17 mar. 2017

¿Y cómo fue....?/Editorial, Noroeste...

¿Y cómo fue....?/Editorial, Noroeste...
Noroeste, 17/03/2017 
La mayor fuga que se da en el Penal de Culiacán, no por el número de reos (internos) evadidos, sino por los personajes que se fugaron ayer y las autoridades no explican, bueno quizás ni ellos mismos lo saben y si lo saben, peor, no lo dicen, la forma o el método, o las complicidades en los que se dio dicha evasión.
Ayer, en pleno día de visita, a punto del mediodía, cinco reos considerados de alta peligrosidad e importantes piezas para el Cártel de Sinaloa se fugaron del Penal de Aguaruto, en la capital sinaloense.

De acuerdo con Cristóbal Castañeda Camarillo, Subsecretario de Seguridad Pública de Sinaloa, los fugados son Juan José Esparragoza Monzón, “El Azulito”; Alfonso Limón Sánchez, “El Limón”; Jesús Peña Gonzalez, “El 20”; Rafael Guadalupe Felix Núñez, “Changuito Ántrax”; y Francisco Javier Zazueta Rosales, “El Pancho Chimal”.
No eran reos cualquiera, son “pesos pesados” de la delincuencia organizada de Sinaloa, gente cercana, muy cercana, a Ismael “El Mayo” Zambada y a los Guzmán: Joaquín “El Chapo” Guzmán e Iván Archivaldo Guzmán, “El Chapito”.
Algunos de ellos ya sentenciados e incluso uno en específico, “El Limón”, en la mira de las autoridades estadounidenses para ser extraditado.
Y aunque otro más, “El Chimal” fue detenido apenas hace un mes, “casualmente” todos juntos pudieron dentro del Penal organizar su escape.

Imagínese el poder de logística de este grupo delictivo, que en las “narices” de las autoridades salen los cinco juntos de las instalaciones penitenciarias.

No hay comentarios.: