13 jul. 2017

Brillan jueces... por nepotismo; Felipe Borrego alza la voz

Brillan jueces... por nepotismo
Familiares de al menos 500 jueces y Magistrados ocupan plazas en tribunales y juzgados de su adscripción o de otros, revela estudio de CJF.
ESPECIAL / MCCI

Reforma, Pp., Cd. de México (13 julio 2017).- Familiares de al menos 500 jueces y Magistrados ocupan plazas en tribunales y juzgados de su adscripción o de otros, reveló un estudio hecho por el consejero de la Judicatura Felipe Borrego Estrada.
Un total de 112 jueces y Magistrados consiguieron empleo a sus esposas o parejas, 180 a sus hijos, 136 a sus hermanos y 27 a sus papás.
Otros han dado empleo a yernos, concuños, sobrinos, tíos y hasta a sus suegras.
Lo anterior concluye el "Estudio sobre Redes Familiares y Clientelares en el Consejo de la Judicatura Federal", al que tuvo acceso Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Un Magistrado de Durango, por ejemplo, tiene a 17 miembros de su familia, entre hijos, hermanos, concuños, cuñadas, primos y sobrinos, en puestos administrativos, como actuarios, secretarios de tribunal y de juzgado, asesor jurídico y analista especializado.
Otros dos Magistrados en San Luis Potosí y Baja California tienen a 11 parientes en plazas del Poder Judicial cada uno. 
En Puebla, un Magistrado dio empleo a ocho tíos y a su papá.
Según el diagnóstico, casi la mitad de los jueces y Magistrados federales tiene parientes en el Poder Judicial: de mil 31 plazas revisadas en 31 circuitos, 501 tienen familiares, lo que representa el 48.6 por ciento.
Destaca el caso del circuito judicial correspondiente a Guanajuato, donde 38 de los 46 jueces y Magistrados tienen parientes en el Poder Judicial, es decir, el 82.61 por ciento.
De acuerdo con esta investigación, llevada a cabo entre enero de 2016 y enero de 2017, hay 7 mil 148 servidores públicos en el Poder Judicial que comparten espacio laboral con sus parientes.
Los jueces y Magistrados tienen facultades para nombrar y remover a los funcionarios y empleados de los tribunales de circuito y de los juzgados de distrito, según establece el Artículo 97 de la Constitución.
"No sólo los Magistrados de circuito y jueces de distrito logran generar redes clientelares haciendo mal uso de esta atribución", advierte el estudio.
"Los números muestran que muchos secretarios, actuarios, oficiales y administrativos poseen familiares en el mismo circuito y en otros. Claramente influyen en la designación, y lo hacen sin que sea posible incoarles (iniciarles proceso o expediente) ningún tipo de responsabilidad".
Según el estudio, en la práctica, ha ocurrido que los juzgadores intercambian empleos para sus familiares con colegas de otros circuitos, quienes corresponden en forma recíproca.
El análisis advierte que estas prácticas dañan la imagen de los juzgadores.
El reporte refiere diversas encuestas del Inegi en las que los jueces son considerados más corruptos que los ministerios públicos, policías estatales o judiciales, o cuentan con tanta confianza de la ciudadanía como los partidos políticos o los diputados locales y federales.
De acuerdo con el diagnóstico, entregado ayer al Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), las contrataciones y adscripciones de personal administrativo que se realizan con criterios subjetivos, como afectivos, familiares, de interés político o económico, minan las decisiones administrativas y jurisdiccionales.
También, indica, fomentan el tráfico de influencias, incentivan la opacidad y repercuten negativamente en la rendición de cuentas, además de que propician conductas corruptas.
El estudio señala empoderamiento de determinados sectores al interior de los órganos jurisdiccionales, redes de intereses clientelares entre servidores públicos de diversos juzgados y circuitos, así como discrecionalidad en la toma de decisiones.
Lo anterior afecta negativamente la percepción del Poder Judicial, lo cual "mina los cimientos mismos del Estado constitucional y democrático de derecho, al tiempo que entorpece el combate a la corrupción y la tutela efectiva de los derechos humanos, en especial por lo que respecta al acceso a la justicia".
Alcanza a empleados
El nepotismo también se manifiesta en el resto del personal que labora en juzgados y tribunales. 
De mil 214 servidores públicos adscritos a dicho circuito, 438 tienen parientes.
Por ejemplo, indica la investigación, de los 199 empleados que tiene el circuito trigésimo segundo, correspondiente a Colima, al menos 136 tienen parientes -principalmente esposas, hermanos e hijos-, lo que representa el 68.34 por ciento del total de plazas.
Emplean a ex parejas
En el estudio realizado en 31 circuitos se identificó a 112 juzgadores que tienen a su cónyuge, pareja o ex esposa trabajando en el Poder Judicial.
De ese listado destacan el circuito sexto de Puebla, en donde se ha dado trabajo a 11 parejas de jueces y Magistrados, el décimo sexto de Guanajuato con 10 casos, y el décimo octavo de Morelos con 9.
Un magistrado del segundo circuito, del Estado de México, tiene laborando a su actual cónyuge en el cargo de secretaria de tribunal y a su ex pareja como secretaria de juzgado; además empleó a su cuñado como oficial administrativo.

No hay comentarios.: