13 feb. 2017

¿Cómo fue la Operación Barcina que acabó con la vida del 'H2'?

¿Cómo fue la Operación Barcina que acabó con la vida del 'H2'?
El mismo cuerpo élite de la Marina que capturó en dos ocasiones a Joaquín Guzmán Loera, fue por ‘El H2’.
REDACCIÓN | ESTADOS | LSR:, 2017-02-13 12:17:00
El pasado jueves elementos de la Secretaría de Marina (Semar) montaron la ‘Operación Barcina’ destinada a capturar a Juan Francisco Patrón Sánchez, ‘El H2’, integrante del Cártel de los Beltrán Leyva.  
 Para las autoridades federales, Patrón Sánchez se ganó la etiqueta de ‘objetivo prioritario’ en septiembre de 2016, al ser quien presuntamente ordenó la emboscada contra el convoy del ejército en Culiacán, Sinaloa, donde murieron seis militares y ocho más resultaron heridos.
 El pasado 9 de febrero, el mismo cuerpo élite de la Marina que capturó en dos ocasiones a Joaquín Guzmán Loera, fue por El H2.
 En el operativo se utilizó un helicóptero tipo Black Hawk, del cual  circula un video donde se aprecia a la aeronave de la Marina sobrevolando la zona y desde donde elementos de las fuerzas armadas utilizaron una metralleta calibre 50 y de la cual se escucharon al menos 500 detonaciones.

 La autoridad le atribuye a El H2 más de 150 muertes en los últimos meses en Sinaloa, específicamente en Mazatlán, uno de los 50 municipios más violentos del país.
Desde hace tres meses la Marina seguí la pista del El H2, quien llegó a ese estado como parte de un plan de conquista de territorio trazado junto a Fausto Isidro Mesa, alias el Chapo Isidro.
En octubre de 2014, ambos quedaron al frente del Cártel de los Beltrán Leyva, tras la captura de Héctor, el único hermano de la dinastía que sobrevivía en el negocio.
 Con Joaquín Guzmán Loera en la cárcel, El H2 y el Chapo Isidro, decidieron ir por ese territorio, junto con Alfredo Beltrán Salazar, El Mochomito.
 A éste último, la autoridad lo identifica como el autor intelectual del secuestro de los hijos Guzmán Loera, el pasado 15 de agosto, mientras cenaban en el restaurante La Leche, de Puerto Vallarta, Jalisco.
 El operativo realizado por Ejército y Marina, así como por las policías Federal y Estatal, fue iniciado cuando encontraron, el miércoles pasado, cinco cuerpos sin vida con anuncios y amenazas de la delincuencia organizada. Elementos de la Marina y el Ejército llegaron a Nayarit a principios de la semana pasada.
 ‘Ellos traen la inteligencia, traen el conocimiento y sobre todo traen aparatos electrónicos para georeferenciar, el actuar era de ellos, donde el Ejército, la Marina y policías federales pudieron conjuntar su esfuerzo y lograr el abatimiento de un delincuente que era buscado, explicó Edgar Veytia, fiscal general de Nayarit.
Vecinos sorprendidos por operativo
Para los vecinos de la colonia Lindavista la tarde del miércoles se vivió una verdadera guerra.
Para Juan Carlos Torres, de 22 años, que atiende un puesto de venta de perfumes en una casa de la calle Mississippi, entre Cardenal y Everest. ‘Nadie me vino a avisar de lo que iba a pasar. Ni tampoco escuché a nadie con un megáfono. Eran las seis cuando el helicóptero empezó a dar vueltas. Todavía era de día. Como a las seis y media de la tarde decidimos cerrar. Vimos que empezaban a llegar patrullas de la Marina. La cosa se puso tensa. Cerré y fui a buscar a mi novia, que trabaja en Insurgentes, a cinco minutos de aquí. Cuando volvíamos ya no nos dejaron pasar.

‘Mi papá estaba en la tienda’, dice Marién Crespo, que ayuda a su familia en una tienda de abarrotes, que funciona en la esquina de las calles Cardenal y Mississippi. ‘Yo iba para allá, pero me llamó mi papá y me dijo que no me acercara, que no había paso. Serían como las siete. Ahí me fui a casa. Está cerca del libramiento, a dos cuadras de la tienda. Luego… Hágase cuenta de que había mucho estruendo, ¿así se dice?’

Marién cuenta también que las autoridades pasaron a avisar a su papá de lo que estaba a punto de pasar. Ningún otro vecino de la docena que entrevistó El País alrededor del predio dice lo mismo.

Evelyn Jiménez, ingeniera civil de 32 años, trabaja en una casa a cuadra y media del lugar. ‘Como a las seis, empezamos a escuchar el helicóptero. Pensamos que era el de la fiscalía, ¡son los únicos que tienen! Luego, como a las 19.00, salimos y ya nos fuimos. Sospechamos que algo iba a pasar, porque vimos que el helicóptero era de la Marina… No, no nos vinieron a avisar de nada’.

‘Llegamos a la casa del libramiento como a las 18:30, nada más se veía el helicóptero’, dice un vecino que vive en la calle Monte Everest. Él, igual que los que siguen, prefirió no dar su nombre. ‘Pasó media hora, cuarenta minutos y cuando empezó el ruido nos metimos todos a un cuarto. Nadia había venido a avisarnos. Había mucho ruido, muchos balazos’.

‘Yo pensé que el helicóptero venía a apagar el cerro’, dice un vecino de la calle Rey Nayar, una cuadra hacía arriba de Cardenal. ‘Se estaba quemando ese día. Pero no, cuando escuché la balacera dije, ‘ah, no’. Ahí salí a poner el candado a la puerta y vi el helicóptero y ya cómo empezaron los balazos. Serían como las 19:30 de la tarde… No escuché ningún megáfono y tampoco vinieron a avisar’.

Con información de Televisa, Radio Fórmula y El País



No hay comentarios.: