Ir al contenido principal

Obama y el terror

EDITORIAL/El País, 10/01/2010
Obama y el terror
El presidente estadounidense acepta el desafío de Al Qaeda, pero se niega a recortar las libertades
El desafío del terrorismo yihadista y los debates sobre la mejor manera de enfrentarlo han regresado a la escena política norteamericana tras el fallido atentado de Detroit y el inicio de los trámites para juzgar a su autor, el nigeriano Umar Faruk Abdumutallab. Mientras algunos dirigentes republicanos, siguiendo al ex vicepresidente Cheney, acusan a Obama de negarse a reconocer que Estados Unidos está en guerra contra el terrorismo, éste ha respondido asumiendo la responsabilidad en la lucha contra un enemigo concreto, Al Qaeda, y rechazando recortar las libertades de los norteamericanos. Esto es, siguiendo el camino opuesto al de la Administración de Bush, que trasladó a los servicios secretos las acusaciones por las noticias falsas sobre las armas de destrucción masiva en Irak y utilizó la amenaza terrorista para favorecer una involución en el sistema político y legal estadounidense.
La principal razón por la que, aprovechando lo ocurrido en Detroit, Cheney y algunos republicanos desean arrastrar a Obama a la anterior estrategia antiterrorista no es su supuesta eficacia, sino la convalidación de los abusos que necesariamente conlleva y que la Administración de Bush no dudó en perpetrar. Se trata de proclamar la propia inocencia por la vía de hacer que todos sean culpables, desentendiéndose del coste que Estados Unidos y el resto del mundo están teniendo que pagar, todavía hoy, por el error de la "guerra contra el terror" como respuesta a las matanzas yihadistas. En el balance humano, ese coste se cifra en miles de muertos y, en el político, ha colocado a Estados Unidos en la situación militar más comprometida desde el final de la guerra fría, al haber deteriorado gravemente su capacidad de disuasión convencional en guerras que, como las de Irak o Afganistán, no puede perder, pero que tampoco sabe cómo ganar. En estas condiciones, abrir un tercer frente en Yemen sería tanto como seguir avanzando en dirección a la derrota.
La posibilidad, por fortuna fracasada, de que un suicida atentara en Detroit nada tuvo que ver con las decisiones adoptadas por Obama en relación con las guerras heredadas de Bush, sino con fallos en los sistemas y procedimientos de seguridad en los aeropuertos y fronteras internacionales. Son esos sistemas y procedimientos, y no las decisiones sobre Irak y Afganistán, los que han quedado en entredicho y los que Obama ha dado orden de revisar. Con esta respuesta, el presidente norteamericano no habrá cerrado el debate sobre la mejor forma de hacer frente al terrorismo yihadista, pero habrá demostrado que siguen existiendo cuando menos dos posiciones distintas en ese debate, la suya y la de los partidarios de retomar la estrategia de la "guerra contra el terror". Lo cierto es que ni una ni otra pueden ofrecer garantías de que no se producirán atentados. Pero lo que hace preferible la estrategia de Obama es que no continúa dilapidando la disuasión convencional de Estados Unidos, al tiempo que preserva la naturaleza democrática de su sistema político.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…

Muere el hijo de Antonieta Rivas Mercado

Carta de pésame/Guadalupe Loaeza Reforma, 20 septiembre 2011 Querida Antonieta: Esta es la segunda vez que te escribo; la primera fue en octubre de 1995, con motivo de la presentación del libro A la sombra del Ángel, el cual en realidad se trata de una novela histórica de más de 600 páginas, cuyo enorme mérito radica, como sabes, en haber sido escrita por tu nuera, Kathryn Blair, esposa de tu único hijo, Donald. En esta obra, perfectamente bien documentada, con más de 200 mil ejemplares vendidos y traducida en varios idiomas, se abordan, una vez más, muchos episodios de tu vida, de tu trayectoria, de tu personalidad, de todo lo que hiciste por la cultura en México y una de las etapas históricas más importantes de nuestro país, como fue la Revolución. Con una prosa ágil, sensible y muy amorosa, Kathryn se refiere igualmente a tus amores, como fueron Manuel Rodríguez Lozano, Albert Blair, y en especial al que creo fue el amor de tu vida, José Vasconcelos.