9 nov 2021

Cuando la lumpenpolítica se instala en la cámara de diputados

ZONA POLITEiA/César Velázquez Robles

Cuando la lumpenpolítica se instala en la cámara de diputados

L


o más parecido a una banda de forajidos asola la cámara de diputados. La comparecencia del comisionado presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, titular de un organismo con autonomía constitucional, un órgano de Estado, pues, convocado para explicar la petición de presupuesto para el 2022, se convirtió en un acto de linchamiento por parte de un grupo de parlamentarios de morena. La figura más conspicua en ese propósito escenificado el pasado fin de semana, fue Óscar Cantón Zetina, un personaje que ha pasado por el PRI, por el PRD, por el Verde y ahora ha encontrado en morena el abrigo para ver materializados sus ideales. Como bien dicen, no hay peor que un converso, y en este caso, un super-reconverso. 

Había que demostrar odio, rabia, rencor, y nadie mejor para ello, que alguien que ha experimentado varias metamorfosis que permite tener en cada momento el sentido de la oportunidad. Esa expresión con que espetó a Córdova, condensa lo peor, la decadencia absoluta y total de la política, la imposibilidad de entendimiento y una presunta y torpe superioridad moral: “¡No me toques! ¿Quién te crees? ¡Igualado!” Ni siquiera a Gerardo Fernández Noroña, cuyos discursos incendiarios y plagados de ofensas a sus adversarios son proverbiales, se le ocurrieron ofensas como ésta: “¿Por qué eres un obsesivo enfermizo? ¿Por qué odias a Andrés Manuel López Obrador? ¿Por qué insistes con fanfarronadas? Dijiste que jamás llegaría a presidente de la República, pero mira, a ti te avala el señor X y a Andrés Manuel López Obrador lo avalan 30 millones de votos, esa es la diferencia entre tu obsesión enfermiza”. O esta otra: “Para qué pides 5 mil millones para el aumento de presupuesto del INE, el pueblo de México no necesita dinero para ganar elecciones. Morena y Andrés Manuel López Obrador ganaron elecciones sin comprar un voto ni dar despensa Eres un farsante y un obsesivo demencial”.

Desde las butacas hubo gritos, abucheos, insultos. Sus señorías, las morenistas, no buscaban escuchar, dialogar, discutir. No, su propósito era insultar, degradar la política a pleito en el lodo. El presidente del INE no entró al trapo; al contrario, mantuvo la calma y respondió con elegancia: “No seré yo quien ofenda a esta honorable representación”. Luego, al hacer un balance de su comparecencia diría: “fue un privilegio, nunca pensé que hablaría en la tribuna más importante de la nación, me hicieron esta gentil invitación a dialogar con los diputados”.

El asunto que enoja a los diputados es el de los altos salarios de los consejeros. Ciertamente, se trata de salarios agraviantes para millones de mexicanos que apenas disponen de ingresos de sobrevivencia. Pero son salarios que, ojo, no los fijaron los consejeros, sino los propios diputados. Bien harían entonces los propios consejeros en acordar una reducción sustancial. Sin embargo, lo que ha ocurrido es justamente lo contrario: frente a una decisión presidencial de que ningún servidor público gane más que el titular del poder ejecutivo federal, un consejero –que por cierto ya concluyó su periodo—se amparó y recibió la protección de la justicia. Adicionalmente, el presidente del INE interpuso un recurso ante el Supremo Tribunal de Justicia, en rechazo a la disposición presidencial, ya convertida en ley. Desde siempre he dicho que los salarios de los comisionados son agraviantes. Pero los salarios de sus señorías no hacen malos quesos, ¿eh? Ojalá los propios consejeros del INE dieran un ejemplo de sobriedad republicana. Mientras, sus señorías, las de morena, pueden seguir dando esos grotescos ejemplos de decadencia política y moral. De pena ajena.

¿A quiénn creerle en el conflicto político en Mazatlán?

No vi la “semanera”, una copia, por supuesto mala, de la “mañanera” de AMLO, que es de por si mala, así que ya se imaginará usted. Sin embargo, he revisado varias notas periodísticas. No he visto ninguna que diga ¡qué genial estrategia de comunicación política! Es más, ninguna que la destaque siquiera como un ejercicio interesante de interacción con la ciudadanía a través de las correas de transmisión que son los periodistas de medios tradicionales o de redes sociales. Me interesaba, sobre todo, conocer su opinión sobre el conflicto político en Mazatlán. 

Sobre este tema encuentro en el diario Noroeste, en su página principal, dos fotos, una de Rubén Rocha y otra del Químico Benítez, cada una con su respectivo pie de foto. En la de Rocha dice “Sobre el conflicto en el cabildo en Mazatlán, el gobernador Rocha Moya afirma que ya no hay problema”; en el portal del periódico en Facebook, la nota indica que “aún no hay acuerdos entre él (el Químico) Benítez y los ocho regidores que la semana pasada nombraron sin su presencia a tres funcionarios de alto nivel. Aún no ha concluido la negociación”.  Y la nota añade palabras que se sobreentiende que son del alcalde, aunque no están entrecomilladas: “Para qué informarles algo que todavía no está concluido, es mentirles”. Al menos hasta este lunes a mediodía, alguien no está hablando con la verdad.

Y la verdad es     que resulta incomprensible que el interregno de casi cinco meses entre la elección y la toma de posesión, no haya sido aprovechado para desactivar conflictos como el de Mazatlán, que era evidente que estallaría, como han estallado también otros conflictos en diversos municipios de la entidad. La apresurada visita a Mazatlán el pasado fin de semana de Rubén Rocha y Enrique Inzunza con el Químico y Cuén, en principio, se puede decir que no resolvió nada, pero el hecho de que los haya sentado a dialogar ya es algo. Hay asuntos delicados, graves, que no se resuelven de inmediato: hay que acercar posiciones, dialogar, obligar a que las partes cedan en sus pretensiones. Esa es una de las funciones de la política. El asunto es que hasta ahora ninguna de las partes ha cedido en sus pretensiones. Y no se puede tener al municipio, a sus habitantes, a sus agentes económicos, sociales y productivos, como rehenes. Es también tarea de ellos, como ciudadanos, exigir, demandar de sus dirigentes políticos, responsabilidad, seriedad y madurez. Digo…

No hay comentarios.:

La reforma que viene, frente al poder que se va/Fernando Gómez Mont

La reforma que viene, frente al poder que se va/ Fernando Gómez Mont El Universal  19/06/2024 |; Resulta paradójico que la reforma judicial,...