Ir al contenido principal

Calderón no es Fox

Columna Razones /Jorge Fernández Menéndez
Calderón y la lectura del 5 de julio
Excélsior 7 de julio de 2009;
Los resultados del domingo deben ser abrumadores para el panismo y el gobierno. El triunfo del PRI fue mucho más allá de las estimaciones previas y obligará a tomar medidas de fondo. El presidente Calderón debe recordar en estos días los errores que cometió su antecesor en 2003, en unos comicios que tuvieron resultados menos dolorosos para el panismo que los de anteayer: ahora se perdieron unos 70 diputados, casi todos las entidades federativas, así como ciudades que desde hace años estaban en poder del PAN, esta vez con alguna ganancia adicional en el DF y el triunfo en Sonora, que supo a muy poco. En aquel momento, el presidente Fox cayó en un estado de abatimiento porque había sido convencido, con encuestas mal realizadas en Los Pinos, de que podría ratificar la mayoría en el Congreso y tardó varios meses en replantearse una estrategia que jamás dio frutos. También olvidó que al día siguiente de la elección intermedia comienza la búsqueda de la Presidencia y el gobierno se limitó a impulsar la candidatura de Santiago Creel, opciones que fueron superadas por un Calderón que aparecía entonces como un outsider en la lógica foxista. Finalmente, no apostó con toda la fuerza posible por la búsqueda de acuerdos y quedó como rehén de la disputa interna del PRI. Y tampoco hizo una suerte de refundación de su gobierno con base en las nuevas necesidades políticas, a base de realizar cambios de fondo en su gabinete.
Felipe Calderón no es Vicente Fox y no creo que vaya a caer en el abatimiento. Su sicología política es otra: ante los desafíos suele actuar con más enjundia que en la administración sin sobresaltos. Y precisamente eso deberá cuidar: que la enjundia no supere la visión de largo plazo. Tendrá que actuar en los terrenos que abandonó hace seis años Vicente Fox. Tiene que haber una estrategia clara de gobierno para los próximos tres años. Lo comenzó a plantear la semana pasada, durante la gira por Quintana Roo, y en la cumbre sobre la influenza y lo ratificó el domingo. Pero hay que ir más allá, debe haber una estrategia del gobierno para trabajar con el Poder Legislativo, tenderle una mano y buscar reciprocidad y es necesario avanzar en las reformas políticas y económicas. Debe haber una línea para asumir sus desafíos y explotar sus atribuciones en temas que no necesitan pasar por el Congreso y, otra, con miras a trabajar claramente con los gobernadores y los grupos empresariales y de poder. Esas líneas deben estar definidas desde ahora, porque otro error de la administración de Fox fue haber dejado pasar el primer periodo ordinario del Congreso, los meses posteriores a las elecciones, sin presentar propuestas de fondo y apostando a los posibles acuerdos que se pudieran establecer en el Poder Legislativo con Elba Esther y confiando en Madrazo. Ahora no será así, la hegemonía del PRI, aliado con el Verde en San Lázaro, podrá imponer una agenda propia. El gobierno debe buscar compatibilizarla con la suya.
Para ello deberá haber cambios en el gabinete. Hace ya muchos meses que hablamos de funcionarios de primer nivel que viven y trabajan en una zona de confort. Las cosas no pueden continuar así: sin un trabajo político intenso de los funcionarios de primer nivel, en sus distintas áreas de responsabilidad, las cosas no saldrán adelante. Y hoy, salvo Fernando Gómez Mont, los responsables de las áreas de seguridad (con todas las contradicciones que los enfrentan, pero quizás este sea el momento menos adecuado para hacer cambios en esa estructura cuando por primera vez parece que se puede trabajar en forma más coordinada y eficiente), y Agustín Carstens, así como en menor grado Javier Lozano y José Ángel Córdova Villalobos, el resto del equipo gubernamental cumple con su responsabilidad, pero no hace política. ¿Por qué no tienen un rol más protagónico Cordero, Molinar Horcasitas, Lujambio? ¿Dónde están Cárdenas, Elvira, Escobar, Espinosa, Elizondo, Ruiz Mateos, Kessel, entre otros? No sé si se deben ir o no, si hacen o no su trabajo, pero el hecho es que hay tanto por hacer y tan poco que se refleje en resultados políticos que el Presidente debe modificar esquemas, responsabilidades y cambiar a integrantes de su equipo. No lo hizo Fox y dio la impresión de que no había entendido el mensaje de las elecciones. No debería el presidente Calderón repetir el error ante un mensaje más contundente aún.
Ello se relaciona también con la inevitable mirada hacia 2012. La actual administración debe contar con una estrategia clara para afrontar ese proceso, mostrar alternativas, opciones, nombres, que dentro o fuera del gobierno puedan comenzar a tener ese valor agregado que implican las expectativas futuras de poder. Calderón se benefició del vacío que dejó Fox en ese ámbito y del trato desigual que le dio a Creel respecto a otros aspirantes, comenzando por Calderón, mas se debe comprender que el PRI tiene tres o cuatro aspirantes con uno de ellos, Peña Nieto, muy bien posicionado por los resultados del domingo, y con Beltrones como una opción de recambio; que en el PRD está Marcelo Ebrard con amplia exposición y manejo político; que ahí se encuentra también un López Obrador que no escatimará esfuerzos para regresar, aun a costa de su partido. El PAN no tiene hoy figuras para jugar en ese terreno, debe hacerlas crecer, desde Gómez Mont a Josefina Vázquez Mota, u otros. Lo que no puede ser es que el tema quede de alguna manera flotando en el aire sin una estrategia definida. No tenerlo claro no fortalece al gobierno ni da una imagen de control, sino de debilidad, de falta de opciones.
Si, como dijimos, el presidente Calderón trabaja mejor en las crisis que en la cotidianidad, es momento de que explote esa cualidad y ese estilo de trabajo comience por arrancar de la zona de confort a su equipo de colaboradores, porque con la actual distribución del poder se requerirá menos burocracia y más política en todos los niveles.
Hay tanto por hacer y tan poco que se refleje en resultados políticos que el Presidente debe modificar esquemas, responsabilidades y cambiar a integrantes de su equipo.
****
Excélsior Pp, 08-Julio-2009
Incomoda al ex presidente Fox que lo comparen con Calderón
En una carta a Jorge Fernández Menéndez, quien ayer examinó ambos sexenios, el guanajuatense enfatiza las diferencias. Aquí la reproducimos textual:Dos días después del fracaso electoral del PAN, el ex presidente Vicente Fox reapareció para marcar distancia de su sucesor, Felipe Calderón.
En una carta dirigida al periodista Jorge Fernández Menéndez, columnista de Excélsior, el político guanajuatense asegura que durante su mandato trabajó arduamente “por el bienestar de la gente”, política que, a su juicio, no ha tenido continuidad.
“El presidente Vicente Fox durante su mandato trabajó permanentemente cerca de la ciudadanía. Hoy la gente reclama esa cercanía a las autoridades”, dice la misiva.
En su columna Razones, publicada ayer en este diario, Fernández Menéndez analizó la reacción que tuvo el entonces mandatario frente al triunfo del PRI en la elección intermedia de 2003.
En su carta, Fox enumera logros de su gobierno, señala que “actuó con sensatez” y mantuvo el país en paz y con desarrollo económico.
“No es tan sólo la historia, son los hechos irrefutables, contundentes y comprobables que demuestran que el presidente Vicente Fox le dio al país lo que muchos otros no lograron.
“Estimado Jorge, en tu columna comparas al presidente Felipe Calderón con el presidente Fox, efectivamente Fox no es Calderón”, dice la misiva.
Las diferencias entre ambos políticos se exacerbaron en 2004, cuando el entonces mandatario pidió la renuncia de Calderón como secretario de Energía por haber expresado su intención de contender en la carrera hacia Los Pinos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…