19 mar. 2017

Kate del Castillo: “No creo en la justicia mexicana”

Revista Proceso # 2107, 18 de marzo de 2007..
Kate del Castillo: “No creo en la justicia mexicana”/
COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE
ESPECTÁCULOS
Regresa Kate del Castillo a la pantalla chica el viernes 24 en el papel de Emilia Urquiza, primera dama del corrupto presidente mexicano Diego Nava, personificado por Erik Hayser, en la serie de ficción Ingobernable. Perseguida por su relación con El Chapo Guzmán y desde Estados Unidos, país del que se hizo ciudadana en el 2015, la actriz anuncia a Proceso: “Volveré cuando goce de todas las garantías. Amo a México y antes que cualquier cosa, soy mexicana.”

La actriz Kate del Castillo, quien asegura no poder ingresar a México debido a que la arrestarían, será vista en 190 naciones a través de la nueva serie de ficción Ingobernable que transmitirá Netflix. Ahí será el personaje de Emilia Urquiza, esposa del presidente de la República Mexicana llamado Diego Nava (Erik Hayser); pero tras el extraño asesinato de éste ella huye para sobrevivir y demostrar su inocencia.

“Soy una persona non grata en México, y con este proyecto, que se podrá apreciar en ese famoso espacio de internet, va a ser peor; pero si no pueden entender que soy actriz y que vivo de esta profesión, ya será el colmo”, expresa la intérprete de cine y televisión en entrevista telefónica.
Lo paradójico es que la vida real de la artista se parece a la de su personaje: Existe una orden judicial contra Kate de localización; mas no pudo ser extraditada porque se nacionalizó estadunidense el 22 de septiembre del 2015. Fue la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), de la Procuraduría General de la República (PGR), la que giró orden de localización y presentación, con base a la cual la intérprete de la Reina del Sur podría ser detenida y presentada ante el Ministerio Público Federal, para que declare.
La acusa el gobierno mexicano de lavado de dinero, obstrucción de la justicia e intención de realizar negocios con el narco tras haberse reunido con Joaquín El Chapo Guzmán Loera en octubre del 2015, acompañada del actor estadunidense Sean Penn y dos productores de Hollywood, y hablar con el capo de un “proyecto fílmico para documentar la vida del líder del Cártel de Sinaloa” que ella dirigiría, realizaría y ejecutaría junto con ambos productores (Proceso 2054, 13 de marzo del 2016).
Por su parte, consiguió un amparo luego de una demanda que emitió contra acciones de la PGR, a principios del 2016, donde los abogados de la actriz destacaron que el Ministerio Público Federal violaba su derecho a una defensa justa, y el juzgado tercero del distrito en materia de amparo con sede en la Ciudad de México, pidió que la PGR no consignara ningún expediente hasta que se hiciera de su conocimiento su contenido y se le permita a la actriz presentar las pruebas que considera pertinentes para demostrar su inocencia. Fue mediante el expediente 70/2016 que ese juzgado determinó que la PGR debe rendir informes de sus investigaciones.
Su doble en México
Kate del Castillo logró fama internacional con la narcoserie La Reina del Sur, producida por Telemundo, y grabó su papel de Ingobernable a mediados del año pasado en Estados Unidos, por lo cual en las escenas donde se muestra al México actual se utilizó a una doble. Opina al respecto:
“Cuando a principios del 2016 salió todo lo de Guzmán Loera en los medios, y que no podía ir a México, pensé que Netflix iba a cambiar de actriz, y ya. Pero como es un proyecto que prácticamente se escribió para mí, siempre me tuvieron en mente. Entonces, cambiaron locaciones. Como soy la primera dama, se ve el Palacio Nacional y el Zócalo, también Tepito, en fin, son varias calles del país por donde voy corriendo y escondiéndome. Para mí lo más lógico era que hubieran contratado a otra protagonista y punto.
“Sin embargo, no lo hicieron y por eso voy a estar eternamente agradecida. La verdad, fue un reto muy fuerte para la producción estadunidense y la mexicana poder empatar las locaciones a mi doble y a todas mis escenas acá en Estados Unidos. Y no se nota en los capítulos.”
Ingobernable, producida por Argos y creada por Epigmenio Ibarra, Verónica Velasco y Natasha Ybarra-Klor, se estrenará el 24 de marzo, al mediodía, “bajo demanda”, en este sitio estadunidense. La historia es de 15 episodios dirigidos por Pedro Pablo Ibarra Pitipol y José Luis García Agraz.
En ellos se muestra a una familia presidencial mexicana del presente.
Emilia Urquiza, como primera dama, tiene grandes planes para mejorar las condiciones de México a través de su compromiso de luchar por la paz. Sus dos hijos son María Nava Urquiza (Alicia Jaziz) y Emiliano Nava Urquiza (Alessio Valentini).
–¿Por qué se interesó en esta propuesta de ficción y política?
–Porque refleja al México real. Como actriz, esos personajes no se ofrecen siempre, son oportunidades que uno debe aprovechar y nadie ha hecho a la primera dama, sobre todo ante la mala situación social, política y económica en la que se encuentra el país. Bueno, cada sexenio lo decimos, creo que la nación no anda bien desde hace décadas.
“Netflix tuvo el acierto de realizar la serie sin saber lo que me iba a pasar, y de lo de México y Estados Unidos ahora con Donald Trump. Es ficción, pero se abordan muchos problemas de la Republica mexicana.”
Más de un año de lucha
–¿Kate del Castillo se parece a Emilia Urquiza?
–A ese personaje le interesa la justicia. Se decepciona de su marido porque traiciona al pueblo de México. Él había prometido ayudar y traer la paz a la nación. En mi vida, yo me he metido en problemas por la injusticia. No soporto la injusticia en ningún sentido. Y para Emilia Urquiza, la justicia va más allá de sus hijos; yo no tengo hijos, pero ese compromiso por la justicia es algo que traes por dentro y no puedes hacerte de oídos sordos cuando algo te está carcomiendo por dentro, debes hacer algo porque es una llamada. Creo que eso tenemos en común.
También existe la analogía de que ella es buscada por la justicia y Kate en algún momento fue buscada por la justicia: “Las dos hemos sido perseguidas y las dos buscamos probar inocencia y eso es muy chistoso, porque además sucedió sin querer, pues esta historia me la ofrecieron a mí mucho antes de que yo hiciera mi travesura”.
–¿Cómo se siente de que estará en la mira con Ingobernable?
–Después de lo que me sucedió, para mí ahora todo es pan comido. Sólo deseo que hablen de mi trabajo, ojalá por una serie o una película controversiales, porque de eso vivo, y soy feliz si logro dejar personajes polémicos. Así como he recreado a una esquizofrénica o una transexual o a una narcotraficante, pues también quise ser una primera dama. A los actores nos gusta interpretar a personajes completamente diferentes y es lo que se nos hace divertido en nuestro trabajo.
Augura Kate del Castillo que con Ingobernable  habrá controversia:
“Ojala que nos vaya bien. ¡Qué miedo!…”
–¿Cómo construyó a esa primera dama que se verá en la pantalla de Netflix?
–No me fui a vivir con alguna esposa de un presidente. Todos los actores elaboramos a nuestros personajes de manera diferente. Éste yo lo hice. Vi un sinnúmero de películas de ficción y documentales que hallé sobre primeras damas. Pero finalmente Emilia Urquiza deja de ser la primera dama en el primer capítulo. De repente vive como Teresa Mendoza de La Reina del Sur, huyendo y tratando de sobrevivir; la diferencia es que Emilia Urquiza no sólo trata de demostrar su inocencia, igual desea salvar a su país. Su dolor es que su marido se corrompió, por el poder o el dinero, como le pasa a la mayoría de los políticos.
–¿Afectó su trabajo todo lo que le sucedió?
–Cuando te topas con experiencias tremendas, éstas te impulsan a ser una mejor persona, un mejor ser humano, y como actriz también quieres ser mejor. Para mí todas las experiencias son buenas y las canalizo de la mejor manera que pueda por medio de mi trabajo, el cual ahí está plasmado. Hago lo mejor que puedo, no soy la mejor actriz, me falta aprender mucho; pero me entrego al cien porciento a mi labor.
“Y sí, ¡claro que me afectó varios contratos, no he trabajado en más de un año, sólo en Ingobernable, por dedicarme a lo legal! Bueno, una parte fue a la fuerza, y la otra por decisión mía. Pero finalmente es un momento de mi vida que va a pasar y punto.”
–En la serie se habla de la injusticia, ¿cree en la justicia mexicana?
–No creo en la justicia mexicana porque vivimos bajo una impunidad impresionante. Y no lo digo yo, hay un sinnúmero de especialistas y víctimas que lo han denunciado en medios informativos. Me gustaría poder defender más a México, pero no puedes defender lo indefendible, y eso ya lo pensaba desde hace mucho tiempo; pero con lo que me sucedió, lo afirmo ya de propia experiencia.
–¿Al terminar este sexenio podrá regresar a México?
–Iré cuando cuando llegue el momento. Cuando mi situación se arregle y goce de todas las garantías. Es decir, cuando esté completamente cerrado el caso, yo no tengo ninguna prisa. Amo a México y antes que cualquier cosa, soy mexicana; pero las cosas se deben realizar bien, bajo el debido proceso y con dignidad, así me tarde lo que me tenga que tardar, y ni modo. Pero cuando regrese quiero estar con la frente muy en alto, y así espero que sea.
Enseguida se pregunta “¿por qué pierden el tiempo conmigo si hay tantos conflictos importantes que atender?”. Agrega:
“Porque la verdad no van a encontrar nada contra mí. Ya no me encontraron nada, ¿para qué siguen con esto? Pero alguna razón deben de tener y no me la han hecho saber, porque confieso que yo tampoco lo entiendo, pero hay que ser fuerte. ¡Estoy bien!, ya hice mi hogar en Estados Unidos, estoy en Los Ángeles, y mis padres vienen a visitarme, lo cual es lo único que me importa. Así que regreso a México cuando tenga que regresar.”
–¿Cómo percibe a México desde Estados Unidos?
–Me duele México en todos los sentidos. De verdad me duele hasta físicamente, siempre que hablan mal del país lo defiendo porque me hierve la sangre. México se encuentra en un momento muy desolador. Como mexicana uno pasa por todas las etapas de tristeza, dolor y coraje porque no podemos cambiar nada.
“Lo que si puedo decir es que no me voy a quedar callada, porque me parece que es una obligación para alguien que cuenta con una ventana pública y con seguidores, de hablar. Si no tenemos libre expresión estamos jodidos.”
Por lo pronto, se siente feliz con la serie:
“Actuar en Ingobernable fue para mí como un paréntesis de todo lo que me estaba sucediendo, me mantuvo fuerte y enfocada en mi trabajo. Fue una pausa porque me quitó de la cabeza todo lo que traía en ese momento, que aún lo sigo trayendo pero de diferente manera. Para ser sincera, soy muy feliz trabajando, me siento realizada.”
En el elenco de Ingobernable participan Marina de Tavira, Fernando Luján, Harold Torres, María del Carmen Farías, Alberto Guerra Ramos, Álvaro Guerrero, Luis Roberto Guzmán, Eréndira Ibarra, Maxi Iglesias y Marco Antonio Treviño, entre otros actores.

No hay comentarios.: