3 abr. 2017

También la Iglesia católica está en contra de Maduro...

El Arzobispo de Mérida en Venezuela, Cardenal Baltazar Porras, calificó de “retoques cosméticos” a los cambios que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), hizo a las sentencias con las que había eliminado la inmunidad parlamentaria y asumido las funciones de la Asamblea Nacional.
Recordemos que hace unos días -el 28 y 29 de marzo- el TSJ emitió las sentencias 155 y 156. La primera eliminó la inmunidad parlamentaria y otorgó facultades especiales al Presidente Nicolás Maduro. En la segunda, la Corte anunció que asumiría todas las funciones de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora desde enero de 2016.
Ambos fallos fueron fue rechazados por la oposición y gran parte de la comunidad se naciones...que calificaron la sentencia 156 de golpe de estado. Además, estallaron protestas callejeras en varias ciudades de Venezuela.
Ante esta situación, en la madrugada del sábado el presidente Maduro pidió al TSJ revisar ambas sentencias. Horas después la Corte –controlada por  Maduro- anunció que anulaba los puntos controversiales de los fallos 155 y 156.
Y con eso pensó que las cosas ase calmarían..

Sin embargo, el Cardenal Porras advirtió el domingo que “las correcciones a las sentencias son retoques cosméticos que no resuelven en absoluto la situación, porque siguen las medidas que cercenan la Asamblea Nacional como poder autónomo y confunden a la población”.
Similar opinión tuvo el Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa, al señalar que “el bloqueo a la Asamblea Nacional persiste”.
“Me sigue preocupando que el país se encuentre en estado de excepción con respecto a asuntos de materia económica, desde hace aproximadamente un año. Esto no es normal”, advirtió también el domingo.
Asimismo, recordó otras medidas controversiales del gobierno, “como la cancelación del referéndum revocatorio, que no se haya resuelto el problema de los diputados de Amazonas, que se hayan pospuesto las elecciones de gobernadores. Todo esto configura una situación de dictadura”.
En ese sentido, el Cardenal Porras señaló que para los obispos “continúa vigente la solicitud” del Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, “hecha el año pasado, para que vuelva la vigencia plena del Parlamento. Este es un reclamo universal de muchos países”.ç
Según la agencia vaticana Fides, el Arzobispo de Mérida dijo que la falta de soberanía popular y el negar la participación de cualquier grupo que disienta del poder central es reprochable desde el punto de vista ético moral.
“De continuar, esto puede ser una invitación al caos y al desorden y provocar un baño de sangre innecesario. Si hay razones para desconocer al Legislativo, es el pueblo quien tiene que decidirlo. En este momento las necesidades reales de la gente son la falta de alimentos y de medicinas”, recordó.

No hay comentarios.: