Ir al contenido principal

La guerra de Pakistán dentro de casa


 La guerra de Pakistán dentro de casa/Shahid Javed Burki, former Finance Minister of Pakistan and Vice President of the World Bank, is currently Chairman of the Institute of Public Policy in Lahore. 
Traducido del inglés por David Meléndez Tormen
Project Syndicate | 4 de julio de 2014
El mes pasado, tras años de indecisión, el ejército pakistaní inició una operación militar a gran escala en la Zona Tribal de Waziristán del Norte para eliminar las bases terroristas y poner fin a la anarquía en la región. La idea es limpiarla de combatientes extranjeros que usan este territorio como base para diferentes campañas yihadistas en el mundo musulmán. Sin embargo, al generar otra crisis de refugiados más, se corre el riesgo de propagar la amenaza terrorista a otras partes de Pakistán como Karachi, su mayor ciudad y nudo comercial.
Son varios los grupos terroristas que operan desde zonas de refugio al interior de esta zona tribal y, colaborando con otras organizaciones del país, ya han atacado a Afganistán, China, India e Irán, los cuatro vecinos de Pakistán. Los uzbecos del Movimiento Islámico de Uzbekistán se han convertido en la amenaza más visible, tras haber reclamado la autoría del ataque del 8 y 9 de junio al Aeropuerto Internacional Jinnah de Karachi, en el que murieron 30 personas, entre ellos los 10 atacantes.

Al lanzar el operativo en Waziristán del Norte, el General Raheel Sharif, nuevo jefe del Ejército de Pakistán, manifestó que sus fuerzas no distinguirían entre talibanes supuestamente “buenos” o “malos”. Estos últimos, entre los que se cuentan los Haqqani (por Jalauddin Haqqani, que encabezó la resistencia islámica contra las fuerzas soviéticas en Afganistán) habían recibido en el pasado entrenamiento y equipos de los Servicios de Inteligencia Conjuntos (ISI, por sus siglas en inglés), el principal organismo de seguridad pakistaní.
Tras la invasión estadounidense a Afganistán en 2001, los Haqqani se refugiaron en la Zona Tribal de Waziristán del Norte, situación tolerada por los ISI con la idea de que el grupo pastún actuaría como agente de Pakistán en Afganistán una vez que las tropas estadounidenses se marcharan en 2014. Sin embargo, parece ser que los Haqqani no cumplieron su parte y dejaron que sus huéspedes uzbecos en Waziristán del Norte atacasen en aeropuerto de Karachi.
El conflicto no será fácil de contener ni manejar. Los pastunes, el principal grupo étnico a ambos lados de la frontera entre Afganistán y Pakistán, se encuentran en una fuerte disputa en ambos países para reafirmar los que consideran sus legítimos derechos políticos y económicos. Karachi, ubicada a cientos de kilómetros al sur, no escapará a las consecuencias del operativo en Waziristán del Norte.
El ejército, que planeó bombardear intensamente por aire los principales escondites de los milicianos, pidió de antemano a los residentes que abandonaran el área. Cerca de 350.000 personas han huido ya, dando origen a una crisis humanitaria de una escala similar a la de 2009, cuando las fuerzas armadas irrumpieron en el Valle del Swat, donde los talibanes se habían hecho fuertes.
Es probable que el desplazamiento de tanta gente tenga profundas consecuencias en Pakistán. Según un informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, dado a conocer apenas cinco días tras el ataque, a fines de 2013 había en todo el planeta 51,2 millones de desplazados forzosos (seis millones más que el año anterior), representando la mayor cifra desde la Segunda Guerra Mundial.
En Pakistán hay registrados 1,5 millones de refugiados, más que en ningún otro país, además de unos 3,5 desplazados internos.
Tal como ha ocurrido en otras ocasiones, es improbable que los desplazados internos de Waziristán del Norte sigan en los campos preparados para ellos en los distritos colindantes: muchos migrarán a las grandes ciudades paquistaníes, especialmente Karachi, entre cuyos 20 millones ya hay cerca de seis millones de pastunes, más que la suma de los que existen en Kabul y Peshawar.
De hecho, Karachi ha recibido el mote de “la ciudad instantánea”, ya que se ha multiplicado por 50 debido a varias olas migratorias ocurridas desde que Paquistán se independizara en 1947. La primera, de cerca de 2 millones de personas, llegó cuando ocho millones de musulmanes abandonaron la India inmediatamente tras la independencia. La segunda estuvo formada principalmente por obreros pastunes que ayudaron a construir la nueva capital comercial. La tercera ola fue de refugiados de la guerra de Afganistán contra la ocupación soviética. Y la cuarta comenzó a principios de la década del 2000 tras la invasión estadounidense a Afganistán, que además dio origen a la resistencia pastún a ambos lados de la frontera y contribuyó a su vez al extremismo islámico en las áreas tribales.
Por ende, los desplazamientos que están ocurriendo desde Waziristán del Norte pueden verse como parte de esta cuarta ola. Incluso si el ejército logra erradicar a los milicianos, algunos de los desplazados internos acabarán en Karachi con cicatrices de guerra y sin el menor ánimo de bajar las armas si las autoridades municipales no logran desarrollar instituciones políticas inclusivas que den a las minorías étnicas una voz política justa. En tal caso, es muy posible que la campaña militar en Waziristán del Norte acabe por generar más violencia allí donde más daño puede hacer.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Y ahora la 4T pretende criminalizar a juzgadores. ¿Qué dice la SCJN?

Contrareforma en materia de justicia penal!Y ahora los de la 4T van contra jueces y magistrados/ opinión de un amigo penalista, que circula en redes...Muy oportuno...
Así como en 2019 los presentados como los nuevos y grandes delincuentes fueron los factureros y las empresas fantasma; hoy los nuevos delincuentes son los jueces y magistrados federales, SI, así se les trata en la propuesta de reforma constitucional de La FGN. Para ellos, se va a crear un tribunal especial que les juzgue conformado por jueces NOMBRADOS POR EL SENADO y por ello, por aliados políticos, obviamente comprometidos “VENDIDOS” con SU PARTIDO. Las cuotas para nombrarlos se dividirán. 
El grupo mayoritario tendrá más JUECES POLÍTICOS, y estos por su designación y por LEY responderán ante el Senado.
¡Que tragedia de país!
Me pregunto: ¿tiene esto el aval de la SCJN? Esas propuestas tienen el aval de la Corte?
Volvamos a los JUECES Y MAGISTRADOS de nuestro país señalados cómo DELINCUENTES al menos de forma probable. 
¿Que…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…