4 jul. 2017

“Arriesgamos nuestra vida por los sinaloenses”, dice policía..

“Arriesgamos nuestra vida por los sinaloenses”

CASO VILLA UNIÓN 
Publicada EL DEBATE, el 04/07/2017 - 12:19 
Mazatlán, Sinaloa.- Elementos de la Policía Municipal del sur del estado que fueron víctimas de una agresión directa en la sindicatura de Villa Unión, narran su experiencia en donde aseguran que los hechos que se vivieron la noche del pasado viernes fueron originados luego de ser agredidos por un grupo fuertemente armado, ataque que, dijeron, tuvieron que repeler.
Fue cuando 10 policías municipales y el secretario de Seguridad Pública realizaban recorridos de inspección y vigilancia por la zona cuando recibieron la agresión directa de por lo menos 22 personas armadas, resultando heridos cinco policías por las armas de fuego que detonaron los presuntos delincuentes, que superaban en número a los uniformados pues se presume que hubo otros que alcanzaron a huir.
Entrevistados en el hospital en donde están siendo atendidos, los policías relatan qué fue lo que pasó durante esos minutos en los que sólo se escuchaban las detonaciones de las armas de grueso calibre del grupo armado, deseando salir avantes de dicha situación pues, en todos los casos, tenían una razón muy importante por volver a casa, sus familias.

En su mayoría, padres y madres de familia, hijos y hermanos arriesgaron su integridad anteponiendo la seguridad de los sinaloenses, incluso antes que su propia vida.
Uno de los elementos, cuenta que se encontraban en patrullamientos por mencionada zona cuando fueron alertados de que un grupo armado había privado de la vida a dos personas a las afueras de un centro comercial, por lo que de inmediato iniciaron recorridos de supervisión y fue precisamente en Aguaje Costilla y la carretera federal número 15 cuando se encontraron con los presuntos responsables.
En su testimonio, señala que los presuntos delincuentes los rebasaban en número y evidentemente en armamento, sin embargo pudieron sacar el trabajo adelante.
Otro de los policías, que resultó con un rozón en la cabeza, comenta que se trataron de momentos difíciles en donde tuvo que tomar decisiones rápidas.
Con casi 24 años de pertenecer a dicha corporación, cuenta que estuvo a sólo unos metros de quienes los estaban agrediendo. En el piso, boca arriba, sólo con su arma, la cabeza fría y una buena capacitación es que hoy vive para contarlo.
Ambos coinciden en señalar que arriesgaron su vida por cumplir su trabajo de velar por la seguridad de los sinaloenses, dejando en claro que, en este caso particular, sólo repelieron una agresión de la que estaban siendo víctimas.
 Los resultados, dicen, fueron gracias al trabajo en equipo, a la coordinación que actualmente existe entre las autoridades de los tres órdenes de gobierno y a la capacitación que han recibido en el Campo de Adiestramiento Militar.

No hay comentarios.: