Ir al contenido principal

El Piolín, asesino de Zapata

PLAZA PÚBLICA/Miguel Ángel Granados Chapa
Los asesinos de Zapata

Publicado en Reforma, 25 de febrero de 2011;

A partir de un eficaz trabajo de inteligencia, el Ejército realizó una misión que parecía imposible: dar en un plazo muy breve con los asesinos de Jaime Zapata, el agente de la oficina de inmigración y aduanas (ICE), anticipándose con ello a la averiguación formalmente a cargo de la Procuraduría General de la República pero puesta, en los hechos, en manos de investigadores de agencias norteamericanas enviados la semana pasada a San Luis Potosí.

El gobierno de Washington ha conferido gran relevancia a la muerte del agente Zapata (ultimado en un ataque en que su compañero Víctor Ávila quedó herido). La secretaria de Seguridad interna, Janet Napolitano, reaccionó vivamente ante la noticia y sin empacho de ningún género ofreció que se haría justicia, como si el caso concerniera a las autoridades de su país. Ha reiterado varias veces ese anuncio, más dirigido a la opinión mexicana que a la de su país. En Brownsville, donde Zapata residía habitualmente, los funerales tuvieron carácter multitudinario, con la presencia de cientos de compañeros de las víctimas y la de la propia secretaria y el procurador general de justicia.
El gobierno mexicano quedó, en apariencia según comprobamos ahora, condenado a la impasibilidad. El agente Ávila no declaró ante el Ministerio Público mexicano, sino ante autoridades de Estados Unidos. Un diputado texano ofreció al público la primera información sobre el modo en que se había perpetrado la agresión, que la procuración de justicia aquí ha de haber conocido por los periódicos.
Súbitamente, la Secretaría de la Defensa Nacional ofrece el resultado pronto que nadie esperaba. Más vale que se trate de la culminación de una pesquisa rigurosa, pues va a ser sometida, querámoslo o no, al examen y la supervisión del gobierno estadounidense. El Ejército mexicano no goza de buena fama en los círculos oficiales de Washington, tanto por las violaciones a los derechos humanos de que a menudo lo señala el organismo civil Human Rights Watch -muy escuchado en el Capitolio- como por la valoración que de su actuación y de su actitud ha hecho el embajador Carlos Pascual. Si la detención de los atacantes de Zapata y Ávila y su presentación al público y a la PGR resulta de un deseo de sacudirse esa triste reputación más que del rigor indagatorio, será peor para todos.
Hay indicios y señales que obligan a tomar con un grano de sal la información militar, que atribuye a Julián Zapata, apodado El Piolín, la dirección del ataque a los agentes del ICE, en que participaron cinco detenidos más. Algunos de ellos mostraron huellas de golpes y aun caminaban con dificultad al ser presentados a los medios, lo que al público acostumbrado a las capturas violentas y al forzamiento de confesiones que luego son desmentidas por los propios autores puede inducirlo a suponer que padecieron maltrato. Según el Zapata atacante, agredieron a sus víctimas porque los creyeron rivales, aunque el vehículo en que viajaban ostenta placas diplomáticas y los agentes se identificaron como tales. En el parque vehicular asegurado a los presuntos asesinos no están incluidos los que sirvieron para atacar a los miembros del ICE.
El Ejército informó que la captura se realizó en cuatro casas de seguridad en la ciudad de San Luis Potosí, en las inmediaciones de la cual se practicó el asalto mortal. Es difícil imaginar que las células de la banda de Los Zetas a que pertenecen Julián Zapata y sus secuaces hubieran permanecido en la capital potosina después de haberse percatado de quienes habían sido en realidad sus víctimas. Por mínima información que posean los delincuentes, éstos no pueden haber ignorado que la persecución que sobrevendría a quienes ultimaron a agentes norteamericanos no tardaría en alcanzarlos, por lo que es de suponerse que se hubieran alejado de la comarca.
Pero depongamos nuestra desconfianza y esperemos a que el Ministerio Público federal y las autoridades norteamericanas que lo supervisen validen la veloz y fructífera investigación militar. Pero también en ese punto nos asalta la cautela, porque El Piolín había sido capturado apenas en diciembre de 2009, asimismo por tropas de la Sedena, que lo detuvieron en Río Verde, también en el estado de San Luis Potosí. Como se hizo este miércoles, se presentó a Zapata y otros presuntos delincuentes, con el arsenal que les fue asegurado junto con un poderoso parque vehicular compuesto de seis unidades, entre ellas un VW Passat blindado. Tanto la Sedena como la PGR tendrán que refrescarnos la memoria para establecer qué pasó con El Piolín que 14 meses después de esa detención se hallaba tan libre que era capaz de atacar hasta matarlos a quienes creyó parte de una banda enemiga.
Si los delincuentes no fueron consignados, hay una responsabilidad castrense que determinar. Si el Ministerio Público no los consignó al juez, habrá que saber si no halló indicios para forjar una acusación y rápidamente se decretó el no ejercicio de la acción penal, en cuyo caso se habría repetido la ofensa a particulares a quienes se exhibe como delincuentes sin que lo sean o se pueda llevarlos ante un juez que establezca si lo son.
¿Y si se fugaron? Son muchos como para que su huida pasara inadvertida. ¿Y si estaban allí a la mano, en una suerte de ilegal libertad condicionada, para que lo que pudiera ofrecerse? No nos asombraría en exceso saber que se les dejó libres para que continuaran sus actividades, sobre aviso de que podrían ser requeridos para responder por un crimen que fuera urgente resolver.
Cajón de SastreEl Consejo de la Judicatura federal emitió ayer un mensaje acerca de este asunto, que precisa la situación procesal de Julián Zapata. La información no caza exactamente con ninguna de las hipótesis anotadas, salvo en lo que hace a la actuación del Ministerio Público. El Piolín sí fue consignado, por una variedad de delitos, el 18 de diciembre de 2009 ante el juez cuarto de distrito en San Luis Potosí, pero la acusación era tan endeble que el juez eximió al imputado de los delitos graves y sólo dejó en curso los que permitieron al acusado salir en libertad bajo fianza el 9 de marzo, previa confirmación de la sentencia. Tenía que presentarse cada semana a firmar en el juzgado, pero dejó de hacerlo y el 18 de enero de este año se ordenó su reaprehensión. Antes de que la policía ministerial cumpliera con esa orden el Ejército se anticipó a detenerlo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…