18 abr. 2017

Las columnas políticas hoy, martes 18 de abril de 2017..

Rechaza mayoría en EU construir muro con México
Alrededor del 62% se opone a la construcción del muro en la frontera con México, indica una encuesta del Pew Research Center.
La gran mayoría de los americanos, 70% piensa que será EU quien finalmente pagará por la barda en su frontera sur, y no México, como ha insistido el Presidente Trump.
#
“…¡Lo logramos!
¡Se hará justicia!
Que no pidan piedad quienes fueron despiadados con los veracruzanos.
No habrá perdón.
No termina aquí la historia…” gobernador Yunes. ¿Lo logramos?  Mmm.
#
Las columnas políticas hoy, martes 18 de abril de 2017...
Lenguas Viperinas/LSR
JAVIER DUARTE, exgobernador de Veracruz, es más incómodo ahorita detenido que cuando estaba prófugo. Para librarse del “sospechosismo” de la oposición, el PRI y el gobierno decidieron aprovechar la captura para deslindarse, recordar que fue expulsado del tricolor y exigir todo el peso de la ley de hallarse responsable de algún delito. Nos cuentan que más que una estrategia electoral, lo que realmente importa es sepultar la teoría del acuerdo extrajudicial que evitaría procesar a su familia.

ALEIDA ALAVEZ RUÍZ, asambleísta de Morena, está muy sorprendida pero no por las últimas encuestas que le dan ventaja a su partido en algunas posiciones de la capital sino por el silencio de Andrés Manuel López Obrador respecto al tema de la suspensión de sus derechos. Hace dos meses, la cúpula de Morena anunció un proceso de justicia interno en contra de seis legisladores locales por haber votado diferente en la definición del Presupuesto 2017, por lo que junto con Aleida podrían perder sus derechos partidistas Néstor Núñez, Juan Jesús Briones, Darío Carrasco, Juana Juárez y Luciano Tlacomulco. Algunos de los implicados aseguran que el silencio de AMLO sobre el tema no es por omisión, sino que se trata de evitar la primera réplica de fractura, muy al estilo del PRD.
ALFONSO ROMO, asesor económico de AMLO, está nervioso por las posturas disímbolas que asumen los equipos del Grupo de los 50 en la construcción de un proyecto de gobierno para la campaña del tabasqueño, pues sus figuras son muy diversas y hasta tienen miradas antagónicas. Por ejemplo, el mismo Romo es un empresario sin experiencia en la función pública; Mario Delgado y Vidal Llerenas son economistas con una mirada más política, y Pablo (Esteban) Moctezuma, excolaborador de Ernesto Zedillo, que destaca en el ala de los expriistas. Nos comentan que ante esta paleta de colores ideológicos, la misión de sincronizar planes es casi imposible.
ALEJANDRO ARMENTA, diputado federal del PRI, ya está resignado ante su inminente expulsión de su partido, la cual podría ocurrir entre miércoles y jueves de esta semana. Nos confían desde la sede del tricolor que al legislador le dieron dos semanas para refrendar públicamente su militancia y compromiso con el PRI, pero lo único que ha hecho el diputado poblano es presumir su adhesión al Acuerdo por la Unidad y Prosperidad de México, que impulsa Morena.
#
Será?/24 Horas
Suena mezquino
Hay quienes minimizan la detención de Javier Duarte y especulan sobre supuestos “pactos” con el Gobierno federal porque, dicen, su captura beneficia al partido en el poder. Aunque bien razonadas esas opiniones están en la lógica de: “para no impactar en la elección es mejor que estén en la calle a que los tengan en la cárcel”. Lo que sí es un hecho es que esta administración es la primera en el México reciente que encarcela a seis gobernadores y sigue los pasos de otros dos. Veamos hacia atrás: Calderón se hizo de la vista gorda con Moreira y Bours; y entre Fox y Calderón dejaron ir a Yarrington y a Eugenio. El mensaje actual es ir contra los gobernadores corruptos, lo que sin duda es un aviso claro del Estado mexicano, aunque lo que exige la gente (y no los grillos) es que devuelvan el dinero que se robaron. ¿Verdad, Marcelo?, ¿verdad, Ángel Heladio?, ¿verdad, Vallejo?, ¿verdad, Mario Marín?, ¿verdad, Fidel?…¿Será?
La buena relación
Basta con poner atención al discurso de Carlos Aceves del Olmo en su toma de protesta como presidente del Congreso del Trabajo para saber su relación con el Infonavit, de David Penchyna, quien no escatimó en los halagos. Habló no sólo de su solidez financiera, sino también de lo positivo del incremento del monto máximo del crédito a los trabajadores. De continuar así, la tendencia de la originación de créditos hipotecarios en 2018, esta administración habrá otorgado uno de cada tres en la historia de ese órgano. ¿Será?
 Coordinación Tamaulipas-IMSS
 Mikel Arriola recibirá hoy del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, los folios que autorizan a las 14 guarderías del IMSS en el estado impartir educación preescolar, medida de gran apoyo para las familias trabajadoras. También inaugura y anunciará nuevas obras de equipamiento médico e infraestructura para el último tramo del sexenio. Con Tamaulipas, el IMSS llega a 20 entidades del país con autorización para impartir preescolar y, nos dicen, el programa estará en toda la República en las próximas semanas. ¿Será?
Toman la iniciativa
Por cierto, en la ALDF traen el tiempo encima para elaborar y aprobar la ley electoral, y los proyectos no paran. Este martes, el PRI y PVEM presentarán su propia iniciativa, llevando a la práctica las palabras del legislador tricolor José Encarnación Alfaro: “Hay que esperar haciendo”. Paralelamente, se realizará un foro y uno de los invitados será Manlio Fabio Beltrones, quien se ha pronunciado por los gobiernos de coalición. ¿Será?
 #
Chertorivski, con paso firme
Rozones.
 Calladito, calladito, pero con paso firme y buenos resultados, camina el secretario de Desarrollo Económico capitalino, Salomón Chertorivski. Basta ver sólo algunas acciones que ha emprendido en el sexenio, como la batalla por la recuperación del salario mínimo, el plan para reconstruir mercados, la regularización de negocios, foros para decidir el uso de los terrenos del aeropuerto…
La sonrisa del rector
 Feliz se le vio ayer al rector de la UNAM, Enrique Graue. Y es que, después de medio siglo, hasta ahora, en la gestión de Mikel Arriola, se regularizó el predio de 2 mil metros cuadrados que ocupa la Preparatoria 9 en la zona hospitalaria del norte de la ciudad. Ambos sellaron el convenio luego de que el IMSS avaló formalizar la donación que hizo en 1964 a favor de la máxima casa de estudios.
Ahora Corral pide apoyo
 Como ya vio que la Federación supo coordinarse para atrapar a Javier Duarte en Guatemala, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, pidió apoyo para capturar a su Duarte, César. Ayer reconoció la labor de PGR para el caso del veracruzano y dijo que su gobierno tiene una estrategia, pero una manita federal no le caería nada mal para dar con su prófugo de la justicia.
PAN recargado
 Antes de afrontar las elecciones de este 4 de junio, el PAN de Ricardo Anaya realizó un extenso ejercicio de depuración del padrón de militantes; esto para evitar que las desbandadas, principalmente hacia la Morena de Andrés Manuel López Obrador, les causen alguna sorpresa. Por ahora se dicen tranquilos, pues estiman que sólo habrá una reducción del 10 por ciento de las filas azules.
La nueva chiquillada
 El INE de Lorenzo Córdova resolverá hoy el registro de 9 asociaciones que buscan constituirse como Agrupación Política Nacional. En la lista hay de todos colores y causas, desde un Frente Humanista hasta Iniciativa Galileos y Fuerza Migrantes. El tema relevante es que las APN, por ahora, sólo pueden participar en elecciones mediante acuerdos con un partido, pero después… ya veremos.
Afloja el Senado
 En las dos semanas que restan al periodo ordinario los senadores no tienen planeado definir al fiscal anticorrupción; sólo perfilan sacar la Ley de Cultura, integrar el Consejo Consultivo del INAI y nombrar embajadores. Ayer el coordinador del PAN, Fernando Herrera, reconoció que, si les va bien, también sacarán el dictamen de desaparición forzada para luego irse de receso (y a las campañas).
Josefina afila cuchillos
 Un giro dará hoy Josefina Vázquez Mota a su campaña. Tendrá eventos en Texcoco, la tierra de su rival de Morena, Delfina Gómez, y también en Valle de Bravo, donde está el rancho Las Mesas, del exgobernador del PRI en Veracruz, hoy reo en Guatemala, Javier Duarte. Interesante será ver qué discurso lanza y, sobre todo, si eso le ayuda a acortar la distancia que le llevan los contrincantes.
#
Frentes Políticos/Excelsior
I. Golpe a la productividad. La inseguridad en Baja California es un problema para la administración de Francisco Arturo Vega Lamadrid. De acuerdo con datos del Alto Comisionado de Derechos Humanos Internacionales, Iván Riebeling, la ausencia del Estado de derecho en la entidad ha fortalecido la presencia del narcotráfico y el llamado cártel  de Los Pepos. Sostiene que en los cinco municipios los secuestros están a la orden del día, lo que ha frenado la competitividad y el desarrollo de la zona. La Coparmex ya alzó la voz y alertó a la sociedad para que se genere un frente de resistencia ante el clima de inseguridad. Riebeling lanzó una alerta a las autoridades federales. Urge hacer algo a la de ya.
II. Con todo. Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, recién aprehendido en Guatemala, debe tener claro que van con todo en su contra. Los diputados del PRD consideran que debe enfrentar un juicio político, por lo que presionarán a las demás bancadas de la Cámara de Diputados para que se investigue a fondo al exmandatario. Francisco Martínez Neri, coordinador perredista en San Lázaro, urgió a los demás legisladores a trabajar de lleno en el tema, al recordar que el 30 de abril concluye el periodo ordinario de sesiones del Congreso. Marko Cortés, coordinador de los diputados del PAN, exigió al gobierno federal la inmediata extradición de Duarte. El tiempo se agota y se debe resolver la extradición lo más pronto posible. A trabajar a contrarreloj. 
III. Promesas cumplidas. Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, aseguró que con la coordinación de los tres niveles de gobierno, el desarrollo social del municipio de Nocupétaro será una realidad. Ayer, distribuyó becas, presentó la mejora en los centros educativos y de salud, en actividades culturales, programas de apoyo comunitario, proyectos productivos y seguridad pública. “Esta región requiere cuidado, atención, cercanía; es mi tierra, yo no puedo dejarla desamparada. Voy a venir seguido a supervisar, para que pronto le empecemos a entregar resultados a la gente”, dijo. En este territorio existen 14 comunidades sin luz eléctrica y más de 20, sin agua potable. Las acciones son el primer paso del éxito.
IV. Débiles y perdidos. A los perredistas también los divide el método para cambiar de dirigencia. La elección del próximo presidente del PRD provocó un nuevo conflicto entre las corrientes internas, ya que el cambio influirá en el proceso para definir al candidato del sol azteca en 2018. Las corrientes Patria Digna, Vanguardia Progresista y ADN quieren llegar a un acuerdo; Nueva Izquierda, Galileos y parte de Foro Nuevo Sol, buscan elección. Luis Arias, líder de Foro Nuevo Sol, dijo estar en favor de que haya una convocatoria para realizar los comicios de las nuevas dirigencias de su partido y que en éstas participe el INE. El PRD está por llegar a los 30 años de vida y no son capaces de actuar con civilidad. Lamentable.
V. Despreocupado. Tras cinco días ausente de la ciudad de Cuernavaca, en medio de escándalos, ­el alcalde Cuauhtémoc Blanco reapareció en las instalaciones municipales. Tenía reunión de cabildo, pero no asistió. Los regidores están descontentos con su presidente municipal. Sus adversarios políticos, como el regidor Jorge Dada Guerrero, presidente de la Comisión de Turismo, se quejó de que Blanco fue a su oficina para “firmar documentos urgentes”. En tanto, el gobierno de Morelos y el TSJ de la entidad confirmaron que no hay ninguna orden de aprehensión girada contra el alcalde, por el homicidio del empresario de la Feria de Cuernavaca.  Pese a los problemas, Blanco se ve como gobernador.
#
Bajo Reserva/El Universal
Morena y las tortas de tamal
Con una sanción en puerta de 5.5 millones de pesos contra su partido, el representante de Morena ante el Consejo General del INE, Horacio Duarte, se quejó de la excesiva fiscalización de la autoridad electoral, que hasta las “tortas de tamal” le contabiliza en sus gastos de campaña. No obstante, al parecer, ese es un problema que tienen todos los partidos. Sin embargo, según presume el INE, en el caso de la precampaña de la candidata de Morena al gobierno del Edomex, Delfina Gómez, la aspirante olvidó reportar algo más que unas tortas de tamal, se habla de 580 anuncios espectaculares, es decir el equivalente a miles y miles de guajolotas.
INAI ¿culto a la personalidad?
El proceso de sucesión de la presidenta del Inai, Ximena Puente de la Mora, está en su apogeo y no queda exento de detalles que dibujan al instituto. Aquí dos de ellos. Nos comentan que los comisionados del instituto acordaron no hablar sobre el relevo ni mucho menos del proceso interno, para, nos dicen, no provocar tensión en el pleno. Es decir, un pacto de silencio, en el pleno del órgano nacional de transparencia. Otra perla. Doña Ximena concluye hasta el próximo 15 de mayo su gestión como presidenta, pero aún con su investidura viajó a su natal Colima para asistir a la sesión solemne en el Congreso local donde la comisionada presidente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos de Colima, Rocío Campos, rindió su informe de labores 2016. Pero antes inauguró el salón de plenos del citado instituto. Y ¿adivine cómo fue bautizado? Acertó. El inmueble lleva el nombre de “Doctora Ximena Puente de la Mora”.
La aliada de Vázquez Mota
Una mujer es la principal aliada de Josefina Vázquez Mota y poco a poco ha ido tomando el control de varios aspectos de la campaña de la candidata del PAN a la gubernatura del Estado de México. Se trata nada menos que de la hija de doña Josefina. Nos detallan que María José Ocampo Vázquez es quien lleva la batuta en muchos de los temas de la campaña. La hija de Vázquez Mota también tuvo un papel predominante en la campaña presidencial que su madre vivió en 2012, sobre todo en la coordinación de jóvenes, pero nos dicen que hoy viene recargada y mantiene hegemonía y peso en decisiones dentro del equipo de campaña. El trabajo de María José tendrá al final del día un par de recompensas. Si su madre gana la elección tendrá la satisfacción de haber colaborado en esa empresa, pero de cualquier manera, sin importar el resultado, nos aseguran que ella tiene asegurada una diputación federal en 2108.
Líder de la CTM no hace reír en Los Pinos
La sensibilidad estaba a flor de piel y la broma del líder obrero Carlos Aceves del Olmo no gustó mucho en Los Pinos. Nos señalan que ayer, luego de protestar como líder del Congreso del Trabajo, el secretario general de la CTM dijo ante el presidente Enrique Peña Nieto: “Quiero agradecer… a las compañeras y compañeros del Congreso del Trabajo, que al primero que dejaron sorprendido fue a mí, porque no habíamos lanzado una convocatoria para elecciones y, de repente, me dijeron que había yo sido electo”. El presidente Peña Nieto preparó para ese acto un discurso en el que lanzó un mensaje contra la corrupción y la impunidad tras las detenciones de los ex gobernadores priístas Tomás Yarrington y Javier Duarte, que en nada combinaba con el tono del líder, quien nos dicen, al parecer ya ha tomado como costumbre hacer comentarios fuera de lugar en actos presidenciales.
#
Trascendió/Milenio
Que autoridades penitenciarias de Guatemala aseguran que, luego de más de 48 horas de reclusión en la prisión militar de Matamoros, el ex gobernador de Veracruz Javier Duarte no ha recibido ninguna visita, ni siquiera la de Rodrigo Sandoval, quien se ostentó como su abogado y afirmó el domingo a la prensa que había hablado con él.
Lo cierto es que Duarte, el recluso número 27, no ha solicitado ningún tipo de atención especial y duerme, como el resto de los internos, en una cama de piedra.
Que ayer, el presidente Enrique Peña Nieto no pudo evitar la risa ante los gritos de los fotógrafos, quienes pedían sentarse a los asistentes a la toma de protesta de la Directiva 2017 del Congreso del Trabajo.
Y es que en su desesperación por tomar fotos del mandatario, los reporteros gráficos no se dieron cuenta de que a quienes exigían a gritos sentarse eran precisamente quienes en ese momento asumían el cargo ante el Presidente, que, sonriente, aclaró: “Ellos van a tomar protesta”… y solo así cesaron los gritos.
Que hoy martes los rectores de la UNAM y el ITAM, Enrique Graue y Arturo Fernández, respectivamente, se reunirán con la Junta de Coordinación Política del Senado para entregar sus observaciones sobre la Ley de Archivos, que aún se encuentra detenida debido a la falta de acuerdos.
Y es que los historiadores argumentan que con esta nueva norma… no se podrá acceder a los archivos históricos. “Pequeño” detalle.
Que a propósito de debates camerales, la discusión del polémico dictamen para prohibir los delfinarios, que quedó pendiente en la Cámara de Diputados antes de Semana Santa, se reiniciará hasta mañana y no hoy como establece el reglamento, y es que al parecer tampoco en este tema hay acuerdo con las fracciones de oposición para votar a favor y de la manera más tersa posible.
Por ello, la Junta de Coordinación Política acordó aplazar el proyecto, pues confía en que con un día más pueda lograr al final los consensos necesarios. ¿Será?
#
Templo Mayor/Reforma
LOS MUY FIJADOS en cuestiones legales se preguntan cómo es que Karime Macías, esposa de Javier Duarte, no es buscada por la PGR de Raúl Cervantes.
PORQUE, más allá de la presunción fundada de que fue cómplice de su marido y de los diarios en los que detallaba operaciones presuntamente ilícitas, hay un delito que la involucra y que está a la vista de todos.
¿O YA se le olvidó al Ministerio Público federal la existencia de un pasaporte con la foto de Macías pero a nombre de Gabriela Ponce Arriaga el cual fue decomisado en Tapachula en noviembre pasado?
Y BIEN claro se lee en el artículo 243 del Código Penal Federal que la falsificación de documentos oficiales es un delito que merece penas de entre cuatro y ocho años de prisión.
SUPONIENDO sin conceder que la ex primera dama de Veracruz no tuvo naaada que ver con ese delito, lo deseable sería que en la PGR al menos le dieran una revisada. No vaya a ser que al rato digan que Duarte se entregó a cambio de -gulp- inmunidad para su esposa.
AHORA que el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, dice que ya cumplió su promesa de campaña de meter a su antecesor Javier Duarte a la cárcel, hay quienes se preguntan si ya va a meter el acelerador en su gobierno.
PORQUE los primeros cuatro meses y medio de su administración se la ha pasado cazando duartistas y peleándose con Andrés Manuel López Obrador pero poco o nada se ha visto de acciones concretas de su administración en otros frentes.
Y, NO ES por apurarlo, pero la minigubernatura del panista sólo durará 24 meses y, para muchos veracruzanos como que ya va siendo hora de que se ponga a trabajar en temas apremiantes como la inseguridad y la pobreza, por ejemplo.
YA SE SUPO que la candidata del PAN en el Edomex, Josefina Vázquez Mota, entregó ayer su declaración 3de3 para que se hiciera pública en esa plataforma creada por el IMCO.
EN TANTO, la pregunta que se hacen no pocos panistas en Coahuila y Nayarit es si verán hacer lo mismo a sus candidatos a gobernador Guillermo Anaya y Antonio Echevarría, respectivamente.
PORQUE Anaya dijo el 5 de abril que lo haría en los próximos días… y ya pasaron 12 sin que se vea claro para cuándo. Y de Echevarría, no sabe si lo hará ni cuándo.
Y AUNQUE es claro que se trata de una presentación voluntaria, si ahora que están pidiendo el voto de los ciudadanos no transparentan su patrimonio, sus impuestos y sus posibles conflictos de interés, poco se podrá esperar si llegan a ganar.
#
Las fotos de Duarte
Confidencial/El Financiero
Los candidatos del Estado de México, Nayarit y Coahuila han recurrido en estos días a usar imágenes de políticos rivales con el ahora rechazado por todos, Javier Duarte. Lo cierto es que esa herramienta, usada en las guerras sucias, no prueba ningún vínculo con los actos de que se acusan al exgobernador de Veracruz. Son sólo relaciones institucionales, pero hacen ruido.
Reconocimiento a Penchyna
Durante el relevo de ayer en Los Pinos, de la dirigencia en el Congreso del Trabajo, en el cual el cetemista Carlos Aceves del Olmo quedó al frente, el presidente Enrique Peña Nieto aprovechó para dar un espaldarazo a las instituciones que trabajan por mejorar las condiciones y calidad de vida de los trabajadores mexicanos. Mención especial recibió, por la solidez financiera del Infonavit, que dirige David Penchyna, por haber otorgado más créditos de vivienda. Le reconocieron además el hecho de que se adjudican montos hasta 70% mayores de los financiados en sexenios anteriores.
Regreso de puente
Luego de un largo puente vacacional de Semana Santa, los senadores llegan hoy a la sesión ordinaria que marcará la recta final de una fase legislativa de claroscuros. El eventual corte de caja de trabajos parlamentarios llega en medio de la intensificación de acusaciones y denuncias en los comicios del Estado de México y de la detención de Javier Duarte. Hoy mismo se podrá hacer un balance sobre si hay tiempo para los acuerdos o si los grandes pendientes se van, ya sea a un periodo extra, o hasta septiembre.
Llamado de atención al PRI
Debido a que a la última sesión, antes de sus vacaciones santas, muchos ya no acudieron, a los diputados priistas les pidieron que asistan a la sesión de este martes, pues la bancada está obligada a apoyar a su aliado, el PVEM, para que apruebe su iniciativa de regular y acotar la existencia de los delfinarios. En la votación pasada apenas alcanzaron 205 votos, y requieren por lo menos 251, sin el PAN, PRD, Morena ni MC, que abandonaron el salón de sesiones.
Nuevo jefe del TSJCDMX echa tierra a la Constitución
El nuevo presidente Magistrado del Tribunal Superior de Justicia capitalino, Álvaro Augusto Pérez Juárez, advirtió a Miguel Ángel Mancera, presente en su toma de protesta, que continuarán su impugnación a la Constitución de la Ciudad de México. Reconoció al jefe de Gobierno por dotar de Carta Magna la capital, pero prefieren acogerse a lo que ordena la Constitución General de la República. 
Más esfuerzos consulares
Además de las estrategias de difusión y protección de los connacionales en Estados Unidos, la Secretaría de Relaciones Exteriores convoca a jóvenes de origen mexicano que viven en ese país, a participar en el Foro #Dreamers en Movimiento. La alternativa busca conocer las necesidades de los migrantes mexicanos que no conocen otro país que Estados Unidos. Justo ese sector es el que más preocupa al gobierno federal, pues son estudiantes que, si deportan, se sumarían a los desempleados actuales en el país.
Les molestó que cayera Duarte
#
Uso De Razón/PABLO HIRIART
El Financiero
Lo que fue un triunfo contra la impunidad quiere ser presentado como una artimaña electoral.
O sea, porque hay elecciones, ¿no había que capturarlo?
Si no lo atrapaban el grito era que dejan impune a Duarte por sus complicidades con el gobierno.
Ahora que lo capturaron el grito es que su aprehensión es para favorecer al gobierno y su partido con miras a las elecciones en tres estados en junio próximo. 
¿Entonces? 
El próximo año vienen las elecciones presidenciales, por lo que, de acuerdo con esa lógica, tampoco había que aprehender a Duarte después de los comicios en el Estado de México, Nayarit y Coahuila. 
Siempre hay elecciones, no toquen a nadie.
Peor aún, la captura del exgobernador de Veracruz es señalada por López Obrador como una maniobra “para simular que combaten la corrupción”.
¿Qué había que hacer para darle gusto al anticipado candidato presidencial? Dejarlo libre y así evitar que se “simule” combatir a la corrupción.
¿Tanto trabajo cuesta decir al lopezobradorismo y al antipeñismo a ultranza que fue una acción positiva del gobierno?
O tal vez la pregunta sea otra: ¿querían o no querían que se capturara a Duarte?
La respuesta es no, para seguir acusando a Peña de cómplice de Duarte.
Y quizá también por algunas otras razones muy particulares. 
La Jornada, afín a López Obrador, se cura en salud en su editorial de la contraportada: “¿Será, como algunos dicen, que Duarte es el personaje que jalará el gatillo de la difamación para el 2018?”.
Si Duarte entregó financiamiento ilegal a Morena en las elecciones de Veracruz, tiene que conocerse. ¿O eso debe permanecer oculto?
Ya sabemos que para purificarse algunos políticos optan por apoyar a López Obrador y todo su pasado queda resuelto.
Cabe la posibilidad de que ese presunto financiamiento a Morena en las elecciones para gobernador el año pasado, y que el gobierno de Duarte le entregaba dos y medio millones de pesos mensuales al partido de AMLO, sea una suposición infundada de Miguel Ángel Yunes. Puede ser, pero…
Lo que llama la atención es el nerviosismo de López Obrador, sus medios afines y sus seguidores en los distintos medios de comunicación y redes sociales por la aprehensión del exgobernador de Veracruz.
Dicen que todo fue un montaje electoral, que Duarte es chivo expiatorio y que lo aprehendieron para simular que se combate a la corrupción.
¿Cómo combatir la corrupción, sin tocar a los que están acusados con pruebas de haberse enriquecido de manera ilícita con recursos provenientes del erario?
Lo que piden, voluntaria o involuntariamente, es que haya impunidad.
Desde luego falta mucho por hacer y hay grandes tareas pendientes, pero la aprehensión del exgobernador de Veracruz demuestra que existe voluntad política para castigar los más sonados abusos al amparo del poder.
El gobernador que está preso en una celda de 2.75 por 3.75 metros en Guatemala es del PRI. No hubo impunidad.
Lo mismo en el caso del exgobernador Guillermo Padrés, panista, recluido en un penal de la capital del país. 
Tampoco debe haber impunidad para los integrantes de la izquierda que violan la ley.
Sí, falta mucho por hacer, aunque algunos digan, como Cantinflas, que se combate la corrupción para simular que se combate.
#
EN PRIVADO/Joaquín López-Dóriga
Milenio
Yarrington y Duarte: capturas y reacciones
No hay foto que los retrate.  Florestán
Durante años, en el caso de Tomás Yarrington, gobernador de Tamaulipas de 1999 a 2004, y durante meses, en el de Javier Duarte, gobernador de Veracruz de 2010 a 2016, ambos priistas defenestrados por su partido, se exigió su detención tras sus respectivas fugas.
En el caso del primero, por las acusaciones que lo relacionaban con el narcotráfico desde antes de ser gobernador, y en el segundo, por la corrupción, apropiación de recursos públicos, enriquecimiento inexplicable y robo maquinado y asociado.
En uno y otro, se daba por cancelada su detención. En el de Yarrington, por ser un tema viejo, y en el de Duarte, por ser actual con sus presuntas relaciones con el poder y financiamiento de campañas que, aseguraban, salpicaban a todos.
Y de ahí, acusaban, al gobierno del presidente Peña Nieto, las complicidades se daban por hechas y el encubrimiento por descontado.
Por todos estos enunciados, que no razones, se concluía: jamás serían detenidos.
Y sin embargo, en una continuidad inédita, en menos de una semana cayeron los dos prófugos. Yarrington al salir de un restaurante en Florencia, y Duarte en el lobby de un hotel de lujo en un resort perdido de Guatemala, Panajachel, al que la víspera habían llegado, en un vuelo privado que salió de Toluca el viernes por la mañana, sus hijos, su suegra, su cuñada con su esposo.
A la primera captura, en Florencia, siguió el escepticismo de la sospecha crónica, era un asunto del gobierno de Estados Unidos y en el que México ni las manos había metido; en el segundo, en Guatemala, que era un acto electorero.
Es decir, lo que hace diez días era un imposible, bueno, dos imposibles, que los detuvieran, se convirtió en realidad, pero a ésta siguieron las declaraciones sospechosistas, encajadas en el malestar nacional y en los tiempos e intereses de campañas.
Para algunos en la política fueron peor las detenciones, que exigían, que la impunidad de la fuga, que condenaban.
Y es que, al parecer, les quitaron un tema de campaña.
Retales
1. Pistas. Dos hechos fueron centrales en la detención de Duarte: la captura en Tapachula, el pasado 10 de noviembre, de Mario Medina, primo de Karime Macías, con dos pasaportes apócrifos con las fotos de ellos pero con otros nombres, y el viaje a Guatemala, el viernes, de sus hijos y familia política en un jet privado que salió de Toluca. Desde el año pasado, el Cisen, de Eugenio Ímaz, lo había detectado en Guatemala;
2. Error. Andrés Manuel López Obrador, o quien le lleva la cuenta de Twitter, cometió un error al calificar a Duarte y llamarlo chivo expiatorio, lo que sería exculparlo; y
3. Otro. El de Ricardo Anaya, o quien le lleve su cuenta, al escribir que la detención de Yarrington fue producto de la alternancia en Tamaulipas, que nada tuvo que ver. La captura de Duarte ya no la adjudicó a la alternancia en Veracruz, reivindicación que hizo Miguel Ángel Yunes.
Nos vemos mañana, pero en privado
lopezdoriga@milenio.com
#
Itinerario Político/ Ricardo Alemán
Milenio
¡Peña Nieto hace milagros y habla con Dios!
Si en un momento de locura colectiva los mexicanos atendieran las ñoñas teorías conspiratorias sobre la captura de Javier Duarte, deberían concluir que el Presidente mexicano hace milagros y habla con Dios.
¿Por qué?
Porque resultan descabelladas y de risa loca muchas de las conspiraciones de sesudos analistas y reputados políticos y ciudadanos, quienes delirantes creen que Enrique Peña Nieto tiene poderes metafísicos, que es capaz de ordenar qué hacer al gobierno de Trump y hasta habla de tú con Dios.
Por ejemplo, según esas teorías, Peña Nieto sería capaz de ordenar a la DEA, CIA, FBI y hasta a la Interpol —con lo cual sería más poderoso que Trump— que por años esas agencias se negaran a detener al prófugo Tomás Yarrington.
Pero un buen día —y luego de convenir con el creador el fin del pecado de la impunidad—, el Presidente mexicano ordenó detener a Yarrington en Italia. Entonces, a una señal, todos en el mundo obedecieron a Peña Nieto. ¡Y se hizo el milagro de capturar al pillo ex gobernador de Tamaulipas!
Otros descocados, en cambio, creen que Peña Nieto es mago, capaz de engañar a los ciudadanos con un truco. ¿Por qué? Porque sin entender lo que empuja a votar a un ciudadano en una elección estatal —Coahuila, Nayarit o Estado de México—, dicen que las detenciones de Duarte y Yarrington son producto de una operación político-electoral para que el PRI gane votos. ¿En serio?
Es decir, según esa hipótesis y sus locuaces promotores, resulta que los ciudadanos y electores son idiotas, retrasados mentales o no entienden que nada tienen que ver con las elecciones mexiquense, nayarita o coahuilense las capturas de los ex gobernadores ratas de Veracruz y Tamaulipas.
Hay otros conspiradores que aseguran que la detención de Duarte se dio en Semana Santa porque “se trata de una cortina de humo” para impedir que los ciudadanos se enteren de las pillerías cometidas por el ex gobernador de Veracruz. Es decir, de nueva cuenta el gobierno de Peña Nieto habría pactado con el creador para que en la “Semana Mayor” se hiciera efectiva la detención de Duarte.
Olvidan los genios que sostienen esa “chabacana” hipótesis que 14 de los 16 gobernadores presos, perseguidos y/o liberados desde 2000 —entre los que aparecen ex gobernadores de PRI, PAN y PRD—, todos fueron llevados a la justicia por gobiernos estatales o federales del PRI. Ningún gobierno federal o estatal del PAN y menos del PRD han llevado a prisión a gobernador alguno, de cualquier partido.
Por ejemplo, el PRI acusó y llevó a prisión a Guillermo Padrés, Jesús Reyna, Andrés Granier, Mario Villanueva, Luis Armando Reynoso, Narciso Agúndez, Juan Sabines, Óscar Espinosa, César Duarte, Roberto Borge, Tomás Yarrington, Javier Duarte y Humberto Moreira. Si recordamos, Rodrigo Medina fue encarcelado de manera ilegal por el gobernador independiente de Nuevo León y Pablo Salazar fue encarcelado por un gobernador de coalición.
Además —y por increíble que parezca—, especialistas en la relación México-EU aseguran que resultan “sospechosas” las detenciones de ex gobernadores, justo cuando habrá elecciones en México. Pero el sospechosismo es mayor cuando “el especialista” dice que existe una colaboración interesada de EU en esas detenciones.
Es decir, según los delirios de reputados analistas, el gobierno de Peña Nieto es tan poderoso —y su Presidente tan chingón— que, a cada ocurrencia del PRI para enseñar el músculo electoral, ordena al gobierno de Trump ponerse al servicio de los intereses electorales del tricolor. ¡De locos…!
Y qué decir de quienes se aventaron la locuaz puntada de que Duarte no fue atrapado gracias a las investigaciones de autoridades mexicanas, sino que “Duarte se entregó”. El argumento de la entrega pactada no tiene más respaldo que la liberación de la esposa de Duarte, porque nadie presentó denuncia en su contra.
Quienes suponen ese despropósito ignoran que el parentesco no es motivo y/o causal para acusar a la esposa de un presunto criminal. Y es que si nadie acusó formalmente de un presunto delito a la esposa de Duarte, no hay causa que perseguir; sea o no culpable de alguna irregularidad.
Y no faltaron los que vieron en la risa de Duarte quién sabe qué pacto con el gobierno y aquellos que imaginan que la captura es “juguete” para desatar una madriza contra AMLO.
Y, a propósito, la joya de las estupideces provocadas por la captura de Duarte estuvo a cargo del dueño de Morena. AMLO dijo que el gobierno federal convierte en “chivo expiatorio” a Duarte. Es decir, según AMLO, Duarte es inocente.
¿Cómo entender tamaña estupidez?
Sin duda que Peña Nieto hace milagros y habla con Dios.
Al tiempo.
#
El asalto a la Razón/Carlos  Marín
Milenio
“La entrega pactada”
Si Joaquín Guzmán Loera emblematiza el narcotráfico internacional, Javier Duarte la corrupción aquí, y es El Chapo del PRI.
Algo así comenté anoche (MILENIO Tv) con Azucena Uresti, quien me preguntó qué pienso de las versiones (sobre todo en el vecindario cibernético) acerca de una supuesta “entrega pactada”.
Lo repito aquí: es insensato, por decir lo menos, imaginar que la captura hubiese sido negociada. Lo que sucede es que los mismos que hace días decían que el gobierno lo protegía hoy dicen que todo es simulación.
Para empezar, hay que tomar en cuenta que el detenido tendrá mañana una primera audiencia ante un juez… del Poder Judicial de otro país.
Desde su comparecencia inicial en Guatemala (y en todas las que deban celebrarse allá y en México) el ex gobernador podrá decir lo que quiera, inclusive denunciar la supuesta negociación o para quiénes o por qué saqueó el erario veracruzano.
Y añado lo que Federico Berrueto acotó después y que hace impensable un “pacto”: la sentencia sobre Duarte ocurrirá, con toda seguridad, cuando ya no esté en funciones el actual gobierno federal…
cmarin@milenio.com
#
El efecto Duarte/ Carlos Loret de Mola
El Universal
La desaparición de Javier Duarte dejó el sabor de que el gobierno lo había dejado ir. Resultaba increíble que no lo hubieran seguido, que no le hubieran “puesto cola”, cuando se veía venir que el gobernador de Veracruz terminaría en problemas con la justicia.
Tomado ese pulso público, en las altas esferas del gobierno federal llegaron a la conclusión de que sería muy bueno aprehenderlo antes de las elecciones de junio, cuando se renuevan las gubernaturas del Estado de México, Coahuila y Nayarit. Consideraron que su detención restaría fuerza a las acusaciones contra el PRI por corrupción y daría discurso de defensa al régimen y a su partido: que si bien Duarte abusó, ya está preso.
Según fuentes federales de inteligencia, a las que tuve acceso en distintos momentos de su investigación sobre el paradero del ex mandatario, se les complicó encontrarlo porque Duarte no usaba teléfonos celulares ni cuentas de internet que le tuvieran detectadas, permanecía casi incomunicado y sólo podían deducir su paradero a partir de los seguimientos a sus familiares, abogados y colaboradores.
En la urgencia por encontrarlo, la familia de Karime Macías, la controvertida esposa de Duarte, recibió una oferta del gobierno: que no irían contra ella ni su familia si les decían dónde estaba el ex gobernador.
Por eso sorprendió en muchos sectores de la opinión pública la narrativa del gabinete de Seguridad sobre su captura: sus hijos viajando con la familia de la mamá en vuelo privado desde el aeropuerto de Toluca, oficializando en la documentación sus nombres y destino, hospedándose en un hotel turístico, visible…
Ello ha despertado la sospecha de que Duarte se entregó y no se sabe a cambio de qué. O bien que “lo puso” su esposa o su familia a cambio de que no fueran perseguidos, dado que la PGR ha aclarado que no tiene nada contra Karime y los de su lado, cuando se había hablado de que estaba metida hasta en lavado de dinero.
Ayer que lo entrevisté, el subprocurador Alberto Elías Beltrán negó que la aprehensión se haya negociado. Insistió en que fue fruto de las labores de inteligencia federales. El expediente que comparten autoridades mexicanas y guatemaltecas, revelado ayer en estas Historias de Reportero, describe que la localización de Duarte se dio gracias a que estaban siguiendo a la familia de Karime (que viajó a Guatemala por las vacaciones de los niños Duarte Macías, a quienes tenían bajo su cuidado desde octubre) y a que vigilaban al hombre que servía como mensajero del político veracruzano, Nelson Benito Carchalac, a quien habían encargado organizar la reunión en el hotel La Riviera de Atitlán.
SACIAMORBOS. Quizá muchas dudas y sospechas quedarán claras con el tiempo. A ver qué dice Duarte en sus declaraciones. Y qué no dice. Qué pasa con Karime Macías y los suyos. Qué sucede con el primer círculo de colaboradores de Duarte y con el despacho de ricos jóvenes abogados que, según fuentes oficiales, fue contratado por el ex mandatario para organizar su evasión de la justicia.
#
Duarte , Yárrington  los pasaportes falsos/Héctor De Mauleón
El Universal
Aquel día, Tomás Yarrington llegó a la estación de Paula, en Calabria, con una maleta. Abordó un tren que lo llevó a Roma y luego tomó otro, hacia Florencia. Se hospedó en un hotel de medio pelo.
Ignoraba que el Servicio de Operaciones Centrales de la policía italiana lo seguía de cerca.
Yarrington salió del hotel acompañado por un ciudadano polaco, del que hasta el momento solo se ha dicho que “ignoraba la verdadera identidad del ex gobernador de Tamaulipas”. Ambos entraron a cenar en un restaurante ubicado en la plaza central de Florencia, la Signoria.
De acuerdo con el Corriere della Sera, el ex gobernador de Tamaulipas se dio cuenta en algún momento de que iba a ser detenido e intentó huir. Era tarde para él. La policía lo detuvo cuando regresaba a su hotel en la Plaza Beccaria.
Como se sabe, el ex gobernador “negó ser él” y mostró una credencial y un pasaporte mexicano falsos que lo acreditaban como José Ángel Márquez Pérez.
De nuevo era tarde para él. Su identidad había sido confirmada por la policía italiana desde hacía varios días.
En un cateo realizado posteriormente en la habitación de su hotel se encontró otro pasaporte. Esta vez, con su nombre verdadero.
El Instituto Nacional Electoral, INE, informó más tarde que en el Registro Federal de Electores no existía registro alguno con el nombre de José Ángel Márquez Pérez. Dicha persona no apareció en el padrón.
La Comisión Nacional de Seguridad, CNS, realizó una búsqueda en Plataforma México, el sistema nacional de datos que concentra 637 millones de registros y cien bases procedentes de 830 dependencias. Hubo suerte.
Existía un pasaporte a nombre de José Ángel Márquez Pérez. Había sido expedido en 2012 en el estado de Chihuahua. Pero no era Tomás Yarrington quien aparecía en la foto, sino un niño de 12 años.
Quien había entregado a Yarrington aquel pasaporte había cuidado que la identidad robada no apareciera en ningún registro: quien buscara información sobre José Ángel Márquez se estrellaría contra una pared. No hallaría antecedentes criminales, ni crediticios, ni electorales, ni de ningún tipo. Hallaría solamente una sombra, un fantasma.
Al ex gobernador prófugo de Tamaulipas le habían entregado la identidad perfecta.
La persona que le extendió aquel pasaporte sabía perfectamente lo que estaba haciendo. Era un profesional en el arte de entregar pasaportes que no dejaran huella.
El problema para Yarrington fue que su esposa había sido detectada en Roma el año pasado, y que el dato puso sobre aviso al gobierno de Estados Unidos.
A mediados de los años 90 se descubrió que el hermano del ex presidente Salinas, Raúl Salinas de Gortari, poseía una extensa serie de documentos apócrifos. Todos a nombre de Juan Guillermo Gómez Gutiérrez.
Juan Guillermo tampoco existía. Había un Juan Manuel Gómez Gutiérrez cuyo domicilio aparecía en los documentos expedidos a nombre de Juan Guillermo. Pero Juan Guillermo también era una sombra, según reportaje publicado en noviembre de 1995 por Proceso.
De entonces a la fecha, políticos, narcotraficantes y hasta delincuentes comunes son detenidos en México con documentos que acreditan identidades falsas. Para no ir muy lejos, en noviembre de 2016 fue detenido en el aeropuerto de Tapachula, Chiapas, un hombre que iba a entregar en la frontera dos pasaportes. Uno a nombre de Alex Huerta del Valle y otro al de Gabriela Ponce Arriaga. Uno tenía la foto del ex gobernador prófugo de Veracruz, Javier Duarte; el otro, el de su esposa, Karime Macías.
En Plataforma México no aparecieron registros que contuvieran estos nombres. “Ambos eran completamente originales”, explica Ricardo Márquez Blas, titular de la Unidad de Información para la Seguridad Pública de la CNS: otra vez, se había cuidado que nada fuera a “brincar”, que Alex y Gabriela fueran dos fantasmas.
En este caso, la Secretaría de Relaciones Exteriores sostuvo que los pasaportes no habían sido expedidos por personal de la Cancillería: había “desprendimientos de la lámina de seguridad”, carecían “de los elementos de seguridad de los pasaportes mexicanos”.
Según Márquez Blas, en México hay 52 modelos distintos de licencia de conducir, con 2 mil 507 medidas distintas de seguridad. Esa falta de homogeneidad facilita, a través de la corrupción, la obtención de identidades falsas.
El CNS cree que parte de la solución consiste en homologarlas para dificultar el trabajo a los Yarrington y a los Duarte.
Que lo hagan pronto. Pero, ¿y la Cancillería?
@hdemauleon
##
Razones/JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ
Excelsior
La fiesta de los gobernadores
Cuando se dio la alternancia en el año 2000, muchos mandatarios se comportaron como señores feudales.
Ha ocurrido con la corrupción, pero también con la economía y con la seguridad. Desde el año 2000 (con sus primeros síntomas en 1997, cuando el Partido Revolucionario Institucional perdió por primera vez la mayoría en el Congreso, como bien apunta María Amparo Casar), los gobernadores se encontraron con un Poder Ejecutivo federal cada vez más atado a controles políticos y legales, con menos recursos y atribuciones reales, con un Congreso en el que fue imposible imponer una agenda viable durante años, mientras los propios gobernadores que no tenían ninguna de esas limitaciones.
El diseño político del país, en forma errada y sólo en ocasiones inconsciente, fue creando un sistema donde el peso del Ejecutivo federal se iba diluyendo sin poder imponer en los estados los mismos contrapesos y controles que a nivel central. Los gobernadores se convirtieron en una suerte de señores feudales de sus entidades, independientemente de la alternancia. No importaba el partido que alcanzara el poder local: el gobernador no tenía que rendir cuentas a casi nadie, sobre todo, si tenía control sobre el Congreso local que aprobaba sus cuentas. El peso y el control que el Presidente de la República, con todo lo bueno y malo que eso implicaba, tenía sobre los gobernadores se perdió, como se perdió en ocasiones, incluso, el respeto de los gobiernos locales respecto al federal. Carlos Salinas de Gortari, removió a 14 gobernadores y otros tres gobernadores electos no llegaron a asumir sus cargos. Ernesto Zedillo, en la primera mitad de su mandato, removió a seis, cuando perdió la mayoría, ya a ninguno. No hubo ese tipo de movimientos (entendidos como remociones por causas políticas o de seguridad, no por su incorporación al gabinete) con Fox o Felipe Calderón. Salvo el de Ángel Aguirre, tampoco con Peña Nieto.
De allí, y del sentido de impunidad que eso generaba, surgieron dos grandes corrientes de corrupción gubernamental: los gobernadores que terminaron, de una u otra forma, protegiendo e incluso trabajando con el narcotráfico, y los que se dedicaron a saquear recursos públicos. Como decíamos ayer, Tomás Yarrington es el paradigma reciente de los primeros (antes lo fue Mario Villanueva o el michoacano Jesús Reyna) y Javier Duarte (acompañado de Guillermo Padrés, Andrés Granier y muy pronto por César Duarte) de los segundos.
Esa corrupción e impunidad se pudo dar porque los gobernadores (y sus partidos, porque todos, sin excepción, se beneficiaban de ese modelo) no aprobaron mecanismos que pudieran límites similares a los que se le impusieron al gobierno federal. Por eso la mayoría de los gobiernos estatales pudieron adquirir enormes deudas (recuerdo que cuando era gobernador electo un grupo de periodistas le preguntamos a Javier Duarte qué haría con la deuda que había heredado del gobierno de Fidel Herrera: “Patear el bote, mandarla hacia adelante” fue la respuesta del Javier Duarte) y no tuvieron control sobre los recursos presupuestales, cada vez mayores, que les llegaban del ámbito federal, incluso con temas tan sensibles como la educación, la salud y la seguridad.
¿Por qué han pasado tres sexenios y no tenemos una ley de seguridad interior y todo indica que tampoco la tendremos en lo que resta de este periodo ordinario? ¿Por qué han pasado dos sexenios y no se logra sacar una ley del nuevo modelo policial, con Mando Único y con estructura homogénea en los estados? Simplemente, porque a la mayoría de los poderes públicos y fácticos en los estados no les conviene. Los estados y municipios reciben miles de millones de pesos, antes con el llamado subsemun y, ahora, con una partida que se llama fortaseg, desde el 2006 para fortalecer la seguridad pública, crear sus nuevas policías y de esa manera hacerse cargo gradualmente de las demandas de seguridad de sus entidades. En la medida en que ha aumentado la inseguridad y la violencia, las partidas, también, han crecido, pero salvo alguna honrosa excepción, los estados no han invertido en una policía eficiente.
Cuando las cosas comienzan a salirse de cauce demandan la intervención de las Fuerzas Armadas, pero tampoco quieren otorgarle a éstas el marco jurídico necesario para operar con certidumbre porque eso les pondría límites a los estados. Al mismo tiempo, tampoco aprueban un marco legal que obligue a los estados a crear sus propias policías, homogéneas y con Mando Único. Por esos agujeros negros desaparecen los recursos públicos, porque no hay normas que limiten y controlen su utilización. Por esos agujeros negros se dan las complicidades del poder con el crimen organizado.
Es un crimen político, pero le hemos quitado poder al gobierno y a las instituciones federales hasta desfigurarlas, al mismo tiempo que, hasta hace muy poco, a los gobiernos locales se les permitió operar con normas laxas y controles, por lo menos, endebles. Es verdad, no todos los gobernadores se corrompieron, pero no lo hicieron por una decisión personal y política, porque para quienes sí estaban decididos a hacerlo el campo estaba abierto
#
El Ferrari de Duarte/
ESTRICTAMENTE PERSONAL/Raymundo Riva Palacio
El Financiero
La captura de Javier Duarte es un enigma por cuanto a qué significa realmente para el Presidente Enrique Peña Nieto. Se desconoce qué tanto deseaba en su fuero interno esta captura, pero funcionarios federales afirman que todos los días de los últimos seis meses, preguntaba al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, si ya lo habían localizado. Su presión era enorme. “Ni con El Chapo Guzmán preguntaba tanto como con Duarte”, agregó el funcionario. La ansiedad, iba acompañada por el descrédito creciente que acumulaba lo evasivo que probaba ser Duarte, no tiene una paternidad clara.
Después de todo, parecía que lo habían dejado escapar cuando se liberó la orden de aprehensión dos días después de pedir licencia como Gobernador de Veracruz hace seis meses. Semanas antes, el CISEN lo vigilaba, revelaron funcionarios federales, pero los ojos se cerraron poco antes que, en la víspera de dejar el gobierno, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, lo forzara a tomar esa decisión durante una áspera reunión. La PGR, se quejan en Bucareli, tampoco tomó la previsión de vigilarlo para estar lista a detenerlo cuando saliera la orden de aprehensión.
Duarte no esperaba que saliera jamás esa orden de aprehensión. Sabedor de algunos de los secretos de la familia priista, alardeaba que a él no le sucedería lo mismo que a otros ex gobernadores priistas en desgracia. “Yo estoy bien amarrado”, parloteaba Duarte, quien decía que el propio Presidente le había dicho que no se preocupara por todo lo que aparecía en la prensa sobre de él, que según Peña Nieto, comentaba el entonces Gobernador, era sólo un problema de medios que pasaría. El diagnóstico estaba equivocado y se abrió una investigación federal.
Duarte se ufanaba que había ayudado en la elección presidencial –en este espacio se reveló que, según él, aportó a la campaña de Peña Nieto dos mil 500 millones de pesos-, y en estatales. La de Veracruz fue una de ellas. De acuerdo con Duarte, inyectó mil millones de pesos a la campaña del candidato del PRI, Héctor Yunes, a quien decía se los había dado en partes, la primera por 250 millones de pesos que el propio aspirante al gobierno guardó en la cajuela de un automóvil. Esta afirmación la niega el ex candidato.
También presumía que había suspendido pagos a la burocracia gobierno y a proveedores para financiar elecciones, a petición de importantes funcionarios federales. Otro estado donde metió recursos fue Chiapas, donde entregó 40 millones de pesos en efectivo al Gobernador Manuel Velasco, para la nómina del órgano electoral estatal. Veracruz, como ningún otro estado, incluido el Estado de México, produce mucha riqueza y tuvo la capacidad durante el gobierno de Duarte de ser la caja chica de decenas de priistas en todo el País.
El dinero político distribuido subrepticiamente provocó un hoyo financiero en el estado, que llevó al entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, a pedir al Presidente que le permitiera intervenir. El Presidente nunca le autorizó tomar acción en contra de Duarte, quien fue el Gobernador que, rompiendo todas las reglas establecidas dentro del PRI en 2011, destapó a Peña Nieto como candidato a la Presidencia. Pocas semanas después de que Duarte solicitara licencia y se convirtiera en un prófugo de la justicia, el Presidente se mostraba asombrado de todas las revelaciones en la prensa sobre las fortunas de Duarte, que decía desconocer, admitiendo que sólo del desastre financiero en Veracruz se encontraba al tanto.
Extrañó que a Peña Nieto le extrañaran las extravagancias, pues según el propio Duarte en conversaciones privadas –donde solía decir las cosas más extraordinarias--, cuando el mexiquense ganó la elección presidencial, le hizo un regaló sin par: un Ferrari. Para ello, viajó a Austin, la capital de Texas, con su amigo de la universidad y principal socio en sus multimillonarios negocios, Moisés Mansur Reynoso, para comprar el icono italiano de la industria automotriz. Nunca aclaró Duarte si el Ferrari lo adquirió en la única distribuidora que hay en Austin, o si sólo ahí lo recogió. Tampoco qué modelo escogió, aunque para los más económicos los precios comienzan en los 200 mil dólares, que serían al tipo de cambio de 2012, cerca de los tres millones de pesos.
Duarte asegura que sí entregó el Ferrari al entonces Presidente electo y que por razones obvias, lo guardó. Nunca se ha visto un Ferrari en manos de familiar alguno o cercano al Presidente, ni tampoco han existido versiones de que un vehículo de esa naturaleza se encuentre estacionado en algunas de las propiedades de Peña Nieto. Fuera de su dicho, no hay manera de confirmar que lo que aseguró en la primavera del año pasado, como forma de presumir sus estrechos vínculos con Peña Nieto, sea cierto. Pero locuaz en privado, como demostró varias veces ser, la especie, cierta o no, es como un dardo envenenado.
¿Qué tanto de todo esto saldrá a la luz durante el proceso? Es difícil saberlo. Como hipótesis de trabajo, los detalles de todas estas operaciones secretas a favor del PRI y el gobierno, son la mejor baza que pudo haber tenido para una negociación que llevara a su captura o, en la misma línea de pensamiento, su entrega pactada en Guatemala. Que esté en la cárcel, no aclara si la angustia que sentía el Presidente por la fuga de Duarte acabe. ¿Qué significa su detención para el Presidente? El tiempo y el proceso en tribunales irán respondiendo la pregunta.
rrivapalacio@ejecentral.com.mx
twitter: @rivapa
#
De la Caperucita a Duarte/Francisco Martín Moreno
El Universal
Había una vez una adorable niña muy querida por su abuelita, quien la consentía en todo lo imaginable.
En alguna ocasión le regaló una caperucita roja que le cubría muy bien su tierna cabecita. Un día su madre le pidió a la pequeñita que le llevara a la abuela, del otro lado del bosque, un Quiche Lorraine y una botella de vino, un Bordeaux, Premier Grand Cru Classe, porque estaba enfermita y muy sola.
Anda temprano, no te apartes de la ruta, cuida la botella que le robamos a tu padre, no juegues con el lobo y regresa temprano. 
“No te preocupes, ya sabes que el lobo es muy juguetón”, dijo la niñita. “Ya lo sé, pero te pega las pulgas y es una lata quitártelas”, repuso la madre siempre cuidadosa. Al poco rato Caperucita ya jugaba con el lobo, lo montaba, le jalaba las orejas y retozaban entre los árboles.
“Si vas con tu abuelita a llevarle comida, ¿por qué no apostamos a ver quién llega antes”?, propuso el lobo travieso. Ambos se echaron a correr por diversos caminos rodeados de hermosas flores perfumadas, robles, avellanos y nogales, en donde trinaban múltiples pajaritos de diversos colores. 
Caperucita Roja se dirigió a casa de su abuelita entonando su canción favorita, en tanto saludaba a las ardillas y a otros animalitos del bosque, sus amigos, que la acompañaban felices a su paso. Se detuvo a cortar rosas, claveles, hortensias y un par de orquídeas silvestres.
El lobo, por su parte, aprovechó el tiempo y llegó más rápido a su destino. Le pidió a la abuela que se escondiera en el armario para hacerle una broma a Caperucita, a lo que de inmediato accedió la anciana. Al llegar, la chiquita entró a la pequeña choza y al dejar la canasta encima de la mesa encontró a su abuelita acostada en la cama, con su gorro cubriéndole la cabeza.
“¡Abuelita!” dijo, “qué orejas tan grandes tienes.” “Para oírte mejor”.
“Pero abuelita, qué ojos tan grandes que tienes.” “Son para verte mejor.” “Y qué boca tan grande que tienes.” “Para comerte mejor” –contestó la voz sospechosa y juguetona.
En ese momento, cuando el lobo empezó a levantarse, entró de golpe el cazador y disparó un tiro para matar al lobo. Al descubrir a su compañero de juegos sin vida, Caperucita se lanzó furiosa y envuelta en llanto sobre el asesino, arañándole la cara, pateándolo y largándolo de la casa a gritos enloquecidos.
“Los lobos no le hacen daño a nadie, son los mejores padres, los mejores amigos de los niños y tú lo has matado, salvaje canalla.”
La chavalita lloraba a un lado de la cama su desgracia cuando el lobo dijo: “No llores Caperucita, escondí a tu abuela en el armario, ahí la encontrarás, y a mí no me hizo nada el maldito cazador porque me puse la bacinica en la panza y rebotó la bala.” Ambos soltaron la carcajada entre lágrimas de alegría.
Abuela, lobo y Caperucita disfrutaron el quiche y el Bordeaux y colorín, colorado este cuento se ha acabado…
Esta versión de la Caperucita Roja es más creíble que el cuento del arresto de Duarte en Guatemala, en pleno proceso electoral en el Estado de México.
Todo comenzó con Yarrington, siguió con Duarte dentro de una trama indigerible para recuperar el capital político del PRI, una misión imposible.
¿Quién será el siguiente en esta historia negra con la que se insulta la inteligencia de la nación? ¿Medina? ¿César Duarte? ¿Borge? ¿Quién más de la pandilla que avergüenza a México ante el mundo será arrestado antes del 4 de junio…? Espero que ahora sí escojan a un buen guionista…
#
Arsenal/FRANCISCO GARFIAS
Excelsior
“No hay chile que les embone…”
En la cárcel ya están Guillermo Padrés,  Jesús Reyna, Flavino Ríos  —cayeron en este sexenio— Andrés Granier y Mario Villanueva.
El presidente Peña se llevó la mano derecha a la parte posterior de la cabeza, antes de manifestar su desconcierto por el sospechosismo y las teorías del complot que han difundido sus críticos frente a las detenciones de Javier Duarte y Tomás Yarrington.
“No hay chile que les embone. Si no los agarramos, porque no los agarramos; si los agarramos, porque los agarramos”, nos dijo, en tono coloquial, el primer mandatario, al término de la ceremonia de toma de nota a Carlos Aceves del Olmo como presidente del Congreso del Trabajo.   
Y más: “El Peje ya hasta dijo que (Duarte) es un chivo expiatorio…”.
López Obrador, en efecto, puso un tuit en el que escribió a propósito de la captura del exgobernador veracruzano.
“Detienen a Duarte para simular que combaten la corrupción. Pero el pueblo no se conforma con chivos expiatorios, quiere la caída del PRIAN”, escribió el líder de Morena.
A Morena, no hay que olvidarlo, se le acusa de haber pactado con Duarte en las pasadas elecciones de gobernador en Veracruz, para evitar la llegada de Miguel Ángel Yunes a Palacio de Gobierno.
Previamente, al tomar la palabra en tribuna, Peña Nieto destacó que quienes quebranten la ley deben responder por sus actos.
“Independientemente de lo que determine el Poder Judicial, estas detenciones constituyen un mensaje firme y contundente contra la impunidad”, subrayó el mandatario.
Mucho se ha especulado sobre la detención de Javier Duarte, su inexplicable risa, su aparente calma durante la captura.
Pero “haiga sido como haiga sido” —para citar al clásico— el corrupto exgobernador está donde debe de estar: tras los barrotes.
Eso es incontrovertible.
Sobra decir que es una buena noticia para México y un indispensable mensaje contra la impunidad.
Lo es también la reciente captura de Tomás Yarrington en Italia, quien, por cierto, ya ha anunciado que dará la batalla contra la extradición. 
En la cárcel ya están Guillermo Padrés, Jesús Reyna, Flavino Ríos —cayeron en este sexenio— Andrés Granier y Mario Villanueva.
Dos exgobernadores más: César Duarte y Eugenio Hernández tienen cuentas pendientes con la justicia.  Al primero lo busca la fiscalía de Chihuahua; al segundo la DEA.
Son la muestra de que algo anda muy mal en el control de los recursos destinados a la población vulnerable: acaban en los bolsillos de los mandatarios corruptos.
Pero también que los órganos de inteligencia (léase Cisen) están de adorno y no ven una con los narcogobernadores.
Yo francamente no me tragó la “posverdad” que prolifera en torno a las dos últimas detenciones de los exgobernadores priistas.
Esa “posverdad”  donde las emociones y las creencias personales tienen más peso que los hechos objetivos.
Las listas de calificativos que hay en las redes sociales para  desvirtuar la caída de los dos pillos es interminable.  
No sé cuántas veces leí en Twitter y en Facebook que todo es un “circo”, que ambos arrestos tienen tintes políticos, que es una jugada para beneficiar electoralmente al alicaído PRI.
No faltó quien posteara que ¡es una burla al pueblo!
No estamos justificando los errores presidenciales, que quede claro. Asuntos como la Casa Blanca, Malinalco, el nombramiento de Virgilio Andrade en la Contraloría, han tenido un pésimo manejo.
Pero francamente no vemos a la justicia italiana en línea con las necesidades electorales del tricolor. Ni siquiera a la de Guatemala.
Es cierto que la detención del exgobernador de Veracruz en un hotel de la zona turística del bello lago Atitlán, en Guatemala, derivó de errores que parecen bobos. Hay elementos  para pensar que fue una entrega pactada.
Los nombres de los hijos de Duarte —Carolina, Emilio y Javier— fueron registrado en la lista de pasajeros del avión que los transportó al país centroamericano.
Viajaban con  José Antonio Rodríguez Ayache, concuño del exgobernador; Mónica Ghihan Macías, hermana de Karime Macías, y María Jazmín Tubilla.
Eso confirma la información de Carlos Loret de Mola, cuando dio la primicia en Foro TV.  
Previamente habían agarrado a un propio con pasaportes falsos  con la foto del exgobernador y de su esposa, en ruta hacia Guatemala.
Un apunte adicional: Alguien con poder sobre ellos debería decirle a los del Estado Mayor que el territorio nacional no es un cuartel en el que dan órdenes, y que lo cortés no quita lo valiente.
Las groserías no son necesarias para proteger al Presidente.
#
Alhajero/Martha Anaya.
24 Horas
çQuieren más sangre
La detención de Javier Duarte no ha sido suficiente para calmar los ánimos de los muchísimos agraviados por la actitud y el proceder del ex gobernador de Veracruz.
Tampoco para convencer a otros tantos de que se está actuando en razón de la justicia y para dar un mensaje de que llegó a su fin la era de la impunidad.
“He visto demasiado (para creerlo)”, diría el obispo de Saltillo, Raúl Vera.
“De repente, por racimos, la impunidad empieza a desaparecer… -ironizó el religioso- ¡Es porque vienen elecciones!”.
 Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN al gobierno del Estado de México, se sumó a la ola de incredulidad y aprovechó de paso para golpear a su oponente del PRI:
 “¿Quiénes se beneficiaron por la red de complicidades de Duarte y, por lo tanto, permitieron su fuga? ¿Cuánto del dinero robado de Duarte proviene de Banobras, de cuando Alfredo del Mazo era director?”, cuestionó.
 El líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, escribió en su cuenta de Twitter:
 “Detienen a Duarte para simular que combaten la corrupción. Pero el pueblo no se conforma con chivos expiatorios, quiere la caída del PRIAN”.
 Las autoridades tienen “urgencia en demostrar que el sistema está funcionando y es confiable”, aseguran los opositores al régimen.
 Pero las dudas y las protestas no vienen sólo a título individual. También gremial.
 Los empresarios, vía el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), exigieron no sólo detener los rostros más visibles de los casos de corrupción que se conocen, sino mostrar “la voluntad política real de desmantelar las redes de complicidades e impunidad que permitieron y permiten la corrupción en las instituciones de todos los niveles de gobierno, y en la misma sociedad”.
 Quieren que el proceso al ex mandatario veracruzano “sea un ejemplo de que no habrá impunidad”.
 El propio Arturo Zamora, dirigente del sector popular del PRI (la CNOP), se sumó al clamor generalizado y declaró ayer: “Después de (Javier) Duarte, siguen sus cómplices, es importante ir por la red de corrupción”.
 RECONOCIMIENTO A LUIS ECHEVERRÍA.- Si de algo se preciaba el ex presidente Luis Echeverría Álvarez era de su fortaleza física. Y vaya que la tiene. Ahí está todavía: lúcido, vivito y coleando a sus 95 años de edad.
 Y más aún, laureado por la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística (SMGE).
 Julio Zamora, presidente de la primera sociedad científica en América, entregó hace unos días al ex mandatario mexicano (1970-1976) su acreditación como miembro distinguido a la institución y un reconocimiento por su aportación a la cultura de México.
 El acto se llevó a cabo en la propia residencia de Echeverría, en su casa de San Jerónimo, y estuvieron presentes dos personajes muy allegados al también ex embajador de México ante la Unesco: Augusto Gómez Villanueva, quien fue secretario de la Reforma Agraria durante su gestión; y el coronel Jorge Nuño, su más cercano colaborador y director general del Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo A.C.
 GEMAS. Obsequio de Dolores Padierna, coordinadora de la bancada perredista en el Senado: “Hay un acuerdo con (Javier) Duarte para fincarle cargos menores, de carácter económico, para dejarlo libre tarde que temprano; que apenas pase la elección quede en libertad y sin tocar a su red de corrupción, ni a sus amigos ni a sus familiares”.
#
“LA PASIÓN” DE #JavierDuarte /José Cárdenas
El Universal..
En memoria de Maricarmen Taibo y su maternal generosidad luminosa
La captura de Javier Duarte en Guatemala no es el fin de nada, si acaso una raya más de latrocinio, corrupción e impunidad en la piel del viejo tigre enfermo.
María Amparo Casar, presidenta de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), asegura que la detención de Duarte pone en evidencia que “son grandes las redes de corrupción para el desvío de recursos públicos y que hay una parte del poder político del país vinculada con el crimen (…) que son 11 ex gobernadores con cuentas pendientes ante la justicia por lavado de dinero, delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal, enriquecimiento ilícito, peculado, desvío de recursos, venta ilegal de terrenos del patrimonio estatal, delitos electorales, encubrimiento, abuso de autoridad y tráfico de influencias”.
De hecho, en la última década, al menos 17 gobernadores están prófugos, encarcelados o son investigados. ¿Será que algunos tienen como destino convertirse en los presos de mañana?
Por lo pronto, la caída de Javier Duarte, uno de los gobernadores más corruptos en la historia de México, cierra uno de los mayores escándalos de impunidad política en la era Peña Nieto. Podría ser el principio del final de una novela de horror que inició con las denuncias de malos manejos en Veracruz, precipitó la derrota del PRI en las elecciones del año pasado… y la huida de quien durante seis años gozó la indiferencia institucional hacia sus pillerías.
La decisión del gobierno federal de solicitar la extradición, cancelando la posibilidad de deportar a Duarte, es fundamental. Mañana será la primera audiencia judicial. La PGR tiene dos meses para armar un expediente gordo-contundente que a la fecha parece endeble para aplicar un castigo ejemplar.
Desde el 14 de octubre del año pasado, el ex mandatario veracruzano enfrenta acusaciones por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, por 223 millones de pesos, morralla comparada con la fortuna de varios miles de millones desviados por la administración duartista, según señalamientos y auditorías.
No bastará ver enjaulado a quien hasta el sábado era el más buscado. En primerísimo lugar falta precisar el monto del desfalco total, fijar la reparación del daño, operar la devolución del dinero mal habido, explicar el destino de los recursos públicos malversados… y el incumplimiento del deber.
Debemos saber quién participó en la red de corrupción, cuánto dinero fue a parar a las cuentas de los funcionarios sin llenadera, y cuánto fue canalizado a la operación y financiamiento de campañas políticas, incluida la pasada elección presidencial.
El pavoroso caso Duarte es oportunidad y prueba de fuego para las autoridades federales. Oportunidad de ir a fondo en el combate a la corrupción y mostrar la voluntad de un sistema que está obligado a barrer las escaleras de arriba para abajo, no solo en vísperas electorales.
EL MONJE PREGUNTÓN: ¿De qué se reía Javier Duarte al momento de su captura? ¿Se reía porque sabía que su entrega total era cuestión de tiempo? ¿Se reía porque a partir del sábado sin gloria (para él) dejaría de andar a salto y salto, de mata en mata? ¿Fue sonrisa nerviosa al imaginarse enrejado en un cuchitril por más dinero que haya robado? La sonrisa enigmática de Javidú es misterio y ofensa; acertijo y escupitajo. A Duarte lo atraparon por ratero, no por menso. Quizá ríe pensando que aún con varios años a la sombra, todo lo que venga después será ganancia; una vida de ensueño, sin miserias, no como las de la mayoría de los intrigados en averiguar el enigma de su sonrisa. A la tragicomedia de Javier Duarte le faltan todavía muchos capítulos y muchas caravanas con sombrero ajeno, ¿como las del góber Miguel Ángel Yunes? Por lo pronto, merecemos saber si la captura que transpira indignación tiene o no tufo electorero.

No hay comentarios.: