28 mar. 2017

Denuncian opacidad en control de armas en Sedena

Denuncian opacidad en control de armas en Sedena
de Jorge Medellin
Estado Mayor,  23 de Marzo del 2017
México, 23 de marzo.- Las fuerzas armadas mexicanas siguen siendo opacas en el manejo de sus importaciones de armas de fuego livianas (cortas y largas), en el destino que les da a dichas armas y en la rendición de cuentas que sobre ese material deberían tener.
Prueba de ello son las 17 inspecciones no satisfactorias –de un total de 52 efectuadas desde el 2010– que autoridades del gobierno de los Estados Unidos han hecho a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para conocer el manejo integral que se ha hecho con la importación de armas de fuego, incluyendo su destino final y su uso actual.
John Lindsay-Poland, coordinador de acciones de paz de la organización American Friends Service Committee (AFSC), dedicada promover la cultura del desarme y el control de las armas circulantes en el mundo, advierte que los resultados del reporte Linterna Azul (mecanismo creado para revisar las transferencias de armas de fuego y los controles aplicados por los países exportadores e importadores de este tipo de material) no han sido positivos para México.

El programa Linterna Azul fue creado por el Departamento de Estado Norteamericano como parte un paquete de seis instrumentos de control y supervisión sobre el comercio legal e ilegal de armas de fuego desde los Estados Unidos hacia otros países.
Con el, el Departamento de Estado lleva a cabo inspecciones previas a la concesión de licencias y controles posteriores al envío de los compradores y el uso que hacen de las armas pequeñas y ligeras exportadas de Estados Unidos por vía comercial.
“Este tipo de investigaciones y visitas de control a los lugares contribuyen a garantizar la seguridad e integridad del comercio de armas entre Estados Unidos y sus socios en el extranjero, a la vez que previene los desvíos ilícitos”, señalan documentos oficiales estadunidenses.
En el caso de México, señala John Lindsay, se han hecho 52 inspecciones desde 2010 de las cuales 17 han sido negativas para el gobierno mexicano. Algunas de las irregularidades en dichas inspecciones han incluido inventarios mal hechos y falta de respuesta y datos específicos que debieron ser proporcionados por los usuarios finales de las armas.
El activista norteamericano presentó la semana pasada en la Ciudad de México el cortometraje A Dónde Llegan las Armas, en el que aborda el tema del tráfico ilegal de armas cortas y largas proveniente desde los Estados Unidos y sus repercusiones en nuestro país, en donde las armas son utilizadas por grupos de la delincuencia organizada y también por corporaciones policiacas que pueden estar involucradas con criminales.
En el documental se señalan las deficiencias en los mecanismos de control vigentes entre los Estados Unidos y México a raíz de casos como el de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Isidro Burgos, de Ayotzinapa, ocurrida en septiembre de 2014, en el que policías municipales emplearon carabinas AR-15 de fabricación estadunidense (Colt Manufacturing).
La investigación hecha por los integrantes de la AFSC reveló que al menos 20 de los fusiles empleados por policías municipales de Iguala, Guerrero, que participaron en la desaparición de los normalistas fueron comprados por el gobierno estatal en 2013, llegaron ese mismo año a la entidad, fueron entregados a policías municipales y pasaron antes por los mecanismos de registro y supervisión de la Sedena.
Una reseña de la investigación documental hecha por la AFSC indica que “solamente en 2013, Estados Unidos exportó a México 5,810 revólveres  y pistolas, 7,223 rifles, 30 rifles de asalto, 1,311ametralladoras, 7,145 escopetas, 34 lanzadores de granadas, y 20 lanzadores de misiles antitanques, según datos reportados a las Naciones Unidas”.
En el contexto más reciente, la AFSC y organizaciones civiles de Alemania dedicadas también a luchar contra el tráfico ilegal de armas de fuego en todo el mundo, revelaron la existencia de contratos y acuerdos entre la Sedena, la Marina y las firmas alemanas asentadas en territorio norteamericano no solo para importar pistolas, fusiles, ametralladoras y miras telescópicas, sino también para vender tecnología que posibilite su fabricación en México.
La AFSC informó hace unas semanas lo siguiente: El 25 de marzo de 2015, el Departamento de Estado informó al Congreso de Estados Unidos la autorización de una licencia para la Venta Directa Comercial (DCS, por sus siglas en inglés) para que Sig Sauer, Inc. vendiera “la fabricación de rifles y pistolas de Sig Sauer y la renovación de inventarios actuales” para el uso por las fuerzas militares y policiales (federal y estatal) de México, por un valor de hasta 266 millones de dólares.
“El Departamento de Estado aclaró que solamente 1,1 millones dólares de este acuerdo es para servicios, datos técnicos, y otros materiales; el restante, 265 millones de dólares, es para armas de fuego.[2] Con los precios al mayoreo para pistolas y rifles de Sig Sauer, la plena ejecución de este acuerdo significaría la transferencia de aproximadamente entre 300.000 a 400.000 armas de fuego – una cantidad enorme.
“Las licencias para la exportación de armas de tipo DCS normalmente son autorizadas por cuatro años, desde la fecha del acuerdo. En el caso de Sig Sauer, el acuerdo tendría vigencia hasta marzo de 2019”.
La organización añadió que según la declaración formal de México del 2015 bajo el Tratado de Comercio de Armas, Sig Sauer entregó 7.384 armas de fuego a México en el 2015: 3.060 rifles de asalto; 505 ametralladores; y 3.819 pistolas.
“Considerando el costo al mayoreo de estas armas publicado en línea, el valor aproximado de esta entrega sería alrededor de 7,1 millones de dólares”.
Además, en su sitio de internet, la Sedena reportó haber adquirió un número no determinado de pistolas de Sig Sauer en 2008 – presumiblemente derivado de un acuerdo anterior.
John Lindsay señaló al término del documental que si bien las investigaciones más recientes indican que poco más del 70m por ciento de las armas de fuego legales e ilegales que circulan en México proceden de los Estados Unidos y el resto vienen de otros países y regiones, “ahora les toca a ustedes robustecer los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas para que las autoridades correspondientes cumplan con su trabajo e informen a tiempo y con claridad acerca de las políticas y mecanismos con los que se ataca el tema del tráfico ilegal de armamento liviano hacia este país”.
Perfeccionar y vigilar la rendición de cuentas es un punto fundamental para avanzar desde México en este tema en el que se suele ocultar información, manipularla o restarle importancia desde las esferas del poder, añadió.

LAS COMPRAS MAS RECIENTES
o    Colt Defense recibió una licencia para vender mil rifles de 5.56mm para el uso de fuerzas estatales de México en abril de 2015, por $3 millones de dólares.
o    Glock recibió una licencia para vender 11.231 pistolas a SEDENA para distribuir a otras corporaciones militares y policiales en México, en febrero de 2016, por $3 millones de dólares.
o    US Ordnance, Inc. recibió una licencia para vender lanzadores de granadas y ametralladoras por uso de la Secretaría de Marina (SEMAR), con un valor de $1 millón de dólares, en febrero de 2016.
o    Trijicon, Inc. recibió una licencia para vender 2,100 miras telescópicas de visión nocturna, para operaciones especiales, a la SEMAR, con un valor de US$2,5 millones, en julio de 2016.
o    Entre 2006 y 2016, SEDENA vendió 12 mil 541 armas de fuego (rifles y pistolas) de las que había adquirido de Sig Sauer a corporaciones policiales y particulares, por un valor de casi 10 millones de dólares, según SEDENA.
o    La mayoría de esas armas (8 mil 099) fueron transferidas a policías estatales y municipales entre 2014 y 2016, incluso en estados donde se imputa la colusión de policías con el crimen organizado, tales como Chihuahua, Veracruz, Tamaulipas, y Morelos.
o    Los estados donde policías recibieron el mayor número de armas de Sig Sauer desde 2006 fueron el Estado de México (2.319), Michoacán (2.005), Hidalgo (1.369), Querétaro (736), y Tamaulipas (508).

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

No hay comentarios.: