26 mar. 2017

'He dialogado con narcotraficantes y pedido no más violencia': Obispo de Guerrero

'He dialogado con narcotraficantes y pedido no más violencia': Obispo de Guerrero
En entrevista consideró que la percepción que tienen en el exterior de la entidad no es justa, pues hay muchas cosas buenas y la gente mala es poca.
LUIS JIJÓN | ESTADOS |LSRE;  2017-03-26 14:32:00
GUERRERO (La Silla Rota).- El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, reveló que ha dialogado con narcotraficantes a quienes les ha pedido que no generen violencia y sostuvo que la ola de asesinatos que se registran han creado muy mala fama a Guerrero.
 Entrevistado vía telefónica el obispo recordó que llegó a la entidad hace más de un año y encontró a una sociedad con tradiciones, con mucha profundidad de espiritualidad, y consideró que la percepción que tienen en el exterior de la entidad no es justa, pues hay muchas cosas buenas, y “la gente mala es poca”.
 ¿Durante los recorridos que ha realizado no se ha encontrado con la gente que genera la violencia, no ha dialogado con ellos?, se le preguntó.

 “Sí, los he encontrado porque yo he ido a todas partes de la Diócesis y más bien he dialogado con estas personas (los delincuentes) invitándolas a que eviten los asesinatos, que eviten los secuestros, que eviten las extorsiones y ellos francamente me han dicho: nosotros somos narcotraficantes, pero no sicarios”.
 “Creo que las muertes que se dan son de un grupo contra otro grupo, o ajustes de cuentas entre las cosas que hacen ellos”, dijo el obispo.
 Al pontífice (Sic, el pontífice es el  papa solamente) se le preguntó si ese diálogo que ha tenido él con los miembros de la delincuencia, lo deberían tener las autoridades para buscar la paz en Guerrero.
 Rangel Mendoza recordó que él ha hecho la invitación a que dialoguen, pero las autoridades no han aceptado, bajo el argumento de que no puede dialogar con delincuentes pero desde el punto de vista cristiano, dijo, ellos tienen la obligación de dialogar con quien sea para buscar la paz.
 “Yo los he invitado pero ellos tendrán sus razones las autoridad, y que ellos no pueden dialogar con delincuentes, pero yo pienso que desde el punto de vista cristiano, católico, nosotros tenemos la obligación de dialogar con quien sea con tal de buscar el bien, la paz, el diálogo, la concordia dentro de la comunidad”.
 Dijo que no sigue ningún fin político ni económico, y lo que busca es la paz de Guerrero, la paz de la gente, “y si en algo puedo servir aquí estamos con toda la buena voluntad poniendo nuestro granito de arena”.
 No encabezó el movimiento por la paz en Chilpancingo por temor a que lo utilicen
El obispo dijo que se negó a encabezar el grupo por la paz al que convocó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en el municipio de Chilpancingo por temor a que fuera utilizado.
 “La iniciativa es de estos señores (los empresarios) no es propiamente mía, ellos fueron a verme, a ver si yo los podía encabezar como una persona moral, entonces yo les dije que por lo pronto no puedo porque tengo apenas a un año y ocho meses (que llegó a Guerrero), y realmente desconozco la forma de pensar de los guerrerenses”.
 Sin embargo, el obispo dijo que desconoce que hay detrás de dichos grupos que convocan, pues “el miedo que yo tengo es que me quieran utilizar” y dijo que habrá de asistir las reuniones si así se lo solicitan, pero no lo encabezará.
 Hace dos semanas el presidente de la Coparmex en Chilpancigo Adrián Alarcón Ríos anunció que se integraría un grupo por la paz, en el cual participaría el obispo.



No hay comentarios.: