28 feb. 2017

Donald Trump, en su primer discurso frente al Congreso:

Insistió en lo del muro...
Donald Trump, en su primer discurso frente al Congreso:
 "Todas las naciones del mundo, amigas o enemigas, verán que nuestro país es fuerte"
El mandatario norteamericano se dirigió a los parlamentarios y prometió terminar con Estado Islámico, construir el muro con México y con el plan de salud conocido como Obamacare

La NaciónMARTES 28 DE FEBRERO DE 2017 
En un discurso cargado de críticas a la gestión a anterior y bajo la firme promesa de mantener sus metas de campaña, Donald Trump se dirigió al congreso de Estados Unidos. Por primera vez desde su asunción, el mandatario comenzó su alocución condenando los ataques y amenazas contra la comunidad judía. "[Estos episodios] nos recuerdan que aunque somos una nación dividida por la política, somos un país que se presenta unido en la condena al odio y al mal en todos sus formas".
Manteniendo su polémico estilo, Trump propuso la adopción de un nuevo sistema migratorio en Estados Unidos, basado en méritos y en la capacitación de los candidatos, y frenar el acceso al país de personas con baja capacitación laboral.

"Si pasamos del actual sistema de inmigración de personas con baja capacitación, y adoptamos un sistema basado en mérito, tendremos muchos beneficios: ahorraremos dólares, elevaremos los salarios y ayudaremos a las familias en dificultades -incluyendo familias de inmigrantes- a ingresar a la clase media", expresó.
El muro con México y la lucha contra Estado Islámico
Continuando con sus propuestas en materia de inmigración, prometió construir un "gran, gran muro en la frontera suroccidental del país para proteger a nuestras muy inocentes ciudades de la delincuencia y el narcotráfico".
"Nuestros aliados sabrán que nuestro país está listo de nuevo para liderar. Todas las naciones del mundo, amigas o enemigas, verán que nuestro país es fuerte y orgulloso", continuó el mandatario, quien sostuvo su visión proteccionista al expresar que Estados Unidos "ha visto cómo se exportan los trabajos a otros países... Chicago, Baltimore o Detroit son muestra de esto. Hemos gastado trillones y trillones de dólares en otros países alrededor del mundo mientras la infraestructura en nuestro país decae (...) la rebelión comenzó como una pequeña protesta, pero ahora corregiremos las cosas".
El presidente estadounidense también ratificó su alianza con Israel y expresó su compromiso para acabar con Estado Islámico: "No podemos permitir que nuestra nación se convierta en una nación para extremistas. Como lo prometí, destruiremos a Estado Islámico, extinguiremos este vil enemigo del planeta". (ISIS)
Críticas a la gestión de Obama y un guiño a los demócratas
Para las críticas, Trump eligió mirar directamente a los demócratas, a quienes, sin embargo, señaló para destacar que "debemos superar las diferencias de los partidos para restablecer el respeto a nuestras leyes. Podemos trabajar juntos para lograr un resultado que pueda funcionar durante décadas".
"Ha llegado el momento de establecer un nuevo programa de reconstrucción nacional", sentenció.
Para esto, afirmó, le pedirá al Congreso "que apruebe un presupuesto para crear millones de nuevos trabajos".
En tanto, aprovechó para golpear de nuevo a la administración de Barack Obama y uno de sus mayores logros: el sistema de salud conocido como Obamacare. "Esta noche le pido al Congreso que repela el Obamacare", dijo Trump en medio de la ovación republicana.
"El Obamacare está colapsando y tenemos que actuar con precisión para proteger a todos los estadounidenses. Todo lo que está roto puede arreglarse, nuestros ciudadanos lo merecen, entonces, ¿por qué no unir fuerzas y realizar finalmente el trabajo? Debemos unirnos por el bien de nuestro país y el de nuestro pueblo, por eso, mi administración quiere trabajar con ambos partidos", añadió.
Apoyo a la OTAN y ratificación de su postura nacionalista
Luego, manifestó su "apoyo" a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a la que criticó fuertemente en campaña: "Apoyamos fuertemente a la OTAN, una alianza fortalecida a través de los lazos de dos Guerras Mundiales que derrocaron al fascismo y una Guerra Fría que derrotó al comunismo. Pero nuestros socios deben cumplir con sus obligaciones financieras. Y ahora, basados en nuestras fuertes y francas discusiones, están comenzando a hacerlo".
En línea con su discurso nacionalista, el mandatario continuó: "Mi trabajo no es el de representar al mundo. Mi trabajo es el de representar a los Estados Unidos de América".
La frase provocó una larga ronda de aplausos, mientras continuó destacando que Estados Unidos "no quiere conflictos internacionales", y que lo mejor para los desastres humanitarios "es crear las condiciones para que las personas desplazadas por la violencia puedan retronar a salvo a sus hogares y puedan comenzar el largo proceso de reconstrucción de los mismos".

"Queremos paz, donde sea que podamos encontrarla. Estados Unidos es amigo de antiguos enemigos. Algunos de nuestros más cercanos aliados, décadas atrás, lucharon en lado opuesto de las Guerras Mundiales. Esta historia debería darnos a todos fe en la posibilidad de un mundo mejor", expresó el presidente poco antes de finalizar su discurso de una hora, el primero ante el Congreso estadounidense como presidente.

No hay comentarios.: