24 oct 2021

Las columnas políticas hoy, domingo 24 de octubre de 2021

UNAM recibió menor alza en presupuesto desde 2019; El Universal

Desde hace tres años, la Universidad registra incrementos de entre 0.03% y 4% en presupuesto; el sexenio pasado tuvo alzas de hasta 5.55%. Recursos de 2022, sin definir


El presidente  López Obrador no sólo ha castigado a la Universidad con sus declaraciones, también su administración le ha otorgado aumentos presupuestales mínimos, desde 2018 a 2021.

En promedio, en sus tres primeros años, el gobierno actual ha otorgado aumentos presupuestales menores a los que se registraron en los últimos tres años de la administración de Enrique Peña Nieto, y en dos años, por debajo de la inflación.

De acuerdo con la página de transparencia de la UNAM, en su apartado Información Financiera del presupuesto asignado anual, se observó que la máxima casa de estudios del país, de 2019 a 2021, ha tenido aumentos entre 0.03% y 4%.

En cambio, en la administración federal anterior, la Universidad registró incrementos entre 3.9% y hasta 5.55%.

La UNAM tiene una base de datos de sus presupuestos asignados anualmente. De 2015 a 2021, su gasto ha aumentado de 37 mil 755 millones 686 mil 350 pesos a 46 mil 644 millones 845 mil 669 pesos.

El mejor año para la institución, con la actual administración federal, fue 2019, pues registró un aumento presupuestal de 4%; sin embargo, la cifra contrasta con la inflación de 2018, que fue de 4.28%, según datos de la calculadora del Inegi.

Cabe precisar que el Presupuesto de Egresos de la Federación se aprueba al considerar la inflación del año anterior.

El peor año en la actual administración para la UNAM fue 2021, pues solamente tuvo un aumento de 15 millones 101 mil 242 pesos, lo que representa un incremento de 0.03%, cuando la inflación el año pasado, de acuerdo con la calculadora del Inegi, fue de 2.65%.

En ese sentido, aún no se avala el presupuesto para la Universidad en 2022, pues falta que la Cámara de Diputados apruebe el Presupuesto de Egresos de la Federación para el próximo año.

El proyecto enviado por el Titular del Ejecutivo federal a San Lázaro estima una cantidad superior a los 44 mil 823 millones 810 mil pesos.

##

Detienen a responsable de masacre de la familia LeBarón.

Francisco Javier Arvizu, alias "El Jaguar", presunto responsable de la masacre en Bavispe, Sonora, en noviembre de 2019,.

"Esta mañana tuvimos conocimiento de un enfrentamiento en el lugar conocido como La Norteña, en el municipio de Madera, donde elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, se enfrentaron con un grupo delincuencial resultando detenidas cuatro personas", informó el fiscal de Chihuahua, Roberto Fierro.

Entre los detenidos, el fiscal precisó que se encontraba Francisco Javier Arvizu, alias "El Jaguar", quien dijo es el presunto responsable de un enfrentamiento que derivó en la masacre de las familias mormonas y destacó el trabajo de los militares.

Previamente, en un mensaje en redes sociales, Adrián LeBarón, padre de Rhonita Miller, una de las víctimas asesinadas junto a sus gemelos de apenas ocho meses de edad, también había informado de la detención.

##

La tragedia de Alec Baldwin; ocurrió el 22 de octubre..

Alec Baldwin disparó en el pecho y mató a su amiga directora de fotografía de 42 años, e hirió al director, se filmaba un wéstern en en el rancho Bonanza Creek en el condado de Santa Fe, en mitad de una escena que estaba siendo ensayada o grabada.

No sabemos bien exactamente que ocurrió...

Sabemos que la tragedia ocurrió alrededor de las 14 horas del pasado jueves 21 de octubre..

De inmediato se realizó la llamada al 911. Halyna Hutchins  fue trasladada en helicóptero a un hospital de la Universidad de Nuevo México en Albuquerque, lamentablemente falleció, en tanto, que  director de cine Joel Souza fue trasladado al Centro Médico Regional Christus St. Vincent en Santa Fe.

Tras los hechos lamentables el actor Baldwin rompió el silenció y mencionó que está dispuesto a colaborar con las autoridades en la investigación ...

La policía todavía está investigando el accidente y no se han presentado cargos contra nadie.

Es evidente que fue un lamentable accidente, aunque  no es la primera vez que sucede...

En 1993 Brandon Lee, hijo de Bruce  murió en un accidente con armas de fuego..mientras se filmaba la película "El cuervo"; En 1984, el actor Jon-Erik Hexum se disparó accidentalmente en la cabeza y murió cuando fingía jugar a la ruleta rusa durante una escena.

Baldwin, es un gran actor...ha tenido una larga carrera en películas, obras de teatro y televisión, y varios galardones.. También es una persona polémica..

Lo recuerdo cuando interpretó de manera chusca a Donald J. Trump en Saturday Night Live con una peluca hecha a medida, cejas pegadas y labios fruncidos. A veces discutían él y Trump en redes sociales.

Muy Lamentable...

##

"Que me apunten en la lista de la 4T"; responde Sheinbaum a Claudio X. González y lo llama fascista

Luego de que  Claudio X. González, indicó en sus redes sociales que tomará nota de todos aquellos que, por acción o por omisión, alentaron las acciones y hechos de la actual administración y "lastimaron a México", la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, pidió que la anotarán en la lista, no obstante, expuso que se trata de una posición clasista.

##

Templo Mayor/ Reforma

VAYA ridículo hicieron los sabuesos de la Procuraduría Fiscal en el caso del ex director de finanzas de Interjet Luis Alejandro Beristáin, quien fue detenido la semana pasada y liberado el viernes cuando quedó demostrado que el delito que le achacaban ocurrió en julio del 2020 y que el acusado renunció a esa empresa ¡en septiembre del 2017!

TODO indica que alguien al interior de esa empresa usó la firma electrónica del ex directivo para cometer fraude fiscal, pero queda claro que los muchachos del procurador Carlos Romero Aranda actúan con muy poco rigor y bajo el principio de presunción de culpabilidad, no de inocencia.

QUIZÁS lo peor es que se trata de un botón de muestra de lo que ya es una práctica común en esa procuraduría: primero piden las órdenes de aprehensión y ya después investigan, por lo que cada vez que cometen pifias como la de esta semana, quedan más como terroristas fiscales que como un organismo que busca la justicia.

QUIENES han revisado a fondo los cambios propuestos a la Ley del IVA se dieron cuenta de un nuevo trancazo para el ya de por sí vapuleado sector de la aviación, pues les están recortando sustancialmente la posibilidad de acreditar ese impuesto en el rubro de pago a proveedores.

SI HASTA ahora podían acreditar el 100 por ciento de esos pagos, la adición del artículo 4A a ese ordenamiento recorta al 25 por ciento la posibilidad de acreditar, por ejemplo, el pago del IVA en la compra del combustible para las aeronaves.

LA MEDIDA pegaría en los costos de operación en esa industria, lo que provocaría un alza de los precios al público de los boletos de avión, lo que acabará afectando, como siempre, a los consumidores.

PARA que no digan que los empresarios nada más se quedan en la crítica y no pasan a la acción, la Coparmex hará un foro virtual de tres días para que expertos, representantes de organizaciones sociales y legisladores de todos los partidos opinen y hagan propuestas sobre la iniciativa de reforma energética impulsada desde Palacio Nacional.

DEL 27 al 29 de octubre habrá micrófono abierto para quienes quieran participar en las siete mesas del "Diálogo Abierto sobre la Reforma Eléctrica y sus Implicaciones al Bienestar".

AHÍ SE abordarán temas como el impacto ambiental, la situación del mercado eléctrico, las posibles repercusiones en materia de convenios internacionales y en la competitividad, entre otros asuntos que podrán ser seguidos en tiempo real a través de redes sociales en un debate que busca echar luz sobre la iniciativa presidencial y sus implicaciones.

@£“##

 AMLO apapacha a estados morenos

Bajo Reserva/EL UNIVERSAL

Este domingo el presidente Andrés Manuel López Obrador arropará a la nueva gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda (MORENA) con un Plan de Apoyo para la entidad. Se prevé que en la capital Chilpancingo de Los Bravos, el Mandatario encabece una reunión de su gabinete legal y ampliado, en donde se harán compromisos puntales en materia de seguridad, salud, educación, infraestructura, campo, cultura y turismo. La enorme convocatoria entre líderes morenistas que había generado la toma de protesta de la hija de Félix Salgado Macedonio no fue casualidad. Nos comentan que a partir del fracaso de gobiernos guindas en otras entidades, ahora la estrategia del gobierno federal es cuidar los estados donde Morena, por primera vez, es gobierno, como hace 15 días ocurrió en Michoacán. ¿Y para los demás territorios? ¿Que se las arreglen solos? Esa parece ser la consigna.

Pachanga de lujo de la izquierda

En donde no aplica la austeridad republicana es en el Partido del Trabajo, el cual echó la casa por la ventana en la organización del Seminario Internacional Los Partidos y Nueva Sociedad. Durante tres días, el partido aliado del gobierno de López Obrador pagó hospedaje y alimentos a más de 130 invitados internacionales en un hotel de Reforma donde la habitación más sencilla ronda los 2 mil pesos por noche. Entre los invitados destacaron el expresidente de Bolivia, Evo Morales; ex guerrilleros colombianos e integrantes del grupo ETA, que ahora militan en partidos políticos, así como líderes y aliados de organizaciones izquierdistas de Venezuela, Cuba, Perú, Argentina, Nicaragua y Brasil, entre muchos otros. Para esto sí hay dinero.

El PT sigue enamorado

A diferencia del partido Verde Ecologista de México, que todavía deshoja la margarita en torno a la propuesta de reforma energética del Presidente, el Partido del Trabajo ya fijó su posición, desde luego, a favor del oficialismo. El senador petista Óscar González Yáñez expresó su total apoyo a esta iniciativa presidencial, y específicamente, a la nacionalización del litio. Al parecer lejos quedaron los tiempos en que, tras descartar Morena a Gerardo Fernández Noroña como presidente de San Lázaro, el PT amenazaba con tener una agenda legislativa propia. Les pegan, pero aun así, no los dejan.

FGR: ¿quién sigue?

A raíz de la investigación que la Fiscalía General de la República (FGR) inició en contra de un grupo de investigadores del Conacyt, nos comentan que hay varios exdirectores de instituciones educativas que podrían estar preocupados de ser los siguientes. Sobre todo los que recibieron observaciones de la ASF a los recursos ejercidos durante los años previos a la llegada de la actual administración, incluso si aclararon en su momento las discrepancias. Hasta el momento, nos señalan, más de un académico está revisando expedientes y documentos públicos en previsión a que no cesen los ánimos persecutorios de los nuevos tiempos.

“#

Trascendió/Milenio 

Que Ricardo Monreal ya definió como la reina de las discusiones, la que se avecina por la propuesta de reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, pues se requerirá de una profunda negociación en el Congreso porque Morena necesitará construir su mayoría calificada y, como se sabe, solo depende del PRI…

Una vez aprobada sin cambios aunque con pataleos la Ley de Ingresos, que pasó a la aduana del Senado, solo faltará en San Lázaro el trámite del presupuesto 2022 que se espera aún más terso, pues salvo excepciones como Jalisco que reclama más participaciones, la llegada de 11 gobernadores de Morena bajará la presión por un reparto distinto del recurso federal…

El gobernador de Nuevo León, Samuel García ya expresó su conformidad con el cálculo de las participaciones, pues solo está por encima de su entidad Tabasco, así que se dio por satisfecho mientras la Federación siga apoyando financieramente proyectos como el metro…

Después de varias escaramuzas, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco y los diputados de la nueva legislatura, finalmente se reunieron, en privado y llegaron a algunos acuerdos para el presupuesto del próximo año, incluso algunos priistas aseguran tener ya prácticamente bajo el brazo el fondo especial de 600 millones de pesos para obras municipales…

Inició la carrera para alcanzar la dirigencia estatal del PAN en Querétaro y por lo pronto, solo los grupos afines al ex candidato presidencial Ricardo Anaya y del ex gobernador Francisco Domínguez son los que están levantando la mano para llegar a la meta. 

Quien dio el primer paso fue el grupo de Anaya con Eduardo Loyola Vera, hermano del ex gobernador Ignacio Loyola. La jornada electoral panista se llevará a cabo el 11 de diciembre y los interesados buscarán el registro a más tardar el 1 de noviembre...

#

Playa Espíritu, Calderón y Osorio Chong/Roberto Rock L.

Un proceso judicial contra funcionarios de Fonatur habría sido sepultado por el entonces secretario de Gobernación y actual senador Miguel Ángel Osorio Chong

El Universal

El proyecto turístico de Playa Espíritu, en Sinaloa, creado en 2008 bajo el gobierno de Felipe Calderón, agudizó la quiebra financiera del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y atrajo señalamientos de una grave corrupción. A los enigmas de esta historia se suma que solo ha merecido alusiones marginales del presidente López Obrador, quien no pierde oportunidad de cebarse contra su némesis y antecesor.

Acaso habrá que buscar en otros actores de esta trama las razones de la discreción presidencial ante un boquete en las finanzas públicas que aún se arrastra. O ante la súbita cancelación de un proceso judicial contra funcionarios de Fonatur que condujeron ese proyecto. Una demanda que habría sido sepultada durante la administración Peña Nieto por el entonces secretario de Gobernación y actual senador Miguel Ángel Osorio Chong. 

Fonatur compró aquel año 2,381 hectáreas, el doble del Cancún original, propiedad de Antonio Toledo Corro (1919-2018), exgobernador sinaloense, colaborador y amigo del expresidente López Portillo. El 17 de febrero de 2009, cuando puso la primera piedra del “Centro Integralmente Planeado Playa Espíritu”, Calderón lo llamó el "proyecto más importante de turismo en los últimos 25 años, y será el más importante también en las dos primeras décadas del siglo XXI".

La iniciativa derivó en un fracaso, como ha ocurrido con otras iniciativas de Fonatur, como Loreto, Huatulco e Ixtapa. El organismo opera hoy tareas esenciales en torno al Tren Maya. 

Aquella operación, por 119 millones de dólares (1,817 millones de pesos de entonces), rompió la práctica de que el organismo operara sólo terrenos federales o expropiados. Bajo Calderón (2006-2012), los pasivos de la institución brincaron de 1,500 a 4,465 millones de pesos, según documentos oficiales consultados por este espacio. 

La adquisición fue efectuada por Miguel Gómez Mont, hermano de Fernando de los mismos apellidos, a la sazón secretario de Gobernación (2008-2010) y uno de los cuatro titulares que tuvo la dependencia en esa administración, dos de ellos muertos en tragedias aéreas. 

Miguel Gómez Mont se había dedicado 30 años al desarrollo de vivienda popular. En junio de 2010, fue cesado tras protagonizar una trifulca en Sudáfrica con familiares de la Selección Mexicana de futbol recién eliminada del campeonato mundial. Cinco meses después, su hermano dejaría también el puesto.

Ante la compra de Playa Espíritu, en el municipio de Escuinapa, a 85 kilómetros de Mazatlán, Fontur emprendió una carrera contra la quiebra financiera, mediante préstamos, aplazamientos y renegociaciones con bancos privados como Inbursa; públicos, como Bancomex y Banobras, e incluso internacionales, como el BID. Pero el nuevo polo turístico nunca cobró vuelo, lo que contrarió a la familia de Toledo Corro, que se había reservado predios playeros en espera de que llegara la bonanza gracias a su vecino, el gobierno mexicano.

Tras el cese de Gómez Mont, Calderón tuvo todavía dos titulares de Fonatur, lo que es un signo en esa institución, que desde que fue creada en 1974, ha contado con 19 directores, una permanencia promedio de 2.4 años.

A la llegada de Enrique Peña Nieto, en 2018, las nuevas administraciones de Fonatur (tuvo dos directores) intentaron contener el bache financiero, para lo que vendieron terrenos y frenaron nuevos negocios. La deuda disminuyó, pero la operación de la entidad se redujo notablemente. 

rockroberto@gmail.com

 ##

 Los mensajes del caso Rosario Robles/ÁLVARO CUEVA

Milenio

Es muy delicado lo que está pasando con Rosario Robles. ¿Por qué? Porque son exactamente los mensajes que no se deben mandar.

Imagínese por un momento que usted no es una experta, un experto en política, en leyes ni en comunicación.

Una semana se entera de que Emilio Lozoya, a pesar de todo lo que hay detrás de él, anda de “gira artística” comiendo, bebiendo y conviviendo como si no le tuviera miedo a nada ni a nadie.

Por si esto no fuera suficiente, la noticia viene acompañada de un montón de justificaciones.

Tan “fácil” que sería entender que el señor está colaborando con las autoridades. 

¿Cuál sería su conclusión de esta historia? ¿Cómo se sentiría en pleno combate a la corrupción?

¿Qué emociones pasarían por su sistema nervioso después de padecer, como padecen muchas personas en México, de asesinatos, desapariciones, secuestros, asaltos y extorsiones que jamás se resuelven?  

En eso estábamos cuando nos llega la noticia de que Rosario Robles podría, al igual que muchas otras personas, continuar el proceso legal por el que está pasando fuera del reclusorio.

Ella no se puso sus mejores galas, no se fue a ningún restaurant, no comió, no bebió, no convivió.

¡Pero qué cree! Si le dan la oportunidad de salir del reclusorio, chance y se escape.

¿Por qué? No sé. A lo mejor porque le leyeron la mente, porque lo dicen los astros o simple y sencillamente porque es mujer y las mujeres, para los que deciden, son así. 

Que siga encerrada. Es lo que dice la ley. Es lo que se debe hacer.

Por si esto no fuera lo suficientemente escandaloso, Andrés Manuel López Obrador afirma que no hay ningún tipo de venganza en este caso.

¿Qué hace una, que hace uno, cuando escucha este tipo de explicaciones? 

Concluir exactamente todo lo contrario. Es como cuando los expresidentes del pasado decían que el peso no se iba a devaluar y a la mañana siguiente se devaluaba.

Por eso no hay que hacer cosas buenas que parezcan malas. Por eso hay que cuidar el tema de la comunicación.

En resumen, tenemos un problema: por todos lados se nos está mandando el mensaje de que en este país la justicia no existe, de que no es pareja.

¿Cuál es la bronca? Que esto no tiene nada de diferente respecto a los mensajes que las autoridades nos mandaban en los tiempos del neoliberalismo, incluso antes.

Conclusión: nada ha cambiado, nada va a cambiar. 

¿A dónde nos va a llevar esto? A una decepción más que se va a sumar a la larga lista de decepciones que las mexicanas y los mexicanos venimos acarreando desde que nacimos.

Un pueblo decepcionado no puede ser un pueblo agradecido. ¡Cuidado!

El más grande reto de Andrés Manuel López Obrador y de toda la Cuarta Transformación no es superar los efectos políticos, económicos y sociales de la pandemia, es romper con esta noción de que en México no existe la justicia, de que sólo se aplica cuando le conviene a los poderosos, de que estamos en manos de nadie.

Si no cree en la importancia de este tema, haga memoria y váyase a las campañas electorales. 

¿Qué es lo primero que prometen los candidatos? Meter tras las rejas a los que nos han hecho daño.

¿Y quiénes son los que entran? Sólo sus enemigos.  

Delicado. Es muy delicado lo que está pasando con Rosario Robles. ¿O usted qué opina? 

alvaro.cueva@milenio.com

##

Los motivos de Bartlett/Eduardo Arvizu

El Universal

“… Lo Tuyo es Capricho, Pura Vanidad…” Cariño Verdad (Los Churumbeles de España, 1991).

Entre la gente que conoce largamente a Manuel Bartlett se preguntan… ¿Y el ‘izquierdismo’ de Manuel, de dónde le salió?.

Eso, aceptando sin conceder que la iniciativa eléctrica presentada al Congreso por López Obrador, tiene un encuadre hacia la izquierda. Será…?

Y con eso de que ahora hasta la UNAM es de ‘derecha individualista’ (mañanera dixit)…

Múltiples voces coinciden en que la iniciativa de marras no tiene nada de izquierda y es más bien un retroceso setentero perfumado por un montón de mentiras y verdades a medias que sigue una línea centro-estatista que corresponde a visiones muy superadas y a socialismos europeos que ya entraron y salieron varias veces del taller de reparaciones de la realidad.

Nadie regularmente enterado se atreve a asegurar que el estatismo sea la solución a los problemas sociales, como no sea Cuba, China o la URSS. Sobre todo si enfrente tienen a quienes piensan como el Escocés Adam Smith y su mano invisible sobre el mercado, que resuelve todo por el equilibrio de la oferta y la demanda, reguladas por la competencia.

Salvo los ideólogos radicales que influyen en López Obrador y le refuerzan cada noche sí, y la otra también, nadie piensa que todo aquello que sale de su control es malicioso, adversario, moralmente derrotado y, sobre todo, que está muy enojado por los privilegios perdidos en su ‘transformación’.

El problema con López Obrador es la acumulación de poder. Claro, poder por él ejercido. De ahí la grima que le producen los órganos autónomos y toda aquella manifestación influyente que escape a sus controles, sus órdenes o la obsecuente conducta de no tocar los textos ni con el pétalo de una coma.

Pero la iniciativa eléctrica de este gobierno, avalada desde el poder presidencial, tiene un indudable origen y un propósito encubierto del que no se ha hablado públicamente.

Para nadie es un secreto que los términos de la mencionada iniciativa provienen del escritorio de Manuel Bartlett, un enamoriscado de closet del esquema eléctrico francés que algún día puso bajo control estatal todo su sistema y que con el paso de los años ha ido desregulando la medida que algún día tomó.

Pero al margen de sus convicciones, Manuel Bartlett aprovecha tener la gracia presidencial desde el inicio de este gobierno para saciar su vanidad y cubrir lo que él considera su paso a la historia.

Bartlett Díaz carga como la losa del Pípila a cuestas los antecedentes históricos de su padre, el Señor Juez, Ministro de la Corte y Gobernador Tabasqueño Manuel Bartlett Bautista.

Hay que dejarlo establecido: lo que impulsa la entraña de Bartlett Díaz es que su padre fue el Juez de Distrito que en última instancia negó a las compañías petroleras extranjeras el amparo en contra de la medida expropiatoria que el Presidente Lázaro Cárdenas tomó el 18 de Marzo de 1938.

Para la historia está el texto y las fotografías del Juez Manuel Bartlett Bautista leyendo su resolución trascendente, dando palo jurídico a los recursos que interpusieron las petroleras foráneas a través del equipo de abogados encabezados por Donald R. Richberg.

Quienes dicen conocerlo, aseguran que Bartlett Díaz ya comenzó a preocuparse por los términos históricos con los quiere ser recordado en el almanaque priísta y su espantoso Frankenstein que son el PT y Morena.

Desde hace años es un genérico, cual si fuese Kleenex entre los pañuelos desechables, nombrar a Bartlett Díaz e inmediatamente identificarlo con la caída del sistema en aquella aciaga noche del 1988.

Cual si de un tatuaje se tratara, Bartlett ve cerca el final de su actuación pública y le disgusta profundamente el marbete que la historia política le colgó al cuello.

Y qué mejor manera de intentar el cambio de denominación que tratando de acercarse a algo que en su leal entender es cercano a lo que hizo su padre. Como Víctor González Torres y sus remedios apastillados, no es lo mismo, pero similar.

El que negó amparo a los pérfidos concesionarios petroleros de los años 30’s (Bartlett Bautista), y el ‘nuevo expropiador’ del siglo XXI que retira a ‘los atracadores’ los contratos obtenidos durante ‘la etapa neoliberal’ (Bartlett Díaz).

Sí suena, no?

Ya hay una corriente que argumenta como explicación lógica esta relación de acontecimientos, en lugar de pensar que Manuel Bartlett se encuadra en la izquierda, siendo un hombre enriquecido, con un hijo afortunado en las compra-ventas públicas, con una pareja por décadas con decenas de haberes inmobiliarios e inversiones of-shore.

Desde Miguel de la Madrid

Conocí a Manuel Bartlett un día de 1980, cuando despachaba en una casa Sanangelina de la calle de Arturo, número 2, como asesor político del entonces Secretario de Programación y Presupuesto, Miguel de la Madrid.

Eran las oficinas sureñas del Secretario de la Madrid, inventadas por el joven Secretario Particular Emilio Gamboa, quien se dio cuenta que su jefe perdía el 18 por ciento de su tiempo útil en desplazamientos hasta su despacho en el ala sur de Palacio Nacional, cuarto piso del Patio de Honor.

Justo en esa casa que colindaba con el restaurante King’s Road (hoy La Buena Fe) De la Madrid acordaba con su principal asesor político, Manuel Bartlett Díaz y también ahí tenía a su asesor internacionalista, Bernardo Sepúlveda Amor.

Antes de que esa casa resultara practicamente destruida por las hordas bufalescas que se desataron a partir del 25 de Septiembre de 1981 en que “los sectores” del partido se pronunciaron por la candidatura del Colimota De la Madrid, servía de discretas oficinas para el Secretario, especialmente vespertinas.

Bartlett ya estaba en edad de merecer, superaba los 40 años, aunque sus papeles estelares los comenzó a desempeñar a partir de ese evento, para él afortunado porque el universo le hizo trabajar con el elegido de los dioses.

Con López Portillo fue un simple director de asuntos políticos de la Cancillería, aunque vale decir que en su tiempo le tocó reabrir la Embajada Mexicana en España por el restablecimiento de relaciones diplomáticas y llevar complicadas negociaciones con Japón, de quienes quedó francamente animadvertido por sus veleidosidades.

Después de ser el conductor político de la campaña Delamadridista, vinieron los años de la Secretaría de Gobernación que tuvieron como corolario maldito para su historia la caída del sistema de la elección del 1988.

Por supuesto que trató del ser el candidato presidencial del PRI sucediendo a De la Madrid, pero topó con dos paredes de granito: Emilio Gamboa, que desde la secretaría particular se dedicó a cerrarle la puerta una y otra vez para allanársela a Carlos Salinas.

Y la otra muralla imbatible para su aspiración fue la brillantez de Salinas de Gortari, que desde la Dirección General de Política Económica y Social de la SPP atrajo y embrujó la mirada Delamadridista y lo convenció que el Plan Global de Desarrollo era el único futuro posible para México.

Con esos dos argumentos, las barreras de Gamboa y el desempeño de Salinas, la candidatura para Carlos fue algo natural, contra el deseo de Bartlett que en los albores de sus 50 años acarició alcanzar para sí la candidatura presidencial, en lugar de tener que componérsela a su principal adversario interno que fue Salinas de Gortari.

Luego vinieron la Secretaría de Educación, el Estado de Puebla y el Senado, hasta que levantó la mano para la Comisión Federal de Electricidad, justo para hacer lo que está intentando: cambiar su marbete histórico.

Además de que no le falte en su casa, la energía eléctrica tiene para Bartlett Díaz el trascendental papel de cambiar el curso de su historia..

Ya se está imaginando cómo lo consignarán en los libros de texto gratuito: el nuevo expropiador de la luz y no el arrinconado que derribó al sistema en una elección presidencial.

Qué cosas tiene la vida, Mariana. Mientras más alto volamos nos duele más la caída, cantara Alberto Cortés.

Twitter @undatosrarvizu

#

Auxilio en la UNAM/Emilio Lezama

En lugar de construir un debate constructivo sobre el futuro de la UNAM, se plantea una absurda querella ideológica intrascendente y partidista

El Universal

En su novela Amuleto, Roberto Bolaño cuenta la historia ficticia de Auxilio Lacouture, una poeta uruguaya que resiste la invasión del ejército mexicano a Ciudad Universitaria el 18 de septiembre de 1968. En la novela, el ejército ha arrestado a funcionarios, académicos y estudiantes de la UNAM, pero Auxilio logra ocultarse trece días en un baño de la Facultad de Filosofía y de esa forma resiste.

En ese sentido, la acción de Auxilio es un símbolo de la resistencia. Mientras que el poder ha violado la autonomía de la Universidad y apresado a los estudiantes; una mujer, una extranjera, una poeta, pone toda la desmedida desfachatez del ejército en cuestión con una simple acción: su permanencia. Auxilio plantea una resistencia silenciosa, fantasmal y heroica.

La maestría del libro de Bolaño está en la construcción de símbolos inesperadamente poderosos. Todo el burdo poder del ejército no puede con una sola mujer atorada en el baño. Como en la famosa foto del hombre frente al tanque en Tiananmen, la belleza del arte consiste en que puede más una poeta en el escusado, que la fuerza entera del Estado. Al final de cuentas, ¿qué es más absurdo? ¿un gobierno atacando a sus estudiantes o una mujer que los defiende desde el inodoro?

La historia de Bolaño recobra importancia en el contexto de los cuestionamientos de AMLO hacia la UNAM. ¿Cuál es el límite entre una crítica y un ataque cuando ésta proviene del más alto poder del país? Ciertamente, la UNAM no debe estar exenta de críticas; las instituciones que se vuelven sagradas o intocables, suelen acabar convirtiéndose en obsoletas. Sin embargo, en el contexto de la larga lucha por la autonomía, cuando la crítica viene desde el poder ejecutivo corre el riesgo de convertirse en un ataque.

Por otro lado, es cierto que hay mucho que la UNAM debe revalorar; la universidad no ha logrado actualizar muchos de sus programas de estudio, sus sistemas y procesos son obsoletos, y la calidad de sus profesores sigue siendo heterogénea. En ese sentido, un debate nacional sobre el futuro de la universidad más grande del país es bienvenido. Lo que parece errado son los términos del debate, en lugar de promover una discusión seria sobre la viabilidad educativa de la universidad, el ejecutivo decide cuestionar su ideología.

Si bien la UNAM ha sido históricamente asociada con el progresismo, el verdadero valor de la universidad radica en su pluralidad y su libertad. La UNAM no debe ser criticada por haber “cambiado su ideología”, sino que debe ser celebrada por ser un espacio de libertad intelectual.

Al final de cuentas, como tantas otras cosas en esta administración, la crítica de AMLO a la UNAM acaba siendo una oportunidad desperdiciada. En lugar de construir un debate constructivo sobre el futuro de la UNAM, se plantea una absurda querella ideológica intrascendente. En lugar de querer cuestionar y cambiar el rumbo de las cosas, AMLO siempre opta por polemizar ideológicamente sobre ellas. El presidente solo entiende el mundo como una dicotomía ideológica-partidista. Partiendo de esto, el presidente espera que las instituciones educativas funcionen como partidos políticos en formación de cuadros. La Universidad es un espacio de libertad no de adoctrinamiento; la universidad enseña a cuestionar no a afirmar.

Durante los gobiernos que AMLO llama neoliberales, la UNAM fue duramente desprestigiada por la élite en el poder. Ahora, durante un gobierno que se autodetermina de izquierda, la universidad vuelve a ser atacada. Algo se estará haciendo bien para ser tan constantemente incomoda al poder.

Ante el asedio constante del poder y sus elites hay que reaccionar de dos formas; primero con la resistencia burlona de Auxilio Lacouture y segundo, aprovechando la invitación a un debate, pero reorientándolo a lo que realmente importa. La UNAM es una de las instituciones más importantes del país, uno de los pocos instrumentos de movilidad y justicia social del continente.

 Ante el acoso del poder, la resistencia, ante la crítica, la discusión.

Analista político

#.

Ley arbitraria/Carlos Elizondo Mayer-Serra

en REFORMA, 24 Oct. 2021;

Manuel Bartlett ha sido claro respecto a la contrarreforma eléctrica: "No hay aquí indemnizaciones porque es una decisión de la Constitución de México. Entonces, eso de que los vamos a indemnizar, no". Concluyó: "Sí es retroactiva".

Así fue con la nacionalización de la banca. Un grupo de banqueros se amparó. El gobierno, dudoso de la constitucionalidad de su decreto, optó por reformar la Constitución e hizo de la banca una actividad exclusiva del Estado. La Suprema Corte decidió no discutir el fondo del amparo porque había una reforma constitucional posterior al hecho. Con esta doctrina, un gobierno con los votos suficientes en el Congreso puede hacer lo que desee y luego corregirlo con una reforma constitucional.

A diferencia de la doctrina Bartlett, entonces sí hubo indemnización. Pero no una Suprema Corte que se atreviera a discutir cuáles derechos no pueden ser anulados ni siquiera por una reforma constitucional. Uno de los entonces ministros, Atanasio González Martínez, argumentaría 25 años después: "¿Por qué no íbamos a poder analizar por la vía del amparo si la modificación a la Constitución estaba bien o mal, si no es el constituyente originario el que la está modificando?".

Nuestra Constitución ha cambiado mucho. Hoy ya no vivimos bajo un régimen de garantías otorgadas por la Carta Magna, sino de derechos humanos para quienes estamos en suelo mexicano por el mero hecho de ser personas. A partir de este principio, por ejemplo, la Corte ha dicho que no se puede prohibir la interrupción del embarazo, porque ello viola derechos fundamentales de las mujeres.

Sin embargo, no está claro qué haría la Corte si tuviera que decidir entre el derecho a un medio ambiente limpio y sano y la contaminación que generaría la contrarreforma eléctrica. Más importante aún, ¿aceptaría una reforma que viola el principio de no retroactividad claramente estipulado en la Constitución? Para muchos expertos, éste es uno de los principios fundamentales para saber si un sistema legal es justo o es simplemente lo que el poder quiere.

Hasta ahora, el Poder Judicial ha frenado regulaciones y leyes en materia eléctrica que violan el texto constitucional. AMLO ha acatado estas sentencias. La contrarreforma es la ruta para imponer su visión del mundo.

Sería un gran reto para la Corte. Esperemos que no lo tenga que enfrentar. Que al menos un tercio de los legisladores piense en el futuro del país.

Los juristas mexicanos tienden a estar de acuerdo en que contra una reforma constitucional no hay amparo. Si pasa por mayoría constitucional de dos tercios en el Congreso, la oposición difícilmente juntaría el tercio de votos necesario para una controversia constitucional.

Los tratados de libre comercio tienen cláusulas de protección contra estas arbitrariedades. No son propias de un régimen democrático. Tardará en llegar la cuenta de la indemnización pero será un golpe muy duro para el erario. Un impacto más inmediato sería el aumento en aranceles por parte de Estados Unidos en compensación por el agravio a los inversionistas en ese país.

Esta protección sería sólo para esos inversionistas, no para los mexicanos afectados. Caería la inversión, no solo en el sector eléctrico. La contrarreforma confirmaría la visión que se tiene del derecho bajo este gobierno: es sólo un instrumento del poder. Se usa arbitrariamente para tratar de encarcelar a unos científicos por crimen organizado, mientras es omiso frente al verdadero crimen organizado.

Si el poder junta en el Congreso los votos para cambiar la Constitución como lo ha propuesto el gobierno, mostrará su voluntad de tener una reforma que viola principios fundamentales, como el de la no retroactividad. Como decía San Agustín, que para un Presidente cristiano debería ser una referencia: "si de los gobiernos quitamos la justicia, ¿en qué se convierten sino en bandas de ladrones a gran escala?".

@carloselizondom

##

'El Estado soy AMLO'/Eduardo Caccia

en REFORMA, 24 Oct. 2021

Para la diputada María Clemente García, por su congruencia.

No está en duda que México requiere un Estado fuerte para ser funcional y servir a las causas fundamentales para las cuales existen los Estados, en primer lugar, la salvaguarda de sus habitantes; después, la impartición de justicia y la atención a importantes necesidades sociales mediante la aplicación de políticas públicas, mecanismos de control e incentivos, que encaucen el logro de objetivos. No está en duda que el Estado necesita dinero y capital humano capaz para lograrlo.

Los cambios propuestos por el Presidente en el paquete fiscal 2022, así como la contrarreforma eléctrica, apuntan a restringir la participación de actores distintos al Estado en la generación de productos y servicios que requiere la sociedad. El Presidente quiere el monopolio estatal. Parte de una falacia: el Estado lo puede todo, y si hoy no lo puede, con más dinero lo podrá. La historia demuestra que no se trata nada más de tener más recaudación, se trata también de ser efectivo para hacer el gasto o la inversión, y saber operar. Ahí es donde el Estado no lo puede todo y donde habría que aceptar, como principio, la insuficiencia del Estado. Tan es insuficiente que por ello existen universidades, hospitales y otras instituciones privadas. Aquí se insertan también las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). Esto no es exclusivo de México, sucede en todo el mundo.

Por supuesto que debe combatirse la evasión de impuestos y la falsa filantropía. Aunque una mala medicina daña más de lo que cura. Está quedando fuera del debate el efecto multiplicador de las OSC. Si yo tengo un peso para donar a una causa (sin importar si lo puedo deducir o no), y tengo dos posibles donatarias, se lo daré a quien mejor haga uso de ese peso. Hay estudios serios, como el de Carlos Chávez Becker y Pablo González Ulloa, y del INEGI, que demuestran que un peso donado a las OSC se multiplica entre 8 y 10 veces, gracias al trabajo profesional bien hecho, en relación a lo que podría hacer el Estado. En este sentido, no es que el Estado deje de percibir 30 centavos por cada peso donado, es que en realidad obtiene un ahorro por no meterse en temas que otros hacen mejor y a mejor precio. Por eso Oxxo ahorra en energía eléctrica, se la compra a quien le vende a mejor precio, no a CFE.

Detrás de los cambios que este gobierno ha hecho y los que propone, no sólo está el estrangulamiento a la participación de la sociedad civil y empresas nacionales y extranjeras, hay un patrón: el deseo de control de absolutamente todo. Los problemas estructurales no se arreglan nada más con dinero, menos cuando el direccionamiento del gasto social está fuertemente inducido por factores ideológicos y obras públicas cuestionables. La lógica tiene sentido: tener más control es tener más poder, tener todo el control es tener todo el poder. El acento ideológico parece decir "el Estado soy AMLO". ¿Nos conviene un Estado totalitario? La historia demuestra que no.

Aplaudo, por otro lado, que se busque que a la mayoría de edad sea obligatorio tener un RFC. Nuestro país necesita mejorar su recaudación, combatir la economía informal (ésa que paradójicamente constituye la base social de varios partidos políticos). Integrar a nuestro código cultural el nuevo rito de paso de sacar su RFC equivale a decirles a los jóvenes: "Bienvenido, eres ciudadano, tienes derechos y obligaciones". Hoy los ritos de paso son sacar el INE para entrar a un antro, ¿de veras creemos que así tendremos mejor justicia social? Un mejor gobierno requiere primero mejores ciudadanos.

El estudio de la OECD (2020) Taxation and Philanthropy demuestra que los países que promueven la filantropía tienen menos pobreza, que las sociedades con mejor densidad asociativa son más estables y su clase media es más fuerte, que se puede trabajar con el Estado para juntos lograr los resultados y que no debe despreciarse al sector no lucrativo, pues es un jugador importante en la economía por su generación de puestos de trabajo (remunerados y no).

Exceptuando actividades de seguridad nacional, un Estado inteligente debería concesionar a quien haga un trabajo más eficiente y a menor costo para la sociedad, debería buscar que cada peso rinda más socialmente, no electoralmente. Ahí es donde se desnudan las intenciones, ahí es donde diferimos de López Obrador.

@eduardo_caccia

##

 Qué hacer con el pasado/ Antonio Cazorla Sánchez, José Álvarez Junco 

El País, Sábado, 23/Oct/2021;

En memoria de Santos Juliá

Las sociedades humanas tienden a presentar su propio pasado con orgullo, como una sucesión de hechos gloriosos en los que no hay nada de lo que hoy deban avergonzarse. Esa es la historia que se enseña en las escuelas, la que se difunde para consumo de masas, la que se repite en rituales y conmemoraciones públicas. La realidad, sin embargo, es más compleja. Ha habido hechos violentos, en los que no todos los que llamamos “nuestros” se portaron de manera ejemplar ni todo fue execrable por parte de sus enemigos.

Los países que son herederos de antiguas monarquías imperiales, o sea, casi todas las grandes potencias europeas, pocas veces se refieren a la violencia que —siempre, sin excepción— acompañó a la ocupación de tierras ajenas, sino a las motivaciones idealistas de aquella expansión: salimos de nuestras fronteras para predicar al mundo la verdadera religión, para civilizar a pueblos salvajes, para expandir los ideales de libertad que inspiran nuestro sistema político… Nunca hubo intereses mezquinos, intención de robar o explotar a otros, ánimo de imponerles nuestra autoridad o demostrarles nuestra superioridad. En los países que sufrieron aquella situación, en cambio, domina la opinión contraria y se presentan como puras e inocentes víctimas de una agresión interesada. Y el enorme sufrimiento de sus antepasados en aquellos tiempos justifica los desmanes que, con frecuencia, cometen ellos hoy; sobre su propia población, en general.

El dictador libio Muamar el Gadafi, un buen ejemplo de esto último, tenía mucha sangre en sus manos. Pero cuando viajaba a Europa, en especial a Italia, le gustaba llevar sobre su pecho fotos de atrocidades. No suyas, por supuesto, sino de los italianos, que, al invadir su país entre 1911 y 1943, usaron gases tóxicos o mataron a decenas de miles de civiles en campos de concentración. Con esta cínica apropiación de la historia, Gadafi no sólo recordaba a sus interlocutores europeos sus miserias, sino que convertía el dolor de otros en capital político a su propio servicio.Qué hacer con el pasado

Esta conducta no es la excepción, sino la regla, entre políticos y gobernantes. La historia deformada, convertida en relato canónico o historia pública, es el arma predilecta de regímenes y gobiernos para legitimarse. Tiene especial peligro por su sencillez, su fácil difusión y sus efectos excluyentes en términos de pluralidad cultural y política. Cuanto más autoritario sea un régimen, mayor será su tendencia a manipular la historia. Como ejemplos cercanos, tenemos las intromisiones gubernamentales en museos de Polonia y Hungría o las penas de cárcel que recaen sobre un historiador en Turquía si menciona el genocidio armenio.

Pero esta manipulación interesada del pasado también existe en países con credenciales democráticas más sólidas. La propia Italia se presentó en 1945 ante el mundo como víctima de los nazis, y reveló para ello crímenes horrendos, como los fusilamientos de inocentes en las Fosas Ardeatinas, o el campo de concentración de la Risiera di San Sabba, convertidos en lugares de reivindicación humanista y peregrinaje patriótico. Los hechos eran ciertos. Pero los gobiernos italianos se cuidaron mucho de informar a sus ciudadanos sobre los más de cien campos de concentración organizados por sus tropas en el Norte de África y los Balcanes o los tres días aciagos de 1937 en que mataron a un tercio de la población de Addis Abeba. En la actualidad, en Italia sigue sin haber un museo de África y sin enseñarse ese pasado a los niños en las escuelas.

Algo muy semejante se puede decir de la ausencia, o de la distorsionada presencia, del pasado en Francia, en relación por ejemplo con Argelia. Hace unos días, el presidente Macron polemizó con los gobernantes argelinos al describirles como militares autoritarios que para legitimar su poder se apropiaban del sufrimiento de sus conciudadanos bajo el dominio francés. Tenía razón, pero olvidó otros hechos, nunca mencionados en Francia. Porque este país también se presentó, tras 1945, como víctima de los nazis, minimizando la colaboración del régimen de Vichy y agigantando, en cambio, el apoyo popular a la resistencia. Hoy existe más de un centenar de museos sobre la II Guerra Mundial, la resistencia o las deportaciones. Uno de los pilares de esta presentación victimista fue la masacre nazi en Oradour-sur-Glane, con 642 víctimas civiles; las ruinas de este pueblo son visitadas anualmente por decenas de miles de personas, que reciben explicaciones en un centro de la memoria construido al efecto. Este recuerdo, sin embargo, casa mal con el olvido oficial de las masacres francesas en Sétif y Guelma, en 1945, en plena celebración de la victoria contra los nazis, que costaron la vida a casi 20.000 argelinos, o las de Madagascar, que produjeron hasta 80.000 muertos. Los políticos envueltos en ellas fueron los mismos que lanzaron la conmemoración de Oradour-sur-Glane.

La celebración de efemérides históricas tiene, pues, como principal función el cultivo del ego nacional. Para ello, se apoyan en un relato uno de cuyos pilares fundamentales es el victimismo. Hemos librado guerras, sí, pero sólo para defendernos de malvados intentos de imponernos un dominio extranjero. Nuestras salidas al exterior, en cambio, han sido desinteresadas, por el bien de la humanidad.

En España, quizás haya llegado el momento de plantear de manera sensata nuestro pasado colonial. Esta fue la política de una monarquía imperial, con la que el Estado-nación actual apenas tiene que ver. Podríamos desvincularnos con claridad de aquellas acciones, declarar con toda la solemnidad necesaria que hoy no consideramos defendibles esos modelos de conducta. Pero seguimos proyectándonos hacia atrás, identificándonos con unos personajes y unos entes políticos desaparecidos, cultivando la identidad nacionalista a partir de estereotipos defensivos, contraponiendo leyendas rosas a leyendas negras. Todo ello, muy alejado del conocimiento histórico riguroso; como hacen los líderes que, desde el otro lado del charco, se erigen en herederos y defensores de unas víctimas con las que apenas les une vínculo alguno.

El coste humano de la conquista de América, el papel de nuestros antepasados en la esclavitud o la acción colonial española en África son temas que están esperando su lugar en los manuales escolares o en los museos. Se habla mucho de la Guerra Civil, y con razón, pero esa no es la única “memoria histórica” que debe reivindicarse. Los políticos y sus corifeos habituales no pueden seguir repitiendo impunemente cosas que los historiadores profesionales sabemos son falsas o distorsionadas. Su interés no debe prevalecer sobre la verdad y el derecho de los ciudadanos a conocer lo ocurrido. Hay ejemplos cercanos de cómo hacer las cosas bien. En Alemania, en las últimas décadas, se ha hecho un gran esfuerzo público por educar a la población, no sólo sobre el horror nazi, sino también sobre la participación en el mismo del conjunto de la sociedad. Quizás por ello, los políticos de aquel país, salvo los ultraderechistas de Alternativa por Alemania, se lo piensan mucho cuando hablan de historia. Allí han asumido que los males del pasado se combaten enseñando a los ciudadanos una buena historia. No para fustigar a nadie, sino para aceptar la complejidad de la realidad y asumir responsabilidades. Dos principios que constituyen el terreno ideal para cultivar la tolerancia y la convivencia libre.

José Álvarez Junco es catedrático emérito de Historia de la Universidad Complutense de Madrid. Antonio Cazorla Sánchez es catedrático de Historia de la Trent University, Canadá.


No hay comentarios.:

La reforma que viene, frente al poder que se va/Fernando Gómez Mont

La reforma que viene, frente al poder que se va/ Fernando Gómez Mont El Universal  19/06/2024 |; Resulta paradójico que la reforma judicial,...