2 sept 2021

No obedecemos a ningún presidente de la República ni presente ni pasado en este país: Alito

Posicionamiento del diputado priista Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, en San Lázaro en a sesión de Congreso general del 1 de septiembre...

Generó reacciones del C. Presidente en la mañanera.

Leamos:


 Con el permiso de la Presidencia, señoras y señores legisladores, labrado y resonando en los muros de este portentoso recinto, está el legado que día a día el pueblo y el Partido de la Revolución han formado para nuestra patria. Porque las luchas de los mexicanos las convertimos en derechos, están inmersos en el bien más preciado para los liberales progresistas, la Constitución General de la República.

Los vínculos entre el PRI y el Estado mexicano, el PRI con cada rincón del país lo tenemos siempre presente y son indisolubles. El de la voz, es la voz de un tribuno del pueblo en la más alta tribuna de la nación, voz que es contundente expresión de la voluntad ciudadana y del voto popular, que una vez más hace presente al PRI en el Poder Legislativo de la Unión.

Sea entonces nuestro posicionamiento, en la apertura de la LXV Legislatura de diputados y senadores, testimonio del mandato que nos otorgan millones de mexicanos para representarlos dignamente en su oposición irrestricta al poder, ya sea en sus formas preconcebidas o en aquellas de naturaleza caprichosa.

Los legisladores priistas tenemos proyectos, causas, agenda, futuro y tenemos rumbo. Y además de los asuntos recurrentes y siempre importantes, entendemos la temática de última generación, como la ciudadanía global, migración, acción afirmativa, economía, cambio climático, comunidades supranacionales, ciudades digitales, estado-región o multinacionalismos. Es decir, un gran todo que nutrirá el contenido del debate.

Sabemos con suficiencia qué, cómo, por qué y hacia dónde orientar la acción parlamentaria del PRI para edificar el México del futuro en su justa prospectiva.

En lo interno, lo haremos en unidad. En lo externo, declarándonos en resistencia y con un intenso activismo internacional que entenderemos con legisladores de regímenes que comparten el pensamiento de los demócratas liberales.

En un avance extraordinario, en el grupo parlamentario somos más y también distintos a los liderazgos tradicionales, somos producto y resultado de nuestro tiempo y circunstancias, por origen y condición interpretamos al mundo, al país y a la política de un modo atípico y actual, por lo tanto, las decisiones, consecuencias y responsabilidad son solo nuestras. No recibimos órdenes de nadie, no nos subordinamos a nadie, no obedecemos a ningún presidente de la República ni presente ni pasado en este país.

En atención al mandato de ley conferido, hacemos manifiesto el verdadero estado que guarda la nación y que no está contenido en el informe que acaba de presentar el Ejecutivo, México se encuentra en un estado de excepción, con un gobierno a la deriva, extraviado y sin rumbo.

Doscientos cincuenta y nueve mil muertos, 95 mil homicidios, 72 millones de pobres, 12 millones de empleos perdidos, 37 mil mujeres violentadas, más de mil políticos agredidos y 102 asesinatos en el proceso electoral. Ese es el resultado de este gobierno.

Por ello, por ello damos cuenta del peor momento en la historia de México. Dan cuenta de una conducción errática, de un gobierno ausente y del frágil equilibrio en el que se encuentra inmersa la República. Esto, es el parte que el 52 por ciento de los votantes le informamos al gobierno federal, para que se incluya en los debates de la glosa del Informe. Esta es la realidad cotidiana de los ciudadanos que somos, en los hechos, una oposición pensante, una oposición consciente de las amenazas que se sienten sobre el Estado.

Las instituciones y el destino de millones de mexicanos, que de ninguna manera avalamos las visiones unipersonales y ni mucho menos aprobamos el derrotero que lleva nuestro país.

Este, que es el otro informe, hace prueba plena de la incapacidad en la dirección, del fracaso de la narrativa de la transformación, que solo es una ficción, un relato falaz que nunca va a existir, una narrativa que en los hechos se desvanece y se hace pedazos cuando se contrasta con la realidad que impone y en carne propia viven todos los mexicanos.

El debilitamiento de los fundamentos del Estado nacional es lo que provoca que el país se encuentre en un riesgo estructural y permanente. Porque llevamos tres años de ser el epicentro mundial de la violencia, de hacer pedazos el prestigio internacional y de concentrar la mitad de todos los pobres de América Latina. Llevamos tres años de ser el primer lugar mundial en abuso sexual y pornografía infantil. Tres años de ser el país más letal del mundo para ejercer la libertad de prensa, de expresión y del periodismo libre.

En suma, tres años de estar sumidos en la turbulencia política, el estancamiento económico y la incertidumbre social. De esta condición adversa que guarda la nación también dan cuenta los poderes fácticos de orden criminal, quienes aprovechan el desmantelamiento de las instituciones para adueñarse de las calles, del transporte público, de poblaciones enteras, incluso de los procesos electorales.

El estado que guarda la nación no admite juicio en contrario, en inequívoco y es fehaciente, porque se ha resquebrajado el Estado de derecho, dando lugar, o a una tendencia constante hacia la demolición de las instituciones y de nuestras libertades.

Durante tres años ha tenido un atentado a la libertad, a la democracia liberal, a sus instituciones y al carácter representativo de la República, pretendiendo sustituirlos con regresiones autoritarias y con la vulgarización de instituciones de la democracia directa, reservadas para abordar los asuntos nodales y nunca para trivialidades caprichosas.

Por eso en las democracias de occidente no existe un modo mejor de arribar al poder público que los partidos políticos. Sin lugar a duda son columnas de hierro de los regímenes democráticos. Pero, en contraste, la antítesis, la propia antítesis de las autocracias es repudiar a los partidos políticos, al árbitro de las contiendas y a los tribunales que emiten la última palabra, porque estorban para el ejercicio del poder sin límites y sin contrapesos.

Por eso aquí, aquí en México están obsesionados por promover la desaparición de los legisladores de representación proporcional, de disminuir los recursos públicos a los partidos políticos y simultáneamente, por las mismas razones, están obsesionados por aniquilar al Instituto Nacional Electoral y a los tribunales electorales. No se los vamos a permitir.

Por eso y para eso estamos aquí los legisladores del PRI, para influir con todas nuestras capacidades en la reconducción del Estado mexicano, para ser una firme oposición que luchará políticamente para preservar las libertades, los derechos humanos, la vigencia de la democracia liberal y sus instancias.

Por ello, nos enfocaremos en aprobar leyes para mejorar la seguridad, para combatir la corrupción, para cuidar el medio ambiente, para combatir la violencia de género, para defender la libertad de expresión y para asegurar que los servicios de salud funcionen para todos los mexicanos. Lo haremos siendo lo que somos, expresión legislativa de una oposición vigorosa, oposición combatida como partido y como coalición.

En las bancadas de senadores y diputados del PRI, estamos dispuestos a poner sobre la mesa todos los temas. Habrá siempre espacio y tiempo para proponer, revisar y corregir. En contraparte, no deseamos aquellas posturas fanáticas que no quieran cambiar de opinión ni quieran cambiar de temas.

Al PRI, al PRI le corresponde mantener vigente el proyecto histórico de la Revolución Mexicana, haber construido esta nación, nos hace primus inter pares en términos de la responsabilidad que nos atañe a todos.

El PRI –que les quede claro– ni se vende ni se quiebra ni se dobla, aquí estaremos dando el debate siempre.

El PRI tiene liderazgo, tiene proyectos, tiene futuro, tiene rumbo y tiene palabra. Por eso, como grupo parlamentario, por mandato, deber y convicción, habremos de legislar con urgencia para que no sigan sin escuela, sin estancias, sin medicinas, más de 20 millones de niñas y niños, fiscalizaremos los recursos para que no sean utilizados en ocurrencias electorales.

Demandaremos programas para que las personas en pobreza y de clase media tengan mayor sustente económico. Demandaremos oportunidades dignas para las mujeres y espacios libres de violencia. Demandaremos medicamentos para los niños con cáncer y atención en la salud para quien la requiera. Demandaremos presupuesto para los sectores productivos, para el campo y, además, impulsaremos estímulos para la reactivación económica y sin tregua alguna defenderemos la Constitución, porque es la institución de instituciones, que contiene el proyecto nacional y el pensamiento liberal de más de 200 años.

Resguardaremos las instituciones, porque son los pilares del Estado social de derecho y de la justicia social y habremos de ser también un dique al populismo para que nos sigan destruyendo los fundamentos democráticos liberales y progresistas del Estado nacional. Es, es nuestro compromiso restaurar la política para restaurar la República y la gobernabilidad del Estado mexicano.

Y tengan por seguro que vamos a denunciar las traiciones a la ciudadanía y las tentaciones del Ejecutivo por doblar al Legislativo, al Judicial, a la prensa y a la oposición. Que les quede claro, el Legislativo es un Poder, no un empleado del Poder. Ténganlo claro siempre.

México, México no puede ser un problema. No, compañeros. México no puede ser un problema para el mundo, cuando para muchos países México siempre fue la solución. Mexicanas, mexicanos, compañeros legisladores, nos define, significa y distingue lo que somos.

Venimos de la Revolución y estamos fraguados en la insurgencia, pero también lo estamos en la institución. Comprendemos en su trascendencia todo esto que somos y el lugar que con prestigio ocupamos en el relato democrático de la historia nacional.

Honraremos como parlamentarios la confianza que el pueblo de México nos ha refrendado. Estamos listos. Los resultados electorales nos animan, porque nos asiste la razón, la política y el derecho, no necesitamos nada más, compañeras y compañeros. Muchas gracias.

El presidente diputado Sergio Carlos Gutiérrez Luna: Gracias, diputado Moreno Cárdenas.

 Reacciones..

PRESIDENTE  LÓPEZ OBRADOR: No, no, no. No somos iguales, nosotros no establecemos relaciones de complicidad con nadie.

Cuando ayer declaró el del PRI, con todo respeto… ¿Cómo se llama?

INTERLOCUTORA: Alejandro Moreno.

PRESIDENTE: Alejandro Moreno, sí. A ver si no encuentran la declaración de que no van a permitir ellos injerencia del presidente. ¿Yo qué tengo que ver con eso, con lo que es su trabajo de ellos? No somos iguales, no somos iguales.

A ver si lo encuentras.

Nada más le mando a decir que, o no me conoce o lo malinformaron. Es que yo me levanto muy temprano, me arreglo, salgo a la reunión de seguridad a las 6:00 de la mañana, de 6:00 a 7:00; estoy atendiendo todo, atento, junto con el Gabinete de Seguridad, de todo lo que pasa, qué pasó ayer en Ocosingo, que tienen retenidos, y aprovecho para decirles que los liberen, a dos miembros de la Guardia Nacional, porque se detuvo a quienes estaban traficando con migrantes, entonces en represalia detuvieron a dos miembros de la Guardia Nacional, y entonces no deben de actuar así.

Entonces, todas esas cosas, o el informe que se tuvo sobre damnificados por Nora, que vamos a ayudar; el avance que llevamos en la atención a damnificados de Veracruz. Ya tomamos la decisión que a todos los afectados se les va a entregar un apoyo para rehabilitar sus viviendas y se va a entregar también un apoyo a los que perdieron sus cosechas, y el Ejército y la Marina van a seguir apoyando con víveres.

También hoy se nos presentó un informe de que se siguen entregando mercancías decomisadas en los municipios más pobres de La Montaña de Guerrero.

Entonces, tengo eso de 6:00 a 7:00, luego de 7:00 a 9:00 estoy aquí con ustedes, terminando tengo un desayuno con el secretario de Hacienda de 7:00 a 9:00, digo, perdón, de 9:00 a 10:00 para ver muchísimas cosas: paquete económico, Ley de Ingresos, presupuesto, el que el incremento de reservas una parte se utilice para pagar deuda pública, todos estos temas.

Entonces, luego tengo reuniones, todo el día. Ahora ni siquiera he ido a macanear, he estado muy atareado y no he podido ir, que me lo recomiendan los médicos.

Miren lo que dijo, ¡ay, nanita!: ‘En el PRI no obedecemos a ningún presidente de la República’. ¿Ha habido otro que no obedezcan? Pregunto: ¿no obedecían al presidente Peña? Pero es mala información, o sea, porque yo no tengo nada que ver.

‘No recibimos órdenes de nadie, no nos subordinamos a nadie, no obedecemos a ningún presidente de la República, ni presente, ni pasado en este país.’ ¿Cómo está eso?

Pero así están las cosas.



No hay comentarios.:

La reforma que viene, frente al poder que se va/Fernando Gómez Mont

La reforma que viene, frente al poder que se va/ Fernando Gómez Mont El Universal  19/06/2024 |; Resulta paradójico que la reforma judicial,...