30 jun. 2018

El Papa Francisco y el Presidente Evo Morales; sexto encuentro, inédito.

El Papa Francisco y el Presidente Evo Morales; sexto encuentro, inédito...
La Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que, la mañana de este sábado, 30 de junio de 2018, el Santo Padre Francisco recibió en Audiencia, en el Palacio Apostólico Vaticano, al Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, el Señor Juan Evo Morales Ayma.
Fred Alvarez Evo Morales, asistió a Roma con motivo del consistorio que se celebró el jueves 28 y en el que se creó cardenal al boliviano Toribio Porco Ticona.

Evo iba acompañado por una delegación de nueve personas; llegó muy temprano hasta el Patio de San Damaso donde ue recibido por el prefecto de la Casa Pontificia, Georg Gaenswein, que lo acompañó hasta la segunda logia. 
Con el protocolo en pleno, el Papa y el presidente se encontraron en la Sala del Troneto, la antecámara de la biblioteca. “Hermano Papa, gracias”, se presentó Evo; “bienvenido”, contestó Jorge Mario Bergoglio. Luego se dieron un abrazo. 


  El encuentro –el sexto desde que Francisco está al frente de la Iglesia– duró 36 minutos y en él se resaltó la importancia de “trabajar por un mundo de solidaridad y paz”.
La reunión tuvo lugar en la biblioteca del Palacio Apostólico, y comenzó con un breve comentario sobre el Mundial de fútbol que se celebra en Rusia. “Veremos Argentina”, dijo el Papa.
“De las cinco nacionales sudamericanas, cuatro se han clasificado” para los octavos de final, dijo Morales en referencia a Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay y Perú, ya que esta última fue eliminada.
Como es habitual, al final de la conversación privada tuvo lugar el intercambio de regalos. El boliviano obsequió al Papa con un ajedrez de madera indígena y una fotografía en la que se ve a Francisco abrazando a un niño boliviano con un sombrero en el viaje que realizó al país en julio de 2015.
“Ahh, mira, qué bello”, dijo Bergoglio. Luego le entregó un gran ajedrez cuyo tablero y piezas simbolizan íconos tradicionales indígenas, le explicó que fue tallado por indígenas de su país. 

  El Papa, como ya es toda una tradición, le regaló el mensaje por la Jornada Mundial de la Paz y el medallón del Ángel de la Paz.
Francisco explicó que representa “el ángel que encadena y encierra al demonio de la guerra, habla de la paz entre países”.
Al final, todos los integrantes de la delegación se tomaron una fotografía del recuerdo con el Papa, quien finalmente acompañó a Evo hasta la salida, despidiéndose con un abrazo. De allí, el presidente se dirigió hasta la Secretaría de Estado del Vaticano donde se reunió, también en privado, con el secretario para las Relaciones con los Estados de la Santa Sede, Paul Richard Gallagher 

No hay comentarios.: