22 abr. 2017

Las columnas políticas, hoy, 22 de abril de 2017

Las columnas políticas, hoy, 22 de abril de 2017
Templo Mayor/Reforma
SE TERMINAN las vacaciones, se está acabando otro periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión y la Ley de Seguridad Interior que debe definir el marco de operación de las Fuerzas Armadas en el combate a la inseguridad pública nomás no sale de la congeladora.
A FINALES del año pasado se dijo que no había las condiciones para sacarla e incluso su principal impulsor, el senador Roberto Gil Zuarth, habló de un periodo extraordinario en enero... que nunca ocurrió.
Y CON TODO y que los 10 gobernadores del PAN firmaron un desplegado para urgir a los legisladores a resolver ese tema, todo indica que la iniciativa no será abordada de aquí al 30 de abril cuando se terminarán las sesiones ordinarias de este periodo.
QUIZÁS lo peor es que pareciera que a varios legisladores panistas nomás no les corre prisa por discutir lo que, para sus mandatarios estatales, es una prioridad.
ASÍ ES QUE habrá que resignarse a que llegaremos a septiembre sin Ley de Seguridad Interior, sin claridad sobre el papel del Ejército y la Marina en las tareas de seguridad pública y sin mando único... o compartido... o mixto... o del que sea, pues.
¡AH, QUÉ chistosos resultan a veces los priistas! Llevan varios días pidiendo que se profundice en la investigación de las supuestas ligas entre el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y el dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador.
EL PROPIO presidente nacional de los tricolores, Enrique Ochoa, pidió que no haya mantos de impunidad para nadie... como si el PRI no hubiera postulado a Duarte a la gubernatura y como si no lo hubiera apoyado hasta hace apenas unos meses.
¿O SERÁ que con haberlo expulsado del tricolor en octubre los priistas quedaron eximidos de toda responsabilidad por las trapacerías de quien ellos llevaron al poder? Es pregunta que no pierde la memoria.
TAL PARECE que en el Panal que encabeza Luis Castro andan confundidos en el tema de quién es su candidato a la gubernatura en el Estado de México.
A PESAR de que junto con el PRI, el PVEM y el PES forman una coalición que tiene como abanderado a Alfredo del Mazo, los panalistas están pagando anuncios espectaculares en esa entidad que tienen la imagen de ¡Gabriel Quadri!
LA DUDA es si sienten que con los anuncios que paga el tricolor es suficiente para impulsar a su candidato o si, de plano, ya están pensando en reposicionar para el 2018 a quien fuera su candidato presidencial en el 2012.
#
Frentes Políticos/Excelsior
I. Firmeza. En el marco de las Reuniones de Primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, José Antonio Meade jugó un buen papel. El secretario de Hacienda dijo que descarta que el país adopte un Consejo Fiscal y reiteró que hay disposición del gobierno estadunidense para revisar la agenda financiera, de seguridad y hacendaria. Meade reiteró el compromiso de México con políticas que generan prosperidad nacional y global, además, destacó que la renegociación del TLCAN debe ser una oportunidad para generar cadenas de valor, pues México también es importante para EU. La realidad financiera pinta bien para nuestro país. No hay por qué temer.
II. Apresúrense. Seis días después de su captura, Guatemala puso fecha límite para que México solicite formalmente la extradición de Javier Duarte de Ochoa, exgobernador de Veracruz, detenido en ese país el pasado 15 de abril. La embajada de México ya fue notificada y cuenta con 60 días naturales para presentar la documentación que fundamente “la solicitud de detención provisional con miras a una formal extradición”. Por otro lado, Ricardo Ramírez, presidente de la sección instructora de la Cámara Diputados, indicó que no hay ninguna solicitud para desaforar a cuatro legisladores vinculados con Duarte, y que en el caso del diputado priista Antonio Tarek Abdalá, la solicitud de desafuero será votada el próximo 27 de abril. Si no se aplican, el caso se les diluirá… Así que ¡a darle!
III. Desarrollo de verdad. No hay semana en la que Mikel Arriola no nos sorprenda con los logros del Instituto Mexicano del Seguro Social. Para mejorar el servicio médico en Morelos se invertirán 150 millones de pesos en la remodelación y ampliación de diversos hospitales en Cuernavaca, Cuautla, Zacatepec y Yautepec. Gracias a este acuerdo, los miembros de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR ) accederán a chequeos para prevenir o detectar enfermedades. La inversión fue dada a conocer en la firma del convenio de colaboración del IMSS con la CNPR, que permitirá llevar las acciones de PREVENIMSS a los lugares de trabajo y del campo, en beneficio de sus 240 mil agremiados. Proyectos bien hechos. ¡Salud!
IV. Indecisos. A principios de abril, legisladores del PRD y de Morena “reventaron” la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados para evitar votar un dictamen que prohíbe la utilización de mamíferos marinos en espectáculos. La desaparición de este tipo de shows sería en los próximos 25 o 30 años, para que los empresarios puedan cambiar de actividad, segun el dictamen. Tras un acalorado debate, por segunda ocasión, no se logró votar el proyecto impulsado por Jesús Sesma, coordinador del Partido Verde. Las bancadas del PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y Morena se abstuvieron de votar y dejaron solos al PRI, PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social. ¿Qué esperan?
El maltrato animal debe acabarse. Sólo entonces seremos un mejor país.
V. Honores. Arnulfo Valdivia Machuca, embajador de México en Colombia, fue condecorado con la Orden de las Américas a la Industria del Turismo, la Infraestructura y el Desarrollo Social. La Sociedad Colombiana de Prensa y Medios de Comunicación homenajeó al funcionario en la sede del Congreso colombiano. Martha Blanco de Lemos, presidenta del gremio de los medios de comunicación, explicó que la condecoración fue para reconocer el aporte y el trabajo en materia turística y de desarrollo social del diplomático mexicano en este sector. Esta distinción es impuesta “a las personalidades públicas y empresariales más importantes del ámbito nacional e internacional, que con su dinamismo y trabajo contribuyen con la industria del turismo, la infraestructura y desarrollo social”. No hay dudas… En este sector, México siempre va a la vanguardia. Enhorabuena.#
#
Duarte, mientras más le mueven, más apesta/ Salvador Garcia Soto
#
Los 40 ladrones/Jorge Volpi
Reforma,
Deberíamos recordar que, en este país de fábula, lo ocurrido con este gobernador no es una anomalía, sino un síntoma
Un gobernador es acusado, una y otra vez, de corrupción. Y no de la corrupción que en este país de fábula se asume como normal -un lugar en el que a nadie le sorprende que un funcionario público utilice el puesto en su provecho-, sino de una corrupción monstruosa. Valdría la pena preguntarse cuándo se pasa de una a otra y cuándo un político rebasa la paciencia de los ciudadanos y el límite de lo que éstos toleran. En fin. Ante las denuncias, el susodicho alega lo que todos los de su calaña: una campaña de linchamiento, motivos tenebrosos en las acusaciones y una vil conspiración de la prensa. Declara esto, muy orondo, en uno de los estados en donde más periodistas son asesinados. Y luego añade: "nada tengo que ocultar" y "mi conciencia está tranquila".
El listillo espera que, como les ocurre a casi todos sus colegas, esta cortina de humo disipe la atención, en espera de que otro escándalo -por doquier abundan- le arrebate los reflectores. Esta vez no ocurre así. La corrupción es tan monstruosa, que incluso el gobierno federal -de su mismo partido, el cual lo ha presumido como modelo de probidad- comienza a preocuparse. Porque, al parecer, nuestro amigo no se ha conformado con vaciar las arcas locales como la mayor parte de sus compinches, sino también los fondos que le llegan desde la capital.
Frente al acoso, el espabilado tampoco cede. Sabe que en este país ningún político de alto nivel va a la cárcel a menos que haya caído de la gracia presidencial. Y él, con una soberbia apenas inferior a su venalidad, confía en que el Presidente lo adora. De modo que, lleno de confianza, se echa para adelante. Valiéndose del enredadísimo y costosísimo y a fin de cuentas inútil sistema de transparencia de este país de fábula -diseñado para impedir pequeños desfalcos y castigar minucias administrativas, no para controlar a los peces gordos-, el gobernador hace pública su declaración patrimonial. Los ciudadanos descubren, azorados, que el miserable apenas tiene un departamentito y un par de coches viejos. Un político pobre es un pobre político.
¿Cinismo extremo? Ni siquiera. Apenas el habitual entre los políticos de su clase. Sólo que, en este caso, no repara en que ha empezado a convertirse en un lastre para el mismo gobierno que lo encumbró. Su vanidad, en este punto, supera a su desfachatez. Contra las cuerdas, contraataca. Se pasea de un noticiero a otro -y desembolsa millones para acallar a la prensa vendida- clamando su inocencia. Por primera vez rebasa a sus émulos: anuncia que pedirá licencia para enfrentar las calumnias. Y, en efecto, envía la solicitud al Congreso local. Pero no enfrenta calumnia alguna, sino que se escurre del país valiéndose de la red de complicidades que tejió durante años.
Lo digo de nuevo: el gobernador más vigilado simplemente se esfuma. El bochorno del gobierno federal parece sólo superar a su miedo. La persecución dura largas semanas, hasta que el prófugo es capturado al sur de la frontera. Y entonces, en vez de que sus perseguidores aprovechen la buena voluntad de los vecinos para expulsarlo fast track, le permiten quedarse y emprender un largo camino legal para detener la extradición.
Para explicarnos esta historia deberíamos recordar que, en este país de fábula, lo ocurrido con este gobernador no es una anomalía, sino un síntoma. Al menos desde la Revolución -ignoro los datos del siglo XIX-, este país ha sido administrado del mismo modo por unos gobernadores (de partidos opuestos pero intercambiables) que siempre, sí, siempre, han hecho fortuna adueñándose del dinero público. Que han usado su posición para emprender negocios, obtener concesiones, enriquecer a sus familias y a sus amigos. Y que jamás han temido represalias judiciales por su conducta.
Cuando a este país de fábula mejor le ha ido, ha sido cuando unos pocos de sus políticos han privilegiado el interés general frente al personal -los casos se cuentan con los dedos de una mano-, pero ésta sí es la excepción y no la regla. Ni democracia ni oligarquía. Los griegos la llamaban cleptocracia. El gobierno de los ladrones.
@jvolpi
#
Cómo robarse 3,500 millones/Jorge Ramos Ávalos
Reforma
El presidente de México, Enrique Peña Nieto, estaba muy frustrado. Aparentemente nada de lo que hace es aplaudido o reconocido. Se acababa de dar el crédito por el arresto de dos gobernadores que estaban prófugos y, aún así, las redes sociales estaban llenas de sospechas, memes y críticas. Pero el problema es que Peña Nieto no entiende que no entiende.
Ante la frustración, Peña Nieto se refugió en el albur y el machismo. "No hay chile que les embone. Si no los agarramos, porque no los agarramos; si los agarramos, porque los agarramos", dijo a un grupo de reporteros tras un acto público.
No hay duda que los arrestos del ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, y del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, son buenas noticias. Están acusados de robarse millones de dólares y de múltiples actos de corrupción. Pero el crédito de su detención hay que dárselo a los gobiernos de Italia y Guatemala, respectivamente.
En el caso concreto de Duarte, Peña Nieto lo pudo arrestar antes que se escapara de México y ni siquiera trató. Por eso las sospechas y las burlas al mandatario.
Las acusaciones de corrupción contra Duarte eran parte de un largo expediente creado desde el 2010. ¿Qué estaba esperando Peña Nieto?
El primer problema es de imagen. Hay una fotografía que muestra a Peña Nieto y a Javier Duarte, ambos priistas, abrazados y muertos de la risa. Parece que son de esos amigos que se pican el ombligo. Además, Duarte apoyó abiertamente la candidatura presidencial de Peña Nieto en el 2012 y el Presidente, recíproco, alabó a Duarte en una entrevista de televisión, diciendo que era parte de una nueva generación de políticos. O sea, eran cuatachos o aparentaban serlo.
El segundo problema es más grave. Sugiere complicidad, tolerancia o total ineptitud y negligencia por parte del gobierno de Peña Nieto.
El actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, me hizo las cuentas de lo supuestamente robado por Duarte. "Lo que ha acreditado la Auditoría Superior de la Federación es que fueron desviados en todo el periodo aproximadamente 2,500 millones de dólares", me dijo Yunes en una entrevista. "Y de recursos estatales, la Auditoría Superior del estado ha considerado que fueron mil millones de dólares más".
Pregunta: ¿cómo te robas 3,500 millones de dólares sin que se entere el Presidente? El gobierno de Peña Nieto le envió un dineral al de Duarte para salud, educación y seguridad pública. Y Peña Nieto nunca le preguntó a Duarte, oye, ¿cómo te gastaste el billete que te envié?
Lo menos que podemos esperar de un Presidente es que vigile que los gobernadores no se roben el dinero de los mexicanos. ¿Acaso no es eso parte del trabajo del Presidente? Si no lo es, que por favor nos avise.
El tercer problema es de credibilidad. Ya pocos le creen a Peña Nieto y mucho menos si se trata de asuntos de corrupción.
¿El mismo Presidente que permitió que su esposa adquiriera una casa de siete millones de dólares de un contratista de su propio gobierno es el que ahora se quiere presentar como el zar anticorrupción?
El mismo Presidente que, en un discurso, dijo que los arrestos de Yarrington y Duarte son una muestra de su compromiso contra la impunidad puso a uno de sus subordinados, Virgilio Andrade, a que investigara el asunto de la Casa Blanca. El salario y el puesto del investigador dependían de la voluntad del investigado. Claro, el Presidente y su esposa fueron exonerados.
Por eso nadie le aplaude.
Antes de dejar Los Pinos, el presidente José López Portillo se construía una horrenda mansión conocida por los mexicanos como "la colina del perro". Su costo excedía por mucho la suma de salarios de toda una vida como funcionario público. Entonces creí que nunca más se repetiría en México un abuso tan burdo y de esas dimensiones.
Bueno, con lo que supuestamente se han robado Duarte y otros gobernadores se podrían construir cientos de "colinas del perro". Es una jauría y el impacto se verá pronto. El voto antisistema en Gran Bretaña, Estados Unidos, Filipinas y Colombia podría tener su versión mexicana en las elecciones presidenciales del 2018.
¿Cómo se roban 3,500 millones de dólares en México? Muy fácil: frente a los ojos entreabiertos del gobierno de Peña Nieto.
#
Arsenal/Francisco Garfias
Excelsior
(Anaya) “Aprendiz de mafioso”
El documento, firmado, supuestamente, por Damián Zepeda, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional azul, circuló ampliamente en redes sociales. Fue enviado también a correos electrónicos particulares y por WhatsApp.
Morena ya acusó recibo del supuesto oficio del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional en el que se daría “línea” a dirigentes y militantes del partido en
Veracruz para exigir que Andrés Manuel López Obrador aclare sus vínculos con Duarte.
Ya interpuso en la Fepade una denuncia contra la dirigencia nacional panista, por ordenar “campaña de calumnias” en contra de Andrés Manuel.
Horacio Duarte Olivares, representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral (INE), solicitó emitir las respectivas medidas cautelares para que cesen los ataques hacia esta fuerza política y su presidente nacional.
El Peje ya bautizó, incluso, a Ricardo Anaya, jefe nacional del azul. Le puso “aprendiz de mafioso” en declaraciones que hizo en su gira por Coahuila.
Del tema hablamos con Fernando Rodríguez Doval, vocero del CEN del PAN. Reiteró que el “supuesto oficio” es total y absolutamente falso.
“Sospecho que ese documento apócrifo lo hizo gente de Delfina para negar su evidente vinculación con Duarte”, puntualizó el panista.
El citado documento, firmado, supuestamente, por
Damián Zepeda, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional azul, circuló ampliamente en redes sociales. Fue enviado también a correos electrónicos particulares y por WhatsApp.
El texto hace del conocimiento de dirigentes y militantes del azul la supuesta “Línea Estratégica de Comunicación” a la que deben de apegarse dirigentes y militantes del partido en Veracruz, en relación con la captura de Javier Duarte.
De entrada se pide que en todos los pronunciamientos púbicos que hagan sobre el tema, se mencione la exigencia de que Duarte aclare sus vínculos con López Obrador.
El “oficio” subraya la necesidad de que en todos los casos deberá hablarse de que Duarte subvencionaba a Morena con dos y medio millones de pesos mensuales. La idea es transmitir un mensaje homogéneo “para tener mayor credibilidad”.
El mencionado documento, que va dirigido a José de Jesús Mancha Aragón, presidente del Partido Acción Nacional en Veracruz, añade:
“Queda estrictamente prohibido entrar en polémica con simpatizantes de Morena que exijan evidencias de los vínculos de López Obrador con Duarte”.
Está fechado el 17 de abril de 2017 en la Ciudad de México. Lleva una clave en la parte superior derecha: CPN/SG/16/2017.
La senadora Alejandra Barrales, presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática, sabe —y mucho— de aviación. En otros tiempos fue dirigente del sindicato de sobrecargos.
La mujer anda inquieta por una iniciativa que promueve la senadora del Partido Revolucionario Institucional,
Cristina Díaz, presidenta de la Comisión de Gobernación, que permitiría que pilotos extranjeros puedan tripular
aviones de líneas comerciales mexicanas en territorio nacional.
La propuesta le parece grave porque afecta directamente a los pilotos mexicanos, que pueden ser desplazados por los extranjeros.
Para obtener la licencia de piloto comercial en este país se requiere ser mexicano por nacimiento. Es decir, aunque te naturalices no puedes obtener tu licencia de piloto comercial si no eres hijo de padres mexicanos.
Esto es considerado “una bendición” por los pilotos mexicanos.
Están convencidos de que si se elimina esta disposición, la aviación mexicana sería invadida por extranjeros, como es el caso de Panamá o Costa Rica, en donde muchos de los mejores trabajos los tienen ingleses o alemanes.
“En Estados Unidos 100 por ciento de los aviones de las líneas de ese país son gringos”, ilustró Barrales, quien buscará a Cristina Díaz para manifestarle sus inquietudes.
Con la novedad de que Graco Ramírez, gobernador de Morelos, va a presentar, el próximo 3 de mayo, una propuesta de Código de Conducta para los mandatarios estatales.
La propuesta la hará en Morelos ante los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y el presidente de la Asociación Nacional de Gobernadores de Estados Unidos, el demócrata de Virginia, Terry McAuliffe.
“Es necesario que los mandatarios estatales trabajen con ética, transparencia y rendición de cuentas. Si no damos una señal de compromiso de que nos debemos de conducir con probidad, esto va a lastimar al país”, asevera Graco.
El morelense, quien dejará la presidencia de la Conago, está convencido de que los gobernadores deben sujetarse al Código de Ética para evitar casos como los de Duarte y Yarrington.
¡Brujo!
#
Duarte y el silencio cómplice/Ivonne Melgar
Excelsior
El cobijo del gobierno federal se dio desde la Secretaría de Hacienda, donde no tenemos noticia que se hayan investigado las transferencias ilícitas de esa administración estatal.
Ahora que Javier Duarte encarna el mal de una generación de gobernadores que se pasó de la raya, es necesario comprender que sus corruptelas fueron posibles, gracias al silencio cómplice de un andamiaje político que otorga y quita impunidad.
En el caso del exmandatario de Veracruz, el cobijo del gobierno federal se dio, en entrada, desde la Secretaría de Hacienda, donde no tenemos noticia que se hayan investigado las transferencias ilícitas de esa administración estatal.
Es digna de subrayarse la batalla de la diputada Mariana Dunyaska García Rojas (PAN) en la pasada Legislatura. Fue la primera en hablar de la desesperación de los presidentes municipales porque el gobernador violaba a todas luces la Ley de Coordinación Fiscal al retener sus respectivos financiamientos.
Como no era de la burbuja panista, ocupada en los cabildeos del Pacto por México, la legisladora buscaba con dificultades abrirse camino en los medios para difundir su alerta. Y es que en Veracruz la transferencia que debía hacerse en cinco días mínimo de la cuenta estatal a las municipales, llegó a tardar hasta un año.
La diputada Dunyaska prendió la señal de alarma cuando la administración de Duarte no pagó el ISR de la Universidad Veracruzana. Y la Secretaría de Hacienda, en manos de Luis Videgaray, fue omisa. Y ese silencio abonó en la complicidad.
Por eso Javier Duarte se siguió de largo. Porque nadie le puso un alto. “¿Por qué cuando un empresario hace un movimiento raro, le ponen lupa y aquí no pasa nada?”, lamentaba la legisladora. La duda era y sigue siendo pertinente porque los desvíos se acumularon hasta llegar a la escandalosa cantidad de 35 mil millones de pesos, según las indagaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
Integrante de la Comisión de Vigilancia y Auditoría en la LXII Legislatura (2012-2015), la veracruzana impulsó medidas para transparentar la deuda de los estados. Y puso el dedo en la llaga: ¿Dónde está la Comisión Nacional Bancaria y de Valores frente a los movimientos anómalos de los gobiernos estatales?
Recuerdo la frustración de la diputada Dunyaska en 2014, el día en que se presentó la Cuenta Anual del año anterior. Las recomendaciones difundidas por la ASF no le daban a la entidad el tono de escándalo que ameritaba.
Y en una de esas anécdotas que muestran la complicidad en las formas de la clase política, Duarte invitó a Veracruz en esos días al presidente de la Comisión de Vigilancia y Auditoría, el diputado por el PRD José Luis Muñoz Soria. La prensa local difundió el encuentro. Era la manera en que el gobernador se reía de sus críticos.
Metido en las leyes secundarias de la Reforma Energética, el Congreso no hizo valer su papel de contrapeso frente al desorden financiero que se vivía en Veracruz. Pero en los pasillos de San Lázaro se hablaba de lo insoportable que se había vuelto hasta para los priistas el gobierno de Duarte. Sin embargo, la línea gubernamental y del partido era defenderlo. Sí, la impunidad como estrategia.
Aunque hay que aclarar que el entonces coordinador de los diputados, Manlio Fabio Beltrones, siempre se cuidó de no ser quien diera la cara por el veracruzano, sus paisanos tricolores defendían en público lo que decían aborrecer en privado.  
El diputado Juan Bueno Torio (PAN) fue también clave en la denuncia del saqueo que representó para su entidad la famosa “licuadora”, una cuenta concentrada en la que Duarte sumó todos los recursos federales, mismos que se manejaban discrecionalmente, incluyendo el pago de publicidad en medios.
Hacia el final de la Legislatura, cuando el titular de la ASF, Juan Manuel Portal, aún no transmitía su preocupación y ocupación por la tragedia veracruzana, la solitaria tarea de Dunyaska se vio reforzada por su paisano Danner González, quien en 2015 no desaprovechó su corta estancia de diputado suplente para reclamar la acción penal por las irregularidades detectadas en 2013.
En abril de hace dos años, el legislador de Movimiento Ciudadano alertó de la urgencia de que el auditor presionara a la PGR para evitar lo que finalmente sucedió: el gobierno y el PRI se hicieron de la vista gorda para que los cómplices de Duarte obtuvieran fuero en San Lázaro: Tarek Abdalá, Adolfo Mota, Alberto Silva y Edgar Spinoso.
Cuenta la ahora diputada local que en el toma y daca con Duarte, el auditor Portal se asombró cuando vio que el gobierno veracruzano había repuesto parte de los millones faltantes. “No se confié, pronto lo volverán a sacar”, le alertó la panista. Y así sucedió. Vino en seguida la indagación a detalle de las transferencias electrónicas y la denuncia ante una PGR que tuvo pereza durante dos años.
Es cierto que finalmente la ASF tomó la batuta. Pero una revisión a detalle del proceso muestra que su tardanza propició la dilación de la justicia y que no fue útil para frenar el saqueo que continuó hasta el final.
Dicen los que saben que con el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, a los gobernadores abusivos se les perseguirá de oficio. Dicen.
Mientras tanto, lo que hoy tenemos es el mismo andamiaje administrativo y político que otorgó y quitó impunidad a Javier Duarte, bajo la triste, ya increíble y desgastada historia de los corruptos solitarios.
#

No hay comentarios.: