20 may. 2017

Fiscales niegan versión pública de crimen pero filtran detalles a "La Jornada"

Fiscales niegan versión pública de crimen de Javier Valdez, pero filtran detalles
Ante periodistas de Culiacán, la Fiscalía de Sinaloa y la PGR negaron entregar detalles de la investigación, pero sí se publican en La Jornada
Noroeste.com
20/05/2017 | 01:10 PM

El Fiscal de Sinaloa, Juan José Ríos Estavillo, y el Fiscal Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión de la PGR, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, argumentaron ante periodistas de Sinaloa que la investigación sobre el asesinato del periodista Javier Valdez debía mantenerse en secrecía.
 Sin embargo, los avances que se han tenido en la investigación del asesinato ocurrido el lunes pasado en Culiacán ya fueron filtrados a medios nacionales, sobre todo a La Jornada.
 Ante periodistas que participan en la mesa de análisis del crimen, ambos fiscales consideraron que debían valorar la posibilidad de entregar una versión pública de los avances de la investigación, pero no se comprometieron a hacerlo.
 Y mientras eso ocurría con los periodistas locales, a un enviado especial (Gustavo Castillo) dieron detalles de los avances de la investigación, que reconstruye, con versiones de testigos, cómo ocurrió el crimen.

 Según fuentes gubernamentales del diario La Jornada, del cual Javier Valdez Cárdenas era corresponsal, al periodista sinaloense lo arrodillaron para asesinarlo el pasado lunes 15 de mayo, en la avenida Vicente Riva Palacio casi esquina con Ramón F. Iturbe, en Culiacán, Sinaloa.
Aunque ninguna cámara de videovigilancia captó el suceso, las fuentes del rotativo señalan que testigos presenciaron que los asesinos del también fundador del seminario Ríodoce, lo bajaron de su automóvil, lo obligaron a arrodillarse y así le dispararon.
"Por eso su característico sombrero se mantuvo sobre la cabeza, mientras sus manos terminaron debajo de su cuerpo y sus piernas quedaron extendidas y juntas sobre el asfalto de la avenida [...]".
Funcionarios ligados a la investigación del homicidio del periodista y escritor revelaron a dicho medio detalles sobre el asesinato que han sido recopilados desde el lunes pasado.
"El Corolla rojo, placas VMY4906, circuló más de 100 metros, llegó frente a la estancia infantil Los Jardines y allí un coche blanco le cerró el paso. En el lugar no hay huellas de frenado intempestivo, tampoco rastros de choque.
Los investigadores suponen que el periodista se detuvo como si se tratara de una cortesía para que otro vehículo se incorporara a la vialidad.
Dos hombres encapuchados descendieron del auto blanco y obligaron a Javier Valdez a abandonar su unidad.
Los testimonios refieren que el periodista fue amagado. Sacó las bolsas de su pantalón de mezclilla como si se tratara de un robo.
Los encapuchados hablaron con él un minuto o dos y lo hicieron arrodillarse. El periodista colocó las rodillas sobre el asfalto candente; a esa hora, las 12, el termómetro marcaba 29 grados, según las estimaciones.
Javier Valdez Cárdenas, sin quitarse el sombrero, se arrodilló, colocó las manos al frente, sobre sus piernas, y se habría agachado. Así le dispararon 12 veces. Cayó de frente.
"Cuando llegaron los paramédicos ya había fallecido. Colocaron una manta azul sobre su cuerpo, solamente la cabeza y el sombrero sobresalían.", dice la nota publicada este sábado por La Jornada.
Este viernes, periodistas se reunieron con Juan José Ríos Estavillo, Fiscal General del Estado y Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) de la PGR, para que den una "versión pública" sobre los hechos ocurridos antes y después del asesinato de Javier Valdez.
"Lo tenemos que revisar, es una conjunción de información, de datos, lo tenemos que revisar", subrayó el fiscal estatal ante a la advertencia de los periodistas sobre la desconfianza que existe de que en verdad sean castigados los responsables del homicidio del fundador de Ríodoce.
 Los periodistas externaron su preocupación ante las primeras señales que se han enviado en torno a este hecho.
 Entre otras, la falta de actuación inmediata de la Fiscalía en las primeras horas de ocurrido el crimen, así como la revelación de que sólo funciona el 9 por ciento de las cámaras de videovigilancia de la ciudad.
 Periodistas demandaron a ambos fiscales informen qué pasos va a dar, qué acciones concretas asumirá el aparato de justicia, considerando que la mayoría de los crímenes que se cometen en Sinaloa están impunes.
 Sin embargo, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la Feadle, fue reiterativo en que deben guardar la secrecía del expediente.
 También de que sí se está realizando un trabajo de equipo que involucra a las policías Federal, Ministerial, y otras áreas de procuración de justicia.
 Varios comunicadores fueron incisivos en la desconfianza hacia la institución, e incluso expusieron que hay antecedentes de que existen autoridades coludidas con el narcotráfico.
 Sánchez pidió se tenga la confianza en que en su momento se dará la información que reclama el gremio periodístico y la sociedad.



No hay comentarios.: