Ir al contenido principal

/Arnoldo (Martínez)/ Roberto Zamarripa

"Le debe la izquierda mucho; más le debe el país".
Columna TOLVANERA/Arnoldo (Martínez)
Roberto Zamarripa
Reforma, 14 Ene. 13;
Arnoldo Martínez Verdugo cumplió 88 años de edad el pasado sábado. Dos días antes, en la Casa de la Cultura de Tlalpan, recibió un homenaje por su trayectoria política. Ese nombre puede no decirles mucho a miles de activistas de izquierda. No solamente por el obligado retiro del sinaloense de la vida política activa sino por el alejamiento de la actual izquierda partidista, fragmentada y sin brújula, de la esencia del pensamiento y obra del dirigente histórico de los socialistas.
En dicho homenaje, Ilán Semo leyó un texto del antropólogo Roger Bartra sobre la figura reformadora de Martínez Verdugo, quien a partir de 1960 encabezó un largo, sinuoso y enriquecedor proceso político y cultural que transformó a la izquierda partidista.
Bartra explicó ese proceso donde "el dogmatismo marxista y el nacionalismo revolucionario" frenaban el encuentro de la izquierda con tesis democráticas.
"La izquierda comunista dogmática creía que la democracia formal no era más que una superestructura política del modo de producción capitalista y denunciaba su carácter 'formal' y 'burgués'... La izquierda nacionalista, por su parte, en la línea populista expresada por Lázaro Cárdenas, estaba convencida de que la democracia representativa era propia de países industriales desarrollados y que en las condiciones de atraso de un país tercermundista eran necesarias formas peculiares de representación popular acordes con las peculiaridades nacionales. El marxismo dogmático y el populismo nacionalista constituían un gran obstáculo para entender la enorme importancia de impulsar una transición política a la democracia".
Agregó Bartra: "En la historia de la izquierda mexicana Arnoldo es un personaje olvidado por muchos y que sin embargo constituye una pieza clave para entender la transición a la democracia. Fue el dirigente comunista que, en agudo contraste con la tradición estalinista, renunció a ser objeto de cualquier clase de culto a la personalidad y se escondió detrás de la máscara gris y opaca de su posición como secretario general del partido. Acaso por su carácter, y porque muchos quieren olvidar que la democracia en la izquierda creció en el contexto inhóspito del dogmatismo leninista, este político ha sido injustamente borrado de la memoria colectiva".
Bartra acierta. Algunos de los ingredientes de la izquierda pero más allá de esa corriente, de la propia vida política de México, no tendrían razón de ser sin la participación de Arnoldo. Como líder partidista, y como candidato presidencial en 1982 por el PSUM, Arnoldo representó a un tipo de político excepcional distante de las fantochadas de hoy, de los abusos de poder y del presupuesto público de muchos izquierdistas, y de las prácticas corruptas y clientelares de una izquierda -particularmente el PRD- que pierde brújula, que pacta hueca y que anima reformas sin programa propio.
Según Bartra "el antídoto para frenar y canalizar creativamente las tendencias populistas que tanto han dañado a este partido (PRD) se encontraba simbolizado en Arnoldo Martínez Verdugo, que a fin de cuentas es lo más cercano a la socialdemocracia que ha tenido la izquierda mexicana".
Vale recordar, por ejemplo, que en 1977, en el marco de las discusiones para consumar la reforma política de entonces que otorgó registro electoral al Partido Comunista, Martínez Verdugo compareció en la Secretaría de Gobernación con una propuesta que erizó las cabelleras de una clase política jacobina y autoritaria. Propuso como centro del programa de defensa de libertades de los comunistas que "los ministros de los diferentes cultos, en su calidad de ciudadanos, deben gozar del derecho a formar parte de cualquier partido político". Y además, que la libertad política llegara a los cuarteles para que los miembros de las tropas de Fuerzas Armadas tuvieran la posibilidad de conocer de ofertas políticas de distintos partidos y no fuesen alineados acríticamente y subordinamente hacia un partido -entonces el de Estado, el PRI.
La propuesta de libertades enarbolada por Arnoldo hace más de tres décadas abarcaba desde militares y sacerdotes hasta obreros y campesinos sometidos al sindicalismo autoritario que hoy patalea en su agonía. Libertades para jóvenes y mujeres, defensas de derechos de género y de preferencias sexuales.
Hoy no pueden entenderse muchas de las libertades políticas legalizadas, sobre todo en la Ciudad de México, sin los cimientos colocados por Arnoldo y el grupo político que encabezó en el Partido Comunista Mexicano. Sobrio, discreto, solidario, Martínez Verdugo sobre todo ha dejado una profunda huella ética. Político incorruptible, ha sabido conciliar independencia con diálogo, tolerancia con compromiso democrático, afianzamiento en la lucha legal sin abandonar principios, entendimiento de las batallas electorales como contiendas de ideas, debates democráticos y foros para dirimir rumbos y gobiernos sin que signifiquen puntos finales de un proceso.
Le debe la izquierda mucho; más le debe el país.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…

Muere el hijo de Antonieta Rivas Mercado

Carta de pésame/Guadalupe Loaeza Reforma, 20 septiembre 2011 Querida Antonieta: Esta es la segunda vez que te escribo; la primera fue en octubre de 1995, con motivo de la presentación del libro A la sombra del Ángel, el cual en realidad se trata de una novela histórica de más de 600 páginas, cuyo enorme mérito radica, como sabes, en haber sido escrita por tu nuera, Kathryn Blair, esposa de tu único hijo, Donald. En esta obra, perfectamente bien documentada, con más de 200 mil ejemplares vendidos y traducida en varios idiomas, se abordan, una vez más, muchos episodios de tu vida, de tu trayectoria, de tu personalidad, de todo lo que hiciste por la cultura en México y una de las etapas históricas más importantes de nuestro país, como fue la Revolución. Con una prosa ágil, sensible y muy amorosa, Kathryn se refiere igualmente a tus amores, como fueron Manuel Rodríguez Lozano, Albert Blair, y en especial al que creo fue el amor de tu vida, José Vasconcelos.