30 may. 2017

Javier Valdez fue asesinado de 13 balazos por dos personas que viajaban en un auto blanco

Javier Valdez fue asesinado de 13 balazos por dos personas que viajaban en un auto blanco
Rio Doce, 29 de mayo de 2017..

Alejandro Monjardín / Miriam Ramírez.
La Procuraduría General de la República (PGR) tiene avances en la investigación del asesinato de Javier Valdez Cárdenas, pero solo de la mecánica en que fue asesinado.
La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) no ha dado conocer información sobre los responsables materiales ni intelectuales del crimen.
Hasta el momento únicamente han informado que el homicidio lo cometieron dos personas que viajaban en un automóvil color blanco.
Con los peritajes, establecieron las posiciones de los delincuentes, el orden en que fueron efectuados los disparos y la forma en que cayó Javier Valdez.
De acuerdo con la PGR fueron 13 las heridas de bala, producidas por 12 balazos.
El Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión de la PGR, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, se negó a dar a conocer avances sobre la identificación de los responsables.

El titular de la FEADLE señaló que todas las líneas de investigación siguen abiertas, incluso la del robo de vehículo.
El fiscal especial tampoco dio a conocer cuáles eran las líneas de investigación, solo que la principal era el trabajo periodístico que realizaba Javier.
“También reiterar de manera muy enfática que todo el trabajo periodístico de Javier Valdez se ha incorporado a la investigación, todo el  trabajo periodístico de Javier se ha analizado y se está analizando, se van incorporando también aquellas circunstancias periodísticas que se van incorporando día a día en esta situación y todas están siendo consideradas en la investigación”, dijo.
Mencionó que la PGR tiene abierta la línea 088 del Centro de Atención Ciudadana para recibir información de la ciudadanía que ayude a continuar con la investigación y dar más pistas, o confirmar las que ya se tienen.
Aseguró que la información será de manera anónima y no habrá ningún seguimiento que no sea el de la investigación de las autoridades federales.
Sánchez Pérez del Pozo no quiso responder cuestionamientos de la prensa, sólo se limitó a dar su mensaje y se retiró cuando los reporteros realizaban preguntas.
El lunes pasado, peritos de la PGR realizaron una inspección ocular de recreación de los hechos en el lugar donde fue asesinado el periodista Javier Valdez, en la calle Vicente Riva Palacio entre Ramón F. Iturbe y Epitafio Osuna, en la colonia Jorge Almada.
El personal de la PGR reconstruyó la forma en que el vehículo blanco le cerró el pasó a Javier sobre la calle Vicente Riva Palacio y lo obligaron a detener la marcha del automóvil Toyota Corolla.
Uno de los delincuentes bajó de la unidad y apuntando con la pistola a Javier lo hizo bajarse de su unidad y empezó a disparar.
El delincuente que conducía el vehículo también bajó y disparó.
El Coordinador General de Servicios Periciales de la PGR, Anselmo Apodaca Sánchez, explicó que la recreación se llevó a cabo en lunes y a la misma hora del homicidio para tener una situación más real del hecho.
Señaló que los peritos determinaron las trayectorias de las balas y las posiciones de los tiradores con el análisis científico técnico de los dictámenes de criminalística, de fotografía, de medicina forense y la necropsia a la víctima.
De acuerdo con los peritajes, el primer disparo fue a quemarropa en el costado derecho del abdomen.
En la camisa quedó la quemadura del disparo y una lesión del impacto del carro por la pistola.
Después le dispararon en otras dos ocasiones en la misma zona y lo que ocasiona que Javier realice una maniobra instintiva de protección y levante el brazo derecho.
Un balazo impactó a la altura de la muñeca y uno en el antebrazo cerca del codo.
Después de la reacción instintiva de protección y los disparos en el costado del abdomen, realiza una flexión hacia el frente del tronco, ofreciendo la cabeza hacia el victimario y viene un disparo más donde se ocasiona una lesión en la frente que se aloja a nivel de la mandíbula del lado izquierdo.
Ese disparo, señaló el perito, fue circunstancial que fuera en la cabeza ya que en ese momento iba cayendo al suelo.
“Este disparo de la cabeza no presenta huellas que sean de tatuaje o características de un disparo de cercanía, por lo tanto la distancia la podemos calcular a más de 60 centímetros puesto que no presenta ninguna de estas características.
“Ya va lesionado del abdomen, ya va lesionado del mismo brazo derecho, antebrazo y la parte posterior del antebrazo también y el siguiente disparo es el de la cabeza que mencionamos, que va hasta el borde de la mandíbula del lado izquierdo, es decir de arriba hacia abajo, en una forma circunstancial de que sea en la cabeza por la flexión que menciono”, detalló el perito.
Cuando estaba cayendo recibe otros dos disparos en el lado derecho del muslo derecho.
“Los disparos consecutivos son ahora en la región del muslo, en la cara lateral derecha del muslo y de esta manera viene presentándose ya una dinámica de caída hacia el frente precisamente por todas las lesiones que va presentando”, indicó.
En ese momento las lesiones del abdomen ya se encontraban en algún proceso agónico y la de la cabeza ya en situación mortal.
Los peritos descartaron que Javier Valdez haya sido arrodillado por los delincuentes para asesinarlo, debido a que no se localizó ningún tipo de lesiones en las rodillas y determinaron que la caída fue por gravedad.
Ya estando tirado boca abajo, sin movimiento, le disparan en tres ocasiones al glúteo del lado derecho.
Después le tiran al lado derecho de la espalda y luego una vez más en la nuca.
En el lugar quedaron 12 casquillos de pistolas calibre 9 milímetros y 380.

No hay comentarios.: