6 feb. 2017

Golpe a Edgar Elías Azar

Bueno no a él, sino al poderoso Tribunal de la Ciudad de México.
ya que la Constitución entre en vigor hasta septiembre de 2018....

TEMPLO MAYOR |/Reforma, 6 de febrero de 2017
EN MEDIO de la fiesta por la promulgación de la esperada Constitución de la Ciudad de México, el magistrado Edgar Elías Azar se veía más triste que los seguidores de los Falcons de Atlanta.
Y NO ES para menos pues resulta que en la Carta Magna capitalina le quitaron la mitad de su reino. A partir de ahora, el presidente del Tribunal Superior de Justicia ya no será también el presidente del Consejo de la Judicatura. De hecho, los integrantes del órgano administrador de la justicia serán designados por la ALDF.
PERO AHÍ no se acaban las malas noticias para Elías Azar: la Constitución establece que ahora el titular del Poder Judicial podrá reelegirse, peeero… tendrá que hacerlo año con año y ya no de manera trianual. Nomás para darse una idea, el magistrado tendría que haberse presentado ¡nueve veces! a la reelección para completar el tiempo que lleva en el cargo.
#

El Consejero Jurídico del Gobierno capitalino, Manuel Granados la Carta Magna capitalina es producto del consenso entre las diferentes fuerzas políticas
Nota de ALBERTO ACOSTA | LSR; | 2017-02-06 11:42:00
CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- Aunque la Constitución Política de la Ciudad de México es susceptible de ser impugnada ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación –como cualquier otra norma local y federal--, el Consejero Jurídico del Gobierno capitalino, Manuel Granados, descartó esa posibilidad.
 El abogado de la Ciudad de México se mostró confiado, al destacar que la Carta Magna capitalina –publicada ayer—es producto del consenso entre las diferentes fuerzas políticas que integraron la Asamblea Constituyente.
 “Al haber sido aprobada por mayoría calificada, con el concurso de todas las fuerzas políticas, yo veo difícil que haya un esquema donde pudiera darse esta situación.
 “Pero estaremos muy atentos, pendientes de cualquier situación jurídica para estar siempre a la defensa de los intereses de la Ciudad”, expresó Granados, en breve entrevista, al final del acto protocolario del Gobierno local para anunciar la publicación del documento.
 En días pasados, el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad de México, Edgar Elías Azar, planteó la posibilidad de que, una vez decretada la nueva Carta Magna, los magistrados de ese organismo podrían recurrir a la Corte para impugnarla, en caso de detectar preceptos contrarios a los establecidos en la Constitución federal.
 “Nosotros los jueces no dictamos leyes, pero sí las interpretamos y como cualquier otra ley, si no estamos de acuerdo y si la creemos intromisoria, hay la oportunidad de impugnarla, pero eso ya será decisión del pleno cuando ya esté promulgada”, expuso Azar, el pasado 23 de enero.
 El Poder Judicial es una de las instancias que más cambios registra en el contenido de la primera Constitución capitalina, entre los cuales destaca la no reelección del presidente del TSJ; que dicho Tribunal y el Consejo de la Judicatura tendrán titulares diferentes, y que un Consejo Ciudadano Judicial nombrará a los miembros del Consejo de la Judicatura, la cual a su vez propondrá al futuro Congreso local a los integrantes del TSJ.
 “Hay transformaciones muy claras, donde se da mayor participación ciudadana, y en ese sentido, lo más importante para nosotros es justamente ofrecer una Ciudad con una visión progresista, de avanzada, con otros esquemas de organización de los órganos políticos”, respondió al respecto, Granados.
 “Recordemos que la Constitución de la Ciudad de México entra en vigor hasta 2018 y estaremos atentos a esos supuestos (de recursos de impugnación)”, enfatizó el funcionario, al preguntarle por las declaraciones de Elías Azar.
 Consultado en relación al tema, el experto en derecho constitucional, Adolfo Rivapalacio, coincidió con Granados en que es poco probable que la Carta Magna sea impugnada ante la Corte.
 El también especialista en derecho parlamentario señaló que las acciones de inconstitucionalidad sólo pueden ser promovidas por los partidos políticos, y en el caso de la Constitución de la Ciudad, logró el consenso de las diferentes bancadas.
 “Lo que se percibió, en general, en la Asamblea Constituyente fue la negociación y acuerdos de los diferentes grupos parlamentarios, es decir, el contenido de la Constitución fue consensado por los diferentes partidos.
 “Entonces, es difícil que alguno impugne el trabajo acordado entre todos. Pudiera ser Morena, pero hasta donde sé, ese partido también estuvo de acuerdo en la generalidad del texto”, comentó Rivapalacio.
 Los recursos de impugnación, añadió, pueden ser promovidos ante la Corte en dos momentos: uno, a partir de la publicación de la Carta Magna, y otro, cuando entre en vigor.     

No hay comentarios.: