29 mar 2023

Las columnas políticas hoy, miércoles 29 de marzo de 2023

"Recemos por los migrantes que fallecieron ayer en un trágico incendio en Ciudad Juárez, México, para que el Señor los reciba en su Reino y dé consuelo a sus familias. Recemos por ellos.”, @Pontifex_es y de inmediato entró en un silencio orante, muy conmovido, con dolor.

AMLO hizo lo mismo en la mañanera de este miércoles..., pero.....; se le pasó la boca, y la frase que queda es en tono molesto:

"Yo sé que ustedes (los reporteros) están más interesados por el amarillismo que por el dolor", dijo el c. presidente

Y dice que la culpa puede ser una empresa privada de seguridad 

¿Y la renuncia de Francisco Garduño Yáñez, Ciudadano Presidente? 


Mmmm. Esa puede esperar..., y dependerá a partir de los resultados que arroje la investigación.

“¿El comisionado se mantiene al frente?”, se le preguntó.

“Eso lo vamos a resolver a partir de la investigación, es que pues ustedes quisieran es que se actuara de manera sumaria y tenemos que conocer realmente lo que sucedió. Hay versiones y existen, para eso la Fiscalía y va a llegar a cabo la investigación”, dijo AMLO:

Lo que es un heho es que los custodios del INM abandonaron a los migrantes en pleno incendio.

En la grabación de 32 segundos se observa como los migrantes estaban dentro de la celda manifestándose y al final en una de ellas se comienza a ver el fuego; los agentes no los ayudaron y solo salieron del lugar..

En la imagen se ve a dos personas, un guardia de seguridad y otro hombre con uniforme del IMN, quienes salen corriendo del lugar.

El presidente López Obrador aseguró en un principio que el incendio fue ocasionado por una protesta que ellos provocaron cuando se enteraron de que serían deportados y "no imaginaron que esto iba causar esta terrible desgracia". Eso habría ocurrido "como a las 9: 30 de la noche se produjo pues un incendio en un albergue (Sic) de migrantes en la frontera, en Ciudad Juárez, y tenemos hasta ahora como informe que perdieron la vida 38 migrantes. Esto tuvo que ver con una protesta que ellos iniciaron a partir, suponemos, de que se enteraron de que iban a ser deportados, movilizados, y como protesta en la puerta del albergue, pusieron colchonetas y les prendieron fuego y no imaginaron que esto iba causar esta terrible desgracia.

Afirmó hoy que no se permite la violación a los derechos humanos ni se permite la impunidad y que será la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, quien informe sobre los hechos.

“Vamos a informar, no vamos a ocultar los hechos, de ninguna manera vamos a actuar de forma injusta ante esto que es tan dolorosa. La CNDH está haciendo su trabajo de manera independiente, no hay ningún propósito de ocultar los hechos, ningún propósito de proteger a nadie”, manifestó .

“Quiero expresar mis condolencias a los familiares, a los habitantes de los países de donde son originarios los migrantes que lamentablemente perdieron la vida en este incendio en Ciudad Juárez, mi más profundo pésame a familiares a nuestros hermánanos venezolanos, guatemaltecos, salvadores, ecuatorianos y colombianos”,

##

Las columnas políticas hoy, miércoles 29 de marzo de 2023

Muérete en México/Héctor De Mauleón

El Universal, | 29/03/2023 |

Abel Manuel Ortega Oviedo, venezolano de 29 años. El lunes a las tres de la tarde fue detenido junto a un semáforo, en una calle de Ciudad Juárez, por agentes de migración y de la policía municipal.

Lo acompañaban su esposa, su hermano, sus dos hijos.

Llevaban once días en Juárez, viviendo, relata él, “de lo que el pueblo mexicano quiere regalarnos”: agua, comida, ropa, cualquier ayuda económica.

Por una supuesta denuncia de gente molesta por la presencia de los migrantes en las calles –y en realidad, bajo el contexto de deportaciones expeditas empujadas por el Título 42 y llevadas a cabo desde hace varias semanas por el alcalde de Ciudad Juárez–, un grupo de agentes cayeron sobre ellos.

Era el día en que un centro de detención de migrantes ubicado en Ciudad Juárez iba a arder: el día en que, mientras los oficiales migratorios se ponían a salvo, al menos 38 migrantes que se hallaban hacinados tras las rejas, y encerrados con candados, morirían entre el humo y las llamas que el lunes en la noche consumieron un área del centro.

Aquella tarde, al hermano de Abel, Orlando José, de 26 años de edad, los agentes lo arrastraron hasta una camioneta. Al mismo tiempo, le gritaron a su esposa: “¡Móntate, móntate en la camioneta o te montamos!” –relata él.

Los subieron con maltratos y también con la promesa de darles un permiso para trabajar en las calles. Dice Orlando que el permiso era en realidad un documento que le obligaba a irse de Juárez antes de 30 días. A su hermano se lo negaron. Solo era “para la familia: mamá, papá, hijos”.

A Orlando José le quitaron sus objetos personales y las correas de los zapatos, y los metieron en una bolsa etiquetada con su nombre.

“Vimos cómo se lo llevaban tras las rejas. Mi hijo de cuatro años se puso a llorar. Uno de migración me dijo con burla: ‘No vale llorar’”.

“Nos dieron el privilegio de irnos porque cargamos con niños”, dijo Abel.

Eran las cuatro y media cuando Orlando José cruzó las rejas del centro de detención. 24 horas más tarde, Abel ignoraba si su hermano estaba vivo o muerto. “A esa hora dejé de verlo”, afirma.

Le habían dicho que a las cinco de la tarde del lunes varios migrantes serían trasladados a la Ciudad de México. No le informaron nada más. Una persona le avisó en el hotel donde se hospeda que el centro de detención se había quemado y que estaban sacando cuerpos calcinados de detrás de las rejas.

Cuando llegó encontró un panorama de horror. Cadáveres metidos en bolsas, así como flores, veladoras, banderas de Venezuela, gritos y llantos de migrantes que habían quedado varados en aquel sitio. Una verdadera sucursal del infierno.

En su “mañanera”, el presidente López Obrador despachó el asunto en un par de minutos. Atribuyó el incendio y las muertes a una protesta de los migrantes, quienes, dijo, habían prendido fuego a sus colchonetas. Después de clausurar el tema, pasó a otra cosa: comenzó a reír a carcajadas y a celebrar sus propios chistes.

Cientos de migrantes, mientras tanto, se agolpaban a las puertas del centro de detención –al que López Obrador se refirió como “un albergue”: no lo era–. Una testigo relató que a las diez de la noche había comenzado a salir “humo por todos lados”. Dijo que el personal de migración salió corriendo, y que “lo único que dejaron ahí adentro, encerrados, fueron a los hombres”.

“¡Justicia, justicia, justicia!”, gritaban.

Una mujer declaró: “No somos animales, somos seres humanos, tenemos el derecho de comer, tenemos del derecho de dormir, tenemos derecho a una vivienda, tenemos el derecho de una vida digna”.

Pero no había sido así. Los migrantes habían sido cazados y hacinados tras las rejas. Un video estremecedor se viralizó más tarde. Muestra la desesperación de las personas que se hallaban encerradas en el centro y no pudieron salir, no pudieron salir mientras el fuego crecía. Muestra cómo el personal migratorio no solo no actúo, sino incluso salió huyendo, dejando a los migrantes abandonados a su suerte.

En esos minutos siniestros, desde que comenzó el fuego hasta que todo se llenó de humo, no se activó protocolo alguno.

No se sabe aún quién tenía las llaves de las rejas.

Se desconoce si dentro del centro había siquiera un extintor.

Los responsables dejaron que se quemaran vivos 38 seres humanos. (“les abrieron a las mujeres y a los hombres no les abrieron”, relata un testigo”).

Al día siguiente, la respuesta fueron risas. La respuesta fue la queja del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, no por la tragedia que había ocurrido, sino porque el video aquel se filtró, y el señalamiento de que, en realidad, por un acuerdo, los asuntos migratorios no se hallan a su cargo, sino al del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Desde hace meses, ONGs de México y Estados Unidos habían señalado el hacinamiento y la ausencia de protocolos en los centros migratorios de Juárez.

El lunes en la noche, la bomba que se venía gestando desde que estos centros se vieron rebasados, finalmente explotó.

##

Migración, mezquindad y tragedia/Salvador García Soto

El Universal, 

La tragedia de la muerte de 38 migrantes indocumentados en un centro de detención del gobierno mexicano en Ciudad Juárez, que se incendió la medianoche del lunes pasado, es consecuencia dolorosa de la desordenada política migratoria del país. La incapacidad, ineficacia y corrupción de las autoridades migratorias mexicanas han vuelto a aflorar en medio de la peor crisis de migración ilegal procedente de Centro y Sudamérica.

Las cantidades de migrantes que buscan llegar a Estados Unidos, pero que son devueltos y obligados a permanecer en México mientras les resuelven sus peticiones de asilo -según los acuerdos políticos entre los dos gobiernos- rebasa con mucho los protocolos del Instituto Nacional de Migración, de las ciudades fronterizas y termina exponiendo a los migrantes que se quedan involuntariamente en el territorio mexicano a dos peligros fatales: o ser víctimas o esclavos del crimen organizado o a la muerte.

El que ayer el propio presidente López Obrador -y después de él muchos de sus seguidores en redes sociales- hayan tratado de justificar la horrible muerte de los 38 migrantes, en su mayoría guatemaltecos y venezolanos, y la intoxicación y quemaduras de otros 26 retenidos en ese centro migratorio del INM, argumentando que “el incendio se originó por una protesta que ellos iniciaron”, es un acto de mezquindad, pero también de desinformación ante una tragedia de tal dimensión.

Porque si bien es cierto que los venezolanos y guatemaltecos causaron el incendio, al prenderle fuego a sus colchones a manera de protesta, al parecer porque serían deportados, lo cierto es que la causa de su muerte, por asfixia y quemaduras, se debió a que los funcionarios del centro de detención los dejaron encerrados en el área de confinamiento, nunca les abrieron la puerta para que salieran al esparcirse el fuego, ni aplicaron protocolos de emergencia que debía tener por ley esa instalación migratoria.

Hay un video de seguridad grabado por las propias cámaras del INM y que fue difundido ayer por el Gobierno de Chihuahua, en el que se puede ver cómo hay varios oficiales del INM que están dentro de las instalaciones y observan la protesta desde afuera de las celdas y que, aun cuando los migrantes ya le habían prendido fuego a los colchones y algunos de ellos se acercan a la reja tratando de salir, nunca reciben ayuda de los funcionarios del Instituto que, en vez de abrir las rejas y evacuar rápidamente a los migrantes, abandonan el lugar y los dejan a su suerte, mientras en la imagen de video se ve cómo todo el lugar se va llenando de humo y crecen las llamaradas dentro de las celdas de confinamiento.

La posición oficial la asumió el INM en un comunicado en el que informó de los hechos en los que murieron 38 personas migrantes extranjeras y otras 29 resultaron heridas de gravedad y fueron trasladadas a cuatro hospitales locales. El mismo Instituto dijo haber presentado una denuncia ante las autoridades para que se investigue lo sucedido y se proceda si hay responsabilidades. Dijo haber entablado contacto con autoridades consulares de los países de origen de los migrantes muertos para identificar a los fallecidos y apoyar a sus familiares. Llama la atención que el INM, cuyo titular Francisco Garduño, se trasladó desde ayer a Ciudad Juárez, cierre su comunicado diciendo que “rechaza enérgicamente los actos que derivaron en esta tragedia”, como si reconociera que hubo acciones de sus funcionarios que contribuyeron al saldo fatal.

Y aunque el Instituto Nacional de Migración forma parte de la Secretaría de Gobernación y de hecho sus comunicados tienen el logotipo de esa dependencia, ayer el titular de esa dependencia, Adán Augusto López, dijo que el encargado del tema migratorio es el canciller Marcelo Ebrard, porque así se establece en un acuerdo al interior del gobierno. “Habrá quienes me dicen, bueno y ¿por qué el secretario de Gobernación no quiere hablar del tema, si él es el encargado de operar el sistema migratorio? Aunque formalmente es la Secretaría de Gobernación, para efectos administrativos, hay un acuerdo al interior del gobierno y es Marcelo, el secretario de Relaciones Exteriores, quien se encarga del tema migratorio”, dijo en una entrevista radiofónica, aunque el mismo titular de Segob reconoció que hay una responsabilidad compartida y está dispuesto a dar la cara

En la cancillería no hubo una respuesta oficial al señalamiento de Adán Augusto, aunque funcionarios comentaron extraoficialmente que “la parte que lleva la SRE es la negociación de temas migratorios con otros países. Es claro que no llevamos la parte operativa”, dijeron. Por la noche el canciller Marcelo Ebrard informó a través de un hilo en Twitter que desde temprano su dependencia estableció contacto con autoridades de Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, El Salvador y Venezuela para informarles de la tragedia y transmitirles la indignación y el compromiso del gobierno de México para esclarecer los hechos y sancionar a los responsables. Dijo Ebrard que la Segob y el INM son los que le proporcionaron la información sobre los muertos y heridos y que, según le informó la FGR, “los responsables directos de los hechos ya fueron presentados ante la Fiscalía”.

Y sin responder a su compañero de gabinete y también, como él, corcholata presidencial, Adán Augusto, el canciller pareció aludir a sus declaraciones en el último mensaje de su hilo: “Es una gran tristeza lo ocurrido. Dejo cualquier consideración de índole política para otros momentos. Cada cual debe hacer lo que le corresponde en esta hora”.

En todo caso, más que el juego de echarse la bolita, culpar a los muertos o de evadir responsabilidades, el gobierno de López Obrador tendrá que dar la cara por esta tragedia y asumir los costos de una noticia que ayer ya le daba la vuelta al mundo. Ojalá el tema no quede en algunos guardias migratorios que actuaron inhumana e indolentemente al no evacuar el lugar, ni aplicar protocolos de emergencia, dejando morir asfixiados y quemados a los migrantes. Porque esos guardias sin duda tienen responsabilidad, pero también la tienen quienes son responsables de conducir una política migratoria que, en cuatro años y medio, no pudo ni supo manejar la peor crisis migrante de la historia.

NOTAS INDISCRETAS…

Desde la Cámara de Diputados ya se mencionan algunos nombres de los que podrían ocupar las cuatro consejerías del INE, entre ellas el de la presidencia del Instituto. De la primera quinteta, nos dicen, la decisión está entre Jorge Montaño, quien es fiscal en Tabasco por lo que lo vinculan a Adán Augusto López, y Bernardo Valle Monroy, de quien se menciona relación con la secretaria de Seguridad federal, Rosa Icela Rodríguez. De la segunda quinteta podría salir Miriam Guadalupe Hinojosa Dieck, con vínculos con el PRI, mientras que de la tercera el nombre que suena para consejero es el de Armando Hernández Cruz, actual magistrado presidente del Tribunal Electoral de la CDMX. Y en cuanto a la controvertida cuarta quinteta, de donde saldrá la primera mujer que presidirá el INE en su historia, todos los pronósticos en San Lázaro favorecen a Bertha María Alcalde Luján, aunque también hay legisladores, sobre todo de la bancada oficial, que mencionan a Guadalupe Taddei Zavala como posible presidenta. Veremos qué tantos salen de la quiniela que nos hacen llegar diputados tanto de la oposición como de Morena…Una guerra política y jurídica hace tiempo declarada se ha reactivado entre el exgobernador Francisco García Cabeza de Vaca y el extitular de la UIF, Santiago Nieto Castillo. Y es que ante el anuncio del exmandatario de Tamaulipas, de que demandó a Nieto y al actual gobernador tamaulipeco, Américo Villarreal, por haberle fabricado delitos para tratar de removerlo “a la mala” del cargo cuando era gobernador, el actual encargado de la Procuraduría de Hidalgo ya respondió que va a contrademandar a Cabeza de Vaca por “daño moral” al asegurar que las investigaciones y expedientes que le abrieron al exgobernador “fueron hechos con todo profesionalismo y apego a la ley”. El pleito no es nuevo, pero sí subirá de intensidad, a juzgar con la decisión de Cabeza de contratar como su abogado al llamado “exfiscal de hierro”, Javier Coello Trejo, quien el lunes anunció la nueva demanda contra Nieto en conferencia de prensa. Veremos de qué cuero salen más correas y qué tan cruenta es la nueva batalla jurídica y política entre dos viejos y conocidos enemigos…Se agitan los dados. Capicúa. Repetimos tiro.

##

Las preguntas que deja la tragedia de Ciudad Juárez/Alejandro Hope

El Universal, 

Hace dos días, un incendio en una estación migratoria de Ciudad Juárez acabó en tragedia: al menos 38 personas murieron y 28 más quedaron seriamente lesionadas. Al parecer, todas las víctimas eran de nacionalidad extranjera, provenientes de Centro y Sudamérica, y se encontraban en la instalación del Instituto Nacional de Migración (INM) a la espera de su probable deportación.

El INM no ha producido más que un escueto comunicado sobre la tragedia, señalando que el incendio inició en el área de alojamiento de la estación migratoria y anunciando que se había dado vista a la Fiscalía General de la República y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Por su parte, el presidente López Obrador, en la mañanera de ayer, afirmó que el incendio “tuvo que ver con una protesta que ellos iniciaron a partir, suponemos, de que se enteraron de que iban a ser deportados, movilizados. Y como protesta, en la puerta del albergue pusieron colchonetas y les prendieron fuego y no imaginaron que esto iba a causar esa terrible desgracia".

Esto deja múltiples preguntas abiertas:

1. ¿Cuál fue la secuencia de los hechos? ¿A qué hora empezó la supuesta protesta de los migrantes y solicitantes de asilo? ¿En qué momento se dio cuenta del incendio el personal del INM? ¿Qué acciones tomó?

2. ¿Qué medidas de seguridad tenían en la estación para prevenir situaciones como la que se presentó? ¿Había extinguidores? ¿Detectores de humo? ¿Puertas de emergencia? ¿Personal capacitado en tareas de protección civil?

3. ¿Cuántas personas se encontraban en la estación migratoria en el momento del incendio? ¿Con cuantos espacios contaba? ¿Enfrentaba condiciones de hacinamiento?

4. ¿Quiénes eran los migrantes que perdieron la vida o resultaron lesionados en el incendio? ¿Ya fueron plenamente identificados? ¿Ya se contactó a los representantes consulares de los países correspondientes?

5. ¿Es cierto, como se señala en diversas notas de prensa, que las personas migrantes llevaban horas encerradas sin acceso a agua potable y que la protesta habría sido en contra de esas condiciones y no en contra de una posible deportación, como lo afirmó el presidente en la mañanera?

6. Al percatarse del incendio, ¿por qué el personal del INM no abrió las puertas y procedió a una evacuación ordenada de la estación migratoria? ¿Existe algún protocolo en la institución para atender estos incidentes? De ser el caso, ¿por qué no se cumplió?

7. ¿Existen condiciones similares en otras estaciones migratorias en México? ¿Se cuenta con un diagnóstico preciso de los riesgos presentes en las instalaciones del INM? ¿Se han dedicado recursos para prevenir esos riesgos?

8. ¿Qué medidas correctivas se piensan implementar de manera inmediata? ¿Se considerará la suspensión, así sea temporal, del personal responsable en el INM? ¿Se solicitará la renuncia de mandos superiores, incluyendo al titular de la institución?

9. Dadas las condiciones precarias que enfrentan las estaciones migratorias, ¿está México en posibilidades de cumplir el acuerdo alcanzado con Estados Unidos para recibir a solicitantes de asilo venezolanos y cubanos? ¿Qué cambios en la política migratoria se vuelven indispensables luego de la tragedia?

Estas son apenas algunas de las preguntas que surgen a bote pronto luego del incendio en Ciudad Juárez. Varias más irán apareciendo conforme se tenga más información sobre el incidente.

Y espero que al menos algunas se respondan. Lo sucedido en Ciudad Juárez no es un incidente aislado: es la expresión dramática de una crisis humanitaria que se ha ido gestando en buena parte del país.

alejandrohope@outlook.com

###


No hay comentarios.:

La reforma que viene, frente al poder que se va/Fernando Gómez Mont

La reforma que viene, frente al poder que se va/ Fernando Gómez Mont El Universal  19/06/2024 |; Resulta paradójico que la reforma judicial,...