordar el tema en la Permanente era más sencillo: se buscaba matar, con un escándalo ficticio, insistimos, una tragedia y una crisis real.
Respecto al Cisen, del que la mayoría de los legisladores hablan sin tener una idea siquiera aproximada de qué es y qué hace, el hecho es que seguramente tiene fallas y no funciona como en el pasado, porque está diseñado con otros fines. Para comenzar, el Cisen desde hace años no cuenta con un área operativa propia, o sea, para utilizar un lenguaje llano, con “espías” y operadores que puedan utilizar la fuerza. Lo tuvo sólo en sus inicios y desde cuando se fundó la Policía Federal Preventiva, en tiempos de Ernesto Zedillo, buena parte de sus funciones y ese brazo operativo pasaron a la Secretaría de Seguridad Pública, aunque muchos de los mejores operadores del Cisen original fueron primero a la AFI con Genaro García Luna y luego con éste regresaron a la SSP. Las tareas centrales de información e inteligencia en muchos ámbitos por eso están, hoy en día, en la SSP o en los servicios del Ejército y la Marina. El Cisen tiene una estructura y un modo de operación diferentes, basados en la suma y la presentación de otras fuentes de información y ésta la coloca, buena, mala o regular, a disposición del Ejecutivo para que otras áreas operen materialmente. Sumado a ello, buena parte de los estados, incluido el de México, además del Distrito Federal, tienen atribuciones legales para recabar información e intervenir teléfonos. Y todos, como muchos privados, lo hacen cotidianamente. Los legisladores perdieron una oportunidad para abordar temas importantes. Pero ya están en 2009.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Y ahora la 4T pretende criminalizar a juzgadores. ¿Qué dice la SCJN?

Contrareforma en materia de justicia penal!Y ahora los de la 4T van contra jueces y magistrados/ opinión de un amigo penalista, que circula en redes...Muy oportuno...
Así como en 2019 los presentados como los nuevos y grandes delincuentes fueron los factureros y las empresas fantasma; hoy los nuevos delincuentes son los jueces y magistrados federales, SI, así se les trata en la propuesta de reforma constitucional de La FGN. Para ellos, se va a crear un tribunal especial que les juzgue conformado por jueces NOMBRADOS POR EL SENADO y por ello, por aliados políticos, obviamente comprometidos “VENDIDOS” con SU PARTIDO. Las cuotas para nombrarlos se dividirán. 
El grupo mayoritario tendrá más JUECES POLÍTICOS, y estos por su designación y por LEY responderán ante el Senado.
¡Que tragedia de país!
Me pregunto: ¿tiene esto el aval de la SCJN? Esas propuestas tienen el aval de la Corte?
Volvamos a los JUECES Y MAGISTRADOS de nuestro país señalados cómo DELINCUENTES al menos de forma probable. 
¿Que…

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz Publicado en La Silla Rota, 23 de octubre de 2013 Rocío del Carmen Lizárraga tenía 17 años en febrero de 1990, cuando fue coronada Reina del Carnaval de Mazatlán. Aquella había sido una competición muy cerrada, la noche de la votación se impuso por un margen estrecho a Libia Zulema Farriols, una chica que se ganó a la audiencia con su sonrisa y porte, lo que se tradujo en ser coronada como reina de los Juegos Florales, una distinción que se le da por lo regular a la mujer que queda en segundo lugar.
 El reinado del carnaval de Mazatlán es cosa seria. Durante un año, la soberana tiene varias actividades y obligaciones que el protocolo impone, una vez transcurrido este lapso, se le sigue guardando veneración y respeto como monarca que fue. Quizá por eso en aquellos días la sociedad sinaloense no se explicaba cómo pudo ocurrir algo que resultó inusitado en la historia del certamen. Pasadas las primeras semanas del festejo, Rocío del Carmen cumpl…